mejor-gel-de-ducha

Los 5 Mejores Geles de Ducha Para Un Baño Revitalizante Con Ricos Aromas

En el caso de que vuestro jabón regular no esté siendo delicado con vuestra piel, vosotros necesitáis cambiar de producto y contar con el mejor gel de ducha del mercado. Es que este producto está realmente pensado para ofreceros un trato delicado y cuidar de vuestra piel al mismo tiempo que la humecta y la regenera.

Además, ¿a quién no le gusta un buen baño y un delicioso aroma que perdure en la piel? Este líquido especial para la limpieza está diseñado para proveeros un excelente aroma duradero incluso muchas horas después del baño.

Atreveos de una vez por todas a cambiar vuestro baño por uno más natural y menos agresivo con su piel, un baño que relaje vuestras tensiones con un producto rendidor y duradero como los geles de baño.




¿Cuál es el mejor gel de ducha?

Cuando se trata del cuidado de la piel no se puede estar caminando sobre lo incierto, vuestra piel necesita un producto de excelente calidad. Sin embargo, esto no puede ni debe significar una pérdida para vuestras finanzas y vuestros ahorros.

Precisamente por eso hemos creando este maravilloso artículo con información acertada sobre este producto tan importante para la piel y la mejor lista comparativa con los productos de la más alta calidad al menor precio. Echadle un vistazo para ahorrar al comprar.

A continuación te presentamos las mejores geles de ducha:

1. Gel de ducha Mandarina Dove go fresh

Tecnología MutriumMoisture

Este producto cuenta con un fabricante cuya calidad es reconocida, es decir que no se estaréis aventurando a algo desconocido. También es conocido por su habilidad hidratante.

A su vez, cuenta con tecnología NutriumMoisture que actúa reponiendo los lípidos perdidos durante la ducha. Todo viene a un precio muy asequible.

 

2. Gel de ducha FRESCOR colonia Revlon Natural Honey

Agradable textura

El frescor está totalmente garantizado en cada baño que os des a vuestro cuerpo con este gel que, a pesar de no ser el menos costoso, ofrece una excelente calidad y un aroma delicioso.

También tiene una textura agradable al tacto y de color azul claro. Es suave y espumoso.

 

3. Gel de ducha para piel y cabello Sanex Dermo Protector

Amigable con la piel y el cuero cabelludo

Se trata de un producto completamente pensado para pieles normales e incluso el cabello. Por lo que los clientes masculinos lo adoran, según sus opiniones.

Sus ingredientes refuerzan las defensas naturales de la piel y mantienen su capa protectora. Es 1 litro de calidad y protección a un precio asequible.

 

4. Gel de ducha Instituto Español Avena

No hay mejor precio

Amigable con todos los tipos de piel y deja un agradable y suave aroma a avena que perdura por mucho tiempo sobre el cuerpo.

Es un producto amigable con el medioambiente y no está probado en animales. A su vez, protege y humecta vuestra piel con el precio más económico del mercado.

 

5. Gel con Sales Minerales La Toja

Buena relación precio-calidad

Cuenta con un precio bajo y una muy buena calidad. Este gel cuida, protege e hidrata la piel al mismo tiempo que la relaja y la rehabilita de daños externos como la suciedad de la calle.

Es cremoso y con un olor fuerte. No deja la piel rugosa después del baño.




¿Qué es un gel de ducha?

mejor-gel-de-ducha
Gel de Ducha

Es un producto que, aunque sirve para limpiar el cuerpo y dejar un aroma agradable y duradero, no contiene jabón propiamente. Está preparado con una base de agua y detergente especialmente amigable con la piel. En este sentido, es menos invasivo para la piel que el jabón estándar. Su presentación más común es líquido aunque también puede encontrarse en espuma.

Propiedades

La mayoría de los geles de ducha cuentan con PH equilibrado. Asimismo, algunos cuentan con infusiones de hierba que le proporcionan beneficios terapéuticas y variados aromas.

Por su parte, los que están hechos para el uso de los hombres particularmente suelen contener mentol, este ingrediente le permite al usuario gozar de una sensación de estimulación y deja un efecto frío en el cuerpo al mismo tiempo, aliviando tensiones. También éstos tienen la particularidad de poder usarse tanto en el cuerpo como en el cabello, cosa que no suele suceder con los modelos para mujeres.

Jabón o gel de ducha: ¿cuál es la diferencia?

Sus diferencias radican en las ventajas y desventajas que tendrán sobre vosotros, según vuestro tipo de piel. Esto porque cada fórmula tiene cierta incidencia diferente en pieles equilibradas o sensibles.

Y aunque parezca difícil ver las diferencias, sobre todo cuando estáis en una droguería o farmacia en busca del producto perfecto, tienen unas diferencias químicas fáciles de detectar para cualquier usuario.

Jabón o gel de ducha: diferencias científicas

Los jabones tanto líquidos como sólidos cuentan con grasa vegetal o grasa animal y pasan por un proceso de saponificación, lo que le da un efecto hidratante. Hay jabones que incluyen también un poder antibacterial con ingredientes químicos especializados para combatir bacterias y prevenir la aparición de hongos.

Por el lado de los geles de ducha, éstos suelen tener una textura mucho más suave y encontraréis que generalmente contienen los mismos ingredientes básicos más uno espumante. Hay incluso marcas que utilizan ingredientes totalmente naturales disminuyendo el uso de ingredientes químicos y aportando un aroma delicioso y reduciendo los costos significativamente.

Por lo tanto, ¿debéis usar jabón o gel de ducha?

¿Sois atleta o tenéis tendencia a sudar mucho? Pues, seguro os convendrá el uso de una barra de jabón por encima de cualquier otra opción porque es mucho más eficiente cuando se trata de la limpieza, eliminación y prevención de bacterias. También realmente eficaz en la limpieza del aceite corporal.

Pero si sois de quienes tienen pieles muy delicadas y sensible, más bien secas y propensas a la resequedad y a la aparición de pequeñas escamas, los geles de baño son mucho mejo opción por su suavidad y atributos hidratantes y amigables con la piel porque su preparación es completamente a base de agua.

Incluso, si vuestro cuerpo es capaz de experimentar cambios significativos según el clima al que esté expuesto, no deberéis limitarte con un solo tipo porque cuando sintáis que la piel está mucho más seca, el gel de baño podéis ayudaros mucho. En verano, cuando la piel suda mucho, a la piel le viene mejor un jabón en barra.

Consejos para escoger el mejor gel de ducha

Antes de hacer vuestra elección definitiva es mejor que estéis bien informados de lo que se tratan estos geles y, por eso, vale la pena que podáis responderos unas cuantas preguntas que seguramente os estáis haciendo en este instante.

¿Por qué elegir un gel de ducha sobre jabón ordinario? 

La respuesta va directamente relacionada a vuestra necesidad. Es decir, el gel de ducha es mucho más suave con vuestra piel que el jabón. Por esto, suele ser siempre la mejor opción para quienes tienen piel seca.

Gel de ducha vs. Lavado corporal

Puede que os habéis topado con otras opciones durante vuestra búsqueda y una de ellas probablemente haya sido el lavado corporal. Se trata de sustancias líquidas que además de limpiar vuestro cuerpo contienen una mayor cantidad de ingredientes hidratantes que el gel de ducha.

Por esta razón, en caso de pieles que son extremadamente secas y con una gran tendencia a escamarse, son una mejor opción que el gel. Para las pieles normales e incluso para aquellas con tendencias a ser grasa funciona mejor, por su parte, los geles de ducha.

Encontrad el mejor gel de ducha para vosotros

Lo primero en este punto es descubrir cuál es vuestro tipo de piel, debéis conocerse muy bien y reconocer qué tan seca o grasa es. Esto determinará cuáles son los ingredientes que son mejores para vuestra epidermis, los que más le favorecen según las necesidades y características con las que cuenta vuestro cuerpo y cutis.

Recordad que se trata de un producto que os ayudará a limpiar vuestro cuerpo, no sólo a oler bien. Aunque el aroma siempre es una gran preocupación para los compradores, hay cosas que imperan sobre estas y una de ellas es qué tan bien puede limpiar vuestra piel y si puede o no hidratarla lo suficiente.

Ingredientes: ¿Qué buscar? 

Cuando hablamos de ingredientes, podrá parecer un poco complicado porque al menos los nombres científicos suelen ser complicados, pero no se trata de eso principalmente, hay muchos ingredientes que son muy fáciles de detectar y que procuran que vuestra piel se mantenga fresca en todo momento para cumplir con los retos diarios de vuestra rutina, que además os proveen hidratación, limpieza profunda de los aceites naturales de la piel y un muy agradable aroma para no paséis desapercibidos y contrarrestar los aromas naturales del cuerpo.

Incluso, algunos ingredientes pueden ser agentes anticelulíticos, autobronceador, antihongos, antifungico o antiacné. Pueden también contener bactericidas. También podéis encontrar geles con crema hidratante, o ácido salicílico, también con urea. Como veréis, la variedad es mucha cuando se trata de este producto. Lo importante es conseguir los ingredientes acertados.

Agentes hidratantes

Normalmente los productos que ofrecen este atributo no se lo guardan para ellos, lo gritan a los cuatro vientos. Suelen tenerlo escrito en la parte delantera del envase en un tamaño legible de letras, por lo que le resultará mucho más fácil saberlo.

Y esto es muy importante de saber porque cuando conseguís un producto que se adapta a vuestra piel grasa también podéis disfrutar de los beneficios de una buena hidratación. No significa que por ser bueno para la piel grasa no sea bueno para hidratar. Cualquier tipo de piel lo agradece por igual.

Glicerina

¿Vuestro gel de ducha cuenta con glicerina? Este es un gran ingrediente que también conocido como glicerol. Es, básicamente, un alcohol líquido con ácidos grasos que por su composición química resulta muy bueno no sólo en la hidratación de la piel sino en la eliminación y prevención de bacterias.

Manteca de karité

Probablemente queráis que vuestro gel de baño también contenga un ingrediente que cuide vuestra dermis y os ayude a regenerarla. La Manteca de karité, también conocida en inglés como shea butter, nos asegura los efectos preventivos para combatir el envejecimiento de la piel. Elimina y prevee las líneas del paso del tiempo como arrugas y estrías.

Agentes exfoliantes

Aunque mucho hemos hablado de la hidratación, la razón primera por la cual estáis buscando un gel de ducha probablemente sea por una necesidad de limpieza profunda de la epidermis.

A menudo la piel se cubre con una capa gruesa de células muertas que es necesaria remover con un producto que, al mismo tiempo, sea delicado con vuestra piel. Estos agentes exfoliantes pueden cumplir esta misión, sobre todo con el uso continuo de este producto. Un buen gel es, además, exfoliante.

Para pieles sensibles

No sólo las escamas pueden aparecer en las personas de pieles sensibles, los brotes también pueden ser un problema e incluso las manchas. Esto suele ser un problema de los químicos agresivos e ingredientes ásperos que pueden afectar vuestra epidermis. Buscad que vuestro gel cuente con más ingredientes naturales que químicos.

Esencias

Un buen olor es importante. Por eso, existen modelos de geles de ducha que están perfumados, estos perfumes, dependiendo de vuestra piel, pueden generar reacciones. Gracias a que la diversidad de este producto es amplia, vosotros podéis encontrar algunos modelos con esencias naturales como el chocolate o la avena.

No os preocupéis por esto porque la disponibilidad de diferentes olores es mucha, por lo que podrá escoger entre olores a fruta y otros aromas más artificiales. Buscad un aroma que os motive, que os invite a una sensación relajante.

Identificad vuestro tipo de piel

Siempre hay un gel para vuestro tipo de piel, lo importarte es que os conozcáis bien y detectéis vuestras necesidades

Piel grasa:

las personas con un tipo de piel grasa son capaces de utilizar casi cualquier tipo de gel de baño. Las pieles grasas y todas, en general, deben cerciorarse de que no se trate un producto agresivo. Por otro lado, deben evitar que sean comedogénicos porque estos suelen provocar puntos negros y otras imperfecciones en la piel.

Piel sensible:

cuentan con productos especialmente diseñados para ellas, por lo que deben preferir siempre aquellos que indican que son especialmente para piel sensible. Estos, por lo general, son sin jabón y sin calmantes.

Reactiva o propensa a alergias:

estas también cuentan con productos especializados que son hipoalergénicos. Siempre debéis buscar el gel de baño que menos ingredientes activos posea y estos siempre están escrito en la parte trasera del envase.

Evitad los detergentes agresivos

Buscad un producto sin sulfatos ni parabenos. Estos dos son agentes fuertes que no son beneficiosos para las pieles sensibles o con resequedad. Incluso es deseable que ninguna persona se exponga a ellos.

Por el contrario, os recomendamos los geles y aceites de ducha que conservan el manto hidrolipídico y equilibran el pH. Los ingredientes naturales son una gran opción porque son más amigables con vuestra piel.

Elegid un pH 5,5

Este es un dato interesante porque a menudo nos encontramos en farmacias con productos para la piel con PH neutro y solemos creer que es justo el indicado.

Sin embargo, un PH neutro se refiere a un 7. Ese tipo de PH es el que tiene un bebé recién nacido, así no será el indicado para vosotros. Para vosotros que estáis grandecitos, lo conveniente es un peaje entre 5,5 y 6 porque la piel adulta cuenta con este tipo de PH. Un PH diferente a este puede alterar su manto hidrolipídico.

Mucha espuma no quiere decir más limpieza

No por ser un gel de baño no produce espuma. La espuma no es una característica exclusiva de los jabones en barra. Pero tampoco quiere decir que sea lo más indicado.

Por lo general, la aparición de espuma nos habla de una gran cantidad de detergente, siliconas u otras sustancias. Ingredientes que no necesariamente limpian ni hidratan.

De fácil aclarado

Un buen gel de baño así como es efectivo para limpiar y nutrir vuestra piel, debe ser efectivo para lavarlo. Quitarlo de vuestro cuerpo no debe resultar un problema ni debe generar una sensación grasosa o húmeda que perdure en la piel incluso después del baño. De ser así, este limpiador estaría alterando la flora bacteriana cutánea.

Si os gusta lo natural

La oferta es amplia, buscad uno que se asemeje a vosotros. Si sois de quienes quieren mantener un estilo de vida natural tanto por dentro como por fuera, una buena opción es escoger un gel sin conservantes, como los parabenes, colorantes o fragancias artificiales.

No os desesperéis, no tenéis que recurrir a hacer uno casero, en vuestra búsqueda encontraréis un producto que también sea ecológico y amigable con el planeta en el mercado.