mejor-videocamara-de-mano

Las 5 Mejores Videocámaras de Mano Para Los Entusiastas del Cine, Conciertos y Deportes

Si sois un entusiasta del mundo del cine y la fotografía, y desde antaño anhelabais poseer una videocámara que os permitiese captar las más singulares imágenes y eventos para la posterioridad, pero tu recuerdo más inmediato se relaciona a esos grandes cacharros con trípodes y cintas, no os desesperéis que hoy en día existen en el mercado, equipos accesibles, portátiles y con altos estándares de calidad y prestación.

Sabemos que a veces no sólo no basta con querer emprender un proyecto o idea, y más aún cuando se requiere estar a la par de las novedades tecnológicas, inherentes a este variopinto contexto; es por ello que hemos preparado esta selección imprescindible que os permitirá poner a vuestro alcance las mejores videocámaras de mano.

¡Animaos! dadle rienda suelta a vuestra vena artística y registrad esas escenas que formaran parte indeleble de vuestras vidas.




¿Cuál es la mejor videocámara de mano?

Decidirse por un determinado tipo de cámara es complicado, los modelos varían en

tamaño y capacidades, sin embargo la elección correcta depende en gran medida de dos factores: el tipo de vídeo que se desea grabar y el  presupuesto con que se cuenta.

Existen muchos atenuantes como lo es el zoom, la forma en que se alimenta el dispositivo, las resoluciones, su portabilidad, etc., que debéis considerar antes de proceder a su adquisición.

Por ejemplo, alguien que quiera grabar los partidos de fútbol de su hijo buscará características diferentes a las de alguien que quiera grabar conciertos. Aquel  que planea grabar muchos recitales, debería dar prioridad a la calidad de audio.

Los que requieran ir grabando escenas de deportes al aire libre necesitarán de una cámara  de acción estilo GoPro; estas por lo general   carecen de visor y pantalla LCD.

Si no se posee un televisor 4K (de 4000 píxeles), no tiene mucho sentido elegir una videocámara compatible, por tanto se puede  acceder a un equipo HD, que por lo general tienen una resolución de 1080p.

A continuación te presentamos las mejores video cámaras de mano:

1. Videocámara Sony Handycam HDR-PJ810E

Alto desempeño y Wi-Fi

La reconocida firma Sony pone a vuestra disposición este excelente dispositivo con los más altos estándares de construcción y funcionalidad.

Podéis capturar esos momentos especiales con su sensor CMOS Exmor R y compartirlos  a través de su proyector incorporado de hasta 50 lúmenes, para obtener imágenes más vívidas y claras.

Acerca o aleja totalmente sin vibraciones o saltos. Su estabilizador óptico balanceado os ofrecerá un inigualable equilibrio, ya que compensará 13 veces más las vibraciones en relación a las cámaras tradicionales.

Posee un zoom óptico de 12x y su aproximación de imagen nítida de 24x. Su resolución es de 6,1 megapíxeles.

Podréis grabar en dos formatos a la vez. En AVCHD para un metraje de alta calidad y en mp4 para compartirlo fácilmente online; os recordamos que dada su calidad podéis respaldarlo en formato DVD.

Utiliza la tecnología  NFC para conectarse vía Wi-Fi; sus dimensiones son de: 13,4 x 6,8 x 7,2 cm; 458 g, desempeñándose de desempeña de manera profesional.

2. Canon LEGRIA HF M46

Con opciones y filtros cinematográficos

La Canon Legria  HF M46 es una videocámara ligera y compacta, full HD de 1920 x 1080 píxeles con una capacidad de almacenamiento de  16 GB, que integra dos ranuras para conectar tarjetas SDXC/SDHC/SD.

Está dotada de una pantalla LCD táctil de 3 pulgadas  y a su vez cuenta con un estabilizador de imagen óptico.

Su enfoque es súper rápido y el sistema de seguimiento funciona realmente bien, se le pueden añadir micrófonos y focos de  iluminación a través de sus entradas.

Cuenta con un acercamiento de 10X y os permitirá una definición de hasta 2,37MP. Podéis proporcionarle filtros de características cinematográficos y editar, sin la necesidad de un ordenador.

Sus dimensiones son: 7,1 x 13,1 x 7,1 cm; 349 g. Es una buena opción para comprar.

3. Sony Handycam HDR-CX220

Buena relación calidad-precio

Sí tenéis un presupuesto más holgado y deseáis buena calidad, os presentamos otra alternativa de la archiconocida marca Sony.

Graba con alta calidad de imagen a través del formato AVCHD, su acercamiento de 32X os permitirá un rápido y preciso enfoque.

Su procesador de imagen BIONZ de alta velocidad proporciona una excelente calidad de imagen y rendimiento, al momento de captar cuerpos que se desplacen  a gran velocidad;  podréis usarla como una videocámara deportiva.

Otorga fotos y videos  con alta nitidez  de hasta  8,9 megapíxeles. Su pantalla LCD de 2,7 pulgadas os permitirá ver y reproducir  vuestros formatos fílmicos.

El dispositivo cuenta con función de detección facial y disparador de sonrisas, con lo que podréis capturar automáticamente rostros sonrientes mientras grabas.

Con una conexión Micro HDMI podréis  conectar la cámara de mano a un televisor con HD y reproducir vuestros archivos. Se carga a través de un cable USB.

4. Panasonic Full HD HC-V180

Portátil  y accesible

OFERTA
Panasonic HC-V180EC-K - Videocámara DE...
67 Opiniones

Con un coste más asequible os presentamos esta cámara de mano, cuyas dimensiones de 5,3 x 11,6 x 5,9 cm; 213 g, la hacen portable e idónea para grabar videos en casi cualquier entorno.

Cuenta con un acercamiento inteligente de 90X y óptico de 50x, posee dos puertos de almacenamiento; uno Mini HDMI y otro USB 2.0, así como una salida para auriculares.

Posee una pantalla táctil LCD de 2,7″ con la que podréis ajustar sus parámetros; las resoluciones de video están comprendidas desde: 640 x 480,1280 x 720,1920 x 1080 Píxeles.

Es compatible con los formatos de imagen JPEG XR, y de video: AVCHD (Advanced Video Coding High Definition) y MP4.

La cámara tiene añadida un estabilizador de imágenes, se carga vía USB, y es capaz de reproducir  películas efectivamente a 2,2 megapíxeles.

5. Cámara de vídeo digital PYRUS 2.7

Para amateurs y con bajo coste

Está cámara HD con pantalla táctil TFT LCD de 2,7 pulgadas, admite una rotación de 270 grados, a  la vez que permite obtener un zoom de 16X.

Su sensor CMOS de 5.0 Megapíxeles os permitirá una interpolación de hasta 24Mp. Trabaja con formatos de archivo fotográfico JPEG  y de video AVI.

Cuenta con una ranura USB, una salida para HDMI y otra adicional  conectarse a un televisor.

Sus dimensiones son de: 18,4 x 15,2 x 10,8 cm y su peso es de 621g. Se alimenta por medio de una batería de litio recargable, y os brindara hasta aproximadamente 2 horas de grabación.

Después de haber hecho una comparativa, estáis ante un dispositivo sencillo e ideal para amateurs; por demás os decimos que es el producto menos costoso del listado.




Lo primero que debéis hacer antes de comprar una videocámara de mano

cámara-de-mano

Si bien podría haber un modelo que os haya hechizado, es importantísimo que antes de comprar una videocámara de mano tengáis claros ciertos aspectos para que ni os decepcionéis con el resultado final, ni abofeteéis a vuestro presupuesto.

Así que lo primordial es que determinéis ¿para qué vais a usar la videocámara? Obviamente, para grabar vídeo, pero ¿de qué tipo?

Porque si es para grabar conciertos, además de imagen, es menester que el dispositivo os garantice calidad del audio; mientras que si vuestros planes están enfocados a la captura de imágenes de juegos de fútbol o eventos familiares, entre otros afines, son diferentes las características a las que debéis darle prioridad.

Concerniente al precio, pues, a modo de “ley universal”, de una videocámara muy barata no esperéis los mejores vídeos.

Y en caso de pretendáis que vuestra nueva videocámara cuente con conexión Wi-Fi y/o resolución 4K, pero no tenéis el plan de compartir vídeos en redes sociales de forma inmediata, ni contáis con un televisor 4K, verdaderamente no merece la pena que gastéis una pasta.

Ahora bien, considerando dichos factores, la clave está en que no escatiméis en tiempo para echarle un vistazo a las más elementales características de la videocámara de mano que os hace ilusión, para saber si están o no adaptadas a vuestras necesidades.

Os hablo del tipo de la videocámara de mano, su resolución, tamaño del sensor, tasa de bits, memoria, estabilización de la imagen, zoom, apertura y audio.

Tipos de videocámara

En esta parte, es importante que sepáis que en el mercado existe una variedad de videocámaras como, las convencionales, avanzadas, de bolsillo y de acción; algunas de ellas, con características que las hacen versátiles, mientras que otras, con peculiaridades orientadas a usos específicos.

Videocámaras convencionales

Son las más comunes y se adaptan a diversos usos; entre ellos, eventos especiales, encuentros deportivos y vídeos caseros, entre otros.

Videocámaras avanzadas

Vienen dotadas con más funciones que las convencionales y son perfectas para profesionales, entusiastas del mundo audiovisual e incluso usuarios domésticos que demandan mejor calidad de imagen.

Videocámaras de bolsillo

Tal y como su denominación lo sugiere, son las videocámaras que cuentan con un diseño compacto y tamaño pequeño para llevarlas en el bolsillo, pero generalmente no ofrecen la mejor calidad de vídeo.

Videocámaras de acción

Muchas veces también conocidas como videocámaras wearables y/o montables, disponen de todos los elementos para hacer capturas desde el punto de vista del usuario o desde donde éste lo disponga.

Por ejemplo, en combinación con los respectivos soportes, con una videocámara de acción se pueden grabar descensos a toda velocidad en patinetas o el paso por un túnel durante una sesión de surf, entre otras cosas, ya sea con el aparato adjunto a la tabla o a la cabeza del usuario.

Resolución de la videocámara

Si bien en el ámbito de vídeo digital esta característica se refiere a la cantidad de píxeles que hay en el metraje, significa que mientras más píxeles ofrezca el aparato, mayor será la claridad y detalle que se verá.

En la actualidad, tenéis para escoger entre definición estándar, alta definición (HD) y resolución 4K (Ultra HD o UHD); entre las tres, las dos últimas llevan la batuta, pero definitivamente la 4K es superior.

No obstante, para disfrutar de la calidad de la imagen en 4K, es necesaria una pantalla 4K o monitor para visualizarla; de lo contrario, en un televisor convencional, se obtendrían imágenes HD normales.

Y concerniente a las videocámaras HD, hoy día, la mayoría ofrece una resolución de 1080p, mientras que en varios modelos aún apuestan por 720p.

Tamaño del sensor de la videocámara

El porqué debéis atender al tamaño del sensor, viene dado a que además de que es allí donde se graban los vídeos, su tamaño tiene un rol protagónico en la calidad del vídeo.

Y es que si bien el tamaño del sensor podría variar entre las videocámaras con la misma resolución (por ejemplo, algunas videocámaras 4K vienen con un sensor grande de 1″, mientras que otras con uno pequeño de 1/2.3″), la realidad es que se necesitan sensores más grandes para conseguir una resolución más alta.

Por otra parte, en cuanto a iluminación, un sensor más grande puede captar más luz, ventaja de guinda en casos en los que haya que grabar en entornos con poca luz; en conciertos y obras de teatro, entre otros eventos, por ejemplo.

Tasa de bits de la videocámara

Aunque esta característica no cuenta con la supremacía de la resolución o el tamaño del sensor, sí que es un factor a considerar al momento de hacer una comparativa entre videocámaras similares.

Ello, ya que en caso de estar cotejando las propiedades de un par de videocámaras con el mismo sensor y la misma resolución, las tasas de bits más altas se traducen como archivos grandes y, por ende, en una mejor calidad de video.

Pero no todo es color de rosa.

La pega con las más altas velocidades de bits, es que la memoria de la videocámara (sea interna y/o externa) se llenará más rápido, por lo que será ineludible que la videocámara venga dotada con mucha capacidad de almacenamiento y/o el uso de una tarjeta SD que además de muchísimo espacio, sea rápida.

Memoria de la videocámara

Si bien las videocámaras de hoy día graban en una memoria flash interna o en una tarjeta SD, ¿cuál de las dos soluciones de almacenamiento es la mejor?

Antes de responder, merece la pena tener en cuenta que de las videocámaras de alta gama resultarán archivos de gran tamaño, dado a la resolución y velocidades de bits; por ende, la memoria se llenará muy rápido.

Ahora, si la videocámara viene con bastante memoria incorporada, difícilmente será la menos costosa, pero no se haría necesario comprar una tarjeta SD con mucha capacidad, la cual no suele ser de bajo precio.

Estabilización de la imagen de la videocámara

Esta característica –disponible en óptica, digital o electrónica, considerándose la primera como la mejor opción- ayuda a prevenir que un metraje tembloroso arruine un vídeo, ya sea por movimientos involuntarias o cuando se graba desde un barco o coche, por ejemplo.

En este sentido, vale considerar que dicho plus se describe en ejes, los cuales se traducen en la cantidad de tipos de movimientos capaz de compensar la videocámara.

Lo que quiere decir que una videocámara con estabilizador óptico de 3 ejes estabilizará tres tipos de movimientos; mientras que un modelo con 5 ejes, estabilizará cinco tipos de movimientos diferentes.

Zoom de la videocámara

Cuando todo apunta hacia grabaciones de vida silvestre, deportes o conciertos, entre otros eventos en los que generalmente la distancia entre el usuario y el objeto o persona marca la pauta, una videocámara que ofrezca mucho zoom se hace imprescindible.

Ahora bien, ¿cuánto zoom se necesita? Eso depende –exactamente- de los escenarios.

Y es que, por ejemplo, desde las gradas de un auditorio o estadio, sería conveniente una videocámara con zoom de 25x hasta 400x; mientras que si la rutina apunta hacia lograr primer plano en una habitación pequeña, un zoom de 5x a 10x sería suficiente.

En adición a los numerillos, otro detalle del zoom que no se debe desestimar, es si se trata de zoom óptico, zoom digital o zoom inteligente.

Entre ellos, el primero marcha ajustando la lente de la cámara; el segundo, recortando la imagen; y el tercero, un tipo de zoom digital, que no degrada tanto la imagen, pero no logra llegarle a los talones al óptico.

Apertura de la videocámara

Esta característica se traduce como el tamaño de la abertura en la lente que deja pasar la luz; por lo que mientras mayor sea la apertura, serán las mejores grabaciones en condiciones de poca luz.

Este valor, se indica en f-stops, donde los números más pequeños aluden a aberturas más grandes. Una de las más comunes, la apertura f1.8 que no decepciona en grabaciones de conciertos, por ejemplo; mientras que la f3 o superior, es una apertura promedio.

Audio de la videocámara

Cuando la meta es obtener un material audiovisual de calidad, no es suficiente fijarse solo en las propiedades de vídeo de la videocámara. El audio es un factor importantísimo; y más, para grabaciones de entrevistas, de músicos en escena o cualquier otro contexto.

Obviamente, en el audio marca la pauta uno de los tres micrófonos con el que venga dotado la videocámara: micrófono mono, estéreo o multicanal.

Ahora bien, os tocaría, pues, escoger cuál de ellos se adaptaría a vuestros propósitos.

Por ejemplo, una videocámara con micrófono mono –el más básico y común en cámaras económicas- graba audio en un solo canal, dando una sensación plana.

Mientras que una videocámara con micrófono estéreo –el más común- graba en dos canales, por lo que es capaz de ofrecer mejor audio que el micrófono mono.

Y una videocámara con micrófono multicanal –disponible generalmente en cámaras avanzadas- asegura sonido envolvente, estupendo para capturar sesiones de música.

Por esta razón el presupuesto es factor clave antes de comprar una videocámara

Si tenéis un presupuesto ajustado, pero es definitivo que queréis comprar una cámara de vídeo asequible y de buena calidad, es primordial es que tengáis una visión de costes a futuro.

Os hablo de considerar, por ejemplo, los precios de accesorios para la que sería vuestra nueva videocámara, como, baterías y memorias adiciones, bolsa para proteger y transportar la cámara, así como micrófonos, trípodes, lamparillas, entre otros equipos que podrían ser necesarios de forma inmediata o posteriormente.

A modo de recomendación. Si habéis apostado por comprar online, usad los filtros de búsqueda de la tienda, en especial en el apartado de rangos de precios; videocámaras entre los 420 euros (mínimo) y 700 euros (máximo), por ejemplo.




¿Para qué comprar una videocámara de mano?

Conociendo vuestras necesidades, tendríais claro el panorama para determinar no solo lo ineludible de haceros con una cámara de vídeo, sino que también las características que debe tener el dispositivo para que esté adaptado a vuestros propósitos y os brinde una estupenda experiencia de usuario.

Seguramente, podríais estar pensando que con preguntar a vuestros amigos o personas diestras en la materia estaríais subsanando las dudas, pero dejadme deciros que esto suele ser engañoso.

La razón de lo anterior, ya que –por ejemplo- si le preguntáis a alguien que graba vídeos de eventos especiales corporativos y familiares, tal vez os sugerirá una videocámara de gama alta, mientras que -en realidad- lo que necesitáis es un dispositivo resultón para hacer vídeos caseros o de acción por hobby.

Os hablo de una videocámara low cost que si bien no vendría equipada con numerosos controles manuales externos o dial personalizable, por ejemplo, sí que sería la guinda para cubrir vuestras necesidades.

Incluso, podría tratarse de una videocámara que incluya pantalla táctil y hasta la función de grabar en cámara lenta y/o timelapse.

Así que antes de gastaros una pasta en un equipo que si bien os garantizará calidad de imagen y audio, entre otros beneficios, considerad vuestros propósitos y así hallaréis la mejor videocámara para que le saquéis el jugo.

Las 5 cosas que nadie os dirá antes de comprar una videocámara HD

Es un hecho que las videocámaras HD llegaron para quedarse, evolucionar y proliferarse.

Muestra de ello, es que no solo hay disponibilidad de innumerables modelos de videocámaras HD, sino que también de variedad de métodos de grabación, como, en cinta, disco duro, tarjeta de memoria flash, DVD y Blu-ray.

Ahora bien, pese a que todo pinta color de rosa, las videocámaras HD cuentan con ciertas particularidades que deberíais tener en cuenta antes de haceros con una, que, por cierto, por un precio no menor a 800 euros si queréis asegurar calidad superior en cuanto a equipo, opciones y resultados.

Una grabación con videocámara HD enamora, pero no es perfecta

Pues sí. Aunque gran parte de los modelos de videocámaras HD ofrece vídeos maravillosos, la imagen jamás será tan nítida ni limpia como los formatos HD DVD o Blu-ray.

Es importantísimo tener claro para qué se usará la videocámara HD

Un material audiovisual en HD es pesado por naturaleza; y si en vuestros planes está grabar vídeos para YouTube, podría aseguraos que este formato sería excesivo.

Además de la videocámara HD, sería muy útil contar con un HDTV

Considerando que generalmente el software de edición suministrado con una videocámara HD es casi inutilizable y que la mayoría de las videocámaras HD dispone de salida HDMI, lo más recomendable es conectar el equipo a vuestro HDTV y aprovechar el mando a distancia incluido.

Un disco Blu-ray es la mejor opción para distribuir una grabación con videocámara HD

Aunque es válido que tras editar el vídeo HD lo transfieras a un DVD, definitivamente el metraje en alta definición se aprovecha es un disco Blu-ray.

Los métodos de grabación en HD solo se asemejan en “para qué sirven»

Si bien el disco duro, Blu-ray o DVD, tarjeta de memoria flash o cinta HDV, sirven para grabar en HD, es importante que tengáis en cuenta las particularidades de cada una de estas soluciones.

Por ejemplo, un disco duro tiene más capacidad, pero es más voluminoso y frágil que una memoria flash, la cual solo almacena 40 minutos de grabación, en caso de que sea de 4GB.

En cuanto a los discos DVD y Blu-ray, significaría girar medios extraíbles, aunque tienen un plus: las grabaciones se pueden reproducir seguidamente en los reproductores de dichos formatos.

Y finalmente, están las cintas DV que graban tomas HDV; pese a sus notables resultados, pues, es una opción que pinta analógica.

Estos son los otros factores a considerar antes de comprar una videocámara

Además de que las características esenciales de una videocámara de mano vayan a la par con vuestras necesidades, existen 5 aspectos que no deberíais subestimar.

Videocámara con WiFi

Que la videocámara que os está haciendo ilusión venga con WiFi os permitiría visualizar las grabaciones desde un móvil, tablet u ordenador dotado con dicha tecnología de conectividad.

Autonomía de la videocámara

La duración de la batería es un aspecto por el que no deberíais escatimar en buscar información en las especificaciones técnicas, ya que de ello también dependerá el tiempo de grabación que pueda soportar la videocámara con una sola carga.

Tiempo máximo de grabación

No todas las videocámaras están dotadas para aguantar la caña largos períodos de grabación, por lo que se hace preciso que le echéis un vistazo a la ficha técnica del dispositivo para que luego no os liéis, al presentarse trances durante el procesamiento de datos.

El tamaño y peso de la videocámara

Características del equipo que de forma necesaria deben estar relacionadas con vuestros planes de grabación. Y es que si vais a adaptar la cámara a un dron, por ejemplo, es menester que ésta sea pequeña y liviana, ¿cierto?

Características adicionales

Podríais apostar por una videocámara con proyector incorporado o con cámara secundaria, por ejemplo.

Con la primera, no ameritaríais conectar la cámara a un televisor o monitor para ver la grabación. Basta con que apuntéis el proyector a una pared blanca o pantalla y listo.

Y con la segunda, pues, ya que tendríais la posibilidad de grabar desde dos puntos de vistas sin mayor complicación, os ahorraríais hasta tiempo de edición.