mejor-almohadilla-eléctrica

La Mejor Almohadilla Eléctrica de 2019

A muchos de nosotros nos encanta hacer ejercicios físicos que mantienen nuestra mente y nuestro cuerpo sano. Sin embargo, de vez en cuando podemos lesionarnos o nuestros músculos pueden tensarse, lo que conlleva a molestos dolores que nos arruinan el día. Si ya no sabes que hacer para apaciguar tu sufrimiento, quizás quieras conocer las mejores almohadillas eléctricas que eliminarán tus dolores y te harán sentir renovado.

Muchas veces, la tensión muscular puede constreñir la circulación de la sangre, enviando señales de dolor al cerebro. Estos cojines, son utilizados para dar calor a un área del cuerpo específica consiguiendo que los vasos sanguíneos se dilaten, lo que provoca un alivio del dolor casi inmediato en la zona.

Al dilatarse los vasos, el aumento del flujo sanguíneo proporciona oxígeno y nutrientes adicionales para ayudar a curar el tejido muscular dañado, estimulando la sensación en la piel y por lo tanto, disminuyendo las señales de dolor que se transmiten. De esta manera, se aumenta la flexibilidad de los tejidos blandos que rodean el área lesionada, incluyendo los músculos y el tejido conectivo.

Algunos médicos recomiendan alternar el calor con el frío para mejores resultados, pero siempre recuerde que como con cualquier tratamiento del dolor, debe consultar primero a un especialista antes de comprar y comenzar a utilizar cualquier producto.

Antes de continuar, es importante aclarar que las personas que padezcan diabetes, que tengan un marcapasos o las mujeres embarazadas, no deben hacer uso de estas mantas. Igualmente debes mantenerlo alejado siempre de las mascotas y de los niños pequeños.

¿Cuál es la mejor almohadilla eléctrica?

Ahora que conoces bien para que sirven y los puntos que debes tener en cuenta al momento de adquirir una, pasemos a ver la lista con las 5 mejores almohadillas eléctricas que relajarán tus músculos haciéndote sentir renovada.

A continuación te presentamos las mejores almohadillas eléctricas: 

1. Almohadilla eléctrica Bosch Relaxx Therm L PFP1037

Con 3 niveles de temperatura

La marca Bosch, una de las líderes del mercado, nos trae esta increíble almohadilla de gran potencia. Sus 100w harán que el calor penetre en la zona afectada de forma fácil y con sus 3 niveles de temperatura, obtendrás el alivio que tanto estabas buscando.

Cuenta con triple sistema de seguridad y apagado automático en 90 minutos, así que no tienes de que preocuparte si te quedas dormida tiempo después de probar su delicioso calor.

Está confeccionada en algodón para que la sientas verdaderamente confortable, tiene protección contra el sobre calentamiento, viene en color rojo, su voltaje de entrada es de 220-240V, y su peso es de tan solo 400g.

Su funcionamiento es muy sencillo, solo debes enchufarla, colocarla en la zona adolorida de tu cuerpo y ajustar el nivel de calor. Se calienta rápido, puedes usarla a diario y sus medidas son de 30,5 x 0,2 x 34, 5 cm

2. Almohadilla Ufesa AL5527

Ideal para la zona lumbar

OFERTA
Ufesa AL5527 - Almohadilla, 100 W, 34,5...
298 Opiniones

Luego de haber realizado la comparativa entre diversas marcas, Ufesa se lleva un puesto dentro de las 5 mejores de nuestra lista. Muchos fisioterapeutas recomiendan este modelo a pacientes que tengan uno que otro dolor muscular persistente, ya que su calor efectivo, hará que la zona se relaje en cuestión de minutos.

Tiene una forma que se adapta a cualquier zona del cuerpo pero se recomienda utilizarla para el dolor lumbar o cérvico-dorsal.

Otro uso particular que se le puede dar a este modelo específico es como calienta cama eléctrico durante esas noches frías de invierno. Es de 100w, viene con selector de 3 temperaturas, se apaga automáticamente en 90 minutos gracias a su sistema inteligente y su funda exterior está confeccionada 100% de algodón.

Sus medidas son 31,8 x 18,2 x 5 cm, pesa 408g, tiene un precio bajo y viene en un bonito color azul cielo.

3. Almohadilla electrónica de tacto suave Beurer HK-CONFORT

Con sistema de calentamiento rápido

OFERTA
Beurer HK Confort Almohadilla...
619 Opiniones

Diversos test realizados corroboran que esta es una excelente almohadilla electrónica. Es transpirable, flexible y puede lavarse fácilmente en la lavadora, solo debes quitarle el cable de corriente y listo! Es muy confortable gracias a su diseño anatómico y se calienta rápido debido a su sistema de calentamiento exclusivo, lo que la hace ideal para aliviar cualquier tipo de dolencia o tensión muscular en tan solo unos minutos.

Es muy agradable al tacto y puede ser utilizada como calienta cama eléctrico para que puedas recostarte en tu apreciado lecho tibio, después de un frío y agitado día fuera de  casa.

Cuenta con apagado automático a los 90 minutos de uso, se calienta a la temperatura más alta en un máximo de 10 minutos, está confeccionada con material ultra suave y utiliza el sistema de seguridad Beurer comprobado y en caso de recalentamiento por mala utilización, se apagará de forma automática gracias a su tecnología de sensor eléctrico, garantizando la mayor seguridad posible y un sueño placentero.

Los productos de la marca Beurer te aseguran innovación y excelente calidad por un precio más que asequible y están homologados por Oeko-Tex Standard 100 siendo sometidos a un permanente control de calidad, para que pueda disfrutar con seguridad del máximo bienestar.

Cuenta con 3 velocidades, tiene una potencia de 100w, sus medidas son de 44 x 33 cm y viene en un vistoso color beige con granate.

4. Almohadilla eléctrica Contec 2592c

Con forma de chaleco

Esta conveniente almohadilla viene diseñada en forma de chaleco, lo que facilita su postura en la cervical, cuello y espalda. Su calentamiento en muy rápido, posee un indicador LED en el interruptor y su forro es extraíble para facilitar su lavado a máquina.

Tiene certificado RoHS Compliant Europeo de no utilización de materiales eléctricos peligrosos, 3 selectores de temperatura que calientan de manera progresiva sin sobrepasar el nivel de temperatura asignado, protección contra el sobrecalentamiento y está confeccionado con microfibras de alta calidad.

Viene con un cinturón de goma elástica para rodear el cuello que se sujeta al otro extremo con velcro, ocupa aproximadamente 3/4 partes de la espalda, viene en un lindo color azul eléctrico, es de precio económico, sus medidas son 40 x 22,5 x 5,5cm y pesa 608g.

5. Almohadilla calentadora Daga N2

Con 4 niveles de temperatura

OFERTA
Daga N2- Almohadilla Eléctrica, 110W,...
89 Opiniones

La marca Daga trae esta almohadilla de acabado textil acolchado de 4 niveles de temperatura con control electrónico, que calienta en tan solo 5 minutos y viene con una cómoda funda lavable.

Cuenta con apagado automático programable, su calor se reparte de manera uniforme por toda la superficie, viene en color blanco, es menos costosa que sus similares, es portable, sus medidas son 38,1 x 5,5 x 25cm y su peso es de 680g.

6. Almohadilla eléctrica MaxKare

Para aliviar el estrés

OFERTA
Almohadilla Elèctrica de Calefacción...
34 Opiniones

Una almohadilla especialmente diseñada para aliviar los dolores cervicales que incluyen cuello y hombros, los cuales pueden ser causados por el estrés, malos movimientos al dormir o incluso como consecuencia de algún entrenamiento.

Su diseño también permite que esta almohadilla térmica pueda ser utilizada en otras zonas del cuerpo, como la espalda, piernas e incluso para tratar la lumbalgia, aliviando la fatiga y la rigidez muscular.

Lo mejor de esta almohadilla recomendada por ser barata, es que también puede utilizarse como fuente caliente durante los días fríos del invierno, con 6 niveles de calefacción para que podáis elegir la temperatura adecuada, además de poseer un temporizador que os dará un tiempo de uso de 90 minutos para luego apagarse de forma automática.

7. Almohadilla eléctrica de calefacción MaxKare

Acabará con dolores de espalda, vientre y mucho más

OFERTA
Almohadilla Elèctrica de Calefacción...
417 Opiniones

Nuevamente de la mano de MaxKare podréis encontrar vuestra almohadilla eléctrica soñada, con este modelo que mola un montón en forma de manta térmica y que aliviará diferentes dolencias musculares.

Esta manta eléctrica con calefacción os ayudará a terminar con ese dolor de espalda que no os deja trabajar tranquilos, incluso podréis utilizarla en la zona lumbar o en la zona cervical con total seguridad al tratarse de un equipo multifunción.

Una de las mejores características de esta almohadilla es su seguridad, al poseer apagado automático después de 1.5 horas de uso y un cable con aislamiento de PVC que evitará cualquier accidente.

¿Qué es una almohadilla eléctrica?

la-mejor-almohadilla-eléctrica

Las almohadillas eléctricas, también conocidas como térmicas o de calefacción, son equipos diseñados para dolores musculares y otra serie de dolencias, como dolores menstruales y cualquier otro dolor que cause incomodidad, alivio que se logra al aplicar altas temperaturas en el área a tratar.

Estas almohadillas se calientan a temperaturas que podéis ajustar y su diseño permite ubicarlas en diferentes áreas del cuerpo, por lo que serán muy útiles para cuello y espalda, como cualquier otra parte en la que queráis aliviar tensiones, lesiones o simplemente queráis estar abrigados durante un día frío.

Cómo usar una almohadilla eléctrica de forma eficaz

Lo primero que debéis hacer para lograr el uso eficaz y correcto de estas almohadillas, es definir el lugar donde la vais a utilizar, esto enfocado en cuál es vuestro tipo de dolencia o de necesidad.

Nunca debéis usar las almohadillas por un tiempo mayor al indicado, para esto, muchos modelos cuentan con un temporizador que apagará el equipo luego de transcurridos los minutos de uso necesarios, pudiendo llegar a ser hasta más de una hora, como habréis visto en los modelos citados en la lista de comparación.

Tampoco debéis utilizar estas almohadillas después de haber usado cremas o lociones mentoladas, al igual que debéis prescindir de su uso al momento de dormir, ya que ambos escenarios podrían ocasionar quemaduras.

El nivel de temperatura siempre debe ser uno que podáis soportar, no usar la almohadilla en heridas abiertas y evitar también el uso sobre zonas donde no tengáis una sensibilidad completa.

De esta manera podréis estar seguros al utilizar la almohadilla y aprovecharéis todos sus beneficios.

¿Las almohadillas eléctricas son seguras de usar?

Estas almohadillas son seguras de usar, siempre que sigáis las instrucciones, recomendaciones y medidas indicadas en cada modelo.

Esto quiere decir que nunca debéis dejarlas encendidas, siempre utilizar su función de auto-apagado, no dejarlas sobre vuestra cama mientras se calientan, hacerles mantenimiento preventivo y buscar por cables sulfatados que puedan ocasionar accidentes.

Así podréis darle un uso seguro y responsable, ayudando a que os quitéis todas esas dolencias de vuestro cuerpo.

¿Y son seguras de usar para diabéticos?

Sí, una persona diabética puede hacer uso de almohadillas eléctricas con calefacción, pero, deben ser más cuidadosas que quienes no padezcan de esta condición.

La diabetes puede quitar la sensibilidad de las extremidades y, como consecuencia, al utilizar una almohadilla eléctrica realmente no perciben el mismo nivel de temperatura, pudiendo ser demasiado caliente sin que siquiera se den cuenta y causando algún tipo de quemadura.

Por ello, es vital que, si tenéis diabetes y queréis hacer uso de una de estas almohadillas, lo hagáis con precaución, siguiendo las instrucciones y nunca usando el equipo a la máxima temperatura.

¿Qué hay de las embarazadas?

Las almohadillas eléctricas pueden ser unas grandes aliadas durante el embarazo, ayudando a aliviar diferentes dolencias, sobre todo musculares. Pero, el uso correcto de estos equipos es algo que no debéis pasar por alto, lo que implica el no usarlos en el estómago ya que podrían afectar la temperatura y como consecuencia a vuestro bebé.

Si dais un uso seguro a estas almohadillas, entonces no habrá problemas con usarlas durante el embarazo. De igual manera, lo ideal es que consultéis con vuestro doctor de cabecera y salgáis de dudas antes de comenzar a utilizarlas.

¿Cuál es la forma más apropiada de dar uso a estas almohadillas?

Una almohadilla caliente os brindará alivio, pero es necesario que sepáis cómo y cuándo utilizarla para sacarle el máximo provecho.

Primero, debéis relajaros y recordar que el uso continuo de una fuente de calor es lo que hará la diferencia, por ello, nunca la uséis por menos de 20 minutos como mínimo, pero tampoco os excedáis en el tiempo al usar una almohadilla eléctrica.

El equipo debe ser capaz de suministrar temperaturas calientes de forma continua y estable, de manera que se distribuya uniformemente por el área a tratar.

Utilizad estos equipos mientras disfrutáis de una peli, veis televisión o leéis un libro, mientras que la almohadilla hace su trabajo de relajar vuestros músculos y zonas afectadas por dolor.

¿Pueden ponerse demasiado calientes?

En su gran mayoría estas almohadillas eléctricas cuentan con un sistema que permite ajustar su sistema de temperatura a un nivel que seáis capaces de soportar, lo que puede variar dependiendo de la persona.

Por otro lado, estos también regulan su nivel de temperatura máximo, así que no tendréis que preocuparos por quemaduras siempre que le deis un uso correcto.

La mayoría de las veces, los problemas por temperaturas muy altas o quemaduras viene dado por el uso de equipos en mal estado, razón por la cual debéis aseguraos de que vuestra almohadilla siempre esté en las mejores condiciones.

Almohadillas de calor seco Vs. De calor húmedo

Al buscar una almohadilla eléctrica encontraréis que estas pueden poseer humedad o ser secas, lo que quiere decir que en el primer caso cuentan con agua u otros líquidos en su interior que, al calentarse, brindan alivio a diferentes zonas.

Elegir entre una u otra dependerá de vuestras necesidades, al igual que de vuestro presupuesto.

Pensad en que, en el caso de las eléctricas, no necesitaréis calentarlas en el microondas o con otro método, ya que son automáticas e incluso pueden contar con un puerto usb donde las podréis cargar para usar de forma inalámbrica, esto en algunos casos.

Por otro lado, las almohadillas húmedas, brindan elasticidad a los tejidos y las altas temperaturas suelen penetrar con mayor facilidad dentro de la piel, pero suelen durar menos que los modelos eléctricos.

Sea cual sea vuestra decisión, disfrutar de una almohadilla caliente que os alivie el estrés, las tensiones y os quite dolores después de largos días de trabajo valdrá toda la inversión, así que no dudéis en elegir un modelo funcional, cumplidor y que os brinde todos los beneficios de la termoterapia.

Razones para comprar una almohadilla eléctrica

Si todavía no estas segura de comprar una almohadilla, a continuación te damos unas cuantas razones por las cuales deberías adquirirla hoy mismo.

Músculos adoloridos: Si no se calienta el musculo apropiadamente durante un entrenamiento o trabajo extenuante, acumulará ácido láctico que junto a los pequeños desgarres, pueden causar un dolor severo. Un tratamiento de rotación fría y almohadilla caliente, ayudará a aliviar este dolor proporcionando un aumento en la circulación de la sangre, el oxígeno y otros nutrientes importantes.

Calambres: Los calambres musculares pueden ser provocados por varias razones como el ejercicio o desequilibrios químicos debido a una baja en el potasio. Al aplicar calor en estas áreas, puedes dilatar los vasos sanguíneos aumentando el flujo en las áreas adoloridas. Algunas mujeres sostienen que los cólicos menstruales también se pueden aliviar mediante la aplicación de calor.

Dolor de cuello: Cuando el dolor de cuello es causado por músculos cansados o exceso de trabajo, la aplicación de calor puede estimular la sensación en la piel y disminuir el dolor.

Si es causado por el estrés, entonces los músculos habrán estado tensos durante largos períodos de tiempo y al aplicar calor con la almohadilla térmica, ayudarás a relajarlos en poco tiempo. Debes saber que existen modelos especialmente diseñados para el cuello y los hombros.

Dolor de espalda: Este puede ser causado por muchísimas razones pero cuando es de tipo muscular, la aplicación de calor puede ayudar a curar los tejidos blandos. Para cubrir una gran área como la espalda, una almohadilla eléctrica de tamaño grande es perfecta.

Dolor en la rodilla: El dolor en la rodilla puede ser muy debilitante y cuando proviene de los músculos dañados y otros tejidos blandos, la aplicación de tratamientos fríos y calientes puede ayudar a aumentar la flexibilidad y disminuir la rigidez dolorosa alrededor del área o la articulación dañada.

Dolores de oído e infecciones: Por más extraño que te parezca, cuando se aplica calor en la parte externa de la oreja, pudiera ayudar a debilitar la infección que se asienta dentro del conducto auditivo. El calor hará que circule más humedad sobre el área aplicada ayudando a aflojar la cera endurecida.

Tipos de almohadillas eléctricas

En el mercado existe gran variedad de almohadillas térmicas que pueden ayudarte con la tensión muscular en el cuello, hombro, o cualquier otra parte de tu cuerpo. Estas cuentan con un diseño que se adapta a alguna zona específica del cuerpo, o para uso general.

Existen tres tipos principales de mecanismos de calentamiento: químico, eléctrico y de microondas. Examinemos de forma detallada estos tipos de almohadillas y lo que pueden hacer por ti.

Almohadillas de calentamiento químicas:

Este tipo se calienta por reacción química. La mayoría de estas almohadillas son desechables pero algunas pueden ser re utilizadas al hervirlas. Son muy fáciles de usar e ideales para situaciones de emergencia ofreciendo una terapia de calor de una sola vez y al instante.

Es un accesorio muy útil para tener a la mano en cualquier ocasión, es portable, práctico, higiénico y se puede utilizar tanto para lesiones, como para dolores. El proceso que ocurre en esta almohadilla se le conoce con el nombre de reacción exotérmica. Esto es una reacción química que libera energía en forma de luz o calor. El acetato de sodio dentro de la almohadilla se congela a 130 grados centígrados, pero permanecerá en un estado líquido a temperatura ambiente.

Con un clic al botón activador, las moléculas se transforman en sólidas activando así una reacción en cadena donde el subproducto es el calor que calma sus músculos adoloridos. Es ideal también para viajes y no está de más tener uno en el botiquín de primeros auxilios de la casa para situaciones de gravedad tanto de la familia, como de algún vecino o huésped.

Almohadillas eléctricas:

Este tipo ofrece a los usuarios la mayor flexibilidad de calefacción ya que con incorpora varios ajustes de calor. Usando la energía eléctrica para calentarse, pueden reutilizarse tan a menudo como sea necesario y son una solución muy conveniente para el uso doméstico. Son prácticas, portátiles y puede eliminar fácilmente el dolor lumbar o cervical.

Almohadillas de calentamiento para microondas:

Estas ofrecen una relación calidad/precio inigualables. Solo requieren un par de minutos en el microondas para ser calentadas y listo! Su calor se va reduciendo poco a poco con el paso del tiempo ofreciéndote la relajación muscular que tanto ansías.

Como elegir una almohadilla eléctrica

Si ya estas convencida que necesitas uno de estos aparatos en tu vida, entonces debes saber que hay ciertas características que hacen sobresalir a unas por encima de otras. Vamos a echarle un vistazo a los puntos resaltantes que debes tener en cuenta antes de adquirir una almohadilla eléctrica.

Área del cuerpo:

Ya te has preguntado cual zona de tu cuerpo necesita calor? Esto es fundamental al momento de comprar un cojín térmico ya que puedes elegir la que este diseñada exclusivamente para el área a tratar. Para lugares como los hombros o las rodillas, tal vez sea mejor considerar una pequeña manta en lugar de una almohadilla.

Tela flexible:

Es aconsejable buscar modelos que estén confeccionados de una tela flexible que se adapte a los contornos de tu cuerpo, permitiéndote así mayor comodidad.

Temperatura:

Cuando se trata de temperatura, la idea es calentar el músculo, no la piel, así que es recomendable tener una almohadilla de buena calidad con ajustes para poder graduar el nivel de calor que deseamos aplicar en una zona determinada.

Fácil de limpiar:

Uno de los puntos más importantes de estos cojines, es que pueden ser reutilizados durante mucho tiempo, es por eso que para una limpieza fácil debes buscar una almohadilla que sea lavable tanto a mano como en la lavadora.

Combinación de almohadillas:

Puedes combinar el uso de tu almohadilla eléctrica con una de gel, esto hará que tengas mejores resultados y que puedas escoger entre varias opciones al momento de salir de viaje.

Calor en seco, calor húmedo o una combinación de ambas:

Estos cojines pueden ofrecer tanto calor en seco, calor húmedo o puedes hacer una combinación con ambos. El calor húmedo generalmente alivia mejor el dolor, mientras que el calor seco, puede ser más cómodo para la relajación; la elección entre los dos se basa normalmente en el presupuesto y la preferencia.

Múltiples ajustes:

Aquellas que disponen de múltiples ajustes, permiten colocar la temperatura en diferentes niveles y tiempos.

Seguras de usar:

Para un uso más seguro, quizás quieras considerar la función de apagado automático que está disponible en algunas marcas, esto hará que tu cojín se apague de forma automática luego de un período determinado de tiempo, dándote así la seguridad de que si te quedas dormida, el aparato se apagará por sí solo.

Otros aspectos igual de importantes que debes tener en cuenta según la opinión de los compradores son:

Garantía:

Este es uno de los puntos de revisión más importantes que subrayan los compradores. Al momento de adquirir una de estas almohadillas, asegúrate que tenga garantía ya que si algo sale mal, tendrás a la empresa fabricante cubriéndote las espaldas.

Comodidad:

Aquellas que se acoplan al contorno del cuerpo tienen muy buenas reseñas en general, al igual que las que están confeccionadas de tejidos blandos y materiales de alta calidad.

Calefacción húmeda:

La mayoría de los compradores de almohadillas adquirió un modelo de calor húmedo para aliviar el dolor crónico. La elección de una esterilla térmica basada en tus necesidades específicas, asegurará tu bienestar.