Los 7 Mejores Calentadores de Pies Eléctricos Que Brindarán Comodidad

En los días más fríos suelo tener el problema de que no sé cómo mantener mis pies calientes y al ser una persona sensible a las temperaturas más baja, resulta bastante incómodo andar con los pies congelados, esto fue hasta que me topé con el mejor calentador de pies eléctrico que conseguí en el mercado.

Si sois como yo, de seguro también habréis buscado todo tipo de alternativas para mantener vuestros pies calentitos, quizá sin tener éxito o no habéis hallado, todavía, el calentador perfecto que se adapte a vuestras necesidades, por ello, he decidido ayudar a todos mis colegas frioleros que necesitan una mano.

Y es que ¿qué puede ser más agradable que luego de una jornada de trabajo intensa, llegar a casa y disfrutar de un calientapiés que os proporcione relajación y descanso? Por ello, para evitar unos pies fríos, lo mejor será comprar un calentador de pies de buena calidad  que os proporcione todas las comodidades.

Los Mejores Calentadores de Pies Eléctricos

¿Cuál es el mejor calentador de pies eléctrico?

Existe gran variedad de modelos de calentadores de pies eléctricos en el mercado, por lo que ubicar el mejor puede convertirse en un verdadero desafío, pero, creedme cuando os digo que no es imposible, entre tantas opciones seguro daréis con una que sea asequible y mantenga vuestros pies calientes, solo debéis tener los ojos bien abiertos.

Existen factores muy importantes que debéis tomar en cuenta antes de comprar cualquier calientapiés, debéis fijaros, sobre todo, en que este cubra vuestras necesidades básicas, detalles como sus niveles de temperatura, si posee o no apagado automático y otras características hacen una notable diferencia que puede variar dependiendo de la marca.

Cuando los calcetines no ayudan a calentar los pies, un calentador electrónico es una gran solución y para que no se os haga difícil llegar al modelo indicado, hemos armado una lista comparativa con opciones increíbles para que llevéis lo mejor a casa.

A continuación te presentamos los mejores calentadores de pies eléctricos: 

1. Calentador de pies Naipo  

Incluye función de vibración

La gran mayoría de las personas pasa momentos desagradables durante los días más fríos de invierno porque, aún estando en casa y con calcetines puestos, pueden padecer de los efectos de las bajas temperaturas en sus pies, para lo que resultan muy útiles los calentadores eléctricos, como este de la marca Naipo.

Se trata de un calentador indicado para personas que sufran de dolores o calambres en los pies, sea por condiciones como la artritis o por pasar gran parte de su día estando parados. Entre las funciones de este modelo se encontrarán los masajes, vibraciones y calefacción ajustable,

El masajeador cuenta con una función de apagado automático que, luego de 15 minutos de uso continuo, detendrá el calentamiento, pudiendo ser encendido nuevamente.

2. Calentador de pies iBelly 

Fabricado en materiales de gran calidad

Nada mejor después de un largo día en el trabajo que llegar a casa, sentarse a descansar y tener un buen momento de relajación gracias a que contáis con un calentador de pies que funcione muy bien.

Este calentador tiene un diseño perfecto para el invierno, forrado en su interior con piel de cordero que lo hacen muy cómodo, al igual que muy suave. Posee un cable que se encargará de cargar el dispositivo para que comencéis a utilizarlo desde el momento que lo tengáis en casa.

Además, cuenta con una toma USB que os permite conectarlo de diferentes fuentes, para utilizarlo donde os encontréis, incluso en el coche, si vais de copiloto. Y queréis mantener vuestros pies abrigados durante un largo viaje.

3. Calienta pies FW-20 531.04 – Beurer 

De material suave

La marca Beurer trae este modelo de calienta pies eléctrico con tres niveles de temperatura para que mantengáis vuestros pies calentitos durante los climas más fríos.

Además, es un calentador con masaje vibratorio que os brindará momentos increíbles de relajación. Con un interior acolchado, de peluche, que resulta muy agradable al tacto, es un material bastante fácil de lavar.

Este calentador tiene una potencia de 100 Vatios y posee apagado automático luego de 90 minutos, para que podáis usarlo tú y toda vuestra familia con total tranquilidad.


4. Bolsa Eléctrica Para Calentar Los Pies DO632V Domo 

Gran diseño y funcionalidad

Si buscáis algo con un poco más de estilo y que no tenga los típicos colores, este puede ser el modelo ganador.

Se trata de un calientapiés con un diseño totalmente original y llamativo, que cumple su función de mantener vuestros pies calientes gracias a su calefacción especial y sus dos niveles de temperatura ajustables entre los que podréis elegir un sistema ahorrador o su versión óptima.

Cuenta con un revestimiento especial y muy suave en su interior que se puede extraer para una mejor limpieza.

5. Calientapiés eléctrico  FW 5645 – AEG 

Elegancia a menor costo

Este modelo de calienta pies eléctrico tiene un diseño clásico para aquellos que prefieren las cosas simples pero funcionales.

Posee un regulador que permite ajustar el calor entre sus tres niveles de temperatura para que elijáis la que mas os guste y mantenga vuestros pies calentitos, posee además el sistema de apagado automático para que luego de 90 minutos se apague de manera segura.

El material de su interior es de poliéster lo que hace que sea de fácil limpiado y es apto para pies grandes.

6. Calientapiés FWS Medisana 

El aliado perfecto para frioleros

Un calentador eléctrico que protege contra las bajas temperaturas y evita pies congelados, ideal para usar después de una caminata y relajarse al máximo. Tiene un diseño apropiado para pies grandes, de hasta talla 46 en zapatos, su interior es bastante suave gracias a su recubrimiento esponjoso y de fácil limpieza.

En cuanto a su temperatura, esta es totalmente ajustable ya que cuenta con un termostato con pantalla LED, además posee un sistema de apagado automático que hace su uso muy seguro.

7. Calentador Eléctrico Para Pies Prostima 

Comodidad al mejor precio

Este calientapiés cuenta con un diseño diferente a los demás de esta comparativa, ya que es como una almohadilla que podréis usar en el sofá mientras disfrutáis de un buen libro o de vuestro programa favorito.

Es también el modelo menos costoso, pero que, de igual forma, brinda gran comodidad por su interior acolchado y materiales de excelente calidad que proporcionan calor suficiente para que no tengáis los pies fríos. Cuenta con dos niveles de temperatura y es adaptable a cualquier talla de zapatos.

¿Qué es un calentador de pies?

Los calentadores de pies son herramientas muy útiles que nos permiten tener nuestros mejor-calentador-de-pies-eléctricopies calientes aún en los climas más fríos, como la temporada de invierno.

Por un lado tenemos los calentadores de pies eléctricos, que son todos aquellos que utilizan la energía para poder funcionar y de esa forma producir calor, como son todos los modelos que habréis descubierto en esta lista comparativa.

Por otro lado, un calentador no eléctrico, no necesita ningún tipo de energía eléctrica para activar el calor, ya que estos están diseñados para ir dentro de los zapatos y poseen materiales que al ser expuestos al aire, hacen una reacción que produce calor y mantiene vuestros pies calentitos durante horas, estos son muy recomendados para quienes practican deportes de nieve.

Los calentadores de pies eléctricos cumplen la misma función que una manta térmica para cama, el de mantener nuestro cuerpo dentro de los niveles de temperatura adecuados en climas fríos.

¿Un calentador de pies consume mucha energía?

Si os preocupa la factura de la luz por usar equipos como un calientapiés, es bueno que sepáis que estos no consumen mucha energía al funcionar, de hecho, están fabricados para utilizar la menor energía posible, con un rango máximo de 100 Vatios que pueden reducirse hasta 40 dependiendo de la marca y modelo.

Consideraciones importantes al comprar un calentador de pies

Existen diferentes factores que debéis tomar en cuenta antes de comprar un calienta pies eléctrico, entre las cuales se encuentran:

  • Facilidad de uso

Los controles simples serán vuestro mejor aliado al momento de adquirir un calientapiés, elegid aquellos modelos que tengan un regulador de temperatura ergonómico y de fácil manejo, que hagan de la experiencia al utilizar vuestro calentador en algo agradable y de ser posible que cuenten con apagado automático.

  • Cantidad de calor que produce

Si un friolero como yo, seguramente tendréis en mente un calentador de pies eléctrico que brinde el calor adecuado para librarte de pies congelados, para ello, es importante que os fijéis en la cantidad de calor que estos producen y sus niveles de temperatura, ya que estos varían dependiendo del modelo y marca de cada uno.

  • Funciones adicionales

Cada marca da a su producto una serie de características que los hacen únicos y dependerá de vosotros elegir uno que se adapte a vuestros gustos y preferencias, por ejemplo, existen calientapiés que cuentan con masaje y vibraciones, que al unirlos con el calor, brindan una sesión de relajación total que os ayudará a liberar el estrés del día.

  • Comodidad y seguridad

Cuando se trata de comodidad, debéis poner la vista hacia los calienta pies eléctricos que posean un interior acolchado, suave, agradable al tacto, que sean fáciles de limpiar y permitan una correcta ventilación, ya que estos están especialmente diseñados para brindar confort.

En cuanto a la seguridad, los modelos que cuenten con apagado automático y control de sobrecalentamiento son los mejores para comprar, ya que os brindarán un uso sin preocupaciones.

  • Tamaño

El tamaño es un factor fundamental a tomar en cuenta antes de adquirir un calientapiés, esto por el hecho de que no todos los pies son iguales y no todos los calentadores le sirven a las mismas tallas.

Al elegir el calentador que deseáis comprar, si bien en su mayoría están diseñados para servir a todos, debéis fijaros en que este sea compatible con vuestra talla de zapatos.

Calentadores de pies VS Calentadores de dedos VS Calentadores de manos:

Si os preguntáis ¿cuál es la diferencia en entre estos tipos de calentadores? Pues, principalmente que están destinados a áreas especificas de vuestro cuerpo y su uso está predeterminado para interiores o exteriores, según sea el caso.

En el caso de los calientapiés, sobre todo el de los eléctricos, su uso será en el hogar o la oficina y si se trata de un modelo no eléctrico, este irá dentro de vuestro zapato, mientras que los calentadores de dedos están recomendados principalmente a ciclistas, quienes son los que sufren más de dedos congelados al momento de ir en bici.

En el caso de los calentadores de mano, suelen usarse de igual forma para calentar pies, pero, no es recomendable, ya que todos poseen funciones específicas y lugares de aplicación diferentes.

¿Son los calentadores de pies seguros para niños?

Los calentadores de pies son ideales para el uso de toda la familia, así que no tendréis que preocuparos porque los más pequeños de la casa le den uso. Sin embargo, si niños van a hacer uso del calientapiés, es recomendable que optéis por los modelos que cuenten con sistema de apagado automático para garantizar su seguridad al usarlo.

¿Qué se encuentra dentro de un calentador de pies activado por el aire?

Se trata de los calentadores de pies no eléctricos, los cuales producen calor a través de una reacción química que se produce por el contacto de los ingredientes que llevan en su interior con el aire, pero, ¿qué es lo que llevan en su interior exactamente?

Se trata de diferentes ingredientes como el carbón, agua, sal, vermiculita y hiero, los cuales al exponerse al aire, se oxidan y producen calor, ayudando a mantener vuestros pies calientes.

¿Cuánto tardan en calentarse?

El tiempo para calentarse dependerá del tipo de calientapiés a utilizar, ya que uno que sea activado por aire, o sea, no eléctrico, puede tomarse hasta 20 minutos en comenzar a brindar calor, mientras que uno eléctrico comenzará a calentar al momento de ser encendido.

Otras precauciones de seguridad a tener en cuenta

Tanto para el uso de calentadores eléctricos como no eléctricos, existen ciertas precauciones que debéis tomar para un uso seguro y de esta forma evitar lesiones, heridas o quemaduras, entre ellas se encuentran:

  • Seguir las indicaciones e instrucciones que contienen los calentadores.
  • No aplicar directamente en la piel.
  • En el caso de los calentadores no eléctricos, no debéis usarlos para actividades que impliquen un roce significativo, como el salir a correr.
  • No usar en zapatos que tengan agujeros de ventilación, ya que la sobreexposición al aire puede producir calor excesivo.
  • No usar en ambientes con mucho oxigeno.
  • Es recomendable que el uso de calentadores de cualquier tipo por niños, ancianos y personas con problemas de sensibilidad en la piel o que sean incapaces de sentir calor sea supervisado por otra persona.
  • Debéis consultar con un doctor antes de utilizar un calentador de pies si padecéis diabetes, tenéis lesiones abiertas, cicatrices o problemas de circulación.
  • Debéis remover de forma inmediata los calentadores de pies si sentís algún tipo de incomodidad o de calor excesivo.
  • Nunca debéis intentar abrir los calentadores de pies no eléctricos dejando expuestos sus ingredientes y en el caso de que resulten abiertos, no debéis dejar que estos entren en contacto con vuestros ojos o boca.
  • Debéis mantener todo tipo de calentador de pies fuera del alcance de niños y de mascotas
  • Si es el caso de que alguno de los ingredientes que componen un calentador no eléctrico es ingerido, debéis buscar atención médica de inmediato.

Preguntas frequentes

¿Los calentadores eléctricos de pies son seguros para cualquiera?

Generalmente son seguros para todo tipo de usuario. Sin embargo, los calentadores pueden ser inapropiados para personas con piel sensible (especialmente bebes, pacientes diabéticos y ancianos), ya que estas personas pueden tener poca resistencia al calor.

¿Utilizar calentadores eléctricos de pies es bueno para el cuerpo?

Sí. Mantener los pies calientes ayuda a regular la temperatura corporal, generando sensación de calidez y confort, especialmente a la hora de dormir. Debido a esto, se recomiendan utilizar estos calentadores especialmente justo antes de dormir.

¿Los calentadores eléctricos de pies pueden explotar?

No. Los únicos dispositivos capaces de explotar serían aquellos fabricados con instrumentos baratos, y éstos se caracterizan por tener baterías de litio ubicadas muy cerca de las resistencias, con tan solo una delgada lámina de plástico separando ambos. En esos casos, el calor no se disipa y el dispositivo se sobrecalienta.

Pero no debes preocuparte, ya que las políticas de seguridad evitan que dispositivos con estos riesgos puedan ser comercializados desde hace varios años.

¿Cuánto dura la batería de los calentadores eléctricos de pies?

Esto depende del tipo de calentador que tengas. Comúnmente, la batería de los calentadores eléctricos dura entre 5 a 8 horas de funcionamiento continuo. Básicamente, si estás en una zona de bajas temperaturas o en temporada de invierno, un par de calentadores debe durar todo un día de actividad al aire libre.

¿Los calentadores eléctricos pueden causar quemaduras en la piel?

Si los colocas directamente sobre tu piel y no aplicas las debidas medias de precaución, existe la posibilidad de que esto ocurra. Los calentadores nunca deben ir en contacto directo con la piel. Los componentes químicos que se encuentran en las bolsas de calefacción, están diseñados para mantener calientes tus pies bajo condiciones extremadamente frías, por lo que a temperaturas mayores deben tomarse precauciones.

¿Los calentadores eléctricos de pies pueden quemar un teléfono celular?

Al igual que con la piel, no es buena idea colocar tu teléfono celular cerca de un calentador eléctrico, mucho menos en contacto directo con éste. Aunque no existe posibilidad de que explote, si puede favorecer un corto circuito que cause daños irreparables en el mismo.