el-mejor-cajon-de-arena-para-bebes

Los 3 Mejores Cajones de Arena para Bebes Juguetones y Contentos

Las cajas de arena como espacio de recreación para los niños se han vuelto muy populares en los últimos años. Es aquí donde los más pequeños de la casa dan rienda suelta a su imaginación y se divierten sanamente solos o junto a sus hermanitos. Si crees que este es el lugar perfecto que le hace falta a tu hijo para divertirse y aprender, entonces debes conocer el mejor cajón de arena para bebes juguetones y contentos.

Los expertos dicen que jugar no solo es cuestión de diversión, también se trata de aprender e ir desarrollando destrezas que acompañaran a tu hijo a lo largo de su vida. Todos los movimientos que el realiza dentro de la caja, impulsan tanto el desarrollo de sus músculos como de sus huesos que sirve para aumentar sus habilidades motoras gruesas.

Quizás te sientas un poco confundida con la nutrida oferta de areneros para niños que existe en el mercado actualmente, pero no tienes nada por lo cual preocuparte ya que hoy podrás conocer, las mejores marcas y modelos que harán mucho más fácil tu elección.

¿Cuál es el mejor cajón de arena para para bebés?

La comparativa que te ofreceremos a continuación te será muy útil al momento de escoger el mejor cajón de arena que se adaptará a las necesidades tanto de tu pequeño hijo, como de tu hogar. Echemos un vistazo!

A continuación te presentamos los mejores cajones de arena para bebés:

1. Plum 25069 Parque de arena para juegos

Fabricada con tablas

OFERTA
Plum 25069 - Parque de arena para juegos
15 Opiniones

Este fantástico parque de arena infantil es todo lo que tu pequeño necesita para divertirse con juegos y aprender a la vez. La caja está hecha de tablas, es muy colorida y es un lugar excelente para almacenar los juguetes con los que le dará rienda suelta a toda su creatividad. Su madera es de buena calidad, está certificada por la FSC y posee esquinas redondeadas para mayor seguridad.

No tienes necesariamente que llevar a tus hijos a la playa para que jueguen sin parar! Este producto les proporcionará una morada perfecta para que se entretengan en casa, justo en tu propio patio trasero.

Su diseño es muy bonito, el montaje es realmente sencillo y es perfecto para colocarse en el jardín. Su precio es bien asequible, sus medidas son 102 x 96 x 15 cm, pesa 80Kg y la edad mínima recomendada para ser utilizada es de 3 años.

2. Little Tikes Arenero tortuga

En forma de tortuga

Este gracioso arenero en forma de tortuga bondadosa sin lugar a dudas será la delicia de tu niño y sus amiguitos. Ocupa muy poco espacio y pueden caber hasta dos bebes dentro, de esta manera la diversión y el entretenimiento estarán garantizados!

Si tu agenda está muy apretada y te es imposible llevar a los pequeños al parque todos los días, el Little Tikes es una excelente alternativa para que tus niños no se sientan aburridos cuando estén en casa.

Cuenta con moldeado en la parte inferior para animar a los chicos a cavar, tiene 2 pequeños asientos en la parte externa lo que resulta perfecto ya que no interfiere con el espacio en el interior del arenero, y el caparazón de la tortuga, se remueve de manera fácil con la finalidad de cubrir el área de la arena, así que no tendrás que preocuparte si dejaste a este simpático animalito fuera de casa mientras llueve.

Está hecha completamente de plástico lo que la hace muy fácil a la hora de transportarla cuando no está llena, viene con tapa, tiene un precio bajo, sus medidas son 109,2 x 30,4 x 96,5cm y su peso es de tan solo 6Kg.

3. Plum 25058 Piscina de arena octogonal

En forma de octágono

Esta simpática piscina octogonal será el centro de la diversión en el hogar al tiempo que le brindará a tu bebe la estimulación necesaria para la motricidad gruesa. Practica junto a tu niño algunas figuras divertidas e incluso, puedes enseñarle a trabajar en el abecedario sobre la arena.

Ideal para disfrutar durante los veranos, esta caja está fabricada con madera FSC premium certificada con esquinas redondeadas y es el equipo perfecto para el patio trasero de tu casa.

Con esta divertida piscina, le darás a tus hijos innumerables horas de diversión al aire libre mientras los animas al juego imaginativo, donde los pequeños podrán construir castillos, buscar tesoros o jugar con su colección de juguetes preferidos.

Cuenta con cobertores para tapar la caja luego de juego, tiene un precio económico, pueden jugar pequeños a partir de los 18 meses de edad, es de fácil montaje, sus medidas son 91 x 24 x 23 cm y su peso es de 80Kg.

Como cuidar las cajas de arena

Si bien las cajas de arena representan una fuente de diversión casi inagotable para los pequeños, los padres deben estar muy atentos ya que requieren de algunos cuidados especiales para preservar la higiene adecuada.

Numerosos test han comprobado que desde nuestras mascotas hasta pañales que gotean, la arena puede ser propensa a contaminarse acarreando severos peligros para la salud de toda la familia. Para que puedas prevenir los riesgos potenciales y asegurar un entorno seguro, te daremos algunas recomendaciones para que sepas como cuidar la caja de arena donde juegan tus hijos.

Ubicación

Como padre debes asegurarte de elegir el lugar adecuado para colocar el arenero. Ten en cuenta que en un sitio ventoso, la arena pudiera meterse fácilmente en los ojos del pequeño mientras se divierte. Es importante también elegir un lugar con un poco de sombra ya que la sobre exposición a los rayos UV, pudiera acarrear un daño severo sobre la piel.

Al terminar la jornada de juegos, es recomendable que la caja pase algunos minutos bajo el sol con el fin de matar las bacterias, ya que es bien sabido que la arena húmeda es un caldo de cultivo para las mismas.

Rellenos higiénicos

Quizás puedas sentirte tentado a ir a la playa o al parque, tomar un poco de arena o grava y rellenar el arenero de tus hijos. Pues no lo hagas ya que no sabes qué tipo de productos químicos o parásitos pudieran estar allí alojados. Lo mejor siempre será comprar el material de relleno en las tiendas especializadas para tal fin.

 

Manteniendo la caja de arena limpia

Una vez que la hayas rellenado y colocado en su lugar, debes mantenerte alerta para que te asegures que sigue siendo un ambiente limpio. Recuerda siempre establecer reglas de juego y velar por su cumplimiento.

Parásitos y bacterias

Según la opinión de la revista Good Housekeeping, la Fundación Nacional de Saneamiento Internacional llevó a cabo un estudio en el año 2010 que reveló que muchos de los areneros, contenían altos niveles de bacterias. Siguiendo algunas directrices y consejos de higiene, pudieras prevenir esto.

Antes de dejar que los niños jueguen en la caja, es importante que hagas una verificación del pañal ya que aquellos que tienen fugas, son una fuente gigantesca de microbios. Las heces de animales constituyen otro peligro y los niños deben entender que sus mascotas no están permitidas en el recinto de juego.

Al terminar el día y para prevenir que cualquier animalito se introduzca en la caja, recuerda taparla con la cubierta.

Objetos afilados

Debes estar muy pendiente con los juguetes que se rompan dentro de la piscina ya que pudieran contener fragmentos afilados que pueden ser muy peligrosos. También debes estar alerta con piedras, palos o cualquier material extraño que consigas. Antes de dejar a tus hijos jugar, lo mejor será que rastrilles un poco la arena para asegurarte que no hay nada dañino dentro.

Cuidado de la arena

Si cubres bien la caja con la tapa o el cobertor para evitar que se moje y la expones al sol de vez en cuando para matar las bacterias, la arena podría durar alrededor de un año. Si llegaras a ver grumos, materiales extraños o escombros mezclados, entonces es momento de reemplazarla por un nuevo paquete.

Recuerda siempre que al cambiarla, debes limpiar a fondo la caja, dejar que se seque por completo y comprobar que no existan astillas. Si el contenedor es de plástico, puedes lavarla y desinfectarla con tus productos de limpieza favoritos.

Lo que no sabes sobre las cajas de arena

Mucha información perturbadora ha surgido en los últimos tiempos sobre los peligrosos riesgos que se esconden en las cajas de arena que involucran el cáncer.

Descubriendo las toxinas en los areneros

Muchas veces al comprar estos recintos, es posible que estés exponiendo a tu pequeño hijo a ingredientes que pudieran resultar tóxicos como el silicio o la micro cristalina. Es bueno que siempre revises las etiquetas para saber que llevas a casa arena de excelente calidad y libre de toxinas.

Reconociendo los riesgos para la salud

Como cualquier padre puede dar fe, una caja de arena es polvo y suciedad. Por desgracia cuando las diminutas partículas de silicio entran en los pulmones de tu hija, los resultados pueden ser graves riesgos para su salud.

La exposición a estos compuestos puede estar relacionada con el desarrollo de la enfermedad renal crónica, el desarrollo de trastornos autoinmunes y aunque no se han realizado estudios relacionados específicamente con espacios de juegos infantiles, la Agencia de Protección del Medio Ambiente advierte que estar expuesto a este tipo de material, resulta verdaderamente dañino.

Descubriendo una caja de arena segura

La manera más sencilla de proteger a los más pequeños, es escogiendo un arenero seguro para que realice sus actividades de ocio y se divierta sanamente. La arena libre de silicio no contiene sustancias peligrosas conocidas, por lo que es una excelente y muy segura opción para tu pequeño.

Alternativas

Algunas alternativas a la arena que podemos utilizar son:

  • Grava
  • Nueces picadas de la tienda para mascotas
  • Arroz
  • Frijoles y legumbres secas
  • Harina de maíz
  • Linaza de caballo
  • Pequeñas piedras de estanque para peces de la tienda para mascotas
  • Trozos de cauchos de neumáticos reciclados
  • Granos de maíz

Razones por la cuales jugar con arena es bueno para los niños

Al igual que jugar en el agua, el entretenimiento en la arena es como una terapia relajante y divertida para los niños. A continuación, 8 de las razones por la cuales jugar en estos espacios es bueno para los chicos.

Es un medio abierto

Los niños aprenden más cuando se enfrentan con tareas al aire libre. No importa la habilidad o el nivel cognitivo del niño, la arena es un lugar de expresión donde pueden dar rienda suelta a su imaginación. Los más pequeños suelen sentarse simplemente a  sentir la textura mientras que los más grandecitos, pueden utilizarla para la exploración y el juego creativo.

No hay ninguna manera correcta o incorrecta de jugar con ella, es apropiado manipularla del modo en que el niño desee. Otra de sus cualidades divertidas es que posee una variedad de propiedades que la hacen muy interesante. Cuando está seca, es suave y pasa a través de los dedos con mucha ligereza pero al agregar un poco de agua, sus atributos se transforman haciéndola más interesante, moldeable y divertida.

Ayuda a la imaginación

A medida que los niños comienzan a descubrir y entender las propiedades físicas de la arena, tienen la oportunidad de ampliar su juego. Los niños mayores pueden aumentar su creatividad e imaginación a través de diseños de edificios, ciudades y castillos.

Una vez que se dan cuenta de la maleabilidad del material, muchos chicos investigan la posibilidad de construir enormes áreas de juego donde incorporan juguetes y otros objetos comunes. Si los cambias por unos nuevos, verás cómo tus pequeños los adaptan a sus creaciones y se inspiran para realizar nuevos espacios.

Muchos pequeños encuentran que jugar con arena es muy relajante y no es amenazador, lo que les da la libertad de expresarse con seguridad y sin consecuencias.

Promueve el desarrollo físico

Los músculos de los brazos y el torso se desarrollan mucho más a través del juego con  arena. Al cavar, verter, cernir y escavar, los chicos usan la parte superior del cuerpo y los brazos. Las cantidades grandes, pueden llegar a ser muy pesadas y difíciles de mover creando así más ejercicio y oportunidades de fortalecimiento muscular para los niños.

Las piernas y la parte inferior del cuerpo también se ven involucradas al  ponerse en cuclillas o cuando se levantan baldes o tazones. Además de todo esto, la coordinación mano-ojo mejora a través de pequeños movimientos cuando juegan con accesorios como palas y otros juguetes.

Fomenta las habilidades sociales

Nunca es demasiado temprano para que tus niños jueguen y fomenten sus habilidades sociales en un parque de este tipo. Si te preguntas desde que edad pueden entrar a compartir este espacio, los 18 meses parece bastante apropiado.

Cuando los niños juegan juntos en un arenero, a menudo se enfrentan con situaciones como compartir herramientas, la negociación del espacio de juego y el compromiso sobre lo que se debe construir. Aunque cada uno puede tener un espacio de juego separado, muchos de ellos participan en juegos de simulación en donde se reúnen para jugar a la cocinita, construir carreteras, cavar túneles y elaborar torres para una pequeña ciudad.

Al jugar juntos en un espacio común, los chiquillos aprenden sobre empatía al tiempo que reconocen y comprenden las perspectivas de los otros niños mientras trabajan juntos y comparten herramientas.

Promueve el Desarrollo Cognitivo

Tus hijos aprenden las propiedades físicas inherentes de la arena jugando con ella y comparando este material en su estado húmedo y seco. También pueden aprender la teoría de la conservación de la materia mientras la vierten de un contenedor a otro y comparan la cantidad que encaja en cada uno. De igual forma descubren la causa y el efecto al aprender lo que sucede cuando el agua se añade.

Por último, los niños aprenden más palabras que se ajustan específicamente al juego en este tipo de recintos, así como a charlar con otros niños en el área de juego.

 Enseña Conceptos Matemáticos

Jugar con contenedores de diferentes tamaños y formas ayuda a tus hijos en ideas como “más que”, “menos que” e “igual”. A través del ensayo y error, los pequeños son capaces de hacer predicciones sobre qué tipo de contenedor tiene más o menos material.

Proporcionar cucharas o vasos de medición podría ayudarlos a aprender medidas más específicas, así como otros términos matemáticos como vacío, lleno o pesado y liviano. Con el tiempo y con madurez, los pequeños pueden aprender cuantas cucharadas de diferentes tamaños se necesitan para llenar un recipiente.

Promueve Experimentos Científicos

Enterrar tesoros de metal y proporcionar imanes puede ser una buena idea para incentivar la pasión por los experimentos científicos en los pequeños de la casa. Los niños pueden aprender sobre la fuerza magnética mientras que van en la búsqueda de ese magnífico tesoro.

Puedes establecer también un sistema de cuerda y polea para que muevan los cubos de arena hasta una mesa o a través de una caja para enseñarles sobre palancas y poleas. Perfora agujeros de diferentes tamaños en botellas de plástico y mira como descubren las diferencias en el tamaño de los mismos. Proporciónale muchos objetos para que construyan sus propios experimentos científicos, tales como embudos y rampas.

Mientras que los más pequeños pueden disfrutar de usar cubos y cuencos para hacer castillos de arena y fosos, los mayores  pueden disfrutar cavando un agujero que se conecta al mar y haciendo un tunel natural para el castillo. El agua que corre, le enseñará a tu pequeño sobre el flujo del agua.

Incorpora la expresión artística

Anima a tus hijos a dibujar en la arena, a desarrollar complejos castillos y crear interesantes moldes con objetos domésticos, como tazas y cuencos. A medida que los niños experimentan con las propiedades de este material y crean sus propios edificios y ciudades, pueden decorarlos con piedras, hojas y flores que encuentren en la naturaleza.

El escuchar música mientras los chiquillos trabajan y juegan, es otra oportunidad para animarlos a cantar y a amar la música.