Las 5 Mejores Almohadas de Embarazo Que Necesita Toda Futura Mamá

Usar la mejor almohada de embarazo posible, es de gran ayuda a la hora de dormir, mientras se está esperando un bebé. Con frecuencia, el progreso del embarazo, el crecimiento del vientre materno supone muchos retos para una futura mamá, entre ellos el descansar cómodamente.

No siempre se encuentra una posición confortable. Puedes verte quizá dando vueltas en la cama (no muy fácilmente, claro) sin poder conciliar el sueño. Tal vez esto cause que tu pareja tampoco logre dormir.

El peso aumentado del vientre hace que muchas madres intenten compensarlo, colocando entre las piernas diferentes almohadas convencionales, pero no en todos los casos consiguen comodidad.

Por eso, la mejor almohada de embarazo que puedas encontrar, sería una excelente inversión para tu descanso y el de tu pareja. Por lo menos hasta que llegue el bebé.

Como hablamos de nueve meses, desde que el test dio positivo, tienes bastante tiempo para buscar. Así que con calma puedes revisar las mejores almohadas de embarazo que hay en el mercado y decidirte por la más conveniente.

¿Cuál es la mejor almohada de embarazo?

La maternidad es un rol  que muchas mujeres han desempeñado a lo largo de la historia y la experiencia hace la diferencia. Siempre hay que hacer caso de las preferencias y consejos de otras mamás, para detectar lo que te conviene si estás en la dulce espera.

La idea es que no te confundas, consigas un precio barato y des con la mejor almohada de embarazo para tu etapa prenatal. Te sugerimos aquí 5 de ellas, elegidas por muchas otras mamás.

A continuación te presentamos las mejores almohadas de embarazo: 

1. Sanggol HS Ann 

Brazos de gigante para dormer

Esta almohada de embarazo proporciona un apoyo de 360° al cuerpo. ¡Es grande! Su forma es de letra U y está fabricada en 100% algodón. Es multipropósito porque no solo es útil para que la mujer embarazada pueda dormir en buena posición. También sirve como cojín de lactancia o simplemente para recostarse a leer un rato. Mide 157 x 97 x 15 cm y pesa casi 4 kilos así que no podrás llevarla donde quieres. Hay que dejarla en casa. La funda es lavable.

2. Flexofill 2008-2-536 

Para alimentar al bebé

Fabricado en Alemania, es un cojín de lactancia muy coqueto, con diseño de lunares multicolores. Aunque deberás tener esto en cuenta si deseas combinarlo con la habitación. La funda es 100% algodón con cremallera para removerla y lavarla. Esta relleno con microfibras de EPS Toxproof y mide 170 x 34 cm. Es bastante flexible, ideal para la lactancia y también para dormir.

3. Cojín de embarazo ETS 

Sí entran dos en la cama

No es una almohada de embarazo pero si un cojín de embarazo. La diferencia es por su firmeza y diseño. Se consigue de diferentes colores. Tiene forma de letra U y permite soporte a la cabeza, el cuello, espalda y caderas. Mide 130 x 80cm aproximadamente y no es de un tamaño descomunal por lo que cabrás en la cama con tu barriguita en crecimiento y también tu pareja. El relleno es de fibra sintética como los edredones. La funda tiene cremallera y es lavable.

4.  Summer Infant 95021 

Para dormir, amamantar y jugar

Las almohadas para embarazadas, que se pueden seguir usando luego, son muy útiles. Esta es una de ellas. Está muy bien para el soporte del vientre. Es cómoda para las piernas, la espalda y el cuello. La funda es lavable e incluye cremallera. Tanto los bebés como niños más grandes pueden aprovecharla. Es tan larga como el cuerpo normal de una persona adulta y bastante flexible.

5. Almohada ETS 

Mejorando la posición del bebé

Es una almohada en forma de letra C que puede usarse para dormir o para amamantar. Está recomendada como un apoyo para mejorar y corregir la posición del feto en el vientre y favorecer un parto más sencillo. También está disponible en muchos colores combinables.

El relleno es de fibra hueca siliconada en bolas.

El tejido es suave y lavable e incluye una cremallera para desmontar la funda.

¿Qué es una almohada de embarazo?

Es una clásica almohada solo que de tamaño superior y con forma diferente, hecha para acomodar el cuerpo femenino a medida que crece y cambia durante el embarazo.mejor-almohada-de-embarazo

Vienen en diferentes formas, tamaños, telas, rellenos y precios. La más popular es en forma de U pero la de cuña y frijol están de moda últimamente ya que caben perfectamente debajo de la panza o entre las rodillas.

Este cojín está diseñado teniendo en cuenta las necesidades de la futura madre. Se usa principalmente para ayudarla a ella y a su bebé a estar cómodos y descansar el mayor tiempo posible.

Como sucede con todos los productos, lo que funciona para una mujer no necesariamente funciona para otra. La parte buena es que hay muchos modelos a elegir así que podrás escoger la que mejor se adapte a ti.

Beneficios de usar una almohada de embarazo

Muchos son los beneficios que proporcionan el uso frecuente de una almohada de embarazo. Ese pequeño cojín que sirve de soporte y relajación para la futura mamá tiene muchos puntos a favor pero lo que más mencionan las compradoras es que es perfecto para ayudarlas a conciliar el sueño.

Las madres que ya han estado en preñez y pasado por un parto saben que necesitan dormir todo lo que puedas antes de que el nuevo miembro de la familia llegue a casa pues a partir de ese momento serán muy pocas las horas que podrás descansar completamente. Generalmente llegas a esa etapa con déficit de sueño por el tiempo que pasas dando a luz.

No obstante, la lista se alarga e incluye entre los puntos positivos una mejora casi inmediata en la circulación sanguínea, también ayuda mantener la calma, reduce la frecuencia cardíaca, relaja los músculos, reduce la acidez estomacal, los niveles de retención de líquidos y dolores corporales. ¿No parecen pocos, verdad?

La almohada de embarazo se ha convertido en una solución factible, rápida, económica y natural para todos estos problemas y muchos otros que se asocian con las molestias para descansar en las embarazadas.

Es que debido a los cambios corporales, a las futuras madres les resulta cada vez más difícil dormir bien por la noche, lo que acarrea también calambres en las piernas y dolores de espalda.

El descanso y el equipo que se utilice para dormir son indispensables para el bienestar de la futura madre y del bebé

Detallemos un poco más cuáles son los beneficios de la utilización de estos cojines:

1.-Proporciona apoyo corporal:

Estos almohadones están diseñados para brindar un soporte adecuado para el estómago, cuello, piernas, hombros y espalda si se usa en posición semifetal.

Este método funciona ya que ayuda a alinear las caderas, el hombro y la columna vertebral pues están diseñadas para adaptarse totalmente a la forma del cuerpo de la mujer embarazada.

2.-Estimula el sueño profundo:

Toda mujer que haya pasado por una preñez sabe que el sueño durante ese período es infinito. Y es que el cuerpo es sabio. La naturaleza sabe que una mujer embarazada debe descansar y un sueño profundo es lo ideal, aunque no todas lo pueden conciliar. Estos cojines reducen la posibilidad de moverse demasiado en la cama.

Al usar una almohada de embarazo y por consiguiente sentirse mejor, puede ayudar al bebé a alcanzar la mejor posición de nacimiento, lo que facilita un parto menos doloroso y más rápido.

3.- Ayuda a la futura madre a mantener la calma:

A menudo, cuando no puede dormir suelen dar vueltas en la cama. Esa ansiedad genera presión en el útero y genera preocupación. Con la ayuda de la almohada, los movimientos se reducen y pueden lograr conciliar un sueño profundo y constante sin interrupciones.

4.-También sirve para el bebé:

Después del parto, la almohada continúa siendo funcional ya que puede usarse para sostener al bebé mientras es alimentado o como una barrera de protección en la cama.

5.-Mejora la circulación sanguínea:

La recomendación de los especialistas es que las embarazadas duerman sobre su lado izquierdo a medida que el bebé comienza a crecer y con este cojín se pueden adoptar distintas posiciones sin afectar la cadera o la columna.

6.-Reduce la frecuencia cardíaca:

Al abrazar una almohada de embarazo, el ritmo cardíaco se reduce automáticamente y se relaja ya que sirve de apoyo emocional y físicamente.

7.-Pies arriba:

Si por recomendación del médico debe mantener los pies en alto, pues la almohada para embarazadas sirve para este propósito.

8.- Relaja los músculos:

Ya que el cuerpo se mantiene quieto mientras se usa el almohadón, los músculos tienen oportunidad de relajarse.

9.-Olvídate del dolor:

El peso extra producido por el embarazo puede generar dolor en las articulaciones y en los músculos de diferentes partes del cuerpo. Pero con una almohada de este tipo se puede ver amortiguado o sustancialmente calmado.

10.-Libre de alergias:

Durante la gestación, las mujeres son más propensas a contraer alergias, problemas respiratorios y erupciones cutáneas pero las almohadas de embarazo están diseñadas con material hipo alergénico para que la puedan abrazar sin inconvenientes.

11.-Adiós a la acidez y la retención de líquidos:

Debido a la posición que se adopta para dormir con esos cojines, se logra reducir la acidez estomacal considerablemente. Lo mismo ocurre con la retención de líquidos, cuyos niveles se reducen al mínimo.

12.- Disminuye los ronquidos:

Al evitar que te acuestes completamente sobre la espalda los ronquidos desaparecen como por arte de magia.

13.- Te acomoda en la posición correcta:

Una almohada de embarazo es ideal para que una embarazada duerma boca abajo ya que es una posición además de incómoda, peligrosa para el bebé

14.- Favorece el sueño lateral:

Estos cojines están ergonómicamente diseñados para ofrecer apoyo en ambos sentidos mientras la madre se apoya de lado, ya que sostiene la cabeza y el cuello y son lo suficientemente grandes como para alcanzar también las rodillas.

El sueño lateral es uno de los métodos de descanso más importante ya que favorece la circulación sanguínea y con un almohadón la madre puede encontrar la amortiguación perfecta para un descanso placentero.

Al dormir de lado-en el izquierdo específicamente-, no se corta el flujo de sangre y la oxigenación sigue siendo la adecuada tanto para la madre como para el bebé.

15.-Práctico hasta después del embarazo:

El almohadón puede seguirse usando hasta después del parto para apoyar al recién nacido tal como si fuera un cojín de lactancia o para apoyar su cuello y espalda mientras descansa

16.- Perfecto para los viajes:

Si deseas realizar viajes largos, el cojín servirá como apoyo para la espalda y así evitarás los molestos calambres.

17.- Papá también se beneficia:

No es necesario que estés embarazada para disfrutar de las bondades de una almohada de embarazo. Si papá – o cualquier miembro de la familia- sufre de dolores de espalda, también pueden usarlo.

Si no te has decidido aún si adquirir o no una almohada de embarazo, piensa que tu pareja te lo agradecerá. Sí, como lo lees, al dar vueltas y vueltas en la cama le harás las noches eternas a papá, así que una almohada de embarazo es la mejor elección ya que podrás conciliar el sueño en un dos por tres por lo que tu pareja también la amará.

Debes recordar que no hay una almohada universalmente perfecta para todas las mujeres embarazadas. Para las que están viviendo la gestación por primera vez, no sabrán identificar muy bien los cambios de un trimestre a otro. Para las que ya lo pasaron antes, puede que en este nuevo embarazo se le presenten nuevos desafíos.

Tipos de almohadas de embarazo

Cuña: Como su nombre lo indica, es una cuña que se desliza debajo de la espalda o del abdomen para brindar soporte. Es una de las más baratas y más prácticas luego de que finalice la gestación. Puedes llevarla de viaje sin inconveniente gracias a su cómodo tamaño.

Vienen en dos modelos diferentes: redonda – se ve como una luna creciente-y triangular –parece un pedazo de queso-. Generalmente están fabricadas a base de goma espuma.

La parte negativa es que por ser tan pequeña, podrías necesitar una adicional para la cabeza ya que solo abarca una pequeña sección del cuerpo.

Longitud completa: Estas almohadas se extienden a lo largo del cuerpo y son generalmente rectas. Son ideales para abrazar ya que su longitud abarca varias partes del cuerpo como cabeza, abdomen y piernas.

La parte negativa es que no brinda soporte en la espalda. Las hay tipo recto –igual que una almohada normal pero muchísimo más grande- y la tipo flexible –se adaptan y se doblan a la forma que deseen.

Corporal: Este modelo no solo abraza tu frente sino también tu espalda. Ofrece un soporte adicional para la espalda. Está disponible en dos estilos: tipo C y tipo U. Suelen venir en tamaño XXL

Entre las ventajas está en que no requiere un apoyo por separado y las desventajas que tiene es que es muy grande y voluminosa por lo que su precio también es muy alto.

Frijol: La almohada tipo Bean tiene forma de frijol y es bastante compacta. Se utiliza para darle apoyo a la parte baja de la espalda mientras estás sentada ya sea en la cama o en una silla de oficina. También sirve para colocar entre las rodillas.

Las almohadas comunes o regulares también son una opción, cada madre decide cuál usar. Algunas intentan dormir con las que tienen en casa. Todo dependerá de ubicarlas estratégicamente en los puntos donde necesitas más apoyo.

La ventaja de no invertir en una almohada para premamás es que puedes usar cualquier almohada que encuentres en casa y puedes seguir usándola después del embarazo, solo que pueden llegar a ser incómodas ya que se desacomodan con facilidad cada vez que te mueves.

¿Qué tan ruidosa puede ser la almohada?

Al hablar de ruidosa nos referimos al sonido que hace al mover tu cabeza y cuerpo sobre ella. Esto tiene que ver con el relleno que posee. Pruébala antes de comprarla, nadie quiere despertar en medio de la noche por culpa de un crujido.

Las de relleno de bolas de espuma de poliestireno son las más económicas pero también las más ruidosas. Las de fibras de poliéster no hacen ningún ruido pero no es transpirable como otros materiales.

También están las que por dentro tienen microperlas, las cuales se sienten como si tuvieran arena dentro de ellas, son increíblemente ligeras y no ofrecen casi ningún ruido al contacto.

Suavidad versus firmeza

Todos amamos las almohadas suaves pero en el caso del embarazo, lo mejor es inclinarse hacia firme que proporcione más apoyo, aunque parezca un poco incómoda al principio, luego te acostumbrarás y hasta lo agradecerás.

Aspectos a considerar antes de comprar una

Piensa en grande:

El tamaño es una de las características de estas almohadas y la buena nueva es que vienen en gran variedad de medidas. Pero antes de elegirla, considera lo siguiente:

-¿Dónde estás durmiendo?

-El tamaño de tu cama

-¿Cuántas personas duermen contigo?

-Espacio de almacenamiento

-La llevarás de viaje

Forma:

Algunas son para uso general y otras para zonas específicas. Pídele ayuda al vendedor si observas que  tiene una forma que no es la clásica para que te oriente en cómo utilizarla.

Relleno:

Tal y como sucede con las almohadas comunes, en las de maternidad también existen diferentes tipos de relleno

-Espuma de memoria: Se le conoce como espuma viscoelástica. Toma la forma de tu cuerpo cuando lo presionas. Una vez que te separas del almohadón, éste vuelve a su forma original.  Algunos fabricantes manejan la espuma triturada ya que hace que el aire circule mejor dentro del cojín, no se caliente tanto y reduzca los malos olores

Fibras de poliéster: La cantidad de espuma que contenga determinará la firmeza del cojín. Es muy popular pero no es el más transpirable de los rellenos por lo que puede generar algo de calor o mal olor.

-Aire: Lo bueno de las almohadas inflables es que al desinflarlas resultan bastante compactas y fáciles de almacenar. También puedes elegir el tamaño en función de la cantidad de aire que le agregues.

-Micro esferas: Se sienten al tacto como si estuvieran rellenas de arena pero son mucho más ligeras

-Fibras Kapok: No es más que las pelusas que expulsa la semilla de un árbol de la selva

Orgánico: El relleno es a base de semillas de diferentes tipos, generalmente alpiste. La parte negativa es que puede llegar a generar un olor particular y no es lavable.

Tejido:

Algunos modelos vienen con fundas extraíbles. La mayoría están fabricadas con una cubierta de algodón, jersey, poliéster o terciopelo. Si eres de las que le gusta lavar a máquina, revisa la etiqueta primero antes de comprar.

Precio:

Tomando en cuenta que todos los artículos para embarazadas tienen variedad de precios. El rango de precios va desde los 18 a los 27 euros, aunque las de alta gama pueden llegar a costar unos 90 euros.

Etapa del embarazo y posición para dormir: El trimestre en el que vas en el embarazo y la posición que usualmente adoptas para dormir son claves a la hora de elegir el almohadón.

Para el segundo trimestre ya deberías comenzar a dormir de lado ya que el peso del vientre puede comprometer la circulación y ya para el tercer trimestre el recostarse del lado izquierdo es una obligación si quieres evitar dolores en la espalda y articulaciones.

Versatilidad:

Si bien está diseñada para usar por la madre durante la preñez, esta almohada también se puede usar después de la gestación como cojín de lactancia o como apoyo para problemas de espalda

Área del cuerpo que te preocupa: Algunas mujeres experimentan dolores en el cuerpo que se pueden mejorar con un solo tipo de almohada pero otras necesitan un apoyo específico. Por ejemplo, las de cuña son ideales para la barriga, la espalda o las piernas. Para el cuerpo completo están las de mayor longitud.

Posición para dormir:

Las almohadas de pre mamá brindan el respaldo necesario para dormir de lado como lo recomienda los especialistas

Útil hasta después del embarazo: Estos cojines pueden ser utilizados más allá del propósito original. Las almohadas de cuña, por tomar un ejemplo, se pueden usar para apoyar la espalda o las piernas cuando estás cansada y las de tamaño completo pueden ayudar a apoyar al bebé cuando sea necesario.

¿Cómo usar el cojín de pre mamá correctamente?

Si ya escogiste la almohada que más te gustó, la sientes cómoda y fresca, lamento decirte que la historia no termina allí. Debes aprender a usarla apropiadamente para poder aprovechar todos los beneficios que prometen.

Apoya bien tu cuello: Al dormir, el apoyo correcto a todas las partes del cuerpo es fundamental, sobre todo si es cabeza y cuello pues así alineas tu columna vertebral.

Almohada para la panza: Recostada de lado, levanta suavemente tu pancita y coloca la almohada. Esta posición ayudará a que el paso de la barriga no presione tus músculos y pulmones.

Coloca la almohada entre tus piernas: Dormir con una parte del cojín entre tus piernas a la altura de las rodillas eliminará la presión en la espalda y el vientre

Eleva las rodillas: Esta es una opción a la postura anterior. Coloca tus rodillas sobre la almohada para conseguir un mayor descanso en las piernas, alejando la hinchazón.

La espalada también debe estar apoyada: eso te dará alivio y confort a tu espalda para evitar que des vuelta sobre ella en la noche

Consejos para dormir mejor

Si aún no has experimentado con una almohada pre mamá, intenta con almohadas de uso regular debajo de la cabeza y el cuello. También puedes probar con una prestada para notar si te adaptas antes de comprar una nueva.

Al final del embarazo trata de no dormir de espaldas. Un estudio reciente encontró  que el riesgo de muerte fetal se multiplica para las mujeres que se quedan dormidas boca arriba en el tercer trimestre.

Previene la acidez estomacal evitando las comidas picantes, saladas o muy condimentadas. Usa estas almohadas para elevarte y evitar que el ardor ataque el estómago.

Si después de estos consejos todavía sufres de insomnio, lo mejor es que consultes con tu médico especialista.

Preguntas más frecuentes

¿Por qué no funciona con una almohada regular?

Es cierto que una almohada regular ofrecerá apoyo y alivio pero no estarás tan cómoda como con una de maternidad. La razón es que la normal no se ajusta a tu nueva forma de manera anatómicamente correcta por lo que el soporte no es el más adecuado.

Habrás notado también que las regulares se desplazan por toda la cama con el movimiento mientras duermes en la noche, cosa que no sucede con las de embarazo.

¿Necesito una almohada de embarazo?

Como todos los productos para embarazos, cada futura mamá es particular en gustos así que la decisión de adquirir una almohada de este tipo dependerá solo de ti

¿Cuál es la diferencia entre una almohada de embarazo y una para el cuerpo?

Los almohadones para embarazadas están diseñados para ayudar al cuerpo de la madre a tener un nuevo tamaño y forma sin dolor y más relajación ya que poseen curvas y contornos, al contrario de las almohadas para el cuerpo que son largas y rectas.

¿Puedo recostarme de frente en mi almohadón?

La comunidad médica recomienda no recostarse sobre la panza durante el embarazo. Esta advertencia se vuelve más importante a medida que va avanzando la gestación.

¿Qué tan seguido puedo lavar mi almohada?

El aseo es personal pero por lo general se recomienda lavar la almohada una vez a la semana, especialmente porque al estar en contacto permanente con ella, los gérmenes no se harán esperar, así como las bacterias producto del sudor añadirán pronto mal olor.

¿Si estoy fuera del rango de altura promedio, puedo usar una almohada de maternidad?

Ciertamente, si estás por encima de la altura promedio te recomendamos usar una almohada de tamaño completo ya que algunos modelos alcanzan los cinco o seis pies de largo. Si por el contrario eres más pequeña d lo normal, existen versiones mini que se pueden acomodar a ti con comodidad.

¿Mi bebé puede dormir en la almohada de embarazo?

Los expertos no recomiendan que los bebés duerman sobre las almohadas de pre mamá. Puedes utilizarla perfectamente como cojín de lactancia pero por ningún motivo dejar al bebé solo sobre ella.

¿Puedo comprar una almohada usada?

No es para nada recomendable usar una almohada que ya ha sido utilizada anteriormente. La única opción es que raramente haya sido utilizada, no le gustó al dueño anterior y no la pudo devolver. Recuerda que este es un artículo de uso personal que puede almacenar ácaros o bacterias que puede perjudicar tu salud y la del bebé.

¿Cuánto tiempo dura la almohada?

La mayoría de las almohadas de embarazo ofrecen una fecha de vencimiento de dos años a partir del momento del desembalaje pero se recomienda reemplazarlas a los 15 meses debido a que la firmeza y soporte se ven comprometidos con el uso y el tiempo.

Tips para realizar una buena compra

-Procura que el cojín pre mamá esté fabricado en algodón o poliéster hipoalergénico ya que las hace más transpirables

-Si no te adaptas de inmediato al uso del cojín, no te preocupes, el entrenamiento es progresivo. Recuerda que tienes muchos cambios en tu cuerpo y lo menos que necesitas es más estrés, así que es mejor ir haciéndolo lentamente.

-No te sientas obligada a comprar una almohada para embarazadas si no lo deseas o no tienes dinero. Prueba usar varias tradicionales para proteger esas áreas adoloridas de tu cuerpo