Las 5 Mejores Cajas Fuertes Que Os Ayudarán A Proteger Vuestros Bienes Más Valiosos

Tener mis pertenencias más valiosas bien resguardadas es siempre una de mis prioridades. Por eso me molestan esas cajas de seguridad con cerraduras malas o que, de hecho, parecen muy endebles y fáciles de violentar. No hay nada peor que comprar una que incluya un sistema de cierre que con un solo golpe ya se abra.

A su vez, he probado algunas cajas que no es que se abran con facilidad, es que ¡ni siquiera cierran bien! Venga, que lo más importante de una caja fuerte es que la cerradura sea segura y resistente y esta ni eso lograba. Lo cierto es que tenía que intentar cerrarla varias veces.

Otros modelos son vendidos como de gran tamaño, pero en realidad terminan siendo demasiado pequeños hasta para guardar documentos personales.

Incluso llegué a probar un modelo demasiado asequible que tenía rejillas para los billetes, pero realmente eran demasiado delgadas.

Las Mejores Cajas Fuertes

¿Cuál es la mejor caja fuerte?

Para que os evitéis todos esos fiascos, he decidido hacer estas recomendaciones para vosotros. Se trata de aspectos clave que debéis considerar antes de adquirir una de las muchas cajas fuertes disponibles en el mercado.

El primer aspecto es la protección, que debe ser contra el fuego, agua y robos. Os recomiendo siempre las cajas que además de ser muy seguras, vengan con resistencia al agua y sean ignífugas. En cuanto al mecanismo de cierre, os recomendamos las cajas de cierre redundante, es decir, que usan dos tipos de cerradura. También hay una clasificación en grados: grado I, II, grado III y más.

El tamaño de la caja fuerte dependerá directamente de la cantidad y tamaño de los objetos de valor que quieres guardar. Si son armas largas, claramente necesitaréis algo más grande que una caja de caudales, usada para guardar documentos. También os recomendamos las cajas empotradas o de pared, ya que son más seguras que las portátiles.

Sobre el precio, no olvidéis que las cajas fuertes pueden ser caras, pero si realmente queréis proteger vuestros bienes más valiosos, habrá que gastar lo necesario.

En la lista comparativa con los modelos más confiables, seguros y menos costosos.

A continuación te presentamos las mejores cajas fuertes:

1. Caja fuerte FAC 104-M 

Proteged vuestros objetos más valiosos

FAC 104-M - Caja Fuerte

Ver precio en Amazon

Esta caja tiene medidas interiores de 40.5 x 34.5 x 25.5 cm, una puerta de chapa de acero de 6 mm y 4 pasadores de 20 mm, mientras que su peso es de 22.5 kg, haciéndola muy robusta y con una sensación de resistencia y confiabilidad.

Usa cerradura mecánica de gorjas con 4 discos coaxiales, una apertura de emergencia y pomo numerado que permite cambiar la configuración cuantas veces lo necesitéis.

Para abrir, tendréis que girar 360º en sentido horario, mientras que para cerrar se hace en sentido contrario.

Una ventaja es que es una caja anclada con la parte trasera más ancha que la delantera, haciéndola difícil de extraer de la pared.

2. Caja fuertegama certificada Yale YSM/250/EG1 

Versátil y conveniente

Yale Ysm/250/Eg1/B Caja Fuerte, Hogar...

Ver precio en Amazon

Se trata de una caja pequeña para necesidades más sencillas, que viene con medidas internas de 24 x 33.7 x 23 cm y capacidad para guardar un volumen de 18 litros. A su vez, utiliza el sistema de cierre electrónico que le da una alta seguridad y confianza.

Cuenta con teclado alfanumérico con pantalla LED retroiluminada para mejorar vuestra experiencia y dos pernos de rotación de 22 mm. También cuenta con bisagras reforzadas, bloqueo de anulación de 6 palancas, paredes con grosor de 3 mm y puerta de 8 mm.

Incluso, tiene forrado y luz interna, así como un diseño certificado. Se puede sobreponer o empotrar y usa 4 pila R6. Es ideal para casa u oficina.

3. Caja fuerte de empotrar Burg-Wächter PointSafe PW 3 E 

Calidad, seguridad y tranquilidad

Burg-Wächter PointSafe PW 3 E Caja...

Ver precio en Amazon

La marca alemana Burg-Wächter ofrece esta excelente caja empotrada en color negro con dimensiones internas de 21.3 x 34.5 x 14 cm con cerradura electrónica de combinación que resulta ideal para guardar todo tipo de objetos de valor de poco tamaño, desde joyas y pasaportes hasta dinero en efectivo.

Tiene un cuerpo sólido de pared sencilla, puerta de pared doble y además cuenta con un sistema de fácil instalación y ya tiene incluidos los materiales para la fijación.

La interfaz electrónica incluye teclado alfanumérico y pantalla de buena calidad. Su peso es de 14.8 kg y tiene capacidad para almacenar un volumen de hasta 10.3 litros. Tiene cerradura de emergencia si se acaba la batería.

4. Caja fuerte HMF 

Grande y segura

HMF 4612512 Caja fuerte cerradura...

Ver precio en Amazon

Ahora sí os traigo una caja fuerte un poco más grande para que podáis guardar objetos de mayor tamaño. Es un modelo hecho con paredes y puerta de acero sólido, así como un cerrojo doble y electrónico, con posibilidad para hacer combinaciones de 3 a 8 dígitos.

Y en caso de que os quedéis sin pilas, el producto viene con sistema de seguridad de emergencia para abrir la caja con llaves adicionales.

Sobre las especificaciones, viene con paredes de 2 mm de espesor y puerta de 4 mm. Mientras que las medidas externas son de 50 x 35 x 33 cm y las internas de 49.6 x 34.6 x 27 cm. Usa 4 pilas AA.

5. Caja fuerte electrónica TecTake 

Buen tamaño y calidad

TecTake Caja Fuerte electrónica Pared...

Ver precio en Amazon

Entre los tipos de caja fuerte, este modelo clasifica como electrónica y funciona con 4 baterías AA. Viene con un juego de llaves de emergencia para abrir el aparato en caso de que las pilas se queden sin jugo y teclado alfanumérico para colocar las combinaciones de 3 a 8 dígitos

Está hecha de hierro, sus dimensiones aproximadas son de 50 x 35 x 34.5 cm y el sistema de cierre lleva doble pasador. El grosor de la puerta es de 3 mm y tiene un peso de 17.8 kg.

Una gran ventaja es que el producto ya incluye el material de fijación para asegurar la caja, alfombra para el suelo, baterías y manual.

Nunca dejéis vuestros objetos más valiosos a la vista o desprotegidos. Es que nunca se sabe cuándo podría haber alguna persona malintencionada acechando que pueda llevarse tus bienes más preciados.

Tampoco penséis que estas cajas son solo para uso doméstico, ya que también las podréis usar en la oficina y así resguardar vuestros documentos confidenciales y más sensibles.

Por último, no olvidéis que muchas de esas buenas cajas son electrónicas, así que es bueno llevar un par de baterías extra. A su vez, os recomiendo que siempre llevéis con vosotros las llaves de emergencia en caso de que os quedéis sin pilas.


Estos son los 9 tipos de cajas fuertes disponibles en el mercado

No os culpo –porque me pasa lo mismo- que al pensar en una caja fuerte os venga a la mente la imagen de los ejemplares icónicos de las pelis: detrás de un cuadro o los monumentales de los bancos.mejor-caja-fuerte

No obstante, es menester que tengáis en cuenta que existen diferentes tipos de cajas fuertes que además de cumplir con su función esencial: reguardar objetos valiosos de ladrones, han sido desarrolladas para adaptarse a necesidades específicas, así como a distintos entornos y perdurar en el tiempo.

Cajas fuertes con desvío seguro

También conocidas como cajas fuertes camufladas, son las diseñadas en forma de libro, vela, enchufe de pared u otro objeto, logrando así pasar desapercibida ante la mirada amenazante de cualquier delincuente.

Y es que, por ejemplo, en una caja fuerte en forma de libro podríais guardar vuestras cosas de valor y almacenarla junto con otras obras literarias de verdad en el estante, en lugar de mantenerla escondida en un sitio que incluso llegaríais a olvidar.

Cajas fuertes resistentes al fuego

Como su denominación lo indica, son cajas fuertes capaces de soportar temperaturas extremas de fuego. Y entre la variedad de este tipo de cajas fuertes, las instaladas en un piso de concreto son las más resistentes.

Generalmente, estas cajas fuertes garantizan entre 30 minutos a 4 horas de protección; sin embargo, no todos los modelos son herméticos y, por ende, si bien el contenido ha sido protegido del fuego, el agua de las mangueras contra incendios pudiera llegar a él.

Frente a este hecho, es importante que los objetos que almacenéis en una caja fuerte resistente al fuego, los resguardéis además en recipientes de plástico sellado, bolsas con cierres dobles y/o afines.

Cajas fuertes de pared

Se trata de tipo de caja fuerte que podríais empotrar en la pared y disimular su presencia colocando un cuadro, estante, armario u otro mueble de vuestra preferencia que además mantenga la decoración del espacio.

Normalmente, se trata de una de las soluciones de seguridad por las que optan los usuarios para resguardar joyas y/o documentos muy importantes.

Cajas fuertes de joyería

Son las cajas fuertes que vienen con dotaciones específicas para almacenar joyas, así como otros objetos de valor afines.

Os hablo de peculiaridades, como, interior desarrollado con maderas finas y forros de tela, entre otras configuraciones interesantes, incluyendo el hecho de que estas cajas a menudo vienen en tamaños pequeños y más compactas que otros modelos.

Cajas fuertes resistentes a robos

Pese a que la esencia de toda caja fuerte es la de evitar que vuestras pertenencias de mucho valor caigan en manos de hampones, las cajas fuertes resistentes a robos cuentan con la particularidad de ser invulnerables a una extensa variedad de herramientas para acceder a su interior.

La pega de este tipo de caja de fuerte es que no resiste al fuego.

Cajas fuertes resistentes al medio ambiente

Se caracterizan por soportar la inmersión bajo el agua y la corrosión a causa de ésta, así como los efectos del polvo, entre otros elementos del entorno.

Un detalle importantísimo, es que una caja fuerte resistente al fuego obligatoriamente no es resistente al agua, ni viceversa.

Equipo de protección de registro

Esta parte se refiere a dispositivos para resguardar diversos registros sobre la base de clasificaciones fundamentadas en resistencia al impacto por caída desde ciertas alturas, así como por caída de escombros sobre ellos durante un incendio.

El interior de estas soluciones dispone de contenedores clasificados individualmente con elementos aislados, tapas, puertas o cajones.

Bóvedas a prueba de fuego

Entre las cajas fuertes con clasificación contra incendio y de mayor volumen, las bóvedas modulares de una habitación son las más utilizadas por organismos gubernamentales, grandes compañías e incluso por empresas dedicadas al almacenamiento.

Y es que las aplicaciones de estas bóvedas –dependiendo a su Clase- pueden ir desde la protección de documentos en papel de gran valor (Clase 350) hasta el resguardo de datos de gran tamaño o centros de datos en su totalidad (Clase 125).

Cajas fuertes para dinero en efectivo

Como las máquinas ATM y dispensadores de monedas, este tipo de caja fuerte –también denominada smart safe– es la desarrollada especialmente para dispensar dinero en efectivo o validar facturas, procurando la creación de entornos de transacción más seguros.

Y es que además de que la caja fuerte para dinero en efectivo funciona como parte de un sistema automatizado, cuenta con clasificaciones que van desde 125 para soluciones básicas hasta la avanzada Clase TXTL-60, certificada para soportar potentes explosivos.


Los 4 factores a considerar antes de comprar una caja fuerte

En vista de que el mercado os ofrece una amplia gama de modelos de cajas fuertes, es menester que no escatiméis en tiempo para verificar que la solución que tengáis a la vista sea la capaz de cubrir vuestras necesidades de protección.

Echadle un vistazo a los cuatros factores que deberíais tener en cuenta al comprar una caja fuerte.

Objetos a proteger en la caja fuerte

Pese a que -por esencia- se podría intuir que todas las cajas fuertes son iguales, y, por ende, todas son perfectamente ajustables a cualquier tipo de objetos a almacenar, dejadme deciros que la mayoría de estos dispositivos son desarrollados para fines específicos.

Ello, puesto de manifiesto no solo en el diseño de la caja fuerte, sino que también en el nivel de seguridad con el que ha sido dotada.

Precio de la caja fuerte

Actualmente, es posible comprar una caja fuerte asequible y de buena calidad por alrededor de los 85 euros.

Os hablo de una caja fuerte resistente a incendios y capaz de albergar en su interior a una pila de documentos importantes.

Mientras que desde los 100 euros hasta un poco más de los 255 euros, podríais haceros con una caja fuerte de 1.2 a 1.3 pies cúbicos.

Claro está, si ambicionáis una caja fuerte más grande y muy resistente, así como dotada con componentes adicionales y avanzados, su precio difícilmente podría ubicarse por debajo de los 800 euros.

A modo de consejo, fijaros en especificaciones y opciones. Jamás os dejéis enganchar por la primera caja fuerte barata o la menos costosa entre las más caras que veáis en el mercado.

Ubicación la caja fuerte

En esta parte os toca tener visión a futuro y sentido común, puesto que el hecho de dónde ubicar la caja fuerte definirá también el tipo que verdaderamente mantendrá vuestros objetos protegidos ante diversas situaciones.

Y muestra de ello es que si bien el dormitorio principal suele ser el primer sitio abordado por los “amigos de lo ajeno” y por esa razón el sótano sería el lugar más idóneo para colocar la caja fuerte –incluso, ante incendios- si estáis en un lugar susceptible a inundaciones, pues, el sótano os mantendría en zozobra perenne.

Tipo de bloqueo

Hoy día, aparte de diversos modelos de cajas fuertes, también tenéis la posibilidad de elegir el tipo de cerradura o combinación que no solo garantice que vuestros objetos se mantendrán resguardados, sino que además no os liará al momento de requerir tener acceso a ellos.

Teclado digital o bloqueo electrónico

Esta solución amerita el ingreso de un PIN numérico, tanto para cerrar como para abrir la caja fuerte.

Teclas manuales

Las cajas fuertes con este tipo de bloqueo suelen ser las más vulnerables, aunque existen modelos que incluyen otro tipo de cerradura para fortalecer la seguridad frente a ataques violentos.

Cerradura biométrica

Una de las innovaciones más atractivas del mercado, ya que este sistema no solo es capaz de reconocer las huellas dactilares del usuario para abrir y cerrar la caja fuerte, sino que además registra –con fecha y hora- los accesos al dispositivo.

Cerradura de combinación

Es la opción más antigua; y generalmente, es necesario que el usuario combine tres dígitos para tener acceso a la caja fuerte.

Dicha combinación podría venir definida, por lo que si en algún momento se olvida, será necesario comunicarse con el fabricante.

Estos son los 5 beneficios de tener una caja fuerte en casa

Si pensáis que las cajas fuertes son solo para personalidades y “celebrities”, fijaros en las estupendas ventajas con las que os haríais al tener uno de estos dispositivos en vuestro hogar.

Máxima protección

Si bien el rincón más oscuro del armario podría fungir como el escondite perfecto para esa valiosa reliquia familiar, dinero en efectivo, joyas y/o documentos, entre otros objetos, una caja fuerte sí que os aseguraría que esas cosas no pasen a manos de ladrones.

Resguardo superior ante incidentes

Además de la seguridad esencial, muchas cajas fuertes son capaces de soportar altas temperaturas durante incendios y hasta el drenaje de agua en su interior en caso de inundaciones.

Así que vuestros documentos y otros objetos podrían estar siempre protegidos.

Ahorro en seguro de vivienda

Al tener una caja fuerte en casa, reduciríais el riesgo de pérdidas materiales dentro del hogar y con ello bajaríais la tasa del seguro de vivienda, por lo que podríais usar ese dinero hasta en inversiones.

Mayor seguridad en el hogar

En caso de que tengáis niños en casa y a la par poseáis un arma de fuego u otros objetos inseguros, una caja fuerte os vendría de guinda para incluso evitar desenlaces lamentables.

Tranquilidad total

Sin hacer alusión creencia alguna, una caja fuerte es capaz de proveer paz mental y espiritual.

Y os lo digo por experiencia propia.

Saber que mis objetos de valor –y hasta algo de dinero en efectivo- están bien resguardados, sí que quita un peso de los hombros.

Todas las cajas fuertes son seguras. ¿Cierto o falso?

Por esencia, es cierto. Todas las cajas fuertes vienen dotadas para ofrecer seguridad.

No obstante, el nivel de seguridad varía dependiendo del modelo y fabricante.

Por ejemplo, una caja fuerte doméstica básica, garantiza seguridad contra el ladrón promedio, mientras que una desarrollada para establecimientos u oficinas, cuenta con más avances en su fabricación.

En adición, está la marca de la caja fuerte. Si se trata de una firma reconocida que cumple con los estándares de la industria y somete a sus modelos a pruebas rigurosas, es obvio que el dispositivo será capaz de no ceder ante los ataques de ladrones.

Todas las cajas fuertes son resistentes al fuego. ¿Cierto o falso?

Falso.

Y es que ni todas las cajas fuertes son invulnerables ante las despiadadas acciones de los hampones, y mucho menos resistentes al fuego.

Aunque si os digo que hoy día la mayoría de las cajas fuertes vienen con un grado de protección contra incendios; sin embrago, entre ellas no todas son capaces de soportar las más altas temperaturas.

Para guiaros en esto, fijaros en los certificados para resistencia al fuego en fabricación segura; ellos, LFS (nuevo estándar europeo), SP (laboratorio sueco de gran reputación) y UL (laboratorio estadounidense).

Y en adición a dichas iniciales, deberíais visualizar además los números 30, 60, 90 o 120, los cuales representan cuántos minutos puede sobrevivir la caja fuerte en un incendio.

El tamaño y diseño de la caja fuerte son importantes. ¿Cierto o falso?

Cierto.

Antes de que elijáis una caja fuerte, uno de los factores que no deberíais desestimar son las medidas y el diseño interno del ejemplar, ya que a menudo el grosor del cuerpo podría poneros pequeño el espacio para almacenar vuestras cosas.

Claves para elegir a mejor caja fuerte de dinero en efectivo

Ya sea para contar con reservas de algunos cuartos para uso diario o emergencias en el hogar, o incluso para uso comercial, es importante que la caja fuerte para guardar dinero en efectivo que vayáis comprar cuente con la clasificación idónea.

Os hablo de que si tenéis en mente almacenar una pasta y que ha futuro ésta podría seguir aumentando, pues, la caja fuerte recomendada sería aquella que además de mayor tamaño, cuente con clasificación de seguridad y anti fuego significativa.

En cuanto al sistema de bloqueo, el teclado electrónico es el más usado; pero si queréis soluciones más superiores, un bloqueo biométrico os caería de guinda.

Y a modo de plus, no desestiméis características, como, compartimentos para billetes y/o monedas, así como una bolsa sellada para resguardar al efectivo en caso de que ocurra una inundación y la caja fuerte no sea impermeable.

Tened en cuenta que a mayores particularidades, se irá elevando el costo de la caja fuerte. Pero a la final merecerá la pena, y lo sabéis.

Con estos materiales están hechas las cajas fuertes

Pese a que el diseño en forma de cubo se ha mantenido intacto desde su génesis, las cajas fuertes han ido evolucionando en el tiempo con respecto a sistemas de bloqueo y revestimiento.

Muestra de esto último, es que mientras las primeras cajas fuertes fueron desarrolladas en hierro fundido, los fabricantes modernos han apostado por el acero porque provee un cuerpo más fuerte y resistente al óxido.

Por otra parte, están las aleaciones especiales para la fabricación de cajas fuertes resistentes al fuego y ataques físicos extremos.

Y finalmente, imposible no mencionar a las cajas fuertes de plástico y en varios colores, capaces no solo de resistir golpes y a la corrosión, sino que además muchas de ellas vienen dotadas con recubrimientos antibacterianos.