mejor-impresora-laser-a-color

Las 5 Mejores Impresoras Láser de Color (Guía 2019)

Mi esposo y yo decidimos, hace un par de años, montar un pequeño negocio de papelería ubicado en un barrio muy pijo de la ciudad.

Casi todo ha ido la mar de bien hasta que empezamos a ofrecer servicios de impresión. Probamos con un modelo que hacía desastres, gastamos un montón de pasta en cartuchos y el resultado era realmente pobre, los clientes estaban mosqueados.

¡Ni se diga al hablar de impresiones a color! El dichoso trasto se llevaba la tinta en una triste foto y no se podía mirar la hoja porque al menor roce quedaba como un cuero, igual que un cuadro de Monet. Cada persona que pedía este servicio quedaba insatisfecha.

Tras todas estas penurias decidimos buscar la mejor impresora láser de color del mercado. La precisión y calidad de estas impresoras nos darán un montón de puntos con los clientes, una vez la pongamos en marcha.

¿Cuál es la mejor impresora láser de color?

Si estáis interesados de verdad en una buena impresora a color, es esencial que consideréis una serie de características que os ayudarán a comprar la más adecuada para vosotros.

La precisión en los textos es esencial para una buena impresora. Un equipo láser de gran calidad será capaz de imprimir de manera clara hasta la tipografía más pequeña. Basta que hagáis una comparativa para verificar.

Otro detalle es la calidad de los gráficos, una buena máquina los hace con apariencia completamente profesional, incluso las más baratas, debéis mirar con atención este dato.

Una máquina que os ahorre más dinero en tóner y cartuchos y que trabaje con buena calidad es, sin duda, una buena impresora, esto viene por dos razones, son capaces de ahorrar tinta sin sacrificar calidad y, además, imprimen a doble cara.

El tamaño, la velocidad de impresión y el precio son también cualidades que debéis tener en cuenta. Si necesitáis mucho volumen, una impresora rápida será la salvación.

Si aún no estáis seguros de cual de toda la gama de impresoras puede ser la mejor para vosotros, entonces tal vez os convenga echar un vistazo a esta lista. Seguramente aquí hallaréis justo lo que os hace falta.

A continuación te presentamos las mejores impresoras láser de color: 

1. Impresora láser a color Oki 407357 C301dn

Rendidora y eficiente

La marca Oki os ofrece un producto destacado, que lleva 4 cartuchos de tóner y que es capaz de imprimir, en gran calidad y a color, hasta 20 páginas por minuto.

Si sois de los que hacen pequeños trabajos de impresión y diseño, esta impresora os vendrá bien ya que responde a grandes demandas, pero no es de capacidad industrial.

La podéis tener bien en la oficina, en algún pequeño negocio y es más que suficiente si la tendréis en casa para uso personal.

Es un aparato que opera con tecnología láser y tiene capacidad de papel de 350 hojas y con capacidad de salida estándar de 150 hojas.

Se trata de un dispositivo compacto, sólido y resistente hecho con buenos materiales. Pesa 22 kilogramos y es bastante grande, la podéis poner, preferiblemente entre dos o más personas, en vuestra oficina en un espacio lo suficientemente grande para ella sola.

 

2. HP LaserJet Pro P1102w

Inalámbrica y de alto rendimiento

Si estáis buscando una impresora de buena calidad que os proporcione trabajos impecables en blanco y negro y a color, esta de HP puede ser vuestra opción.

Con esta máquina podréis tener impresión profesional a gran velocidad, alrededor de unas 18 páginas en un solo minuto, tanto en trabajos a color, como si es en monocromo.

Es una máquina fabricada con tecnología láser, tiene función de impresión a doble cara, con bandeja de entrada de gran capacidad. Admite trabajos desde A4 hasta B5, tarjetas postales y sobres (C5, DL, B5)

Una de sus cualidades más llamativas es que es un dispositivo inalámbrico, funciona con WiFi y podéis enviar a imprimir desde teléfonos inteligentes y cualquier soporte tecnológico compatible.

Además, se trata un producto, ahorrador de energía y amigable con el medio ambiente. Trabaja con potencia de 370 vatios, que varía según el modo de la máquina: encendido, apagado o suspendido.

 

3. Impresora láser color Brother HL-3150CDW

Compacta y profesional

OFERTA
Brother HL-3150CDW - Impresora láser...
128 Opiniones

Con lenguaje de impresión GDI y pantalla LCD de una línea, el fabricante Brother pone a vuestra disposición esta impresora automática que trabaja con función de dos caras.

Una de sus grandes ventajas es que es pequeña compacta y más liviana que otras parecidas, es ideal para profesionales independientes y pequeños grupos de trabajo.

Un punto importante de esta máquina es que os permite seguir imprimiendo temporalmente en monocromo si se os agota el color. Así que no perderéis tiempo si la sustitución del tóner tarda más de un día.

Trabaja con una velocidad de impresión de hasta 18 páginas cada minuto y además tiene cartucho de tóner independiente; el negro rinde hasta para 2500 páginas y los de color os alcanzarán hasta unas 2200 páginas.

Viene con cartuchos de larga duración, ahorraréis costes por página y por papel, además, tiene variedad de conexión: internet, cable, inalámbrica y conexión móvil.

 

4. Xerox Phaser 6020V_BI

Silenciosa y fácil de configurar

OFERTA
Xerox Phaser 6020V_BI - Impresora láser...
70 Opiniones

Dotada de una extraordinaria velocidad al momento de imprimir esta máquina de Xerox es un dispositivo de muy alto rendimiento.

Tiene conectividad de alta velocidad, podéis conectarla a través de cable USB 2.0, con WiFi Direct, así que podeís imprimir a través de otros dispositivos móviles.

Es compacta, pesa 13 kilogramos, más liviana que otras parecidas. Es capaz de imprimir hasta 6 páginas en cada minuto si es a color y otras 12 si se trata de trabajos en monocromo.

Quienes ya la han comprado afirman que es silenciosa y de gran durabilidad. Tiene capacidad total de entrada y salida estándar para 250 hojas: 150 de entrada, 100 de salida.

Trabaja con potencia de 220 vatios y soporta impresión en cartulina para tarjetas, sobres, etiquetas, papel común e incluso tela.

Se trata de un producto asequible y os resultará ideal si queréis tenerla en casa, o en pequeñas oficinas independientes.

 

5. HP Envy 5541 AiO

Veloz y rendidora

OFERTA
HP Envy 5541 - Impresora multifunción...
282 Opiniones

Del grupo de las impresoras de inyección de tinta, esta del fabricante HP es una excelente opción para uso doméstico. Es silenciosa y con ella podéis imprimir hasta 8 páginas a color en un minuto y 12 si son impresiones en blanco y negro.

Se trata de un equipo con lenguaje GDI, interfaz de conexión de USB, LAN e inalámbrica, así que podéis usarla, a través de esta conexión, desde otros dispositivos como tablas, o teléfonos inteligentes, para imprimir de forma inalámbrica.

Es pequeña, liviana, trabaja con una potencia de 220 voltios y es capaz de imprimir hasta 30 mil páginas por mes.

Puede imprimir, escanear y fotocopiar en diversos formatos y tamaño de papel. Es una impresora multifunción con la que tendréis todo en uno.

Es el producto menos costoso de la selección que hemos hecho, así que tendréis grandes prestaciones y un buen rendimiento a muy bajo costo.

¿Cuáles son los beneficios de una impresora láser de color?

No importa si se trata de una oficina de una habitación para trabajar o simplemente de vuestro estudio personal en casa, las impresoras son necesarias como un complemento perfecto para cualquier ordenador porque permiten volver físico cualquier documento electrónico.mejor-impresora-laser-a-color

Hoy en día, existen muchas actividades diarias que se pueden hacer de forma virtual pero cuando queremos tener un comprobante o copia física en un papel de lo que estamos haciendo es necesaria siempre tener una impresora a mano.

Si tenéis hijos en casa, sabréis además que este dispositivo periférico puede ser muy útil para las múltiples tareas escolares o trabajo escritos que deben realizar. Y si por el contrario trabajáis en una oficina y contáis con una impresora comunitaria no es descabellado pensar en tener vuestro aparato personal porque es mucho más cómodo para ahorrar tiempo y esfuerzo.

Sin embargo, adicional a estas ventajas genéricas de comprar una impresora cualquiera, tener una impresora láser a color da unos beneficios que otros formatos de impresión no os dan.

Cero manchas de tinta

En los modelos más viejos o económicos es usual tener cartuchos de tinta líquida que suelen fallar al inicio de su uso o cuando se están a acabando. Estos fallos consisten en impresiones borrosas, con trazos irregulares o con manchas sueltas en las esquinas.

Y, si no habéis pasado por eso, os advierto que no hay nada más pesado que tener que imprimir un currículo profesión al y salir de casa con un papel pintado por todos lados y poco presentable.

Por surte, estos problemas se pueden evitar con un estilo laser que usa tóner a color. Esta tecnología funciona a través de la transferencia al papel por electricidad estática que luego se termina de adherir y fundir con calor.

Otra ventaja de este sistema es que al estar fuertemente pegado cada trazo no hay riesgo de que la humedad de unas gotas de agua o de dedos mojados puedan hacer correr la tinta, cosa que sí pasa cuando tomamos una hoja que recién sale de una impresora de inyección.

Así que, si queréis tener siempre imagen y letras legibles, claras y con una calidad profesional lo más firme posible, no debéis dudar de una opción a laser.

Menos costo por cada página impresa

Anteriormente, la tecnología de láser de estos dispositivos lo hacía un producto muy costoso que pocas familias podían comprar para su uso en casa, pero esto ha cambiado y ahora tener una buena impresora de inyección hasta es equivalente en precio al costo de una impresora láser.

Ahora bien, hay otros costos a considerar. Cuando queremos reemplazar los depósitos de tinta, un cartucho de inyección saldrá más barato que un tóner, sin embargo, la diferencia está en el rendimiento.

Es como comprar un pedazo de carne más económico, pero no fijaros que es muchos menos gramos que otro trozo que a primera vista parecía más caro. Un tíner logrará imprimir muchas más páginas que un cartucho regular.

Si revisáis los números exactos la diferencia puede ser abrumadora. Aunque con cada marca cambia, la media indica que un cartucho puede dura un poco más que 150 hojas de impresión mientras que el tóner láser sacará más de 1500 hojas.

Grandes cantidades de páginas

Para funcionar la impresora requiere que la tinta se adhiera correctamente al papel, esto lo realiza por medio de un calentador cerámico que por medio de altas temperaturas funde la tinta y hace que esta penetre la hoja.

Para realizar imprimación, la máquina debe calentarse ligeramente cuando se enciende. Una vez esto sucede, vuestra impresora hará su trabajo en una secuencia que solo dura unos pocos segundos. De hecho, su capacidad de procesamiento velos es una de sus grandes ventajas sobre otros modelos.

Esta rapidez es 50 % mayor que el estilo de inyección de tinta y logra alcanzar entre 10 y 25 páginas por minuto (PPM), que es la medida que podréis ver reflejada en cualquier empaque.

Además de esto, otro factor que apoya su velocidad es que sus depósitos de papel suelen ser de grandes tamaños, algo pensado especialmente para que no tengáis que rellenar constantemente las hojas si estáis imprimiendo un trabajo grande o extenso.

Menos mantenimiento necesario

Trabajar con una impresora de inyección cuando vamos tarde o estamos apurados en sacar documentos importantes puede ser muy pesado y frustrante. Y esto es básicamente porque con cada apagado, la impresora se puede desconfigurar un poco. Si ya habéis usado una, me entenderéis.

Con cada nuevo cartucho estos sistemas necesitan con los cabezales de inyección se alineen y limpien mediante una opción aumatizada que tarda unos minutos y debe realizarse una prueba de impresión para saber si ya está en estado de uso.

En cambio, los tones de laser no requieren nada de este proceso porque en lugar de un líquido usa polvo seco como tono que luego se pega al papel.

¿Qué elementos son importantes en una impresora láser de color?

Sin importar qué modelo compréis es muy probable que la calidad de las fotografías no sea la mejor. Esto es porque al distribuir la tinta al mismo tiempo no da tanta puntuación de detalle.

Además de esto, el formato de laser hace que sean más grandes y pesadas. Sin embargo, el buen rendimiento vale la pena todos los peros.

Así que aquí os dejo algunos elementos que tener en cuneta para obtener la mejor máquina para imprimir en casa:

Velocidad

Cuando adquirimos una impresora láser de color se pueden hacer grandes producciones en poco tiempo. Así que es importante contar con un buen tambor para que funcione con esa velocidad que se quiere.

Os explico, la impresora usa un tambor de tinta en polvo para la imprimación en el papel que viaja a través de rodillos a alta velocidad. Esto en su conjunto hace que la página se haga de forma completa y que vaya más rápido todo.

Pero si a priori sabéis que no vais a trabajar con grandes volúmenes sino pequeñas tandas cortas es importante también que busquéis un modelo con el menor tiempo posible de espera para que salga la primera hoja, que es lo que más suele tardar en estos estilos de periféricos.

Calidad

Para lograr una buena resolución quizá la impresión láser no sea tan buena porque no detalla línea a línea, pero puedo lograr buenos resultados si lográis tener unos 1200 puntos por pulgada o más ya que así toda la imagen fluirá y no se verá la conexión entre los puntos.

Costo

Para poder calcular el precio real de una impresora láser o se debe ver la inversión total sino el costo por página, que a la larga será menor y durará mucho más. Cada cartucho de color puede ser más barato que todo un tóner, pero no rendirán demasiado.

Manejo de papel

Una impresora láser de alta gama puede tener más de una bandeja para depositar papel de gran tamaño. Es decir, se procesan cientos de hojas en una sola descarga. Esto permite no solo grandes impresiones sino poder imprimir por ambos lados de la hoja y tener distintos formatos o tamaños de papel.

¿Una impresora de inyección de tinta o una láser?

Pues la respuesta dependerá del uso que le daréis a la máquina. Si necesitáis una impresora para trabajos escolares de tres críos sin duda será mejor un modelo láser que pueda manejar un volumen de salida alto y a gran velocidad.

En cambio, si tendréis que imprimir imágenes en medios delicados o con calidad detalladas de lujo pues os funcionará mejor la inyección de tinta. Aunque hoy en día las impresoras son multifunción y una láser bien os puede servir para sacar fotografías familiares.

¿Cómo funcionan las impresoras láser de color?

La tecnología de estos dispositivos se maneja por electricidad estática que se carga en el rodillo del llamado tambor.

Esta carga adhiere la tinta del tóner al rodillo que ya tiene un mapa de bits que distingue la imagen que se debe imprimir del resto que quedará en blanco. Una vez esto ocurre, el tambor deposita las partes cargadas en el papel rodando sobre él.

Como se trata de un modelo que usa colores pues este paso del rodillo debe realizarse por cada tono por separado.

¿Cómo conectará su impresora a su red?

Existen muchas formas de conectividad en los estilos actuales. Los modelos inalámbricos permiten que se pueda conectar por Wifi o Bluetooth, mientras que otras usan cables USB. En el primer caso se puede enviar archivos para ser impresos desde un móvil o tableta e incluso mediante una carpeta en la nube.

¿Puede imprimir en ambos lados de la página?

Si necesitáis armar complejos modelos estilo impresora 3D una impresora regular no os ayudará pero si lo que queréis es tener un texto a ambas caras de una misma página para ahorrar dinero podréis ir por un modelo con función “dúplex” que voltean las hojas automáticamente y calculan el intervalo entre páginas impares y pares.