mejor-horno-empotrado

Los 4 Mejores Hornos Empotrados Para Que Tengáis Una Cocina Completamente Equipada

Durante muchos años tuve una cocina sencilla con la que me las apañaba para preparar mis comidas, el trasto venía equipado con un viejo horno de hierro que hacía su trabajo, pero se iba deteriorando.

Con el tiempo fui juntando unos eurillos para hacer cambios drásticos en mi cocina, así cuando se dañó mi viejo horno lo sustituí temporalmente con uno pequeño portátil con el que no podía hacer platos muy elaborados y, además, tardaba horas en cocer.

Esta solución momentánea me dejó muchos sinsabores, el aparato carecía de muchas cualidades útiles y nunca lo aproveché bien, por eso, con la nueva remodelación era necesario un buen horno.

Ante este panorama decidí buscar el mejor horno empotradodel mercado.

Buscar uno no es cosa del otro mundo, sólo debéis aseguraros de que estáis llevando a casa un producto de calidad y, de ser posible, el que os resulte menos costoso.




¿Cuál es el mejor horno empotrado?

Al momento de comprar, debéis tener claros vuestros requerimientos, preferencias y el uso que daréis a este equipo.

Por ejemplo, es útil que os preguntéis qué tipo de horno os hará más falta: por ejemplo, si queréis uno empotrado sencillo, lo ideal es que lo coloquéis a la altura de los ojos, pero uno doble debéis colocarlo en toda una columna de construcción.

El combustible también es algo útil de saber tal vez os guste la versión a gas que es ahorradora, pero si no tenéis conexión directa, uno eléctrico os vendrá bien.

Otras cualidades que deberéis considerar son las funciones de vapor, ventilador, rejillas de parrilla y con diseños compactos, la presencia o no de estas características os ayudará en la selección.

El diseño tampoco lo podéis dejar de lado. Algo moderno, vanguardista, práctico y funcional siempre es una buena opción.

Si ya estáis decididos a equipar vuestra cocina con uno, entonces una comparativa es lo más adecuado para que seleccionéis lo más adecuado a vuestro presupuesto y que, además, cubrirá vuestras necesidades.

En caso de que aún tengáis dudas, una guía puede seros de gran utilidad. Aquí os dejamos esta donde seguramente hallaréis justo lo que estabais buscando.

A continuación te presentamos las mejores hornos empotrados:

1. Horno Multifunción Empotrado FQ 63 XE Electrolux

Multifunción

Si estáis en la búsqueda de un horno eficiente y rendidor, cuyo diseño esté a tono con cualquier diseño que decidáis colocar en vuestra cocina, éste es el aparato que necesitáis.

Tiene programador de inicio y final de cocina con pantalla digital, es un equipo completamente anti huellas, no tendréis que estar limpiándolo cada dos por tres cuando esté en uso y coloquéis las manos por todas partes.

Está dotado con perillas multifunción, incluida función de pizza, donde podéis regular cualidades de temperatura y la llama suficiente para la cocción de determinados alimentos.

Viene con contrapuerta de cristales extraíbles, luz alógena y una rejilla de eficiencia energética. Está elaborado en material inoxidable, muy resistente.

Por su tamaño y características este horno empotrable es lo recomendadotanto si vuestro diseño de cocina tiene orientación elevadao si está colocado en la parte baja de las estanterías, como en las cocinas tradicionales.

2. Horno empotrado Klarstein TK15-Vilhelmine-B

Moderno y elegante

El fabricante Klarstein pone a vuestra disposición este horno eléctrico de bajo consumo que tiene regulador y asas de metal.

Dotado con tres modos de funcionamiento, este horno es capaz de calentar en la parte superior, la inferior y también en ambas de manera simultánea, es ideal si queréis aplicar cocción a varios alimentos a la vez en altas temperaturas.

Es de estilo vintage y construcción compacta, tiene cavidad interior con capacidad para 55 litros, muy adecuado para la colocación de grandes platos.

Una de sus grandes ventajas es que podéis vigilar a la perfección los alimentos que colocáis en cocción ya que os ofrece frente de cristal e iluminación opcional con la quepodéis ver cómo va el proceso de cocción

Es un producto asequible, muy moderno y elegante, su aspecto victoriano os dará un toque de distinción y elegancia. Es, además, un aparato eficiente, rendidor y de calidad.

3. Horno empotrado Beko IIC 21001 B

Práctico y fácil de limpiar

Un horno eléctrico que os ofrezca diversos modos de funcionamiento puede ser la opción si necesitáis un producto que os ayude en casa en la preparación de alimentos.

La marcaBeko os trae este modelo, de clase energética B – A, que viene dotado con bandeja, rejilla de aluminio para cocción y una contrapuerta de cristal fácil de limpiar.

Se trata de un equipo con las medidas apropiadas para que coloquéis en cualquier lugar de vuestro diseño de cocina que tenga fuente de alimentación.

Funciona con calentamiento simultáneo, inferior y superior, también es gratinador y podéis usarlo incluso para parrilla.

Su uso y mantenimiento es sencillo debéis fijar la temperatura deseada con el mando y luego meter a cocinar el alimento deseado, va ajustando lentamente la temperatura y la mantiene.

Viene con panel de control para que reguléis la temperatura de los alimentos. Cuenta con mando de función, piloto y termostato.

4. Horno empotrado Candy 614 FCL

Potente y rendidor

Buscar un horno resistente, sólido, hecho con materiales de buena calidad y que, además, exhiba múltiples funciones para la cocción de vuestros alimentos ya no es una tarea de nunca acabar, este producto os ofrece eso y más.

Elaborado en un elegante acabado cobrizo, este equipo de cocción tiene dimensiones apropiadas para colocación elevada.

Cuenta con 8 funciones, entre ellas la de preparación de pizza, tiene también temporizador, cierre magnético, reloj analógico y emite señal audible de advertencia de la puerta para cuando queda abierta.

Esta cualidad es una de sus características más llamativas porque os permitirá un buen ahorro energético, a la par que vigiláis la correcta cocción de los alimentos.

Además, viene dotado con termo reflectante grill con ventilador, y es un producto con función deautolimpieza. Muy completo no sólo en la preparación de alimentos, sino que os facilita el trabajo en las labores de mantenimiento.




Hornos independientes

horno-empotrado

Los hornos independientes son módulos de cocción que además poseen quemadores individuales y parrillas separadas para facilitar la preparación de tus recetas diarias.

Se sostienen en 4 patas y pueden venir en diferentes tamaños, colores y diseños, variando en cantidad de componentes de acuerdo a tu necesidad o el espacio disponible en la cocina.

¿Qué obtienes con un horno independiente?

Cuando selecciones este tipo de horno tendrás a tu disposición múltiples ranuras con anchos de 50 a 120 cm que se adaptarán a cualquier rustidera. De igual forma, contarás con un área cerrada para hornear que podrá ser doble o sencilla. Con esto gestionarás mejor el tiempo entre preparaciones para que puedas dedicarte a otras labores en tu hogar.

Destaca su fácil limpieza gracias al acabado en esmalte de su superficie y su fuerte revestimiento, que además le protegerá otorgándole resistencia y una larga duración.

Puedes escoger entre un horno independiente con funcionamiento eléctrico, a gas o combinado. Solo debes estar seguro de contar con una fuente de alimentación eléctrica o a gas cerca del sitio en el que le ubiques.

Horno Multifuncional

¿Podrías tener en un solo lugar todo lo necesario para cocinar?. Eso es lo que te ofrecen los hornos de tipo multifuncional, porque cuentan con varias superficies y así aumentan su versatilidad y capacidad de cocción.

Podrás disponer de uno o dos hornos, parrillas de alta potencia, sistema a gas, vitrocerámica o de inducción, varios quemadores y cajones de almacenamiento. Es una oportunidad de elaborar en simultaneo varias preparaciones para tus invitados.

Esta variación al horno de cocina tradicional, representa un incremento en espacio de un 20% sobre los modelos empotrados, lo que aumenta tus posibilidades de cocción, reduciendo significativamente tú tiempo de permanencia frente a los calderos.

Hornos empotrados

¿Poco espacio en la cocina? Esta realidad no debe significar una limitante a la hora de comtar con un horno para tus preparaciones. Para ello, los modelos empotrados surgen como una forma de flexibilizar los diseños. Suelen combinarse con topes de cocina, de esta manera tendrás hornillas en un área y el horno en otra. Éste último combinará resistencia superior e inferior a tu conveniencia.

Los hornos empotrados de gama alta tendrán diversas fuentes de calor, adicionando resistencias traseras y doble grill. Tareas cotidianas, tales como la descongelación, gratinado y ventilación se conjugan con otras más elaboradas. Puedes encontrar ranuras especiales para la elaboración de pizzas y compartimientos para pollos asados.

Cuentan con botonera avanzada para su programación, sistemas de limpieza automática y superficies que evitan empañamientos, para tener una visión clara del estado de tus preparaciones.

¿Qué obtienes con un horno empotrado?

La ventaja principal de los equipos empotrados es la de su diseño, ideal para ubicarle en el lugar y a la altura que desees. Te permitirá preparar cualquier plato, con la tranquilidad de visualizar constantemente el progreso de su cocción. Además, le darás un toque elegante y distintivo a tu cocina, debido a que es una derivación directa de los hornos de grandes restaurantes y panaderías.

Dependiendo de tus cualidades culinarias, podrás seleccionar entre hornos empotrados estándar, alguno con sistema de ventilación interno o modernas unidades de sofisticadas funciones. Su instalación es relativamente sencilla, siguiendo las pautas de sus manuales de apoyo y recomendaciones de los fabricantes.

Hornos individuales vs dobles

Los individuales evitan las complicaciones al ubicar en un mismo espacio diversas bandejas, que puedes aprovechar con mucha creatividad. Para algunas personas, dos hornos significan doble trabajo en torno a la limpieza y una mayor atención cuando se realizan preparaciones múltiples con temperaturas y tiempos de cocción diferentes.

Por otra parte, el precalentamiento es menor en un modelo doble, ya que dedica poco tiempo en la aplicación de temperatura inicial  en cada una de sus cavidades a diferencia de un horno individual que tiene más espacio. Sin embargo, esta circunstancia puede solucionarse si adquieres un horno con sistema de convección, que distribuya uniformemente el aire caliente con un ventilador interno acortando la espera.

Algunas personas usan estos equipos de cocina para almacenar ollas y utensilios, costumbre que obliga a extraer todo con cada uso. Al tener dos espacios independientes de calentamiento, se puede asignar la función principal de cocción a uno mientras que resguardas lo que desees en el otro.

Hornos individuales compactos contra hornos doble empotrados

Otra variación comparativa es la de hornos pequeños contra los empotrados dobles, selección dirigida a personas con espacio reducido en su cocina. Si este es tu caso puedes tomar en consideración aspectos como la ubicación de estas unidades según la disposición de la toma de energía.

En caso de los hornos dobles empotrados eléctricos, se recomienda el uso exclusivo de la toma de corriente para este equipo y así evitar sobrecargas. Estos incrementan considerablemente los montos de las facturas de consumo mensual a diferencia de los hornos individuales a gas.

Otras características del horno a considerar

Entre las características claves que deberás tomar en cuenta se encuentran la eficiencia energética para reducir ampliamente el consumo, y por ende, los costos. Los hornos actuales garantizan en la mayoría de los casos una eficiencia energética A y A+, para no desperdiciar este valioso recurso. Su temporizador te ayudará a utilizar el tiempo exacto para cada receta.

La capacidad del horno puede estar entre 57 litros y 74 litros. La distribución del espacio, compartimientos individuales para bandejas, número de parrillas, entre otros que también juegan un papel fundamental en su selección.

Su aseo puede ser Pirolítico, quemando a altas temperaturas los residuos y reduciéndolos a diminutas cenizas, o por Aqualisis, empleando agua con detergente en un recipiente a calor moderado y pre programado para luego retirar excedentes con una esponja.Por último pero no menos importante, tienes que saber el tipo de sistema de apertura, que puede ser mediante bandeja extraíble, puerta abatible y dirección de apertura (derecha/izquierda).

3 cosas que vale la pena consultar cuando eliges un horno

Adicionalmente existen escenarios a evaluar para la compra de un horno, que aunque parezcan superficiales marcan la diferencia:

¿Qué tan fácil es ver adentro?

La visibilidad es importante para el éxito de cada receta. Un vidrio transparente, anti empañaduras y un sistema de iluminación interior te permitirán estar atento a la evolución de tus preparaciones.

¿Puedes quitar el cristal para limpiarlo?

Algunos modelos admiten la remoción del cristal para realizar su limpieza. Recomendamos cuidado en su manejo y esperar a que esté suficientemente fresco como para retirarlo.

¿Cuántas estanterías se suministran?

Observa cuantos compartimientos internos posee para cubrir la mayoría de tus necesidades de uso. No te restrinjas a las labores diarias y considera espacio extra de cocción para ocasiones especiales.

Gas o eléctrico

La selección del tipo de fuente de energía en el horno que selecciones, varía en cuanto a su disponibilidad en la cocina, el ahorro energético y la función que desempeñará. Recetas muy elaboradas o avanzadas requieren de un tiempo superior, por lo que la opción a gas se hace más conveniente y económica.

Los modelos eléctricos con ventilador interior permiten cocciones consistentes y rápidas con temperaturas reducidas. Son más sencillos de instalar, ya que basta con conectarlos a cualquier toma de corriente.

Individual o empotrado

Un horno individual se adecua a la mayoría de las cocinas, mientras que el encastrable requiere un rediseño de acuerdo a la ubicación que desees darle. Estos últimos van a una altura superior, así que tiene que asegurarse de contar con tomas eléctricas o a gas en ese lugar para garantizar su funcionamiento.

Color

Aunque el cromado del acero inoxidable combina prácticamente con todo siendo además elegante, hay una amplia variedad de colores en el mercado para escoger aquel tono que no rompa con el esquema decorativo de tu cocina.

¿Qué tipo de horno necesito?

Si aún no te decidiste entre las opciones descritas anteriormente, puedes evaluar estas variaciones del horno tradicional:

Hornos tostadores

Una alternativa compacta que puedes colocar en la encimera de tu cocina. Podrás rostizar y hornear hasta en dos niveles. Es excelente para cubrir necesidades diarias menores, como las tostadas del desayuno, algún pastel mediano o pollo asado. Este equipo de sobremesa funciona con electricidad. Algunos incluyen un par de bandejas antiadherentes.

Hornos de vapor

Conocidos como vaporizadores. Emplean la combinación de agua y calor para cocer entre sus rendijas vegetales, carnes e incluso repostería. Constituyen una forma sana de preparar la comida, conservando nutrientes y sabores originales. Son pequeños y prácticos.

Los beneficios del empotrado

Un aspecto moderno, llamativo, además de la posibilidad de tenerlos al nivel visual deseado, son las principales ventajas de los hornos empotrados. Se han convertido en una alternativa popular en los últimos años, gracias a la practicidad que ofrecen sus controladores digitales, amplia capacidad interior, sistemas de limpieza y cocción múltiple. Te sentirás todo un chef profesional sin mucho esfuerzo.

Son el complemento perfecto para crear un entorno balanceado, sin aglomeraciones ni excesos de componentes. Podrás tener en tu cocina un lugar de aspecto amplio, en el donde disfrutarás la preparación de recetas deliciosas para tu familia e invitados.