mejores-licuadoras

Las 6 Mejores Licuadoras Para Obtener Los Zumos Más Nutritivos

Si eres de las personas que se preocupan por una alimentación saludable es necesario que cuentes con la mejor licuadora del mercado, esa que será capaz de extraer de las frutas y verduras un zumo con todas las vitaminas y minerales sin desperdiciar nada.

Bastante similar a la batidora de vaso, batidora de mano, exprimidor de jugo o procesador de alimentos, estas máquinas están diseñadas para hacer jugos, sin embargo, cada una tiene funciones diferentes y se aplican dependiendo del requerimiento.



¿Cuales son las mejores licuadoras?

En la actualidad las licuadoras varían de potencia, tecnología, cantidad de velocidades, tamaño, calidad y precio, por lo que no tendrás problema es encontrar la más ajustadas a tus necesidades.

Pero para facilitarte la elección acá hemos analizado la capacidad de varias tomando en cuenta la opinión de los usuarios para llegar a una reducida lista de seis licuadoras de buena calidad diseñadas para extraer los zumos más saludables que puedes tomar.

A continuación te presentamos las mejores licuadoras:

1. Licuadora Aicok 400W ESAFF70404-HMCMT

La mejor para toda clase de frutas

De nuevo la marca Aicok presenta otro modelo con prácticamente las mismas características que el anterior, pero ahora con menor potencia y con tecnología de centrifugado, sin embargo tiene la energía necesaria para trabajar con casi cualquier rama, hoja verde, frutas duras o blandas.

El equipo maneja dos velocidades, y sus discos fabricados en acero inoxidable garantizan el éxito de la máquina.

Una de las ventajas es que el orificio para introducir los alimentos es grande, así que no tendrás que picar tanto la fruta, ahorrando así tiempo y esfuerzo.

Igualmente cuenta con un sistema de seguridad que impedirá que la máquina se encienda si no tiene la posición correcta para funcionar.

Te sorprenderá la solidez de la pieza y el diseño moderno, aparte tiene un precio asequible y es un aparato que por su buena calidad podrás usarlo a diario.

2. Philips HR1869/70

La más potente

El modelo se destaca por sus 900W de potencia capaz de preparar hasta 2,5L de zumo en una sola tanda y además el equipo tiene una entrada de alimentos de 80mm donde entran piezas completas.

El proceso de centrifugado eliminará la pulpa no deseada sobre un depósito espacioso que no tendrás que vaciar a cada instante para que continúe trabajando.

Es de las más modernas al contar con un sistema de limpieza en el que con solo introducir agua el aparato se encargará de hacer el aclarado.

A diferencia de otras esta máquina incluye la jarra de 1250ml donde tu jugo recién extraído estará listo para servir.

Para la tecnología y potencia que ofrece la máquina es una licuadora barata, por lo que tiene una relación precio calidad destacada en comparación con otros productos.

3. Clatronic AE 3532

La mejor para conservar las vitaminas de los alimentos

El sistema de centrifugado es el más óptimo para mantener todas las propiedades además de que al tener 1000W de potencia y ser semi profesional extrae el zumo más rápido que otros sin desperdiciar nada gracias al sistema antigoteo.

Otra ventaja del equipo es que se puede montar y desmontar rápidamente lo que también facilita el uso y la limpieza.

Una particularidad del diseño es que además bonito y tiene la tapa es transparente, por lo que podrás ver el proceso de licuado.

Asimismo las cuchillas son de acero inoxidable y tendrán larga vida y es de los modelos más vendidas del mercado por su eficiencia y precio bajo.

4. Aigostar MyFrappe Black 30IMX

La más económica

Esta licuadora es de diseño básico, sin embargo tiene 600W de potencia para cumplir con tus expectativas sobre lo que esperas de un equipo como este.

Tiene dos velocidades, y en la más rápida alcanza las 15000 revoluciones por minuto para exprimir cualquier fruta o vegetal.

Otra de las ventajas de esta máquina es que es elaborada con materiales aptos para la seguridad alimentaria y además incluye los accesorios para sacarle el máximo provecho.

Igualmente las partes extraíbles son aptas para el lavavajilla, tiene garantía de dos años, y genera el zumo con textura fina.

Comprar esta máquina es la mejor manera de empezar una alimentación saludable consumiendo extractos frescos de tus alimentos favoritos, ya que no invertirás tanto y obtendrás un equipo que sobresale incluso comparado con otros más costosos.

5. Ufesa Deluxe LC5025

La más moderna

Tiene un cuerpo metálico bonito con amplio depósito para la pulpa y una jarra para recolectar el zumo. El centrifugado se encarga de producir la mayor cantidad de líquido y que el desecho salga los más seco posible.

Trabajará con frutas con cáscaras sin inconveniente y con porciones de hasta 7cm de diámetro de las que sacará el máximo zumo.

La máquina es compacta, portátil y fácil de limpiar, además que incluye un mini cepillo que facilita el proceso.

Tiene buen funcionamiento, cumple lo que promete, trabaja rápido y en resumen, tiene buena relación costo beneficio.

6. Oster 0004655-IUK

La más duradera

La reconocida marca de electrodoméstico presenta su clásico modelo de 600W de potencia y tres velocidades.

A diferencia de otras esta tiene un sistema mecánico eficiente que une el motor con las hojillas, lo que le da mayor resistencia y evita el deterioro o disminución de la potencia.

Las cuchillas son de acero, con un diseño entrecruzado al que no se le escapará ninguna porción de alimento.

La jarra es de vidrio resistente tanto a bajas como a altas temperaturas  y tiene capacidad de 1,25L y además de jugos podrás hacer salsas, mezclas, cremas, purés, procesar hielo y más.

Las piezas se desmontan con solo desenroscar, el vaso encaja fácil, es bonita, compacta y está entre las más vendidas del mercado.




¿Licuadora o batidora de mano?

3-licuadoras

Aunque se parezcan por el trabajo que ofrecen, ambos artefactos son diferentes:

Por un lado las licuadoras funcionan con hojilla y fuerza centrifuga la cual se encargará de separar el líquido y el sólido de cada alimento, extrayendo solo el zumo, sin necesidad de agregar agua adicional.

En cuando al diseño, estas generalmente son más  voluminosas y no tienen un vaso, sino un orificio donde se introducen las porciones para que el motor cumpla con su trabajo.

Por su parte las batidoras de vaso son más compactas, y trabajan con cuchillas que giran hasta en 5 velocidades o más, que se encargarán de procesar todo a su paso. Éstas no generan desecho, sino que todo pasa a ser parte del jugo al que además le podrás agregar otros alimentos de cualquier textura para cambiar el resultado.

Ambas hacen un gran trabajo y cada una tiene sus ventajas, en el caso de las batidoras de mano es la versatilidad de la máquinas para procesar casi cualquier cosa; y en la caso de las licuadoras es la pu

reza de los zumo, por lo que consumirás un jugo lleno nutriente sin otras otras componentes que disminuyan la concentración del mismo.

¿Licuadora centrífuga o licuadora de prensado en frío?

mejor-licuadora

Ambas cumple la misma función, sin embargo al saber la diferencia de la manera en la que una y otra extraen los zumos te hará decidir cuál es la más adecuada para ti:

Las de centrifugado por asuntos de operatividad son voluminosas, mientras que las del prensado en frío son más pequeñas pero al mismo tiempo más pesadas, sin embargo para algunos es una ventaja ya que le da may

or estabilidad mientras está trabajando.

Por otro lado la centrífuga somete a la fruta a un proceso previo de trituración y luego aplica fuerza haciéndola girar para extraer el líquido; por su parte las de prensado en frío trabajan sobre un molino prensando la fruta para sacarle el jugo.

Con el centrifugado por hacerle previamente cortes a los alimentos estos quedan expuestos a la oxidación, y con el prensado en frío no sucede así.

Por último, y las más importante para muchos es que con el prensado en frío el extracto viene más puro y con mayor cantidad de nutrientes, cosa que por la oxidación que ocurre aplicando la energía centr

ífuga se disminuye un poco, sin embargo, el primero extrae hasta un 10% menos de jugo que las licuadoras centrífugas.

Consideraciones antes de comprar una licuadora

El tamaño:

Considera que a la hora de almacenarlo o tenerlo sobre tu encimera no te cause inconvenientes

Potencia:

Determina la dureza de las frutas que es capaz de procesar.

Tamaño de boca para introducir alimentos:

Esto podría ahorrar mucho tiempo, algunos tienen el orificio pequeño, por lo que necesitas hacer trozos ajustados, mientras que otros puedes introducir la fruta casi completa.

Facilidad para lavarlo:

Al ser un aparato robusto de piezas desmontables puede que no sea tan fácil de limpiar,

sin embargo en la mayoría de modelos las piezas son aptas para el lavavajillas.

Ruido que hacen:

Algunas son súper silenciosas, mientras que otras no tanto.

Marca y calidad:

Algunas son tan reconocidas como Oster o Black and Decker, y con ellas la calidad está garantizada, no obstante se pueden encontrar más económicas con funcionamiento eficiente.

Seguridad y facilidad del uso:

Varios modelos no encenderán si no están bien puesta, esta característica evita daños que pueda sufrir el motor.

Entre otras consideraciones como la garantía, tipo de materiales, durabilidad, cantidad de velocidades, accesorios que incluye y cualquier otra que la haga perfecta para el uso que le vayas a dar.

Tipos de licuadora

tipos-de-licuadoras

Existe una infinidad de modelos y estilos de licuadora. Algo que suele abrumar a muchos novatos de la cocina.

Sin embargo, mi recomendación es pasar de los grandes modelos de profesionales y centrarse en los tipos básicos y realmente útiles para las preparaciones domésticas. Por ello os explicaré los 4 estilos básicos en los que debéis fijaros.

Mezcladoras de alimentos

Se trata de los modelos de licuadora potente. Son capaces de triturar, descomponer y mezclar alimentos duros en trozos más pequeños o en cremas espesas.

Pero, además de ser robustos en su capacidad de picado, resisten el uso intenso y constante de las cocinas diarias.

Estos modelos comerciales tienen un alto volumen de aguante y suelen ser más robustas en términos de diseño. Sin embargo, son una gran inversión a largo plazo porque os durará mogollón.

Licuadoras de bar

En apariencia su estructura es similar a una mezcladora de alimentos porque tiene un recipiente estilo jarra donde se hacen los preparados, con una turbina inferior y un motor en la base.

Funcionan para preparar bebidas en establecimientos comerciales, como batidos de frutas (smoothies), cocteles o zumos con pulpa.

En general su diseño es más liviano y resiste el licuado ocasional.

Licuadoras de inmersión

Este estilo condensa todo en una barra como una batidora. En la punta tiene las aspas de disco, luego contiene un tubo de alargamiento y en el extremo conectado con la mano está el motor con los botones de funcionalidad.

Su potencial es menor porque sus cuchillas son reducidas. Sin embargo, el diseño se adapta perfectamente para batir cremas, hacer purés, desmenuzar alimentos blandos y hacer sopas o salsas.

Lo mejor es que no tienelímite de capacidad ya que se prepara todo directamente en la olla.

Licuadoras para batidos

Esta cuarta clasificación es relativamente nueva ya que se trata de una especialización del primer modelo. Las licuadoras para smoothies o batidos son una variación mucho más potente y de mayor capacidad.

Su principal función es crear bebidas muy suaves y bien trituradas para ser tomadas como un zumo sin serlo. Esto se logra con cuchillas de corte muy potente, capaces de dejar una textura 100 % líquida y no tan grumosa, como ocurre con los modelos para comidas.

Además, tiene boquillas superiores más anchas, capaces de permitir que se introduzcan grandes trozos de vegetales o frutos secos duros y queden muy bien disueltos en el resultado final del proceso.

¿Cómo elegir la licuadora correcta?

La variedad de modelos y marcas puede ser confusa si no se conocen los elementos principales que garantizan una buena compra.

En el caso de las licuadoras, como ocurre con muchos otros electrodomésticos se trata de una mezcla de factores electrónicos, técnicos, de diseño y funcionalidad u hacen posible que la buena calidad del fabricante se traduzca en un uso adecuado y sencillo por parte del usuario.

Para descubrir los elementos claves os dejaré mi lista de puntos que no debéis pasar por alto:

Material

La elección en este caso depende mayormente del posible uso. Cuando se habla de una licuadora de acero inoxidable, por ejemplo, la resistencia está garantizada, las temperaturas se mantendrán y son muy fácil de limpiar, su pega está en el peso y en la poca visibilidad que ofrecen.

Por su lado el policarbonato es casi indestructible por lo que su uso constante y rápido en entornos comerciales es genial. Su problema es que contiene BPA por lo que no es recomendable para alimentos calientes.

En el caso de frascos de vidrio, superando su fragilidad, la resistencia y limpieza valen su comprar para cocinas de casa o bares que requieren exhibir el preparado.

Por último, os podréis topar con el copoliéster ideal para alimentos ácidos y usos en distintas humedades y calor.

Capacidad

En términos de dimensión existen 3 gamas. La más baja o pequeña alcanza desde las 32 a las 44 onzas y sirve para pequeñas cantidades, siendo un ahorro de tiempo y espacio si su uso es ocasional.

Ahora, si lo que queréis es mezclar más de un alimento para hacer una salsa de verduras o zumo, lo ideal es ir por un modelo más grande. Esta gama media puede llegar a las 128 oz.

Y, finalmente, existen capacidades para grandes preparados de cocinas comerciales, que llegan a las 832 oz. de espacio. Algo que puede ser excesivo para preparaciones caseras.

En todo este proceso de selección del tamaño no debéis olvidar que tendréis que reservar un espacio sobre la encimera y un gabinete para el uso, escurrimiento y almacenamiento de la jarra, tapa y base pesada.

Manijas

Las jarras de las licuadoras con recipiente pueden venir con o sin asas de transporte. Normalmente, estos mangos sirven para levantar los frascos llenos y pesados. En cambio, los modelos sin manijas son más fáciles de lavar y almacenar apilados.

Apilables

Algunas marcas prefieren no decantar por un solo tamaño de capacidad y ofrecen frascos de distintos volúmenes que se pueden apilar dentro del otro para fácil almacenamiento y ubicación. Una idea genial para tener versatilidad y funcionalidad personalizada a la hora de preparar comidas.

Graduaciones

Se refiere a los grabados en los frascos que permiten saber cuanto es una taza o un litro, ya que traen las medidas grabadas en la pared de las jarras.

De esta forma se ahorrar el trabajo de usar y lavar tazas medidoras adicionales.

¿Quién se beneficiará de tener una licuadora en su cocina?

La respuesta es muy sencilla: cualquiera. Una buena licuadora puede servir como un extractor de zumos, triturador, batidor de mezclas líquidas y hasta como sacador de espumas para texturas emplatados.

Por ejemplo, las personas con un estilo de vida saludable hacen mucho uso de las licuadoras,  oblenders como se le conoce en inglés, ya que en ellas pueden preparar batidos de proteínas y meriendas energizantes mezclando numerosos alimentos saludables.

Los beneficios más importantes de una licuadora

Una licuadora puede tener múltiples usos y quedarnos estancados en unas pocas funcionalidades, mezclas o alimentos puede ser un error que hará que la inversión se quede corta en comparación a su provecho.

Así que, si vais a adquirir uno de esos aparatos o, incluso, si ya tenéis uno en casa, nunca está de más repasar sus posibilidad técnica y prácticas para “sacarle el jugo” a vuestra licuadora casera durante mucho tiempo.

Os aseguro que quedareis tan sorprendidos que al menos una vez por semana prenderéis la mezcladora para hacer ricas comidas para toda la familia.

Preparaciones rápidas

Olvida la idea de pasar horas picando en pequeños cuadrados vuestros aliños. Las comidas rápidas y nutritivas son posibles con una licuadora. Basta introducir algunas frutas para hacer un buen batido de desayuno o algunos vegetales para una crema para almuerzo.

El solo mirar la velocidad con la que giran las aspas cortadoras nos da la certeza de que son un ahorro de tiempo pues no hay manera de que cortemos a esa rapidez de forma manual.

Máximo aprovechamiento

Todo lo que se pone, se obtiene en la versión final.Hablamos de aprovechamiento no solo como referencia al desperdicio orgánico sino también de los beneficios en los nutrientes internos de cada alimento.

Esta forma de extraer mezclas usando las pulpas en un mismo recipiente reduce el desperdicio de la proteína interna y de las fibras gruesas.

Menor nivel de glucosa en sangre

Contar con estos componentes en su máxima expresión ayuda también a que la concentración de azúcar en las mixturas sea menor y por lo tanto no subirá la concentración de insulina.  Además, esto también se traduce en mejor digestión y menos enfermedades crónicas.

Estamos hablando de que el beneficio para la salud en general se aprovecha sin desperdicio y a niveles más allá de las calorías o saciado de hambre.

Cocteles de superalimentos

Muchos de los nuevos superalimentos se comercializan en presentaciones en polvo. Así que la mejor opción para integrarlos en nuestra alimentación diaria es mezclarlos con un poco de leche o zumo en una licuadora para luego hacer con ellos una panqueca, el aderezo de una ensalada o cereal y un zumo.

Ensaladas fáciles

La mezcla y tritura las verduras y vegetales puede llevar unos minutos de nuestro valioso tiempo. En cambio, una licuadora puede hacer estas deliciosas combinaciones con pocos segundos de su corte más suave, sin desmenuzar ni volver líquido una comida dura.

Para esto podréis hacer uso de una licuadora prensado en frio que trabajará de manera “seca” con el resultado.

Menor esfuerzo

Además de su rapidez el trabajo de la licuadora ano requiere fuerza física ni trabajo manual. Una vez instalada, solo basta con introducir lo que queramos picar y las cuchillas de la jarra se encargan de todo gracias al impulso de un motor con un giro rápido.

Muchos comparan las licuadoras con las zumeras o exprimidores, pero en estos casos es obvia la diferencia del esfuerzo. No solo se debe hacer presión para extraer la pulpa sino que al momento de la limpieza cada parte termina sucia, se debe desarmar y extraer los residuos. Mientras que con una licuadora enjuagando el frasco y la tapa es suficiente.

Mezclar y llenar los músculos

Otra genial consecuencia de usar el producto en su totalidad para el batido espeso es que los nutrientes se aprovechan de forma completa, algo que repercute directamente en la composición muscular cuando se trabaja en un gimnasio.

Los culturistas mencionan mucho estos beneficios cuando se trata de batidos energéticos que ayudan antes, durante y después de una sesión de pesas a llenar a los músculos de fibra y energía.

Un efecto similar ocurre cuando se intenta perder peso. Como se usa completamente cada fruta o verdura procesada la sensación de llenado estomacal es mayor y por eso se reducen los atracones entre comidas y se disminuye la sensación de hambre que siempre está presente cuando se comienza una dieta.

Incorporar más alimentos en la dieta

Como casi no existe límite de capacidad porque los jarrones suelen ser muy grandes y porque no hay obstrucciones en las texturas duras o blandas, gracias a las potentes cuchillas inferiores, los licuados son una excelente oportunidad de crear mezclas únicas.

Bien sea agregando yogurt, leche o jarabes para volver la bebida en unos batidos cremosos, o poniendo especias o hierbas para aromatizar una sopa espesa las posibles combinaciones dulces o saladas son infinitas.

Otro gran secreto es el uso que muchas madres hacen con las licuadoras para incorporar en la alimentación de sus críos ciertos alimentos nutritivos que, en su forma entera y natural, los niños se niegan a comer como el brócoli o las zanahorias. Licuarlos en una gran manera de enmascarar su sabor, pero aprovechar sus nutrientes y vitaminas.

Y, por su fuera poco todos sus otros beneficios, permiten aprovechar ciertos alimentos que no son posibles de exprimir en extractores de zumo tradicionales. Hablamos especialmente de verduras y tubérculos como el plátano, la papa, el aguacate, la papaya, las espinacas o hasta un trozo de col rizada.

Contar de calorías sin problemas

Algunas personas tienen la concepción errónea de que los licuados son solo para quienes buscan aumentar la mas muscular y ganar peso. Sin embargo, esto es un mito muy alejado de la realidad.

Existen innumerables recetas saludables y bajas en calorías para quienes buscan licuados rápidos y nutritivos sin añadir grasas a sus dietas diarias. Algunas de ellas se pueden hacer en los modelos especiales de licuadora extracción lenta.

De hecho, se ha comprobado que tomar batidos de vegetales más beneficioso que tomar un zumo de futas sin pulpa. Esto se debe a que para producir cada vaso de zumo se necesitan hasta 3 o 4 naranjas, por ejemplo, mientras que el mismo vaso se podría llenar con el licuado de un solo pepino o zanahoria.

¿Cuál es la potencia ideal para el motor en una buena licuadora batidora?

El motor es la base, literal y figurativamente hablando, de una licuadora potente. Un buen motor puede hacer la diferencia entre un licuado espeso, lleno de grumos y de trozo sin triturar y una mezcla líquida y homogénea donde cada sabor e ingrediente se funda en una sola preparación.

El problema es que por desconocimiento del mundo de la tecnología y motores muchas personas compran electrodomésticos sin prestar atención a este elemento.

Pero no os preocupéis más, aquí encontrareis unas ideas sencillas para llevar el proceso de comprar a buen puerto sin demasiada complicación.

Un motor ideal debe ser de más de 1000 vatios (los vatos son la unidad de medida en la que se expresa la potencia y fuerza del motor). Si elegís un modelo que tenga poder sobre este número la potencia de mezclado y el rendimiento a largo plazo estarán asegurados sin importar el uso continuo o los tipos de comidas que decidas hacer.

Otra historia ocurre cuando se trata de motores de menos de 1000 vatios. En ellos los ingredientes duros, como los frutos de cascara, semillas o nueces no quedarán del todo fundidos. Esto puede o no ser un problema dependiendo del estilo de alimentación que llevareis a cabo, si se trata de una bebida o de una crema para untar las condiciones varían.

Ahora, si la potencia es menor incluso de los 600 vatios la capacidad humanizadora será muy limitada.

Así que números tan pequeños no son recomendables para usos diarios, aunque sí pueden ser justos para hacer cocteles de bar o mezclas suaves ahorrando dinero en la compra y consumo eléctrico en la factura.

¿Cuál es un período de garantía decente para una licuadora?

Si estáis en la onda saludable es probable que os guste hacer batidos más de una vez al día de forma diaria.

Esta regularidad involucra un uso super intenso y por ello se debe cuidar que la calidad de los materiales, ensamblaje y fabricación en general puedan resistir un uso adecuado por un buen periodo de tiempo de forma que la inversión se vea recompensada en el tiempo.

La buena noticia es que existen muchas marcas capaces de rendir por años sin importar el uso 365 días. Aunque es cierto que esto puede significar problemas eventuales. Así que para prevenir dolores de cabeza y malos arreglos caseros es mejor contar con un seguro de garantía a largo plazo.

Mi primer consejo en este sentido es verificar por cuantos años más cada compañía seguirá fabricando las piezas de recambio. Si el modelo que pensabais comprar solo le quedan dos años más de vigencia es mejor decantar por uno más moderno.

Lo ideal es que la garantía supere el año de vigencia en términos de reposición y repuesta por daños. Pero como cada compañía estipula términos diferentes lo mejor es leer con detenimiento qué tipo de cobertura se incluye y no confiar en que habrá un recambio total del producto por cualquier desperfecto.

Para mí lo mejor es contar con servicio técnico y la posibilidad de contar con especialistas de agencia para los arreglos que sean necesarios, desde la instalación de nuevas piezas hasta la soldadura de algún componente eléctrico.