Los 7 Mejores Aceites de Lavanda Con El Aroma Más Exquisito

Cuando se trata de aromaterapia el mejor aceite de lavanda es uno de los aceites esenciales más empleados, puesto que su fragancia dulce proveniente de flores violetas puede generar agradables sensaciones, pero no solo eso sino que el mismo contiene propiedades antiinflamatorias, antidepresivas, antibacterianas, analgésicas y hasta con efectos sedantes.




¿Cuál es el mejor aceite de lavanda?

Lo ideal es comprar el aceite más concentrado, pero entre tantas marcas a veces nos arriesgamos a hacer una elección poco favorecedora.

Así que, para evitar este tipo de situación hicimos una comparativa para darte a conocer nuestras recomendaciones sobre los cuatro aceites con fragancias más efectivos para distintos usos.

A continuación te presentamos los mejores aceites de lavanda: 

1. Aceite de lavanda de Grace & Stella Co

Múltiples usos

A los que sois como yo, un fanático de la aromaterapia, este aceitito os resultará ideal y muy agradable como a mí. En la aromaterapia, la lavanda es recomendada para aliviar la ansiedad, el estrés e incluso la migraña y la falta de sueño. Pero va muy bien también para masajes relajantes, al tiempo que combate el acné y crea un escudo en vuestra piel contra el envejecimiento.

2. Aceite de lavanda Bio de Pranarom

Beneficioso

Vamos, que el aceite de lavanda da para todo y es que es antiespasmódico, calmante, antidepresivo, cicatrizante y regenerador. Por si esto os resultase poco, os digo que ayuda en casos de hipertensión y está ampliamente recomendado para el cuidado de la piel y para tratar y controlar el pelo graso, todo esto avalado por expertos. Este aceite antimicrobiano y antiséptico puede usarse tanto por vía oral como externa.

3. Aceite de lavanda ANJOU

Spa casero

Particularmente me encanta usarlo para la aromaterapia, pero sus beneficios son múltiples. Podéis armar un spa en casa con tan sólo este botecito porque lo podéis colocar en el humidificador y al mismo tiempo podéis usarlo para masajear la piel, ayudando a relajar tanto por dentro como por fuera y, claro, mejorar el aspecto de la piel, especialmente la grasa porque ayuda a controlar la producción de sebo.

4. Aceite de lavanda 120 ml Art Natural

El mejor para los humidificadores

La ventaja de este producto es que tiene una consistencia suave ideal para usarla en los humidificadores o vaporizadores que no obstruirán conductos del aparato ni deteriorarán el equipo.

Tiene un aroma concentrado que funciona como ambientador de hogar o perfume para aplicarlo en la piel mezclado con tu crema neutra.

Es utilizado para elaborar productos cosméticos casero y es compatible con otros aceites para potenciar las funciones del mismo.

Si lo quieres para el beneficio de tu rostro se recomienda aplicar dos o tres gotas sobre la crema facial diurna y nocturna para recibir las bondades.

El tarro es de 120ml y viene acompañado de dos botellitas pequeñas, una con esencia de lavanda y otra con Signature Zen que también trabaja para calmar y alejar el estrés.

Todos los productos son veganos 100% naturales y no probados en animales. La botella es económica y al ser ultra concentrada es de las más duraderas.

5.

El mejor para mejorar la piel

El es aceite corporal más utilizado tratar el acné, cicatrices, quemaduras, picaduras de insectos y otros daños en la piel.

Tiene un aroma dulce floral agradable para el olfato, sin embargo para algunos por su nivel de pureza puede resultar fuerte.

Se puede utilizar para hacer geles, jabones, detergentes, perfumes o aguas de colonia y lo mejor es que no tiene colorantes ni otro tipo de aditivos.

La presentación de 100ml es súper económica, y además es de larga duración.

6. Aceite Esencial de lavanda puro 50 ml Patagonian

El más barato

Si tienes un presupuesto reducido esta es la opción más conveniente. El aceite ofrece la misma ventajas que los menos asequibles, la diferencia es un frasco de 50ml suficientes para el uso que le quieras dar.

Se puede aplicar unas cinco gotas diluidas en agua destiladas y tendrás el ambientador perfecto para tu casa.

El producto tiene un buena relación precio calidad, viene en formato sencillo, práctico y está bien referenciado por los consumidores.

7. Aceite de lavanda 10 ml Alteya Organics

El más concentrado

La ventaja de este productos es que pagarás un precio bajo, por un líquido ultra concentrado que te aportará todos los beneficios que esperas recibir del popular aceite.

El mismo está certificado como orgánico por Ceres Gmbh así que su calidad es superior. Es perfecto para usos medicinales  o cosméticos y además funciona para la aromaterapia.

El dispensador es de goteros y saldrá la cantidad justa para cada uso, así que olvídate de desperdicios mientras lo aplicas.

También el envase es oscuro para una mejor conservación de sus propiedades y según la opinión de algunos  es el más rendidor en cuanto a su calidad.




¿Qué es la lavanda?

La lavanda es una planta de la familia de las lamiáceas originaria del norte de África en ambientes montañosos, el-mejor-aceite-de-lavandasoleados y pedregosos, cuyo cultivo de ha esparcido al sur de Europa, Estados Unido y Australia. La misma está caracterizada por sus propiedades calmantes y por ser fuente de una clase de aceite beneficioso para la salud.

Las flores, por ser perfumadas anteriormente eran utilizadas como un esencia que se agregaba al agua de baño el cual servía para “purificar” la piel, dejando un aroma agradable. Por otro lado también se empleaba con fines curativos de múltiples afecciones tanto físicas como emocionales.

¿Qué es el aceite de lavanda?

El aceite de lavanda es un líquido con más de 150 componentes activos producto de la destilación al vapor de las flores moradas. El aceite es rico en moléculas aromáticas, antiespasmódicas, calmantes y estimulantes.

Este es un producto con mucho potencial y puede ayudar a casi cualquier tipo de dolencia o proceso infeccioso en la piel, de hecho algunos estudios avalan que el aceite es efectivo en contra de las cepas de piel como dermatofito y otras especies que desencadenan candidiasis. De igual modo es capaz de matar algunos hongos y bacterias y lo mejor es que al ser natural no causa resistencia como lo haría un antibiótico tradicional.

El mismo es versátil con propiedades valiosas que además es fácil de utilizar, es relativamente barato adquirirlo y es uno de los más usado por las mujeres.

Beneficios del aceite de lavanda

  • Como antioxidante

Con el paso del tiempo el cuerpo debilita su poder de producción de enzimas antioxidantes para atacar los daños de los radicales libres y otros agentes ambientales, y ante esto la esencia de lavanda ha demostrado ser un antioxidante natural.

El efecto es súper rápido y a solo pocas horas del uso ayuda al cuerpo a producir glutatión, catalasa y superóxido dismutasa (SOD).

  • Tratamiento para la diabetes

Una reciente investigación afirma que una de los grandes beneficios de la esencia es que ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, protegiendo y disminuyendo los síntomas del cuerpo ocasionados por el exceso de azúcar, tales como el aumento de la glucosa, trastornos metabólicos, aumentos de peso o el desgastes del hígado, riñón y páncreas.

  • Mejorar el ánimo

Normalmente la lavanda se emplea para reducir señales de estrés, ansiedad, depresión y trastornos de sueño, aparte que no tiene efectos adversos sobre los pacientes ni genera dependencia como lo harían otros fármacos.

Del mismo modo está demostrado que disminuye los síntomas o progreso del Alzheimer previniendo el desgaste oxidativo del cerebro, así como también es una opción natural para tratar a personas con accidentes cerebrovasculares.

En general oler la esencia de las flores purpuras mejora el humor, regula el sueño y el estado emocional en general.

  • Mejora las heridas

El aceite tiene propiedades microbianas favorables para atender quemaduras y cortes acelerando la curación; para esto lo más recomendable es mezclar dos partes iguales de aceite de lavanda y aceite de coco, así unir beneficios y agilizar el proceso.

  • Otras condiciones en la piel

Aparte como esencia de aromaterapia este es el uso más común del aceite, ya que el mismo con su compleja composición es capaz de tratar ulceras bucales, prevenir reacciones alérgicas, eliminar manchas de la edad y marcas solares.

  • Dolor de cabeza

Para esa dolencia tan incómoda que afecta millones de personas está demostrado que la lavanda es una de las mejores alternativas naturales que disminuyen este mal. Inhalar por 15 minutos es posiblemente el remedio más efectivo, que además puede ser reforzado con un ligero masaje en la frente con unas gotas del extracto.

  • Para el insomnio y otros trastornos del sueño

En general el aceite mejora la calidad de tu sueño, haciéndolo más profundo y regular. No demorarás es quedarte dormido y ayuda a sentirte calmado.

  • Como perfume natural o ambientador

La característica más destacada de este producto es su exquisita fragancia, y puede usarse de manera directa o diluida para lograr un aroma suave.

  • Insecticidad

El olor es característica clave y este hace que sea útil para ahuyentar insectos con solo almacenar una pequeña cantidad de hojas en una bolsa y colocarlo es espacios específicos.

Usos del aceite de lavanda

La eficiencia del aceite de lavanda proviene de los efectos mentales al inhalar el relajante perfume, así como también de sus propiedades calmantes de los aceites volátiles que lo componen.

El mismo se recomienda aplicarse tópicamente o inhalarlo con vapor, y para conocer detalladamente el cómo usarlo lee a continuación las siguientes especificaciones:

  • Como analgésico

El aceite ayuda a relajar los músculos tensos y elimina el dolor de las articulaciones, espalda, lumbago y esguinces. Solo basta aplicar unas gotas y hacer un masaje sobre el área afectada.

  • Como antiséptico

Como lo mencionamos antes, su capacidad para contrarrestar bacterias y virus está demostrada especialmente cuando la infección es en la piel, como el acné, la psoriasis o eczemas.

  • Para la piel

El aceite no solo ataca infecciones en la dermis, sino que también ayuda a cicatrizar, curar heridas o apaciguar quemaduras, golpes, cortes o picaduras. Igualmente es un antiinflamatorio natural, reduce rojeces y la sensación de picor.

  • Para el  cabello

Sobre el cuero cabelludo es un producto efectivo para piojos o liendres, además disminuye la caída del pelo y fomenta el crecimiento.

  • Para la digestión

Estimula la producción de bilis, regula el movimiento del intestino, elimina el dolor de estómago, y ayuda ante cuadros de vómitos o diarrea.

  • Para la gripe

Ayuda a aliviar el resfriado, tos, afecciones en la garganta, bronquitis o congestión nasal. Con unas cuantas gotas en el cuello o inhalando el aceite a través de un vaporizador recibirás los beneficios.

  • Para los trastornos urinario

En casos como cistitis el aceite de lavanda hará un buen trabajo.

  • Para los hipertensos

El óleo ayuda a regular la presión arterial y a mejorar la circulación.

  • Como potenciadora

Si quieres aumentar los beneficios de esa crema facial, o de ese producto para la piel, puedes agregar un poco al producto y mezclar.

¿Cómo se puede usar lavanda en la cocina?

Los amantes de la lavanda han encontrado muchos usos en la vida cotidiana para esta hierba aromática. La lavanda es perfecta para las actividades culinarias pues emite un sabor y aroma dulce y delicado perfecto para postres, tés, carnes blancas e incluso para aromatizar el azúcar. Hay quienes prefieren usar brotes de lavanda secos; mientras otros prefieren usarlos frescos, también se puede usar enteros, rallados o triturados, todo dependerá del gusto de cada uno.

Una de las recetas más exquisitas elaboradas con lavanda es el postre de Panna Cotta, muchos restaurantes lo sirven como parte de su especialidad.

Las diferencias entre los aceites esenciales de lavanda

Cuando se piensa en la lavanda la imaginación nos lleva directamente a las hierbas en forma de espigas que se ven en la mayoría de las fotos referentes a la lavanda, pero en realidad esta planta es un arbusto floreciente que pertenece a la familia Lamiaceae (menta), hay más de 40 especies conocidas y 400 variedades cultivadas.

Cada una de las especies y variedades de la lavanda puede ser transformada en aceites esenciales, a simple vista se pueden ver iguales, sin embargo la composición química de cada uno pueden hacer que sea más adecuado para ciertos usos.

Espliego o verdadera lavanda

El nombre botánico de la planta es: Lavándula angustifolia, o Lavándula officinalis. Sus colores pueden variar entre violeta claro y oscuro, además del blanco y rosa. Hay quienes llaman a esta planta Lavanda inglesa o francesa.

Esta variedad de plantas producen menos aceite esencial que el Lavandin, son usadas para la aromaterapia gracias a su aroma dulce y suave, de hecho muy raramente los terapeutas usan algún aceite producido por otra variedad o especie. Por otro lado los floristas y diseñadores no pueden usar esta planta para sus creaciones pues sus tallos son muy cortos.

La composición química del aceite de la lavanda angustifolia ha demostrado que tienen más de 400 componentes entre los que destaca el linalol y acetato de linalilo. Hay una sutil diferencia en el aroma de cada planta, muchas empresas no seleccionan ni separan las especies para destilarlas, lo que da como resultado un aceite de lavanda sin mayores especificaciones.

Los aceites esenciales de la lavanda angustifolia tienen propiedades analgésicas, antibacterianas, antiinflamatorio, antiséptico, ansiolítico, antiespasmódico, carminativo, cicatrizante, diurético, edificante, emenagogo y sedante. Se utilizan con mucho éxito para las afecciones en la piel, la tensión nerviosa, dolores, espasmos, ansiedad e insomnio.

Al adquirir este aceite esencial elaborado con lavanda de espliego se debe verificar su procedencia en el empaque, pues es costoso de producir y puede estar adulterado con linalol o acetato de linalilo y otros elementos.

 Lavandin

El nombre botánico para esta planta es: Lavándula x intermedia, Lavándula hibrida, Lavándula x burnati. Estas plantas se crean cuando se polinizan una Lavándula angustifolia y una Lavándula latifolia. El resultado es un híbrido de gran tamaño, esta especie es muy buena para producir aceite esencial.

Este tipo de aceite se usa en la industria de las fragancias, jabones, detergentes de ropa, cuidados de la piel, productos de limpieza y otros, muy raramente es usado en la aromaterapia. Su composición química es menos compleja que la lavanda angustifolia e incluso se considera terapéuticamente inferior, pero con un gran aroma. El aceite esencial de Lavandin tiene propiedades antibacterianas y es muy bueno para el sistema respiratorio.

Lavándula Stoechas

Muchas personas prefieren llamar a esta planta por su nombre botánico Lavándula stoechas y no como comúnmente se le llama Cantueso, Tomillo borriquero o Lavanda española. Esta especie tiende a florecer a finales de la primavera y cuenta con seto compacto.

Esta especie debe ser usada con precaución, su composición química es rica en cetonas y óxido como: alcanfor, 1,8-Cineole y Fenchone. Obtener el aceite de esta especie es realmente difícil y tiene contraindicaciones de seguridad.

Lavándula spike

El nombre botánico de la especie es: Lavándula latifolia, Lavándula spica o Lavándula spicata. El arbusto es más pequeño que el de la lavándula angustifolia y el aroma de su aceite esencial es más afinado y alcanforado. La composición química del aceite es más alta y puede variar según el lugar de cultivo, por ejemplo con respecto al alcanfor se han encontrado concentraciones de hasta un 35 por ciento.

El aceite de esta especie estimula la circulación y la energía estancada en el cuerpo ayudando así al dolor e inflamación, es analgésico, antibacteriano, antimicótico, antiséptico, antiespasmódico y expectorante. Es recomendable evitar este aceite durante el embarazo debido a su alto contenido de alcanfor.

¿Cómo comprar aceite esencial de lavanda?

A la hora de adquirir el aceite de lavanda es necesario revisar muy bien el empaque, pues algunas compañías mezclan las especies y variedades para obtener un único aceite de lavanda. Los aceites muy económicos pueden no ser verdaderos, a continuación se muestra una lista de consejos para conseguir un buen aceite.




Encuentre el aceite que está buscando

Como ya se mencionó anteriormente hay una gran variedad de aceites esenciales y marcas que lo destilan, etiquetan y distribuyen, la mejor forma de saber que producto se está llevando es buscar en la etiqueta el nombre botánico.

El mejor método de extracción para el cuidado de la piel

El aceite de lavanda que ha sido extraído con el método de destilación es ideal para el cuidado de la piel, también puede buscar esta información en la etiqueta.

El mejor método de extracción para usos de perfumería

En este caso hay que buscar los aceites que han sido extraídos con solventes, normalmente ha este aceite se le llama “Lavanda Absoluta”, tiene un aroma más fuerte y duradero que los otros.

Extracción orgánica

Para quienes quieran usar este aceite esencial, pero solo consuman productos orgánicos, pueden optar por plantas cultivadas sin pesticidas.

Evite adquirir

Muchas veces cuando se está a punto de adquirir el aceite esencial la gran variedad de productos pueden confundirnos, es importante que no adquiera los productos identificados con estos nombres: aceite de fragancia,  aceite de perfume y aceite idéntico a la naturaleza. Estas palabras indican que no son aceites esenciales.

Evite los aceites esenciales económicos

En general producir este tipo de aceites es un poco costoso, cuando usted adquiere un producto extremadamente económico, solo le está indicando que su calidad es inferior a los otros productos de la competencia, así que es mejor buscar un producto de calidad y reconocido.

Empaques

Se deben evitar los productos que vienen en botellas de vidrio transparente o en plástico, los buenos aceites esenciales son empacados en botellas de vidrio oscuro.

Cuidado con los términos terapéuticos

Una forma de engañar a los clientes es añadiendo términos terapéuticos a los empaques, esto no quiere decir que el producto sea de buena calidad, así que no se detenga en este tipo de términos y continúe evaluando.

¿Cuál es la mejor manera de almacenar sus aceites esenciales?

Lo primero que debe saber es que los aceites esenciales deben envasarse en frascos de vidrio oscuros para evitar que se filtre la luz ultravioleta del sol. No deje que la luz del sol le pegue directamente al envase, es importante evitar que el aceite se caliente y se enfrié continuamente, por eso debe elegir un lugar fresco y oscuro para mantenerlos a salvo del calor. Muchas personas dejan los aceites en las ventanas de los baños, sin embargo este no es un buen lugar, es preferible llevarlos a un armario.

En el verano se puede guardar los aceites esenciales en la nevera a una temperatura de 10 Celsius aproximadamente. Otra opción es usar cajas de aromaterapia para mantenerlos juntos y a salvo del sol, además es perfecto a la hora de transportar los aceites para algún lugar fuera de casa, no es necesario que adquiera costosas cajas, usted puede buscar una que se ajuste a su presupuesto.

Es muy importante mantener los aceites lejos de las fuentes de ignición como: cocinas, fuegos y velas, pues son muy inflamables y el contacto directo con la llama puede ocasionar un incendio. Lo mismo se aplica para quienes tienen hijos, es importante mantener los frascos fuera del alcance de los pequeños.

¿Con qué frecuencia puedo usar los aceites esenciales?

Esta es una de las preguntas más comunes a la hora de comenzar un tratamiento con alguna de las variedades del aceite de lavanda, en general se puede aplicar sin ningún problema varias veces al día, pero es importante no exagerar, pues de otro modo el cuerpo se acostumbra y se hace inmune a las propiedades.

Para las personas que usan el aceite de lavanda durante todo el día, pueden intentar reducir su consumo para las noches o justamente en esos momentos donde el estrés se eleva, también lo puede combinar con otros aceites para evitar que el cuerpo se acostumbre a su uso.