Las 7 Mejores Pistolas de Aire Caliente que Son Ideales Para Hacer Manualidades

Si eres de quienes les gusta ser funcionales y prácticos en casa haciendo múltiples tareas como acomodar, pintar, darle unos toques de remodelación a ciertos objetos, seguro que si cuentas con la mejor pistola de aire caliente podrás realizar trabajos como todo un profesional.

Las pistolas de aire caliente, también conocidas como pistolas térmicas o pistolas de calor, son unas herramientas eléctricas muy usadas por los amantes del bricolaje.

Hay quienes suelen relacionarlas o confundirlas con secadores de pelo, pero lo cierto es que son muy diferentes debido a las altas temperaturas y potencia con que funcionan y les permiten ser efectivas para derretir, decapar, despegar pintura, calentar metales, entre otros usos.

El precio de las pistolas térmicas suelen variar, pero en realidad son bastante asequibles. Hay unos modelos que vienen con accesorios muy útiles, y otras que a pesar de ser básicas, resultan ser de buena calidad.

Si tienes pensado comprar una pistola de aire caliente a través de la web, de seguro te encontrarás con una gran variedad de modelos  para usos básicos y profesionales.

En sí, la utilidad correcta del aparato es lo que va a garantizar el buen resultado.

A continuación te presentamos las mejores pistolas de aire caliente:

1. Pistola de Aire Caliente con accesorios TACKLIFE

Con motor potente y 3 rangos de temperatura

Para todos los amantes de las labores de bricolaje y de las tendencias DIY Do it yourself, es decir “Hazlo tú mismo», hoy por hoy se ha convertido en indispensable, tener una serie de herramientas que faciliten la realización de todas esas creaciones y manualidades que tenemos en mente. Pensando en ello, hemos seleccionado otra de las mejores alternativas en cuanto a las pistolas de aire caliente. Se trata del reconocido sello de Tacklife, quienes tienen tiempo sorprendiéndonos con equipos profesionales de calidad.

En esta ocasión el dispositivo cuenta con 3 rangos de temperatura 50 ℃-250 L/min, 450 ℃-250 L/min, 550 ℃-500 L/min que pueden ajustarse según la demanda. Dispone de 4 boquillas adicionales para redirigir el aire caliente y encoger materiales termo-retráctiles, pero también para quitar pintura, el óxido de tornillos y hasta encender carbono.

Su motor es potente de 1800W, pudiendo usarse durante más de 500 horas, perfectamente.

2. Pistola térmica con función de enfriamiento TECCPO

Con boquillas de acero inoxidable

Finalmente ha llegado el turno de una de las marcas más distinguidas en cuanto a herramientas de uso semiprofesional, se trata de Teccpo, casa manufacturera en el rubro de equipos para el bricolaje, la construcción y la remodelación, la cual ha diseñado una pistola térmica con un potente motor de 2000 W, representando un 150% de mayor rendimiento cuando se compara con otras marcas convencionales, además dispone de protección inteligente para este componente en caso de sobrecalentamiento, gracias a un engranaje giratorio que hace que el dispositivo continúe soplando aire frío hasta apagarse.

En cuanto a su seguridad y calidad son impecables puesto que sus boquillas están construidas con acero inoxidable; sus aislantes plásticos son de gama alta y las manijas ergonómicas de goma brindan una experiencia de agarre confortable, independientemente de las horas que se dediquen al trabajo. Brinda 24 meses de garantía y un excelente kit de accesorios.

 3. Decapador Einhell TH-HA 2000/1

Con accesorios

Esta pistola de aire caliente tiene una potencia de 2.000W y es una herramienta muy útil para los prácticamente del bricolaje. Es una pistola multifuncional que podrás utilizar para trabajos en viviendas, talleres y garajes.

Gracias a su potencia, podrás despegar lacados y pinturas viejas, calentar metales durante los trabajos de soldeo o adaptar tubos de plástico. También puede alcanzar altas temperaturas para trabajos en el sistema eléctrico.

No debes preocuparte, porque posee un sistema con test contra sobrecalentamiento que se activará automáticamente hasta que la temperatura descienda a valores normales. Puedes colocarla en vertical para permitir que se enfríe de manera segura.

Incluye un maletín y accesorios, como la boquilla de chorro ancho, la boquilla con reflector, la boquilla de chorro superior y la boquilla reductora, entre muchos otros.

4. Bosch PHG 600-3 Decapador

Sencillo

Decapador  de diseño y uso universal por aire caliente con escalón de frío con 50ºC. Tiene una potencia de hasta 1.800 W, capaz de   desprender pinturas y esmaltes. También tiene usos para soldar y fijar diferentes materiales.

Incluye el sistema Termostop, para la desconexión automática  en caso de sobrecarga. Para realizar trabajos con mejor precisión, posee una empuñadura antivibraciones  para trabajar con comodidad y seguridad

Pesa apenas 800 gr, así que no te cansarás al usarla. Presenta un regulador deslizante de 3 niveles de calor que es muy sencillo de usar.

5. Pistola de aire caliente MAKITA HG5012K/2

Básica

Pistola de calor completa de precio bajo con boquilla reflectora, boquilla de protección de vidrio, boquilla de ranura ancha y estuche de transporte.

Tiene ajuste de flujo de aire de 2 niveles. Con ella puedes descongelar tuberías, aflojar las baldosas y la masilla.

Presenta un caudal de aire: 350/500 min, temperatura entre 350/500 C y potencia de entrada  de 1600W.

Es un producto de baja tensión y voltaje entre 105 – 120 voltios.

6. Black & Decker KX1650-QS

Referencia sólida

De una reconocida marca de artículos de construcción, esta pistola de calor es robusta y potente, bien fabricada y eficiente para realizar trabajos complejos de decapados de pintura, en opinión de sus usuarios.

Es un aparato económico ideal para eliminar barnices, adhesivos y pegamentos. Presenta 2 ajustes de calor y flujo de aire.

Para  mayor comodidad, tiene un soporte incluido para aplicaciones manos libres y su mango es ergonómico.  El cable es lo suficientemente largo para trabajar cómodamente. Se calienta en cuestión de 30 segundos.

7. Pistola de aire caliente Skil 8004AA

Tecnológica

Exclusivo aparato con 60 niveles de temperatura desde 50 hasta 650 C. La seguridad está garantizada gracias al control de calor constante para proteger la herramienta y el funcionamiento sin interrupciones.

Equipada con una pantalla LCD para que visualices la temperatura y el flujo de aire. También presenta una función memoria para guardar la última temperatura utilizada, incluso cuando la herramienta no está conectada

Puedes controlar de la temperatura de ajuste continuo hasta 650º C y el flujo de aire variable presenta 5 configuraciones entre 250 y 500 l/min.

Guía de compra: Los mejores pistolas de aire caliente de 2019

¿Qué es una pistola de aire caliente?

mejor-pistola-de-aire-calienteEs una herramienta eléctrica que utiliza calor irradiado, es decir emite una corriente constante de aire caliente. Digamos que es un aparato similar a un secador de pelo, pero con una potencia y un poder calorífico muy superior, capaz de llegar a 600 ªC.

Las pistolas de calor son útiles para todo tipo de reparaciones en el hogar, desde el reblandecimiento de viejas pinturas o masillas para su eliminación, hasta tubos y películas retráctiles, y a veces (con el accesorio adecuado) se usan para soldar.

Son también útiles para la eliminación de todo tipo de adhesivos, incluyendo las pegatinas de parachoques. Pesan sólo unas pocas libras y vienen en variedades con cable e inalámbrico. El rango de precios es variado, pero son herramientas menos costosas que muchos otros artefactos similares.

Una de las grandes ventajas que las pistolas de calor tienen sobre otras herramientas de producción de calor, es que son sin llama. Mientras que las llamas pueden dañar la superficie que está tratando, calentar e incluso provocar un incendio, el aire caliente de una pistola de calor es una fuente más segura para los proyectos de mejoras en el hogar.

La mayoría de los proyectos con pistola de calor requieren de 750 grados Fahrenheit (399 grados Celsius). Muchas pistolas de calor tienen opción de ajuste de la temperatura. Otras características importantes incluyen un soporte o las piernas para descansar cuando no lo estés usando, así como una parte que permite dirigir el flujo de aire.

Consejos para comprar una pistola de aire caliente

Hay una serie de características a tener en cuenta para que usar una pistola de calor sea más fácil y más seguro.

Si vas a utilizar la pistola de calor para una amplia gama de aplicaciones, compra una que permita una variedad de ajustes de temperatura. Algunos modelos tienen un dial continuamente variable que permite aumentar y disminuir la temperatura en cuestión de minutos.

Además de ajustar la temperatura, la capacidad de controlar el flujo de aire puede ser extremadamente útil. Algunos modelos pueden tener sólo un ajuste de flujo de aire, mientras que otros pueden tener un ajuste bajo, medio y alto.

El interruptor de control principal puede ser un interruptor de encendido / apagado estándar, o puede ser un interruptor deadman. Los modelos con un interruptor deadman son considerablemente más seguros ya que se apagarán si la unidad se cae accidentalmente durante el funcionamiento. Esto puede ser invaluable si la unidad cae en un área difícil de alcanzar.

Otra característica de seguridad para tomar en cuenta, es un corte térmico. Esto desconectará la herramienta si algunos de los componentes interiores se sobrecalientan. Si se interrumpe el corte térmico, hay un fallo que debe identificarse y corregirse antes de continuar utilizando la unidad.

Otras características que pueden ser útiles incluyen un soporte que le permite usar la pistola manos libres. Esto puede ser especialmente útil cuando se doblan objetos de plástico o de metal. Una serie de accesorios de boquillas también hará que la pistola sea más ventajosa en una variedad de aplicaciones.

Diferencias entre una pistola de aire caliente y un secador de cabello

La gente puede confundirse y pensar que estos dos artefactos son iguales, pero la verdad es que son diametralmente opuestos en cuantos a sus usos y capacidades.

Los secadores de pelo y las pistolas de calor son ambos dispositivos eléctricos que emiten una corriente de aire caliente. Sin embargo, no son los mismos y también se utilizan en diferentes contextos. Los secadores de cabello están bien para secar cabello en su mayoría y también se puede utilizar a veces en el caso de una pistola de calor.

Una pistola de calor emite temperaturas mucho más altas en comparación con los secadores de pelo y se utilizan con fines comerciales. Nunca se debe usar en el cabello, ya que lo puede chamuscar. Estos son dos dispositivos completamente diferentes y no deben usarse indistintamente.

Los secadores de pelo son dispositivos electromecánicos que  emiten aire caliente o frío para secar el cabello rápidamente después de una ducha. Están diseñados para emitir el aire y ayudar a acelerar la evaporación del agua del cabello.

Por lo tanto, los secadores de pelo son una característica común de casi todos los salones y boutiques de peluquería. Juegan un papel importante en el control de los enlaces de hidrógeno que dan forma al cabello.

Los secadores de pelo se hacen mediante el uso de plástico con elementos de calefacción de cerámica. Hoy en día, muchos secadores están disponibles con diversas tecnologías, como las características iónicas, que se dice que reducen la electricidad estática entre las hebras del cabello y hacer que el pelo menos rizado y más suave.

También tienen un botón «cool» que no proporciona calor, sino que simplemente proporciona un secado a temperatura ambiente para reducir el frizz del cabello.

En comparativa, las pistolas de calor son dispositivos electrónicos que se utilizan para emitir aire caliente. Pueden emitir calor entre 100 ° C y 550 ° C (200-1000 ° F), con algunos modelos comerciales que van hasta 760 ° C (1400 ° F).

La pistola de calor tiene la forma de una pistola, como su nombre indica. En términos de forma, se asemeja a un secador de pelo con una boquilla, sin embargo, difiere ya que emite mucho más temperatura de aire en comparación con los secadores de pelo.

Se componen de una fuente de calor, por ejemplo un elemento calentado eléctricamente o una llama de gas, y tiene un ventilador eléctrico que tiene la capacidad de mover el aire caliente.

También puede venir con una boquilla que permite al usuario dirigir el aire caliente hacia un objeto en particular. La boquilla viene en diversas formas diferentes, dependiendo del requisito del usuario. Hay un disparador en el mango, que cuando está presionado enciende la máquina. También puede venir con un soporte externo, si el usuario no quiere mantenerlo durante largos períodos de tiempo.

Las pistolas de calor se usan en diversas aplicaciones, incluyendo física, ciencia de los materiales, química, ingeniería y otros entornos de laboratorio y talleres. Dependiendo del uso, el tipo de pistola de calefacción difiere.

También difieren en términos de temperatura de calor y cómo se dirige el flujo de aire. El uso más común de la pistola de calor es para quitar la pintura de la pared, donde el pintor calienta la pintura hasta que hierve y luego se raspa con un cuchillo de masilla.

Asimismo, es común en la electrónica para desoldar los componentes de una placa de circuito. La soldadura es la unión de dos componentes juntos por la fusión del metal mediante la aplicación de calor. La desoldadura es cuando el metal se calienta de nuevo para separar los componentes.

En algunos casos, la gente ha utilizado un secador de pelo en lugar de una pistola de calor y afirman que es funcional, pero tarda un poco más de tiempo para que el calor se acumule.

¿Cómo trabaja una pistola de aire caliente?

El calor es producido por un ventilador de aire en la parte posterior de la pistola, pasando el aire sobre elementos o superficies, para crear una corriente de aire caliente.

Las pistolas de calor deben mantenerse en un ángulo de aproximadamente 45 grados de la superficie a trabajar, y nunca se debe mantener así en un lugar por más de unos segundos. A medida que la pintura empieza a burbujear bajo el calor, mueve la pistola y desmonta y pasa un raspador.

No quemes la pintura. Simplemente calienta hasta que aparezcan las ampollas o burbujas debajo de la pintura. La pistola habrá calentado la pintura para que sea suave, luego puede ser desechada con relativa facilidad.

Habrá alguna pintura que será difícil de quitar, ya que no se ha calentado suficientemente o está atrapada entre ranuras. No te arriesgues a quemar o decolorar la madera utilizando la pistola de calor en espacios difíciles.

Con una pistola de aire puedes reparar muebles, porque son capaces de decapar pinturas en maderas, como pinturas acrílicas y barnices.

También son muy útiles para modelar y soldar plástico, se usan también como soldador  o para moldear tuberías  de PVC, nailon, entre otros.

Puedes también despegar con mucha facilidad pegatinas, adhesivos, suelos de vinilo,  moquetas de linóleo.

Son excelentes para hacer reparaciones en el parachoques del carro. Igualmente es ideal para reparar sistemas o instalaciones eléctricas, ya sea para unir cables o para soldar circuitos eléctricos de diferentes tamaños.

A la hora de usar una pistola de aire caliente, ten en cuenta:

-Usa una mascarilla, camisa manga larga y guantes para proteger tu cara, brazos y manos.

-Solo usa la pistola cuando tengas seguridad de cómo y para qué la vas a emplear.

-Mantén el equipo alejado del alcance de los niños. Los riesgos por daños y quemaduras que puede provocar este aparato son muy altos.