Las 5 Mejores Rodilleras Estabilizadoras de Ligamentos Para Hacer Deportes

La rodilla es una de las partes del cuerpo más propensa a sufrir desgaste o lesiones y más si nos dedicamos a ciertas actividades deportivas, por lo que si este es tu caso lo más conveniente es contar  con la mejor rodillera estabilizadora de ligamentos para disminuir la posibilidad de cualquier situación en la que ésta se pueda ver afectada.

Así como usamos herramientas de protección según la actividad que hagamos como cascos, muñequeras o coderas, la estabilizadora de rodilla hará mucho por nosotros, y la utilidad dependiendo del modelo que elijas irá más allá que solo proteger.

¿Cuál es la mejor rodillera estabilizadora de ligamentos?

En el mercado, hay varios modelos de de rodilleras, cada uno con sus características y funciones específicas, unas más reconocidas como las McDavid y otras más sencillas y asequibles; que aunque todas son para proteger la rodillas, la mejor para ti va a depender exclusivamente de tu condición.

Ya sea que la busques una para usarla de manera preventiva, o para recuperarte de un daño en la siguiente lista encontrarás una comparativa entre las mejores opciones del mercado según el uso que le darás:

A continuación te presentamos las mejores rodilleras estabilizadoras de ligamentos: 

1. Rodillera estabilizadora FinBurst

La mejor para recuperarse de una lesión

Al ser resistente y por ofrecer más estabilidad que las rodilleras promedio, este modelo es el que fijará los ligamentos dando el soporte que se necesita para inmovilizar la rodilla, mientras que promueve la recuperación y disminuye el dolor.

Está fabricada con neopreno elástico que evita deslizamientos, cuenta con cintas de velcro fácilmente ajustable, así como también un revestimiento acolchado que además es transpirable.

Puede ser usado tanto por hombres como por mujeres, y el modelo ergonómico se adapta igual a la rodilla izquierda o derecha.

Los mejor es que es un modelo económico que vale la pena comprar cuando se trata de salud, además la inversión está garantizada hasta por 60 días en el que te devolverán el dinero sin preguntas.

 

2. Rodillera estabilizadora Modetro Sport

La ideal para mejorar la artritis

La rodillera puede ayudar al usuario a recuperarse de condiciones como artritis o tendinitis al ofrecer un apoyo sobre los músculos y ligamentos, mientras que el calor induce una mayor circulación sanguínea que favorece la reparación de los tejidos lesionados.

También se recomienda para la rotura de ligamentos o cuidado de menisco, por lo que es otro de los modelos recomendados por salud.

Igualmente ofrece soporte lateral y la abertura en las rodillas para mantener la forma natural. Del mismo modo es sencilla de poner y quitar con cintas de velcro,  con buen poder de sujeción que mantendrá la pieza en su sitio.

Es la menos costosa de nuestras sugerencias, pero su buena calidad hace que la baja inversión valga la pena.

3. Rodillera estabilizadora Mueller Hg80

La mejor para atletas avanzados

El soporte que ofrece esta rodillera es Premium, ya que el modelo al ser más largo y cubre más que solo la rodilla con una fuerza superior a lo largo de la pieza.

A pesar de su tamaño la pieza es liviana y no te causará incomodidad, ya que su potencia se debe a las costuras reforzadas y no a un extra de grosor o material.

El diseño es ergonómico y gracias a sus puntadas sentirás como se ajusta a la pierna, además que viene por tallas desde la Small hasta la XXLarge.

La pieza cuenta con muelles de acero para ambos lados de la rodilla pero aún así podrás flexionarla o estirarla sin problemas. Por otro lado posee soportes de gel que hace la pieza más estable y cómoda.

La estructura es fuerte pero a la vez es flexible y puede estirarse en sentido horizontal o vertical y adaptarse al movimiento de la rodilla.

4. Rodillera estabilizadora Peadic-Plus PPKB

La mejor para prevenir desgastes o lesiones

A pesar de lo básico que es el modelo, su calidad y resistencia de los materiales es incuestionable, así como el poder que tiene para soportar y mantener en su lugar la rodilla.

La pieza está fabricada con bandas antideslizantes que la mantendrá en la posición correcta mientras bailas, corres o caminas y su función ortopédica gracias a los resortes laterales brindará la compresión que esperas de una pieza como esta para disminuir la posibilidad de lesiones.

Es perfecta para usarla tras largas horas, por ser transpirable y cómoda. Igualmente te encantará lo flexible que es y lo acolchada que queda.

También está garantizada, tiene un precio asequible y es la mejor referenciada según la opinión de los usuarios.

5. Rodillera estabilizadora Sensiplast

La mejor para un uso continuo

Esta rodillera tiene prácticamente las mismas ventajas para hacer actividades deportivas o disminuir dolor por lesiones, pero la diferencia se basa en la parte interna de la pieza ya que resulta súper suave y agradable a la piel, además de que sus tejidos son tratados con métodos antibacterianos para reducir los malos olores.

Por otro lado también es antitranspirable y mantendrá el área de la pierna fresca, aparte su diseño ergonómico hace que sea perfecta para utilizar debajo de la ropa.

Podrás elegirla según tu talla y tiene un precio bajo que la convierte en una de las mejores opciones.

¿Qué es una rodillera estabilizadora?

Es una pieza diseñada para proteger la articulación utilizando soportes o textiles que envuelven la rodilla para mantenerla en una posición estable.

¿Quién necesita una rodillera estabilizadora?

La rodilla básicamente está compuesta por cuatro ligamentos: el cruzado anterior, el cruzado posterior, el colateral lateral y el colateral medial; todos trabajando para unir al peroné, la tibia y el fémur; al mismo tiempo que es la responsable de darnos la estabilidad para hacer actividades tan cotidianas como caminar o subir escaleras.

Cualquier persona, sin necesidad de ser atleta puede verse afectada por un daño en cualquier ligamento, hasta el punto de comprometer la movilidad, haciendo necesario someterse a tratamientos de rehabilitación que incluyen el uso de un soporte de rodilla o rodillera estabilizadora.

Las personas más expuestas son los adultos mayores o los deportistas, sin embargo solo basta querer reguardar nuestra rótula mientras se hace determinada actividad en la que conlleve riesgo para necesitar una rodillera estabilizadora.

Tipos de rodillera

Existen varios tipos y básicamente se clasifican según el diseño y uso de la siguiente manera:

Rodilleras cerradas:

Ofrecen un alto efecto de comprensión y es la más recomendada para las lesiones como esguinces, procesos inflamatorios o recuperación de cirugías, además que ayudan mantener la temperatura en el área disminuyendo el dolor en la zona.

Rodilleras abiertas:

Es la apropiada para usar por daños en la rótula para evitar movimientos bruscos; la misma ofrece refuerzos a lo largo y ancho de la pieza y un orificio para flexionar la rodilla.

Rodilleras de soportes laterales:

La más indicada para la lesiones en ligamentos con un diseño que promoverá la posición adecuada. En la mayoría de las ocasiones incluye láminas duras para disminuir los movimientos y acelerarla recuperación.

Rodilleras de velcro ajustables:

Con esta se ajusta el nivel de compresión y es la más usada para prevenir lesiones durante ejercicios por controlar la movilidad.

Rodilleras control flexo-extensión:

Igual controlan el nivel de compresión pero ahora fijando la órtesis.

Rodilleras de ayuda a la flexión:

Su capacidad está en controlar ciertos movimientos sin que limite totalmente a la rodilla

Rodilleras de inmovilización temporal:

Son casi una pieza mecánica y se utiliza en los casos más drásticos de lesión por tener refuerzos que consiguen la inmovilización de la rodilla durante el tiempo que se decida.

Uso adecuado de la rodillera

Independientemente del deporte que practiques, o si quieres recuperarte de un menisco o de una tendinitis rotuliana es necesario buscar el soporte más apropiado para tu condición específica, ya que el uso de la opción correcta es la que aumentará tu confianza  mientras te ejercitas o te recuperas, además te garantizará mantenerte la rodilla en buena forma por más tiempo.

De este modo debes asegurarte que tu pieza brinde la compresión adecuada, soportes firmes, además que sea a la medida justa, que por suerte muchas marcas ofrecen sus propuestas según tallas.

Estas piezas son beneficiosas y siempre y cuando se utilicen bien, en caso de lesiones, el dolor y la inflamación se verán controlados y podrás hacer tus actividades cotidianas con total normalidad.