Los 7 Mejores Congeladores Pequeños Potentes y Muy Eficientes

Lo que me animó a tener mi propio congelador pequeño fue la comodidad. En un dormitorio universitario, no hay mejor cosa que tener todo a la mano. Pero tras muchos modelos fallidos hicieron todo más difícil. Por ejemplo, los que encontraba perfectos para hielo o para helado, en un principio, de pronto se llenaban de gruesas y molestas capas de hielo, hacían demasiado ruido o se recalentaban.

Pero, si buscaba un mini refrigerador con temperatura programable, no era lo suficiente potente y algunos alimentos o bebidas, como la leche, se me dañaban en un par de días Hubo uno que otro modelo grande por fuera y demasiado estrecho dentro. Ocupaba mucho espacio en el dormitorio, pero cabía poco.

Los probé todos; vertical, horizontal, con puerta de cristal, de puerta corredera, de varias marcas, unos caros, otros menos costosos. A tal punto que llegué a pensar que eran problemas propios del electrodoméstico. Pero la verdad es que no, hoy en día tengo el ideal.




¿Cuál es el mejor congelador pequeño?

Antes de comprar, es bueno saber un par de cosas. Hay al menos dos tipos de mini frigorífico en el mercado. Los altos suelen ser grandes pero prácticos, con congelador separado y una mayor potencia en esa zona. El de cubo es llamado así por su forma, tiene pocas comodidades y menos de 2 pies cúbicos de espacio. Son más económicos, pero menos prácticos, excepto por su tamaño.

En modelos con compartimientos extraíbles vosotros podéis reajustar el espacio de almacenamiento tanto como queráis. Y los estantes de vidrio son mejores para evitar derrames que los de alambre.

Claro que estás buscando el mejor, pero la buena noticia es que, en mi búsqueda, no sólo me topé con un modelo ideal sino con algunos más de buena calidad y asequible, entre los que podéis elegir según vuestra conveniencia. ¿Preparado para echarle un vistazo a mi lista comparativa? Os aseguro que encontraréis el modelo que se ajuste a vosotros.

A continuación te presentamos los mejores congeladores pequeños:

1. Congelador pequeño HISENSE FT130D4AW1 A+99L AN:56.3

Alimentos congelados, alimentos frescos

Si estáis buscando un modelo perfecto para congelar carnes crudas o para mantener otros alimentos por un largo periodo de tiempo, lo mejor es optar por este modelo bastante potente con las bajas temperaturas, especiales para mantener por un largo periodo de tiempo cosas congeladas porque está pensado para ese uso exclusivo.

En caso de que lo busquéis para negocio o dormitorio, os encantará saber que su diseño es bastante discreto. Por lo no ocupará demasiado espacio. Sin embargo, su espacio de almacenamiento es de 98 litros, en un cubo vacío que no cuenta con separadores ni nada que obstruya el espacio. Así que os hablamos de un espacio íntegro para almacenar alimentos por un buen tiempo.

Este mini congelador pertenece a los electrodomésticos de clase energética A+, eso significa que tiene más de 50% de ahorro energético. Lo cual es deseable para la preservación del medio ambiente y vuestra factura eléctrica.

2. Congelador Vertical Bomann GB 388

Un modelo de congelador mini de fácil acceso

Su termostato regulable lo hace un poco más versátil ya que podéis controlar la temperatura para guardar cosas congeladas o cosas que no necesiten más que estar bien refrigeradas, según sea el caso. A su vez, es un modelo vertical, con puerta frontal reversible, para un mejor y más fácil acceso. En su interior, posee una rejilla extraíble que optimiza el espacio para, así, almacenar más cosas sin que estén desordenadas. Cuenta con una capacidad total de almacenamiento de 3kg y función de compresor.

Incluye cubiteras y tiene un lindo diseño clásico de color blanco. Ocupa poco espacio dentro en cualquier lugar en el que se disponga y sus patas son ajustables. En caso de que la electricidad falle, este modelo puede mantener vuestros alimentos en la temperatura adecuada por 12 horas continuas. Cuenta con un bajo consumo de energía, es verdaderamente ecológico, ya que se encuentra en la clase de eficiencia energética A++.

3. Severin KS 9807

Muy baja emisión de ruidos

Cuando se trata de dormitorios compartidos, la baja emisión de ruidos es importantísima en estos aparatos para no recibir quejas del compañero/a de cuatro e incluso para que podáis dormir bien y sin interrupciones. Este modelo cuenta con una emisión de ruidos de tan solo 42 dB(A), una gran ventaja.

Es un modelo bastante ligero, pues pesa tan solo 18 kg, por lo que podéis moverlo de lugar vosotros mismos a la hora de limpiar o cuando queráis cambiar las cosas de sitio para darle dinamismo a la habitación.

Tiene las siguientes dimensiones: una altura de 51 cm y un ancho de 44 cm, con 89 cm de profundidad con la puerta abierta, contando con un espacio de almacenamiento neto de unos 32 litros. Tiene un estante, una bandeja de cubitos de hielo, dos pies ajustables y temperatura ajustable. Por si fuera poco, incluye una alarma de temperatura como característica diferenciadora de otros modelos similares.

4. Mini frigorífico con congelador Ultratec WK1140

Versatilidad y eficiencia

¿Buscáis un modelo de cajones? Pues este posee su propio compartimiento o cajón destinado especialmente al congelador. Esto lo hace, además, el favorito de quienes desean versatilidad como es mi caso. Mientras en el cajón de congelador de 6 litros podéis meter el molde para cubitos de hielo que incluye este modelo, en la parte de afuera podéis mantener snacks y bebidas refrigeradas sin el temor de que se congelen demasiado. Así que es como tener lo mejor de dos mundos, tal y como en los modelos más grandes. Tiene una capacidad total de 42 litros.

Consume solamente unos 112 kWh al año, lo que es un bajo consumo energético, y las bisagras son intercambiables. También incluye bandeja de rejilla y bandeja de goteo. Además de su termostato fácilmente regulable a través de una perilla giratoria. Es un modelo blanco de acero inoxidable, por lo que es resistente a la corrosión.

5. Russell Hobbs RHTTFZ1

Podéis llevarla de campamento

Este mini refrigerador de dimensiones reducidas y ligero, porque pesa tan solo 14 kg, es para espacios pequeños. Y es que se trata de un modelo compacto y optimizado que incluso queda muy bien si se coloca encima de una mesa. Y si os gusta ir a acampar, podéis llevarlo con vosotros.

Funciona perfectamente para guardar las comidas preparadas de la semana, ya que sus bajas temperaturas las mantienen en perfecto estado hasta el día que vayáis a comerlas. Ideal, incluso cuando se trata del almacenaje de carnes crudas en sus 32 litros de almacenaje interior.

Una rejilla lo divide en dos niveles, pero es extraíble para cuando queráis guardar cosas altas. Su puerta es reversible, incluye termostato regulable y un muy conveniente bajo nivel de ruido. Este modelo clásico blanco está clasificado como A + de eficiencia energética, asegurándose de cuidar vuestras facturas de energía y la vida verde del planeta.

6. Congelador pequeño GB 288 de Clatronic

Pequeño, compacto y rendidor

Este congelador de apertura frontal está fenomenal para no gastar demasiada energía en el día a día gracias a su eficiencia energética en grado A++, que consume un 25% menos que otros electrodomésticos en grados de eficiencia similares. De igual manera, esta eficiencia se nota en sus niveles de ruido, que no superan ni los 40 dB. Lo bueno es que de igual manera ofrece una buena capacidad de congelación de 3 kg/24 horas.

En cuanto al espacio, es un modelo vertical que no supera los 30 litros de capacidad, lo cual lo hace ideal para pequeñas fiestas, e incluso para tenerlo en la habitación para darnos ese pequeño gusto a media noche sin tener que pararnos de la cama o simplemente para tener un poco de agua fresca durante esas calurosas noches de verano.

Una bandeja divide a este pequeño congelador en 2 cajones donde fácilmente podrás separar bebidas de comidas. Además, con hacer un sencillo cambio de las bisagras superior e inferior de la puerta puedes modificarla para que abra hacia la izquierda o hacia la derecha. Finalmente, sus buenos materiales permiten mantener la comida refrigerada por un máximo de 12 horas durante apagones.

7. Congelador pequeño Garfield XL de Klarstein

Este congelador pequeño es uno de los mejores de su clase por varios motivos. Uno es que se trata de un modelo vertical, pero que aun así tiene muchísimo espacio y capacidad de almacenamiento, llegando hasta los 75 litros con total facilidad. También cuenta con 3 compartimientos diferentes, de los cuales 2 se pueden extraer y además todos vienen con tapadera, lo cual ayuda a evitar que diferentes alimentos cojan el olor de los otros. También incluye espátula para hielo y cubitera.

Sobre la potencia, este modelo alcanza los -18 ºC de regulación continua, con un dial giratorio que permite regular las temperaturas con facilidad. También cuenta con una potencia de 80 W y eficiencia energética clase A+.

Por otra parte, resulta super cómodo para lugares pequeños y de espacio limitado, ya que tiene bisagras desmontables para que puedas abrir la puerta a la derecha o la izquierda según tu conveniencia.




Capacidad y tamaño del congelador pequeño

mejores-congeladores-pequeñosLa capacidad de un congelador pequeño se suele medir en litros para mantener un estándar. Para que te hagas una idea, pueden venir desde los 30L o menos hasta sobrepasar los 75L en el caso de algún freezer pequeño pero de mayor tamaño. De igual manera, muchos vendedores suelen dar otras medidas referenciales, como cuántas botellas de 2 litros pueden soportar, o incluso cantidades de latas de refresco o cerveza.

En cuanto al tamaño, los puedes conseguir desde los más reducidos y cuadrados para apartamentos tipo estudio, hasta aquellos de mucha altura, pasando por los de altura de encimera o de sobremesa. También vale la pena revisar la profundidad del congelador, ya que alguno será pequeño y estrecho, pero son muy profundos y no caben bien en espacios reducidos.

Congelador pequeño de energía comprimida

Anteriormente, cualquier refrigerador y congelador pequeño funcionaba pasando corrientes de aire a lo largo de los tubos de metal en la parte trasera, pero ahora se emplean compresores de aire que hacen uso del líquido refrigerante colocado en las paredes del congelador pequeño. El líquido absorbe el calor y lo reutiliza para comprimirlo de nuevo y producir aire frío.

Lo bueno de todo esto es que ya los congeladores pueden ser cada vez más pequeños y ocupar menos espacio, pero sí que terminan consumiendo más energía, lo cual puede ser contraproducente.

¿Necesitas puertas reversibles?

La ventaja que ofrecen algunos mini congeladores es que vienen con bisagras en ambos lados de la puerta, como para que puedas abrirla hacia la derecha o la izquierda según lo que necesites y del espacio del que dispones. Si vas a tener este congelador para tu dormitorio estudiantil o la oficina, considera esta función que te puede dar mucha movilidad y conveniencia.

Piensa en un congelador pequeño de puertas con cerrojo

En la mayoría de los casos no será necesario hacerse con uno de estos electrodomésticos con cerrojo. Sin embargo, habrá quienes lo encuentren totalmente útil y hasta necesario. Imagina que tienes tu propio mini congelador vertical en tu oficina, pero cualquier puede entrar y revisar que hay dentro. Ahora, imagina que has guardado la merienda para la tarde y un par de golosinas para mantenerte con vida hasta el final de la jornada. Sería una pena que algún inescrupuloso tenga el descaro de dejarte pasando hambre.

Lo mismo puede pasar en dormitorios, áreas comunes y demás. Por ende, considera un grado de protección con cerrojo si tu caso es alguno de los anteriores.

Principales tipos de congeladores pequeños

Antes de considerar si son de acero inoxidable, de una sola puerta o de cualquier otra cantidad de características, tienes que ver el tipo de congelador que quieres comprar, ya que los hay verticales, de cajón o hasta profundos.

Congelador pequeño vertical

Estos modelos son super convenientes porque no suelen ser demasiado aparatosos, sino que más bien caben fácilmente en prácticamente cualquier puerta, no ocupan demasiado espacio y hasta suelen venir con compartimientos bien divididos para que organices tu comida y bebidas con tranquilidad. ¡También son bastante fáciles de mover de un sitio a otro!

¿Desventajas? Lamentablemente sí las tienen, como que suelen ser un poco más costosos que las demás variedades y también consumen un poco más de energía.

Congelador pequeño profundo o en forma de cofre

Son los mejores en cuanto a eficiencia y capacidad, por lo que son el compañero esencial para cualquiera que necesite congelar mucha comida, o simplemente productos de gran tamaño. Además de esto, son de bajo consumo frente a los modelos verticales y se mantienen fríos durante más tiempo en caso de que haya algún corte de energía.

Lo malo de un congelador pequeño en forma de cofre es que no es tan conveniente como los verticales, ya que el simple hecho de querer mover lo que tengas congelado en el fondo requiere que manipules todo lo que esté en la parte superior. También acumula el hielo con mayor facilidad, así que hay que eliminarlo manualmente cada cierto tiempo.

Congelador pequeño portátil

Tienden a ser más económicos y pequeños que los otros tipos de congeladores pequeños, por lo cual no tienen tanta capacidad, pero te ayudan a ahorrar y te dan conveniencia y facilidad de movimiento. Es que son ideales para mover tus alimentos congelados de un sitio a otro sin importar las condiciones. Por eso son geniales para quienes aman acampar, salir de excursión, navegar, ir en caravana o simplemente sacar los alimentos al patio para hacer una barbacoa sin tener que volver todo el tiempo a la cocina.

Olvídate de llenarlo con hielo, ya que tu congelador pequeño se encargará de todo el trabajo por su cuenta.

Factores a considerar al comprar un congelador pequeño

Precio

El precio es importante no solo al momento de comprar tu nuevo congelador pequeño, sino que también tienes que conocer los costos que acarrea su uso dependiendo de si es de alto consumo o de alta eficiencia energética. En el caso de los congeladores verticales esto cobra vital importancia porque no solo son más costosos que los otros freezers pequeños disponibles, sino que además suelen consumir más energía, así que también son más caros al largo plazo.

Luego tienes que considerar lo que te costará un congelador pequeño con funciones de deshielo, ya que, si bien tendrás que pagar un extra por eso, también es cierto que la conveniencia de no tener que hacer el deshielo por tu cuenta no tiene comparación. En fin, terminas ahorrando tiempo, que es mucho más importante que el dinero.

Consumo de energía

Aparte del tamaño, capacidad o los costos del congelador pequeño, tienes que tener en cuenta que si bien son electrodomésticos pequeños, estarán encendidos las 24 horas del día, así que es importante que tomes en cuenta el nivel de consumo de energía para no terminar con facturas estratosféricas ni causar demasiados daños al medioambiente.

Por eso siempre recomendamos congeladores con eficiencia energética B o mayor. Lo notarás al tiempo en tus facturas de luz.

Nivel de uso

Cuando compres un congelador pequeño tienes que tener en cuenta el tipo de uso que le vas a dar, ya que no todos los usuarios necesitan las mismas funciones o características. Piensa qué tanta comida sueles congelar, si usas muchas bebidas en botellas grandes o vinos, así como el hecho de necesitar compartimientos separados con temperaturas diferenciadas.

Recuerda que la razón por la que estás comprando uno de estos congeladores pequeños para casa, habitación u oficina es porque, en teoría, ya tu congelador grande no tiene el espacio suficiente para guardar todos los productos y víveres que necesitas para tu día a día. O simplemente cuando llegan las fiestas ves que tienes espacio muy pequeño para guardar la comida o bebidas y ya necesitas algo más amplio.

Clasificación climática y de temperatura

Lo recomendado es hacerse con congeladores pequeños con la capacidad de congelación necesaria para mantener una temperatura de -18 ºC. Sin embargo, la habilidad del congelador pequeño para hacerlo depende mucho también del ambiente en donde se encuentre. Para personas que planean ponerlo dentro de un cuarto pequeño o la cocina, no será una consideración demasiado importante, pero si vas a tener el congelador pequeño en tu garaje o al aire libre, será esencial.

Opciones de organización

Con los modelos verticales tendrás diferentes cajones y mucha comodidad para organizar en compartimientos, mientras que con los congeladores profundos vendrán con cestas o bandejas de rejilla que ayudan un poco en la organización. Sin embargo, tendrás que agacharte y mover muchas cosas para llegar a lo del fondo.

Congelador pequeño silencioso

El nivel de ruido siempre es una consideración fundamental, sobre todo en congeladores que usarás en tu habitación y otros lugares pequeños o donde hace falta silencio como en oficinas, despachos o estudios. Como regla general, ten en cuenta que los modelos con deshielo automático suelen ser más ruidosos. Los más pequeños y eficientes, así como los individuales, tienden a ser bastante más silenciosos e ideales para cualquier espacio pequeño.

Funcionamiento durante cortes de electricidad

Si vives en zonas donde suele haber cortes o apagones, te interesará saber que hay modelos que lo hacen mejor que otros en caso de que se vaya la energía. Así te ahorras tiempo en tener que limpiar el congelador pequeño de olores molestos y de suciedad, ya que la comida no se pondrá mala tan rápidamente. Por lo general, los modelos de cofre son los mejores en este aspecto.

Funciones de deshielo

Por si no lo sabías, a cualquier congelador pequeño se le acumula hielo en los bordes, lo cual disminuye su rendimiento. Para quitarlo hay que hacer labores manuales bastante complicadas o bien contar con un modelo con sistemas no frost que elimine ese pequeño hielo automáticamente. Son más costosos y ruidosos, pero mucho más convenientes.

Otras funciones a considerar en tu nuevo congelador pequeño

Como el mundo del congelador pequeño ha evolucionado tanto durante los años, hay hasta más características de las que te he comentado hasta ahora:

Congelador pequeño con cerraduras

Cuando se trata de comprar un congelador pequeño que colocarás en áreas comunes o si no quieres que los niños accedan a la comida sin permiso, es bueno considerar la posibilidad de un modelo con cerradura.

Congelado suave

Es una función perfecta para amantes del helado, ya que permite congelar los productos a temperaturas muy específicas y evitar que los alimentos queden demasiado duros. Es ideal para paletas de helado más cremosas.

Congelador pequeño con termostato de dial

Con esto podrás controlar más fácilmente la temperatura.

Combinación de refrigerador y congelador pequeño

Hay modelos que te permiten cambiar entre modo de refrigerador y modo congelador para que te adecúes mejor al tipo exacto de comida que necesitas guardar. Es que a veces puede que te venga mejor un refri en ciertas temporadas.

¿Cómo usarás el congelador?

Hay básicamente dos tipos de usos por los cuales necesitarías un congelador pequeño. El primero es porque probablemente tu refrigerador de tamaño completo tenga un congelador pequeño demasiado diminuto, lo cual hace que necesites de uno adicional que te de la comodidad y espacio necesarios para poner el extra de víveres que sueles consumir. En ese caso lo mejor es comprar un congelador pequeño vertical.

Ahora bien, si tu idea es comprar carnes, pescado o cualquier otro producto en grandes cantidades para congelarlo y tenerlo allí guardado durante todo el año, lo mejor es que pienses en algún congelador pequeño profundo con gran capacidad de almacenamiento y menor gasto energético.

El espacio que necesitas para tu congelador pequeño

Hay modelos compactos, pequeños, medianos y grandes. Recuerda que tanto la capacidad como el coste inicial y el coste de mantenimiento va aumentando a medida que aumentamos el tamaño del congelador pequeño, así que considera exactamente qué es lo que necesitas de tu nuevo congelador antes de escoger un modelo en específico. Para pequeñas fiestas, lo más seguro es que con uno pequeño con espacio para vasos tengas más que suficiente, pero para guardar muchos contenidos, considera aumentar la capacidad.

Dicho esto, también hay congelador pequeño de una puerta nada más o hasta de dos. Piensa esto también en relación con el tamaño de las cosas que vayas a guardar, ya que las dos puertas te permitirán almacenar productos de mayores dimensiones.

¿Dónde se usará el congelador?

Esto es fundamental para escoger no solo el tamaño del congelador pequeño, sino también la dirección en que abrirá, sea de una puerta o dos, y hasta los espacios por donde tendrás que mover el congelador, como puertas o pasillos. Recuerda también dejar algo de espacio entre el congelador pequeño y las paredes o el fondo, como para que circule aire con libertad y no se recaliente.

Si lo emplearás al aire libre, recuerda revisar que soporte un rango de temperaturas más amplio para evitar que se dañe o que funcione de forma inadecuada en ciertas condiciones ambientales.

El deshielo manual

Un congelador pequeño sin sistemas de deshielo automático será bastante más silencioso, económico y energéticamente eficiente y además tampoco resecan la comida tan rápidamente como los modelos con deshielo automático. El tema es que tendrás que quitar esa capa de hielo extra que se va acumulando poco a poco. De hecho, lo normal es que haya que hacer algún deshielo manual una vez cada 6 meses.

Lo malo es que, si no tienes el tiempo suficiente para hacerlo y dejas que el hielo se acumule y sobrepase el cm de grosor, verás cómo esa eficiencia energética se pierde muy rápidamente.

Por ende, si no tienes el tiempo suficiente para hacerle ese pequeño mantenimiento durante el año, o simplemente no tienes las ganas o energías para dedicarle, busca cualquier otro congelador pequeño con sistemas anti hielo.


También te puede interesar:

Los 6 Mejores Mini Frigoríficos Para Tu Habitación u Oficina

Los 10 Mejores Frigoríficos Para Que Mantengáis Muy Bien Refrigerados Vuestros Alimentos