Los 6 Mejores Columpios Para Tu Bebé Según Su Edad

Si estás buscando un sitio donde tu bebé se entretenga, descanse, esté seguro y te de esos minutos u horas de paz que quieres tener entre tantas cosas que debes hacer por ser madre, necesitas el mejor columpio para bebés, un producto diseñado para darle al niño un lugar cómodo, el cual hará movimientos de balanceo, emitirá sonidos de naturaleza, canciones y algunos hasta vibrarán para relajar a tu bebé.

Tal como el gimnasio de bebés, las hamacas, el balancín o los puff; los columpios de bebés son productos que a pesar de los recientes que son llegaron para quedarse, y cada vez más se hacen parte indispensable de la lista de compras que toda madre agradecerá.

¿Por qué necesitas un columpio de bebé?

Es normal que todo bebé se irrite o tenga mal humor y lo único que quiera son los brazos de su madre que generalmente está agotada entre tantos quehaceres.

Pero ¿Qué tal si el niño cuenta con un espacio acogedor en el que se sentirá complacido y tranquilo por tener un posición cómoda, además de tener acceso a juguetes, mientras escucha divertidas canciones infantiles o arrullos que lo relajarán hasta hacerlo dormir?

Bueno, esa es exactamente la función de estos columpios, que el bebé esté en tranquilidad y que la madre tenga algo de libertad mientras el pequeño se entretiene, razón por lo que cada mamá considera prioritario invertir en uno.




¿Cuál es el mejor columpio para bebé?

Luego de poner varios columpios a prueba, analizando los beneficios que brindan y si en realidad cumplen con el objetivo de ser un producto entretenido y relajante para los niños, logramos reunir seis modelos que se destacan sobre los demás por su calidad, funciones y buen precio.

Los mismos varían en estilo y mecánica, sin embargo lo que sí es importante y en lo que todos coinciden es en la seguridad que ofrece y lo mejor es que podrás escogerlo según la edad de tu pequeño.

A continuación te presentamos los mejores columpios para bebé:

1. Columpio para bebé Fisher Price BCG33

La mejor para niños de hasta 1 año

Es una pieza de estructura firme y moderna con base curveada, pero estable, perfecta para recostar a tu bebé y que éste se entretenga con el móvil, las oscilaciones y hasta con las canciones preinstaladas.

El mismo ofrece balanceos hacia los lados y hacia atrás, mientras que podrás elegir entre seis niveles de intensidad para divertir, relajar o dormir al pequeño.

La silla está revestida con acolchado, tiene arnés y además se sostiene con cinco puntos de sujeción, por lo que es segura y cómoda.

El aparato funciona con pilas y con un uso promedio éstas podrían durar hasta dos meses.

Es de las mejores valoradas por la opinión de los usuarios, y tiene un precio que se hace asequible por la buena calidad que tiene el producto.

2. Columpio de Bebé Chicco Polly

El mejor para los recién nacidos, hasta los 6 meses

Otro destacado modelo es la propuesta de la afamada marca Chicco, un columpio eléctrico que reúne lo necesario para entretener a tu pequeño mientras lo estas vigilando.

Similar al anterior éste también cuenta con juguetes colgantes a los que le podrás variar la altura, efecto swing, vibración y sonidos de naturaleza con volumen ajustable.

La estructura soporta hasta 9kg, y gracias a sus medidas pequeñas no será difícil ubicarla en tu sala. Por otra parte el textil es duradero y se mantendrá con el mejor aspecto por mucho tiempo.

El niño pasará tranquilamente horas disfrutando de los juguetes, que por ser de colores y diseños llamativos le despertarán la curiosidad.

Chicco es una marca con trayectoria y todos sus productos se destacan por su calidad, quizá el precio no te parezca barato, pero la inversión valdrá la pena.

3. Columpio de Bebé Ingenuity 60198

El mejor para llevártelo a donde lo necesites

OFERTA
Ingenuity 60198...
205 Opiniones

Este modelo tiene el mismo principio para darle confort y seguridad a tu bebé, pero la ventaja del columpio es que a pesar de ser robusto es totalmente plegable, y será sencillo trasladarlo de un lugar a otro o guardarlo en espacios reducidos.

El diseño y los colores son perfectos para niños o niñas y la funda que podrás lavarla a máquina sin problemas. Otra ventaja de la pieza es que cuenta con la tecnología hybridrive, lo que hace que las baterías duren hasta tres veces más que el promedio.

Cuanta también con versatilidad al ser 3 en 1, pasando de ser una hamaquita, a convertirse en un columpio o a una silla con vibraciones tranquilizantes y además tiene temporizador de 30, 45 o 60 minutos.

4. Columpio de Bebé Smoby 310046

El mejor para niños de más de 6 meses

Es un clásico columpio en el que podremos subir a niños más grandecitos, inclusive de hasta dos años de edad.

Tiene una estructura metálica con bases firmes y remaches que aseguran la los tubos y una silla de plástico colgante sobre cuerdas rígidas en la que tu niño dará sus primeros impulsos solito para balancearse.

Es perfecto para usarlo dentro de la casa o al aire libre, ya que los materiales de fabricación están protegidos contra los rayos del sol.

Tener está pieza es como tener un parque para casa, también es segura y tu bebé tendrá donde apoyar sus bracitos.

Es el menos costoso entre nuestras recomendaciones, y además tiene una buena relación precio calidad.

5. Columpio de Bebé Bright-Starts

El más pequeño

Si lo que buscas es un columpio con medidas compactas, peso liviano y que sea plegable este es el más apropiado para ti.

El juguete tiene seis velocidades y la misma se mantendrá constante por contar con la función TrueSpeed, además que, inclusive en la velocidad más alta el aparato oscila en silencio, característica ventajosa por relajar aún más al niño.

El columpio aguanta hasta 9kg de peso y lo mejor es que el asiento es reclinable, lo que se puede ir ajustando  a medida que crece el bebé.

El montaje es sencillo, el acolchado es cómodo y ofrece varias ventaja por un precio bajo.

6. Columpio de Bebé Smoby

El mejor para los más grandecitos

Ahora si lo que quieres es un asiento a cuerda para árbol o jardín, esta es la compra que te conviene, en la que además te ahorrarás algo de dinero.

Esta pieza es una silla ergonómica, cómoda y segura elaborada en plástico y tratada contra rayos UV, en la que con la cuerda incluida solo tendrás que sujetarla a una estructura para sentar al niño y que éste se balancee.

Es súper versátil porque la silla se modifica según la edad del niño, para los de menor edad tiene un espaldar y un soporte en la parte delantera, mientras que para los más grandes es solo el asiento, lo que la hace perfecto para niños de hasta niños de hasta 6 años.

Los materiales son duraderos, mantendrán vivos sus colores por largo tiempo y te sorprenderá lo económico que es el juguete.

¿A partir de qué edad es conveniente usar el columpio?

Los bueno de estos productos es que varían de modelo, tamaño y forma, y las empresas se han dedicado a fabricar productos según la etapa de niño.

Una de las principales características que menciona el fabricante es la edad mínima recomendada o el peso que puede soportar y es sencillo encontrar modelos para niños desde que están recién nacidos, hasta los seis meses, así como también hasta un año, dos años o inclusive cinco o seis años.

De lo que si debes cerciorarte es que tu bebé esté bien sujetado con correas y que la estructura tenga base anti resbalante para mayor seguridad.

¿Como elegir un columpio para bebé?

Te mencionamos rápidamente los tips a tomar en cuenta para que hagas la mejor elección:

  • La seguridad: ya te hablamos de esto
  • Capacidad de peso.
  • La comodidad: esta depende de la colcha que cubre el asiento o si cuenta con almohadas o soporte para la cabecita.
  • El tamaño: Hay modelos robustos, modelos compactos y hasta plegables.
  • Facilidad de instalación.
  • Facilidad para lavar: Asegúrate que la funda se extraiga y si se puede lavar en lavadora mucho mejor.
  • Inclinación del asiento: a medida que crecen, los niños exigen estar en una posición más vertical y si el asiento es reclinable será más útil a lo largo del tiempo.
  • Funciones: Como el balanceo, música, ajuste de volumen, juguetes, vibración, posibilidad de grabar audios, temporizador y más.
  • Tipos: Algunos trabajan con electricidad, otros con pilas y otros son manuales.

Sin embargo analizar todo esto en cada columpio puede llevarte tiempo. Lo buenos es que acá lo hicimos por ti y te presentamos una lista con las mejores opciones que puedes comprar.

¿Cuál es la diferencia entre Columpio y Bouncer?

En ambos el bebé puede jugar, observar el mundo que lo rodea o simplemente tomar una siesta mientras que mami o papi descansan sus brazos o se dedican a las labores del hogar. Aunque son muy parecidos y comparten funcionales, estos accesorios para bebés no son iguales.bebe-durmiendo-sobre-un-columpio

En el bouncer o silla mecedora, la idea es usar los movimientos naturales de rebote mientras que en el columpio una fuerza externa debe ejercer presión para generar el balanceo. En la actualidad la mayoría de estos últimos son eléctricos.

Aunque ambos pueden usarse desde el nacimiento, a medida que el pequeñín crece, más adelante, la sillita mecedora responderá a las pataditas de tu niño con un movimiento como de rebote, hacia arriba y hacia abajo.

Esto no sólo satisface la necesidad de movimiento de tu hijo, sino que también le ayuda a desarrollar los músculos necesarios para caminar. Además, el movimiento tiene un efecto tranquilizador que relaja a tu bebé y tal vez lo arrulle hasta que se quede dormido.

¿Columpio eléctrico o natural?

Tanto el columpio como el rebotador, imitan el movimiento oscilante de un bebé en la barriga o en sus brazos, razón por la cual todos los bebés los aman. La mayoría de ellos se calman con el balanceo y muchos se quedan dormidos.

Para los padres que prefieran un movimiento natural, deben inclinarse hacia el bouncer. Su movimiento es producido por el rebote natural lo que lo hace suave y tiene un efecto relajante que induce al sueño.

Los bebés recién nacidos disfrutan estar sentados en una posición reclinada mirando el rostro de quienes le hablan o durmiendo cómodamente. A medida que crecen y se dan cuenta que controlan el rebote con sus piernas lo amarán.

Por el contrario, el columpio funciona con baterías o en el mejor de los casos se recarga a través de un cable eléctrico por lo que puede que genere algún tipo de ruido al funcionar, detalle que no debes pasar por alto a la hora de comprar uno pues si es muy ruidoso puede causar el efecto contrario.

Con todos los juguetes

En cuanto a la variedad se refiere, los columpios y bouncer vienen con una infinidad de accesorios. Puedes encontrar desde pequeños parques de diversiones hasta  modelos más simples y portátiles. Elige en función de lo que necesites.

Los rebotadores por lo general son más pequeños y ligeros que los columpios y ofrecen la misma actividad para los pequeños de la casa. La mayoría de los modelos pueden doblarlos y llevarlos a donde quieras. No obstante, los columpios son más pesados y voluminosos pero el equilibrio está en los juguetes e inclusive música.

Más diversión

El balanceo es la clave de estos dos accesorios para bebés pero si la diversión puede ampliarse, pues es maravilloso ¿no crees?

Cuando el bebé cuenta con algunos meses, puedes colgar los juguetes en el aparato para que se divierta. Los accesorios más comunes son el arco de juegos, bandejas de actividades, móviles, luces y música.

Solo asegúrate de que los accesorios no contengan piezas pequeñas que el bebé pueda tragar ya que seguramente estará por algunos momentos fuera de tu vista. Nadie quiere que suceda un accidente así que la prevención no está de más.

Rebote seguro

-No excedas el peso máximo. La mayoría maneja el rango de los 15-25 lbs o lo que es lo mismo, 7-11kg. Sin embargo, algunos modelos no pasarán al olvido tan pronto ya que pueden convertirse en una cómoda silla para niños de hasta 2 años.

-Asegúrate que contenga una posición reclinada especial para recién nacidos y no solo la posición erguida para los bebés mayores

-Con los columpios eléctricos te puedes enfrentar a muchas funciones, algunos de alta gama contienen hasta ocho configuraciones.  Ve probando poco a poco cuál le agrada mejor a tu bebé.

-La superficie debe ser suave y cómoda, sin filos ni bordes duros y un soporte para la espalda, cuello y cabeza.

-Debe tener broches que aseguren al bebé en el asiento

-La base debe ser ancha y estable, para que no haya riesgo de que el balanceo lo haga volcarse.

Lo que debes saber acerca de los columpios

Aunque para muchos padres los columpios pueden ser la salvación, suele suceder que no es lo mismo que piensan los bebés. Aun siendo el movimiento de balanceo uno de los preferidos de los recién nacidos, algunos no se sienten cómodos y terminan malhumorados.

Para evitar hacer un gasto innecesario, si está a tu alcance puedes pedirle a un amigo que te preste uno para que tu bebé lo pruebe, así te aseguras de hacer la mejor inversión y que no pase al almacenaje tan pronto.

Hay que considerar que mientras más pequeño sea el bebé, más fácil será que se adapte al columpio. Pero el tiempo de uso también tiene un límite. Los fabricantes recomiendan dejar de usarlo cuando el pequeño pese más de 25 libras ya que a partir de allí corre el riesgo de volcarse e ir a parar al suelo.

Aunque parezca una excelente alternativa, los expertos recomiendan limitar el uso del columpio a una hora o menos al día mientras esté dormido.

¿Qué buscar al comprar un columpio de bebé?

Tipo:

Los columpios van desde los más sencillos hasta los centros de entretenimiento más completos. Dependiendo del espacio destinado al accesorio puedes elegir cuál comprar.

Batería o enchufe:

La mayoría de los columpios son accionados por un motor que funciona con baterías o en su defecto debe ser enchufado a una fuente de energía. El motor emite un ruido que puede gustarle o no a los bebés.

La mayoría de los columpios con batería ofrecen portabilidad. Como deberá gastar mucho más en baterías, busque un columpio para bebés que funcione con baterías y que funcione con energía eléctrica.

Arnés de seguridad:

Verifica que el columpio posea un sistema de sujeción de arnés fijo para evitar accidentes. Los de 5 puntos son mejores que los arnés de 3 puntos.

Velocidad y movimiento:

La mayoría se balancea de pies a cabeza pero algunos modelos lo hacen de lado a lado. Más recientemente han salido al mercado algunos que ofrecen otros tipos de movimientos hacia arriba y hacia abajo o circulares.

Resistencia:

Escoge un columpio con un marco ancho y resistente que quede cerca del suelo y que se pueda doblar y desmonta fácilmente en caso de viaje.

La mayoría de los columpios vienen con una estructura sólida y estable, que es capaz de soportar el peso de su bebé y mantenerse firme en la superficie donde se les coloca.

Fácil de limpiar:

La superficie debe  ser lavable ya que seguramente serán muchos los restos de vómito, regurgitación o pañal que caerán sobre él. La funda también debe ser extraíble para asearla con regularidad.

Comodidad:

Cualquiera que sea el modelo de columpio que decidas comprar, asegúrate que el asiento esté bien acolchado.

Aunque la mayoría de los columpios están diseñados en forma de cuna estándar, un buen columpio para bebé tendrá una forma ergonómica para garantizar un soporte completo para la cabeza, el cuello y la espalda del bebé.

Como un nené usa el columpio en las primeras etapas de desarrollo, es esencial seleccionar uno que tenga la forma correcta para garantizar su seguridad y sobre todo comodidad.

Soporte extraíble para la cabeza:

Un soporte extraíble para la cabeza ayudará a su bebé a reclinarse cómodamente cuando juegue con los juguetes que cuelgan. Como los columpios para bebés se pueden usar desde el nacimiento, es necesario que proporcionen un soporte adecuado para la cabeza y el cuello hasta que el recién nacido desarrolle el equilibrio del cuello.

Extras:

Muchos vienen con diferentes accesorios como bandejas, barras de juguetes, móviles e incluso pantallas de plasma y música. Asegúrate que sean fácilmente desmontables y que no interrumpan el desenvolvimiento del bebé en el asiento.

Asiento reclinable:

La mayoría de los columpios proporcionan al menos 2 posiciones reclinables: una vertical, una acostada. Estos se pueden usar de acuerdo a cuándo su bebé quiere sentarse o dormir.




La seguridad primero

-Asegúrate que el columpio esté ensamblado correctamente. Nunca dejes al bebé sin supervisión y coloca siempre el arnés de seguridad.

-Verifica que los juguetes estén colgados de manera segura y que no tengan piezas pequeñas o que se puedan soltar al intentar llevárselo a la boca.

-Revisa que el modelo que estás considerando no haya sido retirado del mercado. Para ello, busca el sello de la Asociación de Fabricantes de Productos Juveniles en el empaque, lo que significará que cumple con los estándares de seguridad independientes.

Algunas características de los columpios para bebés

-Básicamente, los columpios se componen de un asiento acolchado que cuelga de un marco. Algunos modelos pueden incluir juguetes, música o luces.

-Algunos se mueven de lado a lado y otros de adelante hacia atrás

-Los modelos viajeros son más ligeros, plegables y compactos, ideales para mantener al bebé tranquilo durante las vacaciones o paseos

-No deben tener bisagras o bordes afilados ya que podrían atrapar o cortar los dedos del bebé

-El asiento debe reclinarse para darle apoyo al cuello y evitar accidentes.

-Revisa el motor en la tienda antes de comprar. Asegúrate de que sea silencioso para que proporcione la tranquilidad que un recién nacido necesita.

-Prefiere los columpios que tengan varias velocidades para que tu bebé decida cuál le gusta

-Verifica los límites de peso

-Certifica que el modelo no haya sido retirado del mercado.

Tipos de columpios

Están clasificados en dos tipos: para bebés y para niños pequeños. El primero se puede usar hasta los 18 meses de edad mientras que el segundo hasta los 2 años.

Los de bebés pequeños también poseen otra clasificación: de acuerdo al tamaño y funciones que realizan.

Tamaño completo:

Proporcionan mejor comodidad y movimiento de balanceo pero puede usarse solo cuando se cuenta con abundante espacio.

Portátiles:

Los portátiles pueden transportarse a donde quiera que vaya. Son simples, livianos y fáciles de llevar. Algunos se convierten en un asiento fijo para alimentar al nene cuando ha crecido un poco.

Combinado:

es un columpio de doble propósito que puede usarse como bouncer, balancín, planeador o cuna. Son compactos y ocupan muy poco espacio.

Planeador:

Los columpios de planeador son productos innovadores que se mueven de una manera suave similar a la de un dócil abrazo.

Cuna:

Entretienen a los bebés cuando están despiertos y los balancean tiernamente para que duerman bien cuando sea necesario, asemejando la calidez y el cuidado maternal.

Rebotador:

Los columpios Bouncer combinan la diversión de los rebotadores con los movimientos serenos de un columpio para brindarles a los bebés un compañero perfecto dependiendo de sus diferentes estados de ánimo y preferencias.

Oscilante:

Su doble función de balanceo y oscilación los convierte en el lugar favorito de su bebé en la tierra al tener un columpio y un balancín en un mismo paquete, además de ahorrar espacio.

Para niños pequeños:

Los columpios para niños pequeños son especiales para bebés entre 6 meses y 3 años. Son el mejor lugar para que tu consentido juegue mientras completas tus tareas. Son en su mayoría colgantes.

Colgantes:

Es un columpio infantil que se puede usar tanto en interiores como en exteriores, colocándolo en un soporte superior.

¿Cuánto costará?

Puedes comprar un modelo sencillo por menos de 30 euros. Las que tienen motores que funcionan a base de pilas y otros objetos adicionales como una barra de juguetes y un toldito para el sol cuestan entre 25 y 100 euros.

Cuidado con la postura

En el momento en que un bebé nace pasa de un medio líquido, flotando (el líquido amniótico), a nuestro medio seco, en el que vivimos bajo la fuerza de la gravedad. Los bebés no tienen fuerza suficiente para mantenerse sentados y por eso deben dormir y permanecer tumbados.

En el momento en que lo sentamos en una sillita, ya sea de coche, mecedora o bouncer, si no está bien puesto, su propio cuerpo (por la fuerza de la gravedad) se flexiona sobre sí mismo, haciendo una «C» demasiado pronunciada que dificulta que puedan expandir el tórax y el abdomen para respirar. Si la cabeza cae además hacia adelante, con la barbilla en el pecho, la dificultad para coger aire es mucho mayor hasta el punto de cortarse el flujo de aire. Si no se remedia esa posición, la muerte es inminente. A esto se le conoce como asfixia postural.

Para evitar este tipo de accidentes, el bebé debe estar bien ubicado con el arnés de sujeción adaptado al volumen del cuerpo de manera que sujete sus hombros pegados a la silla, para evitar que caigan hacia adelante. De igual modo, la cabeza debe quedar alineada con el cuerpo, no hacia adelante.

Ante esta evidencia, los bebés no deberían dormir la siesta, ni de noche, en las sillitas de coche, ni en hamacas o columpios, pues sentados respiran peor que tumbados. Dichos dispositivos de retención deben utilizarse solo en el coche, donde han de posicionarse de manera que ni la cabeza ni los hombros caigan hacia delante y no permanecer en esa posición por más de una hora y media.