mejor-lavadora-de-carga-superior

Las 5 Mejores Lavadoras de Carga Superior Para Una Colada Más Cómoda

Detesto agacharme para hacer la colada y cuando se me rompió la lavadora de carga frontal, le dije a mi esposo que prefería buscar una mejor lavadora de carga superior. Además, por cuestiones de espacio en el piso, nos convenía más la segunda.

También, como somos dos en casa, por ahora, la capacidad de carga no era un gran problema. Pero eso sí, quería una máquina que pudiera hacer lavados rápidos. De hecho, era más conveniente si tenía varios programas de lavado. A veces estamos tan apurados que no hay tiempo para tardarse mucho en estas labores. Y ¡Claro! Si garantizaba eficiencia energética, pues, ¡Genial!

Empezamos a buscar varias opciones de distinta marca que ofrecieran buena calidad y prestaciones. Me asustaba un poco el precio, porque me habían dicho que estas no tienen el menos costoso. Pero, por fortuna, dimos con varias de precio asequible.

¿Estáis buscando lo mismo? Pues ¡Venga! Que os doy en seguida algunos consejos basados en nuestra experiencia.

¿Cuál es la mejor lavadora de carga superior?

La mayor ventaja que tienen estos electrodomésticos es justamente que no hay que inclinarse para meter la ropa. No hace falta ser anciano para que esta tarea os cause dolores de espalda. Así que en mi caso, prefiero tener la puerta arriba y listo.

Claro que eso no basta para garantizar que la máquina vaya a funcionar muy bien. Hay algunos detalles que ver antes de comprar uno de estos equipos. Por ejemplo:

Programas de lavado: Es importante revisar que tengáis opciones para ciclos de diferente duración. Si no ensuciáis demasiado las prendas y tenéis algo de prisa, será mejor contar con ciclos rápidos.

Revoluciones por minuto: A mayor cantidad de revoluciones, las piezas quedaran más secas a la hora de ir al tendedero o la secadora. Entre 1.000 rpm y 1.300 rpm estaría bien para no gastar luego demasiada energía en el secado.

Capacidad: La cantidad de kilos que soporte os ayudará a limpiar cargas más grandes de ropa. Todo depende del tiempo en la semana que tengáis para hacer la colada y de la cantidad de personas que haya en casa. Entre 6 y 8 kg es una buena capacidad. También las hay de 9 kg pero eso probablemente aumenta el precio.

Tamaño: No olvidéis verificar cuánto espacio tenéis para la lavadora, incluso con la puerta arriba, por si acaso ubicáis algunas cosas encima.

Color: El color blanco es el más común, aunque hay opciones en otros tonos para combinar.

De todas las que en su momento me tocó revisar para escoger, esta lista comparativa os aseguro reúne las 5 mejores lavadoras de carga superior del mercado actual. Podéis echarle un vistazo y os servirá de guía.

A continuación te presentamos las mejores lavadoras de carga superior:

1. Lavadora secadora carga superior Brandt WTD6384K

Lavasecadora 2 en 1

Esta máquina es una excelente opción para pisos pequeños. No solo lava la ropa sino que también la seca y además sus dimensiones son reducidas para adaptarse a cualquier espacio. Tiene una anchura de tan solo 45 cm y a la vez una capacidad de 6 kg de ropa.

De hecho, su tambor tiene una capacidad de 42 litros de agua para mejorar el rendimiento en el ciclo de aclarado. Es muy fácil meter la ropa en ella y el tambor se abre con un toque. Este por cierto, es de acero inoxidable lo cual garantiza su durabilidad.

Es resistente al desgaste y a las típicas vibraciones al limpiar y secar las prendas. Tiene un indicador de tiempo restante, muy conveniente cuando hay prisa. Su velocidad máxima de centrifugado es de 1300 rpm. Cuenta con varios programas de lavado, un visualizador LCD y es de color blanco.

 

2. Lavadora de carga superior AEG L62260TL

Con selector de velocidad de centrifugado

A quienes puede preocupar que un centrifugado muy fuerte pueda dañar su ropa, esta lavadora les es conveniente. Se puede regular la velocidad y su máxima es de 1200 rpm. Tiene una capacidad de lavado de 6 kg de colada. Dependiendo del peso que vayáis a limpiar se puede ajustar la duración del lavado.

Es más, no solo se puede ajustar el tiempo sino también el consumo de agua y de energía según la carga. No lava en exceso la ropa y su eficiencia es A. Cuenta con un display LCD para que veáis más fácilmente lo que programáis y un dispensador de detergente líquido y en polvo.

Sus programas se adapta a diferentes tipos de tejidos como algodón, sintéticos, lana, vaqueros, delicados, etc. El tambor posee 42 litros de capacidad e incluye un sistema de seguridad contra inundaciones.

 

3. Indesit ITW E 71252 W

Con aclarado extra

Aquellos que requieran darle a su ropa un aclarado extra para prevenir irritaciones de la piel por contacto con el detergente, pueden optar por esta lavadora. Cuenta con un ciclo extra de aclarado que retira todo el jabón de los tejidos, automáticamente.

Por supuesto, con este modelo podéis elegir el tiempo de duración del lavado. Hay uno para refrescar de 9 minutos, el rápido de 30 minutos y el regular de 1 hora.

Está equipada también con una opción Energy Saber, para ahorrar hasta 70% de energía específicamente en los programas de lavado de  vaqueros, algodón o tejidos sintéticos.

Si necesitáis que tenga lista la ropa en un momento específico podéis programar el inicio diferido hasta 24 horas.

Tiene una capacidad máxima de carga de 7 kg, 1200 prm y centrifugado variable. Su pantalla digital es grande y cómoda de visualizar.

 

4. Electrolux EWT1264IKW

Con panel LED

Es una lavadora muy práctica que os servirá si sois de los que quieren dejar todo programado. La colada se hace muy sencilla y se puede elegir la duración del lavado para proteger la ropa más delicada. Este modelo cuenta con un certificado Woolmark Blue que garantiza un máximo cuidado a prendas que requieran ser lavadas a mano.

Tiene función de inicio diferido para que podáis lavar justo cuando lo necesitéis. Tiene un panel de control LED y un eficiente ahorro energético.

No hace mucho ruido. De hecho su nivel de dB(A) re 1 pW (2010/30/EC) es de 57, por lo que es bastante silenciosa. Su capacidad es de 6 kg, trabaja con 1200 rpm y el volumen del tambor es de 42 litros.

 

5. Whirlpool AWE 2240

Con programa de color

Si os preocupan las mezclas de color y manchas en la ropa, este modelo os ayudará a prevenir ese problema. Tiene un programa colours para proteger y dar mayor cuidado a las prendas y evitar que se decoloren. Posee un máximo de 1000 revoluciones por minuto además de una capacidad de lavado de 6 kg de colada.

Para la ropa delicada dispone de un programa especial llamado lavado a mano. No tendréis problemas con los vecinos por ser una de las más silenciosas. Cuenta con un sistema de control de la espuma y el volumen del tambor es de 42 litros.

Tipos de lavadoras

En el mercado, podemos encontrar lavadoras de carga frontal o lavadoras de carga superior. Ambas se diferencian en su tamaño, capacidad y forma de introducir la ropa.mejor-lavadora-de-carga-superior

Las lavadoras de carga frontal se han vuelto muy populares en los últimos tiempos. Se caracterizan porque la puerta está en la parte de adelante. Sus dimensiones se ajustan muy bien a  los pequeños espacios, de ahí viene su popularidad.

Las lavadoras que tienen la puerta en la parte de arriba se denominan lavadoras de carga superior. Estas lavadoras son igual de efectivas que las de carga frontal, solo que con las ventajas de no tener que agacharse para meter  y sacar la ropa.

En cuanto a las dimensiones, su tamaño es más angosto, lo que hace que quepa en cualquier parte, además, su tamaño no influye en su rendimiento pues en general son bastante rápidas en la realización del ciclo.

Los 5 beneficios que te dan las lavadoras de carga superior

Más económica

El beneficio más atractivo que ofrecen las lavadoras de carga superior es su precio. Aunque reconocemos que las de carga frontal son mucho más atractivas, la función para la cual fueron diseñadas se cumple a cabalidad en ambos modelos.

Por otro lado, si tu presupuesto no te permite comprar un aparato nuevo, en el mercado existen modelos usados de excelente calidad por una fracción del costo, al contrario de las de carga frontal, las cuales son tan nuevas como para que no exista mucha oferta de modelos usados.

Más confiable

Los electrodomésticos nos facilitan la vida, es cierto, pero a veces nos acostumbramos tanto a ellos que cuando fallan sentimos que nuestro mundo se nos cae a pedazos al vernos sin la tan eficiente ayuda hogareña.

Es por ello que una lavadora con excelentes referencias se convierte en una potencial compra. Debido a que las lavadoras de carga superior han existido por mucho tiempo, sus mecanismos son probados y asegurados así que tienden a ser más confiables.

Las máquinas de carga frontal tienen algunos problemas que los cargadores superiores no tienen, como por ejemplo que son más propensas a la acumulación de moho y hongos en el mecanismo de la puerta debido a que el agua está continuamente moviéndose a su alrededor.

Algunos consumidores también han informado de fugas de agua debido a los sellos de la puerta vienen defectuosos o se vencen fácilmente, convirtiendo la hora del lavado en un verdadero desastre.

No requieren de un detergente especial

Un detalle que no debes pasar por alto al elegir el modelo de lavadora es que las de carga frontal necesitan de un detergente especial que no produzca espuma al lavar pues de lo contrario dañaría el mecanismo de la máquina.

Éstos son conocidos como de “alta eficiencia”; los reconocerás por sus siglas HE en el empaque y además de ser más costosos que el tradicional, no hay tanta variedad en el mercado.

Este inconveniente no lo tendrás con las lavadoras de carga superior que admiten a cualquier detergente al que estés acostumbrado.

Mayor variedad de modelos

Además de tener muchas más opciones de modelos disponibles en lavadoras de carga superior, también encontrarás variedades de presupuestos, desde muy económicas hasta las más caras.

Fáciles de reparar

Debido a que tienen mayor tiempo en el mercado, existen más cantidad de técnicos especializados en la reparación de las lavadoras de carga superior que los que se dedican a las de carga frontal ya que el mecanismo es relativamente nuevo, lo que da como resultado precios de mano de obra competitivos y la tranquilidad de saber que tiene experiencia.

Batalla de cargas: Frontal versus Superior

Aunque las lavadoras de carga superior históricamente han sido más frecuentes, las lavadoras de carga frontal volvieron al mercado a principios de la década de 2000 y han ido ganando popularidad desde entonces, ya sea por su diseño o por la innovación.

Aunque son en su mayoría más costosas que su rival de carga superior, al optimizar la producción se han modificado los precios de las lavadoras de carga frontal, y ahora se están acercando cada vez más a las mejores máquinas de carga superior, tanto así que más clientes consideran que las numerosas ventajas de las lavadoras de carga frontal valen la inversión adicional.

Carga Superior

Más económicas:

Debido a que las lavadoras de carga superior son más baratas, se han convertido en la opción preferida para apartamentos de alquiler, usos comerciales y casas de campo

Ergonómicamente más amigables:

Las de carga frontal generalmente se apilan verticalmente con la secadora pero son algo incómodas en el momento de meter y sacar la ropa ya que debes estarte agachando a cada momento, lo que no ocurre con las de carga superior

Carga Frontal

Limpia mejor y no maltrata la ropa:

Las lavadoras de carga frontal son más eficientes en la limpieza de la ropa y producen menos desgaste a la tela ya que no posee aspas que maltraten las fibras.

Las de carga frontal utilizan la tecnología de lavado por gravedad así que el fregado es mucho más delicado.

Ejecuta menos ciclos:

La gran capacidad de carga de los lavarropas frontales le permite colocar más piezas en el compartimiento y ahorrar agua, tiempo y detergente.

Agua y energía eficiente:

Las lavadoras de carga frontal están diseñadas para usar un tercio de la cantidad de agua, energía y detergente en comparación con las de cargas superiores. Así que al final estarás ahorrando mucho dinero todos los meses en energía, agua y facturas de compras, lo que hace que recuperes la inversión inicial fácilmente.

Larga vida:

Los cargadores frontales requieren menos reparaciones en las partes principales, porque usan la gravedad para sacudir la ropa en lugar de usar el agitador central como lo tienen las máquinas de carga superior. Las arandelas de carga superior también tienen más piezas, lo que significa más partes en riesgo de romperse o dañarse.

Más silencio:

Las lavadoras de carga frontal cuentan con un control de vibración para estabilizar el tambor interno, lo que las hace perfectas para funcionar en espacios cerrados, segundos pisos sin molestar a nadie.

Más funciones:

Algunas lavadoras de carga frontal vienen con características adicionales, como un ajuste de vapor, un ciclo de autolimpieza, puertas de lavadora reversibles para salas de lavandería totalmente personalizables y mucho más.

Capacidad:

Las lavadoras de carga frontal, por lo general, tienen mayor capacidad que las de carga superior. Siempre es importante que te fijes bien en el tamaño del tambor de la máquina. Debes considerar para cuántas personas será útil el aparato y la frecuencia con que la usarás.

Estilo:

Las lavadoras de carga frontal tienen un look más estético y moderno. Ahora, si eres de las que te da igual  el estilo de tus electrodomésticos, las de carga superior ofrecen un tipo más uniforme en cuanto a presentación.

Resumiendo entonces podemos decir que:

Lavadoras de carga superior:

-Son menos costosas

-Tienen menos funciones

-Mayor costo a largo plazo

– No es tan gentil con la ropa

-Su display multifunción es muy sencillo de manejar

-Podemos agregar prendas que se nos hayan olvidado a mitad del ciclo, algo que resulta imposible con las lavadoras de carga frontal

Las lavadoras de carga superior son algo más económicas que las de carga frontal, aunque ese ahorro se esfuma al usar mucha más agua y electricidad

Lavadoras de carga frontal:

-La inversión inicial es mayor

-Más funciones de lujo

-Menor consumo de energía y agua

-Trata mejor a la ropa

-Las lavadoras de carga frontal lavan mejor al tener programas de lavado más largos, y son más eficaces ya que centrifugan más agua con lo que la ropa sale más seca.

-Estas lavadoras adaptan la cantidad de agua y energía según la carga

-Menos ruidosa

¿Cómo evitar que la ropa se anude o se tuerza?

Seguramente has experimentado la frustración de ver como la ropa que has terminado de lavar se convierte en una montaña de tela enroscada de una manera que solo un mago puede desatar. Ese momento en que no sabes si sentarte a llorar o reír lo puedes evitar tomando en cuenta estos consejos:

-Evita mezclar artículos pesados con artículos livianos, como por ejemplo jeans con franelillas.

– Elije la carga correcta según las recomendaciones del fabricante. Evita poner demasiados o muy pocos artículos en la lavadora.

-Asegúrate de establecer el nivel de agua adecuado para la carga.

-Nunca envuelva la ropa alrededor del agitador

-Asegúrate de que el agua de lavado no esté demasiado caliente para la tela.

Relación entre la carga y el nivel de agua

Para que la lavadora funcione correctamente debemos atender a las instrucciones del fabricante y uno de los detalles que no se debe dejar pasar desapercibido es el nivel de agua, tanto para economizar detergente y ser amables con el ambiente, como para que el ciclo de lavado se desarrolle correctamente.

-Recomendamos intentar igualar los niveles de agua y el tamaño de carga lo más posible.

-Carga los artículos secos sin apretar, trata de que no excedan la fila superior de agujeros en la tina de la lavadora.

-Usar demasiada agua puede provocar un bajo rendimiento de lavado debido a una menor proporción de detergente.

-Usar muy poca agua puede causar un enjuague deficiente, problemas de pelusas, arrugas y un desgaste excesivo en las telas.

-Intenta lavar el mismo tipo de materiales juntos. Por ejemplo, no lave las telas que producen pelusa con fibras que  las atraen.

Guía para comprar una lavadora

Piensa en la capacidad

Una persona soltera o una pareja que lave seguido no tendrá una canasta muy grande de lavado. Este tipo de consumidor puede comprar una lavadora de 10 kilos de capacidad para suplir sus necesidades

La capacidad de la lavadora es algo importante para los consumidores. Algunos prefieren lavar cargas pequeñas más seguido, otros esperan a fin de mes para lavar todo de una vez. Sus costumbres a la hora de lavar determinan cuánta carga será necesaria para su hogar

Menos lavados al mes pueden ahorrar agua, gas y energía, pero las cargas aumentan al final. Además, el usuario debe tener ropa limpia suficiente para varias semanas mientras que acumula la suficiente sucia.

Al aumentar la carga se necesitan lavadoras de más capacidad que utilizarán más recursos. Así que es importante encontrar un balance entre la capacidad y el tipo de lavadora para no gastar más dinero en el lavado.

¿Por arriba o por el frente?

Las lavarropas de carga superior tienen un barril con una pared corrugada que, por el movimiento centrífugo, generan fricción entre la ropa y la pared para limpiarla. Esto genera que la ropa se desgaste y genere motas, por lo que toca comprar filtros extra para mantener limpia la lavadora.

El secado de la ropa suele ser un poco más lento, y tienden a consumir más energía, pero gracias a las lavadoras con alta eficiencia energética podemos olvidarnos del tema del consumo.

Las de carga frontal utilizan la gravedad del agua a su favor: levantan la ropa para que caiga rápidamente al agua y así se produzca el lavado. Esto permite que la ropa no se enrede, que el agua y los detergentes pasen mejor entre los poros de la tela, no haya desgaste de las prendas y no se produzca mota.

¿Tendedero o secadora?

Si el espacio para poner un tendedero es demasiado pequeño, puede complementar su lavadora con una secadora de gas. Estas tienen un mejor proceso de secado, no gastan tanta energía ni mucho gas.

Vuelta y Vuelta

El número de revoluciones por minuto o “rpms” te permiten hacerte una idea de qué tan seca quedará tu ropa gracias a la centrifugación de la lavadora en las fases finales de un lavado. Una buena velocidad de centrifugación serían 1.600 rpms.

Eficiencia Energética

Las lavadoras están sometidas a la normativa de la UE sobre etiqueta energética, que detalla el consumo de electricidad tanto en el lavado como en el centrifugado y el consumo de agua por cada ciclo de lavado.

En la etiqueta se informa del nivel de eficiencia energética del aparato con respecto al tipo estándar mediante una clasificación con letras de la A a la G y los grados +, ++ y +++, siendo la A+++ la más eficiente y respetuosa con el medio ambiente y la G la menos.

Elige las que tengan la etiqueta energética las letras, A+++, sinónimo de ahorrar agua y luz.

Seguridad

Si tienes niños en casa, es importante que revises que la lavarropas tenga cierre y apertura de seguridad para evitar accidentes.

Está comprobado que el ruido, el movimiento y la forma de la lavadora, genera mucha curiosidad entre los niños; de hecho muchos chicos se han escondido en ese lugar jugando bien sea solos o con otros pequeños.

Algunos consejos para evitar accidentes en estos útiles pero peligrosos electrodomésticos serían:

-No operes la lavadora con los pies mojados o en condiciones de tormenta eléctrica.

-Realiza periódicamente el mantenimiento preventivo del caso.

-Nunca pierdas de vista tu hijo mientras éste aparato está funcionando.

-Nunca permitas que una lavadora sea manejado por un menor de edad.

¿Cuánto cuesta una lavadora?

Los precios de estos aparatos electrodomésticos varían dependiendo del modelo y las funciones que realizan.

Como te lo contamos antes, las lavarropas frontales son más costosas que las de carga superior.

En línea puedes encontrar máquinas de marcas reconocidas de carga superior con capacidad para 9 kilos en 199,95 euros.

La de carga frontal 9kg 1400rpm display LED táctil tecnología NFC A+++ la puedes conseguir por el orden de los 474 euros.

Si hablamos de lavadora-secadora, el precio se eleva a 684 euros.

Una última recomendación es que le preguntes al dependiente de la tienda si el costo incluye la instalación y en algunos casos hasta la remoción de la lañadora vieja.