Los 7 Mejores Cortafiambres de 2019

Cortar la comida en casa siempre fue una pesadilla hasta que por fin dimos con el mejor cortafiambres. Es que tomar las piezas de embutidos o carnes y comenzar a rebanarlas a mano es demasiado trabajoso y, por más práctica que tengamos y por más que lo intentemos, las rebanadas nunca quedan del grosor que nos encantan. De hecho, a veces hasta terminamos haciendo un desastre con rebanadas para nada uniformes u otras que quedan con formas que ni pensábamos que existían. Y ni hablar del riesgo a cortarnos accidentalmente mientras lidiamos con los alimentos.

Lo cierto es que ya podemos decir adiós a todos esos problemas y darnos el gusto de usar una buena máquina de cortar fiambre que se encarga de la tarea y puede darnos rebanadas perfectas, del grosor exacto que nos gusta y sin hacer casi ningún esfuerzo.

¿Cuál es el mejor cortafiambres?

SI andas sufriendo tratando de encontrar ese modelo perfecto puedes chequear esta lista comparativa con los mejores cortafiambres disponibles en el mercado. Cada uno viene equipado con un conjunto de características que lo hace resaltar del resto y que seguramente te van a encantar.

El único problema es que tal vez te todos terminen gustando tanto que no sepas cuál escoger y quieras llevártelos todos. De todas formas, para eso te invitamos a que sigas leyendo más allá y te enteres de nuestros mejores consejos para saber qué buscar y cómo elegir el mejor cortafiambre. Pero, por los momentos, vamos a darle un vistazo a estas opciones para uso doméstico que cuentan con cuchillas de acero inoxidable, interruptores para evitar accidentes, mecanismos con amplitud regulable, grosores estables, facilidad de uso y limpieza y mucho más.

A continuación te presentamos los mejores cortafiambres:

1. Cortafiambres Bomann MA 451

Todo el que quiera sentirse un profesional en la cocina y regular bien el grosor de un corte especial para lonchas más finas de queso, jamón o incluso carne asada, tiene que considerar este modelo. Es muy importante que el cuerpo sea de acero inoxidable para prolongar su vida útil y este lo tiene. 

Hay quienes con mucha hambre cortan todo muy rápido y ¡oops! Puede salir volando alguno de los dedos, así que una ventaja de este cortafiambres es que cuenta con un rail guía metálico y protección para las manos, además de la base antideslizante que también protege de posibles accidentes. 

Otro detalle es que es fácil de limpiar, así que después de un gusto con los cortes delgados o gruesos, no vendrá un susto con el aseo del aparato. 

2. Cortafiambres Severin AS 3915

Este ejemplar es prácticamente un ayudante de cocina ideal. No tenéis que preocuparos por dañar la cuchilla con las diferentes texturas de la comida porque trae recambios, cuchillas intercambiables, por ejemplo para el jamón. Es bastante preciso y el espesor del corte es regulable para que tengáis rebanadas de 0 a 15 mm. 

Si os preocupa la seguridad al utilizarlo el interruptor con luz os mantiene al tanto del funcionamiento del sistema y el carro de deslizamiento viene con protección para dedos, así que no hay por qué temer. 

No es necesario hacer esfuerzos muy grandes con las piezas de alimento a cortar, por que esta máquina tiene mucha potencia, de hecho si lo hacéis podéis provocar que las lonchas os salgan más gruesas de lo que queríais. 

3. Cortafiambres metálico MAS9555M Bosch

Para un corte preciso

Este es un modelo metálico y muy versátil con un sistema capaz de cortar quesos, jamones y hasta pan y verduras. Además de eso, también lo hace con excelente precisión y te puede dar grosores de entre 0 y 15 mm. De hecho, es tal su precisión, que también sirve para cortar quesos suaves en rebanadas muy delgadas y con lentitud.

En cuanto a la seguridad, incluye un interruptor, protección para el pulgar, superficies planas de fácil uso y además cuenta con ventosas de buena calidad que aseguran que el aparato no se moverá del sitio accidentalmente.

4. Cortafiambres Profesional Spice Paprika Pressofusione Gardino

Buen diseño y calidad

Nos encanta este cortafiambres porque viene con un diseño bastante vintage y atractivo, además de que tiene una cuchilla antiadherente, profesional y de altísima calidad hecha en Italia y que puedes escoger en tres tamaños diferentes según tus necesidades específicas en la cocina: de 22, de 25 y de 27.5 cm.

Tiene un motor potente y silencioso que funciona con corriente de 160 vatios y es de tipo automático, con una estructura muy resistente y duradera hecha con aluminio. También tiene buenas protecciones para tu seguridad y puedes ajustar el grosor de corte con precisión.

5. Cortadora de fiambres 195 Gl Serie Lusso RGV

Un diseño más seguro y confiable

Es un modelo que llama la atención desde el comienzo por su apariencia moderna y de calidad. Es que está hecha con acero inoxidable y aluminio, con un acabado en color plata y disco liso. También tiene una cubierta de plástico protectora en la zona donde se sostiene la bandeja con las manos, para protegerlas de cualquier corte accidental. Aparte de eso también cuenta con un interruptor de seguridad para prender y apagar con facilidad.

Es apto para rebanar quesos, jamones y embutidos, pesa 11 kg y tiene un voltaje de 230 voltios.

6. Máquina cortafiambres E16 Duo Plus Ritter

No tiene falla

Desde que le pones la vista por primera vez, te das cuenta de que este modelo de la marca alemana Ritter destaca por su alta calidad y el diseño seguro y duradero. Aparte de eso, viene equipado con un motor ecológico de bajo consumo de energía que utiliza apenas 65 vatios por hora.

También destaca porque cuenta con un disco dentado con borde pulido de 17 cm de diámetro que puede darte rebanadas de un grosor máximo de 20 mm, así como una bandeja deslizante y recolector de residuos extraíble para servir y limpiar con facilidad.

7. Cortafiambre eléctrico 8604 Garhe

Lo corta todo con facilidad

Resalta por su disco de corte dentado que te permite trabajar con prácticamente cualquier tipo de alimento y porque también viene equipado con un regulador de corte para darte toda la precisión que necesitas en cortes de entre 0 y 15 mm de grosor. Además de eso, la pared de apoyo está reforzada para ofrecer mayor estabilidad y uniformidad en el corte y cuenta con diseño de carro y cuchilla fáciles de desmontar para su mantenimiento y limpieza. Finalmente, pesa solamente 4.3 kg, emplea un voltaje de 230 voltios y es compacto.

¿Qué es un cortafiambres?

Estamos hablando de útiles instrumentos para tu cocina que te permiten picar alimentos en rebanadas uniformes y del tamaño y grosor exacto que deseas. 

mejor-cortafiambres

De hecho, estas máquinas de cortar fiambre suelen estar hechas para trabajar con alimentos específicos, como huevos sancochados, carnes, quesos y otros embutidos. Igualmente, podrás ver que hay modelos hechos especialmente para el hogar, los cuales son pequeños, cómodos y convenientes, mientras que hay otros de mayor tamaño y mayor capacidad hechos para usos profesionales en restaurantes o supermercados.

Beneficios de tener un cortafiambres en casa

Te podemos hablar de al menos 5 beneficios de tener una de estas cortadoras de fiambre en casa pero estamos seguros de que, una vez que tengas la tuya propia, te vas a dar cuenta de que hay todavía más beneficios que se descubren solamente cuando pruebas una.

Eficiencia

Una de las ventajas más notables de comprar un cortafiambres es que te permite tener una mayor rapidez y precisión a la hora de seccionar tus alimentos. Y la verdad es que a nadie le gusta tener que picar a mano cada rebanada de relleno para los emparedados que los chicos llevarán al colegio o tener que rebanar a mano cada trozo de carne para el almuerzo. Así que, con un cortafiambres te ahorras todo ese dinero y esfuerzo.

Uniformidad

Aparte de la rapidez y eficiencia, comprar el cortafiambres te permite mantener un grosor uniforme en todas las rebanadas de tus alimentos gracias a que se les puede ajustar el grosor y, una vez que lo haces, se mantiene así para cada una de las rebanadas. Así puedes darles a todos en tu hogar rebanadas del grosor que realmente les gusta.

Facilidad de uso

No solo te evitan tener que hacer todo con tus manos, sino que también pueden hacer su trabajo de una manera muy sencilla y sin que tengas que hacer casi ningún esfuerzo. Solamente colocas las piezas de embutidos o carne en el aparato, eliges la amplitud de corte que te gusta y a rebanar.

Rebanadas delgadas y limpias

Muchas personas prefieren mucho más las rebanadas delgadas de jamones y carnes y con un cortafiambres de buena calidad esto es posible. Aparte de eso, también sirven para picar otros alimentos que también suelen consumirse en pedazos bastante delgados, como las papas, cebollas, el repollo y más. Esta también es una manera de tener más y más rebanadas sin gastar tan rápido toda la pieza. Es decir, te ayuda a ahorrar.

Te ahorra dinero

Existe otra manera en que estos productos te permiten ahorrar al largo plazo. Estamos hablando de comprar los productos sin rebanar en el supermercado, es decir, la pieza entera. Es que el queso, carne y cualquier embutido que compras ya cortado y empaquetado siempre es más costoso porque, claramente, te cobran el trabajo de cortarlos.

Si te llevas una pieza de mozzarella o jamón sin rebanar, te va a salir mucho más asequible y podrás ver los beneficios en tu bolsillo al poco tiempo.

Tipos de cortafiambres

cortafiambres-con-discos

Ahora bien, no todos los cortafiambres son iguales. Estas máquinas pueden ser manuales o eléctricas y, aunque las diferencias son muy sencillas, vale la pena aclarar las ventajas de cada variedad y sus posibles usos.

Eléctricos

Estos modelos también son conocidos como cortafiambres automáticos y, en realidad, son los más populares del mercado por su facilidad de uso y su altísima conveniencia. Básicamente, hacen uso de un motor activado por electricidad que mueve la paleta donde colocas la comida y la lleva hacia el disco de corte una y otra vez, haciendo así cada corte automáticamente, sin que tengas que hacer más nada. Es un ayudante doméstico ideal.

Claro que también pueden ser usados en modo manual por si quieres tener más control de lo que vas a cercenar o si estamos hablando de alimentos más pequeños y que requieran de un mayor cuidado como papas o cebollas.

Manuales

Con estos modelos tienes que encargarte de mover la paleta tú mismo para llevar los alimentos hacia la cuchilla de acero inoxidable. El problema es que requieren de mayor esfuerzo y, naturalmente, son un poco más lentos que los automáticos. No obstante, si lo quieres para un uso sencillo en casa y no necesitas trocear demasiada comida con rapidez, entonces puede que este tipo de aparato sea perfecto para ti. También vale acotar con son menos costosos.

Aparte de eso, algunas personas los prefieren frente a los otros electrodomésticos, porque te dan mayor control a la hora de cortar la comida, sobre todo las carnes. De hecho, muchos usuarios aseguran que dan una mejor textura y sabor a cada corte de carne que los cortafiambres eléctricos.

Escogiendo el mejor cortafiambres para ti

Aparte de pensar en la tecnología que usa, también tienes que considerar varias cosas referentes a las características del modelo, como su capacidad, facilidad de uso, el regulador de corte, si incluye interruptor de seguridad o algún otro tipo de componente para evitar accidentes; así como aspectos relacionados con el uso que le darás, como lo que vas a tajar, el tamaño de los alimentos, entre otras cosas:

Piensa en lo que vas a cortar

Como te comentamos anteriormente, si vas a cortar algo en bajas cantidades o con poca frecuencia, puede que un cortafiambres manual sea más que suficiente. No obstante, si buscas rebanadas delgadas y uniformes o piensas cortar grandes cantidades de alimentos con frecuencia, lo mejor es que busques un modelo automático que te facilite el trabajo y te dé resultados más consistentes.

¿Lo quieres para cortar queso?

El queso es uno de los alimentos más difíciles de rebanar para una máquina de cortar fiambre. De hecho, si tu primer objetivo es cortar quesos, vas a necesitar un modelo de muy alta calidad y confiabilidad, ya que no todos pueden hacerlo de manera consistente. También es bueno chequear si la marca especifica si el producto es apto para cortar quesos con grandes cantidades.

¿Cuántas horas al día planeas usarlo?

Existen cortadores de baja capacidad y bajo costo que son ideales para pequeñas cantidades de comida y poca frecuencia. No obstante, si tienes que cortar hasta 4 horas todos los días, entonces te será mejor hacerte con un modelo de alta capacidad y durabilidad.

Piensa en el tamaño de lo que quieres cortar

No es lo mismo cercenar una pieza rectangular de queso que picar un jamón completo en una de estas rebanadoras, ya que para un alimento se requiere una hojilla más pequeña y para el otro hará falta una cuchilla más grande. Por eso es importante que siempre tengas en cuenta qué es lo más grande que piensas cortar para escoger un modelo que se adapte a esa necesidad.

¿Necesitas rebanadas gruesas?

Por otro lado, es importante conocer realmente los grosores que quieres lograr, así que te toca saber exactamente cómo le gustan sus quesos, jamones etc., a tu pareja, amigos o los miembros de tu familia.

Piensa a futuro

A veces pensamos solamente en lo que queremos hacer hoy y olvidamos que en un futuro no tan lejano podríamos querer lograr otras cosas. Si tu respuesta a la pregunta “¿me veo cortando una pieza grande de jamón o de carne en un futuro próximo?” es “sí”, entonces te recomendamos ir revisando la sección de cortadores no tan compactos.

El tamaño de la cuchilla también importa

Dependiendo del tamaño y cantidades de lo que quieras rebanar, tienes que escoger una cuchilla de acero inoxidable que se ajuste a eso. Por lo general, una cuchilla de 17 a 22 cm será suficiente si cortas alimentos pequeños o en poca frecuencia. Por el contrario, si la necesitas para uso pesado, busca una cuchilla de 25 a 30 cm.

Limpieza y mantenimiento

cortafiambres-para-corte

Estamos hablando de un aparto hecho para trabajar con comida, por lo que no está de más recordarte que tiene que estar siempre limpio e higiénico, ya que es muy fácil que se acumulen restos de grasa y comida que atraigan gérmenes y hongos.

La manera adecuada para lavar estas máquinas es hacerlo todos los días con un líquido limpiador de buena calidad y agua, aunque también existen buenos productos especiales hechos para limpiar cortafiambres. Al mismo tiempo, tienes que mantener las partes móviles bien lubricadas para que no haya fallas en el mecanismo y te asegures de que el aparato te funcione adecuadamente por mucho tiempo.