El Mejor Trípode de Viaje Perfecto Para Tu Cámara

Si eres un aventurero, seguro querrás tener  el mejor trípode de viaje para complementar tu cámara fotográfica y retratar profesionalmente esos momentos que te cautivan durante tu travesía.

Pero entre tantas opciones, modelos y marcas que hay en el mercado, elegir el ideal para ti podría convertirse en un proceso largo.

A la hora de comprar un trípode son varias las características a considerar; las que tienen mayor importancia en la decisión son, el peso, la estabilidad, sus dimensiones cuando está plegado, la calidad y sobre todo el precio. Esta última es la primordial, ya que siempre tratamos hacer la mejor adquisición en base a nuestras posibilidades.




¿Cuál es el mejor trípode de viaje?

Acá hemos recopilado una lista de los 11 trípodes para cámara fotográfica más baratos y de mayor calidad, basados sobre todo, en la experiencia que tienen los usuarios con el producto.

Los mencionados son trípodes resistentes, seguros, con las mayores ventajas y por el precio más bajo, además con una trayectoria respalda por sus marcas. En fin, son productos que te dejarán satisfecho luego de realizar la inversión en ellos.

A continuación te presentamos los mejores trípodes de viaje: 

1. Foto Pro Rollei

OFERTA
Rollei Compact Traveler No. 1 - Trípode...
83 Opiniones

Es pequeño, ligero y firme, será tu aliado perfecto para inmortalizar esos momentos especiales durante tu viaje.

Te encantará su practicidad porque se arma muy rápido, es fácil de manejar y cómodo de transportar; cuando está plegado mide solo 32 cm y extendido alcanza una altura de hasta 140 cm, es un dispositivo que cabe en cualquier mochila o equipaje de mano.

El producto es de buena calidad, resistente al sol, al agua y viento y lo mejor es que podrás girar tu cámara instalada hasta 360 grados.

2. Rangers Profesional

Es el combo perfecto para los más prácticos, es un kit versátil compuesto por un monopié y un trípode, además de incluir bolsa de viaje y correas de sujeción para más seguridad.

La mayor ventaja es su material de fibra de carbono que lo hace un equipo resistente y a la vez ligero, pesando solo 1320 gr, sin embargo, no te dejes confundir por lo liviano que es, ya que tiene una capacidad de carga de hasta 15 kg.

Así que si buscas un trípode para cámara réflex con lentes de peso considerable, este el modelo ideal para ti.

3. Beike BK-555

Tomarás la foto perfecta, desde un ángulo sencillo de ubicar gracias a su cabeza de bola giratoria fluida de 360 grados, por el que no te demorarás en encontrar el encuadre preciso, ideal para tu captura.

La estructura de tubos es de aleación de aluminio y soporta equipos de hasta 8 kg. El producto incluye un saco de transporte para facilitar la movilización en tus viajes.

Es un producto es ligero, fácil de usar y que cumple perfectamente con sus funciones.

4. Trípode Amazon Basics

OFERTA
AmazonBasics - Trípode de viaje con...
1.301 Opiniones

Es del más ligero del mercado; si lo que más te preocupa es el peso del producto, este trípode es el indicado para ti; pesa solo 1,1 kg, en su estado compacto mide 32 cm, mientras que armado 132 cm.

Estas características que lo convierten en uno de los equipos con capacidades sobresalientes más fáciles de transportar, quedando perfecto dentro de cualquier mochila para cámara.

Del mismo modo, es un trípode versátil porque el tubo central del mecanismo se puede invertir, por lo cual te servirá para tomar fotos desde ángulos más cercanos al piso.

5. XCSOURCE Q-555

Es la mejor opción para tomar fotografías al aire libre u objetos en movimientos, como resultado de su cabeza de bola con movimiento suave de 360 grados.

El producto es dos en uno, ya que si quieres, el tubo central puede extraerse y funciona como un monopié.

El armazón es fabricado con materiales de calidad, resistente a la intemperie y a pesar de que se le adapta cualquier cámara, está especialmente diseñado para los equipos Canon, Nikon y Sony de hasta 8 kg y podrás cárgalo junto a tu equipo dentro de tu mochila para cámara réflex.

6. Hama Traveller 117 Ball

El precio del equipo es bastante asequible. Por sus capacidades, es el trípode orientado fotógrafos aficionados que quieren mejorar su trabajo sin hacer una inversión grande.

Es ultraligero, de solo 820 gr. Es un trípode de altura mediana que llega hasta los 117 cm, mientras que plegado es de 35 cm, siendo de los más portables que puedes encontrar, para llevarlo cómodamente a donde lo necesites.

7. Polaroid PLTRI42

Si quieres un trípode fácil de usar, este es el perfecto para ti. La pieza cuenta con una única palanca que lo hace todo, ajusta el desplazamiento, nivel de inclinación, adaptación de laterales, bloqueo y desbloqueo de la pieza.

Con esta herramienta podrás encontrar el ángulo ideal con sencillez, sin tener que lidiar con complejos controles independientes.

8. Cullmann Nanomax 400T

Su mayor fortaleza es la practicidad y seguridad, es un trípode moderno de una estructura fabricada con aluminio en forma trapezoidal, que permite armarla y desmontarla cómodamente.

Asimismo, está equipada con una placa y un tornillo para cámara, sobre una superficie de corcho para garantizar el acoplamiento perfecto y seguro del equipo fotográfico.

Es un trípode sólido firme, en el que instalarás tu cámara sin complicaciones y con total seguridad.

9. Walimex Basic para cámaras réflex

Con este trípode tomarás fotos horizontales más profesionales. El equipo cuenta con indicador de nivel de burbuja, el cual te asegurará que la pieza está derecha.

El diseño tiene algo curioso, se trata de un gancho en la parte inferior del tubo central que al colgar un objeto pesado se aumenta la estabilidad del trípode.

El modelo es de los más baratos y solo pesa 650 gr. La compra incluye un morral para transportarlo convenientemente.

10. Manfrotto MTPIXI-B

OFERTA
Manfrotto MTPIXI-B - Minitrípode Pixi...
251 Opiniones

Si buscas un trípode para una cámara Evil o CSC este es el perfecto para ti. Es tamaño mini,  compacto, ideal para funcionar sobre mesas o superficies elevadas. Pesa solo 231 gr y mide apenas 18,5 cm de alto.

Su cabeza tiene un particular diseño esférico, con movimientos continuado e intuitivo que lo podrás bloquear en la posición que necesites.

Es elaborado con duradero acero inoxidable con impecable acabo a la vista y al tacto.

11. Igadgitz

Es de los mini trípodes más modernos del mercado, quedarás encantado con sus patas flexibles, que a pesar de esta capacidad, quedará firme sobre cualquier superficie que lo coloques; además si las juntas en una posición recta el trípode se convertirá en un práctico monopié.

Tu creatividad estará  a prueba usando este equipo, ya que lo podrás sujetar a objetos elevados o poco convencionales para conseguir ese ángulo más divertido para tus fotos.

El modelo tiene un precio económico, además puedes comprar adicionalmente varios accesorios que aumentarán la versatilidad de la pieza; desde adaptadores de Go Pro, complementos para la sujeción del teléfono móvil e inclusive podrás comprarlos en kit.




¿Cuál es la función de un trípode?

Este producto es una pieza de equipo fotográfico principalmente usado para brindar una plataforma “manos libres” y estable donde puedas colocar tu cámara. Es usualmente un producto plegable que consiste de tres piernas y una cabeza.

La cabeza o parte superior es el área donde va sujetada la cámara. Un trípode te deja tomar fotografías sin tener que mantener la cámara en tus manos, lo cual puede ser realmente útil en un gran número de situaciones.

Así como los trípodes, también encontrarás diseños tipo monopie para cámara que en vez de contener tres piernas, solamente tienen una. Estas realizan la misma función que el trípode, pero generalmente son menos estables por lo que recomendamos usar un trípode en la mayoría de los casos.

Razones del por qué deberías comprar un trípode

Hay un sinfín de razones del por qué necesitas uno de estos productos para tomar fotografías. La razón principal es que te ayudará a obtener mejores tomas. Abajo te dejaré algunas razones más detalladas y comunes entre fotógrafos.

Capturas más increíbles de ti mismo

Un trípode es una excelente forma de conseguir mejores fotos de ti mismo mientras estás de viaje. Las fotos tomadas utilizando estos dispositivos lucirán mucho más profesionales y naturales que utilizar un palo de selfie – en el que debes extender tu brazo – o tener que darle tu teléfono a un extraño para que haga la captura.

Este producto te dejará configurar la cámara a una altura  y ángulo al que te sientas cómodo,  para realizar una toma perfecta.

Mejores fotografías en lugares con poca iluminación

Las cámaras sufren muchísimo al momento de realizar su trabajo durante la noche, o cuando estás en áreas muy oscuras, por ejemplo dentro de un museo, cueva, restaurant o bar. Utilizar algún trípode te permitirá lograr una mejor toma cuando la luz es escasa.

En estas situaciones, sin este producto, tu cámara tratará de compensar la falta de luz mediante la reducción de la velocidad de toma y aumentando la velocidad ISO que generará – probablemente – una toma borrosa y poco nítida.

Esto se debe a dos razones principales: una velocidad lenta de captura hace más difícil sostener una cámara de forma firme provocando imágenes borrosas. Además, un ISO muy alto hace que las fotografías cojan una consistencia mucho más granulosa, con una calidad realmente pobre.

Haciendo uso de un buen trípode podrás reducir esto gracias a que ajustas la velocidad de toma según tu preferencia, a la vez que disminuyes el ISO, logrando aumentar la calidad de tu fotografía.

Tomas con una mejor composición

Si buscas mejorar las fotografías en general, el trípode es una excelente herramienta para empezar. Ajustar el dispositivo en una posición alta hará que tengas una idea más crítica sobre la composición y cuadrado, en comparación con solo apuntar y tomar.

Esto te forzará a disminuir la rapidez, y convertirte en un fotógrafo mucho más paciente. Esta cualidad – la paciencia – es una virtud definitivamente esencial cuando se trata de fotografía.

¿Puedo usar un trípode con cualquier tipo de cámara?

Absolutamente, puedes usar un trípode con cualquiera que sea el modelo de cámara que poseas, y esto incluye cámaras compactas, sin espejo, DSLRS, cámaras de acción e incluso teléfonos móviles.

Una gran mayoría de las cámaras incluyen un hoyo para introducir una especie de tornillo en la base, que es el punto de montura para el trípode. Este producto tiene un tornillo que puedes ajustar dentro de tu cámara para que se sostenga.

Si usas un teléfono inteligente, GoPro, cámara de acción o una cámara muy básica, probablemente necesites un adaptador para poder instalarla sobre algún trípode. Por ejemplo, para los teléfonos necesitarás un adaptador para móviles mientras que, las GoPros necesitan un adaptador especial.

Los trípodes más avanzados vienen con mecanismo de liberación rápida, que consiste en una placa pequeña que atornillas sobre la base de alguna cámara donde se encuentra el agujero de perforación. La cabeza del trípode tiene una forma sencilla de instalar y remover esta placa, lo que te ahorra tiempo de atornillar y destornillar.

¿Pueden estos trípodes ser útiles para vídeos?

Si planeas realizar vídeos así como tomar fotografías, probablemente encuentres los trípodes muchísimos más convenientes. Un video estabilizado luce más profesional que aquel realizado con el pulso tembloroso de la mano; así que sí, los trípodes son herramientas muy útiles al grabar.

¿Cuáles son los componentes del trípode?

El trípode está hecho de tres piernas, cada una con puntos de metal llamados “zapatos”, y una cabeza con un nivel laser u otro aparato de nivelación instalado.

Piernas

Los materiales más comunes para estas piernas son:

  • Acero – El más duradero, pero el más pesado.
  • Aluminio – bajo peso y sólido.
  • Fibra de vidrio
  • Madera

Las piernas de fibra de vidrio o madera son los materiales más precisos usados a la hora de realizar piernas de trípodes gracias a su falta de sensibilidad a los cambios de temperatura.

Puntos

Cada trípode, sin importar si es fijo o ajustable tiene puntos de metal al final de las piernas para añadirle estabilidad y que puedan brindar un entorno más estable para las herramientas de nivelación en la parte superior del sostenedor.

Cuando se trabaja en exteriores, los puntos al final del trípode son esenciales; pero cuando se trabaja en interiores, estos puntos de metal puede deslizarse e incluso rayar los pisos. Algunas unidades pueden ser adquiridas con cubiertas de goma que previene estos percances.

Cabeza

La cabeza está adjunta a las piernas y permite generar una superficie sólida para conectar los dispositivos de nivelación. La herramienta que utilizas determinará el tipo de cabeza para trípode que necesitas.

Para una gran parte de las aplicaciones láseres, una cabeza plana con un diámetro de 5/8 pulgadas es la más recomendada. Si tu nivel laser u otro instrumento de nivelación no tiene una punta de 5/8 pulgadas, necesitarás comprar un adaptador para hacer la conversión.




¿Cómo debo ajustar el trípode?

Sigue estas recomendaciones para darle un ajuste apropiado al trípode

  • Haz una inspección del nivelador bien sea láser u otro instrumento que esté siendo utilizado para que encaje sobre el trípode.
  • Utiliza los accesorios apropiados disponibles para el dispositivo de nivelación así como el trípode adecuado.
  • Asegúrate que la unidad está limpia y en condiciones óptimas antes de instalar cualquier componente.
  • Cuando instales los niveladores láseres u otros instrumentos, asegúrate de que los tornillos y tuercas no están ni muy flojos ni muy apretados.

Características que debes tomar en consideración

Costo

El precio es obviamente una decisión personal, con trípodes disponibles desde los 25 euros hasta opciones que sobrepasan la barrera de los cien duros.

Si buscas un equipo de máxima calidad para viajes, te recomendaría personalizar tu presupuesto en un rango de 75 a 300 euros – a este precio, estoy seguro que encontrarás una opción fascinante con una alta durabilidad.

Las unidades más costosas tienden a ser hechas de materiales más sofisticados, como aquellos de fibra de carbón que son más ligeros y sólidos como resultado. Los aparatos más económicos están usualmente hechos de materiales menos costosos.

Peso

Esta es una consideración muy importante, especialmente si buscas una unidad para llevar contigo a los viajes. Para estas jornadas, te recomiendo ciegamente escoger una unidad que pese menos de 1,3 kilogramos.

Un peso bajo te ofrecerá una mayor facilidad de despliegue y transportación, haciéndolo mucho más conveniente de cargar contigo cuando viajes. Por lo general, las unidades más pesadas tienden a ser más engorrosas, generando una tendencia de dejarlas en casa – lo que obviamente no genera mucha utilidad.

Estabilidad

Este factor juega una pieza clave a la hora de hacer esta compra. Si tienes una cámara muy pesada, entonces necesitarás adquirir algún trípode que sea más robusto – cuestión no tan imprescindible cuando se trata de cámaras compactas o pequeñas DSLR.

Tamaño

Hay dos tamaños a los cuales deberíamos prestarle más consideración: el primero sería que tan pequeño podemos plegar la unidad, y el segundo sería qué tan alto se extiende. Recomendamos una unidad que tenga un plegado menor a los 53 centímetros para una mejor facilidad de transporte.

En términos de altura, sería ideal que la unidad pueda extenderse hasta los 150 centímetros ya que de otra forma, tendrás que inclinarte constantemente para poder hacer buenas tomas – lo que es bastante incómodo.

Peso

La importancia de conocer el peso de nuestro trípode puede ser especialmente útil para aquellas personas que irán de excursión o senderismo donde el peso de la mochila puede ser una gran preocupación. Ten en consideración de qué está hecho tu trípode, siendo la fibra de cabrón mucho más ligera que el aluminio.

Altura

La altura extendida es algo a considerar cuando realizamos esta adquisición – como hemos mencionado más arriba. Si eres muy alto, encontrarás complicado adquirir algún trípode con una altura superior a los 150 centímetros sin que este pierda la portabilidad y estabilidad.

Échale un vistazo al grosor y construcción de la columna central porque tienden a ser la parte más débil del trípode, y pueden ser fácilmente tumbadas con una simple brisa.

Tipo de la cabeza

Si adquieres una cabeza de trípode de forma separada, ten en cuenta que impactará en el peso que es capaz de sostener. Asegúrate de que la cabeza encajará con el peso de la cámara y los lentes. Recuerda que puedes remover, en gran parte de los casos, la cabeza del trípode mientras haces tu equipaje para incrementar la compactibilidad de la unidad.

Especificaciones extras

Si la protección de tu equipaje está siempre al inicio de tus prioridades, entonces un maletín o funda protectora es imprescindible. Échale un ojo también a los “zapatos” o pies del trípode y las diferentes opciones para diferentes terrenos.

Un nivelador horizontal es recomendado en un gran número de ocasiones, así que un nivel de burbuja (o dos) es muy útil para evitar que la cámara se incline hacia la izquierda. Existen un montón de especificaciones extras que es importante determinar para lograr dar con las opciones más apropiadas en tu caso.

¿Bloqueo tipo Twist o Flip?

Esta es una decisión absolutamente personal, pero que sin embargo, debemos pensar un poco. El estilo “flip” puede brindar un bloqueo mucho más sólido y una mejor rapidez a la hora de manipularlo en un apuro; sin embargo, requiere dedos más fuertes y es algo complicado de utilizar con las manos frías.

El tipo “twist” toma un poco más de tiempo para abrir o cerrar, pero puedes usar toda tu mano cuando haces esta rotación. La mayoría de los fotógrafos reconocidos utilizan este último tipo – aunque sigue siendo algo muy personal.

Durabilidad

Todos queremos que nuestra inversión dure tanto como sea posible, por lo que mantener los componentes y partes movibles  de forma aseada es esencial para lograr esa hazaña. Algunas de las partes movibles necesitan ser engrasadas de vez en cuando. Además, debes estar al tanto de saber si una pieza debe o no ser reemplazada.

Tamaño al plegarse

Preferiblemente tan pequeño como sea posible, pero definitivamente inferior a los 55 centímetros de longitud – que es el límite de altura admitido en la mayoría de las aerolíneas.

Materiales

La fibra de carbón es sin duda alguna el material número uno, gracias a su combinación de bajo peso y fuerza. Sin embargo, es mucho más costoso que otros materiales.