Los 6 Mejores Sillines de Bicicleta Para que No Te Duelan Las Nalgas

Si te gusta andar en bicicleta ya sea por placer, quieres mejorar tu salud, practicas el spinning, el powerbike o porque te gusta el ciclismo a todo terreno, un aspecto importante a considerar es cómo escoger el mejor sillín de bicicleta.

Imagina tan solo pasar horas de pedaleo sobre un sillín incómodo, que te genere dolores, irritaciones, molestias, o peor aún, te afecte a nivel sexual. Posiblemente termines desistiendo de la idea de usar tu bici.

De acuerdo con la opinión de expertos, el sillín de bicicleta soporta al menos el 50% del peso corporal. El área del cuerpo más empleada es la zona de los huesos pélvicos (tuborosidades isquiales), y como todos somos diferentes lo más recomendable es tomar medidas especiales, para escoger el sillín que mejor se adapte a cada quien.

Para saber más, sigue nuestra ruta de recomendaciones y descubre muchos detalles que te ayudarán a comprar de manera acertada el sillín de tu bicicleta.

¿Cuál es el mejor sillin de bicicleta?

Queremos ayudarte a decidir y que no caigas en el ensayo y error y así puedas elegir la opción que más se adapte a tus necesidades.

A continuación te presentamos los mejores sillines de bicicleta:

1. San Marco Aspide Carbon-FX

Para los más exigentes

Un sillín muy ligero, de tan solo 124g con una estructura de fibra de carbono. Es el preferido de los bikers más experimentados. Tiene la zona central más ancha, y posee  una  excelente estructura que absorbe las vibraciones durante los recorridos.

2. Smp SMPWELLW

Sencillo, pero eficiente

Ideal para una MTB, y también puede ser usado en el ciclismo de turismo. Tiene un peso de 280g y es asequible. El diseño de este sillín es muy bien logrado, y en opinión de usuarios tiene estética y es de buena calidad.

3. Sillin de bicicleta Lerway

El de precio bajo

Este diseño es suave y ligero, tiene forma anatómica y capacidad de absorción. Tiene la gran ventaja de ser antiprostático y se puede usar en MTB, bicicletas de paseo, carretera. Pesa unos 352g y esto lo hace menos costoso.

4. Prologo Kappa

El versátil

Este sillín ofrece mucho confort. Es acolchado, ligero, tiene base de nylon y cubierta de microfibra.. Su especialidad radica en tener densidades de espuma variadas a lo largo del sillín, lo que ayuda a disminuir los picos de presión y entumecimiento.

5. Alwaysing West Biking

El Unisex

Cómodo, pero no para largas distancias. Es ancho y se adapta a la fisionomía masculina y femenina. Su piel es de elástico resistente y antideslizante.

La instalación de este sillín es muy sencilla y se ajusta a la mayoría estándar de Bycicle Seat Post. Tiene forma argonómica de ventilación, con una abertura o canal que alivia la presión en la zona perineal.

6. Sillin Lixada

El súper ligero, pero economico

Sillín de apenas 120g elaborado de fibra de carbono. Su diseño es muy actual, y posee una abertura que evita el recalentamiento en la entrepierna.

Tipos de sillines de bicicletas:

Sillines de carrera:

Estos son los ideales para practicar MTB (Mountain Bike), ya que son livianos, duraderos, resitentesmejores-Sillines-de-Bicicleta a la humedad, muy delgados y permiten libertad de movimiento. Los puedes conseguir con relleno de espuma o gel, que, combinados con un amortiguador, ayudan a minimizar los impactos del terreno.

Estos sillines generan una inclinación del cuerpo hacia adelante, que permite que el peso corporal esté mejor distribuido y más concentrado en las manos y pies, y no solo en el asiento.

Sillines de cuero:

Fabricados desde 1866 por la compañía Brooks, son los sillines más famosos del cicloturismo.

Estos asientos son de cuero, que con el uso frecuente se ablandará y moldeará a la fisionomía y peso del ciclista. Para su conservación deben protegerse de la humedad. De hechura artesanal, el precio puede resultar elevado para algunos bolsillos.

Sillines anchos:

Son los recomendados para las mujeres por su forma, anchura y recubierta con muchas capas de gel o espuma. Exigen que el cuerpo esté erguido y por ende el peso se concentra en el asiento. No está indicado para largas distancias.

Sillines con abertura:

También conocidos como antiprostáticos, poseen una hendidura pronunciada en la superficie de apoyo, que ayuda a aliviar la presión en la zona perineal, entumecimientos, dolores y también molestias en los genitales.

Otros tipos de sillines:

Como entre gustos y colores existen muchas opciones, en el mercado hay una mayor variedad de sillines que te pudiera interesar: inflables, con fundas de gel, aire, agua, hasta aquellos que tienen apoyo para cada glúteo.

Sillines de bicicleta: ¿Cómo escoger?

Hay entrenadores que recomiendan hacer una medición de la distancia entre los huesos que soportan el peso corporal, antes de comprar un sillín. Es por esto que el asiento de la bici se vuelve un objeto personal.

A la hora de comprar el sillín de tu bicicleta asegúrate de que el modelo que buscas te ofrezca todas las comodidades necesarias, de acuerdo con el tipo de recorrido que te gusta hacer o deseas intentar.

¿Cuál es tu tipo de recorrido?

Recreativo:

Si te gusta mantener una postura recta mientras pedaleas y prefieres las distancias cortas, te conviene un sillín con relleno de felpa y muelles para la amortiguación.

Carretera:

El sillín debe ser estrecho, ligero, largo y con poco relleno, así evitarás el roce excesivo de las piernas.

Montaña:

Este tipo de recorrido exige que varies las posturas y  la intensidad de la velocidad en los pedales, por lo que es necesario que tengas un sillín de montaña con relleno, cubierta durable y forma aerodinámica que te brinde mayor libertad de movimiento.

Turismo:

Si quieres recorrer kilómetros para conocer diferentes sitios, te recomendamos usar un sillín alargado de cuero con amortiguador.

Especiales para mujeres:

Las chicas tienen cuerpos más pequeños, pero las caderas  y los huesos isquiales más anchos en comparación a los hombres. Hay marcas de sillines con diseños especialmente elaborados que se adaptan a la fisionomía femenina.

Tipos de amortiguador:

Gel:

Se amoldan fácilmente a la fisionomía, brindan confort y es el preferido por los cicloturistas. Lá unica desventaja es que el gel tiende a compactarse más rápido que el tipo espuma.

Espuma:

Puede adoptar diferentes formas y volver a la original. Los ciclistas recomiendan este tipo de amortiguador para ciclismo de carretera de largas distancias.

Una almohadilla:

Este es un accesorio adicional que puedes colocar sobre el sillín, sin embargo no es recomendable para el ciclismo de alta velocidad. Mejor usa un buen short y ropa interior alcochada si quieres lograr mayor amortiguación.

Ten en cuenta que si aumentas demasiado el espesor del relleno tu trasero puede rebotar en la silla, y te causará rozaduras en el área interna del muslo.

¿Qué hace incómodo a un sillín de bicicleta?

Descubramos con un poco más de detalle por qué montar bicicleta puede generar tanto dolor en los gluteos, enrojecimiento, adormecimiento e irritaciones, y hasta, quién sabe, disfunción eréctil y esterilidad masculina.

Arterias y nervios de la rama púbica

Los dolores provocados por la silla de montar se generan principalmente por la compresión de las arterias y los nervios de la zona perineal, que reduce el flujo sanguíneo y la circulación de oxígeno. Estos malestares inician con dolor agudo, entumecimiento y hormigueo.

En comparativa con los hombres, en el caso de las mujeres estas incomodidades en la zona perineal suelen ser más pronunciadas, dado a que su ángulo subpúbico es más amplio y expone más los nervios y las arterias.

Llagas, ampollas o moretones

Estas irritaciones de la piel se deben principalmente a la presión continua y la fricción entre la piel y el asiento, pero también puede atribuirse a las infecciones del folículo piloso y el frotamiento.

Cuando el sillín tiene los bordes afilados y no se instala de manera correcta,  te puede rozar el muslo y hacerte un moretón al pedalear, y por si fuera poco, puede lastimarte la linea del trasero.

Evita la aparición de llagas con una buena posición de conducción, un sillín adecuado, crema anti irritaciones, y un buen par de pantalones cortos de ciclismo.

¿Qué hace comódo a un sillín?

Muchos ciclistas caen en el error de comprar sillines acolchados y anchos, porque creen que esto les brindará mayor comodidad.

Sin embargo, la comodidad del sillín radica en que sea anatómico, que apoye correctamente toda tu zona baja y no solos tus glúteos.

Consejos para comprar un sillín de bicicleta

Confort:

es el protagonista a la hora de comprar un sillín. De nada servirá que compres un sillín con las mejores y más exclusivas características, si cuando tienes ratos de pedaleo te duele el trasero y sus alrededores. Así que más que precio o material, ¡que viva el confort!

Rendimiento:

depende de la forma, el relleno y la rigidez de la carcaza. Un sillín alto de bicicleta debe proporcionar una plataforma, desde la que el piloto pueda alcanzar una posición óptima que le ayude a acelerar los pedales.

Versatilidad:

en un mundo perfecto habría un solo tipo de sillín de bicicleta que se adapte a todas las disciplinas del ciclismo. Pero, como así no son las cosas, muchos apasionados de esta disciplina optan por tener varios sillines.

Durabilidad:

las empresas especializadas en fabricar sillines los somenten a tests para asegurar su calidad. Sea polvo, agua, charco, lluvia, nieve o sol, hay materiles más duraderos que otros, pero en sí todo dependerá del cuidado que le des. Hay quienes optan, por colocarle un cubresillín a la bicicleta estática que protege del sudor y la exposición a fluidos corporales de una persona a otra.

Peso:

aunque no lo creas una victoria o derrota puede depender de unos cuantos gramos extra en tu bicicleta. Para los bikers este un aspecto de mucho detalle, porque les puede hacer más dificil una subida, el manejo, la estabilidad, la velocidad.

Un dato: entre más ligero, más costoso el sillín.

Accesorios:

las bicis requieren de diversos accesorios, como una bomba de bicicleta, luces delanteras y traseras, mini bomba de neumáticos, así como las alforjas, o bolsas que pueden variar de tamaño y que se sujeta debajo del sillín. Las alforjas son ideales para guardar tubos de respuestos y kits planos de reparación.