mejor bicicleta plegable

Las 7 Mejores Bicicletas Plegables Para Evitar El Transporte Publico

OFERTAEl más vendido No. 1

Siempre te olvidas de un medio de transporte y todavía no habías pensado en comprar una bicicleta plegable barata. Irte al trabajo cada mañana significa luchar contra las colas de coches en las calles o las colas de gente en el metro. Estás harto y no quieres una moto porque no le quieres añadir un peligro más a tus jornadas. Mientras corres detrás del último autobús nace por fin la idea brillante: una bicicleta. Sí pero luego… ¿dónde la pongo?  ¿Y en casa?

Para para para. Solo te basta con un gesto y tu bici ya no está, o mejor, se ha plegado y se ha convertido en un bulto muy fácil de guardar o aparcar aun dentro de tu propia oficina.

Deja de preocuparte, aprovecha tu propio carril bici y respira hondo. Tu vida va a cambiar, y para mejor.




¿Cuál es la mejor bicicleta plegable?

La revolución de los medios de transportes convencionales. Saludable y compacta, tu bici plegable no solo te hará llegar a tiempo sino que también mantendrá activo tu cuerpo gracias a un ejercicio natural y necesario. Móntate en estas plumas con ruedas, selecciona tu velocidad y vete tranquilo.

A continuación te presentamos las mejores bicicletas plegables:

1. Bicicleta plegable X1 Nilox X1

Rápida, confiable y muy cómoda 

Si buscas lo mejor en términos de durabilidad y comodidad, probablemente esta bici sea el modelo más adecuado para ti. Es que no solamente es totalmente plegable, sino que también es eléctrica y te puede dar una velocidad máxima de unos 25 km/h gracias a su motor de 250W, lo cual te ahorrará tiempo y bastante dinero en transporte público. Al mismo tiempo, posee carga rápida, ya que solamente necesitará de unas 3 horas para que la batería extraíble alcance su tope, cuya autonomía alcanza los 25 km.

De igual forma, posee llantas de 20 pulgadas para darte una buena aceleración inicial, así como frenos de pinza progresivos, luz LED frontal para mantener una excelente visibilidad por las noches, portaequipaje trasero y una capacidad de peso máxima de 100 kg. Al mismo tiempo, pesa solamente 20 kg, así que no se te hará complicado moverla.

2. Bicicleta plegable FabricBike 

Paquete completo

Hecha para durar, esta bici plegable te ofrece mucha conveniencia en un paquete realmente reducido y cómodo. Es que sus dimensiones al estar totalmente plegada son de apenas 25.4 x 76.2 x 55.9 cm, así que podrás llevarla contigo a donde quieras sin miedo a que te la roben o la vandalicen.

Aparte de eso, está hecha de materiales de buena calidad, ya que es de marco de aluminio ligero, con llantas de 20 pulgadas y frenos Pomax que te darán un frenado progresivo y seguro. De igual forma, tanto el sillín como el manillar se pueden regular en altura, así que podrás adaptarla perfectamente a tus necesidades y medidas.

Lo que sí debes tener en cuenta es que su soporte de peso llega hasta los 95 kg, así que si ya pesas un poco más de eso, lo mejor es que busques una un poco más robusta.

3. Bicicleta plegable Dahon FD24


Pequeña, ligera y súperesistente, se cierra en un segundo y soporta muchísimo peso. Lo ideal para irse a trabajar sin quedarse atascado.

Características y funciones:
  • Peso: aproximadamente 12 Kg. Increíble y perfecta para llevarla cerrada cuando no se puede pedalear.
  • 8 velocidades, para adaptarse a todo tipo de usuario y situación.
  • Tanto el sillín como el manillar se pueden ajustar. Que seas alto o más bien bajito no podrás escaparte de su comodidad.
  • El sistema de cierre es rápido e intuitivo.
Lo que nos gusta
  • Su diseño es atractivo y moderno, y junto con el peso y el tipo de ruedas convierte a tu paseo por la ciudad en una bonita experiencia.
Lo que no nos gusta
  • El color es el negro y no se puede elegir entre diferentes.

4. Bicicleta plegable ECOSMO 26SF02BL

Más grande que la anterior pero con un plegado espectacular. Rápida y robusta, tanto para la ciudad como para la montaña, tiene suspensiones y aun así es una pluma.

Características y funciones:
  • Peso: aproximadamente 16 kg.
  • Material: aluminio.
  • Plegado máximo, para mayor cónfort.
  • Suspensiones y cambio Shimano con más de 18 velocidades. Vamos, para sentirse un verdadero profesional.
Lo que nos gusta
  • Su gran tamaño no haría pensar que se trata de una bici plegable.
  • Lo de poder utilizarla en la montaña es un detalle muy interesante.
Lo que no nos gusta
  • Quizá la suspensión delantera es un poco blanda.

5. Bici plegable Moma Bikes

OFERTA
Moma Bikes Bicicleta Plegable ruedas 20'...
161 Opiniones

Un diseño inimitable y que te convertirá en una verdadera atracción en la calle. Muy cuidada en los detalles, se plega fácilmente, pero preferirás lucirla abierta. Es por eso que también lleva caballete. Y por fin un sitio en que poner el bolso.

Características y funciones:
  • Materiales: aluminio.
  • Sillín y manillar regulables, para ajustarse a cualquier altura.
  • La bici viene ya montada, solo hace falta ponerle los pedales y el sillín. Nada de rompecabezas.
  • El cambio Shimano tiene 6 velocidades y su misma marca es una garantía de calidad.
  • Sistema de doblado muy fácil y rápido. Se puede poner tranquilamente en el maletero del coche para transportarla, ya que se se doblan incluso los pedales y el manillar.
  • El sillín y los puños tienen un detalle tipo cuero muy bonito. Va a ser todo un desfile.
  • Borsa incluida.
Lo que nos gusta
  • El diseño y los colores le (y nos) proporciona un estilo único y sofisticado.
  • Los frenos de aluminio nos dan mucha seguridad.
  • El portabultos nos viene muy bien para hacer la compra o simplemente apoyar el bolso.
Lo que no nos gusta
  • Con todas estas premisas nos esperábamos más de 6 velocidades.

6. Bicicleta plegable BikeSport Folding 20″ Shimano

OFERTA
Bikesport FOLDING Bicicleta plegable...
3 Opiniones

Como dice su mismo nombre, esta bicicleta es la solución perfecta para grandes ciudades caóticas. Su cuadro de aluminio y su color plata se acompañan a una robustez insólita por el precio que tiene.

Características y funciones:
  • Material: aluminio.
  • Peso: 1.5 Kg.
  • Cambio Shimano de 6 velocidades.
  • Sillín y manillar ajustables.
  • Sistema de cierre muy fácil y rápido. Puedes guardarla donde quieras, no notarás su presencia en absoluto.
  • Viene montada casi del todo, por lo que no hace falta la ayuda de nadie.
Lo que nos gusta
  • Su estilo urbano y sencillo nos acompaña a diario y se adapta a cualquier ocasión.
  • No tenemos que enloquecer a la hora de montarla.
Lo que no nos gusta

Quizá pesa mucho, sobre todo para las mujeres.

7. Bicicleta convencional plegable Fotona

Aluminio y acero para una calidad única. Este modelo con 6 velocidades y varios colores, tiene un buen diseño y un buen plegado y, para la seguridad de la compra, una garantía de 2 años.

Características y funciones:
  • Materiales: cuadro y manillar de aluminio, horquilla de acero.
  • Peso: aproximadamente 12 Kg. Mucho más cómodo que un maletín.
  • Se puede elegir entre dos colores: naranja y negro, para los deportistas, y blanco y negro, para los que quieren ser más elegantes.
  • Cambio Shimano de 6 velocidades.
  • Sillín y manillar ajustables.
  • 2 años de garantía para el cuadro y 1 para las demás piezas.
Lo que nos gusta
  • La posibilidad de escoger la combinación de colores más adecuada a nuestro estilo de vida.
  • El peso la hace perfecta para las mujeres.
Lo que no nos gusta
  • Es conveniente que los que no tienen experiencia se dejen ayudar para el montaje.




¿Cómo podéis elegir la mejor bicicleta plegable?

mejor-bicicleta-plegable

Si sois un amante de los recorridos en bicicleta a través de diferentes parajes, pero estáis planificando viajes a través de variados países, seguramente estéis buscando alternativas que os permitan seguir disfrutando de vuestra pasión pero esta vez de una forma más portable, puesto que todos sabemos cuan incómodo puede ser transportar nuestros equipos tradicionales en el aeropuerto o en coches alquilados.

Por tanto, no temáis, animaros a continuar vuestras aventuras en el extranjero y continuad conmigo en la lectura de este interesante artículo ya que conoceréis cómo podéis elegir vuestra bici plegable.

Con una bicicleta plegable podéis

-Ver más de un país en menos tiempo.

-Saltar las áreas aburridas rápidamente y pasar a los lugares que os interesan más.

-Realizar excursiones en bicicleta con personas que tienen poca experiencia en el uso de la bicicleta.

-Empacar vuestra bici para un vuelo en minutos.

Como podéis ver, en pocas palabras, las bicicletas plegables tienen que ver con el compromiso el cual se da entre el rendimiento del ciclismo y la capacidad de plegado. En general, cuanto más pequeña y compacta es la bicicleta, esta será menos adecuada para el ciclismo de larga distancia. Por ejemplo, las bicicletas plegables 16″ tienen un plisado increíblemente pequeño, pero pueden sentirse un poco tediosas si realizáis paseos de más de una hora en comparación con las bicicletas con ruedas más grandes.

Por tanto, antes de que os decidáis a comprar cualquier modelo que os parezca llamativo, en esta guía os enseñaré a mirar las cosas que deberíais  considerar para seleccionar la mejor bicicleta plegable para vuestro tour en bicicleta.

Desempeño

Las bicicletas plegables de mayor rendimiento pueden llegar a sentirse tan seguras como una bicicleta normal. Esto las convierte en un placer absoluto al momento de su conducción.

Por ejemplo, podéis alcanzar sin problema los 100-150 km en recorridos montañeros si optáis por una Tern Eclipse de 24″, pero no se puede asegurar lo mismo de la marca Brompton de 16″, ya que este modelo se adapta a menos de 50 km en trayectos planos. Esto se debe a algunos factores que iréis reconociendo como la posición en la bicicleta, la  transmisión, la rigidez del cuadro/manillar y el tamaño de la rueda.

Las bicicletas de mejor rendimiento tienden a utilizar ruedas de 20″ y más, pero el hecho de que una bicicleta tenga ruedas grandes, no significa que sea buena. Los diferentes diseños del cuadro y cada una de sus piezas, siguen siendo muy variables. Obviamente lo ideal sería que organizarais un par de recorridos con algunos amigos e intercalen sus modelos para que podáis elegir con mayor certeza.

Otro detalle que puedo comentaros, es que me he dado cuenta de que el peso de la bicicleta no es particularmente importante para el rendimiento en el turismo, pero una bicicleta ligera es sin duda agradable de llevar cuando está plegada, así que ¡viajad ligeros!

Dimensionamiento y ajuste

Las bicicletas plegables raramente vienen en más de un tamaño de cuadro. Esto es estupendo si sois de proporciones medias, y no demasiado quisquilloso. No obstante, cualquiera que esté fuera del rango de la altura media, tendrá que comprometerse significativamente. Un dato curioso al respecto de estos equipos  es que son tan útiles, que aún me sorprende que no estén disponibles en rangos de para tallas.

La importancia del tamaño y ajuste dependerá de cómo planeéis utilizar vuestra bici plegable. Como os he mencionado anteriormente, si deseáis recorrer distancias verdaderamente largas, vais a querer algo que os quede bien. Si estáis haciendo turismo en las ciudades y cubriendo distancias cortas, el ‘ajuste’ es en gran medida irrelevante, a excepción de la altura del asiento, ya que nuestros cuerpos se comprometerán durante períodos cortos.

Al respecto, uno de los únicos fabricantes que ofrece diferentes tamaños de cuadro es Bike Friday.  De ellos, me encanta el modelo pakiT porque está disponible en seis tamaños. Estoy segura que hay uno hecho a vuestra medida. Además si sois demasiado alto o pesado, este sello podría ser la solución perfecta para vuestros recorridos variados.

Tamaño de la rueda

bicicleta-plegable-ruedas-pequenas

Las bicicletas plegables normalmente vienen con ruedas de 16, 20, 24, 26 y 27.5″

Como son tan variables, lo mejor es seleccionar su tamaño en función de cómo pensáis utilizarla. Por ejemplo si soléis combinar vuestros recorridos con el uso de otro transporte público como los autobuses, será mejor que vuestro equipo sea más pequeño y compacto. Si lo que buscáis es un rendimiento en largas distancias, lo conveniente será que busquéis algo con ruedas más grandes y una gama de velocidades más amplia.

Especificaciones

Conocidas estas premisas, en los siguientes puntos os comentaré otros detalles que pueden resultaros útiles sobre todo cuando sois ciclistas que buscan algo más preciso en las bicis plegables.

Relación de engranajes

Las bicicletas plegadizas tienden a tener menos marchas que una bici normal. Esto variará en importancia según el tipo de conducción que vayáis a realizar.

Por ejemplo, como no todos los lugares son planos, este vehículo debe tener algunos engranajes lo suficientemente bajos para ayudaros a subir colinas. Para ello podemos medir las relaciones de su transmisión usando pulgadas de engranaje.

Personalmente tiendo a recomendar los mecanismos bajos cerca de 25 pulgadas, así podréis cubrir la mayoría de los gradientes. Por su parte, uno superior alrededor de las 70 pulgadas estaría bien para la ciudad, pero ya lo sabéis, si deseáis un alto rendimiento, es mejor que optéis por los que ofrecen más de 100 pulgadas.

Bujes con engranajes internos vs. desviadores

Una buena manera de simplificar la transmisión de una bicicleta plegable es utilizar un buje con engranajes internos. Con este mecanismo situado dentro de la rueda trasera, seréis menos susceptibles a los daños y requeriréis menos mantenimiento en general.

Las ventajas y desventajas son que hay espacios más grandes entre los engranajes y añadirán aproximadamente un kilogramo de peso al vehículo. También debéis estar pendientes de la inversión monetaria, ya que uno modelo menos costoso, funcionará menos eficientemente que una transmisión lateral.

Neumáticos

Una de las piezas que por lo general son más actualizadas dentro de este tipo de vehículos plegadizos, son los neumáticos. Siempre es recomendable decantaros por los más resistentes a los pinchazos, por tanto, os estoy hablando de los de buena calidad. Será una forma segura de disfrutar de un viaje libre de mantenimientos tediosos a donde quiera que vayáis.

Una alternativa fresca y fiable viene de la mano de Schwalbe, quien  hace una gran gama de neumáticos ideales para turismo, además dispone de los tamaños más pequeños.

Mecanismo de plegado

El mercado de las bicicletas plegables ha explotado en la última década, resultando en una increíble abundancia de opciones para los compradores potenciales, quienes también deben debatirse sobre una amplia gama de precios.

Cuando tomé la decisión de iniciarme en el ciclismo de múltiples ambientes, creedme si os digo que encontrar una que se adaptara a mis necesidades, no fue algo fácil. Más una vez que comencé a experimentar con diferentes modelos, fui tomando decisiones acertadas que me han llevado a disfrutar de unos recorridos inolvidables y funcionales.

Al respecto, la más popular es la variedad de pliegue horizontal medio de Java, Dahon o Tern. Sin embargo,  a algunos ciclistas les preocupa que este diseño ponga tensión en el cuadro con un uso intenso y continuo.

Las bicicletas con bisagras triangulares y de pliegue vertical como las Birdy, Bike  y Friday, también están ganando popularidad, ya que eliminan el problema de los puntos de tensión, y a menudo vienen con suspensión incorporada.

La variedad menos común son las que ofrecen un pliegue giratorio  como las Montague. También hay bicicletas que tienen dos pliegues diferentes para ser compactas que son las Brompton, o las que requieren un desmontaje mínimo como las Reach, Ori/Mezzo.

Por último podéis encontrar las que se pliegan con separación como el sello Alex Moulton, donde el marco se puede desmontar en dos partes, pero no es un artículo para nada barato.

Peso

Esta cualidad determinará en gran medida cuánto esfuerzo requeriréis para andar en bicicleta y si podéis moverla o transportarla fácilmente. La clave es adaptarla a la actividad elegida y a vuestra capacidad física.

Además para aquellos que tengan una condición física específica en la espalda todo lo que sea levantar objetos pesados, es una regla que debéis evitar. Por ello os sugiero optar por las versiones que pesan menos de 10 kilos, siempre serán más cómodas y portables.

Suspensión

La mayoría de las bicis plegadizas son manufacturad en de aluminio o en una aleación, por lo que no absorben los impactos de la misma manera que los marcos de acero tradicionales. Algunos no ofrecen ninguna suspensión en absoluto, otros tienen suspensión delantera o trasera incorporada en su mecanismo de plegado. También existen unas innovaciones en el campo del diseño industrial para proporcionar a usuarios más exigentes, ambos tipos.

Si planeáis conducir en superficies diferentes al asfalto liso, alguna forma de suspensión le será útil. Por ejemplo el sello Brompton es uno de los pocos que ofrece bicicletas plegadizas con un bastidor de acero con cromo-molibdeno que absorbe los golpes de forma natural, lo que también ayuda a compensar un menor tamaño de la rueda.

Los modelos totalmente suspendidos, como el Birdy, utilizan elastómeros tanto en la parte delantera como en la trasera. Así lograréis absorber con vuestro vehículo, las imperfecciones de la carretera y os darán la impresión de tener ruedas de mayor tamaño. Al final, siempre es mejor encontrar una tienda que os permita hacer un viaje de prueba para tener una experiencia y juzgar por esta, que tan buena ha sido vuestra sensación sobre esas dos ruedas.




¿Realmente necesitáis una bicicleta plegable?

Antes de proceder a la adquisición de este práctico vehículo tan versátil en diferentes ambientes, debéis aseguraros de que realmente es lo que necesitáis para vuestros recorridos turísticos, de disfrute y de transporte. Por supuesto lo indispensable parte de que os guste andar en bici, lo demás deberéis basarlo en consideraciones como las que os explico a continuación.

Consideraciones de espacio

Si sois de los que viven en un pequeño loft y empleáis cada metro cuadrado que podéis para optimizar vuestros espacios y convivencia, puede que el método tradicional de almacenamiento horizontal e inteligente que soléis ver en las paredes de muchas casas, no funcione siempre, por la simple razón de que ya tenéis todo agotado conestanterías.

Otra alternativa por la que se decantan algunos, es instalar un sistema de polea para el techo, más igualmente, no en todas las ocasiones es una alternativa viable debido a la altura entre el piso y el techo de dónde vives. Recordad que hay departamentos que tienen el doble de alto.

Personalmente la opción que tengo es la de plegar mis bicicletas y esconderlas bajo las escaleras o a un lado del escritorio.

Viajar al trabajo

Una ex colega me preguntó hace poco si sería buena idea que su novio comprase una bicicleta de IKEA para complementar su trayecto diario al trabajo después de bajar del tren, porque la espera del autobús es demasiado desesperante. Definitivamente le comenté que sería una excelente alternativa, además en lugares remotos que  he visitado como Malasia y muchas otras partes del mundo, una bicicleta de este tipo, es el único vehículo que se permite llevar en los trenes de la ciudad, y a horas controladas.

Esencialmente, estos modelos plegables son la única opción que podéis emplear para combinar el transporte público y el ciclismo si queréis desplazaros en tren. Además, estas foldies son más fáciles de empacar en un taxi o Uber.

Fácil de transportar

Cuando las plegáis hacia arriba, estas bicicletas entran mejor en la mayoría de los coches sin necesidad de invertir en un bastidor para colgarlas en la parte externa.

Independientemente que conduzcáis en 4×4 con portón trasero, y que tengáis suficiente espacio para tres bicicletas y un pasajero extra, los modelos plegables hoy por hoy son algo que agradecer cuando los viajes son vuestra pasión.

Además para muchos se está convirtiendo en principal medio de transporte tanto en la ciudad como cuando viajáis por tierra en vuestro coche o por alguna línea aérea, ¡son demasiado prácticas!

Razones para comprar una bicicleta plegable para ir al trabajo

Aún recuerdo cuando hace mucho tiempo alguien me sugirió que comprara una bicicleta plegable para mi viaje matutino a la oficina. Me reí bastante puesto que no pensaba que retroceder a los años setenta, sería algo que más adelante se convertiría en uno de mis vehículos predilectos.

Hasta que simplemente un día particularmente húmedo, lluvioso y frío, me encontraba bajando en mi bici montañera tradicional, y sentí un pinchazo en el neumático, lo que hizo de ese momento una pesadilla total cuando intente subirme desesperadamente a un autobús. Obviamente las dimensiones de mi bicicleta hicieron que los conductores me vieran como una extraterrestre.

Para no hacerles el cuento más largo, no tuve más opción que continuar toda mojada hasta la casa con miles de entretelones más que no quiero ni recordar. Desde ese día simplemente tomé la decisión de buscar una solución: viajar ligera y cómoda en cada ocasión, definitivamente una bici plegable, portátil y ligera, era lo que necesitaba.

Su practicidad

-Podéis subiros al metro si de repente empieza a llover o si tenéis una reunión importante a la que debáis llegar saltando con agilidad las interrupciones del tráfico citadino habitual.

-Son súper seguras ya que simplemente las plegáis y las podéis llevar bajo el brazo o en la espalda, evitando los aparcamientos con cadenas pesadas en zonas donde los delincuentes están a la hora del día. Por tanto podéis prevenir robos.

-Podéis subiros a diferentes transportes como trenes y autobuses, combinando luego un trayecto con vuestra bici, resultando muy versátiles.

-Ahorráis dinero.

-Independencia y rapidez ante las horas pico.

Son cómodas y ahorran espacio

Independientemente de que viváis en Londres, Nueva , Roma o Tokio, las bicicletas plegables están dentro de las últimas tendencias en cuanto al ahorro de espacio.

Estos modelos, conocidos también como bicis carpeta, se pueden empacar de forma tan pequeña que pueden caber en el maletero de un coche, y prácticamente podéis llevarlas a cualquier parte.

Además, podéis almacenarlas en cualquier lugar, convirtiéndose en una solución perfecta para aquellos que viven en apartamentos donde el espacio es primordial. Incluso si tenéis espacio de sobra, el simple hecho de poder guardarla en el armario debajo de las escaleras, significará menos mantenimiento y menos preocupaciones de gatos, que los que generalmente invertimos  con una bicicleta normal.

Bajo costo de mantenimiento

Aseguraos de que los neumáticos tengan aire, que las luces estén cargadas y que la cadena esté engrasada, y eso es todo lo que necesitáis para cuidar de una bicicleta plegable.

Además, no tenéis  que alquilar plazas de aparcamiento, pagar el seguro, comprar gasolina, y si alguna vez necesitáis un mecánico de bicicletas, encontraréis que la mayoría son de confianza. No obstante, siempre os recomendaré buscar a alguien cualificado que os pueda garantizar una buena revisión antes de un viajecillo a un nuevo paraje natural o citadino.

Viajar en bicicleta os pondrá en mejor forma que ir al gimnasio

Para nadie es un secreto que las actividades físicas al aire libre proveen de mejores beneficios para la salud. Si realizamos una comparativa con aquellos que únicamente se quedan sedentarios en casa o los que prefieren simplemente ir al gym, ya sabréis que sus mentes estarán en un ambiente ruidoso y encajonado.

Además no todos disponen de tiempo para ir a estos espacios de entrenamiento, mucho menos cuando llegáis a vuestros hogares agotados por la jornada laboral. Así que andar en bicicleta puede proporcionaros la actividad ideal para vuestro cuerpo. Si empleáis en sumatoria 90 minutos en ir y venir a vuestra oficina, sabréis que estáis cumpliendo con las recomendaciones médicas que antes os era imposible cumplir.

Esa es una de las verdaderas ventajas de ir al trabajo con una bicicleta plegable, o con cualquier bici, es un beneficio automático que requiere poca atención de vuestra parte. Una vez que es parte de vuestra rutina utilitaria, no implicará un esfuerzo el poneros en forma, porque el viaje al trabajo es necesario, es un hábito que no tiene otra opción.

Son muy fáciles de usar

No hay nada especial en las bicicletas plegables que no se podáis aprender en media hora. La única curva de aprendizaje es el plegado y despliegue de las mismas, y que lleguéis a ser competentes al respecto con rapidez.

Todo lo que tenéis que hacer es practicar. Eso sí, no tratéis de aprender cómo hacerlo en la entrada del metro, o cuando el autobús os está esperando, porque entonces podríais empezar a sentiros frustrados y molestos por vuestra incompetencia mecánica, cuando en realidad se trata de que busquéis simplificaros y disfrutar vuestras vidas.