Los 5 Mejores Orinales Para Bebés Más Independientes y Padres Más Felices

Si tu bebé ya se está convirtiendo en todo un niñito, debes prepararte porque ha llegado el momento de dejar a un lado los pañales, e instruirte junto con tu hijo, en el arte de usar una bacinilla. Así que continúa con nosotros para que conozcas los mejores orinales para bebés más independientes y padres más felices.

Uno de los grandes dilemas en que suelen entrar los padres están entre sí se debe adquirir un reductor de W.C. (water closet), los banquillos estables o los orinales.

Incluso pueden verse enormes campañas y disputas acerca de cuál es el producto más apropiado, defendiendo a capa y espada su favorito, como si estos padres fuesen hinchas de un equipo particular.

Esa disyuntiva no debería ser relevante cuando comienzas a conocer todas las ventajas que trae el crecimiento de tu bebito. Y es que cuando dejas de hacer el cambio de cientos de pañales con pis y caca,  te darás cuenta cuan feliz vas a ser.

Donde debemos enfocarnos es en el producto, y definitivamente uno de los factores fundamentales al momento de elegir entre uno y otro sello, o entre alguno de los artículos disponibles, es la funcionalidad.

Así que si tu interés está en  sentirte más tranquila y feliz cuando logres que tu pequeño de 18 meses, logre realizar sus necesidades él solito de forma segura y divertida, te sugerimos continuar con nosotros para que sepas los detalles necesarios, antes de adquirir un orinal.

¿Cuál es el mejor orinal para bebés?

Cuando realizamos un recorrido entre los diferentes productos disponibles en el mercado podemos estar tranquilos de haber elegido en primera instancia un bacín infantil antes que un reductor de W.C.

Esto debido principalmente a que dichos adaptadores pueden hacer sentir un poco inseguros a los pequeños, con una sensación de que se hundirían por el tazón de servicio.

Y aunque sabemos que son ideales para niños más grandecitos, según la opinión de los padres expertos, en una primera transición, es mejor emplear  uno de los siguientes modelos ergonómicos y divertidos de orinales que te presentamos a continuación.

A continuación te presentamos los mejores orinales para bebés:

1. Orinal Cuá Cuá 3 en 1 (Mattel T6211) Fisher Price

Orinal ergonómico 3 en 1, con melodías y divertido diseño de patito

La famosa marca norteamericana de Fisher-Price que desde 1930 nos ha surtido con una excelente producción de juguetes y accesorios para los más pequeños de la casa, nos asombra en esta ocasión con un orinal de diseño divertido, que  acompañará a tu niño durante su aprendizaje al momento de ir solo al baño.

Una de las enormes ventajas al momento de comprar este tazón, es que tiene 3 funciones en uno: es un orinal para chiquillos, un asiento que se coloca recostado de la taza del váter, y al cerrar la tapa del aparato, se convierte en un práctico taburete, sobre el cual los nenes pueden pararse para alcanzar el lavamanos y asear sus manitas.

En cuanto al diseño, la graciosa cara de patito enamorará a tus niños.

Además para hacer más atractivo este producto, viene con música incorporada, emitiendo 4 melodías para premiar al pequeño cuando hace sus necesidades exitosamente.

Viene con un vaso protector anti-salpicaduras extraíble y posee un respaldo muy cómodo y ergonómico.

Como últimos aspectos quisiéramos resaltar que si bien su precio puede resultar algo elevado, las ventajas extras de ser un producto unisex, y completamente transportable, ligero y resistente, lo convierten en el favorito de padres e hijos.

2. Orinal Aprendo y Me Divierto Mattel

Orinal didáctico con adaptador de inodoro y taburete

De la familia de brands de Mattel, encontramos otro producto excelente de Fisher Price. Se trata de un orinal fácilmente desmontable al momento de  limpiarlo.

Su diseño atractivo en forma de W.C., ayuda a los pequeñines a familiarizarse desde  muy temprano con el tazón del inodoro, ya que tiene incorporada una palanca para tirar de la cadena; incluso posee con un soporte para colocar el rollo de papel higiénico en uno de sus laterales.

Esta bacinica se adapta al crecimiento del niño: cuando se coloca en el suelo sería la primera fase de aprendizaje. Más adelante, el asiento y la tapa pueden extraerse y adaptarse directamente en el retrete, convirtiéndose en un reductor, para enseñar al niño a ir al baño como un adulto.

Al incorporarle pilas a este modelo de orinal, tu pequeñín se estimulará más cuando sienta que sus esfuerzos son recompensados a través de melodías y sonidos.

Ya verás cuan didáctico puede ser este producto, los niños estarán encantados con

3. Silla orinal infantil Tiny Tots Galore

Diseño inteligente, geométrico y funcional. Todas las funciones

De Tinytotsgalore tenemos  un orinal con un diseño precioso e inteligente cuya base ancha en forma geométrica brinda una mayor estabilidad al aparato.

En la sección de la base debajo de la tapa viene con un recubrimiento acolchado de goma que hace más confortable y menos dura la parte donde se sienta el chiquillo. Además podemos levantarla con facilidad, para acoplarla a la taza del inodoro, y así cuando tu pequeño crezca podrá usarlo en la siguiente fase.

Según los tests realizados a madres e hijos, han catalogado este producto de Tinytotsgalore como magnífico, colorido y asequible.

Otra de las ventajas de la forma de este bacín de servicio, es que funciona de peldaño y tiene un delineado muy coqueto, funcional y cómodo lo que permite sujetarlo con facilidad al momento de limpiarlo.

Su material es resistente, con un acabado ergonómico y antideslizante.  Además viene en 3 presentaciones de tonos diferentes, lo que harán más divertido el momento de ir al baño.

Como último comentario a favor de este práctico orinal geométrico, una vez que tu hijo pueda usar el retrete estándar, este tazón puede ser usado como un pequeño baúl de juguetes.

4. Orinal infantil con tapa Reer

Imita a un inodoro tradicional. Higiénico y seguro.

Cuando tus bebitos comienzan a crecer, y han aprendido a controlar durante más tiempo sus esfínteres, ha llegado el momento de enseñarles a usar los fabulosos dispositivos alemanes de de Euret Reer.

Para nadie es un secreto que nuestros pequeños imitan todo lo que hacemos y al ver nuestro inodoro tradicional, lo más probable es que quieran probar hacer sus necesidades allí.

No obstante, sabemos que las dimensiones del diámetro del tazón son tan grandes que nuestros pequeñines pueden deslizarse por allí, y sentir algo de miedo.

Es por ello que este sello alemán ha diseñado un orinal siguiendo el juego de líneas de un retrete tradicional de adultos, pero adaptado a las dimensiones de los pompis de las niñas y niños pequeños. ¡Qué seguridad van a sentir, ya lo verás!

Otra de sus cualidades es que es higiénico. Gracias a una capota plegable puede limpiarse con facilidad, y cerrarse para evitar los malos olores.

Además, está elaborado con propileno, es ergonómico y estable y ha sido comprobada que su altura es perfecta para los nenes a partir de los 18 meses aproximadamente.

Definitivamente, todo un éxito, ya que las nenitas estarán encantadas con este tazón orinal y las madres y padres fascinados con su coste tan económico.

5. Orinal Pourty 30104

Conducto de vertido único con plegado anti-goteo

La espectacular vasija de orina y heces fecales de Pourty Potty es uno de los productos más recomendados por los padres al momento de buscar referencias de orinales.

Esto se debe principalmente a que tiene un conducto de vertido único a través de un diseño en forma de labio o plegado lateral con la cualidad de anti-goteo, lo que va a permitir, que puedas vaciar el contenido sin ningún desorden o salpicaduras desagradables.

A los niños les encanta porque la zona del asiento es amplia, ergonómica y plana para una mayor comodidad, y a los padres les fascina porque es más fácil de vaciar y limpiar a través de una manija en la parte delantera lo que permite que sea fácil de recoger el pis de tu hijo.

Pourty Potty permite además que el contenido de sus heces se deposite en un compartimiento que queda retirado de las zonas que el niño toca o donde se sienta. Por tanto es completamente aséptico.

A continuación, puede simplemente rellenar el vaso con agua y jabón, y posteriormente lavar la pieza.

Finalmente podemos decirte que el orinal de Pourty tiene un precio bajo muy atractivo; está fabricado de plástico grueso, lo que lo hace resistente y estable a pesar de lo ligero que es con sus 58 gramos.




¿Necesitas un orinal?

Vamos a ser claros, la transición del pañal al uso del orinal puede llegar en algunos casos a ser todo un dolor de cabeza; no obstante, una vez que se ha tomado la decisión de dejar atrás los pañales, notarás cuanto ha valido la pena llegar a ese instante.

Por tal razón hemos decidido compartir en este artículo, algunos consejos fundamentales, para que tu elección sea siempre la más correcta y la que se adapte a tus necesidades.

Ya verás como aprender, puede llegar a ser toda una aventura.

Entonces, retomando nuestra pregunta inicial, ¿necesitas un orinal?

Si bien está claro que los padres podemos educar a nuestros hijos para que utilicen el inodoro de los adultos, este podría resultar intimidante y requería además todo un acto de equilibrio para impedir que su niño no se deslice hacia el fondo del tazón.

Eso sin contar que tendrías que disponer de un taburete  de buena calidad para que el niño alcance el asiento.

Allí es donde entra un simpático aparato conocido como orinal, el cual está diseñado para que tus hijos puedan sentirse relajados y cómodos al momento de hacer sus necesidades.

¿Cuándo se necesita un orinal?

Probablemente la edad de la transición oscile entre uno y medio a tres añitos. Desde ese momento podrás notar que tu hijito ya no necesitará de tantos cambios de pañal, ya que puede mantenerse por más tiempo seco.

Esto significa que ha logrado satisfactoriamente, un mayor control sobre la vejiga.

Adicional podrás notar otros signos para el control de esfínteres, ya que los intestinos también se logran educar con el tiempo.

Es importante advertir que cada chiquillo tiene su propia cadencia, así que ten paciencia y no lo obligues o regañes.

¿Cuál es el mejor orinal?

Hay dos opciones principales entre estos aparatos: El primero, es un orinal independiente en forma de tazón; el segundo, es un asiento de inodoro de tamaño infantil que se calza sobre tu poceta estándar.

Una de las grandes ventajas del orinal, es que es portátil, pudiendo moverlo a la sala de estar o cuarto de juegos, hacia la habitación de dormir, y por supuesto al propio baño. En realidad a cualquier lugar, esto te permite estar cerca de tu hijo al momento en que tenga que ir.

En cuanto a sus desventajas, es que una vez que tu chico termine de hacer sus necesidades, vas a tener que volcar el contenido en el inodoro normal y asearlo muy bien después de cada uso.

En cuanto al adaptador de W.C., no debes tener ninguna preocupación de que tu hijo se caiga del asiento, ya que se ajusta fácilmente reduciendo el agujero del tazón.

En este caso, lo que si vas a requerir adicional, sería una gradilla para ayudar a tu hijo a alcanzar el asiento de baño.

Otro de los tips que debes considerar, es que cuando los adultos requieran usar el inodoro, el adaptador no puede permanecer sobre la tapa de esta.

Es por ello que analizando esta comparativa, el orinal de tazón puede ser la mejor opción para ti y tu familia, al menos en una etapa inicial.

Escogiendo el orinal perfecto

Existen numerosos receptáculos de baño por parte de fabricantes diversos a nivel mundial, entonces, ¿cómo saber cuál elegir?

Ante esta duda, queremos enseñarte unos los factores importantes que debes considerar.

Plan para espacio de almacenamiento -Hemos visto en otros apartados de este artículo que existen prácticamente dos tipos principales de orinales: el tazón de baño independiente y el reductor de asiento.

Cuando se busca un orinal, debes tener en cuenta tres características importantes: seguridad, tamaño, y simplicidad.

Este debe ser estable: asegúrate de que las nalgas del niño caben cómodamente en el asiento, y el aparato debe ser fácil de usar y fácil de limpiar.

Por su parte los reductores de seguridad que se colocan sobre un inodoro tradicional, vienen a disminuir el diámetro de su tapa, haciéndolos más cómodos y amigable para los niños.

Es cierto que son menos costosos que un baño independiente y también ocupan menos espacio.

Además, los reductores de seguridad pueden ser una buena opción para aquellos niños que les gusta copiarse de los mayores.

Si percibes esa admiración de tu pequeñín puedes aprovechar ese plus de ventaja y tener a un ayudante instructor encarnado en su hermano mayor, primo o amigos cercanos.

Pero hay que tener en cuenta que si eliges un reductor de asiento, puede que tengas que invertir en un taburete; esto ayudará a que tu infante se levante sobre el mismo, proporcionándole un apoyo adecuado cuando esté orinando de pie.

La mayoría de los orinales autónomos y reductores de seguridad también vienen con asas, lo que puede ayudar a que tú niño se sienta más seguro.

Otra de sus ventajas es que tienen una manera fácil de plegar el asiento y colgarlo a un lado para su almacenamiento.

Si todavía no estás seguro de lo que tu hijo va a preferir, te recomendamos elegir un baño multifuncional como los de Tinytotsgalore, con el cual puedes realizar diversas funciones y ahorrar espacio.

Muchos orinales independientes tienen un sistema de tapas desmontables que pueden ser utilizados como un reductor, y cuando están cerrados funcionan como banquitos.

Consideraciones para el ajuste y tamaño del orinal – Los bacines están disponibles en una variedad de alturas, tamaños y bordes. Por ello debes elegir uno que tenga un buen ajuste. Presta atención  a estas recomendaciones:

-La dimensión es uno de los factores más importantes al momento de adquirir estas piezas. Hay que prestar atención para que tu niño no quede colgado del asiento ya que existen unos orinales que apenas cubren el borde interior, asunto que hará que tu bebé se sienta incómodo y ansioso.

-El tamaño del asiento debe ser el adecuado para dejar reposar las nalgas del pequeño, cómoda y firmemente sobre esta superficie.

-Debes asegúrate además que los pies queden firmes en el suelo. Esto ayudará a que las heces de tu pequeño sean expulsadas con mayor fluidez.
Buscando protectores contra salpicaduras -Si estás entrenando a tu niño para el uso de un orinal, es el momento perfecto para que también aproveches a disminuir los pasos de limpieza que por lo general debes realizar.

Esto lo logras mediante la selección de un protector de asientos contra salpicaduras. El mismo debe ser lo suficientemente alto como para ayudar a mantener el pis dentro del orinal; no obstante no debe ser tan elevado ya que le impediría sentirse cómodo al momento de ir al baño.

Considerando las funciones adicionales de diversión -Los padres pueden facilitarse el entrenamiento del uso del orinal, si seleccionan un dispositivo que tenga, luces, colores, canciones y otros efectos de sonido.

Sin embargo vale la pena preguntarnos si ¿todos estos accesorios valen realmente la pena?

Algunos padres piensan que esto puede aumentar el interés de su hijo, y actuar como una varita mágica que le de recompensas a su chico cuando hace sus necesidades con fundamento.

Por el contrario, otros expertos en la psicología infantil, consideran que lo que más deleita a los niños, son las alabanzas y aplausos de sus padres.

Así que prepárate para demostrarle cuan feliz te sientes y cómo celebras el éxito de  tu pequeñín. Debes estar dispuesto a bailar y cantar. También puedes decidir hacerlo o no, activando los sonidos electrónicos.

Comprobar la facilidad de vaciado – Si eliges un orinal independiente, tendrás que hacer un trabajo más sucio. Por ello es recomendable chequear en la descripción de cada producto, así como los comentarios y preguntas adicionales que realicen los padres para comprobar cuántos pasos son necesarios para vaciar y limpiar el receptáculo.

Ya verás cómo algunos tienen un simple proceso que lleva tan solo uno o dos pasos, y aunque no lo creas, por lo general, este tipo de diseño, suele ser el menos costoso; otros requieren desmontar casi todo el dispositivo, cada vez que tu pequeño usa el orinal.

Consejos para el entrenamiento al momento de usar el orinal

Uno de los principales tips que podemos recomendar a los padres que han tomado la decisión de ayudar a sus hijitos a la transición del uso del pañal al orinal, se centra en el desarrollo de la paciencia, la rutina y sobre todo evitar comparaciones con sus amiguitos.

No se precipite ni compare a su hijo – Los padres a menudo tienen altas expectativas cuando se trata de entrenar a sus hijos para que realicen sus necesidades sobre el tazón urinario. Esto conduce inmediatamente a una mayor frustración por parte de padres y niños.

Es por ello que debes recordar, que al igual que las habilidades de aprender a leer o enseñar a los pequeños a comer más sano, el control de esfínteres, también requiere tiempo y paciencia para educarlos con éxito.

Recientes estudios han demostrado que lo que realmente funciona en la enseñanza de un niño, es otorgarle cierto grado de independencia y comprensión. Además, se debe evitar en todo momento compararlos con los amiguitos que ya sepan usar el orinal.

Finalmente recalcaremos, que esto no es una tarea de solo una noche, tampoco debes estresarte pensando que tus hijos deben ir al baño solitos, antes de los 3 años. Todos los niños son diferentes y tienen su propio ritmo.

La rutina – Una rutina de entrenamiento significa constancia, y como las madres y los padres siempre debemos multiplicarnos en las miles de labores del hogar y del empleo, la mejor recomendación es que realices estas prácticas con tu hijito todo el fin de semana.

Debes partir entonces desde un día viernes y procurar tener comida preparada y también ricos jugos de frutas, para incrementar las ganas de orinar de tus pequeños.

Luego debes estar pendiente e insistirle con voz dulce pero firme: ¡Vamos a intentarlo, ve y siéntate en el tazón!

Otro detalle que puedes añadir en este primer acercamiento, es colocarles un camisón largo y dejarlos sin ropa interior, esto facilitará que cuando llegue el momento de salir corriendo hacia el orinal, tanto tú, como tu pequeño estén listos.

Así que prepárate a repetir esos sencillos pasos.

Involucrar al Niño – Una de las ventajas de usar un orinal para bebés es que son tan divertidos y bien diseñados que puedes involucrarlos en sesiones de juego con este tazón cuando se encuentre limpio.

Hay madres que también han decidido ir al baño y colocar a sus pequeñines al lado de ellas, para que sepan lo que deben hacer sobre esos vasitos tan divertidos.

Igualmente puedes implicar a tus niños en el aprendizaje, si le cambias el pañal y luego le muestras que debes verter el contenido de las heces en el fondo del orinal; seguidamente, le haces botar adecuadamente al pequeño, el cambio de ese desechable.

Estímulo – Recuerda siempre mantenerlos con aliento y recompensarlos con cada acción correcta que hagan tus chiquillos.

Para algunos funcionan los dulces después de que logre hacer sus necesidades; para otros los muñecos de felpa, lápices de colores, etc.

Hazle saber cuan fabulosa ha sido su acción sobre el tazón y recuerda aplaudir con algarabía.

Paciencia – Además debes armarte de paciencia si llegase a ocurrir un accidente. Simplemente es parte de la formación los niños, no desesperes.

Recuerda, que el método de entrenamiento para ir al baño de 3 días, no contempla los castigos durante el mismo.

Solo limpia el desastre y anímalos a hacerlo en su tazón de baño la próxima vez. Una vez que lo haya logrado, recompénsalo con creyones, stickers, jugueticos, bailes, etc., tú como padre sabes lo que más le gusta a tu pequeñín.