Los 7 Mejores Monoculares Para Detallar A Larga Distancia

El mejor monocular es la alternativa perfecta si deseas reemplazar los tradicionales prismáticos por un instrumento con la misma función, pero más compacto y de un solo visor.

Así como un telescopio o catalejo, el monocular tiene únicamente un lente en un cuerpo de tamaño compacto ideal para sostenerlo con una sola mano.

Su tecnología es igual a los binoculares que utilizan cristales y prismas para ampliar la imagen y reflejar la luz de lo que quieres ver, pero antes de comprar un monocular debes asegurarte que el mismo cumpla con las características específicas que se ajustan a los fines planteados, considerando también el presupuesto u otras necesidades que tengas, de manera que antes de invertir, te cerciorares que el equipo es el ideal para ti.

Cuando se trata de este tipo de producto con ciertos detalles técnicos podemos sentirnos un poco dudosos, ya que llegamos a confundirlo con un visor nocturno monocular digital u otros equipos físicamente parecidos, pero para ayudarte a elegir el correcto y tomar la decisión más acertada hemos preparado un ranking de los seis monoculares más destacados que actualmente están en el mercado.

Los equipos seguidamente mencionados reúnen características que los hacen superiores sobre otros productos con funcionamiento similar.

Ya sea por sus especificaciones, calidad, practicidad y precios competitivos, estos modelos se han posicionado como los mejores, además que han recibido el respaldo a través de buenas críticas de los usuarios que ya lo tienen.

Los Mejores Monoculares

A continuación te presentamos los mejores monoculares:

1. Telescopio monocular HD de 40x y 60mm INNISLINK

Con adaptador de teléfono y trípode

Para todos aquellos amantes de la naturaleza que disfrutan de la contemplación de aves y animales en reservorios naturales es imprescindible contar con monoculares que puedan ampliar la visión de forma clara y confiable. Es por ello que el reconocido sello de Innislink ha diseñado un telescopio portátil que ofrece una ampliación de 40x y un diámetro de lente de 60 mm con el cual no solo se obtendrá nitidez y cercanía, sino una funcionalidad nocturna aceptable; su acabado está recubierto en goma antideslizable y resistente a los golpes, además equipo incluye un trípode y un soporte para móviles inteligentes.

2. Telescopio monocular de 40X y 60mm con enfoque dual COMPRAFUN

Con recubrimiento de banda ancha

Finalizando el ciclo de recomendaciones de esta revisión en cuanto a telescopios portátiles, tenemos a Comprafun, especialistas en equipos que permiten que la diversión en familia sea siempre saludable, confiable y con los mejores productos. En esta ocasión se trata de un monocular de 40x que permite ver los objetos, animalitos y naturaleza de forma mucho más clara y brillante gracias a su lente de 60 mm. Su diseño es ergonómico y de doble ajuste debido a la perilla de nitidez, además posee un recubrimiento de banda ancha con película verde, facilitando la transmisión de la luz en un 99.5%.

3. Polaris Explorer Optics 

Con este monocular verás las cosas más de cerca gracias a su alcance de 12X con una visión brillante y clara debido a su lente de 50mm.

Te sorprenderás con lo potente que es y con la calidad de imagen que refleja.

La pieza tiene una estructura resistente fabricada con materiales de alta calidad, que le dan la protección que necesita el equipo.

Por otro lado, el mismo cuenta con un soporte para trípodes si lo que quieres es una visión más estable y profesional.

El modelo es perfecto para dejarlo en la intemperie, ya que repele la humedad y el polvo; asimismo es resistente al agua y a la niebla, puesto que el aparato funciona en cualquier ambiente o condición climática.

Definitivamente es un producto en el que merece la pena hacer la inversión, gracias a su buena calidad y sobre todo por el precio que tiene.

4. Bushnell Legend Ultra HD 

Pesa solo 372g y mide 16,5cm de largo, el objetivo del lente es de 42mm y tiene un aumento de 10X.

La óptica es excelente y el manejo es fácil e intuitivo, es recomendado especialmente para las personas que quieran un monocular liviano y compacto que puedan llevar en la mochila.

El diseño es ergonómico y también es texturizado, para así ofrecerte un mejor agarre y evitar resbalones de tu mano.

La visión es nítida y por su precio estarás más que satisfecho con el producto que recibirás.

5. Visionking Back4 8 x 42 

Con este equipo tu inversión está protegida por dos años gracias a la garantía que ofrece la fábrica.

El enfoque de las imágenes se hace fácilmente y disfrutarás de la calidad de las mismas a pesar de lo lejano que están los objetos.

Es el ideal para detallar la naturaleza, ir de excursión o ver tus conciertos o eventos deportivos.

La pieza está revestida por cáscara de caucho que además de ser antideslizante es resistente a golpes.

Asimismo es de los monoculares más compacto y ligero que puedes comprar, por lo que será el más práctico para llevártelo a cualquier parte.

6. Monocular waterproof 10 x 25 

El diseño se adapta perfectamente a tus manos, ya que el mismo cuenta con espacios que se ajustan a tus dedos con toda comodidad.

El modelo incluye una cuerda que te de seguridad para tomarlo y así evitar cualquier caída o golpe.

De igual forma el lente tiene una capa de película que protege tu vista para que no sientas fatiga ocular mientras usas la herramienta y además las imágenes que obtendrás son en HD con los colores más fieles a los objetos reales.

7. Monocular Panda 15-70×22 

Es el ideal para las actividades como el golf, camping, senderismo, pesca y más; el mismo es de operación simple y es un equipo que cumple perfectamente con sus funciones.

No podrás creer lo ligero que es ya que pesa solo 100g y mide 13,6 cm de largo, es tan pequeño que cabe en tu bolsillo y su diseño es sutil y delicado.

La claridad de las imágenes es realmente sorprendente, así como su resolución y colores llamativos.

Es un producto barato y entre los accesorios que incluye la compra está el paño de limpieza, la bolsa de transporte y la correa de sujeción.

Si necesitas un equipo para ampliar la visión, y percatarte de lo que sucede a distancias considerables acá conociste a los más prácticos y útiles para ese fin; e invertir en uno de ellos te aseguramos que valdrá la pena, pero si quieres aún más opciones revisa el enlace que está a continuación.

Guía de compra: Los mejores monoculares

¿Qué es un monocular?

Estos son aparatos en miniatura que funcionan como pequeños telescopios o, mejor dicho, como los típicos binoculares que usamos para ver de lejos en un concierto, un partido de fútbol o hasta de caza amateur. Solo que, en este caso, no se trata de binoculares sino de monoculares, es decir, que se usan en un solo ojo.mejor-monocular

Y es allí donde están las principales diferencias entre monoculares, binoculares y telescopios terrestres, que los primeros son mucho más pequeños y, por ende, no tienen la misma potencia ni permiten ver a distancias tan grandes. Por eso también resultan super compactos y fáciles de llevar a prácticamente cualquier parte, incluso desde tu bolsillo.

Debido a esas características, los monoculares son muy usados para cacería de principiantes, ya que permiten distinguir entre objetos o animales a medianas distancias; para ir a un juego de tu equipo favorito y ver un poco más de cerca al jugador estrella; para ver letreros lejanos en la calle o hasta para ver de cerca, como si fuera una lupa. Es que, dependiendo del modelo, podrías voltear un monocular para ver desde el lado contrario y observar objetos pequeñitos muy de cerca.

Fíjate en la potencia de magnificación y el lente

Escoger un monocular no es tan sencillo como ir a la tienda de la esquina y escoger el primer par que se te cruza por delante. Si realmente quieres comprar un modelo que valga la pena y te sirva exactamente para lo que necesitas, entonces te tocará tomarte un momento para fijarte en un par de cosas relacionadas con el funcionamiento y la capacidad del aparato. Más adelante hablaremos sobre aspectos referentes al diseño como el tamaño o el peso.

Piensa en la potencia que necesitarás

La magnificación del aparato afectará directamente la distancia y claridad con la que podrás ver los objetos. En la actualidad, los monoculares más populares y comunes pueden tener niveles de magnificación entre 5x y 8x, aunque los puedes encontrar mayores si pagas el precio.

Ahora bien, antes de escoger es importante que sepas que, si bien la magnificación mayor te permite observar con claridad a distancias más largas, también hará que sea un tanto difícil operar el aparato. Es que cuando el monocular tiene mayor aumento, cualquier movimiento que hagas hará que la imagen salte mucho y que pierdas el rastro de lo que estás observando. Es como cuando haces mucho zoom con la cámara del móvil y encuentras que se dificulta mantener la vista en el objetivo.

Por ende, si quieres un dispositivo fácil de usar, que te permita moverte sin perder el objetivo de vista, te recomiendo buenos monoculares de 5x hasta 8x de aumento. Por el contrario, si ya eres experimentado en la caza, avistamiento de especies a distancia o cualquier otra actividad que requiera el uso de estos aparatos, te irá muy bien con monoculares de 9x o incluso de 10x.

También debes recordar que el campo de visión disminuye muchísimo cuando la magnificación es alta. Así que, si necesitas un campo amplio, te recomiendo los modelos de poco aumento.

Decide el tamaño del lente

Encontrar el tamaño adecuado del lente se trata simplemente de dar con ese balance preciso entre calidad y amplitud de imagen y la comodidad. Lo que sucede es que los lentes de mayor tamaño pueden ofrecer un campo de visión más grande y mejor claridad en la imagen, solo que terminan siendo un poco más aparatosos, lo cual te dificultará el transporte.

Así que, si buscas comodidad, busca algún modelo que se mantenga entre 20 y 30 mm de lente. Mientras que, si tu prioridad es tener un campo de visión más abierto y de mayor claridad, los monoculares de más de 30 mm y hasta 42 mm serán ideales.

Para que sepas distinguir de qué tipo es el monocular que estás a punto de comprar, generalmente el fabricante coloca una especificación como esta: 8 x 25. Esto quiere decir que el modelo tiene una magnificación de 8x con un lente de 25 mm. También habrá de 6 x 30 o de muchas otras variantes que te permitirán jugar con diferentes balances.

¿El lente viene con algún tratamiento?

Los lentes de los monoculares pueden venir con capas de tratamientos especiales para proteger tu visión de los elementos como la claridad solar. Ahora bien, no todas las capas son iguales y, dependiendo de la que posea tu monocular, podrás disfrutar de una imagen más o menos clara, con o sin oscuridad y sin molestos reflejos.

El mejor y más recomendado de los tratamientos disponibles es aquel completo y de capas múltiples. Este tipo de lente tiene protección contra los rayos solares por todos sus lados para evitar que tu visión pueda verse afectada y obstruida. No obstante, recuerda que es el tipo de tratamiento de más alta calidad y, por ende, el más costoso. De hecho, hasta podrías usarlo con la luz solar incidiendo directamente sobre el lente y no notarías demasiada incomodidad.

Luego tenemos otros tipos de tratamientos que, de menor a mayor calidad, son los siguientes: con tratamiento simple; con tratamiento completo; y de capas múltiples. La primera variedad no debería usarse bajo la incidencia directa de la luz solar porque no ofrece casi ningún tipo de protección. El segundo tipo sí es un poco más protector, solo que la capa es de un solo material y también se puede ver afectado por la luz solar y los reflejos.

Por último, están los tratamientos de múltiples capas, que tienen varias capas de diferentes materiales pero no cubren la totalidad del lente, así que pueden dejar pasar algunos reflejos y no ofrecen una visión del todo clara. He allí la diferencia con las protecciones completas de capa múltiple.

¿Cómo va el enfoque cercano en el monocular?

Esta medida te permite saber qué tan bien vas a poder ver objetos a distancias menores usando tu monocular. Un enfoque cercano alto te permitirá detallar objetos o animales a pequeñas distancias sin mucho problema

Sobre la distancia de descanso del ojo del monocular

Aquí te hablo sobre la distancia a la cual tienes que posicionar el monocular frente al ojo. Ese pequeño espacio, medido en mm, determinará en buena medida lo lejos que podrás ver a través del lente del monocular. Una distancia un poco mayor (de unos 14 mm) te dará espacio para usar el aparato con tus gafas pero no te permitirán aprovechar el 100% del campo de visión que puede ofrecer el aparato en cuestión.

Por su parte, una distancia menor es lo recomendado si no usas gafas, además de que podrás aprovechar toda la magnificación y calidad del monocular.

¿Y acerca del prisma?

Por si no lo sabías, los monoculares usan tanto lentes como prismas, ya que ambos componentes son necesarios para todo el proceso de refractar la luz y hacer que los objetos e imágenes observados se vean como de mayor tamaño. Básicamente se emplean dos tipos de prismas en los monoculares, los prismas de techo y los prismas Porro, y su uso depende directamente de la magnificación usada en el monocular.

Por ejemplo, los modelos de magnificación alta suelen venir con prismas de techo porque, debido a su construcción y características, pueden producir una imagen más compacta y estrecha que los otros tipos de prismas. Los prismas Porro son los más usados y, además de que dan mayor profundidad a la imagen, también producen imágenes más claras y brillantes.

¿Cómo debería ser un buen monocular?

Aparte de las características del lente como su tamaño y amplificación y cómo estas afectan el tamaño y peso del monocular, también tienes que pensar en eso precisamente: el diseño. Así que veamos un vistazo acerca de lo que debes considerar en este ámbito:

Los hay grandes pequeños y medianos

Como te comentaba anteriormente, hay monoculares de 20 mm, 25, 30, 40 e incluso de mayor tamaño, y tienes que pensar directamente en cómo este va a afectar la portabilidad del aparato dependiendo del uso que le darás.

Por ejemplo, si planeas usarlo solamente para uno que otro partido de tu equipo favorito o para ver un poco más de cerca a las estrellas del momento en el último concierto, puede que no te incomode tanto tener un monocular de buen tamaño, considerando también que ganarás mucho en magnificación y calidad de la imagen. En este caso, este tipo de aparato puede tener lentes de entre 30, 42 y hasta 50 mm, por lo que en algunos casos vas a necesitar una bolsa o funda de transporte que te facilite la tarea y lo mantenga protegido.

Si por el contrario estás buscando un modelo compacto para llevar contigo si vas de cacería o en cualquier otra tarea que requiera de mucha movilidad, dale un vistazo a los modelos que rondan los 25 mm. Estos modelos tan compactos pueden caber en tu bolsillo, cartera, en el maletero del coche y, por ende, suelen ser muy convenientes para uso constante.

Fíjate en el peso del aparato

Dependiendo de la actividad que vayas a realizar, tendrás que escoger un buen monocular en función de su peso también. Claro que es cuestión de lógica que los aparatos más grandes y de mayor claridad de imagen van a ser más pesados por el tamaño y calidad de los componentes, mientras que los más pequeños siempre serán más ligeros.

Así que, al momento de comprar, te recomiendo que pienses en el uso que le darás al aparato, ya que si vas a ir de cacería constantemente o piensas emplear el monocular para avistar pelotas de golf en la distancia, lo más probable es que un modelo de gran peso te termine incomodando y pierda su conveniencia. Nadie quiere sentir el brazo cansado cada vez que pasa unos minutos observando su objetivo a la distancia.

Por el contrario, si lo vas a usar en momentos muy puntuales, simplemente no te importa que tenga un peso mayor de lo habitual o no quieres sacrificar la calidad por conveniencia, entonces puedes escoger perfectamente un modelo de mayor peso. de todas maneras, recuerda que gracias a los últimos avances tecnológicos y de materiales, ahora también se pueden encontrar modelos bastante ligeros y de muy buena calidad. Dale un vistazo a mi lista comparativa y seguramente encontrarás más de uno que te deje encantado.

Comprando el mejor monocular

Todo buen comprador sabe que el proceso de compra no se reduce únicamente a las características intrínsecas del producto, como su tamaño, resolución, funcionalidad, peso o diseño, sino que también hay que pensar en otras cosas que vienen ligadas a todos esos factores pero que a veces terminamos pasando por alto. Me refiero a tomar en cuenta el precio del aparato y no dejarse llevar por el mismo, darte un tiempo de prueba para evaluarlo después de comprar y, por supuesto, asegurarte de estar respaldado por una buena garantía.

Pongámosle el monocular a todo esto para verlo con un poco más de detalle.

Compara tus opciones por precio

Un paso fundamental al realizar cualquier compra es ver el precio. Claro, si bien no es el más importante porque a veces un precio bajo no es indicador de mala calidad, así como los precios altos no siempre significan que un producto sea el mejor, es necesario que ajustes tu elección al presupuesto del cual dispones y que estés contento con lo que gastes.

Asegúrate de comparar las diferentes marcas del mercado y las características de cada uno de sus monoculares. Solo así podrás tener una idea más clara de lo que valen las diversas especificaciones y qué tanto deberías pagar por cada tipo de monocular. Puede que te lleves una sorpresa y te des cuenta de que dos marcas ofrecen prácticamente el mismo monocular pero a diferentes precios. Para esto también te recomiendo visitar mi lista comparativa, ya allí tienes buena parte del trabajo hecho.

Pruébalo el tiempo que sea necesario

Siempre vas a contar con un periodo de prueba en el cual, si surge algún desperfecto o no estás contento con el aparato, podrás contactar a la empresa que lo ha fabricado y exigir un cambio o devolución. Claro que las condiciones van a variar entre cada vendedor.

Así que te aconsejo que lo pruebes bien y en las diferentes situaciones que enfrentarás, como para cacería, deportes, conciertos, avistamiento de especies, aventuras al aire libre y más. Siente su peso y tamaño y decide si, más allá de resultarte ligero y portátil, también encuentras que te da el balance y comodidad necesarios para sostenerlo por un largo rato. También es importante que prestes atención a la distancia que lo separa del ojo al usarlo, evitando que te resulte demasiado apretado o demasiado alejado.

Al mismo tiempo, puede ser una buena idea que, antes de comprar un modelo para ti, pruebes los que ya tienen tus amigos o que pases por una tienda física y le des un vistazo a uno que otro par para ver qué dimensiones te vienen mejor.

Asegúrate de que tenga una buena garantía

Existe la creencia de que los monoculares son aparatos bastante baratos y, aunque esto es así hasta cierto punto, la verdad es que los buenos monoculares pueden costar un poco más de lo que pensarías, ya que están hechos con materiales de la más alta calidad y componentes ópticos de punta.

Por eso vale la pena que te asegures de que el modelo que vayas a comprar cuente con una garantía que le haga justicia al precio que acabas de pagar. No querrás que de repente el artículo que compraste sea el que tuvo un defecto de fábrica y al final te quedes con un aparato inservible por no haberte fijado en la garantía.

Ahora bien, tampoco esperes que la garantía cubra cualquier daño como caídas o golpes, ya que esto dependerá enteramente de ti y del manejo que le des. Por ende, no te olvides de tratar el equipo con cuidado y hasta de comprarle una funda o caja protectora para las salidas y para resguardarlo en casa. También te vendrá de maravilla usar un paño especial para limpiar el lente por ambos extremos y mantenerlo siempre libre de manchas que causen imágenes borrosas.

¿Monoculares o miras de larga distancia?

Probablemente si estás buscando comprar un monocular es porque necesitas un aparato compacto y portátil que te permita ver a distancia, así que en estos casos no hay más que pensar. No obstante, tal vez puedas considerar otra opción que también puede resultar muy útil si el uso que le quieres dar va más hacia lo profesional y requieres de una alta potencia de magnificación.

En este caso podrás darle un vistazo a las miras de larga distancia o telescopios terrestres, que son más grandes y con lentes de mayor tamaño, por lo que te ofrecen un poder de aumento mayor y un campo de visión más amplio. Sin embargo, todo lo que te dan en potencia y calidad de imagen te lo quitan en portabilidad.

Es que estas miras requieren de una montura o trípode para que las puedas usar y se ven mucho en caza profesional, para seguir un objeto o persona desde un punto fijo, para fotografía, en aplicaciones militares o de policía y hasta para biólogos y otros expertos de la naturaleza. Por ende, también son pesadas y no te van a caber en un bolso ni mucho menos en el bolsillo.

Si realmente no te hace falta toda esa potencia y no quieres sacrificar la comodidad de los monoculares, pues mejor es quedarse con estos sencillos aparatos y aprovechar todas las ventajas que tienen para darte.

Monoculares de visión nocturna

También hay opciones especiales para quienes practican la caza nocturna o cualquier otra actividad con poca iluminación o en completa oscuridad. En estos casos, puedes invertir un poco más en monoculares con visión nocturna, los cuales funcionan con un pequeño iluminador de infrarrojos que genera la luz necesaria para ver a través del aparato sin cambiar la iluminación real del escenario. Así que, si estás observando animales sin que ellos te observen a ti, no se darán cuenta de que los estás iluminando con luz infrarroja.

Uno de los problemas de estos modelos es que sus lentes no ofrecen una magnificación tan alta porque, de hacerlo, se perdería mucho detalle en la imagen y quedaría borrosa. Claro que también son bastante más costosos que los monoculares tradicionales debido a la tecnología involucrada.

 

No Comment