Los 5 Mejores Aceites 5w30 Que Proveerán Mayor Estabilidad Al Motor de Tu Vehículo

Sabemos lo importante de un buen aceite; nos permitirá darle mayor fluidez a la mecánica interna del coche. En la búsqueda para comprar el mejor, es común encontrar marcas copias que solamente traerán problemas a nuestro carro, por eso, hemos diseñado un artículo comparativo con los mejores cinco productos disponibles en el mercado.

Algunos, al cabo de un par de meses empiezan a emitir un sonido mucho más ronco del motor, como si estuviese seco. Gran parte de estos fluidos de mala calidad no son capaces de ajustar a las nuevas tecnologías y exigencias de la industria automotriz. Por cierto, sin mencionar que una mayoría de estos ni siquiera tienen bien sellado el tapón del envase.

No te preocupes, aquí podrás adquirir la mejor unidad a un precio realmente asequible, así como una variedad de precios enorme en comparación con los precios del mercado.

¿Cuál es el mejor aceite 5w30?

La mejor opción es aquella que pueda proporcionar una mayor limpieza interna y mantener funcional las partes mecánicas de los motores. Influye también el precio y las características que ofrecen. Muchas marcas hacen de esta área toda una ingeniería líquida que mantendrá tu vehículo siempre operativo y funcional.

A continuación te presentamos los mejores aceites 5W30:

1. Castrol EDGE Titanium FST

Especial para modelos de lujo

Esta marca líder en la industria proporciona muchas características innovadoras en el área. Por ejemplo, logra reducir la fricción hasta en un 15%, sin contar que es un 45% más resistente en lo que la reducción y el contacto entre las superficies se refiere. Podrá durar 140 horas más, lo que lo hace una unidad completamente fiable.

Este producto ha sido fabricado con partículas de titanio. Además, es capaz de impedir la degradación y optimiza el funcionamiento de tu coche a niveles nunca antes vistos. En baja presión tiene un rendimiento fantástico.

2. Total Quartz Ineo MC3

Lubricante sin rival

Para los fanáticos de la velocidad, este fluido proporciona la efectividad suficiente para mantenerse al ruedo incluso en las carreras más largas. Brindará un alto rendimiento en las marcas automotoras BMW, Mercedes-Benz, Volskwagen, GM y Hyundai. Es un producto sintético bajo en SAPS.

Su tecnología aplicada permitirá optimizar el funcionamiento del post-tratamiento de gases. De igual forma, cumplirá con las exigencias requeridas para estos modelos de alto valor.  Capaz de trabajar en un rango de temperatura que va desde los –30 hasta los 50 grados centígrados. Además, tiene un precio realmente accesible y una magnífica relación precio-calidad.

3. Repsol Elite long life 50700/50400

¿Buscas alargar la vida útil de tu motor?

Con las mejores calificaciones de consumidores en el mundo digital, el desempeño de este lubricante sintético REPSOL es de envidiable categoría. Su uso es mucho mejor si se utiliza en modelos con inyección directa, o de diesel. Minimiza al máximo los desechos que se generan en el filtro y evita el consumo excesivo del carburador.

Con él podrás incluso estar en modo ahorrativo debido a que su innovación y buena calidad permite estirar el uso hasta 50.000 kilómetros. También, es amigable con el medio ambiente ya que reduce las emisiones de dióxido de carbono al exterior. Viene en un envase de cinco litros.

4. Elf Evolution 900 SXR

Excelentes prestaciones

Esta unidad aplica una tecnología de síntesis que es capaz de ejercer un buen funcionamiento en la mayoría de vehículos, pero optimizando su uso en aquellos que están específicamente diseñados para turismo. Permite reducir los desgastes del motor ya que lubrica rápidamente las piezas así el arranque haya sido en frío.

Elf es una marca reconocida en el área, y se destaca por su uso en vehículos de la marca francesa Renault. Funciona en motores de nafta, con turbo diesel, y los motores que carecen de filtro. No importa si tiene catalizadores o no, este modelo se ajustará perfectamente al tuyo.

5. Aceite Cepsa Genuine 5W30 Synthetic 5L

Un sintético muy bueno

Acoplándose a los nuevos sistemas automotrices, este fluido funcionará perfectamente en las mecánicas más modernas. Está recomendado para aquellos coches con el sistema «start-stop»; y no importa la cantidad de recorrido que tengas, sin duda alguna optimizará la transmisión y alargará el funcionamiento de tu motor.

Con este equipo usted ahorrará energía y contribuirá a un ambiente más sano gracias a la reducción de sus emisiones contaminantes. También minimizará las fricciones entre las partes mecánicas. Mucho menos costoso que otros.


¿Qué significa 5W-30?

aceite-5w-30

Son pocas las personas que nos encargamos de cuidar y mantener nuestros propios coches. Lo que sucede es que muchos ni saben lo que hay bajo la carrocería de sus autos y simplemente lo dejan todo en manos de los mecánicos y sus avanzados conocimientos. Todo esto suena maravilloso hasta que, por algún motivo, nos toca a nosotros mismos hacerle algún tipo de mantenimiento al vehículo.

Es allí cuando conocer este tipo de términos y nombres puede resultar fundamental, para poder encargarnos nosotros mismos y solucionar un problema lo más rápido posible, o bien mantener el coche en el mejor estado posible.

Dicho esto, es importante saber de qué va la nomenclatura de los aceites de grado múltiple para motores. En la actualidad, se manejan con un número seguido de la letra W y otro número. De esta forma, quedamos con aceites 5W30, aceite 10W40 o incluso 0W30. Ahora bien, ¿qué significa cada número y la letra W? La W es por invierno (Winter en inglés), mientras que los números se refieren a la viscosidad del aceite en diferentes temperaturas.

El primer número habla de cuán ligero es el aceite en bajas temperaturas o durante el encendido en frío. Mientras más bajo es este número, mejor será el rendimiento del aceite en condiciones de frío. Por su parte, la segunda cifra habla de la viscosidad a altas temperaturas.

Así es cómo el aceite 5W30 funciona bastante bien para condiciones frías y calientes por igual, aunque no extremas.

Tipos de aceites de motor y sus usos

Las variedades de aceite de motor son, básicamente, 4. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas y es bueno que sepas de qué va cada una para que hagas una decisión informada y te asegures de darle solo lo mejor a tu coche.

Aceite sintético de motor

Estos aceites pasan por procesos químicos con la finalidad de aportar un mejor rendimiento y aumentar sus propiedades. Sus moléculas son más uniformes que las de los aceites naturales o convencionales y además tienen muchas menos impurezas y mejores propiedades. En general, los aceites sintéticos trabajan muy bien en temperaturas muy altas y muy bajas. Es que además de las propiedades moleculares, también se les colocan aditivos que mejoran el funcionamiento del aceite y del motor.

Aceite de motor de mezcla sintética

Estos son básicamente una mezcla entre aceite sintético y natural y se hacen con la idea de darle una mayor resistencia a la oxidación al aceite natural y es cierto que algunos coches pueden beneficiarse de esta variedad. De esta forma, también se les da un gran desempeño a bajas temperaturas.

Aceite de motor de alto kilometraje

Estos son hechos especialmente para vehículos que han superado los 120000 km, como aquellos modelos viejos de fabricación antigua o bien para coches nuevos que simplemente ya han superado dicha cifra. El aceite en cuestión está formulado para evitar el desgaste del motor, así como para prevenir fugas y cualquier otro problema que pueda ocurrir con motores viejos o que ya tienen mucho uso.

Aceite de motor convencional

Los aceites convencionales se fabrican en un buen rango de niveles de viscosidad y de niveles de calidad. Por lo general, estos aceites se recomiendan para coches con motores sencillos que no requieren de fórmulas muy avanzadas o bien para conductores con estilos de manejo regulares que no ponen mucho estrés en el motor. También se formulan para condiciones climáticas estables, sin fluctuaciones importantes en temperaturas.

Así que ya sabes, si vives en zonas con cambios de temperaturas a lo largo del año o tu motor requiere de fórmulas de viscosidad múltiple, este tipo de aceite no será el más recomendado.

Beneficios de los aceites sintéticos

Está claro que el aceite sintético es el más recomendado por su mejor desempeño en la mayoría de ambientes, pero también hay otras ventajas. No en vano es el más recomendado por mecánicos y en la mayoría de los coches de última generación, como Citröen y Peugeot, por ejemplo. Veamos entonces las razones por las cuales vale la pena usar este tipo de aceite sobre los demás:

Son más baratos

Lo primero que buscamos cuando vamos a comprar algo: un buen precio. Pues ya por este lado los aceites sintéticos tienen el terreno ganado, ya que suelen ser más económicos ­que las demás variedades. No solo el precio suele ser mejor desde el inicio, sino que además te duran mucho más tiempo que los aceites convencionales. Por ejemplo, uno convencional necesitará ser reemplazado cada 1500 km, mientras que al sintético le ira bien por más de 3000 km.

Al poco tiempo notarás cómo, a largo plazo, tu bolsillo nota la diferencia. Verás que los cambios serán menos frecuentes y que, por ende, gastarás mucho menos en aceites al año.

Son mejores para tu coche

Lo bueno es que, aparte de ser mejor para tu bolsillo, este tipo de aceite también guarda varias ventajas para tu coche, así que ya tienes más razones de peso para comprar esta variedad. Por ejemplo, está comprobado que son un mejor lubricante para tu motor, con lo que lograrás alcanzar el tope de potencia y sacarle el jugo a todos esos caballos de fuerza que puede dar tu coche.

Y aparte de ayudar a tu coche a rendir al máximo, también mejora el rendimiento de combustible y, por ende, extiende la vida útil del motor y de los demás componentes clave asociados con el mismo, aparte de que también puede maximizar el desempeño en ambientes fríos. Realmente pueden darte muchísimas ventajas al largo plazo.

Resisten a las condiciones externas

Estos aceites están formulados de tal manera que, aparte de sacarle el máximo provecho al motor, también resisten una gran variedad de condiciones externas. Por ejemplo, se evitan los atascos de aceite, la descomposición térmica, la oxidación y hasta la pérdida de aceite por evaporación. Este último punto puede que sea una de las razones por las cuales este tipo de compuesto se debe reemplazar con menor frecuencia que los convencionales, ya que terminan siendo más duraderos.

¿Cómo saber si es el correcto para tu coche?

Entiendo que al leer todos estos beneficios te veas claramente tentado a salir a cambiar el aceite de tu coche por uno sintético del tipo 5W30. Sin embargo, te recomiendo que tengas calma y que te lo pienses un poco antes de hacerlo, ya que no todos los coches funcionan con todos los tipos de aceite. De hecho, si llegases a cambiar tipos de aceite muy seguido en un mismo motor o usar una variedad que no es compatible con el auto, podrás afectar su funcionamiento de forma drástica y hasta echarlo a perder.

Por ejemplo, cuando un coche está nuevo, es preferible no usar aceites sintéticos. Esto se debe a que están pasando por la fase de adecuación, en la cual todos los componentes están nuevos de fábrica y no hay tanto desgaste de los mismos. Por ende, debes esperar a que termine esta etapa y las partes sufran los primeros desgastes normales. Una vez que esto sucede, sí es buena idea que cambies al aceite sintético, ya que te ayudará a combatir el desgaste natural y seguir sacando el máximo provecho de tu ya no tan nuevo coche.

Por otra parte, si tienes un coche de alto kilometraje, también se recomienda usar aceites convencionales o de otros tipos que no sean sintéticos. Es que en estos coches de mayor uso, lo ideal es emplear fórmulas más ligeras y que fluyan con mayor facilidad. Un aceite sintético podría tener efectos negativos.

Para coches con motores de alto rendimiento sí es necesario emplear fórmulas sintéticas, ya que son las adecuadas para situaciones de alta compresión y altas temperaturas operativas, que es precisamente lo que te encontrarás en este tipo de motores.

Finalmente, ten en cuenta que es posible cambiar de aceite sintético a convencional y hasta hay situaciones en las que puede ser positivo mezclarlos. Solamente debes asegurarte primero de que ambos tipos funcionarán bien con tu coche y que no le harán daño.

Consejos para comprar un buen aceite sintético

Ya sabes que el 5W30 no es para todos los tipos de automóviles y seguramente ya estás informándote correctamente de si a tu coche le iría bien con estas fórmulas. Todo suena de maravilla, pero todavía debemos recordar algo: no todas las marcas y productos son iguales. Por eso hay que tener un buen ojo para saber escoger entre todas las opciones que podrás encontrar en el mercado.

Así que para ayudarte, aquí te dejo un par de consejos que te vendrán de maravilla a la hora de elegir un aceite 5W30.

Considera las necesidades de tu coche

Como ya te he comentado anteriormente, no a todos los coches les va bien con cualquier tipo de aceite, sino que algunos hasta pueden dañarse con algunos. Así que, primero que nada, lee el manual de tu auto y, si todavía te quedan dudas, consulta con tu mecánico de confianza o con el servicio de reparaciones de la marca de tu auto.

Ellos tendrán la información más precisa sobre los tipos de aceites compatibles con el motor de tu coche y te podrán indicar con propiedad acerca de la variedad más recomendada.

Aparte de eso, una vez que vayas a realizar la compra, asegúrate de leer la etiqueta en el envase y darle un vistazo a todos los componentes del aceite en cuestión. Esa siempre es una buena manera de ser más precavido a la hora de cuidar el componente más preciado y delicado de tu auto.

Tipo de aceite sintético

El siguiente paso sería conocer con exactitud el tipo de aceite que estás comprando. Recuerda que no todos los modelos sintéticos son iguales, sino que algunos son una mezcla con aceites convencionales y otros son, de hecho, puramente sintéticos y con otros aditivos pensados para mejorar el desempeño del automóvil y del motor.

Asegúrate de escoger el tipo más recomendado para tu auto y las condiciones del mismo, dependiendo de si es nuevo o si ya tiene algo de kilometraje. No dejes en manos del azar una decisión tan importante.

Mira más allá del precio

Recuerda que no todos los aceites disponibles tienen el mismo precio. Si bien algunos son exagerados y dependen únicamente de estrategias de mercadeo y de una marca en específico, otros tienen marcadas diferencias en sus niveles de calidad.

Así que sé precavido y evita siempre comprar los más baratos simplemente por ahorrar un poco más. Recuerda que, a la larga, eso te puede salir caro, ya que los daños en el motor y otros componentes por el uso de aceites de baja calidad pueden ser realmente costosos. Esto sin contar las molestias de tener tu coche parado en un taller durante semanas mientras esperas que reparen el motor defectuoso.

Lo mejor es tomar una decisión informada y buscar un aceite que ofrezca el balance perfecto entre calidad y precio, con tal de que tu bolsillo no sufra demasiado con cada cambio de aceite y que tu motor tampoco se vaya a ver afectado de forma negativa por usar fórmulas de mala calidad.

Lee las opiniones de otros usuarios

Siempre es posible que no sepas exactamente cuál escoger a pesar de que ya te hayan recomendado algún modelo. Y aunque ya te hayas decidido por uno y estés dispuesto a llevarlo a casa, nunca está de más saber qué opinan otros usuarios para poder tomar la mejor decisión.

De igual manera, si tienes algún amigo con el mismo coche que tú u otro coche similar, también puedes aprovechar y preguntarle qué tipo de aceite emplea y qué tal le ha ido con el mismo. Siempre está la posibilidad de que te recomienden alguna fórmula que no conocías y que va de maravilla, así como podrían también abrirte los ojos y salvarte de emplear una que no beneficie en nada a tu coche.

¿Puedo usar aceite 5W30 si el manual de mi coche aconseja emplear el 5W20?

En realidad no se recomienda hacer esto, ya que cada tipo de aceite está diseñado específicamente para ciertas condiciones de temperatura y para cierto tipo de motor basándonos en la viscosidad de la fórmula.

Por ejemplo, si usas un aceite más viscoso de lo necesario, podrías disminuir el rendimiento de combustible, lo cual se traduce en más gastos para tu bolsillo, un mayor desgaste para el motor y, en consecuencia, una menor vida útil para tu coche. Por otra parte, emplear un aceite de menor consistencia puede resultar en exceso de daños mecánicos y, de igual manera, se reduce la vida del motor. Así que, si escoges el modelo inadecuado, siempre vas a perder en vida útil.

Por ende, lo mejor para obtener el máximo de tu motor es escoger una fórmula con la viscosidad adecuada y siempre hacer el cambio de aceite en el momento que el fabricante del coche lo indica.

¿Son mejores los aceites más espesos?

Sí es cierto que hay circunstancias en las que el aceite más espeso puede ayudar a reducir el desgaste de los engranajes y hasta para compensar espacios entre las piezas rotativas y los cojinetes, todas estas situaciones que surgen con el tiempo y que vienen dadas por el uso normal y natural de los coches. Los aceites viscosos pueden ayudar a cubrir esas brechas y mantener a tu motor en el mejor estado posible.

El tema es que hay que hacerlo con cuidado y sabiendo bien lo que se está haciendo, ya que los cambios bruscos en esas brechas pueden tener efectos negativos, como una pobre lubricación que resulte en más daños para las partes del motor. Así que piénsatelo bien antes de comprar un bidón del aceite más espeso que puedas encontrar y consulta si en realidad le viene bien a tu vehículo. Recuerda que lo vas a pagar caro cuando el motor comience a fallar.

Aceite SAE30 vs 5W30: ¿cuál es mejor?

Así busques aceites para motos o para coches, siempre te vendrá a la cabeza la duda de cuál estándar o cuál tipo de aceite es mejor para tu motor, sobre todo si se trata de modelos viejos que funcionen con motores muy sencillos, por ejemplo.

Bueno, para que te hagas una idea, los aceites de tipo SAE30, que son aquellos con un peso fijo o, en otras palabras, los de una sola viscosidad, son recomendados para motores viejos, de esos que fueron fabricados antes de que se creasen los aceites de viscosidad múltiple, como los 5W30. Estos motores más viejos no son compatibles con este tipo de aceite y, en vez de ayudar a mejorar su rendimiento, lo que podrían hacer es acabar dañándolos.

Ahora bien, como podrás imaginar, los motores nuevos nunca deberían llevar aceites de viscosidad fija, ya que estos modelos modernos están diseñados para funcionar con aceites de múltiple viscosidad que les permiten adecuarse eficientemente a las condiciones externas y a mejorar el rendimiento del motor en los meses de frío y de calor por igual.