mejor-polvo-bronceador

Los 5 Mejores Polvos Bronceadores Para un Look de Verano Todo el Año ¡Adiós Palidez!

Obviamente, no podemos ir a la playa todos los días y cuando termina el verano, el frío y falta de sol, devuelven la aburrida palidez a nuestros rostros. Nada más efectivo que el mejor polvo bronceador para resolver ese problemilla estético.

Quien inventó este fabuloso artículo de maquillaje, pensó en todos los que no quieren lucir como muñecos de nieve en invierno. Y decimos todos porque es un cosmético que no solo puede ayudar a las chicas, también los chicos pueden usarlo y lucir de revista.

Es una pequeña ayuda de belleza para tener un look más saludable y radiante. Por supuesto, hay gran variedad de estos bronceadores en polvo en el mercado. Hay que saber escoger el apropiado según vuestro tono de piel para lograr en verdad el aspecto deseado. No querréis lucir quemados después de todo ¿verdad?




¿Cuál es el mejor polvo bronceador?

Para que encontréis el que verdaderamente os funciona, debéis preferir aquel que sea de buena marca y garantice una buena calidad. Además, claro sería fantástico encontrar esas cualidades sumadas a un precio económico o asequible.

Vuestro norte debe ser hallar el que más se ajuste a vuestras necesidades y a un precio bajo. ¿Es posible? Claro que lo es. Para lograrlo, podéis consultar la opinión de otras personas con tonos de piel similares y que hayan hecho test de un buen polvo de sol.

En la lista comparativa que os mostraremos a continuación, encontraréis los 5 mejores polvos bronceadores que han sido calificados así por gran cantidad de usuarios en Amazon. Así tendréis más nociones sobre cuál comprar.

Y si requerís mayores consejos, más adelante en este artículo, veréis tips para escoger un buen bronceador  y cómo aplicarlo correctamente sobre el rostro.

A continuación te presentamos los mejores polvos bronceadores:

1. Polvo bronceador Glam Bronze La Terra

Grande y rendidor

De la reconocida marca francesa, este es un polvo ultra fino que proporciona un bronceado intenso. Puede aplicarse perfectamente en la cara, el cuello y el escote.

Una de sus ventajas es que posee SPF 10. Está inspirado en los tonos del Mediterráneo italiano. El tamaño del empaque es grande y rendidor.

 

2. Ladygo maquillaje en polvo Shimmer Bronceador

Parte de una paleta de maquillaje

Es una de las piezas clave en una paleta completa de maquillaje que incluye sombras, iluminadores y colorete. Todos los tonos son inspirados en un look natural y veraniego.

El bronceador en particular puede aplicarse con una esponja húmeda para un look intenso o en polvo con una brocha para un aspecto más suave y natural.

 

3. Polvo bronceador L’Oréal Paris Glam Bronze Efecto Seda

De efecto glamuroso

polvo-bronceador

Este polvo, también de la casa cosmética francesa puede usarse para mujer y para hombre. Deja un efecto sedoso en la piel por lo finura de su fórmula.

Es igualmente capaz de proporcionar un bronceado intenso y también cuenta con SPF 10. El envase trae 95 gramos y su tono es Terra Taormina.

 

4. Polvo bronceador Makeup Revolution

Bronceado para todo el año

Para acabados intensos y dramáticos, el fabricante de este cosmético sugiere aplicar con una brocha húmeda. Es duradero y puede aguantar en el rostro durante todo el día con un color muy natural.

Tiene muy buen tamaño y su pigmentación es potente. El color es un bronce puro, perfecto para lograr un bonito bronceado.

 

5. Polvo bronceador W7 Honolulu

Vienen con su brocha

Son polvos preciosos con efecto de bronceado natural. Dejan un color muy bonito en la piel. Su ventaja, es que incluye de una vez la brocha para su aplicación.

No tendréis que buscar otra aparte. El tono es cálido, nada anaranjado y se difumina bien.  Son perfectos para pieles morenas y tienen acabado mate.




¿Qué es un polvo bronceador?

Entre los distintos artículos de maquillaje que existen, hallaréis este que puede ayudaros a resaltar vuestra belleza natural. mejor-polvo-bronceadorSu función es dar un aspecto más bronceado al rostro, como si hubierais ido a la playa.

Os daréis cuenta que un bronceador puede tener varias presentaciones, pero cuando es en polvo es muy práctico y rápido de utilizar.

Lo importante para lograr el look con él, sin que se vea forzado, es seleccionar la fórmula y color más apropiados para vuestro tono y tipo de piel. Por supuesto, también aplicarlo correctamente, en las zonas adecuadas.

¿Cuál es el polvo bronceador que más os conviene por vuestro tipo de piel?

Hay que tener claro que no todos tenemos el mismo tipo de piel. Lo que puede ser favorable para una piel seca no lo será para una tez grasosa. Por eso, antes de comprar un producto para broncear la cara, tomad en cuenta lo siguiente:

  • Piel seca:

En caso de entrar en este grupo, tal vez os convengan más los bronceadores en crema o fluidos. Con ellos lograréis dar un mejor color a la cara y la vez ayudaréis en su hidratación.

  • Piel normal, mixta o grasa:

A estas tres clases de piel les irán bien con las opciones en polvo. Darán la cobertura necesaria sin resecar o provocar sensación aceitosa en el rostro.

  • Piel muy grasa y propensa al acné:

Los granos o espinillas podrían reproducirse si utilizáis bronceadores en crema con este tipo de piel. Por lo tanto, evitadlos a toda costa. Incluso las opciones que vienen con brillo debéis obviarlas porque harían lucir la cara mucho más grasa de lo habitual.

Para quienes están en este grupo serán mejores las presentaciones en polvo, gel o líquido.

Otras personas están leyendo también: Los 8 Mejores Sérum de Pestañas y Cómo Debes Aplicarlos.

¿Cuál polvo bronceador va mejor con vuestro tono de piel?

Esta es una de las preguntas más difíciles de responder, porque pueden existir tonos de piel similares pero no exactos. Y ¡Vamos!

Que es importante saber cuál usar, porque el bronceador inapropiado os hará lucir como una zanahoria y no es la idea. Un buen bronceador facial debe haceros lucir un muy chulo bronceado natural. Un doradito sexy.

Dicho esto, examinad la tonalidad de vuestra piel y revisad cuál de estos os va mejor:

  • Piel morena:

Quienes tienen piel oscura o con colores cálidos se han sacado la lotería, porque casi todos los tonos de polvo de sol les irán perfectamente. El color dorado o terracota que viene con ellos, luce inmejorable en piel morena.

  • Piel intermedia:

Las personas con esta coloración pueden tener tonos fríos o cálidos o una mezcla de ambos en la piel. Les favorecerán los polvos en color durazno o melocotón. También aquellos que estén en la gama del marrón pero claro.

  • Piel clara:

Son los que más necesitan la ayuda de este cosmético pero a quienes se les hará más difícil encontrar un tono que se vea natural. Las pieles con tendencia a colores fríos, muy blancas o pálidas deben buscar polvos que sean solo uno o dos tonos por encima de su piel.

Bronceadores para la cara según su fórmula

Recordad que según vuestro tipo de piel, también podréis seleccionar la fórmula que se adapte a vuestras necesidades:

  • En crema

Son los que funcionan muy bien con pieles secas, porque sirven de hidratantes o emolientes. Su textura no es conveniente para pieles grasas. Sin embargo, para los de piel seca resultará muy sencillo lograr el bronceado que buscan con este tipo de bronceadores.

Con lo que sí debéis tener cuidado es con aplicar demasiado sobre el rostro. Una vez que se seque, no os será fácil corregir cualquier exceso y el bronceado no se verá nada natural.

Es común verlos en diferentes empaques. Pueden ser envases tipo lociones o tubos, muy similares a los de las bases de maquillaje.

  • En polvo

¿Vais de salida y no queréis lucir ese blanco nieve? Con una brocha de maquillaje podréis aplicaros este tipo de bronceador rápidamente, es instantáneo. Colocándolo en zonas estratégicas os dejará un look más saludable incluso en días de invierno.

Suele estar disponible como polvo compacto o suelto y por eso es más sencillo corregir cualquier error. Tal como os mencionamos antes, a excepción de las pieles secas, los polvos de sol le sientan bien a todos los tipos de tez.

Particularmente, en las pieles grasas resulta conveniente ya que absorbe la secreción  y quita el brillo. Eso sí, no olvidéis poneros primero la base y el polvo de vuestra tonalidad para evitar que se marquen demasiado las líneas de expresión.

  • En gel

Esta versión es muy interesante en su forma de actuar. Casi siempre es a base de agua y silicona, por eso es traslúcido y no tapa del todo la piel. Por eso al fundirse con ella, permite que sus pigmentos y el color de la piel se combinen  y da un look más natural.

Un consejo para su aplicación es usar una esponja húmeda, porque tiende a secarse muy rápido y podrían quedar errores. Así, con la humedad, podréis esparcirlos uniformemente en la cara. Es la presentación más duradera de las tres.

Estos son los tipos de bronceador según el aspecto que brindan

¿Queréis destellos mágicos para un look de fantasía o solo algo simple o mate? También podéis escoger el estilo que queréis mostrar con el bronceador.

  • Con brillo

Las opciones con brillo no solo os darán color en el rostro, también os harán lucir radiantes. Tienen un efecto iluminador que se ve muy bonito. Pueden incluir pequeñas partículas de mica y talco para un aspecto escarchado. Quizá lo deseéis para un look dramático de espectáculo, pero si no es así, no apliquéis salvo poca cantidad.

  • Efecto mate

Si buscáis uno de estos cosméticos para contornear la cara y hacerla lucir más estilizada, el de efecto mate es la alternativa que más se ajusta. De hecho, su uso se ha vuelto tendencia actual en el maquillaje.

Para que no luzca exagerado y se vea natural, bastará con comprar aquel que sea uno o dos tonos por encima del color de vuestra piel.

  • Puro

Es el más suave y delicado de los tres looks. Da una suave tonalidad para que el rostro os luzca como si hubierais estado por un día en una playa del Caribe. Usando los otros dos el aspecto es más de una semana entera. Todo depende de lo que queráis mostrar.

¿Conocéis los usos del polvo de sol?

Además de ese doradito sexy que queréis lucir en todo momento, el polvo de sol os servirá para definir mejor vuestras facciones. Está muy de moda resaltar los pómulos y reducir la nariz. Eso es posible usando las sombras naturales de la cara en las mejillas y a ambos lados de la nariz.

Esta técnica es muy utilizada actualmente en el maquillaje profesional. Para las chicas resulta fabuloso. Si no tenéis mucha idea de cómo hacerlo, más adelante os daremos algunos tips.

Los colores que hallaréis

Existen muchos matices y tonalidades en los bronceadores en polvo. Todos tienden hacia los colores tierra, rojizos, dorados y sus gamas cercanas. Algunos pueden ser oscuros e intensos para adaptarse a pieles morenas, otros poseen una coloración intermedia y el resto son tonos más luminosos para la piel clara.

Lo que hay que tener en cuenta es que la intención de estos cosméticos es simular un bronceado natural y no tostar a nadie, ni convertir a su portador en una zanahoria ambulante.

Si veis que un polvo de sol dice ser un tono cálido, este combinará con las pieles morenas y los tonos fríos son para las pieles más claras.

Recordad siempre, que os veréis más naturales si el producto es solo uno o dos tonos más oscuro que vuestra piel. ¿Cómo saber eso? Podéis hacer una prueba sobre la mano para determinar cuál se vería mejor.

Cualidades de un buen polvo bronceador

Más que todo, este tema radica en el color. Nadie se broncea naturalmente en un color completamente anaranjado. Tampoco totalmente rojo, a menos que haya sufrido una insolación. Considerando que ese no es look que deseáis, lo aconsejable para elegir un buen bronceador es  fijarse muy bien en su color.

Buscad siempre el que se parezca más a una piel bronceada como el bronce, el dorado, el melocotón con tendencia a rosa y beige, etc.

Por otro lado, al aplicarlo este no debe rasguñar la cara, ni mucho menos. Su textura debe sentirse lisa y suave, sin partículas arenosas.

Consejos para aplicar bien el polvo bronceador

Siguiendo los consejos que os ofrecemos a continuación, no tendréis nada que envidiarle a un maquillador profesional:

  • Consigue una brocha gruesa y suave

Al contar con una brocha buena, será mucho más fácil y rápido esparcir el polvo uniformemente sobre la piel. No utilicéis la misma del colorete porque no lograréis un buen efecto y ensuciaréis vuestros utensilios de maquillaje.

  • Polvea las áreas que se broncearían con el sol

Si la idea es aparentar un rostro expuesto a un día de playa, aplicad el producto en las partes más sobresalientes de la cara. Estas son la frente, el tabique o puente de la nariz, la parte alta de las mejillas y un poco en el mentón.

  • Aplica el polvo en pocas cantidades

No carguéis demasiado la brocha en cada pasada, incluso eliminad los excesos antes de pasarla por la cara. Si hacéis este proceso poco a poco conseguiréis mejor el color que buscabais.  Hacerlo muy rápido y con mucha carga logrará que mostréis un look nada natural.

  • Evalúa el resultado con luz natural

A veces nos maquillamos en el baño y en algún lugar con mucha luz artificial. Para verificar que el trabajo se ha hecho bien, revisaos el rostro  en un lugar con iluminación natural. Si han quedado excesos o partes con mala cobertura, podréis emparejarlas con otra brocha que esté limpia.

También podréis reducir la intensidad excesiva un poco de vuestro polvo compacto normal.