mejor-amoladora-sin-cable

Las 7 Mejores Amoladoras Sin Cable Para Terminar Tus Proyectos Con Comodidad

Nosotros disfrutamos haciendo nuestros propios trabajos manuales y es por eso que nos gusta tener las mejores herramientas. Una de las más importantes suele ser la amoladora, que es perfecta para trabajar metal, plásticos y madera de forma segura porque no incluye cuchillas. Ahora bien, la ventaja de los modelos inalámbricos es que dan más movilidad y comodidad al trabajar pero ya tuvimos una decepción con un par de modelos cuya batería no duraba ni 15 minutos y no tenía ni fuerza.

Otro problema que solemos encontrarnos es que, para abaratar costos y ofrecer los productos menos costosos, las marcas usan materiales de muy baja calidad que se dañan rápidamente. Pero ya estamos hartos de quedarnos a mitad del camino con nuestros proyectos o que el producto se dañe y sabemos que tú también odias esa sensación. Así que únete a nuestra búsqueda de la mejor del mercado.



¿Cuál es la mejor amoladora sin cable?

Al buscar el modelo ideal, no solo nos referimos al más asequible, sino que

también debes considerar cuál es el tamaño de disco máximo permitido por el aparato, ya que eso marca un límite en la capacidad del producto y el tipo de proyectos que podrás llevar a cabo.

Luego tienes que ver la velocidad máxima y la potencia del motor porque no es como con las cableadas, que tienen una gran fuerza. Con las amoladoras sin cable tendrás una menor velocidad, así que revisa bien que cumpla con tus requerimientos.

Otro aspecto importante son las características especiales que te protegen a ti y a la máquina del mal uso y que te garanticen seguridad y protección en todo momento. De igual forma, es fundamental saber el tipo de baterías que requiere.

A continuación les presentamos las mejores amoladoras sin cable:

1. Amoladora sin cable WX800 de WORX

Excelente rendimiento

Lo primero que gusta al ver esta amoladora de alta calidad es su diseño, el cual resulta bastante estilizado y ergonómico, con un mango auxiliar que provee excelente soporte y mejor control de la herramienta al cortar madera, lijarla o incluso trabajar con otros materiales como metales.

En cuanto al rendimiento del aparato, éste viene con una batería extraíble e intercambiable que funciona con las demás herramientas eléctricas de la marca que compartan sistemas de 20V. Ya por allí representa un buen ahorro. Por su parte, el motor tiene una potencia de 40W, la cual hace girar su disco de 115 mm a más de 8000 RPM.

Sobre su comodidad, resulta bastante compacta y ligera, con un peso de apenas 2.5 kg. Además de que cuenta con el botón de encendido en uno de los laterales, como para que lo puedas accionar fácilmente con el pulgar para un apagado de emergencia en caso de que lo necesites. Finalmente, el cambio de disco es otro aspecto super cómodo, ya que tiene bloqueo de eje y no requiere de herramientas.

2. Amoladora sin cable 8100018 de VonHaus

Va de maravilla

Al comenzar a leer las especificaciones de esta amoladora angular sin cable, salta a la vista su potente motor sin escobillas que puede dar una excelente velocidad de 11000 RPM para ofrecerte un poder abrasivo impresionante. Al mismo tiempo, el producto viene con su bolsa de almacenamiento y el cargador, para que puedas trabajar por el tiempo que necesites.

Sobre la batería, también tienes un excelente rendimiento con su batería de 20V y 3 Ah, que además funciona con todas las demás herramientas eléctricas de la marca y que carga en tan solo 75 minutos. El disco también se posiciona bastante bien, aunque no es un disco de 8 pulgadas, tiene un diámetro de 115 mm que da buenos resultados y luego será bastante fácil de reemplazar.

En cuanto al diseño y comodidad, viene con mango lateral ajustable y con un ingenioso almacenamiento para la llave del cambio de disco, además de que solamente pesa unos 4 kg. También incluye un seguro de dos etapas para evitar que lo acciones sin querer.

3. Amoladora sin cable FMC761B-XJ de Stanley

Ligera, cómoda y potente

Esta amoladora ofrece gran comodidad gracias a su empuñadora que se puede configurar en 3 posiciones diferentes. Así podrás gozar de mucha más comodidad, control y seguridad a la hora de operar este aparato. Al mismo tiempo, el cambio de disco resulta bastante fácil, ya que cuenta con sistema de bloqueo de eje y además cuenta con una llave bastante fácil de usar y que se puede almacenar mientras tanto dentro del propio mango de la máquina.

Su batería es de 18V y le da excelente capacidad al aparato para girar a una velocidad de más de 8000 RPM, haciendo que el disco abrasivo se lo lleve todo por delante. De igual forma, esta amoladora sin cable también puede ser empleada con discos de un máximo de 125 mm de diámetro, dándote un mayor rango de acción.

A su vez, resulta bastante ligera con un peso de apenas 2.1 kg, tiene caja de engranajes de metal que resulta resistente y duradera, así como una rosca de eje de tipo M14.

4. Amoladora sin cable Expert TE-AG de Einhell

Una de las más cómodas

Olvídate de la incomodidad y de tener que adoptar posiciones extrañas para poder trabajar en zonas complicadas, ya que esta amoladora sin cable cuenta con un mango que se puede cambiar de posición fácilmente para adecuarse sin inconvenientes a tus necesidades. De hecho, lo puedes instalar arriba, a la derecha o la izquierda para adaptarte a cualquier situación.

Este modelo sin cable emplea una batería de 18V para darle energía a su motor de 12W, logrando una velocidad de giro de 8500 RPM en su disco de 115 mm de diámetro. Ahora bien, para lograr los mejores resultados posibles y que le puedas sacar el máximo provecho a tu amoladora sin cable, se recomienda usar la batería de 3 Ah.

De igual manera, tiene una guía de aire que ofrece buena disipación del calor, reinicio de seguridad para evitar accidentes, un peso de apenas 2 kg e incluso se puede ajustar la base de sierra para sacarle el mejor provecho al disco, el cual se puede cambiar sin necesidad de usar herramientas.

5. Amoladora Bosch Professional GWS 18-125 V-LI

Excelente y potente batería

Lleva a cabo tus trabajos rápidamente con esta eficiente amoladora de muy buena calidad que incluye dos baterías recargables de ion de litio de 4 Ah de capacidad y una tensión de 18 voltios. Las mismas permiten que el motor de alto rendimiento gire a una velocidad máxima de 10.000 RPM para darte buenos cortes y son bastante eficientes, ya que permiten de 2 a 3 horas de uso con cada carga.

Aparte de eso, vienen con el sistema CoolPack para una mejor distribución térmica que alarga la vida útil de las mismas y el sistema de protección electrónica de celdas que protege a la batería contra sobrecargas, recalentamiento y sobrecarga total.

A pesar de tener tal potencia, este modelo pesa apenas 2.3 kg, así que será fácil de manipular. También viene con el cargador L-BOXX y es ampliamente recomendada para PVC, cobre o hierro.

6. Amoladora angular sin cable Makita DGA508Y1J

Alta calidad y durabilidad

Makita es una marca bien conocida por sus productos de alta calidad y esta amoladora angular sin cable de 125 mm no se queda atrás. Destaca porque incluye dos baterías recargables de iones de litio de 18 V con interruptor de freno para garantizar tu protección. Es un modelo duradero y resistente gracias a los materiales de alta calidad y el diseño bien pensado.

Por ese mismo motivo y su forma compacta, tiene un peso de apenas 4.1 kg que resulta bastante manejable. Así que te recomendamos comprar este modelo.

7. Amoladora de ángulo inalámbrica Metabo 6.02174.85

Buena capacidad y excelente diseño

Si todavía no estás muy familiarizado con este fabricante, no te preocupes, puesto que no es de los clásicos como Bosch, Black&Decker o Makita. No obstante, este modelo tiene buenas capacidades y funciones, como un diámetro de disco máximo de 125 mm y la alimentación a través de una batería de iones de litio de 18 V de tensión y 4 Ah de capacidad.

El motor, por su parte, gira a una velocidad de 8.000 revoluciones por minuto, así que tiene lo que hace falta para trabajar con PVC y metales como cobre o hierro. El aparato viene con una tapa de protección, la nuez, la tecnología VibraTech de Metabo para manejar las vibraciones más eficientemente y darte comodidad, 2 baterías y un cargador.

Su diseño inteligente con buenos materiales resulta en un manejable peso de apenas 2.4 kg.

Hablemos de la batería

A pesar de que la batería no sea la única parte fundamental de una buena amoladora sin cable, es sin dudas una de las más importantes, ya que es la encargada de dar la energía necesaria para el correcto funcionamiento del aparato. Es que, aunque tengas una buena amoladora, con excelente motor y un disco de alta calidad, si la batería no es buena, la amoladora sin cable no tendrá un rendimiento adecuado y quedarás realmente decepcionado.

De hecho, es esa una de las razones por las que las amoladoras inalámbricas suelen ser menos poderosas que las cableadas, porque no obtienen la corriente directamente de la toma y porque a veces no tienen buenas baterías.

Dicho esto, lo ideal es hacerse con un modelo que funcione con baterías de ion de litio, ya que es el tipo de batería que más durabilidad posee y que mejor rendimiento otorga. También son bastante rápidas para cargar de nuevo y pesan menos que otros tipos de baterías, algo fundamental en cualquier amoladora de mano. Además, también tienen una autonomía bastante mayor.

Otra ventaja de estas baterías es que las marcas suelen usar la misma para su gama de herramientas eléctricas, así que, si tienes otras herramientas de una misma marca, sus baterías le servirán perfectamente a tu nueva amoladora sin cable.

El peso

Una de las razones más importantes por las cuales la gente decide comprar una amoladora sin cable, sea angular, recta u orbital, es por la portabilidad y la facilidad para manejarla. Por ende, tienes que darle un vistazo al peso de tu nueva amoladora eléctrica sin cable para no terminar con una que resulte hasta más incómoda que las cableadas.

La idea es que tengas magnífica maniobrabilidad y comodidad como para poder usarla en ángulos complicados, trabajar esquinas, zonas altas e incómodas de acceder y demás.

Dicho esto, en el mercado podrás ver amoladoras tan ligeras que apenas llegan a los 2 kg, frente a otras que pueden superar los 6 kg. Ahora bien, te aconsejamos encarecidamente que huyas de modelos que pesen más que eso. Es que no solo harán que te canses muy fácilmente, sino que demuestran una calidad de construcción muy baja, lo que se traduce en menor durabilidad y averías más constantes.

Características y accesorios

Aparte de mirar lo principal de una amoladora sin cable, es importante también dar un vistazo a los accesorios y características especiales que incluyen. En este sentido, puedes encontrarte modelos con aspiración que, si bien consumen más energía, te ayudan a trabajar de forma más rápida y limpia, recogiendo restos que se desprenden al lijar madera u otros materiales.

También existen protectores para añadir seguridad al aparato y vitar accidentes en el área de trabajo, o incluso funciones pensadas para tu comodidad y versatilidad como mangos más cómodos y que se pueden cambiar de posición, diseños ergonómicos y fáciles de maniobrar en prácticamente cualquier situación o hasta amoladoras sin cable que permiten usar discos de diferentes diámetros sin necesidad de hacer modificaciones.

Mango de amoladora sin cable

Si estás buscando una amoladora sin cable que te de muchísima comodidad y te permita un rango de acción muy amplio y capacidad para usarla en diferentes posiciones, piensa en algún modelo que incluya un mango que puedas cambiar de posición. Es que hay amoladoras en las que solamente tendrás que desatornillar el mango para pasarlo al otro lado del aparato y trabajar con cualquiera de tus dos manos. Esto es perfecto para quienes son hábiles con ambas manos o que simplemente quieren tener un poco más de movilidad.

Incluso existe alguna que otra amoladora sin cable en la que se puede ubicar el mango en la cara superior o inferior, para darte aun más opciones de movilidad.

Disipador de calor

Una de las principales razonas por las que cualquier aparato electrónico se daña rápidamente es debido al calor. Cuando se usan dispositivos que funcionan con electricidad, el calor emitido por el motor y otros componentes puede pasar factura a los circuitos y partes y causar fallos y averías. Es por eso que es importante que la amoladora cuente con un diseño pensado en disipar el calor o que tenga alguna función en específico que la mantenga fría.

Para conseguir esto a la hora de comprar, fíjate bien en las descripciones del producto y busca por alguna explicación acerca de esto. Generalmente suele ser algún diseño especial como pequeñas ventanillas que permiten expulsar el calor o hasta innovadoras tecnologías incluidas en las baterías que mantienen las temperaturas por debajo de niveles que puedan resultar dañinos para los componentes internos.