Los 6 Mejores Calentadores de Cera Para Una Depilación Perfecta y Segura

El más vendido No. 1
Calentador de...
81 Opiniones

Para ser bellas, hay que ver estrellas… dicen. Si sois como yo, seguro habréis gritado más de una vez al remover los “pocos” vellos indeseables, bien por el dolor o por las quemaduras al usar aparatos ineficientes. Para prevenir ese desastre, es preferible contar con el mejor calentador de cera posible.

Si son de buena calidad, de esos fundidores, logran un calentamiento uniforme de la cera depiladora. Así, esta alcanza la temperatura apropiada y evitáis quemaduras mientras os hacéis vuestro tratamiento de belleza.

Para escoger un aparato de estos, hay que revisar la marca para tener garantía de un buen desempeño y si es de los que tienen un precio menos costoso, más conveniente aún ¿Verdad?

La realidad es que, este es el método más eficaz para lucir piernas limpias y otras zonas libres de vellos. Pero siempre es importante hacerse con la cubeta apropiada. ¿Sabéis como buscarla?



¿Cuál es el mejor calentador de cera?

Por lucir bien en el verano o simplemente por cuestiones de higiene, es muy bueno contar con estas máquinas en casa. Muchas funcionan al estilo de un profesional sin demasiada complicación.  Lo importante es dar con la que sea más fácil de usar y asequible, de acuerdo a vuestro presupuesto.

Para eso deberéis revisar lo siguiente:

Capacidad:

La cantidad de pastillas de cera que puede calentar tenéis que revisarla, en especial si es mucha la superficie a depilar y si es más de una persona que usará el equipo. Claro que en casa, a menos que os dediquéis a depilar clientes, no hace falta que sea tan grande.

Rapidez:

esto se mide por el tiempo que dura en ponerse caliente el producto una vez encendido el artefacto. Si tiene controles de temperatura, podéis ajustarlos para que sea más rápido al comienzo y luego se mantenga en el calor apropiado.

Portabilidad:

Si no os ha dado tiempo de depilaros antes de emprender el viaje a la playa, a esa competencia deportiva o al viaje romántico, seguro querréis poder llevaros el calentador en un bolso así que aseguraos de que sea portátil.

Batería:

A pilas o con cable de alimentación, tienen ambos ventajas y desventajas. Si se interrumpe el servicio eléctrico, quedaréis velludas sin remedio si tenéis el que se conecta a la red. Si las pilas se gastan podríais quedar a medio depilar, así que estoy es conveniente mirarlo antes.

Para que no demoréis más tiempo, esta comparativa incluye los 5 mejores calentadores de cera del mercado. Echadles un vistazo para ver si os sirven de ayuda.

A continuación te presentamos los mejores calentadores de cera:

1. Calentador de cera Wolady

100% seguro para piel sensible

Una de las cosas más aterradoras de la depilación con cera es que el exceso de calor cause lesiones o que el material pueda generar daños en pieles muy sensibles. Este modelo os hará superar ese miedo.

El aparato de Wolady es, básicamente, un calentador de cera eléctrico que en apenas 10 minutos es capaz de derretir las perlas de cera. Además, es compatible con diversos tipos del producto: enlatada, dura, suelta, en perlas, para bikini, para el cabello.

Trae bobina de calentamiento que trabaja con temperatura ajustable, así que podéis seleccionar la temperatura al gusto, sin correr el riesgo de quemaros. Además, una vez caliente la mantiene en un punto deseado sin que se haga más intenso el calor.

Es fácil de usar, es cosa de colocar las perlas, esperar a que se derritan, y usar la espátula para esparcir y depilar. El cuidado personal nunca fue tan sencillo.

2. Pack de 4 Kit de Cera Yeelen

En un lindo color lila

Si queréis depilaros y además decorar el lugar donde lo hagáis, este modelo os irá de maravilla porque viene en un bonito color lila, muy femenino y agradable. Posee un conveniente control de temperatura para ajustarlo según vuestras preferencias. La cubeta està elaborada en acero inoxidable y tiene una capacidad de 14 onzas (500 ml).

La tapa es transparente y posee tres agujeros para que salga el vapor y no se concentre demasiado. Puede traer un set de paletas para mezclar y untar la cera y 4 paquetes con pastillas que se introducen en la cubeta y se derriten perfectamente con el calor.

3. Calentador de cera Pro-Wax 100 Youke

Con cera aromatizada

Si sufrís de pánico al momento de la depilación, quizá este equipo os puede ayudar porque viene con 4 paquetes de 100 g con pastillas de diferentes aromas: Lavanda, Aloe, Camomila y Chocolate. Esas esencias os ayudarán a relajaros y tener una experiencia más agradable.

El contenedor como tal es de aluminio para garantizar su vida útil por más tiempo. El marco está fabricado con ABS. Es la herramienta perfecta para eliminar el pelo del rostro, axilas, piernas, brazos y área del bikini. Incluye 10 espátulas para comenzar a usarlo cuando lo necesitéis. Cuenta con un control para ajustar la temperatura.

4. Calentador de cera Cris Nails

Compatible con ceras de varias clases

Este pot para calentar es muy versátil, perfecto para quienes prefieren usar distintos productos al depilarse porque es compatible con disco, tiras y depilación con cera de parafina. En pocas palabras con ceras de diferentes clases disponibles para este fin. Encontraréis en el aparato una perilla para controlar la temperatura de calentamiento y una luz indicadora de sus funciones.

Su tapa transparente permite revisar el estado de la cera sin contaminarla abriéndola y trae agujeros para el escape del vapor. La a bobina de calentamiento es de 360° para fundir el producto rápidamente. El recipiente interno es extraíble, lo cual favorece su limpieza y está hecho de aluminio.

5. Calentador de cera profesional Lidan

Con capacidad de 400ml

Para evitar un desastre con las usuarias más descuidadas, este equipo viene equipado con un anillo protector en los bordes que previene el goteo durante el proceso depilatorio. El dispositivo es liviano y compacto así que perfectamente lo podéis llevar durante cualquier viaje.

Tiene capacidad para 400 ml de producto está fabricado en ABS con cesto de metal extraíble para limpiarlo con facilidad. Incluye un termostato para regular el calor. Es apto para los ceras de diferentes tipos, incluida la parafina.

Podéis comprar a parte un paquete grande de espátulas para ahorraros unos euros, como este por ejemplo: Espátulas pequeñas desechables para depilación Hive options, que trae 50.

6. Calentador de cera Genius Factory

Con enchufe europeo

Perfecto para usarlo en la EU, este aparato incluye un cable de alimentación especial para usarlo en Europa, específicamente en España. Su envase de metal para calentar es extraíble y para ello cuenta con un asa de plástico muy conveniente y segura para evitar que os queméis. Por debajo posee un panel de disipación del calor que protege el aparato de recalentamiento.

Trae una luz indicadora de funcionamiento y dos posiciones de temperatura: media y alta. La tapa tiene agujeros de ventilación y es transparente para vigilar la cera mientras se calienta.

Para prologar la vida de vuestro calentador para cera nuevo, hay un par de procedimientos que podéis emplear para quitar los residuos.

Uno de ellos es mojando con aceite de cocina o de bebé todos los pegotes con cera que hayan quedado desde la última depilación, con una mota de algodón impregnada. Luego aplicáis calor con un secador de pelo y al aflojarse la cera, se retira con un paño húmedo.

El otro, es impregnando las motas de algodón con alcohol y pasarlas por los pegotes hasta removerlos y luego limpiar con el paño húmedo. En este no se usa el secador.

Son las formas idóneas, nunca utilicéis herramientas como cuchillos y cosas punzantes porque dañaréis el artefacto y habrá pelo de sobra en las piernas (y otras partes) hasta que podáis comprar un calentador de nuevo.

¿Cómo elegir el calentador de cera correcto?

mejor-calentador-de-cera

Todos estamos de acuerdo con que la depilación ideal es aquella capaz de eliminar vellos indeseados por la mayor cantidad de tiempo posible, sin dolor, alergias y sin cortes o lesiones en la piel. Para evitar cortaros, es necesario que paséis de navajas, afeitadoras, hojillas y todas aquellas cosas que puedan causaros cicatrices sin terminar resolver a corto plazo vuestros problemas de depilación de vello.

Atendiendo a este criterio, entonces las siguientes opciones son: la depilación profesional que requiere tiempo de vuestra agenda y una pasta que tal vez no querréis gastar o el uso de la cera depilatoria en casa, para lo que, necesariamente deberéis tener calentador.

Sin embargo, elegir uno de estos aparatos tampoco es coser y cantar, es un tema de dinero, pero también de estética, que sea bonito pero que a la vez cumpla lo que promete.

Por eso, al momento de elegir el aparato adecuado a vuestras necesidades, es esencial que tengáis en cuenta una serie de factores que os ayudarán a elegir acertadamente, acá os contamos en detalle de qué va esto:

Tamaño

Determinar el tamaño ideal de estos aparatos, dependerá de vuestros propósitos a largo plazo, es decir, si será para uso doméstico o algo profesional. No es lo mismo uno para salones de belleza que uno para vuestra casa. Los que se usan en locales deben tener gran tamaño y rendimiento para la cantidad de personas que diariamente acuden para retirar los vellos del cuerpo usando esta técnica depilatoria, en cambio en el hogar un producto pequeño puede serviros cómodamente.

En este punto, lo ideal es que al seleccionar el dispositivo tengáis claro el uso a dar al aparato. Si queréis sacar provecho económico del equipo para depilación con cera caliente os aconsejo que os decantéis por un modelo grande, pero si vuestro interés es casero, uno sencillo os hará el trabajo.

Eficiencia energética

Hay aparatos que podéis conseguir en la oferta por un costo bastante razonable, pero os hacen gastar un pastón en electricidad. Nadie quiere esto; lo ideal es conseguiros un equipo que se ajuste a vuestro presupuesto al momento de la compra, pero que tampoco abulte descaradamente el recibo de la electricidad, así podréis usar cera tibia en vuestra depilación sin que eso signifique dejar los eurillos en el recibo de luz. Antes de llevaros a casa cualquier dispositivo de estos, es esencial que miréis las etiquetas: lo que siempre os aconsejo es iros por aquellos que ponen “eficiencia energética” en su etiqueta, éstos suelen ser buenos: retienen el calor por mucho tiempo porque están hechos de materiales especiales para esto y, además calientan con rapidez ¡Una verdadera pasada y os ahorráis un pastón!

Velocidad de calentamiento

Seguramente sois de esas personas que prefieren no ir a centros de belleza por falta de tiempo, así que si os compráis un calentador para tener en vuestra casa lo primero que valoraréis es que haga su trabajo rápido, un equipo que pueda derretir el producto en un período corto de tiempo siempre es un valor agregado.

Así que, si este es vuestro caso, lo recomendable es que os decidáis por uno de esos modelos de calentadores que pueda derretir y mantener caliente las perlas del producto en poco tiempo. Esto beneficioso por muchas razones: ahorráis energía, se conserva el calor, la cera se funde rápidamente sin quemarse y el producto no pierde calidad.

Portabilidad

Algunas personas se quejan de no tener tiempo para una depilación profunda, un buen facial o un tratamiento para cejas porque “viajan mucho”, tal vez sea cierto, pero para eso se han inventado los aparatos portátiles y un calentador no es la excepción a esta regla.

Si sois de esas personas que no paran en casa, seleccionar un buen aparato que sea de un tamaño razonable para que no os estorbe en la maleta puede ser una opción. También se piensa en la portabilidad del calentador porque podéis querer haceros la depilación en vuestra habitación, en el baño o en la tina y no mola nada estar cargando algo muy pesado, así que un equipo portable es la opción. Algo chico, que pueda ser trasladado fácilmente es ideal en estos casos.

Seguridad

Usar un calentador entraña una serie de cuidados que deberéis poner en práctica al momento de manipular el aparato. Debéis recordar que se trata de un dispositivo que trabaja a altas temperaturas y debéis evitar quemaros.

Un calentador seguro es aquel en el que el fabricante ha puesto su esfuerzo para que el usuario no corra riesgo de quemarse. Algo que tenga cubierta aislante que le proporcione un tacto fresco mientras que, en el interior, la cera sigue caliente, es una opción a considerar. Un aparato con bombillo que funcione como indicador de encendido, apagado o nivel de temperatura, o que tenga pantalla digital donde podáis configurar la seguridad también es de gran utilidad.

Control de temperatura

Esta cualidad es determinante, porque la temperatura de la cera a usar en la depilación depende, en gran medida de vuestros propósitos y de la sensibilidad de la piel. No es lo mismo el calor de una cera que se usará para retirar el vello de la cara que una empleada para el de la línea del bikini o el de las piernas. Por eso, un buen calentador debe tener botones indicadores para elegir según sea el caso.

Tipos y características

Si miráis bien en la oferta, notaréis que no existe un solo modelo de calentador, por eso, para elegir un buen fundidor de cera, es necesario que conozcáis las potencialidades del aparato y cuáles son sus características más resaltantes. Para esto os enumeraré los tipos más resaltantes:

Calentador de Caldero

Un calentador de cera de caldero no es otra cosa que un aparato de uso profesional que puede fundir la cera en tiempos incluso menores a los 10 minutos. Este tipo de calentador tiene capacidad hasta para 4 litros de cera y suele usarse con el producto en sus diferentes presentaciones. Tiene una canasta que se remueve para su limpieza, en ella se calienta la cera. Algunos de estos modelos tienen incluso doble tina y hasta vienen con colador, estos son de utilidad para centros de belleza o para el uso de varias personas.

Calentador de rodillo térmico

Este estilo de calentador es parecido a una depiladora convencional, la cera de derrite en el interior del calentador y el líquido espeso se esparce en el área a depilar gracias a un cabezal que trae el calentador. Este aparato es ideal para novatos y una excelente idea para viajes debido a su portabilidad. Puede tardar hasta 20 minutos en calentar la cera.

Potencia

Cada tipo de calentador de cera tiene su potencia específica, esto también varía si el aparato es profesional o de uso doméstico. Un calentador de estufa, por ejemplo, tiene una potencia de hasta 125 vatios que en 10 minutos vuelve los granos o perlas en una producto líquido y espeso.

Un calentador de rodillo, por su parte, si es casero puede tener potencia de 25 vatios y si es profesional puede alcanzar hasta 50 vatios. Algunos modelos eléctricos de cubeta que vienen incluso con filtro alcanzan potencias de hasta 300 vatios si es un calentador profesional y 100 si se trata de un calentador para uso doméstico.

Kit de depilación

Se refiere a los accesorios que trae el calentador de cera. Muchas veces, según el tipo de calentador, traen tipos específicos de cera, como la cera aromática o en perlas, también traen espátulas o tiras de depilación.

Cómo usar un calentador

La mayoría de los dispositivos que se comercializan para calentar cera traen su paquete de instrucciones, sin embargo, tampoco es muy engorroso aprender a usar un calentador, así que aquí os explicamos algunos pasos de lo que debe hacerse.

Es importante que sepáis que para la depilación con cera y parafina o usando alguna de las dos debéis primero limpiar vuestra piel, exfoliarla y, en definitiva, prepararla para el proceso depilatorio.

Debéis encender el calentador

Este es un paso sencillo es cosa de buscar los botones de encendido y apagado del calentador y accionarlo.

Poned la cera adentro

Cada calentador es distinto, pero la mayoría de ellos es capaz de derretir y calentar diversos tipos de cera en su interior, es cosa de que coloquéis el producto en la parte interna del calentador en cualquiera de sus presentaciones y dejéis que el calor haga su trabajo. De acuerdo a la potencia del aparato puede tomaros desde 10 hasta 30 minutos según sea el caso

Cerrad la tapa

Un buen calentador trae tapa, la idea es cerrarla permitiendo que los vapores queden dentro del calentador haciendo que la temperatura actúe rápidamente, esto ayudará a que el producto se derrita rápidamente.

Usad espátulas para revolver

De cuando en cuando deberéis abrir el aparato y remover su contenido con las espátulas para que el calentamiento del producto sea lo más uniforme posible.

Aplicad

Una vez obtenida la temperatura deseada aplicadla generosamente y de manera uniforme con las espátulas en el área a depilar.

Cómo limpiar un calentador

Al calentador siempre le quedan restos de cera una vez usado, así que dependiendo del aparato podéis pensar en un método de limpieza, lo que sí es absolutamente indispensable es que el calentador reciba su limpieza correspondiente para mantener la higiene y evitar el deterioro temprano

Hay diversas formas para limpiarlos y dependerá del tipo de aparato, algunos traen una pieza metálica desmontable que es donde se calienta, la cual puede retirarse para su lavado, ahí lo aconsejable es retirar el producto residual, lavar, secar y colocar nuevamente. Otros aparatos vienen unidos, en ese caso debéis desenchufar el calentador, derretir el producto residual y retirarlo y, cuando el recipiente esté fresco, limpiar el pequeño cazo con alcohol hasta retirar todo vestigio de producto del calentador.