el-mejor-líquido-de-frenos

Los 6 Mejores Líquidos de Frenos Más Seguros Para Tu Coche

Cuando manejas un coche o moto lo más seguro es que te preocupes porque el motor trabaje bien o recargar combustible constantemente, pero así como otros elementos y partes importantes en los vehículos, el mejor líquido de frenos hace un gran trabajo por ti.

El mantenimiento de la mencionada sustancia es clave para el correcto funcionamiento del carro y mantener seguridad de quienes se trasladan, sin embargo poco se sabe en cuanto a su funcionamiento, la importancia de la calidad que debe tener el mismo, cuales son las precauciones de uso o cómo elegir el más apropiado para tu carro.

Si quieres indagar sobre uno de los más importantes fluidos que usan los carros, has llegado al sitio correcto para conocer los mejores del mercado, más una guía de compra que hemos preparado donde te contaremos todo lo que debes saber para hacer un buena elección.

Más adelante en el artículo te enterarás a detalle de las características más importantes de este componente hidráulico, pero por ahora conoce directamente cuales son los líquidos más destacados para que tus frenos puedan responder de la manera más eficiente.

 A continuación te presentamos los mejores líquidos de frenos para coche:

1. Líquido de frenos DOT 4 de Repsol

Muy completo

Se trata de un bote de 500 ml con líquido de frenos sintético ideal para los sistemas hidráulicos presentes en la mayoría de frenos de vehículos que trabajan en condiciones rudas y severas, por lo que requieren de calidad DOT 4 o DOT 3.

Su punto de ebullición supera los 260 ºC, además de que evita la formación de espuma y la oxidación, lo cual es perfecto para ir en marcha con seguridad en las condiciones más fuertes. También es compatible con juntas y sellos para evitar pérdidas de fluido, y evita la corrosión de componentes de circuito.

2. Líquido de frenos DOT 4 de Valeo

Alta calidad y confiabilidad

Este es un líquido de frenos sintético hecho para vehículos que funcionen en las condiciones más difíciles. Ofrece una gran calidad y confiablidad con su alto punto de ebullición de 245 ºC. Está disponible en una presentación en botella de 500 ml y va de maravilla para automóviles y motos que requieran de aceites de grado DOT 4 o bien DOT 3.

3. Castrol 15037E React DOT 4 (1 L)

El mejor para vehículos de alto exigencia

Es una rendidora botella de 1 litro de una de las marcas más reconocida de la industria con un fluido ultraeficiente el cual es recomendado inclusive para potente sistemas de freno como los de los coches de carrera.

El mismo es tipo DOT4 fabricado bajo altos estándares de calidad que le aportan una durabilidad extensa y el líquido responde rápido al pisar el pedal hasta con uso continuo.

Tiene excelentes prestaciones con buena referencia de los conductores y aunque no es el más barato, vale la pena por sus características.

4. MOTUL Rbf 660 Racing 0,5 L DOT 4

El de mejor relación precio – calidad

Para ser una presentación de 0,5 litros quizá te parezca un poco costoso, pero es una sustancia que cumple con las necesidades de los más exigentes pilotos.

El aceite es recomendado por especialistas en mecánica y lo distinguen como uno de los mejores de la actualidad a un precio que merece el esfuerzo.

El producto mantiene bien el embrague junto con las partes del sistema y a pesar de que es corrosivo, levanta pintura y contaminante como todo fluido hidráulico, solo basta usarlo con cuidado para recibir los beneficios que brinda.

5. Febi Bilstein 23930 DOT 4 Plus 1 L

DOT 4 Plus 1L

El precio bajo no compromete la calidad del producto, además que es uno de los soluciones más versátiles, compatibles y eficiente para la mayoría de los coches por ser DOT4. Igualmente es una presentación rendidora de 1 litro, sin embargo la puedes encontrar de 0,25 o 5 litros.

Por su parte el envase tiene superficie texturizada lo cual facilita la sujeción para aplicarlo de forma segura. De igual modo sirve para coche o moto y cumple perfectamente con su función.

Su marca es destacada en calidad y el precio asequible lo convierte en uno de los más vendidos de la actualidad.

6. DOT 4 BREMBO L 04 010

El mejor para los vehículos con sistema ABS

Es un aceite barato, con baja viscosidad y con punto de ebullición en húmedo y seco a 260°C y 165°C respectivamente, características óptimas para aumentar el rendimiento  en tu sistema de freno.

Cumple las exigencias de los vehículos que se desempeñan en cualquier clima, por lo que es recomendado por lo más conocedores del tema.

Es un buen producto, el más económico de la lista y la trayectoria de la marca más el rendimiento en distintos tipos de coche le hizo ganarse un puesto entre nuestras sugerencias.

Guía de compra: Los mejores líquidos de frenos de 2019

 

¿Qué es el líquido de frenos?

el-mejor-líquido-de-frenosEs un líquido hidráulico que se utiliza en el sistema de freno del coche cuya función es trasmitir y aumentarla la fuerza aplicada por los pies en el pedal a través del cilindro en la rueda para detener el coche.

El fluido puede ser mineral o sintético, es tan importante como el aceite de motor y así como éste último se reemplaza constantemente para garantizar el buen trabajo del carro, el líquido de freno también se debe cambiar cada cierto tiempo para que el mismo responda correctamente.

Importancia del líquido de freno

El principio de la hidráulica tiene muchos propósitos y uno de los más comunes es el sistema de frenos de vehículo. En este caso el fluido se utiliza para generar una acción y controlar el carro, donde el líquido es el medio de transporte que genera la potencia para detener el coche.

Mientas más fuerza se imprima en el pedal, el carro frenará más rápido, he aquí la responsabilidad del líquido, porque sin él, no existiera ninguna presión para activar el sistema de freno y el vehículo no se detendría, así que es indispensable para poder conducir.

¿Cómo funciona el líquido de freno?

La explicación detallada sería bastante extensa, pero básicamente se trata que cuando se hunde el pedal, provoca una acción mecánica en el cilindro de las ruedas, generalmente las traseras, que ejerce respuesta sobre el líquido dentro del sistema, lo cual hace que el rodamiento se detenga.

El movimiento del líquido de freno presionado hace que llegue a partes mecánicas de la rueda ejerciendo una presión hasta detener el coche, así que sin el líquido no habría manera de detenerse por lo que es un componente preciso en todo vehículo.

¿Por qué es necesario cambiar el líquido de freno?

Algunos dudan de la necesidad de sustituir el líquido de freno porque consideran que está en un lugar seguro, sellado, protegido de fugas, con poco riesgo a que se ensucie y que además las ocasiones que se chequea mantiene el color original y no está oscuro, lo que hace pensar que está en perfectas condiciones.

En realidad, el líquido de freno reduce su eficacia con el tiempo, por tener una condición higroscópica, lo cual está propenso a absorber agua, que aunque el sistema esté aislado y cerrado, el agua puede penetrar por remaches o membradas delgadas, la cual si se acumula en cierta cantidad podría hacer que el fluido se vuelva ineficiente.

Aún así, a pesar de que ocurre, notar esta condición sin un comprobador de líquido de freno podría no ser tan sencillo, por lo que aún queda la duda de cuando se debe cambiar el líquido, y la respuesta más practica que podemos dar es leer el manual de usuario del coche, en el cual especificará una cifra en meses o kilómetros recorridos para establecer un lapso prudente.

Tipos de líquido de frenos

Principalmente hay cuatro tipos con ciertas diferencias que las detallaremos a continuación:

DOT 3

Es un líquido de frenos basado en Poli Glicol, el punto de ebullición húmedo es de 140°C y seco de 205°C. EL mismo absorberá humedad a una tasa del 2% de su cantidad en un lapso de un año.  Se utiliza en los vehículos promedio, es bastante corrosivo y puede dañar la carrocería, razón por lo que se debe usar con cuidado. El mismo es compatible con líquidos de freno tipo DOT 4 y DOT 5.1.

DOT 4

Tienes más resistencia a la ebullición en húmedo o seco, alcanzando los 155°C y 230°C respectivamente. La absorción de humedad también es de 2%, este tipo es el recomendado para vehículos más grandes y a los que se desenvuelven en zonas altas donde el punto de ebullición es más bajo.

DOT 5

En este caso el líquido es una mezcla sintética mayormente compuesta por silicona. La ventaja de este es que no absorbe humedad sin embargo el agua estancada en la línea de freno podría causar deterioro en la carrocería. Por otra parte jamás se puede unir con otro tipo de líquido de frenos. El DOT 5 es el más apropiado para los coches de carrera u otros más demandantes o de alto rendimiento.

DOT 5.1

Se recomienda para los vehículos con los que se hacen viajes largos que tienen sistemas de freno ABS, es altamente corrosivo y es compatible con los tipos DOT 3 y DOT 4.




Diferencias entre el líquido DOT 3 y DOT 4

Las diferencia de la composición química es mínima; se diferencian básicamente en rendimiento y se refiere a que el DOT 4 tiene punto de ebullición seco y húmedo un poco más alto. Lo que lo hace ideal para vehículos con trayectos exigentes o con sistemas de frenado más complejos; no obstante ambos tipos son eficientes.

¿Cómo cambiar el tipo de freno?

La forma más sencilla para hacer el procedimiento es extraer con un purgador de frenos la mayor cantidad del líquido fuera del cilindro en un depósito que te permita estimar el total extraído para luego desecharlo correctamente; asimismo ya tendrás una idea de la cantidad del nuevo producto que deberás aplicar, sin olvidar la compatibilidad entre ellos mencionada en el punto anterior. Lo más recomendable es que el trabajo lo haga un especialista en la mecánica.

Ventaja del líquido de freno

Los líquidos de freno ayudan a lubricar y mantener protegido el sistema de freno, es parte del mantenimiento del mismo.

Mientras más vigente sea el fluido y se cambie en los lapsos recomendados, los frenos del coche serán más duraderos.

Un buen aceite disminuirá las posibilidades de accidentes de coche.

Protege la mecánica del sistema de freno y evita la corrosión de la superficie de las partes.

Factores a considerar antes de comprar el líquido de frenos

En el extenso mercado automotriz se puede encontrar de todo, fluidos baratos, no tan económicos, de buena calidad, de bajo rendimiento y más, pero lo que todo usuario busca es un producto que mantenga bien a su vehículo, sobre todo cuando se trata de un componente que determina la seguridad del coche.

Para hacer una buena elección y conseguir todas las ventajas que ofrece el fluido, debes tomar en cuenta las siguientes características.

Durabilidad

Es normal que ciertos líquidos duren más que otros, aunque esto depende de la calidad y la temperatura promedio con la cual trabaja el coche, por lo que se debe tomar en cuenta los hábitos de conducción, el clima de la ciudad o si transitas por áreas urbanas o rurales.

El líquido DOT3 es bastante común, ideal para los conductores citadinos donde conducen con una velocidad promedio baja. Por otra parte, los que acostumbran a viajar por carretera  a velocidades mayores necesitan al menos un DOT 4.

En este sentido mientras más alto sea el número DOT representa más calidad, durabilidad y resistencia a la temperatura.

La seguridad

Más que la seguridad que ofrezca el líquido, ésta depende del correcto mantenimiento y reposición en períodos prudentes. Debes saber que la seguridad es prioridad y solo debes comprar marcas reconocidas que de verdad garanticen su funcionamiento y estén fabricadas bajo estándares de seguridad básicos.

Frecuencia de cambio de fluidos

Ya te hemos hablado un poco, y a pesar de que normalmente los plazos para sustitución son largos, es importante hacerlos puntualmente. Algunas marcas sugieren el tiempo y probablemente la más costosa duren más, pero a la larga podrías ahorrarte en mantenimiento y frecuencia de cambio.

Temperaturas de ebullición

Es una de la característica más importante que distinguen los frenos y básicamente advierte a cuántos grados comienza la ebullición causada por el calor extremo cuando se activan los frenos frecuentemente.

Cuando se disminuye la cantidad de líquido y cuando se calienta más de lo permitido las probabilidades de fallos son altas, así que lo mejor es escoger un fluido con altos puntos de ebullición.

Deterioro

El líquido de freno se deteriora cuando éste absorbe la  humedad que entra al sistema frenante, el líquido al mezclarse con agua hace que el punto de ebullición disminuya causando inclusive que el líquido llegase a hervir en casos extremos.

En este sentido, la durabilidad se ve afectada por el nivel de contaminación por absorción de agua, por lo que hay que fijarse en la tasa referente a esta información, la cual mientras menor sea, mayor será la durabilidad del fluido.

Viscosidad.

Hay quienes presumen la buena calidad del líquido dependiendo de la viscosidad, pero en realidad no es determinante al menos que vivas en un lugar frio, donde lo más recomendable es que la viscosidad sea baja. Generalmente cuando se calienta el producto se vuelve más suave, pero en efecto, algunos son más resistentes que otros.