Los 5 Mejores Discos Duros SSD Para Un Máximo Almacenamiento De Tu Información Privilegiada

El mejor disco duro SSD te permitirá almacenar decenas de miles e incluso millones de contenidos que por problemas de espacio no cabrían dentro de tu dispositivo de uso común. Estas unidades están teniendo mucha más fuerza últimamente debido a la necesidad del almacenamiento, y la radicalización del mundo digital donde todo tiene espacio en una memoria.

Estas unidades son realmente versátiles, porque pueden ser adaptadas a un sinfín de equipos electrónicos, como computadoras, cámaras de grabación, entre otros, que, dado el caso, permitirá optimizar la velocidad y el rendimiento del equipo, o bien tener bien documentado cualquier movimiento hecho en tu compañía, hogar o galpón.

Al contrario de la creencia popular, estos productos sí pueden ser encontrados en las tiendas a un precio bastante asequible y cómodo que garantice una buena inversión con tiempo. Por esa razón, te invitamos a que leas detalladamente nuestro artículo debido a que estos artículos se han vuelto en una necesidad durante estos días, y lo seguirán siendo por un largo tiempo hasta que la tecnología encuentre un nuevo método de almacenamiento tan eficaz y óptimo como este.

¿Cuál es el mejor disco duro SSD?

La mejor opción será aquella que ofrezca mayor capacidad a un menor precio, y que ofrezca una buena durabilidad con el tiempo. Además, también debe ajustarse perfectamente a los requerimientos para los cuáles ha sido adquirido.

Para esto, hemos realizado una lista comparativa en donde colocamos los cinco productos con los estándares de calidad más altos, y con excelentes reseñas y opiniones hechas por el consumidor, y de esta forma, proveer un servicio mucho más impecable. Debajo de la lista encontrarás una pequeña guía informativa sobre qué características y elementos tener en cuenta al comprar una de estas opciones.

A continuación te presentamos los mejores discos duros SSD: 

1. Samsung MZ-7PD512BW SSD 840 PRO

Memoria compacta y eficiente

 

Este aparato de 2.5 pulgadas, cuya presentación en el mercado lo hace inigualable en las máquinas SATA III. La transferencia de datos puede alcanzar una increíble velocidad de 540 MB/s. Esta unidad no tiene partes movibles, lo cual lo hace ideal para poder resistir cualquier caída o golpe.

La característica de seguridad es impresionante, tiene una encriptación de 256-bit. Puedes hacer particiones de 256 GB cada uno, o incluso, crear una división más pequeña de 128GB, mientras la otra capacidad restante es aplicada en otras tareas. Por cierto, es compatible con una gran parte de tarjetas madres disponibles; incluso, con aquellas utilizadas por la Apple.

 2. Disco duro sólido interno Crucial MX300

Un modelo súper interesante de más de 500gb

La versatilidad caracteriza a este producto que es capaz de alcanzar velocidades de transferencia de hasta 530 MB/s, y una rapidez de escritura de 510 megabytes por segundo. Ha sido fabricada con una eficiencia energética 90 veces superior a la de una unidad común y corriente, es decir, solamente utiliza 0.0075 Watts, mientras los demás alcanzan los 6.8.

También, tiene una aceleración de escritura dinámica que brinda una mayor rapidez en la ejecución, recepción y envío de datos. La encriptación está basada en tecnología RAIN bajo el estándar AES 256-bit. Como un plus, está el hecho de que el producto no se recalienta.

3. SanDisk SDSSDA-120G-G26

Revive a los muertos

Instalando un artículo de alta gama como este, le permitirá a tu viejo ordenador tener una capacidad de respuesta y ejecución de tareas con mucha mayor rapidez y eliminado las veces en que se cuelga. Es 20 veces más rápida que una unidad de estado sólido normal, debido a que tiene hasta 535 MB/s en velocidad de lectura secuencial, y velocidades de escritura que alcanzan los 445 MB/s.

Está realizada con material de alta durabilidad y resistencia que permitirá que la unidad no sufra ningún tipo de alteración o daño luego de un golpe.

4. Toshiba OCZ TL100

Precio cómodo, alta eficiencia

Una lectura secuencial a un índice de hasta 550 MB/s, y una capacidad de escritura punteada en 530 MB/s le brindará a tu ordenador, consola, o cualquier otro dispositivo mucha mayor velocidad en arranque y ejecución de cualquier tipo de programa.

Tiene una garantía, común de la marca Toshiba, que se expande hasta los 3 años. Ahorrará significativamente la electricidad consumida, permitiendo así extender la vida de la batería de tu computadora. Tiene un tamaño bastante cómodo de apenas 2.5 pulgadas, construida con tecnología TLC NAND en memoria flash. Incluye un software para que las labores de mantenimiento y control de tu disco sea más fácil.

 5. WD Blue PC SSD

Una inversión muy útil

Los tiempos de carga y arranque de aplicaciones u ordenadores serán disminuidos a su máximo exponencial una vez instalada esta unidad, gracias a sus 250GB/s, compactados en un artículo que posee una interfaz gráfica de 6gb/s que permite trabajar en varias tareas a la vez, facilitando así cualquier tipo de labor.

La tasa de resistencia está situada en 400 TBW y hasta 1,75 millones de horas de uso. Son capaces de alcanzar niveles líderes en el mercado de hasta 545 MB/s y 525 MB/s. Es ideal para el uso donde la transmisión de información se volátil y voluminosa, de forma tal que pueda ser ejecutada eficazmente.




¿Qué es un estado sólido?

mejor-disco-duro-SSD

Disco Duro SSD

Es un dispositivo de almacenamiento para tu computadora. En el uso diario, provee la misma funcionalidad que un disco duro (HDD) – el estándar para portátiles y ordenadores durante muchos años. De hecho, ni siquiera sabrías si estás usando un SSD o HDD si no fuese por las diferencias en cómo ellos operan.

El HDD almacena su información en un platón de metal girante; y cuando sea que tu computadora quiera acceder a alguna de esa data, un pequeño componente de forma de ajuga (llamada cabeza) y lo mueve a la data para luego dársela al ordenador.

Escribir datos en un HDD funciona en una forma parecida, donde las partes están en constante movimiento. Sin embargo, el SSD no se mueve del todo, éste solo dice «está bien, aquí está». Esta es una explicación simplificada, desde luego, pero seguramente notaste que el proceso es más directo y eficiente. También, la velocidad es una ventaja principal de un SSD sobre un estado sólido tradicional. Esto hace al primero la mejora más simple para tu ordenador si estás buscando operar más rápido.

¿Cómo escoger la mejor opción?

Escoger la mejor opción para ti no es difícil, pero el proceso puede ser un poco estresante con tantas marcas disponibles. En esta sección, te mostraremos qué debes observar cuando hagas la selección, y también te daremos unas pocas recomendaciones que te servirán.

Todos los SSD son rápidos, y se sentirá como una gran mejora, pero cuando estás gastando significativamente más dinero en un disco que brinda menos almacenamiento, quieres tener el mejor. También quieres una pieza confiable y duradera, y esto es un poco difícil de escoger si tienes poca experiencia con la tecnología.

Velocidades máximas

La velocidad máxima de lectura está alrededor de los 400 MB/segundo, y la máxima de escritura ronda los 300MB/s. Estos números no tienen que ser exactos, un poco más rápido o lento no hará una diferencia significante.

Velocidades reales

Las compañías de SSD generalmente no brindan lecturas y escrituras con rapidez real, debido a que está garantizado que serán más baja que las máximas. Afortunadamente, muchas reseñas en línea contienen resultados de test de este índice. En plataformas de venta en línea, a menudo encontrarás usuarios que han publicado capturas de pantalla de sus resultados.

Al observar esta información, puede ser un poco desconcertante porque los índices reales son un poco más bajos. Si el resultado revela una velocidad de lectura y escritura a 2/3 del máximo, entonces es una buena opción. Si aplicas esto a nuestra máxima velocidad puesta arriba (400MB/s y 300MB/s), sería entonces una velocidad total de 265MB/s y 200 respectivamente.

Memoria Flash NAND de celda multinivel

Cuando estés comprando tu producto, descubrirás dos tipos de memoria: celda multinivel (MLC), y celda simple (SLC). La primera diferencia es que la memoria MLc puede almacenar más información en cada celda. La ventaja aquí es que es más barata para producir, y el SLC es a menudo mucho más cara para el consumidor promedio. La desventaja es un alto índice de error, pero una SSD con un código corrector, puede ayudar a prevenir estos problemas.

Soporte SATA III

La mayoría de estos discos duros usan la interfaz del Serial ATA (SATA), pero no todos usan la última versión y esto puede limitar el rendimiento de tu SSD. Esto es debido a que SATA I puede transferir información a 1,5 Gbps, Sata II a 3.0 Gbps, mientras que Sata III lo hace a 6 Gbps.

Esto asegura que tu disco tiene suficiente banda ancha para enviar información tan rápido como sea posible, y querrás que tu unidad sea compatible también con SATA III. Debes tener en cuenta que tu computadora debe soportar las especificaciones más recientes de SATA.

Memoria ECC

El código de error de conexión de la memoria hace lo que el nombre implica:  le brinda a tu SDD la habilidad de detectar y corregir tipos comunes de corrupción de información de forma que no terminas con data sin uso en tu disco. Un SDD con memoria ECC es más confiable.

Una historia de confiabilidad

La confiabilidad es una cosa muy difícil de mesurar, pero hay unos trucos que puedes emplear para conseguir una buena idea. Primero, busca una opción que esté hecha por una empresa que haya estado en el negocio por un buen rato (como OCZ y Crucial).

Esta tecnología es claramente nueva, pero no por eso tienes que ir con cualquier empresa que recientemente haya decido entrar en el mundo de los estados sólidos. Adicionalmente, busca en el índice de cada SSD recibidos en reseñas de compras en línea. Si tiene una puntuación de 3.5 de 5 o superior, son frecuentemente los puntos de un disco confiable.

Cuando estos índices son menores, querrías buscar algo más. Incluso, las compañías más confiables hacen productos no tan buenos en ocasiones. Así que mantén un ojo en las reseñas para evitar comprar un limón.

Pégate con los nombres de marca

En un momento, las grandes compañías de SSD en el área ofrecían solamente productos semi-caros, sin querer diluir el valor de la marca o rebanar sus ganancias a niveles súper fines a través de la división de productos de bajo precio en el mercado.

Pero ahora que estas unidades se han convertido más comunes, y la opción TLC NAND ha probado ser una alternativa efectiva de bajo costo a las soluciones de precio alto, las empresas de alto nivel tienen una unidad de precio bajo para competir en ese segmento.

Software

Aunque muchos entusiastas temporadistas no encuentran un software de almacenamiento como una necesidad, algunas compañías ofrecen un paquete con sus SSDs que puede ser sorpresivamente útil.

Un par de empresas deshicieron esta tendencia hace un par de años debido a la creación de discos con utilidades robustas que te dejan examinar cada faceta de la unidad, incluyendo su nivel de salud general, monto de información escrita en ella, y si tu sistema está o no configurado para extraer el máximo rendimiento del SSD.

Busca también un software que incluya una utilidad de clonación del disco si estás mejorando desde un estado sólido en una computadora existente, más que instalar un nuevo sistema operativo de cero.

Garantía

Tal y como lo harías con cualquier dispositivo, querrás checar la garantía disponible antes de comprar. Una gran porción de las opciones económicas que hemos probado presenta una garantía de tres años, más que los planes largos de las unidades más económicas.

Terminología

SATA

Se refiere tanto al tipo de conexión física y el protocolo de transferencia que lleva. El conector físico es usado por disco duros de 3.5 y 2.5 pulgadas, así como casi todos los SSD. Si posees una computadora de escritorio, o una laptop más grande, probablemente tome un SATA de 2.5 pulgadas.

Los discos que usan el protocolo SATA también vienen con conectores físicamente más pequeños mSATA y M.2. El estándar SATA III puede transferir información a un nivel de alrededor 600MB/s.

PCIe

Es una interfaz más rápida que es capaz de transferir información a una velocidad de hasta 985Mb/s. Una buena parte de los SSDs PCIe usan una interfaz de cuatro lanas, lo cual añade una velocidad teórica de 3,940 MB/s, o 6.5 veces más rápido que SATA.

También, están hechos para las tarjetas madres más nuevas y casi todas las Ultrabooks, y son tarjetas M.2, aunque es posible conseguir tarjetas a tamaño completo PCIe que se ajustarán en los ordenadores más recientes. SSDs PCIe M.2 tienden a usar más poder que su contraparte SATA, lo cual ligeramente incrementa el calor y reduce la vida de la batería.

M.2

Es un tipo de conector físico usado tanta para SATA y discos duros PCIe; es usado en la mayoría de ultrabooks y ordenadores de alta calidad. Estos vienen en una variedad de tamaños, pero el M.2280 (22mm de ancho por 80 milímetros de largo) es el más común.

También, pueden venir en tres diferentes claves, la cual determina cuántas lanas de PCIe usa la unidad. Cuando compres este tipo, es importante asegurarse de que estás consiguiendo la interfaz correcta, en tamaño y clave para tu máquina, pero no es tan difícil como podría sonar. Casi todos los discos duros M.2 son 2280, la mayoría del SATA SSDs usa clave B+Ḿ, los PCIe usan como código la M.

NVMe

Es un nuevo protocolo de interfaz para estados sólidos PCIe, tomando el lugar de AHCI usado con los estados sólidos SATA y discos duros SSD. Permite lecturas y escrituras mucho más rápidas.

mSATA

Fueron usados en muchos ultrabooks antes de que el M.2 se convirtiera en común. La mayoría de las laptops nuevas usan M.2, pero otras con mSATA están todavía en uso, y el reemplazo de las mSATA SSD están todavía disponibles (aunque un poco raro usarlas en la actualidad).

Instalando un SSD

Si quieres copiar tu existente disco duro sobre tu SSD antes de instalarlo, necesitarás clonar el software y algún hardware adicional. Necesitarás una forma de conectar tu nuevo disco duro a tu computadora mientras estás clonando el viejo.

Los usuarios de computadoras de escritorio solo necesitan buscar el SSD para tener poder de repuesto y cables en su PC, pero los usuarios de laptops con discos duros SATA de 2.5 pulgadas necesitan una encerradora SATA a USB. Algunos vienen con kits mejorados que incluyen un adaptador, pero conseguir una versión adecuada es menos cara.

Optimiza tu unidad para un óptimo desempeño

Para la mayoría, no hay mucho que hacer para optimizar tu producto. Es lo suficientemente rápido, y debería hacer su trabajo sin ningún ajuste. Dicho esto, puedes lograr un mejor rendimiento y longevidad con unos pocos ajustes.

Activa el TRIM

La primera cosa que deberías hacer después de instalar y configurar tu SSD es activar el TRIM. ¿Pero qué es esto? Es un comando que permite a un sistema operativo informar a un disco duro el cual bloquea la data que no está considerada en uso y que puede ser eliminada internamente.

Básicamente previene que sea sobre usado. Como cualquier componente, estas unidades tienen un límite de vida. El TRIM ayuda a mantener tu disco funcionando un poco más de tiempo, así que querrás tenerlo activado si tu unidad lo soporta.

No desfragmentes tu SSD

Cuando la información es almacenada, a menudo termina en varias partes que no están todas en el mismo lugar. Esto es llamado fragmentación de la información. Disminuye al HDD porque la cabeza del disco necesita moverse de un logar a otro para leer todos los bits de información. Esto puede ser solucionado un proceso llamado desfragmentación, el cual está integrado en las recientes versiones de Windows 7 y superior, así como también en OS X.

Debido a que la ubicación de la data en un SSD es bastante irrelevante, debido a que se puede acceder sin importar donde esté, desfragmentar el SSD no es solamente innecesario, sino que también malo para el disco también. Mientras la mayoría durará tanta como lo necesites, desfragmentar la unidad envuelve leer y escribir información innecesariamente y estas acciones acortarán la vida de tu producto. No brinda un beneficio real, y puede dañar el disco. Tómalo en cuenta.

Esta memoria externa, es ideal para obtener velocidades de transferencia superior, así como crear un híbrido poderoso funcional hasta para MAC. Lo podrás unir con el sistema interno, y tener hasta 1tb o 2tb de almacenamiento disponible. Te invitamos a que lo adquieras, y dale vida a ese equipo que tienes sin operar debido a su falta de funcionalidad.