Las 5 Mejores Sillas de Paseo Para Bebe : Vuelta Por El Mundo en Cochecito

No tenemos elección. El niño pesa y no podemos llevarlo en los brazos todo el día. Entonces ¿por qué no optar por cochecitos de bebé baratos? Sí, tienen que ser seguros, cómodos, fáciles de manejar, pero esto no quiere decir gastarlo todo ni conformarse con una marca desconocida y poco fiable.

Las familias modernas, que tienen que correr todo el día, necesitan una herramienta que les ayude a desplazarse, mientras que los bebés solo quieren estar tranquilos, sin saltar ahí dentro a cada paso. Gracias a un buen carrito barato no solo los padres estarán encantados paseando para ir a hacer recados sino también los hijos, que podrán descansar e incluso dormir, en asientos completamente reclinados.

Aquí viene lo que hemos seleccionado para vosotros para este año.




¿Cuál es la mejor silla de paseo?

Prácticas, manejables, ligeras, elegantes, modernas. Estos solo son unos de los adjetivos que podemos usar para describir a los carritos para bebés. Podéis elegir según vuestras necesidades y gustos los modelos esenciales Maclaren o los elegantes Chicco, para una satisfacción asegurada. Vamos a ver los mejores.

A continuación te presentamos las mejores sillas de paseo: 

#1 Maclaren Globetrotter

Globetrotter, para largos y placenteros paseos con tu niño. Diseño tradicional con todos los complementos útiles, como la gran capota resistente al agua, la bolsa para la compra y el plástico para la lluvia.

Características :

  • Tiene múltiples posiciones de respaldo, porque tu niño necesita estar cómodo.
  • Se aconseja el uso a partir de los 6 meses y hasta los 25 kg.
  • Asiento extraible y lavable, ninguna madre desesperada porque el hijo lo ha ensuciado todo.
  • Muy fácil de plegar incluso con una mano, como un paraguas.
  • El freno en las ruedas posteriores no dejará escapar a tu hijo globetrotter.
  • Capa resistente al agua y a los rayos ultravioletas, para proteger al máximo al rey sentado.

Lo que nos gusta

  • Tiene garantía de por vida, una prueba de la calidad del producto y confiabilidad de la marca.
  • Es muy ligera pero también resistente.

Lo que no nos gusta

  • No tiene respaldo para descansar los pies. Para los niños más grandes podría ser algo incómodo.

#2 Chicco Liteway

Si no queréis esperar hasta los 6 meses del bebé podéis probar la silla más ligera de Chicco desde su nacimiento. Disponible en varios colores y precios, su diseño es moderno y elegante y gracias a algunos colores incluso llamativo.

Características :

  • 5 posiciones de respaldo y 2 niveles de regulación del reposa-pies, para una postura siempre cómoda y correcta.
  • Se puede usar desde el principio hasta los 3-4 años, ya que soporta un peso de 15 Kg.
  • Tiene capota impermeable de verano e invierno y protector de lluvia integral.
  • El forro externo es desenfundable y lavable, lo que es una maravilla para las mamás con el terror a la suciedad.
  • Compacta y manejable, pesa tan solo 7 kg y se abre de forma muy fácil.
  • Las ruedas delanteras son individuales, para moverse con mayor agilidad.

Lo que nos gusta

  • Los colores son muy bonitos y le otorgan personalidad a la sillita.
  • El diseño se le ve robusto y tiene todas las comodidades que necesita un bebé.

Lo que no nos gusta

  • No tiene barra protectora, pero se puede comprar añadiendo poco más.

#3 Chicco Echo

Ocho ruedas para un estilo inconfundible. Apta, como la anterior, desde el nacimiento hasta los 15 kg, esta silla es perfecta para largos paseos con tu peque. Estructura ligera y compacta al cerrarla. Gracias a las ocho ruedas es resistente sobre todo para pasear en la ciudad.

Características y funciones:

  • Disponible en varios colores, con algunas diferencias de complementos y precio.
  • Se recomienda el uso desde 0 a 3 años y hasta los 15 Kg.
  • Amplio asiento y respaldo regulable en 4-5 posiciones diferentes, según el color y el modelo.
  • Apoya-piernas con 2 niveles de regulación, para ajustarse a todo niño.
  • Tubos de atrás metalizados combinados con el color del asiento, una verdadera marca para paseos de estilos.
  • Cierre con sistema paraguas, manejable y fácil de transportar.
  • Lleva capota de verano/invierno y cestita para la compra, porque tampoco podemos pasear todo el día.

Lo que nos gusta

  • Es fuerte y resistente; las ocho ruedas nos proporcionan seguridad y cómodidad.
  • Se nota un gran cuidado de los detalles, tanto estructurales como estéticos.

Lo que no nos gusta

  • No todos los colores vienen con barra protectora, y eso es una pena porque a la hora de elegir hay que tener en cuenta estos detalles.

#4 Maclaren Quest Sport

Otro carrito firmado Maclaren con su estilo esencial y de doble color. Gracias a su nivel de reclinado, tu hijo incluso puede dormir cómodamente horizontal. Su nueva fórmula te permite disfrutar desde los primeros días de tu bebé, gracias también a su sistema de seguridad para recién nacidos.

Características :

  • Disponible en muchas parejas de colores. Los precios varían un poco.
  • Se recomienda el uso desde el nacimiento hasta los 4 años; soporta un peso de hasta 15 kg.
  • El asiento totalmente reclinable y el reposapiés extensible permiten al niño dormir tranquilamente.
  • Dispone de barrera protectora en la cabeza y en los pies, ideal para los menores de 6 meses.
  • Se pliega con una mano y es fácil de transportar, justo lo que necesitamos cuando tenemos que llevar demasiadas cosas de un sitio a otro.
  • Asiento desmontable y lavable en la lavadora, para que los niños ensucien a su gusto.
  • Capota impermeable y resistentes a los rayos ultravioletas, para una protección total de tu hijo.

Lo que nos gusta

  • Podemos utilizar la lavadora para el asiento, por fin no tenemos que preocuparnos de cómo limpiar el carrito.
  • Resulta muy adecuado para los peques gracias a los muchos detalles de seguridad.

Lo que no nos gusta

  • Debido a la simplicidad de la estructura puede parecer endeble por el precio que tiene.

#5

El último cochecito que os aconsejamos, como sugiere el mismo nombre, es perfecto para paseos diarios en la ciudad. Ocho ruedas para gran estabilidad y cesta portaobjetos para no ir cargados. Los colores y la estructura son tanto elegantes como prácticos y dejan contentos a niños y padres.

Características y funciones:

  • Disponible en varios colores a diferentes precios.
  • Adecuado para los bebés de 0 a 3 años y que pesan hasta 15 Kg.
  • Viene con barra de protección, cinturones acolchados, reposapiés, parasol muy grande. Además el plástico repara de la lluvia y deja respirar al bebé.
  • Asiento de posiciones múltiples, se reclina totalmente para que los niños puedan dormir en toda comodidad.
  • Lleva frenos de seguridad dobles traseros.

Lo que nos gusta

  • Gracias al cinturón y la barra protectora la seguridad está a tope.
  • El precio y la marca nos garantizan una óptima relación calidad-precio. 

Lo que no nos gusta

  • No es desenfundable, y es una lástima, con lo bonito que quedan los colores.
  • No es muy fácil subir las escaleras debido a los frenos.




¿Qué es una silla de paseo?

Muchas madres primerizas salen corriendo por una carriola a penas se enteran que están embarazadas, pero no saben cuándo deben utilizarla o de qué sirve.

Pues primero quiero explicarles que una silla de paseo es un medio de transporte especialmente diseñado para bebés. Es la forma en la que podréis moverlos fuera de casa sin necesidad de tenerlos en brazos.

La silla no solo permite transportarlos, sino protegerlos del sol, de golpes y de un ambiente ruidosos, siendo una imitación de su camita fuera de casa y creando un ambiente seguro y tranquilo para ellos.

Pero no solo son beneficiosos para los niños, también ayudan a los padres. Un buen carrito es capaz de evitar el cansancio de los brazos, los dolores de espalda, puede liberar las manos para cargar bolsas u objetos adicionales, firmar documentos, hacer compras e incluso dan almacenamiento móvil adicional.

En la edad temprana nuestros niños deben estar cerca de nosotros, sus padres, siendo vigilados y atendidos siempre. El problema viene cuando necesitamos salir de casa y debemos llevar los pequeños con nosotros. Y es allí cuando un cochecito se presenta como una manera práctica para que los niños puedan descansar con comodidad y los padres puedan moverse con más libertad.

Tipos de silla de paseo para bebé

Esta es una de las mayores confusiones. Recuerdo la primera vez que entré a una tienda infantil y quedé petrificada con todos los modelos y especificaciones de los carritos.

Es una sensación abrumadora que puede llegar a asustar. Pero una vez que aprendemos a distinguirlos, elegir un cochecito será mucho más sencillo.

Carritos de bebé estándar

Aunque hay muchos estilos en cuanto a diseño consisten básicamente en una silla de transporte con ruedas.

El asiento donde se coloca al bebé tiene un cinturón y relleno acolchado para mayor comodidad. Este se puede reclinar según su preferencia al dormir y puede mirar hacia adelante o hacia atrás, por donde los padres empujan el carrito.

También suelen traer una sombrilla plegable y un espacio de guardado debajo de la silla.

Marcos rodantes para asientos de auto

Una forma práctica de no gastar demasiado. Se trata de un sistema metálico de tubos finos con ruedas para encajar las sillas para el coche y convertirlas en una carriola.

Estos marcos son prácticos, fáciles de usar y son perfectos para los primeros meses en los que no queremos despertar a nuestro crío si va dormido en un viaje para moverlo a otro asiento.

Además, son el sustituto perfecto para un carrito de bebe super plegable si lo que queremos es ahorrar espacio en la maleta.

Sistemas de viaje

Integran tanto el asiento del auto como una silla de paseo regular. Son una inversión mayor pero más útil en el tiempo pues evoluciona con el tamaño y la necesidad del paseo.

Además, permiten que se integre en un solo coche un transporte más pequeño y uno más suelto para hijos más grandes.

Carriola ligera

Se parecen muchos a los modelos infantiles en los que las niñas transportan a las muñecas. Su fabricación está centrada en ser sumamente liviana, puede pesar menos de 500 gramos.

Su estructura es sencilla y blanda, el asiento da un soporte limitado y sin amortiguación.

El sacrificio de optar por un carrito de bebe más ligero es que no puede usarse en recién nacidos o antes de que los pequeños aprendan a sentarse y sostener su cabeza, pues ese soporte que hay en otros modelos aquí se elimina.

Coches para trotar

Para las mamás activas este formato es lo mejor. Permite llevar a nuestros pequeños con nosotras en jornadas de entrenamiento, en carreras y hasta en paseos en la naturaleza.

Se distinguen por tener dos ruedas gruesas a los lados posteriores, similares a la de una bicicleta, y una rueda dina y grande delante del asiento para ser una guía continua del camino.

Este estilo de carrito de bebe todoterreno es bastante grande, quizá esa sea su principal desventaja pues no entran muchas puertas de espacios públicos, ascensores o tiendas. Tampoco son muy plegables.

Sin embargo, son muy convenientes para subir pendientes o terrenos irregulares. Esto gracias a sus llantas amortiguadas que resisten los cambios de altura y textura.

Vienen también con una estructura ligera que se desplaza suavemente, lo que nos permite a los padres ahorrar esfuerzo al empujar y al bebé tener un movimiento tranquilo y sin turbulencias.

Dobles o triples

Sí, podréis tener más de un asiento en una misma carriola. Esto es algo fundamental para los padres de embarazos múltiple o si tenemos varios niños en edad preescolar en casa.

Existen dos diseños distintos para estos asientos compuestos: el tándem y el lado a lado. Los que están uno junto al otro pueden ser más fáciles a la hora de colocar a los bebés y convenientes si se trata de hermanos gemelos a los que estar juntos les tranquilice.

Por otro lado, los modelos gemelares que van uno detrás del otro son más cómodos para entrar en espacios estrechos. Algunas sillas regulares incluso permiten la adaptación en la parte de atrás de otra silla que vaya ligeramente más alta.

En los tándems los niños pueden ir mirando uno hacia el otro o ambos hacia el frente.

Diferencia entre carriolas y sillas de paseos

Sé que esta diferencia puede parecer un poco innecesario pues, como ya les he contado, hoy en da el mercado ha creado modelos muy versátiles que puede cumplir distintas funciones y adaptarse a las necesidades de crecimiento.

Sin embargo, aun hay estilos muy diferenciados en ciertas marcas y merece la pena hacer la diferencia para identificar mejor nuestras necesidades.

Ambos son transportes con ruedas para bebés, la diferencia principal está en la posición que tiene el niño mientras caminamos con él. En una está horizontal, completamente acostado, y en otra, va sentado de manera vertical.

Carriolas de cuna

Se trata de un coche compacto que en lugar de un asiento transporta una cuna o cuco. Se trata de una plataforma suave, 100 % plana y amplia que permite al pequeño acostarse, dormir y descansar de manera tranquila, sin distracciones.

Es ideal para los recién nacidos y los primeros meses, cuando nuestros críos pasan mucho tiempo durmiendo y aun no tienen fuerza corporal suficiente para estar sentados por sí solos o sostener su cabeza.

Además de esta cama, el coche cuenta con un dosel plegable que cubre la mitad de la cuna y da protección contra el sol, los sonidos del ambiente, la lluvia o cualquier tipo de contaminación.

Su desventaja es que no son tan portátiles y están a una altura considerable del suelo.

Sillas de paseo

En estos asientos, el bebé puede ir sentado de manera vertical apoyado sobre su espalda y pañal. La idea es que tenga más libertad de movimiento adecuada a su edad y curiosidad.

En estos modelos los niños pueden explorar el entorno, ver a sus padres y, si lo desean, también pueden dormir, reclinando su cabeza a un lado.

Son mucho más adaptables pues la silla viene con almohadones de distintas tallas que amoldan y sujetan el cuerpo de un bebé de meses o de un niño de 4 años o más.

Vienen con un sistema de sujeción de arnés y cinturón, con broches para que no resbalen. También pueden incluir una branda para que se sujete y una cinta apoya pies.

A diferencia de las carriolas, las sillas pueden llegar hasta el suelo y soportar mucho más peso al tiempo que se compactan más fácilmente.




Características de un coche para bebés

Asiento

El estilo de la pequeña butaca donde irá vuestro bebé es muy importante. El tipo de acolchado, su profundidad, el patrón de las costuras, la altura y tamaño son aspectos que debemos tener en cuenta.

Mientras más suave sea, más cómodo se sentirá el crío.

Posición de la silla

A mí me gusta contar siempre con la posibilidad de adaptar y cambiar el producto a mis necesidades y las de mi niño. Por eso, considero fundamental tener un coche flexible que me permita reclinar la silla por si se duerme en el camino o dejarla recta.

También podréis escoger un modelo que lleve el asiento mirando hacia el frente pero que se de la vuelta para mejor vigilancia o par tener más interacción con el chiquillo, a través de una conversación o una canción compartida.

Bandeja de alimentación

Es uno de mis accesorios favoritos. Consiste en una pequeña bandeja plana a forma de mesa que va delante del asiento, bien que se coloca sobre la baranda o la sustituye, y que permite a nuestro chiquillo tener su tetero a la mano o colocar un platico para que haga su merienda sin moverse de su silla.

Accesorios adicionales

Los diseños actuales tienen todo tipo de características realmente divertidas y útiles, aunque no fundamentales para el funcionamiento.

Por ejemplo, los padres podemos tener un puerto cargador para nuestro móvil, un porta bebidas a la mano, una canastilla inferior para colocar la pañalera o las compras o un manillar extensible.

Los críos también pueden contar con agregados, como una malla anti mosquitos, una sombrilla, una cubierta contra lluvia o un adaptador para móviles musicales.

Sistema plegable

Se trata de esas manillas laterales que permiten recoger toda la estructura hasta compactarla y hacerla apta para la maleta de un coche, un asiento trasero o para guardarla en el armario de casa.

Esta debe contar con bisagras firmes pero fáciles de accionar, ligereza en la construcción y bordes suave que no causen golpes.

¿Qué buscar en una buena silla de paseo?

Seguridad

Es una de las características más importantes en cualquier accesorio infantil. Y en este caso la protección engloba distintos aspectos.

Primero, debemos fijarnos que el sistema plegable se pueda bloquear, para evitar un colapso accidental cuando el niño está adentro.

Además, la silla debe tener superficies seguras y lisas. Esto significa que debéis observar con detenimiento que no haya ninguna pieza filosa cerca del asiento ni espacios pequeños donde sus manitas o pies puedan atorarse.

Un consejo personal para garantizar una mayor seguridad es buscar el aval de la Asociación de Fabricantes de Productos Juveniles (JPMA) en la marca o el modelo que queremos comprar.

Arnés

Es lo que impedirá que vuestro crío se vuelque o salga de su silla accidentalmente. Estos cinturones deben cubrirlo bien y estar sujetos con una hebilla resistente pero fácil de desabrochar para los padres.

También es buena idea buscarlos con tejido reforzado, pero con interior suave.

Los diseños más seguros son los que más cubren. Por ello es bueno ir por uno de cinco puntos, que envuelva desde los lados de la cintura, entre las piernas y sobre los hombros, a los lados del cuello. Todos estos listones se unirán en un broche central.

Asiento reclinable

Os aseguro que vuestro niño agradecerá esto en cada siesta. Se trata de l capacidad de la silla de ponerse en posición horizontal, ligeramente acostada para facilitar el sueño y la relajación.

En los mejores modelos incluso podréis lograr que la silla rote 180 ° sobre un eje.

Maniobrabilidad

Poder cruzar, frenar y comenzar a anda con facilidad es muy importante. Para esto las cuatro ruedas deben tener buena tracción y la posibilidad de girar hacia ambos lados.

Pero un buen manejo también tiene que ver con un maniubro grueso que empuje cómodamente todo el peso y permita los cambios de dirección de forma suave y continua.

Frenos

Es importante contar con frenos para las ruedas que permitan fijar el cochecito. Esto no solo bloquea el movimiento en bajadas muy inclinadas, sino que estabiliza toda la estructura.

El sistema puede ser simultáneo para ambas ruedas traseras o independiente.

Altura del mango

Para un empuje firme y cómodo lo ideal es que el manillar esté a la altura de la cintura, pero como existimos mujeres más bajas o más altas es bueno tener la posibilidad ajustar el largo a una distancia más favorable para nosotros.

Toldo

Estas cubiertas se pueden plegar o expandir y vienen con protección a los rayos UV o una ventana transparente de visibilidad.

Almacenamiento

Esta es de las cosas favoritas de todas las mamás. Contar con un espacio para guardar cosas puede ser útil para los días de compra, para guardar las cosas del bebé o los juguetes para un día de parque.

Lavable

El tejido del asiento se debe poder limpiar porque ya sabemos que la baba y los desastres con comida son usuales con los pequeños.  Yo os aconsejo para esto contar con fundas extraíbles e intercambiables.

Versatilidad

Es la capacidad de la silla de poder incorporar más asientos por si queremos tener más hijos pronto. Esto se logra con montajes posteriores y tablas para sujeción.

Uso

Existen estilos para correr, para paseos ocasionales, para ir de compras o para facilitar las siestas. La robustez, el acolchado y lo plegable son cosas que dependerán de la rutina que le demos y la intensidad con que lo saquemos de casa.

Preguntas frecuentes

¿Qué presupuesto necesitamos para comprar un coche para bebés?

Un cochecito para niños es una inversión a largo plazo que puede usarse de manera intensiva por más de cinco años y puede repetir con otros niños.

Por ello, no suelen ser objetos baratos. Su precio puede ir desde los 150 hasta los 650 euros en los formatos regulares. Pero pueden superar esta cifra si se buscan marcas caras, de uso múltiple o para trotar. Por su lado, las sillas de tipo ligera son más baratas y compactas.

¿Qué pasa si planeo tener otro bebé dentro de 1 a 3 años?

Si este es el caso, podréis optar por una silla de paseo adaptable a dos asientos. Sin demasiada estructura adicional existen carriolas que permiten incorporar una silla más en la parte trasera o delantera de manera segura y sin que presente riesgos ni un gasto adicional.

Esto os puede ahorrar más de la mitad del precio de un cochecito completo y sé que esto es importante cuando se tienen dos pequeños en casa.

¿Quieres un cochecito para usar en diferentes situaciones?

Las capacidades de adaptabilidad son infinitas. Un buen coche puede llevar una cuna, un asiento para auto y una silla grande sin problemas o pueden ser para acciones más específicas.

Así como existen modelos para carreras, para viajes o para ser portátiles también es importante cuestionarnos si queremos un modelo para un solo uso o uno que sirva en más de un momento.

Así que es mejor sincerarnos y saber si de verdad vamos a darle un gran uso a un estilo deportivo, si podemos guardar y sacar un modelo robusto o si un diseño portátil de paraguas soportará un uso diario.

¿En qué tipo de terreno caminaréis?

Parques de grama, adoquines, pavimento o tierra. Todas estas superficies necesitan de distintos tipos de ruedas, pues si ellas no avanzan la silla de bebé perdería su sentido.

Existen neumáticos de plástico que pueden ser baratos pero muy frágiles. Para terrenos más duros es necesario algo más resistente.

Los más comunes son los que están hechos de goma y se inflan con aire, similar a los de un coche o una bici. Estos son perfectos para salir de paseo pero pueden marcar pisos delicados de mármol, por ejemplo.

Otro modelo que ha comenzado a tener popularidad son los rellenos de espuma. Estos dan una desplazamiento más suave y tranquilo para el bebé. Además, son poco propensos a sufrir de pinchazos y quedar varados.

Pero no solo importan las llantas también se debe tener en cuenta el resorte. La suspensión de las ruedas permite pasar de superficies planas a unas más irregulares.

Y que no os parezca una exageración pues en los jardines contar con amortiguación es fundamental. Esta puede venir solo en dos ruedas o en las cuatro para mejor rodamiento.

¿Con qué frecuencia usará su carrito?

Cuando se tiene un parto por cesárea las madres no deben cargar demasiado peso y, sí, lamentablemente esto incluye a los bebés. Allí es cuando las carriolas se vuelven fundamentales.

Y si planeáis seguir usando el coche mientras el niño crece es importante comprar un modelo adecuado a su crecimiento.

En general, tener una silla de paseo es como tener una bicicleta. Hay que pensar donde guardarla, cuánto pesa y qué tan seguido saldremos con ella.

Un modelo robusto puede ser útil para muchas situaciones, pero difícil de usar si debe meterla en el coche repetidas veces al día.

Lo mismo ocurre si vivís en un piso o en una casa con varias plantas. Para estos casos lo mejor es buscar un estilo plegable que sea ligero también para que su transporte por las escaleras o ascensores sea cómodo para todos.