Las 5 Mejores Tronas Para Bebés Para Comer Comodamente

OFERTAEl más vendido No. 1
Star Ibaby Pod...
109 Opiniones

Tu peque ya es mayor de 4 meses y le han recetado una dieta con sólidos, eso quiere decir que ha llegado el momento para usar las tronas para bebés ¡Qué emoción! Seguro como madre o padre has de experimentar la alegría de esta nueva etapa. Forma parte de su desarrollo y para comer las papillas, compotas, sopas y otros alimentos, el más pequeño de la casa debe empezar sentarse.

Allí va a pasar buena parte del tiempo y muchas de las fotos que le tomes, con la boca llena de sopa, serán justamente en su silla para bebés.

Pero ¿cuál escoger? ¿Hay algún criterio importante para seleccionar la mejor trona para bebés? Realmente, no. Pero hay algunas características comunes que debes buscar a la hora de comprar.  Y, claro, además de todas las especificaciones que sean buenas para tu bebé, también sería magnífico una que sea buena para tu bolsillo. Es perfectamente posible encontrar modelos de buena calidad, de marca reconocida a un precio bajo o asequible.

Basta con investigar un poco, tomar en cuenta alguna comparativa o test y la opinión de otras mamás que ya hayan probado diferentes diseños. Más adelante en este artículo te explicaremos con más detalle cómo escoger la que más convenga a tu peque. Entretanto, tienes aquí algunas sugerencias con las sillas mejor valoradas hasta el momento.

¿Cuál es la mejor trona para bebé?

Cuando se trata de buscar productos para bebés, es necesario escuchar lo que digan pediatras y otras mamás con experiencia. Muchas veces te puedes enamorar de algo porque es muy tierno, porque es de diseñador o de la última temporada, pero en realidad no es lo que más te conviene a ti y a tu peque. Si quieres irte por lo seguro, tienes aquí unas sugerencias que te conducirán a la mejor trona para bebés que puedas comprar.

1. Trona evolutiva Chicco Polly Progress5

La trona que evoluciona

Este modelo es de la reconocida marca italiana y está diseñado para adaptarse a distintas etapas del bebé, desde que comienza su dieta con sólidos hasta los 3 años. ¿Cómo lo hace? Reclinándose en 4 diferentes posiciones, una de ellas casi horizontal, especial para proteger la espalda del recién nacido. La altura se regula en 8 posiciones. Entre sus características más convenientes te gustará que, una vez guardada, ocupa poco espacio y además es fácil de plegar. Para comodidad del peque tiene apoya piernas y reposapiés.

Se monta bien, se limpia fácil y es estable. Muchos usuarios la consideran una silla segura, aunque un poco pesada, unos 11kg y soporta hasta 30kg. Con ruedas posteriores mejoraría la movilidad aunque sí tiene ruedas delanteras.

2. Trona con bandeja y cesto Hauck 665107 Sit’n Relax

La de fundas extraíbles

Tiene un diseño convertible  con el que pasa fácilmente de hamaca a trona y está dirigida a niños entre 0 y 2 años de edad. Algo muy importante y práctico de acuerdo con mamás expertas es la facilidad para limpiarla, porque tiene fundas extraíbles de poliéster súper suave y lavables a máquina con agua a 30°C. Así que esto es una ventaja a su favor. El asiento tiene tres posiciones de ajuste para la comodidad del peque y su mamá y además tiene un reposapiés, también ajustable.

Entre los accesorios que incluye está una práctica cesta para dejar juguetes o algún otro objeto necesario para el bebé como las toallitas húmedas o secas, etc. Esta trona también puede plegarse, pero es necesario desmontar la hamaca antes de hacerlo.

3. Silla alta ajustable para bebé Babyfield

Robusta pero compacta

OFERTA
Todeco - Silla...
19 Opiniones

Fue fabricada especialmente para niños entre 6 meses y 3 años y soporta un peso máximo de 18kg. La trona en sí no es muy pesada, de hecho es bastante más liviana que otras similares porque pesa cerca de 9kg. Es plegable para hacer menos espacio durante su almacenaje. Además es resistente, elaborada con PVC y acero, entre otros materiales. Es una trona para comer de las más modernas que hay en el mercado.

Incluye, por supuesto una de las funcionalidades principales, o sea, se puede regular la altura y el respaldo. Es fácil de montar y muy fácil de limpiar. Tiene un precio bajo en comparación con el resto pero la calidad es buena.

4. Trona Mila Jane R75

Desde los 0 meses

Sirve para peques incluso de 0 meses porque su altura es adaptable y el asiento se puede tumbar. Al igual que los modelos que ya sugerimos se puede limpiar fácilmente y tiene diseños infantiles. Está disponible en tres colores diferentes y por supuesto, incorpora su bandeja para comer que puede retirarse a discreción del usuario. Además, tiene su  emplazamiento para el vaso o el biberón y para comodidad del niño, cuando ya está más grande,  añade un reposapiés.

Está entre las que pueden plegarse convenientemente para cuando hay que guardarlas y ocupa poco espacio. No incluye ruedas.

5. Peg-Pérego Prima Pappa Zero3 H3PPZ2PETR

Diseño moderno

Casi siempre las tronas y otros productos Peg-Pérego sobresalen por su original diseño, muy moderno. Ésta en particular está definida por los fabricantes como ultra liviana y multifuncional. Tiene 7 posiciones diferentes para la altura y es bastante compacta una vez que se pliega para guardarla. El asiento se reclina en 5 posiciones distintas por eso puede pasar de ser una hamaquita para el entretenimiento y las siestas a una perfecta trona para comer y jugar.

Tiene como todas un arnés de seguridad.  Tiene doble bandeja que se puede sacar y lavar en el lavavajillas. Otra de las cosas que la hace resaltar es el material de fabricación del asiento que por un lado es 100% algodón para el verano y por el otro de tejido Jacquard para el invierno.

 

¿Qué es una trona para bebés?

Cuando se trata de tu peque, su comodidad y salud son puntos muy importantes para que esté feliz y tenga un buen desarrollo. Muchos productos en el mercado pueden ayudarte en esa tarea, entre ellos la trona para bebés.

Es una silla especialmente alta, diseñada para sentar al niño mientras come, enseñarle correctos hábitos alimenticios y darle también un lugar diferente para sus juegos desde una perspectiva visual distinta a la que siempre tiene por ser pequeño.

Este asiento particular le permite compartir la mesa con sus padres y lo involucra con las actividades de la familia. Una vez que el niño llega a cierta etapa, más de 4 meses, necesita una de estas, incluso para hacer más fácil la tarea de alimentarlo.

¿Qué tipos hay?

Hay diversos modelos  según sus características y funcionalidades. Si andas buscando, revisa cuál pudiera ser la más conveniente.

  • Tronas tradicionales

Son adecuadas para quienes tienen mucho espacio en casa. Las sillas altas para bebé  de esta clase suelen ser fijas, sin opción a plegarse o ajustar su altura. De hecho tienen una posición constante. Por supuesto, traen su bandeja extraíble y suelen ser un accesorio infantil más económico.

Es el modelo más básico y se adapta solo a cierta edad en los peques, es decir, no está hecha para evolucionar desde que el niño está recién nacido hasta que cumple más edad, pero tiene sus ventajas, sobre todo para tu bolsillo.

  • Tronas modernas

Las tronas modernas realmente son un conjunto de distintos modelos, con diferentes estilos, diseños y funcionalidades, algunas de estas son:

  • Plegables

La ventaja mayor de estas se encuentra en la facilidad para guardarlas luego de utilizarlas. Sirven sobre todo para quienes tienen poco espacio en el hogar y la sacan solo cuando el peque debe comer. Dependiendo de su diseño suelen llamarlas tronas de tijera, también regulables. En su mayoría incluyen ruedas en patas delanteras y/o traseras para que sea más sencillo transportarlas.

El rango de edad que cubren es amplio. También radica en el modelo que puedan reclinar su asiento para adaptarse al bebé recién nacido hasta el niño de tres años.  Dado que su mecanismo es más complejo, es común que su precio no sea más económico que el de las tradicionales.

  • Evolutivas

Muchas mamás expertas prefieren esta clase de trona porque se adapta a varias etapas de la vida del bebé. Así no es necesario hacer compras adicionales. Pudieran no ser muy cómodas y suelen ser más costosas pero como duran más en el tiempo, es cuestión de analizar que será más conveniente para tu economía.

  • Elevadores o hinchables

Es un tipo de asiento muy versátil. Puede colocarse sobre una silla normal para darle la altura necesaria al niño para comer o adaptarse en el coche para viajar. Una vez desinfladas, esta clase de tronas son bastante compactas y fáciles de guardar sin que ocupen espacio. Eso sí, hay que pensarlas para eventualidades como salidas a comer, visitas o paseos en el coche y no para usarlas de diario.

Al ser tan blandas pueden resultar incómodas o deteriorarse más rápidamente.

  • Convertibles

Permiten su uso para niños mayores de 6 meses en adelante. Esto es porque luego pueden transformarse en una mesa con su silla. Más adelante tu hijo podrá usarla cuando ya sea mayor de 3 años. La desventaja de estas es que suelen ser de superficie dura y, para un nene pequeño, no son muy cómodas.

¿Qué debes buscar?

Para no equivocarte al comprar una trona para bebés hay varios aspectos que debes evaluar en cada modelo que veas. Toma nota:

  1. Seguridad

Es por supuesto el punto más importante. Hay que evitar las caídas, pellizcos y cualquier otra lastimadura que pudiera producirse. Así pues, las patas de la trona que elijas deben ser antideslizantes o tener buena sujeción. Si tiene ruedas, son necesarios los frenos para bloquearlas. El sistema para extraer la bandeja no debe ser de fácil acceso para el niño. Podría lastimarse los deditos. Por último, debe tener un buen modelo de arnés o cinturones. Esto es para que le sujeten a la silla mientras permanece en ella.

  1. Estabilidad

Es una característica que forma parte de la seguridad pero debes ponerle especial atención. Estable no es igual a pesado y liviano no es igual a inestable. Sin embargo, el cuerpo de una trona estable debe ser robusto, capaz de soportar los agitados movimientos de un bebé de 1 año o dos, sin que pueda volcarse.

  1. Comodidad

Para que el niño quiera sentarse a comer y la creación del hábito sea efectiva, tiene que tener un asiento cómodo. Debe ser suficientemente acolchado pero también firme y con la posibilidad de lavarlo. No debe ser caluroso en verano ni poco abrigado en invierno. Por otro lado, para los más grandes, debe incluir el reposapiés.

  1. Versatilidad

Aunque a veces no tengan el precio más asequible de todos, las tronas que pueden adaptarse a varias etapas del bebé suelen ser las más rentables y convenientes tanto para el niño como para sus padres.  Los asientos reclinables con varias posiciones, alturas ajustables y la posibilidad de llevarla para viajes son verdaderas ventajas.

  1. Portabilidad

Siempre es bueno tener una trona liviana y plegable, para guardarla para ahorrar espacio o simplemente quitarla de vista cuando no se usa. Las ruedas son necesarias en este aspecto, porque facilitan la movilidad de la silla.

  1. Higiene

Es un sitio especial para el desastre. ¿Qué trona no se ensucia cuando come un peque en ella? Lo bueno es que sus distintas piezas puedan limpiarse fácilmente. Que pueda asearse con un paño húmedo, en el lavavajillas o a máquina.

  1. El diseño

Es lo último que mencionamos porque realmente no es lo más importante pero… ¡qué bien cuando consigues una trona que mola! Los motivos infantiles o colores vibrantes le encantarán a tu peque y darán vida a cualquier habitación donde la coloques.  Así que presta también atención a este detalle y tendrás garantizado el éxito.