mejor-memoria-USB

Las 5 Mejores Memorias USB Para Un Almacenamiento Veloz

OFERTAEl más vendido No. 1
Memoria Flash USB 3.0 SanDisk Ultra...
1.480 Opiniones

Muchos pueden creer que ni la mejor memoria USB puede superar el uso del actual almacenamiento en línea. Sistemas como Dropbox y Google Drive parecieran no tener competencia, por su fácil acceso desde cualquier ordenador. Pero nada más lejos de la realidad. Un pendrive USB bueno, puede traer grandes ventajas a cualquier usuario.

Uno de los contras que tiene guardar tus fotos, música y otros archivos en la nube es la velocidad al cargarlos. Muchos de estos pueden tardar bastante tiempo en subirse. Es aquí donde la memoria flash adquiere la delantera. Con un pendrive rápido, que tenga suficiente capacidad, no hay que esperar una eternidad para llevar tus archivos donde quieras.

¿Cuál es la mejor memoria usb?

Ya conoces todo lo que debes saber para comprar la mejor memoria USB para guardar todas tus fotos, videos y demás archivos de utilidad. Sin embargo, si aún tienes dudas sobre marcas o quieres alguna opinión adicional para poder decidirte, aquí te ofrecemos una lista comparativa con las 5 mejores memorias USB que hallarás en el mercado.

A continuación te presentamos las mejores memorias usb: 

1. SanDisk Ultra Fit 64 GB memoria USB 

Diez veces más rápida que otras

Disponible en 16, 32, 64 y 128GB, esta memoria USB 3.0 de SanDisk ofrece 10 veces mayor velocidad de escritura, específicamente de 150 MB/s.  Su tamaño es realmente pequeño (1,9 x 1,6 x 0,9 cm) por lo que algunos usuarios la recomiendan como ideal para dejar fija en el equipo ordenador, más que para traerla contigo. Sin embargo, es posible colocarle un cordel para transportarla más fácilmente.  Se puede usar para el coche.

Tiene una capacidad alta a un precio bajo y la marca garantiza una transferencia de películas en menos de 40 segundos. Incluye un software de protección para tus datos SecureAccess. Incorpora una pequeña luz LED para indicar su funcionamiento.

2. Kingston DTSE9 

Pequeña y sin tapa

OFERTA
Kingston DTSE9H/32GB - Memoria USB, 32...
978 Opiniones

Compatible con versiones de Windows 7, Vista, 8, 8.1 y Mac, esta versión Kingston tiene una carcasa de metal con un conveniente orificio para sujetarla con un cordel. Su capacidad es 32GB con velocidad de transferencia de USB 2.0. Por esto último, puede resultar algo lenta para cargar gran cantidad de datos.

Sin embargo, si la necesitas para unos pocos archivos de menor tamaño, funciona perfectamente. Su diseño es simple, elegante y está disponible en color plateado.  Es un tanto más grande físicamente que la anterior. Sus dimensiones son 3,9 x 1,2 x 0,5 cm.

3. Toshiba Hayabusa THN-U202W0320E4 

Útil y económica

OFERTA
Toshiba Hayabusa - Memoria USB 2.0 DE 32...
1.440 Opiniones

De la japonesa Toshiba, es compatible con Mac y Windows y hay disponibilidad de 8, 16, y 32 GB. Su velocidad de lectura es de 17 Mb/s y de escritura 4 MB/s. Su conexión es de USB 2.0 por lo que no figura entre las más rápidas del mercado.

Es un pendrive menos costoso que otros, está disponible en color blanco y funciona muy bien para almacenar archivos varios y multimedia no muy pesados. Sirve igualmente para hacer copias de seguridad. Es de color blanco e incluye una tapa protectora.

4. Trascend JetFlash 790K 

De las mejor valoradas

Es quizá la mejor memoria USB calificada por usuarios de Amazon y tiene compatibilidad con SuperSpeed USB 3.0 y Hi-Speed USB 2.0. Tiene 32GB de capacidad. Como algunos otros incluye una luz LED para indicar que está en funcionamiento. Su conector es retráctil, por ende no necesita tapa. Incorpora un software Trascend Elite para administrar los datos y puede usarse como llavero sujetándole un colgante o cordel.

Es de buena calidad a un precio bajo, pesa poco y es compatible con todo. Se pueden grabar programas de la TV con este pendrive sin problemas.

5. Lexar JumpDrive S45 64GB

Expande la memoria de tu smartphone

OFERTA
Lexar JumpDrive S45 - Memoria USB 3.0 de...
212 Opiniones

Súper diminuta, compatible con PC y Mac, puede expandir la memoria de tu Smartphone iPhone o tu iPad. Posee un rendimiento de USB 3.0, con 95 MB/s de lectura y 20 MB/s para escritura. Incluye un software de protección de los archivos llamado EncriptStick Lite. Está disponible en 16, 32, 64 y 128 GB.

El pendrive es bonito y compacto, no se calienta nada y funciona con todo tipo de dispositivos, también con TV de plasma. Incluye su indicador de funcionamiento con luz LED.

¿Qué es una memoria USB?

Ya hace más de dos décadas que existen, así que probablemente tengas idea de qué son las memorias USB. mejor-memoria-USBSi no es así, debes saber que estos dispositivos portátiles también llamados memoria externa, pendrive, memoria flash, etc. fueron diseñados y lanzados en 1996 con el propósito de permitir el almacenamiento de datos… ¿Muy académico?

Lo cierto es que, muchos usamos estos pequeños aparatos para guardar fotos y recuerdos de familiares y amigos, la música que nos gusta, pero también para esos documentos del trabajo, presentaciones, entre otras cosas.

Terminan siendo equipos de real importancia y muy útiles cuando se les necesita.

Usan una tecnología que permite rendimiento en escritura y lectura de forma rápida. Quizá te preguntes qué es escritura y lectura en USB. Eso se refiere a la velocidad que tiene el dispositivo para almacenar los datos (lo primero) y una vez conectado a un ordenador o computadora, estos puedan leer o descargar rápidamente los datos dentro (lo segundo).

Tipos de Memorias USB que existen

La memoria stick, como también se le llama, puede ser de diferentes tipos según su capacidad de almacenamiento y  según su funcionamiento o velocidad para transferir datos de ella hacia tu laptop o viceversa.

Capacidad de almacenamiento

El piso más bajo suele ser de 1GB, que significa mil millones de bytes. Aunque suene muy grande, esta es la mínima capacidad disponible actualmente en el mercado, por lo tanto son casi siempre los que tienen un precio más económico.

Hasta ahora los rangos más altos de almacenaje son de 1TB o 2TB, osea, 1000 y 2000GB. Estas últimas son más utilizadas por grandes empresas para archivar grandes cantidades de datos.

Pero en concreto la disponibilidad de Pendrive USB  es de:

1GB

2GB

4GB

8GB

16GB

32GB

64GB

128GB

256GB

512GB

El número de archivos que puedas guardar en cada uno de ellos dependerá del tamaño de los archivos. Si no son muy grandes, mayor cantidad de cosas podrás almacenar.

Velocidad de transferencia

Para hablar de la rapidez de una flash USB hay que mencionar la cantidad de Megabits por segundo (Mbps) que es capaz de transferir.  Hay memorias  USB  1.1, USB 2.0 y USB 3.0, siendo las últimas las más veloces.

Las USB 2.0 alcanzan los 480 Mbps y las USB 3.0, 4.8 Gbps, que se refieren a Gigabits.  Se habla de la existencia próximamente de las USB 4.0, elaboradas con fibra óptica y que tendrá mejor rendimiento.

¿Por qué comprar una memoria USB?

Entre las ventajas de comprar una buena memoria USB frente a su competencia, el almacenamiento en línea, están como ya mencionamos antes, la rapidez en la transferencia de datos. Dependiendo de la velocidad de tu conexión a internet, la diferencia entre en el tiempo para descargar la información puede ser considerable y tornarse interminable.

Entretanto, basta con conectar tu memoria stick a tu laptop u ordenador y esperar un lapso mucho más corto para tener todos tus datos “para llevar”.

Hay que recordar que estos dispositivos son súper portátiles, muy livianos y fáciles de usar. Más cómodos que un disco duro portátil. Además, una vez con ellos tienes un almacenamiento gratuito de todo lo que quieras guardar y eliminar cuantas veces lo desees.  Por supuesto que a mayor capacidad, más cosas serán fácilmente almacenadas.

¿Cómo escoger tu memoria USB?

No se trata ahora de ver solo la capacidad y la velocidad. La mejor memoria USB debe incluir buena calidad, una buena marca no estaría mal y además que sea asequible ¿cierto?

Debes hacer comparativas y tal vez algún test previo cuando mires la infinidad de opciones.

Para decidirte y comprar es necesario poner la lupa en:

El desempeño

Si deseas un buen desempeño de tu pendrive, debes tener en cuenta la velocidad, el rendimiento en escritura y lectura. Mientras mayor sea esta rapidez mejor funcionará tu dispositivo y tendrás tus archivos disponibles sin mucha demora.

Las USB 3.0 suelen ser mejores y la ventaja es que se pueden conectar a puertos USB 2.0 sin problemas. Claro que allí tendrías esta última velocidad, pero si tu ordenador incluye los 3.0, puedes sonreír más…

El diseño

La apariencia física de tu memoria USB es muy importante porque, primero, la idea es que te agrade; segundo, dependiendo de su tamaño (si es muy pequeño) es fácil que se pierda en un bolso o cartera. Así que un tamaño moderado es mejor.

Otra cosa a evaluar es que tenga tapa o no. Quizá es preferible sin tapa, ya que esta suele extraviarse también con facilidad.

Los que deslizan el pico hacia afuera debes verlos bien. Algunos pueden no ser de muy buena calidad, por lo tanto es recomendable escoger aquellos cuyo mecanismo empuje completamente el pico hacia afuera.

Otras características y consejos

Hoy en día, realmente lo mejor es comprar pendrives que superen los 32GB o 64GB, por la cantidad de información que solemos guardar en ellos.

Es necesario que los de mayor capacidad sean de equiparable velocidad, pues de lo contrario puedes tener problemas de lentitud extrema a la transferir tus archivos.

Evalúa si estás solo buscando el más barato o si la relación calidad-precio es importante para ti. Quizá el menos costoso no sea el indicado o tal vez puedas hallar una memoria realmente buena pero asequible.

Por estas 5 razones son útiles las memorias USB

Antes de entrar en materia, merece la pena recordar que las memorias USB -también conocidas como unidades flash USB y pendrives– son pequeños dispositivos de almacenamiento que además de baratos y populares, dan la posibilidad de fungir como útil herramienta de diversas formas.

Y no es para menos. Una memoria USB copila tres de las características más valoradas por estos días: máxima portabilidad, capacidad y compatibilidad.

Para llevar miles de archivos en el bolsillo

Pues sí. Gracias a su minúsculo tamaño y a sus varios gigabytes (GB) de capacidad, una memoria USB os da la posibilidad de tener a mano -en cualquier momento y lugar- documentos, fotos y multimedia, entre otros tipos de archivos.

Y si estáis en el grupo de quienes trabajan en diversos lugares y/o viajan mucho, definitivamente una memoria USB os cae de guinda porque basta con que la conectéis a un ordenador y listo.

Tendríais no solo la oportunidad de visualizar la información y/o acceder a ella para imprimirla, por ejemplo, sino que además –y de ser necesario- editarla para abordar vuestros requerimientos.

Para ejecutar aplicaciones y salvar el día

Esta parte sí que está muy relacionada con el punto anterior porque una memoria USB os ofrece la oportunidad no solo de tener disponibles archivos importantes sino que además software esencial que podríais –generalmente- ejecutar en un ordenador sin necesidad de instalación y mucho menos sin dejar rastros en el disco duro.

Claro está, me refiero a programas portátiles que si bien no cuentan con la totalidad de las funcionalidades de sus versiones completas, fungen como una estupenda herramienta para abordar pautas sin decepcionar.

Y es que os hablo, por ejemplo, de los mejores y más populares programas para editar imágenes, vídeos y audio, redactar documentos, hacer presentaciones, producir música, así como para el desarrollo web y de aplicaciones, entre miles de tareas más, en adición a utilidades para el mantenimiento, protección y optimización del sistema.

Dichas aplicaciones portátiles –incluyendo las de código abierto y U3– disponibles en los portales de desarrolladores de software, así como en directorios y sitios web que hasta ponen a vuestra disposición plataformas para ejecutarlas desde vuestra memoria USB.

Para solucionar y reparar problemas informáticos

Tal y como os lo he reseñado arriba, desde una memoria USB podéis ejecutar diversas utilidades para solucionar problemas del ordenador e incluso para realizar diagnósticos en él, como por ejemplo el AVG Rescue CD optimizado para USB que es un antivirus portátil y a la par funciona como antispyware y en la tarea de recuperación del sistema.

Y entre otras aplicaciones portátiles y prometedoras en este ámbito, imposible que os deje de mencionar a CCleaner, para la optimización y privacidad de Windows; además de AppCrashView que muestra detalles de las apps bloqueadas; y WirelessNetView que es capaz de monitorear y detectar redes inalámbricas cercanas.

Incluso, podríais iniciar Windows con una memoria USB en caso de que el SO de la líder de Redmond presente algún fallo que no permita que arranque como es debido o vais a solucionar algún problema puntual.

Para mejorar el rendimiento del sistema en Windows

Ni lo imaginasteis, ¿cierto? Pues, os explico de qué va el asunto.

Podríais lograr que Windows Vista y Windows 7 marchen más rápido, al activar Windows ReadyBoost y conectando una memoria USB en ordenador.

Ahora bien, “la magia” (memoria caché adicional) se producirá a partir del momento en el que pinchéis “aceptar” cuando el sistema os pregunte si deseáis utilizar el dispositivo –en este caso, la memoria USB- para acelerar el rendimiento con Windows ReadyBoost.

Eso sí, tened en cuenta un par de cosas; la primera, es que no todas las unidades flash USB son compatibles con ReadyBoost; y la segunda, que además de rendimiento en escritura y lectura, la memoria debe contar con capacidad de una a tres veces la cantidad de memoria del ordenador.

O sea, si vuestro ordenador tiene 1 GB de RAM, usad una memoria de 1 GB a 3 GB.

Para ejecutar un sistema operativo alternativo

Os hablo de la posibilidad de correr alguno de los sistemas operativos libres de Linux, por ejemplo, sin necesidad de que tengáis que modificar el disco duro de vuestro ordenador.

Para ello, tendríais dos opciones; una, instalando el SO de Linux desde la unidad USB con Pen Drive Linux; y la segunda, comprando una memoria USB con Damn Small Linux ya integrada.

Ventajas de usar una memoria USB para guardar música digital

Si sois melómanos –como yo- valoráis cualquier solución que os permita tener siempre disponible vuestra música favorita, como, la nube y los respectivos gadgets con conexión a la Red, por ejemplo.

No obstante, al momento de estar en un camping o en equis lugar donde no haya Internet, el asunto se tornaría perturbador.

He aquí cuando –entre bombos y platillos- merece la pena hacerle venia a la memoria USB porque su capacidad de almacenamiento os permitiría guardar miles de canciones y reproducirlas en cualquier ordenador, tablet u otro dispositivo de forma fácil y sencilla.

En adición al estupendo escenario, imposible no hacer mención a la genialidad de los fabricantes, materializada no solo en desarrollar memorias USB con velocidades de escritura y lectura superiores, así como con capacidades cada vez más hechizantes, sino que también con diseños que enamoran a primera vista.

Os hablo de memorias USB en el cuerpo de una nota musical, guitarra eléctrica, piano o muñeco punk, por ejemplo.

Basta con que echéis un vistazo a las memorias USB disponibles en el mercado, para que flipéis hasta por el precio.

Y es que podrías comprar una memoria USB –incluso, de marca reconocida- sin necesidad de espantar a vuestro bolsillo.

Ya sea inspirada en la música o no, generalmente una memoria USB es muy asequible; incluso, podrías encontrar alguna extremadamente buena, bonita y barata.

En definitiva, se trata de una solución de almacenamiento menos costosa.

Los 5 motivos por los que una memoria USB es buena opción

Es un hecho que si estáis en el grupo de quienes se mantienen en constante administración de archivos digitales –independientemente que sea por trabajo, ocio o entretenimiento- deseáis no solo que ellos estén disponibles, sino que además perduren en el tiempo.

Y sí que existen soluciones como discos externos y tarjetas SD, por ejemplo, pero –a la final- ambas unidades presentan limitaciones de las que una memoria USB fácilmente saldría airosa.

Os hablo de ventajas relacionadas con la durabilidad, portabilidad, capacidad de almacenamiento, velocidades de transferencia y compatibilidad.

Durabilidad superior

Si bien los discos duros tradicionales se presentan como unidades robustas, tienen una pega significativa: sus partes móviles, las cuales se ponen de manifiesto en sus discos de aluminio o platos de vidrio que giran a medida que se leen los datos.

A diferencia de dicho escenario, las memorias USB son unidades de estado sólido, por lo que son menos probables que se dañen por golpes o caídas accidentales.

Mayor portabilidad

El minúsculo tamaño de una memoria USB –normalmente de menos de una pulgada de ancho- permiten llevarla en un bolsillo o llavero.

Y es que normalmente, una memoria USB cuenta con menos de una pulgada de ancho.

Claro, a la final, dependerá también del diseño de la unidad.

Mucha capacidad de almacenamiento

Desde hace unos años, ya es posible conseguir memorias USB con capacidad de hasta 2 TB (Terabyte).

No obstante, entre el amplio abanico de opciones en este ámbito, sería absurdo dejar por fuera a las memorias USB de 1 GB o menos, así como a las de 128 GB o 512 GB, por ejemplo, que son muy útiles tanto para usuarios  domésticos como profesionales.

Velocidad de transferencia inigualable

Basta con echarle un vistazo a las memorias USB 3.1 GEN 1 –anteriormente, USB 3.0– con velocidades de hasta 5 Gbps (Gigabytes por segundo) a las que –hasta la fecha- ningún otro dispositivo de almacenamiento puede alcanzar.

Es que ni discos duros. Las velocidades de transferencia más rápidas en ellos son de hasta 150 MB.

Y para elevar la experiencia aún más, imposible no mencionar a las memorias USB 3.1 GEN 2 que ofrecen velocidades de transferencia de hasta 10 Gbps.

Compatibilidad garantizada

Hoy día, ya es común que ordenadores portátiles y de escritorio cuenten al menos con un puerto USB –aunque generalmente son más de tres- lo cual convierte a las memorias USB en la mejor solución para almacenar y administrar documentos.

A diferencia de las tarjetas SD, no todos los ordenadores cuentan con ranuras para ellas.

Lo cierto y lo falso de las memorias USB que jamás imaginasteis

Pese a que la omnipresencia de las memorias USB es un hecho público y notorio, aún hay pequeñas dudas en el aire acerca de estos dispositivos que merecen la pena ser aclaradas.

No existe diferencia alguna entre una memoria USB y un disco SSD

Falso.

Si bien las memorias USB y los discos SSD están basados en la tecnología flash, entre ambas propuestas existen diferencias significativas.

Partiendo de la interfaz, una memoria USB –como lo indica su denominación- se conecta a un ordenador y a otros dispositivos por medio de un puerto USB; mientras que una unidad SSD marcha a través de la interfaz SCIS (pequeña interfaz de sistema de computadora, por siglas en inglés).

Y por otra parte, las velocidades de transmisión.

Aunque ambas soluciones usan tecnología flash, los discos SSD son más rápidos que las memorias USB; esto, dado a que los SSD se valen de interfaces similares a la de los discos duros (HDD), como los conectores SATA que logran alcanzar los 6 Gbps; mientras que las USB, por su tamaño, controlador y coste de energía, no logran aprovechar la velocidad de los estándares.

No obstante, dicho aspecto no afecta a la esencia de la protagonista de esta entrega y que también marca una diferencia con el SSD.

Y es que en cuanto al uso, la memoria USB ha sido desarrollada para almacenar y transmitir información de forma fácil y sencilla, ofreciendo el plus de la portabilidad en todo su esplendor, entre otras ventajas más de las que se pueden valer usuarios profesionales y domésticos.

Mientras que los SSD se presentan como solución de almacenamiento para archivos más grandes y pertenecientes a servidores de apps y sistemas, como, bases de datos e información de autorización y/o inicio de sesión, entre otras afines.

Una memoria USB sirve para hacer copias de seguridad

Cierto.

En vista de que los fabricantes de memorias USB han apostado por incrementar la capacidad de almacenamiento, son muchos los usuarios –incluyéndome- que han apostado por utilizar las unidades USB para hacer copias de seguridad de archivos importantes.

Eso sí, recordad que estamos hablando de unidades pequeñas que se pudieran colar entre vuestras cosas. Así que almacenad vuestra memoria USB en un lugar seguro.

Es importante saber qué significa Mbps y Gbps

Cierto.

Y es que tanto Mbps (Megabytes por segundo) como Gbps (Gigabytes por segundo) indican velocidad en la que se transferirán los archivos desde el ordenador a la memoria USB.

Generalmente, las unidades USB ofrecen velocidades equitativas con su capacidad de almacenamiento.

Una memoria USB funciona como el disco duro del ordenador

Falso.

Las memorias USB han sido desarrolladas con tecnología flash de estado sólido. Por lo tanto, ellas son capaces de almacenar datos sin usar partes móviles como la mayoría de los discos duros internos del ordenador.

No es recomendable guardar archivos importantes en una memoria USB

Falso.

Primero, porque hoy día están disponibles muchas memorias USB que vienen dotadas con opciones de cifrado.

Y segundo, porque estamos hablando de unidades robustas, livianas, sin partes móviles y que generalmente vienen cubiertas por materiales muy resistentes a golpes.