Las 5 Mejores Máquinas Para Hacer Pasta Deliciosa y En Minutos

Hacer la pasta en casa, elaborándola desde su ingrediente principal, puede ser una experiencia fenomenal. Os lo digo porque en la mía nos hicimos con una fantástica, por no decir la mejor máquina para hacer pasta y se ha convertido en un aparato de nuestro uso frecuente.

Por aquello de comer saludable y evitar aditivos químicos y conservantes, comencé hace tiempo a fabricar los spaghetti, ravioli y fettuccine en mi cocina. Al principio era divertido y lo hacía sobre todo por los niños, pero con el tiempo empecé a cansarme porque el proceso manual se hacía largo y tedioso. Si sois amantes de la pasta como nosotros, quizá os haya pasado igual. Por eso al saber de la máquina me decidí a probarla.

¡Una pasada! No volví a hacer la pasta con las manos porque estos equipos facilitan y aceleran todo el proceso, produciendo unos espaguetis deliciosos y con los ingredientes que se me ocurran. Hasta podéis hacer recetas sin gluten.

¿Qué también os gustaría intentar? Bueno, para encontrar el modelo correcto debéis revisar la variedad que hay en el mercado. No todas las máquinas son asequibles pero siempre es posible hallar una con precio menos costoso que sea de buena calidad.




¿Cuál es la mejor máquina para hacer pasta?

La más conveniente para vuestra familia es la que produzca el tipo de pasta

fresca de vuestra preferencia. A nosotros nos encanta el spaghetti, fettuccine, penne y la lasaña, así que la nuestra fabrica todas esas alternativas.

Hay dos versiones básicas de estos aparatos. Las de rodillo aplastan la masa para pasta (esta suele prepararse con harina de trigo duro) y luego la cortan. Las de extrusión, empujan la masa a través de un cilindro con discos de diferentes diseños para dar formas a la pasta casera. Estas últimas son las que pueden producir macarroni, rigatoni y penne.

Insisto en que la selección de cualquiera de ellas dependerá de vuestro tipo de pasta preferido. También hay modelos manuales que requieren del “motor” humano para trabajar y expulsar la masa en forma de pasta, pero la opción eléctrica es mucho más cómoda y práctica para nuestro modo de vida, siempre acelerado.

Quizá debáis revisar si el equipo que os gusta más tiene suficientes funciones como ajustes del grosor de los fideos y del largo de los mismos. Igualmente, cuáles son los accesorios que incluye como discos con diseños, cortadores, etc.

A continuación te presentamos las mejores máquinas para hacer pasta:

1. Philips HR2355/09

Pasta fresca en 10 minutos

Esta es una máquina muy elegante y de una marca muy conocida de electrodomésticos, además. Es eléctrica con un voltaje de entrada AC 220-240 V. Este es un modelo de extrusión completamente automático para preparar distintos tipos de pasta casera.

Es ideal para quienes disfrutan especialmente de spaghetti, fettuccine, maccharroni, rigatoni, lasagna, ravioli, canelones, hasta tallarines, en fin casi todos las variedades de este plato. Trae los discos necesarios para fabricarlas.

Es muy rápida para amasar y extrusionar o la masa y permite agregar diferentes ingredientes a la mezcla para hacerla más sabrosa y nutritiva. El dispositivo en sí es muy fácil de usar.

2. Máquina para pasta Imperia 700

Preferida por los italianos

Si queréis transportaros a Napoles y sentiros verdaderos fabricantes de pasta, esta máquina italiana os puede ayudar en la experiencia. Está fabricada en acero inoxidable con revestimiento antiadherente que garantiza un corte limpio y seguro de los fideos.

Incluye dos cortadores integrados para producir tagliatelle y fettuccine. Su motor es rápido y prepara y corta la masa fácilmente y en poco tiempo. Tiene ajustes muy convenientes para regular el grosor con que saldrá la pasta.

Su aspecto es muy profesional, robusto y compacto, ideal para cualquier encimera en la cocina. Es el artefacto más recomendado para celíacos que disfrutan de la comida italiana pero sin gluten.

3. Marcato Atlasmotor Wellness – Máquina para hacer pasta

Prepara auténtica pasta italiana

Quienes siempre se fijan en el grosor de la pasta tal vez necesiten hacerse con este modelo que tiene 9 posiciones distintas para regularlo. Es fabricada en acero cromado y el material de los rodillos y cortadores que incluye es aluminio anodizado.

Incluye accesorios para hacer dos tipos de pasta, tres rodillos y el motor cuenta con dos velocidades y un voltaje de 110 V. Tiene un diseño atractivo que luce como de artesano profesional.  Incluye una abrazadera para fijar el aparato a la mesa y evitar que se ruede durante su funcionamiento.

Quizá os parezca conveniente acompañar la máquina con un utensilio para secar la pasta recién fabricada. Por ejemplo, el utensilio Tacapasta la famosa marca italiana Marcato.

4. Innovee Home Pasta Maker

Espagueti o Fettuccine

Especial para los amantes de la pasta larga, este modelo hecho con acero cromado y rodillos niquelados tiene rodillos que regulan el grosor estrecho (2 mm) y ancho (6 mm), para preparar sabrosísimos Fettuccine o Espagueti.

Su diseño es atractivo y resistente para durar por muchos años en la cocina. Su acabado es brillante y cuenta con cuenta con engranajes tratados térmicamente. Es muy fácil de usar. Incluye una manivela suave y ergonómica.

Permite hacer fácilmente pastas orgánicas y fideos gruesos, delgados o láminas de pasta para lasaña.

5. PAGILO SC-261 máquina para hacer pasta con 7 posiciones para espaguetis

Excelente para lasaña

Los fanáticos de la lasaña serían felices con esta versión que no solo puede producir las láminas sino que también elabora fettuccine y tallarines. Su estructura está fabricada en acero inoxidable muy resistente y duradero para que esté en la cocina por décadas.

Es un modelo manual pero se puede comprar a parte un motor y adaptárselo para un funcionamiento eléctrico. Ofrece 7 posiciones de ajuste diferentes que se logran levantando y girando el regulador de selección de posición. Viene con su manual de instrucciones en castellano. Es fácil de limpiar y mantener.

No olvidéis que con cualquiera de estos artefactos podréis hacer diferentes versiones de comida italiana. Lo importante es mantenerlos aseados y poneros siempre creativos e innovar para disfrutar de la experiencia que ofrecen estas pequeñas fábricas de fideos.




¿Qué es una máquina para hacer pasta?

mejor-máquina-para-hacer-pasta

En el mundo de la cocina, existen muchos platillos clásicos que podemos preparar fácilmente en casa, y para ello no tenéis que ser cocineros profesionales.

Uno de estos grandes de la gastronomía es la pasta, un plato principal o guarnición tan versátil y diverso que os da un sinfín de opciones al momento de encender el fuego.

Sea que la prefieras como canelones, raviolis tortellini o unos espaguetis, tener una máquina para hacer pasta os dará la posibilidad de preparar cualquiera de estas presentaciones, de una forma fácil, cómoda y sencilla.

Tipos de máquinas para hacer pasta

Hacer pasta en casa no es tan complicado como podéis pensar, pero, es necesario que contéis con una buena máquina que pueda darle forma a la masa, ya que, de lo contrario, no tendréis tanta facilidad al momento de extenderla y cortarla.

Al elegir una de estas máquinas, debéis saber que existen diferentes modelos en el mercado entre los cuales elegir y que, principalmente, se dividen en máquinas aplanadoras y cortadoras, de las más encontradas en el hogar y también existen las de extrusión.

Además, estas pueden ser:

Máquinas manuales:

Las máquinas manuales son sumamente funcionales, ya que no necesitaréis de energía para utilizarlas y además son mucho más asequibles que los modelos eléctricos.

Estas funcionan con una palanca o biela que, al hacerla girar, aplanara la masa hasta dejarla del espesor adecuado, donde también podréis cortarla al incorporar el accesorio adecuado para cada tipo de pasta.

Máquinas eléctricas:

Por otro lado, podéis escoger una máquina de hacer pasta que sea totalmente eléctrica, lo que significará para vosotros menor tiempo en la cocina, mayor rapidez al hacer la pasta y con la que podréis crear una gran variedad de recetas.

Estas pueden ser un poco más costosas que las máquinas manuales, pero, son bastante rápidas al hacer el trabajo y también son fáciles de limpiar, ya que sus piezas pueden desarmarse de forma sencilla.

¿Cómo se usa una máquina para hacer pasta?

El uso de una máquina de pasta dependerá del tipo de máquina que tengáis y del tipo de pasta que queráis preparar, por ejemplo, si queréis preparar unas láminas de lasaña, es necesario que pongáis la masa preparada en la maquina y la hagáis pasar por la parte que se encarga de aplanarla de dos a tres veces para obtener el grosor perfecto.

También podéis hacer otros tipos de pasta, como ravioles o tallarines, pero para esto es necesario que contéis con los accesorios adecuados y preparéis vuestra máquina con ellos.

¿Cuáles son los componentes de una máquina de pasta?

Una máquina de pasta puede parecer un equipo complicado, sobre todo si no estáis familiarizado con este y con las diferentes formas en las que podéis utilizarlo, pero, debéis saber que estas máquinas son grandes aliadas a la hora de preparar pasta fresca en casa y que no resultarán difíciles de usar.

En primer lugar, es necesario que conozcáis sus partes para poder entender su funcionamiento, estas, en su gran mayoría, están compuestas por una biela, una aplanadora, rodillos, accesorios y un motor, en el caso de los modelos eléctricos.

Qué debéis considerar al elegir una máquina para hacer pasta

Elegir entre los diferentes modelos de máquinas para hacer pasta que existen en el mercado puede resultar abrumador, esto debido a que existe una gran variedad entre la cual podéis buscar, por ello, es necesario que mantengáis en claro las diferentes características y funciones que deseáis en vuestro nuevo equipo, de esta manera será más sencillo ubicarlo.

Entre las principales consideraciones a tomar en cuenta al elegir se encuentran:

Limpieza:

Un área para cocinar limpia lo es todo, por ello, es necesario que vuestra nueva máquina de pasta sea fácil de desensamblar, de esta manera podréis higienizar cada pieza por separado y todo quedará listo para un siguiente uso.

Que sea ajustable:

Las máquinas de pasta cuentan con una perilla de la cual podéis girar para ajustar el grosor con el que saldrá vuestra masa al pasar por la parte aplanadora del equipo, esto es importante ya que no todos los tipos de pasta son iguales.

Abrazadera o gancho:

Si se trata de un modelo manual, es muy probable que este cuente con una abrazadera o garra que podéis ajustar a vuestro mesón, esto os ayudará a impedir que la máquina se mueva mientras está siendo utilizada, lo que resulta bastante conveniente.

Manual o eléctrica:

Ya os hemos hablado de los tipos de máquinas para hacer pasta y, entre estas, se encontraban las manuales y las eléctricas.

Pensad en vuestros requerimientos y en cómo os resultará más fácil preparar vuestra pasta, de esta manera podréis elegir entre una o la otra, ya que ambas cuentan con grandes ventajas que podréis aprovechar al máximo.

Tamaño:

El tamaño es otro de los factores que no podéis pasar por alto, ya que definirá la cantidad de masa que podáis pasar por la máquina al mismo tiempo, además de que debéis considerar si tenéis suficiente espacio en vuestra área de trabajo para poder instalar la nueva máquina.

Accesorios:

Una de las grandes ventajas y de las cosas más divertidas de estas máquinas, es la posibilidad de adaptarles accesorios que os permitan preparar diferentes tipos de pasta y no solo quedaros con lo más sencillo, que son unos clásicos spaghettis, en su lugar, podéis conseguir todo tipo de piezas que os den variedad y versatilidad al cocinar.

Calidad de construcción:

En este tipo de máquinas, el acero inoxidable puede convertirse en vuestro mejor aliado, esto debido a que no aporta sabores a la masa, es muy sencillo de limpiar y es también muy resistente, lo que os dará un equipo duradero.

También es posible conseguir otros modelos de máquinas fabricados en materiales de calidad, donde elegir dependerá de vuestros gustos y presupuesto.

Precio:

Cuando se trata de máquinas para pasta, existe una amplia gama de precios en Amazon.es, por lo que es recomendable que echéis un ojo a todos los modelos posibles antes de hacer vuestra elección.

Encontraréis precios que van desde 15€ para modelos manuales y muy sencillos, hasta otros que pueden costar 160€, que serán de exclusión y que además cuentan con una gran variedad de piezas, por ello debéis definir vuestro presupuesto.

Facilidad de uso:

Uno de los principales factores por los que muchos hemos decidido comprar una de estas máquinas, es por la facilidad que ofrecen al momento de preparar pasta, ya que no hay nada mejor que un buen plato de nuestra comida favorita y que esta se encuentre muy fresca.

Por ello, es necesario que esta sea fácil de utilizar, sea un modelo manual o eléctrico, debéis tratar de evitar las opciones que resulten demasiado complejas con piezas que no podáis mover fácilmente.

Rapidez:

Si queréis la mayor rapidez al hacer pasta, la encontraréis en las máquinas que sean eléctricas, ya que harán todo el trabajo por vosotros, lo que os ahorrará tiempo al cocinar.

Durabilidad:

Nadie quiere comprar una máquina que se dañe a los pocos usos y un modelo de buena calidad será capaz de durar muchos años, por lo que es conveniente encontrar un equipo fabricado con materiales resistentes que sean capaces de soportar el uso y lavado.

Tipos de pasta:

Si sois fanáticos de la pasta, sabréis la cantidad de tipos y variaciones que existen de la misma, en diferentes formas, tamaños, largos y sabores que podréis llevar a vuestra mesa y a la de comensales, pero, si pensáis utilizar una máquina para preparar toda esta variedad de recetas, es necesario que contéis con los accesorios adecuados para cada una.

¿Deberíais comprar una máquina para hacer pasta?

Pues, esto es algo que depende de muchos factores, principalmente del uso que le podáis dar a uno de estos equipos y si realmente prepararéis pasta en casa.

Si sois unos entusiastas de preparar nuevas recetas y queréis probar todas las ventajas de la pasta fresca, una de estas máquinas es esencial, ya que con ellas tendréis los mejores resultados y harán el trabajo mucho más sencillo, así que podréis olvidaros de la pasta comercial que puede ser sumamente costosa y comenzar a prepararla a vuestro gusto.

¿Qué tipo de masa se puede utilizar en una máquina para hacer pasta?

Con una de estas máquinas no tendréis limites para experimentar con diferentes tipos de masas, pero, es importante que esta haya sido amasada y trabajada de la forma correcta para que tenga la suavidad adecuada.

Existen máquinas para hacer pasta que cuentan con accesorios para mezclar, mientras que con otras solo podréis extender y aplanar.

¿Qué tipo de pastas podéis hacer con una de estas máquinas?

La variedad de pastas que podéis preparar con estas máquinas os sorprenderá, ya que, con los accesorios adecuados, podréis tener seguir diferentes recetas que os llevarán desde la mejor comida italiana, hasta a preparar un delicioso pad thai con pasta casera, si es vuestro gusto.

¿Cuáles son los accesorios para máquinas de hacer pasta?

Hemos hablado sobre los accesorios que utilizan estas máquinas de hacer pasta, pero, ¿de qué van realmente?

Estos accesorios son piezas diseñadas para crear diferentes tipos de pasta y que no solo os quedéis preparando fideos todas las veces que utilicéis vuestro equipo, estos se acoplan a la máquina y permiten que la masa pase a través de ellos, dándoles la forma, tamaño y largo deseado.

Cómo usar una máquina para hacer pasta

Usar una de estas máquinas, como ya os hemos dicho, es bastante sencillo, pero, al principio puede ser un tanto complicado si no habéis experimentado antes con alguna, por ello, si queréis tener los mejores resultados, es necesario que sepáis cómo utilizarla y las cosas que debéis evitar al preparar pasta casera con ayuda de estos equipos.

Existen diferentes pasos y técnicas que podéis seguir para preparar pasta de la mejor calidad, entre estos se encuentran:

Ubicar la máquina arriba de un paño y usar su gancho:

Os resultará bastante incómodo el estar trabajando con vuestra máquina de pasta y que esta termine moviéndose a todos lados, por ello muchos modelos están equipados con ganchos o agarraderas que podéis ajustar en vuestra mesa y, para mayor seguridad, podéis hacer uso de un paño o toalla en su base.

Usad un rodillo para aplanar:

El primer paso al hacer pasta con una de estas máquinas, es usar sus rodillos para aplanar, con esto os aseguraréis de que tengan el grosor correcto.

Siempre debéis usar harina antes en la masa:

Para lograr el grosor adecuado, es necesario pasar la masa varias veces por los rodillos aplanadores de la máquina y, cada vez que vayáis a realizar este procedimiento, debéis espolvorear harina en su superficie para que esta no se pegue del equipo y podáis tener mejores resultados.

Podéis hacer uso de un cortador:

Un cortador de pastelería puede convertirse en un gran aliado al momento de hacer pasta, ya que os permitirá cortar la masa de una forma precisa y cada tira tendrá el mismo tamaño, largo y grosor.

Podéis hacer pasta rellena:

Para hacer pasta rellena tendréis que seguir un procedimiento bastante sencillo, pero que puede tomar algo de práctica dominar, en primer lugar, es necesario que la masa sea aplanada lo más delgado posible y que pueda mantener el relleno en su interior, además las tiras deben tener el mismo largo.

Por otro lado, debéis aseguraos de que estéis usando el accesorio correcto, que dejéis el espacio adecuado y sellar los lados con agua.

Podéis guardar la pasta para usar después:

Para esto debéis cubrir una bandeja con sémola, lo que evitará que se adhiera a la superficie y podéis almacenarla en la nevera por un día o congelarla para su uso tiempo después.

Cuando la pasta se ha endurecido, estará lista para cortar:

Si queréis crear diferentes tipos de pasta, como tortellinis o raviolis, es necesario que dejéis la masa extendida secando y que luego, con ayuda de los accesorios correspondientes, paséis las tiras de masa seca para que estos se encarguen de cortarla.

Podéis cortarla a mano:

Si no queréis utilizar una máquina para cortar vuestra pasta, es posible hacerlo a mano, pero debéis hacer uso de sémola en vuestra mesa para evitar que la masa se adhiera a su superficie, cortar inmediatamente y guardar para su uso posterior.

Problemas al usar máquinas de hacer pasta y soluciones

Aún cuando usar estas máquinas es bastante sencillo y no traerá grandes problemas, es posible que mientras las estéis utilizando os podáis conseguir con situaciones bastante comunes, pero que cuentan con soluciones fáciles y que ahora os comentaremos para que podáis salir de ellas en segundos.

Problemas con la masa:

Los más grandes problemas que podéis tener en cuanto a la masa, es que en esta se formen grietas al pasarla por la máquina, lo que es bastante normal y que podéis evitar si, al momento de introducirla en el equipo para aplanarla, lo hacéis en un ángulo de 90°, lo que reducirá la aparición de estas líneas indeseadas.

También puede ocurrir que la masa se adhiera a la máquina porque es pegajosa, para evitarlo podéis agregar aceite al equipo o más harina a la masa.

Mantenimiento y cuidado:

La limpieza de estos equipos dependerá del material con el cuál estén construidos y si se trata de una máquina manual o eléctrica, ya que con estas últimas debéis tener mayor precaución.

Existen muchos materiales que no deben entrar en contacto con agua, ya que perderán su color o pueden deteriorarlo, en estos casos, podéis eliminar los restos de pasta con un cepillo.

Partes rotas o perdidas:

Es normal que muchos perdamos las pequeñas piezas que pueden contener estas máquinas para hacer pasta, pero, todo tiene solución, así que no debéis preocuparos.

En el caso de piezas rotas, podéis dejar que vuestra máquina sea evaluada por algún experto y este os dirá si puede ser reparada, mientras que, con piezas perdidas o que no tengan reparación, podéis conseguir repuestos.

Problemas de velocidad:

Muchos de los problemas relacionados con la velocidad del equipo no serán algo que podáis solucionar, sobre todo si era algo ofrecido por la marca que hayáis seleccionado y que terminó siendo una decepción, en el caso de los modelos eléctricos, por lo que, para solucionarlo, podéis hacer uso de su garantía, en el caso de que la posea.

Ruido:

Otro de los problemas frecuentes encontrados con máquinas eléctricas es que algunos modelos pueden ser bastante ruidosos, por lo que debéis verificar sus especificaciones y buscar un equipo que no genere tanto ruido.

En el caso de las máquinas manuales, estas también pueden hacer ruido al mover sus partes, cosa que podéis solucionar al lubricar con aceite sus uniones.

Problemas eléctricos:

Si elegís una máquina eléctrica, podéis encontraros con diferentes problemas relacionados con su funcionamiento, ya que estas cuentan con un motor que, por recalentamiento, podría llegar a fallar.

Es recomendable que si esto llegara a sucederos, dejéis al equipo descansar por algunos minutos hasta que se enfríe y luego podréis utilizarlo nuevamente.