Los 6 Mejores Otoscopios Para Tu Botiquín De Primeros Auxilios

Las emergencias pasan a cualquier momento y en cualquier lugar, por eso no está de más decir que es esencial tener para la casa, el carro e incluso la oficina, un botiquín de primeros auxilios, porque aunque no siempre es fácil prevenir accidentes o complicaciones médicas, no cabe duda que debemos estar preparados.

El mejor otoscopio, sí, ese dispositivo médico que se utiliza para examinar los oídos a profundidad, puede conseguirse ahora en el mercado en línea para prevenir infecciones en ese delicado espacio de nuestro cuerpo y tomar medidas de forma inmediata.

Y es que para nadie es un secreto que una infección de oído, aunque sea mínima, puede conllevar molestas complicaciones que muy probablemente terminarán afectando tanto el sistema nervioso como el inmunológico, además de que es una condición dolorosa si no es tratada a tiempo.

Estamos expuestos a la intemperie, el viento trae consigo todo tipo de objetos invasivos y hasta el agua también puede hacer una mala jugada de vez en cuando. Por supuesto, no estamos en riesgo permanente, pero sí debemos estar permanentemente preparados para lo que sea, en especial si entendemos que cuando se trata de la salud de la familia, todo gasto termina siendo una inversión.




¿Cuál es el mejor otoscopio?

No tienes que ser médico o enfermero para examinar tu oído en caso de una molestia, esto podría salvarte de una infección severa, por eso hemos escogido los 6 mejores otoscopios del mercado para que armes el más completo botiquín de primeros auxilios y puedas brindar seguridad y cuidado para ti y tus seres queridos.

A continuación te presentamos los mejores otoscopios: 

1. Otoscopio HEINE mini 3000

Este otoscopio de bolsillo viene con mango y cabeza separados, lo que quiere decir que es de mantenimiento muy versátil. Además, una de sus muchas ventajas es que tiene una iluminación blanca de gran calidad lo que aportará mayor visibilidad.

Por otro lado, su diseño ergonómico se nota a la vista, debido a que tiene un interruptor de apagado/encendido que también funciona en automático cuando dejas de usarlo, es antigolpes al estar revestido con cromo para mayor solidez.

Disponibles en negro y azul, tiene las mejores herramientas para visualizar la profundidad del oído, tales como una ventana integrada con lente orientable con un aumento de 3X y 10 espejuelos desechables.

2. Otoscopio E-Scope fibra óptica Riester

Hecho con fibra óptica este otoscopio eléctrico de Riester está disponible en un resaltante color blanco y tiene un triple lente orientable de aumento para mejor la visibilidad de quien lo utilice. Mide tan solo 24 centímetros y pesa unos 320 gramos, lo que lo hace realmente práctico, además de que su espéculo auricular es múltiple y desechable.

Al comprar este dispositivo se tiene la garantía de una muy funcional conexión para prueba neumática y de una iluminación de xenón amarillo increíblemente potente. Otro aspecto positivo es que se te entrega también en un estuche de gran resistencia para guardarlo.

3. Otoscopio professional Awans

Perfecto para el uso personal como para los profesionales de la medicina, el otoscopio de Awans es en definitiva uno de los más elegantes gracias a que viene en un sobrio color negro, y de los más sencillos. Por otro lado, cabe destacar que es uno de los más baratos que se encuentran en el mercado.

Este otoscopio también viene con siete espéculos de repuesto, que son más que suficientes, y con una lámpara halógena 2,5 V la cual es realmente duradera. Su cabezal es movible para guardarlo fácilmente y de comprarlo, este te vendría con una funda de lona.

4. Otoscopio Spengler

Spengler diseñó un otoscopio ligero y resistente con auscultaciones ORL, función que permite escuchar sonidos emitidos por el cuerpo durante los chequeos. Su bombilla LED XHL Xenón/Halógena emite una luz fuerte y homogénea para mayor visibilidad.

Muchos de sus usuarios aman este dispositivo eléctrico porque solo mide unos 16 centímetros y pesa poco menos de 100 gramos, lo que lo hace una verdadera herramienta de bolsillo.

Viene con espejuelos de distintos tamaños, ideales tanto para niños como para adultos. Aunque el cabezal no es removible al igual que las anteriores, este es de doble materia en ABS y latón la cual está atornillado al mango de forma segura. No viene con estuche pero sí con dos pilas AA.

5. Otoscopio compacto diagnóstico ENT Awans

Awans también diseñó un otoscopio pero en una versión en azul brillante. Al parecer este ENT a pesar de ser sencillo tiene muchas virtudes como un cabezal y mango removible, para guardarlos en espacios pequeños. De igual forma, los seis espejuelos de repuesto que trae consigo son de plástico de diferentes tamaños, pero cumple su función aceptablemente.

Este dispositivo eléctrico es uno de los más económicos de esta lista y tiene una bombilla de luz led de larga duración y halógena para mayor facilidad, tiene un clip de bolsillo y un estuche de tela para guardarlo del mismo color azul y detalles en negro.

6. Otoscopio de bolsillo FitTek

Este es por supuesto el otoscopio más sencillo de los seis y es también el más barato. Si lo piensan bien es perfecto para esos botiquines de primeros auxilios secundarios para llevar en el carro, y si eres médico, puedes tenerlo en tu cartera, porque sabemos que te asechan amigos para que los examines.

Es realmente práctico porque mide lo mismo que un simple bolígrafo, pero viene con accesorios muy útiles como 6 piezas de espejuelos para repuesto. Tiene además luz para visibilidad en lo más profundo del oído y una lupa para aumento. Funciona con dos pilas triple A y mide apenas unos 15 centímetros.




¿Qué es un otoscopio?

Un otoscopio es un instrumento manual con una luz diminuta y un accesorio en forma de cono llamado espéculo de oído. Este equipo se emplea para realizar un diagnóstico del conducto auditivo externo.mejor-otoscopio

Finalidad

Realizar una evaluación del oído es una parte rutinaria de la mayoría de los exámenes físicos realizados por un médico o una enfermera.  También se practica cuando se sospecha de una infección o de un problema en esa área.

El otoscopio es precisamente lo que le permite observar al médico, el interior del conducto auditivo externo y luego el tímpano.  Por ejemplo, permite detectar un enrojecimiento o presencia de un líquido en las membranas del aparato auditivo, indicando una posible infección.

Dentro de estos equipos, existen los modelos llamados otoscopios neumáticos, los cuales pueden suministrar una pequeña bocanada de aire al tímpano para ver si éste vibra (lo cual es normal).  Este tipo dispositivos también permiten detectar una acumulación de cera en el conducto auditivo externo o una ruptura o punción de la cadena de huesecillos.

Descripción

Como habéis visto, un examen del oído con un otoscopio generalmente lo realiza un médico o una enfermera como parte de un examen físico completo. Este tipo de práctica también se realiza si se sospecha una infección en el oído debido a la presencia fiebre, dolor de oído o pérdida de la audición.

Para comenzar  a realizar esta evaluación,  a menudo se le pedirá al niño o al paciente, que incline la cabeza ligeramente hacia el hombro opuesto al oído que se está examinando, de manera que el oído que se va a diagnosticar esté apuntando hacia arriba.

El personal médico puede sostener el lóbulo de la oreja a medida que se inserta el espéculo en el oído y puede ajustar la posición del otoscopio para obtener una mejor visión del conducto auditivo externo y del tímpano. Por lo general, se examinan ambos oídos, incluso si parece haber un problema con uno solo.

En cuanto a sus características, el conducto externo normalmente es del color de la piel y está cubierto de pequeños vellitos. Es normal que el área que es más perceptible a simple vista, tenga algo de cerumen de color marrón amarillento.

Por su parte, el tímpano suele ser delgado, brillante y de color blanco nacarado a gris claro. Los diminutos huesos del oído medio se pueden ver empujando la membrana del tímpano como si fueran postes de una tienda de campaña. La luz del otoscopio se reflejará en la superficie del tímpano.

Como descripciones de la afección en cuanto a la infección auditiva, podéis notar en algunos casos que el tímpano se ve rojo e hinchado. En los casos en los que esta membrana se ha roto, puede haber drenaje de líquido del oído medio. Finalmente,  otra de las evaluaciones que el médico puede realizar con el uso adecuado de un otoscopio, es la observación de cicatrices, retracción o abultamiento del tímpano.

Precauciones

No se requieren precauciones adicionales. Sin embargo, si se presenta una infección en esa zona del cuerpo, un examen del oído puede causar algo de molestia o dolor. Igualmente debéis tener cuidado ya que si hay un objeto alojado en el conducto auditivo externo, el otoscopio podría empujar el objeto a zonas más internas, y dañar el tímpano. Por tanto, tened cuidado. Este tipo de evaluaciones deben ser practicadas únicamente por profesionales de la salud.

Preparación

No se requiere ninguna preparación antes de realizar estas evaluaciones con un otoscopio. Simplemente debéis limpiar y desinfectar el espéculo que se insertará en el oído. Esta parte del dispositivo viene en varios tamaños, y será el médico o la enfermera quien seleccione el tamaño más cómodo para el oído del niño, joven o adulto.

En el caso de que en alguna ocasión exista una acumulación de cera excesiva en el oído, el médico o la enfermera extirparán parte de esta para que el tímpano se pueda ver más claramente.

¿Cómo podéis elegir un otoscopio?

Seguramente estáis confundidos por la gran variedad de otoscopios disponibles en el mercado. Lo más frecuente es encontrar usuarios que al invertir una cantidad de dinero que corresponda a su rango de precio, esperen obtener un producto de buena calidad, no obstante, en muchos casos, ese tipo de compras al azar, puede resultar un error costoso.

Más no os preocupéis desmedidamente,  es realmente bastante sencillo elegir un dispositivo que se adapte a vuestras necesidades siempre y cuando conozcáis cuales características os son importantes. Es por ello que a continuación os desglosaré diferentes opciones disponibles que podéis encontrar.

Tamaño

En primer lugar, debéis decidir dónde utilizaréis vuestro otoscopio y si deseáis llevarlo a todas partes.

Por ejemplo, si sois un visitador médico o uno de campo necesitáis que sea un equipo portátil, por lo tanto, lo mejor es adquirir un otoscopio de bolsillo, en lugar de uno de tamaño estándar. Los primeros como os imaginaréis son muy ligeros y portátiles, y pueden ser tan pequeños como el tamaño de un lápiz, pero a menudo no son tan duraderos y tienen una vida útil más corta.

Además, las personas con manos grandes pueden encontrar difícil el uso de de las versiones de saquillos. Por otro lado, algunos otoscopios de tamaño estándar pueden resultar bastante pesados. Pero en última instancia, ambos modelos tanto el tamaño estándar como el de bolsillo pueden llegar a ser portátiles.

Uso profesional o doméstico

Con respecto a esta variedad de dispositivos existe una diferencia drástica, ya que los profesionales son lo suficientemente sofisticados como para ver el tímpano hasta alcanzar vistas macroscópicas y detalladas de los cambios en dicha membrana; por su parte los domésticos tienen menos alcance, básicamente se centran en la portabilidad y el tamaño.

Igualmente existen los que son diseñados para médicos o estudiantes de medicina con un alcance medio.

Ampliación

Las ampliaciones más comunes que podéis encontrar vienen en 2.5x o 3x para otoscopios estándar, o 4.2x con algunos de vista Macro. Para saber elegir la ampliación correcta del equipo, lo primero que deberías responder es si ¿ya utilizáis regularmente un otoscopio?

Si la respuesta es afirmativa, mantened la ampliación a la que estáis acostumbrados. Si la respuesta es no, una ampliación mayor os proporcionará más detalles y, por lo general, un mayor campo de visión. El MacroView de la marca Welch Allyn es un ejemplo de este tipo, y según mi opinión y uso, es el mejor de los otoscopios de visión macro que podéis encontrar.

Fuente de luz

Las lámparas otoscópicas son bombillas tradicionales de filamento o bombillas LED. La calidad y la fuerza de la luz, variará enormemente, por lo que esta es una de las áreas más importantes a las que tendréis que prestar atención al momento de elegir este dispositivo médico.

Al respecto consultad esta tabla básica para que sepáis los pros y los contras  de cada tipo de bombillo.

BOMBILLAS DE FILAMENTO

Pros

Contras

 

-Cuando son nuevos, emiten una luz fuerte y clara que permiten una visión muy detallada.

-Tienen una vida útil corta de decenas de horas, por lo cual necesitan ser reemplazados frecuentemente con un uso intensivo.

 -Son equipos delicado, propensos a sufrir daños al ser golpeado

BOMBILLAS LED

Pros

Contras
– Son altamente recomendadas las nuevas bombillas LED como las Heine Hq Cri, ya que emiten luz de alta calidad en color natural.– Las bombillas LED de primera generación (las de menor coste), emiten una luz artificial pálida.
– Tienen  una larga vida útil de miles de horas y una durabilidad que resulta más barata a largo plazo. 

-Requieren menos energía/batería

 

También debéis saber que la lámpara puede estar dentro del cabezal del otoscopio iluminando con una luz directa o transmitirse indirectamente mediante fibra óptica, generalmente en forma de un anillo de luz alrededor del cabezal. La ventaja de este último modelo es que la bombilla no obstruye la visión durante el examen.

Algunos otoscopios sólo tienen un interruptor de encendido/apagado, mientras que otros con reóstato permiten atenuar y controlar el brillo.

Funciones adicionales

Muchos otoscopios tienen un lente que se puede quitar o mover para que otros instrumentos como un Jobson Horne o un tubo de microaspiración puedan pasar a través del otoscopio hasta el canal auditivo. Esta es una función útil si deseáis eliminar cuerpos extraños o secreciones del canal auditivo.

Los otoscopios de tamaño estándar a menudo tienen un bulbo de insuflación que le permite realizar una otoscopia neumática. Esta es una característica útil si deseáis examinar el oído en busca de un derrame en la parte media, también conocida como Otitis media, u otras condiciones que pueden interferir con la ventilación del oído a través de la trompa de Eustaquio, como la hipertrofia adenoidea.




Cabeza del otoscopio

Las cabezas del otoscopio son quizás la característica más importante a considerar al comprar este dispositivo. El tipo de cabezal que elijáis tendrá un impacto significativo en el coste del mismo, así como en su funcionalidad. La buena noticia, es que la mayoría de los mangos de los otoscopios permiten acoplar múltiples cabezales para que podáis intercambiarlos si es necesario.

Cabezal estándar

Realizando una comparativa con otros modelos, los cabezales estándar son el tipo de otoscopio más común. Son asequibles, prácticos y deben adaptarse a las necesidades de la mayoría de los proveedores. No obstante, debéis saber, que las puntas desechables se sujetan a la cabeza a través de una ranura metálica que no es segura y que ocasionalmente puede hacer que se caigan de la cabeza del otoscopio o que se queden atascadas en la oreja del paciente.

Cabezal neumático

Los otoscopios neumáticos son más anticuados que otros modelos y han caído en declive. Las puntas que se adhieren al equipo son bastante anchas. Este tipo de cabezales ya no son comunes en las clínicas y hospitales, por lo que la mayoría de las instalaciones no suministran estas puntas de acoplamiento. Por tanto, no es aconsejable adquirir estos modelos.

Cabezal con macrovisión

Los cabezales de los otoscopios que ofrecen macrovisión son un poco más voluminosos que los modelos estándar, pero proporcionan el doble del campo visual y un 30 por ciento más de aumento que sus homólogos estándar. Una de sus ventajas es que dispone de una función de control de nitidez permite al médico que ajuste el enfoque en función de la longitud variable del canal auditivo. Las puntas son enroscables en el cabezal mediante una ranura externa. Esto evita que las puntas se caigan fácilmente.

Cabezal con vídeo

La mayoría de los médicos no encontrarán que las características de video son necesarias en su práctica diaria. Estos cabezales permiten ver el oído en una pantalla de monitor, también permiten grabar y capturar imágenes. Su funcionalidad es bastante sencilla, simplemente debéis conectar el dispositivo a un ordenador mediante un cable USB.

¿Puede un otoscopio ver el oído interno?

Existen varias situaciones en las que es necesario examinar el oído interno, especialmente si el paciente ha sufrido un traumatismo o algún insecto se ha introducido accidentalmente en esa área. Al respecto, he leído informes acerca de una mariposa pequeña que se ha metido adentro del oído de una persona y durante el aleteo desesperado para intentar salir, ha terminado por lastimar los tímpanos.

Si bien es cierto que no todos los otoscopios se desarrollan con los mismos componentes, y no comparten las mismas capacidades, existen nuevos equipos con un rango de aumento más alto, que pueden utilizarse para observar el oído interno. Otras variables que influyen significativamente en que el oído interno sea visible o no, consisten en la disponibilidad del paciente para ser examinado.

Una nota curiosa pero cierta, es que mientras el oído humano es algo más fácil de visualizar, los componentes auriculares internos de las mascotas pueden ser más difíciles de examinar, especialmente porque hay especies donde el conducto auditivo tiene forma de L. Por lo tanto, la posición del paciente y la de la mano del examinador pueden influir en todo el proceso.

¿Cómo usar un otoscopio?

La utilización de un otoscopio es bastante sencilla, podría decirse que es el equivalente a un tensiómetro para medir la tensión, pero en este caso, se trata de un dispositivo para inspeccionar el oído.

La mayoría de las unidades están equipadas con un cabezal donde se coloca el lente, un mango y un espéculo removible. No obstante pueden existir ciertas variaciones en el nivel de complejidad dependiendo de las características del modelo que elijáis.

Igualmente, en la mayoría de los casos, el dispositivo está equipado con un botón que debéis presionar para encenderlo o apagarlo. En cuanto a la selección de la intensidad de la luz también se puede hacer con la ayuda de uno o más graduadores situados en la parte delantera, trasera o lateral de la unidad.

Una vez que hayáis encendido el dispositivo y colocado tanto el cabezal como el espéculo adecuados, lo que necesitáis hacer es insertar suavemente la punta del espéculo en el oído del paciente y observar el canal auditivo externo y el tímpano. En líneas generales puede decirse que un otoscopio se asemeja a una lupa normal.

¿Cuánto cuestan los otoscopios?

Los precios de estos dispositivos dependen de la cantidad de accesorios que vienen con ellos, de si son o no compatibles con múltiples tamaños de espéculos y de la forma en que pueden ser alimentados. Una unidad más pequeña y portátil suele ser menos costosa que las más pesadas y grandes, y ello se debe a que estas últimas por lo general, poseen una óptica de mayor calidad.

Al respecto, un aproximado para un equipo asequible y de bajo presupuesto puede llegar a costar cerca de los 30 euros, mientras que una alternativa profesional de gama alta, puede ser tan cara como trescientos cincuenta euros.

¿Qué puede detectar un otoscopio?

Estos dispositivos se pueden emplear para diagnosticar las siguientes afecciones:

1.-Eccema de oído: Una condición caracterizada por la comezón constante dentro del oído, puede ser indicativa de una inflamación continua. El canal auditivo tendrá un aspecto seco con un revestimiento escamoso.

2.-Otitis media: Una condición caracterizada por la inflamación del oído interno debido a una infección bacteriana. El canal auditivo se hincha, resultando en un dolor persistente y una disminución temporal de la capacidad auditiva. También hay secreción de líquido, posiblemente una combinación de pus y sangre.

3.- Timpanoesclerosis y perforación: Son condiciones que afectan el tímpano o la membrana timpánica. Se diagnostican con el uso de una versión modificada de este procedimiento, llamada otoscopia neumática, y consiste en introducir presión mediante el aire para determinar cómo se mueve dicha membrana en respuesta. Un tímpano inmóvil es una indicación de que existe un problema en el oído medio.

4.-Para visualizar y extraer el cerumen: Algunos modelos de otoscopios permiten la sustitución de la lente por instrumentos especializados que pueden utilizarse para eliminar no sólo la cera del oído, sino también un cuerpo extraño que resulte alojado en el canal auditivo.

¿Qué debe esperar de los resultados de una otoscopia?

La otoscopia es considerada un procedimiento muy simple. Se realiza en forma ambulatoria o clínica, y los médicos pueden hacer una evaluación el mismo día. Por lo general hay poco o ningún dolor asociado con esta práctica. Mediante a un análisis practicado a tiempo, a los pacientes pueden recibir la prescripción de un tratamiento farmacológico adecuado al finalizar la consulta con el médico. Así que no temáis, es tan simple como cuando os chequeáis la presión arterial.

Posibles riesgos y complicaciones

Algunos pacientes reportan una ligera molestia durante el procedimiento, especialmente durante la inserción del cono en un canal auditivo, pero solo es debido a que el mismo está inflamado.

También existe la posibilidad de desgarrar o perforar el tímpano en un esfuerzo por aliviar la presión y el dolor. En la mayoría de los casos, el desgarro se resuelve por sí solo. En raras ocasiones, el desgarro puede causar una reducción de la capacidad auditiva a largo plazo, como la que ocasionaría una dislocación de la cadena osicular.

Otras posibles complicaciones reportadas después de la otoscopia están relacionadas con la función de regulación del equilibrio del oído interno. Algunos pacientes se quejan de mareos, desequilibrio y vértigo. También se han encontrado informes de vómitos y náuseas.

Beneficios de comprar un otoscopio

Bien sea que estéis practicando para la escuela de medicina o seáis un padre cariñoso y meticuloso de la higiene, obtener un otoscopio puede ser una buena idea. Este pequeño dispositivo puede ayudaros a detectar infecciones del oído y otros problemas, de tal forma que el siguiente paso sería obtener un tratamiento adecuado para sus hijos o cónyuge.

A grandes rasgos, a continuación os desgloso algunas razones por las que deberías conseguir este equipo.

Practicad antes de entrar en la facultad de medicina

Si estáis planeando convertiros en médico, es posible que deseéis obtener uno de estos equipos para el momento en que os convirtáis en un estudiante de medicina, de esta manera practicaréis cómo usarlo correctamente. No sólo os permitirá estar por delante de vuestra clase, sino que también podríais ahorraros la vergüenza de tener que fingir que sabéis usarlo.

También muchas de las escuelas médicas realmente requieren que sus alumnos compren sus propios otoscopios. La buena noticia es que existen múltiples ofertas, y no tenéis que preocuparos por gastar mucho dinero, ya que podéis encontrar otoscopios de calidad media a buen precio. Muchos de ellos vienen en kits completos por lo que no es necesario obtener ningún accesorio después.

Revisad los oídos de vuestros hijos

Si vuestros hijos se quejan de que les pican o les duelen los oídos o si simplemente queréis realizar una inspección de rutina, podéis usar un otoscopio para observar cuidadosamente sus tímpanos y conductos auditivos. En algunos casos, es posible que no podáis ver mucho debido a la cera acumulada, objetos extraños, líquidos u otros factores que podrían hacer que una observación apropiada, sean posibles. En este caso os recomiendo acudir con el pediatra de confianza.

Además debéis evitar diagnosticar el problema por vuestra cuenta. Recordad  que una técnica deficiente y los cuerpos extraños pueden influir en lo que se ve, y en muchos casos, un tímpano rojo no es necesariamente un signo de infección. Por tanto, si en una evaluación casera lográis ver algo que pareciera preocupante, es mejor que programéis una cita para que vuestro chiquillo vaya al médico. También debéis evitar tratar o medicar un problema que creéis que existe, ya que podríais administrar el tratamiento equivocado.

Modelos compatible con vuestro teléfono móvil

Deberías alegraros al saber que al adquirir un otoscopio, existen modelos que se pueden conectar a vuestro celular. Este tipo de dispositivo puede venir en forma de cable con una cámara en un extremo y un conector USB en el otro. Igualmente, hay otras variantes que se pueden enchufar directamente a vuestro iPhone y así convertirlo en un otoscopio digital.

Además, los equipos que poseen USB pueden conectarse a una gran variedad de dispositivos, desde teléfonos inteligentes a tabletas, ordenadores portátiles e incluso PCs de sobremesa. Esto os daría la ventaja de que poder disfrutar de vistas más grandes con mejor calidad, así averiguaréis con mayor certeza si el tímpano está infectado, oscurecido, o simplemente está de color rojo debido al frío invernal.

Encontrad otoscopios de buena calidad y económicos

Hay muchos instrumentos médicos que pueden romper vuestros ahorros en el banco. La buena noticia es que los otoscopios no están entre ellos. Además, podéis encontrar una gran variedad y seleccionar entre diversos tamaños, diseños y múltiples funciones.

Algunos de estos vienen con bombillas incandescentes regulares, mientras que otros cuentan con sistemas avanzados de LED o incluso bombillas halógenas. Asimismo, la mayoría de los kits de estos equipos proporcionan espéculos reemplazables de varios tamaños para que podáis usarlos el adecuadamente para vuestras necesidades específicas.

También podríais considerar la compra de un modelo equipado con una lente de aumento 3x desmontable, así como una válvula de insuflación para una limpieza fácil y sin esfuerzo.

Si deseáis poder realizar exámenes oculares, también tenéis la opción de adquirir un sistema eficiente de otoscopio conocido como oftalmoscope, y así ahorrar el dinero al no tener que adquirir dos dispositivos médicos separados.

Los adultos también pueden contraer infecciones

Mientras que los niños tienden a ser más vulnerables a las infecciones del oído, los adultos no están exentos de ellos, también pueden contraerlas, por lo que un otoscopio puede permitiros examinar a su cónyuge o a vuestros padres.

Por lo tanto, son grandes herramientas para el cuidado de personas mayores, y aún más aun si prestáis ayuda médica en un centro de cuidados de enfermería.

Realizar exámenes de oído a estos miembros, es en realidad muy importante, ya que muchos de ellos tienden a olvidar las bolas de algodón dentro de sus oídos, e incluso pequeños fragmentos que pueden conducir a infecciones y otros problemas cuando se quedan atascados dentro del canal auditivo durante demasiado tiempo.