mejor-prensa-francesa

Las 5 Mejores Cafeteras de Prensa Francesa Con Las Que Prepararéis Delicioso y Aromático Café

OFERTAEl más vendido No. 1
Cafetera, 34 oz, Negro - por Utopia...
12 Opiniones

Los verdaderos tomadores de café saben que nunca será suficiente con una sola cafetera. Así que si pertenecéis a este selecto grupo seguramente ya tendréis la cafetera italiana, la eléctrica o alguna de espresso pero seguro que os falta una joya a esa colección: la mejor cafetera de prensa francesa del mercado.

Comprar una de estas tiene su ciencia, y no es para todo el mundo. Son precisamente quienes disfrutan del café fuerte y cargado quienes ven los beneficios de este instrumento porque aquí el café suele quedar con más cuerpo y aroma que en otras cafeteras.

Si estáis decididos a llevaros una a casa debéis tener claras las cualidades de este producto y si os favorecen a vuestras aspiraciones. Es útil hacer una comparativa de modelo y luego decidiros por el más conveniente y económico.

¿Cuál es la mejor prensa francesa?

Nosotros hicimos un test, verificamos la marca y el costo y, con esos datos, os traemos una guía que puede resultaros de utilidad a la hora de seleccionar la vuestra:

A continuación te presentamos las mejores cafeteras de prensa francesa:

1. Cafetera prensa francesa bonVIVO Gazetaro I

Fácil de usar

Elaborada con vidrio de borosilicato de alta calidad, esta cafetera es resistente a los choques térmicos y en extremo duradera.

Es liviana, de gran rendimiento, muy práctica y de uso sencillo. Por su tamaño y facilidad de almacenamiento es muy portátil, podéis llevárosla donde queráis.

Su precio está por encima del promedio, pero se trata de un artefacto de buena calidad que os garantizará un delicioso café aromático y con cuerpo. Es una buena opción a considerar.

2. Cafetera de émbolo de acero inoxidable Aicok

Sólida y duradera

OFERTA
Aicok Cafetera Francesa, Cafetera de...
73 Opiniones

Del grupo de las cafeteras manuales, la que os trae hoy el fabricante Aicok está elaborada en acero inoxidable de doble pared que mantiene la temperatura aislada y la hace más resistente y duradera.

Viene con cinco tipos diferentes de filtro y tiene capacidad para 8 tazas. Es fácil de limpiar, tiene manija táctil, así como posición de apertura y cierre para mayor seguridad cuando os toque servir la bebida. Es asequible y el fabricante confía tanto en su producto que os da dos años de garantía

3. Cafetera Bodum Brazil – 8 tazas

La tradicional

Fabricada con el diseño tradicional la cafetera de émbolo de Bodum está hecha de cristal resistente y sólido de borosilicato que soporta altas temperaturas.

Viene en diferentes tamaños, desde su presentación para tres tazas hasta la estándar de 8 tazas que tiene capacidad para un litro

Es el artefacto menos costoso de la selección que hemos hecho y quienes ya la tienen aseguran que se trata de un aparato sólido y resistente de gran rendimiento.

4. Cafetera de émbolo L-Beans

Resistente y elegante

Revestida con acero inoxidable, pero hecha de vidrio resistente, esta máquina, inspirada en las cafeteras antiguas agrupa belleza, lujo y minimalismo en un solo aparato.

Tiene cinco filtros que ayudan a la producción de un café con mayor cuerpo, más aromático y mejor sabor. Viene con vaso de diferentes tamaños, con capacidad para 6 o tres tazas según vuestra escogencia

Es ligera, muy portable, adecuada incluso para te, tiene costo razonable y en opinión de quienes ya la compraron es un utensilio muy sólido, hecho con materiales de alto rendimiento y calidad.

5. Prensa francesa Hario CPSS-2TB

Belleza y sencillez

Con capacidad para 240 ml, esta cafetera es perfecta para que preparéis la receta de vuestro café favorito.

Viene con tapa de émbolo fuerte y varios filtros para preparar una taza o varias de ellas de bebida consistente y aromática.

Como desventaja es oportuno que sepáis que no mantiene la temperatura mucho más allá de algunos minutos, así que convendría en que incluyáis un termo en vuestra opción de compra.

Es de precio bajo y no tendréis que buscar un manual de instrucciones para limpiar la cafetera porque es sencilla hasta en su modo de mantenimiento.

Orígenes de la cafetera de prensa francesa

mejor-prensa-francesa
Cafetera de Prensa Francesa

Si revisáis la historia os encontraréis con que las cafeteras de prensa francesas tienen su origen y popularidad en frentes y países diferentes. Lo documentado, establece que el invento se patentó en 1929 por el diseñador italiano Attilio Calimani, pero años más tarde, en 1958, otro italiano, Faliero Bondandini, hizo algunas modificaciones al diseño original para patentarlo con su propia versión. Aunque su origen es italiano, a este aparato se le llama “De Prensa Francesa” porque su fabricación en serie inició en la fábrica Martin S.A., en Francia.

Adicional a esto, se cree que la cafetera empezó a ganar mayor popularidad en la segunda mitad de la década de los 60’s cuando la empresa británica Household Articles Ltd empezó a comercializarla en toda Europa, también por su parte la empresa danesa Bodum, responsable de la fabricación y creación de los artículos de cocina que llevan el mismo nombre, circuló estos artículos por Europa occidental con una popularidad tal que en parte del continente, estos dispositivos son conocidos como Cafeteras Bodum.

Otras historias dan crédito a la popularización de este artefacto gracias a que apareció en la película The Ipcress File, protagonizada por Michel Cane, quien lo usaba a cada rato.

Lo cierto es que, con los años, las cafeteras de prensa francesas, se han convertido en las favoritas de muchas personas en todo el mundo.

Método de preparación de café con la prensa francesa

El método de preparación del café con la prensa francesa es diferente a los que seguramente habéis visto con las cafeteras italianas o las de goteo. Acá el aparato se conforma por un gran vaso cilíndrico y delgado, generalmente de vidrio que tiene tapa con émbolo y un filtro de nylon que encaja en el cilindro.

Debéis echar café molido en consistencia gruesa en el cilindro y luego agregar agua caliente a menos de los 100° de ebullición, en proporción de 1 onza de café por 15m onzas de agua. Los componentes se irán mezclando hasta llegar a una especie de infusión que tardará el tiempo en que podáis obtener el café a vuestro gusto: de dos a tres minutos si os gusta el café normal y hasta más de cuatro si os lo prefieren bien cargado.

Una vez obtenida la consistencia del café que deseáis entonces debéis presionar el émbolo que mantendrá el café molido en la parte baja, mientras el líquido sube y podéis servíroslo en una taza.

 

Ventajas de una cafetera de prensa francesa

Existen varias cosas útiles que pudieran ser enumeradas como ventajas de tener una cafetera de prensa francesa, aquí os enumeramos las más resaltantes:

  • Son portátiles y autónomas.
  • Están hechas de materiales diversos, incluyendo el plástico muy resistente.
  • Tienen tapa sellada.
  • Las más lujosas tienen prensas de acero inoxidable que se aíslan para mantener el café caliente.
  • Algunas tienen método de tracción.
  • También se pueden usar para Ice Coffe.

 

Tamaños y materiales de las prensas francesas

Si echáis un vistazo en la oferta disponible, veréis que estos artefactos se elaboran en diversos tamaños y materiales, la escogencia depende, por supuesto, de vuestras preferencias, aquí os explicaremos los más populares así como sus características más sólidas:

De vidrio:

Están entre las favoritas de los usuarios porque con ella poséis seguir todo el proceso de infusión del café. Por su misma naturaleza es un producto delicado, pero si encontráis in modelo de borosilicato evitaréis el choque térmico y también posibles roturas a causa del calor.

Es útil si además tienen abrazaderas: las de plástico y las metálicas son las más comunes y no olvidéis verificar si tienen base robusta, esta cualidad también es determinante.

De acero inoxidable:

Son duraderas y de buena calidad, la desventaja es que no podéis observar el proceso de creación del café. Para obtener una buena, los expertos os recomiendan que alijáis una con doble pared para ayudar a mantener el calor y lograr una buena infusión. Las de relación 18/8 y 18/10 de acero con cromo níquel son las mejores opciones.

Diseño del émbolo y mango:

Los mangos de una de estas cafeteras deben ser fuertes porque os ayudarán a mantenerla estable mientras empujáis el émbolo hacia abajo y a sostener el vaso con fuerza al momento de serviros el café. También deben ser resistentes al calor y de muy buena calidad para evitar roturas.

En cuanto al émbolo, debéis recordar que esta pieza es la que mantendrá separada la borra del café molido de la infusión ya preparada, la mayoría de los émbolos se conforman de varias pantallas de metal que mantienen separado el café molido, tienen además una malla que captura las partículas más finas de café para que no quede ninguna en vuestra taza.

Capacidad:

La capacidad de vuestra prensa dependerá de cuanto café deseéis hacer. Las hay en diversos tamaños y algunas tienen incluso hasta capacidad para un litro.

Los expertos siempre os recomiendan que no vayáis a por modelos pequeños. Con una grande siempre resultará hacer menos cantidad, pero si necesitáis mucho café y tenéis una pequeña deberéis cargarla de agua y café varias veces. Las capacidades de estas cafeteras pueden ir de 8 a 16 onzas.

 

Propiedades termales

Si miráis el material con el que está hecha la prensa os haréis una idea del tiempo que mantiene el calor del café. El tipo, el grosor y la estructura os ofrecerán pistas al respecto. Si, por ejemplo, tiene doble pared aislará mejor la temperatura tanto de dentro, como de fuera.

Sin embargo, en honor a la verdad, la función de estas cafeteras no es precisamente mantener el café caliente sino prepararlo, la razón de esto es su misma naturaleza y forma de elaboración.

Si dejáis el café dentro de la prensa, inevitablemente seguirá mezclándose con la borra por muy asentada que esté en el fondo, gracias al trabajo del émbolo, si lo dejáis más de lo previsto el café os quedará muy fuerte o muy amargo, hay quienes lo disfrutan de ese modo, pero no es el común, de modo que, si queréis mantener la temperatura, deberéis entonces considerar la inclusión de un termo en la inversión de compra.

¿Qué buscar antes de comprar una prensa francesa?

Depende de vuestras preferencias, os encontraréis con una serie de cualidades que seguramente os gustaría que tuviera el producto que elijáis para llevaros a casa. Casi siempre, los compradores prestan especial atención a:

Capacidad:

Sobre este punto, los fabricantes han coincidido en usar la referencia de 4 onzas para referirse a la medida debe tener una taza de café.

En cuanto a las cafeteras de émbolo, el tamaño promedio es de 32 onzas, lo que equivale a unas 8 tazas de café, teniendo en cuenta que sois grandes tomadores de café o que vuestra familia es realmente grande. Algunas cafeteras vienen con opción para sólo tres o cuatro tazas de café. También las hay para seis y la más grande que es de ocho.

Durabilidad:

Aquí debéis necesariamente pensar en los materiales porque de ellos, indudablemente, dependerá el tiempo que os dure la cafetera.

Las que son de vidrio vienen en dos variedades: de paredes gruesas y de paredes más delgadas, estas últimas, obviamente son menos resistentes que las primeras, pero funcionan bien, si las precalentáis y evitáis el choque térmico os durarán un tiempo razonable, evidentemente, también debéis protegerlas de las caídas.

Las de acero inoxidable, por su parte, pueden ser eternas y la ventaja es que si se os cae lo único que lamentaréis será el estrépito infernal de la caída.

También es útil que consideréis las piezas de repuesto, de nada os sirve una cafetera “eterna” si, por ejemplo, se os daña el émbolo y no tiene pieza de recambio o reparación.

De modo que no es sólo los materiales, debéis prestar atención también a la reparación y repuesto de émbolos, filtros, asas y base para que vuestra cafetera sea realmente duradera.

Precio:

Las prensas más pequeñas de marcas reconocidas las podéis conseguir incluso en un precio inferior a los 18 euros. Las de acero inoxidable y gran capacidad pueden llegar incluso a los 85 euros y hasta más, pero entre un precio y otro también encontraréis una enorme variedad.

 

Otras cosas a tener en cuenta

Al momento de comprar vuestra prensa, aparte de las cualidades básicas, hay otros aspectos en los que convendría que poséis la vista un rato para que elijáis lo mejor a vuestros requerimientos. Por ejemplo, os ayudará mogollón si os hacéis estas preguntas:

¿Cuántos bebedores de café hay en el hogar?

Esto es importante para que decidáis el tamaño o, en el mejor de los casos, donde verter el café si resulta que preparáis en exceso esta bebida. Si sois poco tomadores de café o de familia corta lo ideal es que preparéis sólo lo que os tonaréis al momento.

Aquí hay dos opciones: os compráis una pequeña con la medida justa u os compráis una grande y preparáis justo lo necesario. Si hacéis y el líquido queda en la prensa, tal vez ya para la segunda taza lo conseguiréis muy amargo. Otra opción es preparar una buena cantidad y verterlo en un termo.

¿Prefieres acero o vidrio?

Aquí os remarcamos el mismo tema ya dicho antes, cuestión de durabilidad, aunque convendría también aclarar en este caso que los puristas del café insisten en que el vidrio conserva el sabor intacto, mientras que el metal del acero inoxidable, en cierta forma lo afecta, este último es un mito que, hasta ahora, nadie ha podido comprobar a ciencia cierta. Aquí el dinero también entra en juego. Las de acero son más caras.

¿Cuánta filtración necesita?

Si miráis bien, notaréis que estos aparatos suelen tener filtros de dos etapas: el esqueleto de acero que os da la estructura para la prensa y la malla de nylon que agrupa la borra dispersa en la cafetera.

Algunos tienen hasta tres filtros que os ayudan a extraer más sabor, éstos últimos están dirigidos a prestar atención a los bordes de la prensa donde se filtran pequeñas partículas del café.

¿Necesita su prensa francesa para que sea apta para lavavajillas?

Si necesitáis esta cualidad, antes de comprar deberéis aseguraros de que la tenga, sin embargo, en condiciones normales una cafetera de éstas no necesita en realidad un proceso de lavado muy elaborado. Al contrario, son muy fáciles de limpiar y mantener y no necesitáis habilidades especiales para mantenerla en buen estado.

Tipo de molido de café para usar con una prensa francesa

Por la naturaleza de su funcionamiento, notaréis que la cafetera de émbolo necesita un café de molienda gruesa que pueda aromatizar y desprender mejor las propiedades en el líquido, la más fina puede no funcionar correctamente con la prensa o los filtros y no siquiera podrán ser atrapados con el émbolo, así que terminarán flotando en vuestro café.

 

¿Cómo hacer café con una prensa francesa?

Líneas arriba os hemos ofrecido una explicación de cómo funciona la cafetera de émbolo, aquí os dejamos unos consejos sobre los elementos que debes tener a mano y la forma de usarlos en la preparación para que obtengáis el mejor café:

– Cantidad de café molido: Como ya os dijimos es necesario café de molienda gruesa, en cuanto a la cantidad, todo dependerá de vuestros gustos y aunque no hay una medida exacta porque dependerá de qué tan fuerte os guste tomaros el café, algunos fabricantes recomiendan unos 60 o 70 gramos de café por litro de agua.

– Temperatura de agua: Acá es útil también que consideréis la temperatura, debéis evitar el agua hirviendo porque quemará vuestro café. Cuatro o cinco grados por debajo del punto de ebullición está bien y un poco menos si los granos que habéis elegido son oscuros o descafeinados.

– Tiempo de elaboración de la infusión: Debéis aseguraros que el agua humedece todo el café molido y se produce la verdadera infusión. Si la molienda es fuerte y aromática, los fabricantes recomiendan hasta cinco minutos, sin es menos fuerte tal vez os vendría mejor que fueran 6 u 8 minutos. Es importante que agitéis un poco para aseguraros de que la mezcla fusiona bien.

– Cómo hundir el émbolo: Una vez que ya el café ha producido la infusión con el líquido entonces deberéis separar los granos de la bebida líquida, para eso entra en acción el émbolo que debéis ir presionando desde la entrada de la prensa hasta el fondo de forma lenta y estable hasta llegar al final y atrapar toda la borra acumulada.