mejor-enjuague-bucal

Los 5 Mejores Enjuagues Bucales Para Tener Una Sonrisa Radiante Y Saludable

Conservar una sonrisa de película requiere toda una vida de cuidados, por esta razón, es fundamental que tomes un rol activo y consciente en el mantenimiento diario de tu dentadura, recuerda que tus acciones en el presente determinan tu calidad de vida en el futuro.

Una higiene bucal deficiente puede devenir en serios problemas de salud que afectan no solo a tu organismo sino también tus niveles de autoestima y relaciones personales, problemas como el mal aliento, caries, sensibilidad, placa, enfermedades en las encías y la pérdida de piezas dentales son escenarios recurrentes.

No obstante, hay numeroso hábitos que puedes practicar de forma cotidiana para mantener una óptima salud oral, por esa razón, hoy venimos a hablarte sobre el enjuague bucal una herramienta esencial a la hora de remineralizar los dientes, eliminar las bacterias, limpiar las aéreas de difícil acceso y brindarte un aliento fresco.




¿Cuál es el mejor enjuague bucal?

El uso cotidiano de enjuague le ofrece a tu boca una cantidad significativa de beneficios, ahora llega el momento de elegir el producto ideal para ti.

Hay muchos tipos de enjuague bucal, estar informado y entender las diferencias entre cada modelo te ayudará a descifrar cuál es el producto más beneficioso para complementar tu rutina de limpieza.

Existen enjuagues que solo te ayudaran a refrescar tu aliento y a eliminar las partículas de comida residuales en tu cavidad bucal. Otras fórmulas incluyen entre sus ingredientes el fluoruro, capaz de integrarse a tu esmalte dental para ofrecer una gran protección contra la formación de caries. Existen aquellos con clorhexidina, un compuesto con grandes propiedades antibacterianas que debe ser usado con precaución, debido a que suele ocasionar manchas en tu dentadura.

Por último, encontramos los enjuagues con fórmulas libres de alcohol, ideales para el cuidado de los dientes en niños y adolescentes, ya que los más pequeños suelen ser propensos a ingerir el líquido.

Con tantos productos de cuidado dental disponibles en el mercado, ¿cómo saber exactamente cuál elegir? Hoy te presentamos nuestra selección comparativa con las mejores opciones que encontrarás. Elige de forma consciente y llévate a casa un producto de buena calidad.

A continuación te presentamos los mejores enjuages bucales:

1. Enjuague bucal de canela Theraneem Organix South

Producto vegano y libre de crueldad animal

Este estupendo enjuague bucal nos presenta una fórmula 100% orgánica, libre de alcoholes, sulfatos, gluten y parabenos. Su uso es recomendado para diabéticos, niños y aquellas personas que practican la medicina homeopática.

Viene en una presentación de 470 ml y está elaborado a base de canela, clavitos y hoja de meen, hierbas y especias naturales que te brinda un aliento agradable mientras protege y complementa junto a la pasta dental el cuidado de tu salud bucal.

Para obtener un máximo rendimiento usando este producto debes enjaguar tu boca dos veces al día, durante un lapso aproximado de 1 minuto.

2. Enjuague bucal Licor del polo

Garantiza un aliento fresco y duradero

Licor del Polo Enjuague bucal Non-Stop White 500...
  • higiene completa en las tres...
  • Fresco
  • Blanqueador

Se trata de un excelente enjuague bucal que cuenta con una fórmula avanzada capaz de proteger y blanquear tus dientes. Viene en una estupenda presentación de 500 ml y su uso es recomendado solo para adultos.

Sus componentes cuentan con agentes activos que blanquearán el esmalte dental sin ocasionar daños, también incluye alcohol y flúor para brindarte un tratamiento bucal completo, en las tres dimensiones: lengua, encías y dientes.

Comprar este enjuague te garantiza un aliento fresco durante 9 horas. Para usarlo debes preparar una dosis de 15 ml y enjuagar con ella tu boca dos veces al día, después de cepillar tus dientes.  

3. Enjuague bucal Cuidado Total “Total Care” Listerine

Elimina el 99.9 % de la bacteria oral

OFERTA
Listerine Enjuague Cuidado Total - 1000 ml
  • Reduce la placa
  • Mantiene las encías sanas
  • Fortalece los dientes para...

La reconocida y prestigiosa marca Listerine nos presenta un enjuague bucal completo, ideal para complementar nuestra rutina de cuidados y limpieza dental. Este enjuague viene en una gran presentación de 1 litro, cualidad que lo convierte en un producto asequible y perfecto para el uso familiar.

Su fórmula cuenta con un alto contenido en flúor para proteger tus dientes, además, te garantiza un aliento fresco y agradable durante 24 horas continuas.

Al elegirlo, eliges reducir los niveles de placa dental, mantener tus encías sanas, prevenir las caries y mantener la blancura natural de tus dientes.

4. Enjuage bucal diario Lacer Gingi

Reduce la formación de placa dental

LACER Gingilacer Colutorio 500ML
  • Previene el sangrado gingival...
  • Restablece al mismo tiempo el...
  • Reduce la formación de placa...

Si estás buscando un enjuague bucal para integrar a tu rutina de cuidados, este producto de Lacer puede ser perfecto para ti. El enjuague te ofrece una receta libre de alcohol, por lo tanto, su uso es recomendado para niños y adultos.

Viene provisto de un agradable sabor a menta para refrescar tu aliento. Cuenta con excelentes propiedades capaces de prevenir el sangrado gingival, ocasionado por gingivitis y los altos niveles de sensibilidad en el área.

Puedes adquirirlo en una presentación de 500 ml. Para obtener máximo rendimiento enjuaga tu boca entre 2 y 3 veces al día con una dosis de 10ml.

5. Enjuague Bucal Antiplaca Sarakan

Excelente relación entre calidad y precio

Es el producto menos costoso de nuestra selección y un excelente enjuague para complementar tu rutina diaria de limpieza.

Es un producto vegano, libre de alcoholes, parabenos, colores y sabores artificiales. Sarakan le brinda al usuario un sabor natural a base de geranio, clavo y menta, ingredientes que también te ofrecen cualidades antisépticas.

Su composición cuenta con la planta “salvadora pérsica” usada durante siglos en el tratamiento e higiene dental, gracias a sus propiedades y beneficios para combatir la placa y promover el desarrollo de  encías fuertes y sanas.

Puedes adquirirlo en una presentación de 300ml.




¿Qué es el enjuague bucal, cómo funciona y cómo usarlo?

Bien sea que hayáis decido agregar un enjuague bucal a vuestra rutina de higiene dental, o que vuestro dentista os haya recomendado su uso, o a alguien de la familia, siempre obtendréis el mayor beneficio del mismo, si lo aprendéis a usar correctamente. Es por ello que basada en mi experiencia como odontóloga de niños y adolescentes, os estaré dando a continuación, algunos consejillos al respecto.mejor-enjuague-bucal

¿Qué es el enjuague bucal?

Lo primero que deberíais saber, es que un enjuague bucal no reemplaza una rutina regular de higiene odontológica cotidiana, la cual debería incluir el cepillado de los dientes, al menos dos veces al día acompañándolo del uso del hilo dental.

En cuanto a la función de la mayoría de estas soluciones líquidas, veréis que refrescar el aliento, es la principal; no obstante, si padecéis de un aliento deficiente crónico conocido como halitosis, os sugiero hablar con vuestro odontólogo de confianza acerca de otras maneras de atacar las causas del problema y controlar vuestra condición.

Es bueno que sepáis que la mayoría de estos productos contienen flúor, los cuales pueden ayudar a proteger la dentadura contra los ácidos producidos por las bacterias de la placa, cada vez que los usáis después de asearos los dientes.

Igualmente existen otro tipo de productos formulados para atacar las infecciones producidas por hongos u otros problemas en las encías. Si este es vuestro caso, igualmente os sugiero nuevamente que consultéis con un especialista.

Puntos a tener en cuenta

Si deseáis aprovechar al máximo las bondades de los enjuagues bucales, os recomiendo tomar en cuenta los siguientes aspectos:

Diluidlo si es necesario

Aseguraros de leer la etiqueta de cualquier marca de enjuague bucal que elijáis.  Esto se debe a que los diferentes tipos de productos pueden poseer concentraciones variadas, siendo recomendable que en algunos casos las diluyáis con agua. No obstante, debe ser en la medida recomendada ya que lo importante es que los ingredientes que matan los gérmenes de la boca, funcionen adecuadamente.

El enjuague bucal no es un reemplazo

Es esencial recordaros que ningún enjuague bucal reemplaza la rutina regular de cepillarse los dientes dos veces al día y usar hilo dental.  Por lo tanto, incluso si vuestro dentista os recomienda o prescribe un enjuague, es necesario que completéis dicha rutina, para mantener una buena salud en toda la boca y la dentadura.

Observad el reloj

Una de las claves para usar el enjuague bucal correctamente es enjuagarlo en vuestra boca durante el tiempo correcto.  La mayoría recomiendan mantener el producto de 30 segundos hasta un minuto y luego escupirlo.

Muchos especialistas creen que cepillarse los dientes dos veces al día con una pasta dental fluorada proporciona suficiente protección para la dentadura.  Pero si sois propensos a las caries, combinad con el uso del hilo dental y con un enjuagado bucal que incluya flúor en su fórmula.

Al respecto, algunos estudios han demostrado que los enjuagues bucales con flúor son efectivos para fortalecer el esmalte de los dientes y protegeros del daño causado por el ácido.

¿Cómo usar el enjuague dental fluorado?

-Usad siempre la cantidad correcta, bien sea la indicada por el odontólogo o la señalada en la etiqueta del producto.

-Mantened la boca cerrada y enjuagad vigorosamente.

-No traguéis el enjuague bucal.  El fluoruro puede llegar a ser tóxico si llegáis a ingerir cantidades suficientemente grandes.  En el caso de que deba ser usado por vuestro chiquillo, aseguraros de supervisar su proceso de higiene y que se acostumbre a escupirlo, y no a tragarlo.

-Para obtener el mayor beneficio del enjuague bucal fluorado, debéis evitar comer, beber o fumar durante al menos 30 minutos, de esta forma no quitaréis el flúor de la dentadura.

Enjuagues bucales como parte de la higiene dental

Como hemos visto, un plan completo para la higiene de la dentadura cotidiana se centra en el cepillado de los dientes y el uso de hilo dental dos veces al día, pero también podéis considerar los enjuagues bucales.

Estas soluciones contienen una variedad de ingredientes destinados a combatir las bacterias en la boca, incluyendo el cloruro de cetilpiridinio  conocido por sus siglas en inglés: CPC. Se trata de un compuesto que combate los gérmenes de manera segura y efectiva, a pesar de que un pequeño número de personas hayan reportado un sabor desagradable, temporalmente.

Otros componentes incluyen povidona yodada y aceites esenciales, que si se emplean  de manera regular, son capaces de reducir significativamente la placa y los indicadores bacterianos de la gingivitis.

¿Cómo funciona el enjuague bucal?

La respuesta a esta pregunta variará dependiendo del tipo de enjuague bucal.  Algunos refrescan el aliento, mientras que otros proporcionan un beneficio contra la caries. Igualmente, existen los que son formulados para matar los gérmenes y para ayudar a prevenir la placa acumulada en los dientes.

¿Cuál es la diferencia entre el lavado sin fluoruro y con fluoruro?

Una de las cosas claves que necesitaréis saber al respecto de vuestra higiene bucal, es que comprendáis las diferencias entre un enjuague sin fluoruro y el que contiene fluoruro.

Enjuague bucal sin fluoruro vs. enjuague bucal con fluoruro

Enjuague bucal sin fluoruro

Un enjuague bucal estándar y disponible para la venta libre contiene ingredientes que refrescan vuestro hálito. Uno de los más conocidos son los que dejan un sabor a menta, pero no contienen fluoruro a menos que la etiqueta lo indique.

Enjuague bucal con fluoruro

Un lavado bucal con flúor no va a eliminar la placa previa, pero si funciona protegiendo vuestra dentadura de los ácidos producidos por la placa bacteriana; no obstante debéis saber que su uso no es un sustituto del cepillado y ni del hilo dental.  Por tanto, el fluoruro es un enjuague que se incorpora a la capa del esmalte de los dientes y puede ayudar a protegerlos contra las caries.

Aunque una cantidad adecuada de fluoruro es importante para los adultos, es especialmente crucial para los niños.  Este elemento ayuda a prevenir y revertir las primeras etapas de la caries dental, gracias a sus cualidades fortalecedoras del esmalte, además  permite que los dientes dañados por el ácido, se remineralicen.

No obstante, debéis recordar que estas soluciones líquidas no se recomiendan para los niños menores de 6 años, puesto que a esa edad, pueden inclinarse a tragar los enjuagues, en lugar de escupirlos.

Fluoruro en el agua potable

A partir de 1945, las comunidades comenzaron a tratar el agua potable con fluoruro, y como resultado, la presencia de las caries en los niños disminuyó dramáticamente.

En  el 2002, algunos países como Estados Unidos, reafirmaron mediante los estudios realizados por diversos Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que alrededor del 66% de la población, se beneficiaba notablemente al recibir agua fluorada en sus hogares.

Por tanto, si deseáis saber si vuestro suministro de agua local en España, contiene los niveles adecuados de este elemento, os sugiero poneros en contacto con los especialistas. Lo adecuado es que contenga entre  0.7 y 1.2 partes de fluoruro por cada millón de partes de agua.

No obstante, si vuestro lugar de residencia no posee un suministro regulado que incorporé flúor, vuestro dentista puede recomendaros suplementos diarios de fluoruro.

Una recomendación adicional, es que resguardéis vuestra salud integral empleando un sistema de filtrado para el agua corriente del grifo. En algunos casos es indispensable hervirla antes de su consumo.

Ventajas y desventajas importantes del enjuague bucal

¡Qué deliciosa sensación! Hoy por hoy, ¿a quién no le va a gustar la frescura de la menta que queda en nuestra boca después de enjuagarnos diariamente?  Y es que además de refrescar nuestro aliento, estas soluciones vienen a promover una mejor salud bucal.

Como habréis visto en los puntos anteriores, las etiquetas del producto han sido diseñadas para proveeros de información valiosa y específica acerca del tipo de lavado que ofrecen: los hay blanqueadores, para combatir la halitosis, eliminar la placa y combatir enfermedades de las encías.  Sin embargo, ¿son ciertas todas estas afirmaciones?  ¿El enjuague bucal es bueno para vosotros?  Pues todo depende, la respuesta puede tanto sí como no.

Ventajas de usar el enjuague bucal

  1. Combate las caries: Si vuestro enjuague contiene fluoruro, puede ayudaros a reducir las caries. Esto se debe a que el flúor ayuda a disminuir la cavitación y la desmineralización de los dientes.  El enjuague bucal con flúor por lo general contiene alrededor del 0.05% de Fluoruro de Sodio, cantidad es suficiente para proporcionar protección contra la picadura de los dientes.
  2. Previene la enfermedad de las encías: Gracias a los ingredientes activos en estos enjuagues, estas soluciones antisépticas o antiplaca pueden ayudaros a inhibir el crecimiento de bacterias que causan enfermedades periodontales como la gingivitis.
  3. Protege vuestro embarazo: Esta ventaja está relacionada con las propiedades antibacterianas del enjuague bucal. Ya que las bacterias de la periodontitis, pueden entrar en el torrente sanguíneo de una mujer encinta y aumentar los marcadores inflamatorios.  Esto podría estimular las contracciones, resultando en labor pretérmino.  Un estudio realizado por el American Journal of Obstetrics and Gynecology encontró que las mujeres embarazadas que usaron enjuague bucal antibacteriano a lo largo de su embarazo fueron menos propensas a entrar en trabajo de parto prematuro.
  4. Blanqueamiento de los dientes: Existen enjuagues bucales específicos que pueden brindaros una sonrisa más brillante y clara. Estos enjuagues generalmente contienen agentes blanqueadores como el peróxido de hidrógeno que eliminan las manchas y blanquean los dientes con el tiempo.
  5. Reducción de la sensibilidad: Si tenéis dientes sensibles, podéis usar lavados bucales que contengan arginina. Este ingrediente ayuda a sellar los túbulos dentales en las zonas sensibles.  No obstante, siempre es mejor consultar con vuestro odontólogo antes de usar cualquier enjuague bucal desensibilizante.
  6. Calma las úlceras bucales: Si tenéis aftas o úlceras bucales, este tipo de producto puede desinfectar el área, reduciendo las bacterias que pueden irritar las partes blandas e internas de la boca. Una solución a vuestro alcance igualmente efectiva, es realizar enjuagues con agua salada. Ya que aliviará las llagas dolorosas.

Desventajas del enjuague bucal

Al momento de comprar este tipo de productos, algunas personas han reportado ciertos inconvenientes; no obstante voy a recalcaros que la mayoría de las desventajas se deben a que una que otra marca incorpora adentro de su fórmula, el alcohol, es por ello, que os sugiero consultar a vuestro especialista dental antes de proceder a realizar enjuagues bucales con alguna solución líquida no reconocida por el Colegio de Odontólogos.

  1. Se ha relacionado con el cáncer oral: Hoy por hoy existe un acalorado debate sobre si los enjuagues bucales que contienen alcohol pueden causar cáncer oral. Aunque estos lavados pueden reducir muchas enfermedades de la boca, es mejor hablar con vuestro dentista antes de usar cualquier enjuague bucal que contenga dicho antiséptico.
  2. Aumenta la sensibilidad de los dientes: El alcohol en los enjuagues bucales puede disolver la capa de esmalte, dejando a vuestros dientes vulnerables y aumentando su sensibilidad.
  3. 3. Irrita las aftas dolorosas: Si el nivel de alcohol en el producto es demasiado alto, podría irritar úlceras y aftas bucales.
  4. Enmascara el mal aliento: Si no practicáis una higiene apropiada como el cepillado de los dientes sumado al usar hilo dental regularmente, el enjuague simplemente enmascarará el mal olor. De hecho, usar un enjuague bucal sin cepillarse los dientes es equivalente a usar colonia en lugar de tomar un baño.
  5. Reduce los beneficios de los dentífricos: Si usáis un enjuague bucal inmediatamente después de cepillaros los dientes, podríais enjuagar el fluoruro y reducir los beneficios del uso de la pasta dental. Además, los químicos en el enjuague bucal y los químicos en la crema, podrían interactuar y anular los beneficios de cada uno.  Es por ello, que los dentistas recomiendan recomendamos hacer lavados con un enjuague bucal por lo menos 30 minutos después de cepillarse los dientes.

Precauciones

-Antes de usar fluoruro de sodio, debéis comentarle a vuestro médico o farmacéutico si sois alérgicos a este ingrediente; igualmente os sugiero notificarle si presentáis otro tipo de reacción ante alguna substancia en específico.  Es una práctica que necesariamente tenéis que realizar preventivamente ya que los enjuagues bucales pueden contener ingredientes inactivos, que podrían ocasionar reacciones alérgicas u otros problemas.  Por tanto, hablad con los especialistas para obtener más detalles.

Igualmente antes de usar esta solución, es recomendable comentarle al boticario acerca de vuestro historial médico, especialmente si habéis tenido problemas recientes en la boca como llagas, mucositis, etc.

-Los niños pueden ser más sensibles a los efectos secundarios de este medicamento, especialmente si lo tragan.

– Antes de usar cualquier enjuague bucal, decidle a vuestro pediatra si estáis embarazada.

-Como última advertencia, es relevante que sepáis que esta solución pasa a la leche materna.  Por tanto, igualmente os sugiero consultar al médico de cabecera antes de amamantar.

Tipos de enjuague bucal: Encontrad el apropiado

A continuación os presentaré un sintético listado acerca de los principales tipos de enjuagues bucales, de esta forma podréis tener una noción del más apropiado para vuestro caso. Igualmente cuando reviséis los diferentes sellos disponibles del mercado, estaréis en capacidad de llevaros a casa no solo el más asequible, sino el que os ayudará a solventar, refrescar o mejorar vuestra higiene bucal.

Conoced los diferentes tipos de enjuague bucal

Como hemos visto en las líneas iniciales de esta reseña, un enjuague bucal refresca el aliento, pero no limpia los dientes.  Estos lavados no constituyen un sustituto de una rutina regular del cepillado o de la limpieza con hilo dental. Si bien estamos claros que pueden contribuir a eliminar el exceso de partículas de alimento en vuestra boca, no debéis sustituir la fase tradicional por el uso de este producto.

Un enjuague bucal estándar de venta libre contiene ingredientes que refrescan el aliento, como el sabor a menta, pero no contiene fluoruro al menos que la etiqueta lo indique.

Grosso modo los tipos de enjuague son:

Enjuague bucal con alcohol

Algunas personas consideran el uso de un enjuague dental como parte de su rutina diaria de cuidado bucal, más se desaniman por el contenido de alcohol, ya que su porcentaje aproximado del 20%, puede resultarles incómodo.

A otro grupo de personas les preocupa el hecho de que este porcentaje de alcohol, es suficiente para ocasionar enfermedades en niños o adolescentes que han bebido del enjuague bucal.

Enjuague bucal sin alcohol

No obstante, realizando una comparativa y considerando los avances en área farmacéutica, hay alternativas disponibles.  Por ejemplo, podéis encontrar algunos productos sin alcohol que proporcionan beneficios similares para la salud dental, que los que proporcionan los tradicionales.

Al respecto buscad un enjuague que contenga CPC (cloruro de cetilpiridinio).  Este ingrediente se encuentra en muchas soluciones formuladas para el cuidado de la salud. Además, ha demostrado ser seguro y efectivo ya que se  adhiere a la superficie de los gérmenes y los hace estallar, reduciendo su acumulación en la dentadura.

Enjuague con flúor

Un enjuague bucal con flúor no elimina la placa, funciona protegiendo vuestros dientes de los ácidos producidos por las bacterias; tampoco es un sustituto del cepillado ni del hilo dental.  Simplemente, el fluoruro es un ingrediente que se incorpora a la capa de esmalte de los dientes y puede ayudar a las personas susceptibles a prevenir las caries.

Lo que necesitáis recordar

Recordad, debéis usar un enjuague bucal o una solución con flúor después de terminar la rutina de cepillado y del uso de hilo dental.  Además, tened en cuenta que estos enjuagues no se recomiendan para los niños menores de 6 años, puesto que a esta edad pueden inclinarse a tragar el líquido, en lugar de escupirlos.

¿Está bien usar un enjuague bucal si su fecha de vencimiento ha expirado?

La fecha de vencimiento de los productos de cuidado dental nos ofrece un indicativo de cuando los ingredientes activos contenidos en la pasta de dientes o en el enjuague bucal, comienzan a degradarse y van perdiendo su efectividad.

Por tanto, la fecha de expiración no implica que los productos se convertirán en venenos que puedan dañaros, solo significa que se disminuyen los efectos positivos sobre vuestra salud bucodental.

Lo más frecuente es que sus beneficios duren 6 meses después del tiempo de expiración señalado; no obstante este período puede variar entre un sello farmacéutico y otro.

Por su parte, los dentífricos y soluciones bucales se vencen más rápido, que los que no incluyen el alcohol dentro de su fórmula.

Finalmente, los enjuagues como Peridex que contienen gluconato de chlorhexidina, deberían desecharse poco después del tiempo de expiración. Esto es debido a que existe una evidencia asentada en la literatura de los Colegios de Odontólogos, que señalan que la chlorhexidina puede degradarse pudiendo producir cáncer. No obstante, a pesar de que la cantidad total en porcentaje de estos compuestos es tan pequeña, nadie quiere tomar riegos.  En el caso de este compuesto, tiene un período de vida de aproximadamente 5 años, si el envase no se ha abierto.

En todo caso, el relativo bajo costo de estos productos no ocasionaría una pérdida significativa si hay que lanzar a la basura cierta cantidad del enjuague bucal, una vez que se ha vencido, e ir luego por un frasco nuevo.

¿Por qué los enjuagues bucales queman?

En realidad el reconocido sello de Listerine (el culpable tradicional) es el que quema un poco debido a los aceites esenciales empleados para mantener dentro del enjuague bucal, los ingredientes activos que combaten las bacterias; no obstante, hoy en día existen diferentes formulaciones que son menos intensas.

Por otro lado, el alcohol que se encuentra en ciertas soluciones dentales está presente como disolvente para mantener los otros componentes en el líquido medicado, pero desafortunadamente pueden secar la boca, sensación que por supuesto no deseáis.

Un ejemplo lo conseguimos con la Listerine Zero «menos intensa». Sus aceites están representados en la lista de ingredientes con el término «Sabores», y si bien esta presentación no contiene alcohol, los “sabores” están ahora muy por debajo de la lista de componentes indicando concentraciones más bajas, en comparación con el segundo o tercer ingrediente en el Listerine tradicional; también han reformulado sus afirmaciones sobre su acción antimicrobiana (puede o no ser significativa). En fin, la fuente de la menor intensidad se debe a una menor concentración de dichas substancias oleosas, y no a la ausencia de alcohol.

Conclusiones al respecto de los enjuagues bucales

Ya para finiquitar este importante tema de la salud bucodental, quiero recomendaros una vez más una práctica correcta del cepillado y del uso del hilo dental, al menos 2 veces por día. En el caso de que busquéis refrescar vuestro aliento, recordad que existen múltiples sellos reconocidos que pueden proveeros de lavados líquidos que otorgan esa sensación mentolada; más si lo que buscáis es la reducción de la placa, el blanqueamiento dental incisivos, caninos y molares, o corregir problemas de halitosis o de acumulación de placa, os sugiero consultar a vuestro especialista en el área de odontología, ya que sabrá cual recetaros asertivamente.