Los 4 Mejores Líquidos de Máquina de Humo Para Ambientar Los Espacios

El humo es un efecto puesto en práctica para crear un el-mejor-líquido-de-máquina-de-humoambiente surrealista y ofrecer una linda experiencia en un espectáculo musical, de obra de teatro y hasta en ambientes festivos para entretener a los presentes. El efecto es producido por una artefacto, el cual necesita el mejor líquido de máquina de humo para garantizar una bruma con buena densidad y de agradable aroma si así se desea.

La máquina junto a la sustancia producen recreación, e inclusive influye positivamente en el ánimo de las personas, es por esto que es casi indispensable en teatros, conciertos, fiestas de Halloween o clubes nocturnos.

Según la niebla que se desee crear hay un líquido espacial que la conseguirá, ya sea de concentración fina, dispersa, densa o con color. Lo mejor de todo es que el líquido es económico, por lo que querrás tener de varios tipos para siempre ofrecer el mejor espacio.




¿Cuál es el mejor líquido para máquinas de humo?

Las presentaciones de estos líquidos varían en tamaño, precio, color y fragancia, pero lo más importante de todo es que al tratarse de una sustancia química debes cerciorarte que sea segura, ya que el producto final será inhalado por los asistentes.

Considerando lo anterior evaluamos sobre los más rendidores y con precio bajo del mercado, para recomendarte los que según nuestra comparativa, representan las mejores opciones actualmente.

A continuación te presentamos los mejores líquidos para máquinas de humo: 

1. Liquido para máquina de humo HQ Power 5L VDLSLH5

El más seguro

Es un producto seguro por estar fabricado bajo estándares que garantizan un líquido inofensivo. Por otra parte genera un humo de alta densidad capaz de ambientar exigentes escenarios.

La presentación es de 5 litros color rosa, además es universal y funciona para máquinas de varias potencias.

En un producto recomendado por quienes ya lo han usado, no tiene olores fuertes, es duradero y su precio bajo lo convierte en una de las mejores opciones.

2. Liquido para máquina de humo Beamz

El mejor para uso profesional

Éste líquido está especialmente diseñado para los equipos desde 1000W de potencias hasta los de 5000 en los cuales creará una niebla fluida de alta calidad sin dejar residuos.

El humo que crea es espeso, estable, duradero y totalmente seguro, porque está formulado a base de agua y cumple con normativas internacionales.

El líquido es rosa, pero el humo es blanco, y a pesar de que viene con olor sutil se puede mezclar con tu esencia favorita.

Tiene un buen rendimiento, aunque por ser de uso profesional este depende de la capacidad de la máquina generadora, pero en la mayoría de los modelos ahumará toda la noche con una cantidad reducida, así que resulta económico.

3. Líquido en base de agua para máquina de humo MARQ

El mejor para las máquinas de más de 400W

Es un líquido barato a base de agua, el cual es el mejor para las máquinas pequeñas utilizadas en fiestas hogareñas o espacios reducidos.

La sustancia no deja residuos y tampoco expide olores incómodos. La niebla es de larga duración y humo bajo que se dispersa fácilmente creando una atmosfera de misterio que se presta para hacer entretenidos espectáculo de luces.

La relación precio-calidad es inmejorable y lo consigues en botellas de 1 o de 5 litros.

4. Líquido para máquina de humo JB Systems

El mejor para humo denso

A pesar de tener un precio no tan barato, bien vale la pena la inversión si quieres dar una emanación con humo blanco denso. La botella es de 1L y se usa de forma particular, profesional y hasta para hacer simulacros.

El mismo es manufacturado bajo normas de calidad que avalan un producto fiable y de composición segura.

Es compatible con la mayoría de las máquinas y la marca es experimentada en el área del entretenimiento de luces, ambiente y sonido.




Cómo funcionan las máquinas de niebla

Las máquinas de niebla es la manera más practica y segura para tener humo en un espacio, las mismas vienen en diferentes tamaños y con versatilidad para fabricar distintos tipos de neblina.

Para elegir la más apropiada para ti es necesario conocer tus necesidades y sobre todo el tamaño del área para la cual la vayas a destinar.

Aunque parezcan de funcionamiento complejo, son por el contrario piezas sencillas. Básicamente funcionan bombeando el líquido en su interior para enviarlo a un espacio caliente donde la sustancia alcanza una temperatura alta hasta que se convierte en vapor que a su vez es expulsado por la máquina con cierta intensidad hasta la habitación.

Configuración de una máquina de humo

¡Es de lo más fácil! Pero como en ocasiones pueden variar algunos detalles lo ideal es leerse el manual de instrucciones para irse seguro antes de empezar a manipularlo. No obstante, la mayoría de los modelos coinciden con las siguientes instrucciones:

La máquina se debe ubicar en una superficie estable y segura para retirar la tapa donde se introduce el líquido de niebla.

La cantidad de éste puede variar según cada fabricante, pero igualmente se debe introducir con el máximo cuidado, preferiblemente utilizar un embudo para disminuir las posibilidades de derrame; el recipiente generalmente tiene una marca para saber hasta donde se va a llevar, la cual debe respetarse, ya que sobrellenar la taza podría afectar el correcto funcionamiento de la máquina; luego de esto ya solo resta cerrar el depósito y la máquina queda lista.

El aparato debe estar conectado a la corriente y luego de encenderlo en promedio demora cinco minutos calentando antes de que pueda formar niebla, los modelos más recientes tienen indicadores lumínicos para avisar que la máquina está lista.

El artefacto trae controles manuales que activará la creación de humo al presionarlo, todo perfecto si cuentas con alguien encargado para esto, pero existen las más avanzadas que se pueden programar a modo de temporizador, bastante práctico para eventos que lo permitan.

Un generador de niebla de 400 vatios necesita un cuarto de galón del líquido para hacer humo por dos horas, por su parte, las más potentes de 1000 vatios con medio galón son capaces de crear niebla hasta por ocho horas, dato importante para estimar la cantidad que necesitas según el uso que le vayas a dar.

Ya para finalizar solo resta limpiar el generador, lo cual es supersencillo, solo basta agregar en el depósito solución de limpieza y encender la máquina por cinco minutos más, así las partes internas quedarán listas para una próxima jornada.




Tipo de líquido

El tipo de líquido que utilizan las máquinas es muy importante, y si en efecto el aparato hace su trabajo, la sustancia determina la calidad de humo que se expulsará.

El más recomendado es una combinación de agua y glicol, mezcla apta para la respiración humana, sin embargo hay quienes pueden presentar irritación en la garganta u otra reacción.

Lo mejor es siempre irse por lo seguro e invertir en marcas reconocidas, ya que si el líquido es de dudosa procedencia podría resultar peligroso.

Fragancias para el humo

Como te contamos antes el humo puede tener olores, y para ello solo basta diluir un poco de esencias en el líquido, que por cierto la variedad de fragancias disponible en el mercado es amplia y no se te hará difícil encontrar tu favorita.

El inconveniente de utilizar aromas es que algunas de no muy buena calidad pudiesen colaborar con la obstrucción de los conductos de la máquina por lo que se recomienda la limpieza profundamente luego de su utilización.

Qué contiene el líquido de humo

Considerando que son sustancia que se van a inhalar todos se preocupar por saber si sus ingredientes son realmente seguros, y la respuesta es ¡Sí! El glicerol es el componente principal de los líquidos de humo y está comprobado que es seguro de aspirar, por lo que puedes estar tranquilo.

Almacenamiento del líquido de humo

El tiempo promedio de duración es de un año, solo que debe estar bien guardado, en un lugar seco, fresco, sin exposición al sol.

Nivel de líquido de humo

La comprobación de los restante del líquido no se puede olvidar, sobre todo si se maneja remotamente o si se tiene configurada por temporizador. Un lapso prudente para chequear son 30 minutos, esto se debe a que la máquina al tener una bomba y un motor estos podría quemarse al trabajar en seco.

Existen otras opciones baratas del líquido, ¿Las puedo usar?

No es para nada recomendable reemplazar el líquido sugerido por otros, ni si quiera por uno elaborado de forma casera con glicerina. El producto debe estar acorde al parámetro de la máquina, de lo contrario, esta podría deteriorarse o generar humo poco recomendable para respirar, así que vete por lo seguro.

Mantenimiento de las máquinas de niebla

Estas máquinas son de uso profesional y requieren un mantenimiento, que a pesar de ser sencillo, y rápido es indispensable hacerlo periódicamente para el buen funcionamiento y extender la vida del aparato.

Para esto se utiliza un sustancia especial que se introduce en el recipiente destinado para el líquido de humo, posterior a ello, cuando se enciende la máquina, el producto empieza a trabajar en el interior de la misma extrayendo residuos que obstruyen o podrían averiar el aparato.

Algunos cuando la máquina no es de uso frecuente prefieren sustituir el limpiador con una mezcla casera de de agua destilada y vinagre dado que puede cumplir con la misma función y podría ser más económica.