mejor-bolsa-porta-alimentos

Las 6 Mejores Bolsas Porta Alimentos Que Mantienen Tus Comidas Más Frescas y Deliciosas

Tomar un merecido descanso para almorzar es realmente importante, es por eso te recomendamos que adquieras la mejor bolsa termica porta alimentos. Con ella podrás tener siempre una comida sana y saludable hecha en casa, sin gastar dinero o tiempo de más y sin poner en riesgo tu salud y alimentación.

Estos productos pueden ser de metal, de tela o plásticos, estilo tupper. Son ideales para personas que están cansados de las monótonas opciones de la cafetería, de gastar dinero en almuerzos no saludables o incluso para personas fitness que quieren tener siempre una merienda sana y llena de energía para sus actividades.

Hasta les puedes sacar provecho llevando los alimentos de tu bebé a cualquier lugar y en cualquier momento.

¿Cuál es la mejor bolsa termica porta alimentos?

Si ya estás decidido a comprar la mejor para ti, pero no sabes cuál pueda ser, no te preocupes. Nosotros hemos creado una completa lista comparativa con los mejores modelos del mercado, así podrás compararlos, ver sus bondades y características y escoger el que mejor se adapte a lo que buscas y necesitas.

A continuación te presentamos las mejores bolsas porta alimentos:

1. Valira Bolsa porta alimentos, color negro

Excelente y atractivo diseño

Se trata de una bolsa con diseño moderno y pared rígida, así como una apertura doble para que puedas tener un mejor acceso al interior y para facilitar la limpieza del producto.

El interior es aislado y tiene bolsillo para colocar algún accesorio o cualquier otro alimento o ingrediente bastante plano y delgado, lo cual es bastante conveniente.

Viene con dos contenedores herméticos anti derrames de 0.75 y 0.5 litros cada uno, los cuales te permiten guardar tus alimentos allí y evitar cualquier desastre o accidente desafortunado.

Este modelo es bastante ligero y cómodo, ya que tiene una cinta expandible y larga para poder colgarlo sobre el hombro. Puede ser el menos económico de la lista, pero es una excelente opción.

2. Quid Go Lunch – Bolsa portamenú

Sencilla, versátil y de buen tamaño

Este modelo de tela tiene dimensiones de 22 x 13 x 22 cm, por lo que es bastante compacta, pero acepta una buena cantidad de comida y se mantiene bastante ligera de peso.

Viene con un asa suave y resistente para llevar con facilidad y una cinta larga extensible para llevar sobre el hombro. A su vez, incluye una bandeja separadora regulable en altura y una rejilla porta cubiertos.

Con ella también adquieres dos recipientes herméticos de 850 ml aptos para microondas, refrigerador y hasta el lavavajillas, por lo que es realmente fácil de lavar y mantener en buen estado.

El interior es de plástico aislante y lavable, no incluye químicos o materiales dañinos para ti ni para el medioambiente. Es un modelo de muy buena calidad y muy buscado por los usuarios.

3. Bolsa térmica porta alimentos Life Style

Cómoda y fácil de llevar

El exterior de esta lonchera de tela es impermeable y el interior es térmico y aislado, con altos estándares de calidad para satisfacer tus necesidades. Sus medidas son de 24 x 14 x 23 cm.

En el interior tiene una bandeja y dos recipientes aislados que se pueden usar en microondas, así como dos servilletas de tela para mantener la buena higiene durante el almuerzo.

Los recipientes interiores son de 0.82 L y el interior con aislamiento es de muy buena calidad, ya que sirve para mantener las temperaturas de los alimentos en los niveles adecuados, ya sean calientes o fríos.

Este modelo incluye un asa bastante cómoda en la parte superior para llevarla como una pequeña mochila y una tira larga extensible para que la puedas llevar colgada al hombro.

4. TATAY UrbanFood – Bolsa térmica porta alimentos

La más popular

Se trata de la bolsa porta alimentos más buscada por los usuarios gracias a sus excelentes características y su precio más que asequible para ser un modelo textil y semi rígido de excelente calidad.

Es un modelo lavable a máquina, resistente y duradero que además tiene un interior aislante que mantiene el calor o frío adecuado para mantener tus alimentos en buen estado.

Una de sus grandes ventajas es que incluye 4 recipientes herméticos libres de BPA y aptos para el lavavajillas, microondas y congelador. Dos de estos tuppers son de 0.5 L y los otros de 0.2 L.

La bolsa es bastante ligera e incluye el asa superior y una cinta extensible para un transporte más sencillo y cómodo. También viene con una rejilla interior para guardar cubiertos o servilletas.

5. Bolsa Porta Alimentos Coofit

Cómoda y de neopreno

En el segundo lugar de los modelos más económicos de nuestra lista se encuentra esta bolsa de precio bajo hecha de neopreno. Está disponible en varios diseños con diferentes colores y patrones.

Está hecha de material resistente de 3 mm de grosor con multispandex y características ideales para picnics y otras salidas familiares de calidad.

El interior es impermeable y aislado para que tus comestibles se mantengan siempre en la temperatura adecuada y sin que ningún elemento externo pueda dañarlos. A su vez, viene con cremallera de nailon.

Recuerda que es una bolsa grande de 30 x 20 x 16 cm con buen espacio para tus recipientes herméticos y hasta frutas. También viene con una funda para cubiertos y una correa para hombro ajustable.

6. MIER fresca rosa bolsa de dos compartimentos

La menos costosa del mercado

La lonchera de la marca MIER es una pensada para chicas y, a pesar de ser la menos costosa de toda nuestra lista, es una de muy buena calidad y prestaciones.

Esta bolsa porta alimentos es de tela, fácil de limpiar, respetuosa con el medioambiente y además está hecha con materiales duraderos y confiables. También incluye una correa larga y ajustable para el hombro.

A su vez, el interior aislado viene con dos compartimientos para separar tus comidas y bebidas de la forma que más te convenga. Puedes acomodar recipientes herméticos, latas, líquidos con termos y más.

Este cómodo modelo puede ser usado en el cole, para picnics y más. Aunque, por sus colores y diseño, puede que sea más apta para niñas que para el trabajo. De todas formas, todo dependerá de tus gustos.




Breve historia de las bolsas porta alimentos y los alimentos empacados

En la naturaleza podemos encontrar alimentos con su propia envoltura, y las nueces son un ejemplo de esto. Basadas en esta idea, las esposas de los mineros de estaño de Cornualles inventaron el pastel de Cornualles, envolviendo la carne y otros ingredientes sellados. Por su parte, los ingleses en el extremo más bajo de la estructura social llevaban su comida en pañuelos, mientras que los ricos la llevaban en cajas de madera tallada.

Las primeras loncheras eran latas de tabaco o de galleta, pero muy pronto fueron reemplazadas por latas litografiadas que podían personalizarse. El primer modelo metálico fue creado en 1935 y estaba decorado con el rostro de Mickey Mouse. Era una lata oval con una bandeja extraíble y un mango.

Los trabajadores industriales siempre han necesitado de este tipo de recipientes resistentes y rígidos para mantener sus comestibles en buen estado, protegerlos de las suciedades propias de su oficio y del peligro de que se rompan, pero otras personas tienen poca necesidad de recurrir a las cajas de acero de alta resistencia.

A su vez, las primeras bolsas porta alimentos para niños venían con diseños parecidos a cestas de picnic y fueron decoradas con imágenes infantiles.

Sin embargo, con las comodidades actuales de las oficinas y trabajos modernos, las bolsas de almuerzo proporcionan un cuidado más que suficiente.

Tipos de bolsas porta alimentos

mejor-bolsa-porta-alimentos
Bolsa Porta Alimentos

Hay muchísimas personas que llevan sus comidas en bolsas, tarteras o fiambreras, como se las conoce en algunas partes, así que no sorprende que sean fabricadas de forma masiva y a gran escala. Por eso te las puedes encontrar en todos los tamaños, colores, tipos y modelos.

Para que puedas escoger la que mejor se adapte a ti, aquí te explicamos los diferentes tipos de bolsas:

Plásticas:

Los primeros modelos de este estilo datan de 1960 y, desde entonces, están disponibles un muchos colores y diseños, desde los más contemporáneos hasta los retro. Lo bueno de estos modelos es que son higiénicos y atractivos, pueden tener aislamiento térmico, lo que es ideal si viajas en un carro caliente, en días calurosos o si tienes alimentos que se dañan fácilmente como quesos o pescados.
Los modelos infantiles suelen ser de plástico con imágenes de personajes de caricaturas o series infantiles. Mientras que los modelos retro sin imágenes o una estética especial pueden ser personalizadas con pinturas, pegatinas y fotografías.
Eso sí, te recomendamos que busques un modelo que no esté hecho de vinilo PLC que contiene plomo ni con químicos como los ftalatos.

De tela:

Pueden ser de lona simple hasta modelos más avanzados con aislamiento isotérmico para mantener los alimentos frescos por más tiempo. También son cómodas para usar y llevar, son ligeras y no tienen químicos dañinos ni plomo.

Metálicas:

Así como los modelos plásticos estándar, hay modelos más duros y rígidos, hechos con aluminio, metal o acero inoxidable. También puede haber modelos de tela o plástico que incluyan partes metálicas anti derrames o botellas para líquidos.
Estos modelos son más populares para adultos que niños por sus necesidades de durabilidad y se utilizan mucho más en trabajos

Botellas para bolsas porta alimentos

Generalmente, el término “bolsas porta alimentos” se refiere al kit de bolsa con termo, la cual, desde los años ’70, se convirtió en un modelo de plástico con espuma aislante. Estas botellas son ligeras y aguantan un uso fuerte, por lo que pueden ser llevadas en picnics y otras salidas familiares.

Otras opciones incluyen los frascos de comida, los cuales se pueden añadir a las bolsas de alimentos y pueden ser usados en invierno para hervidos y sopas o en verano para ensaladas de fruta o sopas frías como gazpacho.

Lo que debes buscar antes de comprar una bolsa porta alimentos

Si quieres una buena lonchera para ti o tus hijos, te recomendamos que tomes en cuenta todos los siguientes aspectos:

Con aislamiento:

es de vital importancia para tener alimentos frescos y fríos, por lo que debes buscar un modelo con aislamiento grueso para una mayor capacidad de mantener el frío. Puedes saber si el modelo que ves tiene aislamiento revisando sus especificaciones.

Fácil de limpiar:

Siempre pueden ocurrir accidentes por envases mal cerrados o por mucho movimiento. Por ello, te recomendamos buscar un modelo que sea fácil de limpiar para ti con agua jabonosa y un trapo húmedo.
Por otro lado, si es de neopreno, podrás lavarla a mano con agua fría.

Volumen y capacidad de expansión:

Piensa en el tamaño de los alimentos que vas a llevar en tu bolsa, ya que de ello dependerá si necesitas un modelo grande o pequeño. De todas maneras, siempre es bueno que tomes en consideración modelos expandibles que se ajustan al tamaño de lo que guardes en ellos.

Portabilidad:

En cuanto a esto, existen diversas soluciones para tu comodidad. Una de ellas son los modelos con clips que pueden engancharse a tu mochila o las bolsas con cintas para llevar al hombro.
Otras opciones también incluyen tiras y mangos acolchados para llevar fácilmente en tus viajes al cole o el trabajo.

Durabilidad:

Los niños suelen dejar caer sus loncheras en el carro, el cole, bajo los asientos, en el casillero, al piso y a donde puedas imaginar. Es por ello que necesitas un modelo resistente que aguante todo ese abuso.
Puedes buscar bolsas porta alimentos que se cierren por completo, que evitan que los líquidos se derramen por todos lados y además son fáciles de volver a llenar.
También, si necesitas un extra de resistencia, puedes encontrar modelos con forro duro para evitar que la comida sea aplastada. Lo bueno es que igual son fáciles de limpiar.

Características adicionales:

Puedes buscar modelos con bandejas extensibles, las cuales pueden servir como base sobre la cual se puede comer de manera higiénica y sin botar alimentos al piso o la superficie donde se come.
También puedes buscar compartimientos adicionales, múltiples y ajustables para llevar diferentes alimentos de forma ordenada, espacios especiales para llevar hielo o hasta tapas sin cierres.

Aspecto:

Existen muchas opciones, desde los modelos para niños con diseños de caricaturas y películas animadas, hasta otros más sobrios transparentes o unicolor, otros de metal y otros de tela bastante serios y buenos para llevar a la oficina y el trabajo. Tú decides cuál te gusta más.

Precio:

No pienses en comprar una bolsa muy costosa, ya que muy probablemente tendrás que adquirir varias en un mismo año. Busca otras más asequibles que te den todo lo que necesitas.

Razones para empacar tu almuerzo

Muchas veces las cafeterías en el cole o el trabajo no tienen buenas opciones, variadas y de calidad. A su vez, a veces nos dejamos tentar por opciones no tan saludables como chuches o chatarra. Es por eso que siempre es bueno que lleves tu comida de casa empacada en una lonchera.

También existen otras razones:

Control:

Olvídate de llegar al primer lugar de la cola en la cafetería solo para darte cuenta de que no te provoca lo que están sirviendo e irte a comprar una pizza. Con tus alimentos empacados podrás evitar tener que hacer cola y decepcionarte y sabrás que siempre vas a comer alimentos frescos y sanos hechos en casa.

Variedad:

Con estas bolsas puedes tener variedad y evitar caer en los mismos alimentos de siempre. Puedes elegir cualquier alimento que tengas en casa, llevar frutas, diferentes preparaciones, sopas y hasta hervidos.

Energía:

Si tienes una tarde llena de actividades o trabajo, o incluso un juego después de clase, lleva proteínas y carbohidratos balanceados para que tenas energía durante todo el día.

Ahorro:

Lleva meriendas saludables para que no te sientas tentado a gastar al salir de clase o de la oficina. Así podrás también ahorrar un buen dinero.

El calor de hogar:

Puedes tener siempre esa comida deliciosa y casera que te recuerda a tu hogar y tus padres.




Beneficios de usar bolsas porta alimentos con aislamiento

Usar bolsas con aislamiento puede tener unos beneficios mucho mayores a usar bolsas normales, como el ahorro. Al comprar tu almuerzo fuera de casa, estás pagando por los alimentos, el trabajo del cocinero, el alquiler del local y cualquier otro gasto que asegure el éxito del establecimiento, mientras que, si lo llevas desde tu casa, solo pagas por los alimentos y el tiempo que tardaste cocinando.

Aunque parezca mentira, también puedes ahorrar tiempo y esfuerzo al hacer tu propio almuerzo, ya que al adquirirlo en la calle gastas tiempo caminando hacia el carro, yendo al restaurant, haciendo cola, ordenando, pagando y esperando que te sirvan.

Por último, al usar estas loncheras gozas de la posibilidad de tener cualquier tipo de alimento y almuerzo que te provoque, ya que el único límite es el de tu creatividad y los ingredientes que tengas en casa.

Importancia del descanso para el almuerzo

Muchos trabajadores abnegados trabajan incansables horas hasta lograr los resultados deseados, pero en ese afán de éxito, pueden terminar cometiendo un error muy grave: no almorzar bien.

Nunca debes saltarte el descanso para el almuerzo para ser más productivo, ya que, en realidad, frena la productividad. De hecho, tomar pequeños descansos durante el día ayuda al cerebro a recuperarse, lo cual es mejor que tomar café o añadir estimulantes.

También es bueno que evites comer con distracciones como el teléfono celular o televisores, ya que el cerebro debe concentrarse es en la comida. Así se logra una mejor relajación y alerta.

¿Qué guardar en una bolsa porta alimentos con aislamiento?

Busca siempre comer los alimentos que más ayudan al cerebro y a darte energía, lo cual puede ser delicioso y a la vez aumenta tu productividad. Por ello, busca siempre almuerzos balanceados con agua, proteínas y grasas.

El agua es importantísima para eliminar toxinas y desechos y oxigenar tus células, mientras que las grasas saludables pueden darte energía adicional y tener una función cognitiva saludable. Busca grasas no saturadas como los ácidos grasos omega-3 y las saturadas sanas como triglicéridos de cadena media.

Con las proteínas, te recomendamos carnes, huevos, quesos, nueces y muchos vegetales.

Cuidado y mantenimiento

Con las temperaturas, siempre es importante tener los alimentos en el nivel adecuado. Las comidas frías deben mantenerse así, al igual que las calientes. Las frías se deben refrigerar bajo los 4 ºC y las calientes a más de 60 ºC.

Muchas bolsas porta alimentos con aislamiento no se pueden lavar en el lavavajillas ni en máquinas, por lo que se recomienda lavarlas con detergente suave y trapos húmedos. Sécala con toallas o trapos limpios y déjala abierta y al aire para que seque bien. Te recomendamos lavarla cada 1 o 2 semanas para evitar que atrape malos olores.

Para áreas manchadas con, por ejemplo, salsa de tomate, puede que lleve unos varios intentos, mientras que, para manchas en la parte externa, te recomendamos lavarla a mano con agua y jabón inmediatamente.

Muchos modelos de plástico o metal se pueden lavar en el lavavajillas, aunque siempre debes revisar las especificaciones del fabricante para evitar daños o una mala lavada.