mejor-tostadora-horizontal

Las 5 Mejores Tostadoras Horizontales Para Desayunos Instantáneos

Si tenéis una familia que disfruta de un desayuno internacional estilo americano o sois

estudiantes versátiles que contáis con cada segundo de la mañana para rebuscaros un instante y comer algo nutritivo y energético antes de salir temprano a la universidad, continúa con nosotros, ya que os enseñaremos las ventajas de contar con una tostadora horizontal.

Y es que estos prácticos electrodomésticos han venido a presentarse como un excelente trofeo que os permitirá degustar panecillos tostados, dorados y crujientes, justo para derretirles encima un poco de mantequilla, mermelada de frutas silvestres o quizás un poco de queso, convirtiendo la primera comida del día, en una realidad deliciosa y rápida de preparar.

¿Qué cómo lo lograréis? Simplemente aseguraros de comprar un dispositivo eléctrico de buena calidad, que se ajuste a las necesidades de esas mañanas inquietantes.

Más como sabemos que existen numerosas marcas en el mercado, os facilitaremos una lista de tips y productos para orientaros en vuestra correcta elección.



¿Cuál es la mejor tostadora horizontal?

Como os habéis decidido a mejorar vuestras vidas incluyendo un desayuno casero, el cual es tan vital para sobrellevar las horas de trabajo o de estudio que se aproximan, nos hemos tomado la tarea de realizar una revisión, para indicaros cuál de todas es la mejor tostadora.

Lo primero que debéis saber es que estos dispositivos son diferentes a las tostadoras tradicionales pop-up, esas que al introducirle la pieza de pan, salta cuando está lista.

Dicho modelo, es poco funcional para quienes viven en residencias estudiantiles, en pareja o en familia.

Por tanto, estableciendo una comparativa por practicidad de tiempo, espacio y número de rebanadas a tostar, nos decantaremos por los modelos de tostadoras horizontales, las cuales permitirán en pocos minutos preparar 4 y hasta 6 sándwiches deliciosos, pudiendo colocar sobre éstos mantequilla, vegetales y queso, sin que se escurran, cosa que sería imposible en un modelo vertical.

A continuación te presentamos las mejores tostadoras horizontales:

1. Tostadora horizontal Ufesa TT7920

Con bandeja recogemigas y temporizador

Si queréis una marca reconocida que os ofrezca tradición y calidad en cuanto a los electrodomésticos de tostadoras, la gente de Ufesa os hará exclamar en vuestras mañanas que ha sido ¡la mejor elección!

Con tan solo un peso de 1,2 kg y unas cómodas dimensiones de 35,5 x 21 x 65cm, podéis estar tranquilos, ya que su rejilla de calentamiento, os permitirá degustar de la tostada perfecta cada día.

A partir de su potencia de 650W y un voltaje de 230 voltios, tendréis la posibilidad de descongelar las hogazas y bagels, calentar un sándwich untado o tostar bizcochos.

Su tecnología incluye un temporizador y una bandeja recogemigas extraíble de fácil limpieza. En cuanto a su coste  es bastante asequible.

2. Tostadora horizontal Solac Buon Giorno TC5301

Con diseño moderno y recogecables

Pensando más allá de la calidad, los fabricantes de Solac nos traen uno de los mejores tostadores horizontales, cuyo diseño y color rojo metalizado y negro, vienen a completar la estética que requiere toda cocina elegante, sin comprometer las funciones del dispositivo.

Se encuentra dentro de los sellos más reconocidos en cuanto a los calentadores de brioche, además dispone de una práctica bandeja que  mantendrá todo limpio y en su lugar.

Otras de sus prestancias incluyen un pulsador para la conexión y desconexión del artefacto, con un Led luminoso para indicaros el estado y un recogecables que facilita su ubicación en vuestra cocina empotrada.

Su peso es tan solo de 1,5kg y sus dimensiones de 7,5 x 24,5 x 41cm.

3. Orbegozo TO 2020

Fabricado en acero inoxidable y con graduador de potencia

El siguiente del listado es el sello Orbegozo cuya manufactura destaca por sus materiales de fabricación con una carcasa elaborada en acero inoxidable, y un diseño elegante que emplea los tonos grises.

Con 6 niveles de potencia, 600W, 50HZ, y unas dimensiones de 42 x 30,6 x 9,2cm, este electrodoméstico es capaz de ayudaros en la preparación de exquisitas cenas con fajitas rellenas de queso fundido,  las cuales se irán calentando al ritmo que la configuréis.

Posee un piloto de Led e indicador de sonido para señalar que ya ha terminado el tostado, así como un apagado automático para mayor seguridad. Su tamaño permite acomodar fácilmente croissants, y de 3 a 4 rebanadas o sándwiches completos.

Es el menos costoso del listado.

4. Taurus Neptuno

Modelo robusto con aleaciones inoxidables

El reconocido sello de Taurus pone a disposición de sus usuarios más exigentes un maravilloso tostador plano diseñado con aleaciones inoxidables y con un acabado blanco para proporcionar elegancia y combinación con otros electrodomésticos de la cocina.

Su rejilla de calentamiento rápido, puede ser regulada con un temporizador, y su manufactura robusta y duradera os permitirá  preparar ricos desayunos, cenas y meriendas en pocos minutos.

Su peso es de 1,3Kg y  sus dimensiones de 41,6 x 22,6 x 8,2 cm, permitiendo el tostado de hasta 4 rebanadas de panes para hamburguesas, croissants, panecillos y hasta fajitas.

Incluye una práctica bandeja  recogemigas y en cuanto a su coste es bastante asequible.

5. Jata TT588

Con eficiencia energética A y 3 barras de cuarzo

Finalmente le toca el turno a Jata, dispositivo que ha sido creado con clase de eficiencia energética A y con 3 barras de resistencia de cuarzo para alcanzar un tostado y dorado homogéneo en todas las piezas de pan que requiráis calentar.

Elaborado con aleaciones inoxidables, posee un temporizador de 5 minutos, un interruptor de encendido y apagado y una práctica bandeja recolectora de migajas con placas desmontables, lo que facilitará su limpieza en un abrir y cerrar de ojos.

Viene en los discretos tonos negro y gris, y su peso es tan solo de 1,1Kg.

Así que ya lo sabéis, con un tamaño de 36,2 x 9,2 x 26cm y 600W, podéis obtener pizzas suaves y calientitas o deliciosas hogazas crocantes.




¿Cómo funciona una tostadora eléctrica?

mejor-tostadora-horizontal

No es difícil adivinar para qué se puede usar una tostadora, como por ejemplo para calentar y dorar rebanas de pan, trozos de pizza, biscochos o unas torrijas clásicas.

Y realmente su uso es tan generalizado en la cotidianidad que parece intuitivo, aunque realmente se trata de una actividad repetida en muchas series de TV. Por ello, os explicaré un poco cómo funcionan los diferentes modelos que os podréis encontrar.

Las tostadoras de estilo vertical suelen estar especializadas en pan cuadrado porque su diseño solo se ajusta a estos tamaños. En ellos solo basta colocar una rueda en cada rendija y bajar una palanca que termina de insertar los panes en la zona de tostado.

En los modelos horizontales en cambio, el área de calor es más amplia gracias a que el alimento está sobre una placa plana.

Ambos estilos tienen mangos aislantes, temporizador programable, descongelamiento y cocción electrónica. Pero al final la gran virtud de las tostadoras eléctricas es que en poco tiempo y ocupando muy poco espacio son capaces de dejar la masa crujiente por fuera y un poco más blanda y cocidas por dentro.

¿Cómo elegir una tostadora eléctrica? Tipologías y características

Cuando me mudé a mi nuevo piso, mi esposo y yo no lográbamos decidir qué electrodomésticos comprar, eso sí, sabíamos que necesitábamos una tostadora con carácter de urgencia para facilitar nuestros desayunos antes de salir corriendo al trabajo.

Si os pasa lo mismo seguro que os habéis topado en las tiendas del hogar con numerosos modelos de calentadores, hornos microondas y sandwicheras que prometen a hacer ese efecto grill y crujiente de manera rápida.

Pero ¿cuál elegir? no pretendo responder esta duda en su lugar, pero sí os puedo aconsejar cuál fue le primer paso para mí: decidir cual formato íbamos a tener en casa, uno vertical o uno horizontal.

Esta primera decisión puede parecer una cuestión de gustos personales, estética o espacios, pero lo cierto es que se trata más de su funcionabilidad. ¿Os habéis preguntado con cuanta frecuencia la vais a usar o para cuántas personas querréis hacer tostadas?, pues estos puntos son fundamentales para dar el primer paso de forma fácil.

Tostadora vertical

Se trata de un primer modelo clásico. En ellos se insertan dos, cuatro o seis lonjas de panes verticalmente que se sostienen por unas rejillas mientras reciben el calor hasta que se expulsan y se pueden retirar con unas pinzas especiales.

Su principal ventaja es que son muy compactos y ocupan poco espacio en las encimeras o en gabinetes de almacenamiento. Gastan menos energía también, así que pueden ser vuestras opciones si prefieren el ahorro eléctrico.

Anteriormente eran unos modelos muy difíciles de limpiar, sin embargo, las marcas han aprendido de las malas experiencias y ahora es casi una regla para estos estilos incluir un compartimiento en el fondo que sea extraíble y permita desechar los residuos y migas que se acumulan con las calentadas.

La única pega que tendréis con estas tostadoras es que tienen un número bastante limitado de lonchas por vez, así que no os funcionará si vuestro crío tiene una pijamada en casa.

Tostadora horizontal

Son unos cajetines calentadores muchos más grandes. Funcionan en forma de tostador plano con una placa de calor en la parte superior e inferior. Para introducir cualquier comida se debe abrir una tapa que puede estar en la parte superior o en un costado y que da un acceso mucho más manejable a todo el interior.

Estas características permiten ir más allá del pan, algo que se agradece para quienes amamos la bollería, los pasteles calientes que quedan como recién horneados y las pizzas vueltas a calentar la mañana siguiente.

Estos estilos suelen ser mucho más profesionales a simple vista, así como más robustos y su gran ventaja es que cabe mogollón de panes y básicamente cualquier alimento adentro. Para ellos cada empresa usa distintos modelos intercambiables y de alturas modificables de rejillas o barras lisas.

Si no tenéis una gran cocina, pueden ser un poco engorrosos. Además, tardan un poco en calentarse por completo, pero os sigo que son la alternativa ideal si le dais mucho uso o si tenéis una familia grande.

¿Qué características buscar en un buen tostador horizontal?

Tamaño

Es uno de los aspectos más importantes pues determina cuántas personas pueden comer al mismo tiempo, esto se mide por la cantidad de orificios para pan que se tenga o la capacidad interna de un horno grande.

En general, los modelos más regulares vienen con espacio para solo 2 rebanadas y algunos incluyen 4 compartimientos. En cambio, los modelos multipropósito pueden ser mucho más altos y con espacio para una decena de trozos, muffins y croissants que se calientan al momento.

Materiales

El tipo de construcción más comercial para casas suele estar hecho de plástico reforzado en su capa más externa. Este material es una aleación de plástico diseñado específicamente para resistir el calor de forma segura y evitar quemaduras.

Luego, existe toda una gama de tostadora grill, más elegantes y potentes que suelen venir en metal cromado muy brillante. Y por último las tostadoras más industriales suelen hacer uso del acero inoxidable para una construcción resistente y liviana que no requiera mucho mantenimiento a lo largo de su uso intenso.

Sin embargo, no hay mayor diferencia en el funcionamiento interno cuando se emplea un material u otro.

Opciones de calefacción múltiple

Es el elemento ideal para buscar si queréis realmente un tostado personalizado. Se trata de la opción que te permite regula de manera manual el tiempo de cocción o de calentado y esto es fundamental porque de allí dependerá el acabado de la tostada.

Contar con un temporalizador electrónico puede ser la solución en vuestra casa, así como lo fue en la mía, para que a quienes les gusta las rebanadas realmente crujientes puedan dejar su pan dorándose sin necesidad de una segunda activación.

De igual forma, quienes solo gustan calentar un poco la corteza pueden hacerlo moviendo la rosca del controlador a su nivel mínimo.

Potencia general

El nivel de potencia de cada tostador puede cambiar bastante. Una tostadora con baja potencia puede estar cerca de los 500 vatios, esto significa que tardará un poco más en llegar a un tostado bien crujiente.

Por su parte, los modelos de alta gama alcanzan hasta 1800 vatios, sí casi tres veces más que un modelo regular. Ese poder adicional se traduce en menos tiempo que nuestros panes deben tostarse para estar en su punto, pero también en mayor consumo eléctrico.

La buena noticia es que a mayor potencia tenga es posible más regulación pues con un control giratorio múltiple como el que os expliqué antes, podréis disminuir el nivel de trabajo a uno más suave. Mientras que en los estilos de bajo voltaje no es posible subir el poder de tostado porque están limitados.

Limpieza

Con estos artefactos las migas de pan pueden ser nuestra peor pesadilla. La solución para ello es un mantenimiento fácil y rápido. Pero contrario a lo que muchos creen esto no solo depende de los dueños sino de las disposiciones que el fabricante ponga para hacerlo más fácil.

En los modelos verticales es fundamental que busquéis un cajetín extraíble que nos permita deshacernos en cualquier momento de las migajas con solo voltear la gaveta. Por su parte, los modelos horizontales deben venir con rejillas o tablas intercambiables que puedan sacarse totalmente y una bandeja recogemigas central.

En este último estilo también es importante limpiar las paredes del horno con un paño y un desengrasante en lo que el interior se encuentre seco y frío. Solo así mantendréis la integridad de todas vuestras comidas sin que los olores, sabores, o peor aún, las bacterias, se pasen de un uso al siguiente.

Temporalizador programable

No sabéis la conveniencia de este elemento hasta que lo usáis. Se trata de una alarma que poseen algunos estilos de tostadores verticales y horizontales que alertan con un avisador sonoro cuando los panes han llegado a su punto máximo de tostado.

Esto es sumamente útil para no quemar la comida, en especial en los modelos horizontales que son más propensos a pasarse de caliente.

Apagado automático

Para llevar la función anterior a un siguiente nivel podréis ir también por un modelo que incluya apagado automático, es decir, una vez cumplido el tiempo de tostado o de haber expulsado las rebanadas, la tostadora bloqueará las resistencias de cuarzo para que estas no calienten más.

Si sois olvidadizos mejor ir por esto y evitar accidentes.

Accesorios y funciones adicionales

Cada vez existen más factores que se incluyen en estos aparatos, incluirlos o no en la búsqueda no afectan la funcionalidad principal pero sí pueden abultar vuestro presupuesto.

Algunos de los más buscados son: función de dorado al grill, descongelación, eliminación automática de hendiduras y las famosas placas que tuestan con formas divertidas en las marcas de pan.

Precio

Dependiendo de cuánto podréis gastar, lograréis conseguir más o menos características adicionales. Sin embargo, el precio puede rondar los 25 euros en un modelo ultra básico, mientras que los de más alta gama pueden ascender sobre los 100 euros.

Lo que se desea tostar

Conocer de antemano qué tipo de comida estaremos introduciendo en nuestro tostador ayuda a encontrar el modelo adecuado, si no lo sabemos es mejor ir por modelos con flexibilidad de tamaño y de calor.

Los estilos con banda trasportadora, por ejemplo, pueden ser muy útiles para la bollería pero todo un desastre si vamos a calentar una pizza. Así que mejor piensa antes qué queréis meter ene ellos y busca algo funcional.

Elementos de calor

El diseño de los materiales de calentamiento es importante. Existen estilos que usan cables de nicrom, un material barato, pero otros hacen utilidad de barras de cuarzo, más caras, pero considerablemente más rápidas.

Ajuste de características

Poder regular manualmente el tiempo, la temperatura o cuales elementos están activos y cuales no da una posibilidad de adaptación increíblemente práctica.

Tostados constantes

Cuando hacemos uso de la tostadora por varias rondas consecutivas es posible que las últimas rebanadas salgan más quemadas porque todo el dispositivo ya ha pasado por varios procesos de precalentado. Para evitarlo es ideal tener un dial ajustable que permita bajar la temperatura para las tandas posteriores.

Bandejas removibles

Son geniales para agregar más niveles de tostado simultáneo y para mantenerlo todo sumamente limpio.

Tostado rápido

Mientras más veloz pueda estar listo nuestro desayuno más tiempo tendremos para disfrutarlo. Seamos sinceros a nadie le gusta comer con apuros pero de alguna forma u otra terminamos en una dinámica muy acelerada por las mañanas.

Por ello, fijaros si vuestro modelo dice cuánto tiempo tardará. Como regla personal aplico que por sobre los 7 minutos es demasiado tiempo para tener una sola rebanada solamente dorando.

¿Qué tener en cuenta antes de buscar tostadoras horizontales?

 ¿Cuánta tostada cocinaréis?

De esto dependerá la capacidad general y el tamaño. Tener en casa una tostadora encendida durante más de media hora solamente para tostar unas 8 rebanadas es algo inútil, en estos casos es preferible comprar un modelo superior donde solo se necesite una sola activación o máximo unas 2.

¿Cuánto espacio tenéis?

Debéis pensar tanto sobre la encimera como en un lugar de almacenamiento. Si vuestro principal problema es no hay mucho lugar en la cocina, es mejor ir por un estilo compacto y funcional.

¿Queréis una tostadora que haga más que cocinar pan?

Si es así debéis invertir más dinero, pero podréis conseguir modelos chulísimos que cocinan huevos, calientan quesos y jamones y hasta doran carnes precocidas en un mini horno. Para todo ello también debéis tener más espacio.

¿Qué le preocupa sobre el diseño?

Si llevareis vuestra tostadora siempre sobre el mostrador de la cocina es normal querer buscar un diseño que combine con la decoración de la casa y con los acabados de los demás electrodomésticos.

Para ello, podréis buscar tapizados modernos, diseños cromados y brillantes o retro y curvados y hasta colores como el rojo, amarillo o negro.