mejor-barrera-de-seguridad-para-escaleras

Las 5 Mejores Barreras De Seguridad De Escalera Más Recomendada Por Los Padres

Cuando un bebé empieza a desplazarse por sí solo, representa una etapa de desarrollo muy emocionante, ya sea cuando está gateando, emprende sus primeros pasitos y llega hasta correr; sin embargo, a cada padre se le enciende una alarma interna que los hace estar atentos a los peligros que puede correr el pequeño, por lo que se necesita estar más pendientes y contar con dispositivos de seguridad como la mejor barrera de seguridad de escalera.

Basta un pequeño descuido para que el niño en medio de sus travesuras se nos pierda de vista, por supuesto, el bebé empieza a sentirse independiente y quiere explorar solito el mundo alrededor, entrando a sitios recónditos, intentando abrir puertas, llegar a zonas en la que no debería y hasta intentar subir o bajar escalones, y es justo en esos momento en el que los padres tenemos que tomar todas las medidas de resguardo posible para que el bebé no corra riesgos.

Dispositivos de seguridad para niños hay demasiados, pero uno de los más usados y casi imprescindibles es la baranda o puerta para limitar el espacio donde juega el peque o los lugares a los que no puede pasar.

En los distintos modelos varía la altura, el largo, colores y materiales de fabricación, lo que además hace posible encontrarlas desde los precios más bajos hasta lo no tan económicos, pero tratándose de un dispositivo safety las fábricas se preocupan por que sus modelos cumplan perfectamente con su función, además que sean fáciles de instalar, desinstalar y guardar, para garantizar la mayor practicidad para los padres y seguridad infantil.



¿Cuál es la mejor barrera de seguridad?

Considerando que se habla de la protección de tu niño y de evitar accidentes, seguro no dudarás sobre invertir en el mejor modelo, y para elegir al indicado, has llegado al sitio correcto donde presentamos cinco modelos los cuales luego de hacer algunos test y analizar la experiencia y opinión de los padres concluimos que son las opciones más destacadas, garantizando además que todas tienen la buena relación precio calidad que todos esperan en un producto como este.

A continuación te presentamos las mejores barreras de seguridad: 

1. BabyDam Premier – Barrera de seguridad

La más recomendada

El nivel de seguridad que ofrece esta barrera es uno de los más altos, además que sus dimensiones son fácilmente adaptable a espacios mayores de hasta 119cm, siendo una de las más grandes entre nuestras recomendaciones, sin embargo, si tu casa tiene espacios reducidos, la fabrica ofrece versiones más pequeñas y a precio bajos.

La valla se ajusta a presión, con resistentes terminales metalizados revestidos en goma que fijarán la baranda justo donde la necesitas, además la estructura es extensible y se abre en ambas direcciones.

El modelo es fabricado, sometido a test y aprobado bajo exigentes estándares, la misma es de aluminio y mide 72 cm de alto.

Su buena calidad la ha convertido en una de las favoritas de los padres, y a pesar de que no es la más barata, su inversión merece el esfuerzo.

2. Munchkin Extending – Barrera de madera

La mejor para la parte superior de la escalera

Para instalarla es necesario perforar la pared, quizá esto no sea atractivo para muchos, no obstante si es para la parte superior de una escalera, es la manera más segura de sujetar la barrera.

La pieza está fabricada en madera y tiene un sistema sencillo de apertura a través de un botón que activa el mecanismo, aunque para los pequeños es complejo y no lo podrán abrir. El manual es de los más detallados, así que no tendrás inconvenientes a la hora de colocarla.

Al ser de madera es más liviana que muchas, sin embargo es lo suficientemente robusta para cumplir con su función a cabalidad, aparte tiene un precio asequible y una calidad superior a la esperada.

3. Hauck 597101

La mejor para ajustarla a tu decoración

Además de cumplir con la seguridad que todos buscan, podrás elegir entre los modelos disponibles y distintos colores para que combine con la decoración en tu hogar, ya sea, tomo metalizado, madera, blanco, gris e inclusive con diseños infantiles.

Los mecanismo del cerrojo son dobles, la barra se fija a presión, mide 77cm de alto, la distancia entre las barras es de 6cm y funciona en marcos de puertas y escaleras.

Es una de las más vendidas por el precio bajo que tiene y lo sencilla que es de instalar, también su acabado es bonito, es duradera y cumple con lo que promete.

4. Lindam Easy Fit Plus Deluxe

La mejor para marcos pequeños

Es una de las barandas de seguridad más sencillas y fáciles de utilizar, sin embargo, es supersegura, perfectamente operativa en espacios pequeños y se asienta con cuatro puntos de presión que no maltratarán la pared.

En su máxima amplitud alcanza los 82 cm por lo que es ideal para escaleras de caracol las cuales típicamente tienen un canal más estrecho, aunque adicionalmente se venden extensores que la podrían hacer cubrir áreas más grandes.

El sistema de cierre está resguardado de la curiosidad de los pequeños ya que depende de pulsadores y movimientos específicos.

Igualmente los materiales son de primera calidad que mantendrán su acabado por largo tiempo, asimismo es económica y va genial con su aspecto elegante.

5. Safety 1st – Barrera de puerta de metal

Bonita y económica

Lo que más te gustará es que es la menos costosa de todas, pero aun así está entre las mejores opciones por su resistencia y durabilidad. Viene prácticamente armada, solo te queda sacarla y graduar la presión en el marco.

La característica especial de la pieza es que se cierra automáticamente, inclusive con pequeños impulsos, de hecho, difícilmente se mantendrá abierta.

Mide 70cm de alta y se adapta en puerta entre 73 y 80cm, al mismo tiempo se puede usar en espacios interiores y exteriores.

Los usuarios que ya la tienen se muestran satisfechos y es una de las mejores valoradas entre nuestras sugerencias.





Tipos de barandas de bebés

Puertas a presión

mejor-barrera-de-seguridad-para-escaleras
Barrera de Seguridad de Escaleras

Este tipo trabaja con un sistema de presión en los bordes para mantenerse firme. Los mejor de estas puertas es que son fáciles de mover e igualmente no es necesario perforar paredes o hacer procesos complicados de instalación que aseguren el montaje.

La desventaja es que si es un adulto el que tropieza con ella, probablemente no sean tan resistente como para mantenerse puesta, inclusive, si el niño ya está crecidito y aplica fuerza suficiente, también la podrá empujar.

Puertas duras instaladas

Definitivamente son las más seguras por su instalación, la cual usa partes enroscables en la pared para asentar la puerta.

Los posibilidades de que luego de instaladas se muevan son muy bajas por su robustez, sin embargo, el modelo no pierde la practicidad de instalarla donde la necesites dentro de tu casa.

Con diseño especial para mascota

La particularidad del tipo es que tu niño estará con el tránsito seguro y restringido, pero tu mascota si podrá desplazarse libremente ya que las barreras tienen puertas especialmente diseñada para que los perros y gatos pasen libremente.

De lo que se debe percatar cada padres es que la puerta sea del tamaño justo para que pase la mascota pero no el niño, de lo contrario la berrara no cumpliría con su trabajo.

Lugares donde es recomendado instalar las barreras de seguridad

Parte superior de la escalera

Se coloca para bloquear de manera segura la posibilidad de que el pequeño intente bajar la escalera. Normalmente las utilizan con anclajes cuando el niño tiene más un año, además que se reduce la posibilidad de que la mascota con ágiles movimientos pueda tumbarla.

Al pie de la escalera

Este, junto con el anteriormente mencionado son los sitios más populares para instalarlas las barandas, sin embargo, en la parte inferior se pueden usar sin mayor problema las barreras a presión, ya que existe menos riesgo de que el pequeño pueda deshabilitarla, no obstante si lo hace, los riesgo de accidente son mínimos por estar abajo.

Pasamanos

A los niños le va a causar curiosidad la nueva pieza del hogar, y en muchas ocasiones van a querer estar cerca de ella, tocarla y hasta intentar treparla. Algunos modelos considerando esto incorporan prácticos pasamanos que son más cómodos de sostener para tu chiquito, además que evitan cualquier maltrato que pueden sufrir en las manos por las barandas que no cuidan el acabado en la parte superior.

Características más importantes

Antes de elegir la baranda ideal según tu espacio y tu hijo, es necesario tomar en cuenta las siguientes especificaciones.

Altura

La altura recomendada depende del tiempo que esté destinada a usarse, ya que cuando tu bebé esté más grande la misma debe ser lo suficientemente alta y alcanzar al menos tres cuartas partes del tamaño del niño.

Construcción estable

Lógico, mientras más estable mejor. Las mejores barreras tienen puertas resistentes, estructura sólida, con buen acabado, bisagras fuertes (si las tiene), y cada pieza bien ensamblada que juntas hagan un elemento seguro.

Cerrojos

Varios diseños incluyen pasadores de doble acción superseguros que un adulto necesita ambas manos para abrirlos, aunque igualmente no dejan de ser fáciles para que estos pasen, pero prácticamente imposible de que un bebé la desbloquee.

Indicadores

Algunas barreras para garantizar el correcto uso tienen  dentro de su sistema de funcionamiento, algunos sonidos como clics o alarmas que alertarán si la puerta no quedó mal cerrada. Son útiles cuando pasas la barrera apurado y no te das cuenta de que pudo queda abierta, sin embargo, aún con este plus siempre hay que estar lo más atento posible. Nada más seguro que tu atención para cerciorarte que todo está bien.

Otras cosas a considerar antes de elegir

Diseño robusto

Ya te explicamos un poco que es un diseño fuerte lo que en realidad mantendrá a tu pequeño a raya. La baranda debe ser invulnerable a cualquier intento de tu niño, solo así será tan segura como cada padre espera. No te molestes por favor, en invertir en esos modelos delgados y hasta antiestéticos que harán poco por la seguridad solo por ahorrarte unos euros.

Igualmente el mecanismo de seguridad debe ser fuerte para pasar, pero sin un esfuerzo para un adulto, asimismo el diseño no debe tener perforaciones o espacios donde tu bebé pueda introducir la mano o un dedo y quedarse atorado.

Lo bueno es que los fabricantes están al día con estas necesidades y la mayoría de los diseños cumplen con estos detalles.

Material

Es una propiedad importante, puedes encontrar las más comunes de metal, plástico o madera. Hay quienes no las recomiendan de madera puesto que los niños les encantan usar sus dedos y dientes con este material, además también está más propenso al pronto desgaste. Las de plásticos son bastantes sugeridas, sin embargo son las metálicas las favoritas de los padres por su durabilidad y firmeza.

Costo

No basta con que sea cara, ya que algunas a pesar de su alto costo podría tener ciertas deficiencias con las que no quisiéramos lidiar. Una buena barrera de seguridad es una mezcla de buen gusto, diseño práctico, eficiencia y precio justo. Es bueno saber que se puede encontrar modelo de excelente calidad a precios asequibles que sin duda son las mejores opciones.

Ubicación de la barrera dentro del hogar

La baranda puede ser de las más efectivas, pero si no se ajusta a la perfección en el área donde la necesites no servirá de mucho. Lo más conveniente previo a comprar es medir los espacios donde pudiese ser usada; lo bueno de las barandillas es que muchos son ajustable a determinados rangos de espacios.

Altura del bebé

No solo es medir el espacio de la casa, también es necesario conocer la estatura del niño, porque además de robusta y firme la baranda debe ser lo suficientemente alta para que los niños se vean desmotivado a intentar saltarla.

En promedio los padres usan las barandas hasta los 3 años aproximadamente y según la media de la estatura de los chicos a esta edad, la barrera funciona bien cuando mide 20 pulgadas. Así que ya tienes una referencia de más o menos cuál es la altura que precisas.

Facilidad al abrir

Las que trabajan a presión son más complicadas de abrir, porque se necesita cierta fuerza que tú puedas aplicar, pero el pequeño no. Por su parte las barreras duras son más fáciles y esta característica es bien valorada por las madres que están a toda velocidad dentro del hogar y necesitan traspasar la barrera.

Las distancia entre las barras

El espacio entre una y otra no debe ser mayor de 2 3/8, todo con la finalidad de que el niño no pueda introducir la cabeza entre los tubos y quedar atrapado.

Construcción bajo estándares de seguridad

Aplicar normas de seguridad en la elaboración de este tipo de dispositivos es muy importante, los mejores cuentan con la certificación JPMA y solo estos garantizan que la pieza se construyó bajo exigentes esquemas de seguridad.

Ya sea de tipo puerta dura o presión, estos parámetros de elaboración toman en cuenta las medidas y componentes en pro del resguardo del niño y la tranquilidad de los padres.

Adaptabilidad y versatilidad

Ya te mencionamos que el tamaño de las barandas es ajustable, pero hay otras que inclusive van más allá. Y se pueden convertir es pequeño cercos para resguardar áreas más grandes, por ejemplo un gran espacio dentro de tu sala.

Estas se convierten en una completa barrera de protección que no se ajusta en las paredes, solo es una gran pieza para rodear al pequeño, aunque estas se usan en los niños más pequeñitos, puede que la desees así.

Barreras de seguridad para viaje

Si eres un viajero frecuente y te llevas a tu pequeño, probablemente te interesen los modelos compuestos por una malla y un marco ajustado a presión. Los mismos son los apropiados para viajes porque se pliegan y son bastante ligeros; sin embargo, no se recomienda para usarlo a diario ya que para pasar a través de ellos hay que moverlos cada vez para arriba y para abajo.

¿Puedo utilizar una barrera de escalera para mi perro?

Si vas a una tienda de mascota y no tienen un producto que cumpla con esta función, puedes usar una típica barrera para mantener a las mascotas en espacios determinados, de hecho mucha gente lo hace.

Algunas son tan resistentes que pueden aguantar jaleos y empujones de perros de hasta 25 kg, no obstante, no esperes mucha efectividad cuando se trate de un perro mayor.

¿Cuándo es el tiempo recomendado para comprar una barrera de seguridad?

El momento más apropiado para comprar una barrera para escaleras y puertas es cuando tu pequeño empieza a explorar el mundo. El niño por lo general empieza a desplazarse solito entre los 7 y 8 meses de edad.

Ahora, ya cuando están más grandecitos y ellos intenten abrir la puerta, su curiosidad y nivel de desarrollo harán que no demore mucho en pasarla, y es justo ahí donde la barra no servirá de mucho, e inclusive podría convertirse en un peligro para el pequeño.

Mi bebé es bueno trepando ¿Qué debo hacer?

Si tienes un hijo demasiado activo, y sientes que podría ser habilidoso para trepar esa valla que ves en la tienda, la solución es fácil, solo debes elegir  una que lo supere en altura aproximadamente en cinco pulgadas, de manera que tu pequeño al mirarla no se sienta capaz de traspasarla.

La misma tampoco debería contar con una estructura que facilite treparla, por ejemplo, con barras transversales en las que el bebé pueda colocar sus pies y subir.

¿Las puertas metálicas son seguras para mi bebé?

La construcción de las puertas metálicas son las mejores, su resistencia hacen que sean las más seguras, invulnerable arañazos y golpes y lo mejor es que la mayoría tiene certificaciones JPMA y ASTM y además son PVC free.

¿Necesitas una puerta de bebé?

Si tienes una casa de una sola planta, probablemente no lo veas necesario, pero aún así hay padres que por seguridad necesitan restringir el acceso libre al pequeño en determinados espacios, habitaciones o áreas, por lo que igual invierten en barreras de seguridad.

Algunas sugerencias adicionales

Nunca debes utilizar una barrera a presión en la parte superior de la escalera, sería una mezcla peligrosa la ubicación con el tipo de baranda, ya que basta un impulso que podría ser hasta involuntario para derribar la baranda y es lo último que se quiere.

Si es para la parte superior las mejores son los cuerpos fijos, sin embargo las de presión funcionan muy bien al pie de la escalera o en otros lugares.

Además de la edad del niño y la estatura, se recomienda también comprobar la información del fabricante de la baranda, es probable que tenga sugerencias adicionales.

No elijas barreras que no cumple con estándares reconocidos de seguridad.

Las buenas barandas, generalmente funcionan para todos los pequeñas hasta al menos los 24 meses.

Es necesario leer detalladamente el manual antes de instalarla, esta es una de las garantías de que nuestra barrera funcionará perfecta.

Al pasar un adulto y cerrar la barrera el mismo debe asegurarse que quedó bien cerrado, existen modelos que exigen mayor precisión para bloquear el paso.

Y por último, aún con la barrera más eficiente del marcado, no debes dejar al niño solo, ya que la seguridad de este va mucho más allá que cualquier dispositivo de seguridad.