Los 5 Mejores Botiquines de Primeros Auxilios En Caso De Emergencia

Cuando se trata de salud más vale contar con el mejor botiquín de primeros auxilios, un set de indispensable con todo lo necesario para dar las primeras atenciones ante incidentes a los que generalmente se está expuesto en la casa, carro, trabajo, escuela, gimnasio y más.

Así como los extintores, los botiquines de primeros auxilios generalmente se le pasan por alto a mucha gente y solo recuerdan que lo necesitan cuando atraviesan por una eventualidad y no tienen los materiales necesarios para socorrer mientras llega una ambulancia.




¿Cuál es el mejor botiquín de primeros auxilios?

A continuación conocerás los set de salud más surtidos de la actualidad, llenos con 90, 100 y hasta 120 productos variados para ofrecer ayuda a quien la necesites. Todos incluyen una bolsa de transporte pero el tamaño, la versatilidad  y el contenido en su interior varia de uno a otro.

Sin embargo, estamos convencidos que estos son los más completos que puedes encontrar y además tienen buenos precios, por esto resultan las mejores opciones cuando se trata de invertir en un botiquín de primeros auxilios.

A continuación te presentamos los mejores botiquínes de primeros auxilios: 

1. Botiquín de primeros Auxilios The Body Source

Es una práctica bolsa de nailon color verde de 25 x 20 x 15cm la cual tiene 90 artículos indispensables para darle al paciente los primeros cuidados.

Es perfecta para tenerla en la casa, en la oficina o llevarla de viaje y en el interior de bolso está dividido por compartimientos de distintos tamaños, algunos cerrados con mayas y otros con plástico transparente que te permiten ver el producto que tiene.

El kit incluye bandas adhesivas, bolsas de hielo, solución esterilizada para ojos, pinzas, tijeras, sujeta bandas, entre otros y todo el contenido en el set cumple con los requisitos de salud y seguridad según directivas europeas.

2. Botiquín Sans

Es el set más completo de nuestras sugerencias, compuesto por 120 artículos entre las que resaltan termómetro digital, manta isotérmica, suero fisiológico, alcohol, vendas y otros productos imprescindibles de primeras curas.

En este caso el estuche es más compacto, divididos en 12 departamentos internos, fabricado con tela impermeable y está disponible en rojo o negro. Además la cremallera es resistente y tiene un asa que facilita el almacenamiento.

Es el más recomendado para tenerlo durante viajes, campamentos o como botiquín de salud de grupos de atletas

Las caducidad de los materiales incluidos son largas además el termómetro tiene dos años de garantía, por lo que este set es de larga vida y lo usarás con seguridad justo cuando lo necesites.

3. MediSpor

Lo mejor del set es el estuche semirrígido, el cual está disponible en rojo, verde o azul e identificado con una cruz blanca para distinguirlo donde se encuentre.

Al mismo lo componen 100 piezas, con artículos únicos que solo encontrarás en él, como lancetas, mascarillas RPC o mantas de emergencia.

Te encantará la distribución de los productos en su interior, todos organizados y a la mano, por lo que no demorarás encontrando lo que necesitas.

El estuche es tan compacto que se recomienda para llevarlo en el coche, en barcos o durante cualquier actividad al aire libre.

Además de todo, la compra incluye un folleto con consejos básicos de primeros auxilios comprensibles hasta por los menos expertos.

4 Botiquín de Primeros Auxilios OXA

Este set está preparado con lo necesario para atender en caso de cortaduras, golpes, tratamientos para lesiones y más, por lo que es el más indicado para los grupos deportivos, sin embargo, también funciona en casa, oficina, escuelas o en cualquier parte donde haya situaciones de riesgos.

Los equipos de salud son certificados por la FDA además que OXA ofrece una garantía superior que otros kit similares.

Las medidas de la bolsa son 21,5 x 17 x 6cm, que al abrirse tendrá dos grandes divisiones, más otros pequeños compartimientos para ordenar todo. De igual forma es ligera, fuerte y compacta para llevarla en tu guantera.

Y como plus del botiquín te proporcionará un código QC que te dará acceso a un E-book con los más prácticos consejos de primeras atenciones.

5. Botiquín de Primeros Auxilios de 90 artículos The Body Source

Es de los más económicos con 90 artículos de calidad que te darán tranquilidad al saber que cuentas con ellos.

La bolsa es pequeña, y además jamás la confundirás con otro estuche ya que está identificada con la cruz roja de salud.

El botiquín es completo que a pesar de ser compacto, adentro lleva lo necesario para prestar los primeros auxilios por caídas, golpes.

Además cuanta con pequeños espacios en lo que tu podrás colocar los medicamentos frecuentemente necesitados como analgésicos, antiinflamatorios, antialérgico o cualquier otro que pudieses llegar a requerir.




¿Por qué debo tener un botiquín de primeros auxilios?

Normalmente las personas están preparadas con algunos medicamentos esenciales y

mejor-kit-de-primeros-auxilios

cuando mucho unas vendas en la guantera de su vehículo, pero esto podría no ser suficiente para solventar heridas,

contener la pérdida de sangre o prevenir una infección; a diferencia de contar con un kit que está preparado con artículos para atender y remediar situaciones como las antes mencionadas.

Sin embargo, para algunas personas que ya lo tienen pueden sentir que su botiquín no

está completo y que por su experiencia socorriendo a otras personas considera necesitar más productos así como añadir algunos medicamentos para sentirse realmente preparado.

Mantenimiento del kit de primeros auxilios

Aunque no cabe duda de que se trata de una tarea sencilla, mantener un kit de primeros auxilios es un trabajo constante, con mayor razón si el botiquín no es un implemento que utilicéis con frecuencia.  Si es el caso de que lo usáis con frecuencia, el cambio y el mantenimiento se irá dando más habitualmente, por sustitución de lo que se ha acabado. De todos modos, acá os damos algunas luces de cómo hacerlo:

Mantenerlo equipado

Lo primero a tener en cuenta es que debéis revisar, como mínimo cada tres meses, el contenido de las medicinas, sobre todo si se trata de un botiquín que está destinado a tenerse en el hogar. Debéis revisar periódicamente que las cajas y frascos de medicinas no estén vacíos y no hayan alcanzado su fecha de caducidad. ¡No querréis afrontar una fiebre, alguna reacción alérgica u otra emergencia menor para descubrir que la medicina está vencida!

Además, llegado a este punto, es oportuno que os recuerde que, después de vencidas, algunas medicinas pierden potencia, otras simplemente no funcionan y otras tantas, y esta es la peor parte, pueden resultaros tóxicas, así que este punto es un detalle de gran importancia al que deberéis prestar especial atención.

Segundo, un botiquín no es sólo una maleta o bolso con algunas medicinas dentro, debe estar equipado correctamente y no sólo con fármacos, sino también con un equipo mínimo que os ayudará a afrontar cualquier dificultad.

Lo que debe llevar

Hay tres grupos de elementos que deben estar dentro de un botiquín de primeros auxilios. El primer grupo se refiere al material de cura, imaginad que estáis en algo tan sencillo como cortando unas verduras para preparar un guiso que colocaréis al cordero, cuando 5 segundos de distracción se convierten en un enorme corte sangrante en uno de vuestros dedos.

Al acudir al botiquín os encontráis apósitos, gasas, esparadrapo, curitas, guantes, jabón, adhesivos y hasta sutura a esto me refiero con material de cura que necesariamente debe ir acompañado de alguna solución de limpieza de heridas, alcohol, solución salina o algún antiséptico. Si vuestro botiquín no está equipado con esto es poco lo que podréis hacer en un caso de emergencia.

El siguiente grupo está vinculado a los accesorios, podéis tener metros de esparadrapo, pero no seréis tan efectiva sino hay en ese botiquín algo con que separarlos en pedazos para colocar sobre una herida, así que las pinzas, tijeras, termómetro, goteros, aguja, sutura, inhaladores y hasta accesorios de bebé como tetinas y chupetes son absolutamente necesarios en un botiquín en el hogar, si se trata de uno para llevar de camping una navaja también será útil.

Esto nos lleva al tercer grupo de interés que son, sin duda, las medicinas. En este punto debo recordaros que con un botiquín no practicaréis una cirugía a corazón abierto, sino que os servirá para estabilizar en emergencias mientras llegáis a urgencias con el doctor o para situaciones que no requieren una atención médica especializada.

Dicho esto, debéis considerar tener allí antialérgicos, algún antibiótico de amplio espectro, antihistamínicos, analgésicos, antitérmicos, ampollas o algún antídoto contra picaduras de serpientes, pomadas para las quemaduras, productos para picaduras de insectos y aquellas medicinas que estén prescritas para los miembros de esa familia que padezcan de alguna enfermedad crónica, como hipertensión arterial o diabetes, entre otros. Todos ellos con sus versiones pediátricas, según sea el caso.

Con un botiquín equipado con cada uno de estos elementos tendréis la certeza de que podréis contar con las herramientas indicadas para actuar en una situación de emergencia.

Detalles de conservación

Otro punto de interés al hablar del mantenimiento de un botiquín de primeros auxilios es la forma de conservar las medicinas y los equipos que están dentro. En general el orden es la premisa, por dos razones, la primera es la facilidad de búsqueda y la segunda es asepsia.

Poco haréis con un botiquín lleno de medicinas que no están debidamente guardadas o identificadas, debéis recordar que, en general, los medicamentos suelen ser sensibles a la luz o a las temperaturas, así que si queréis que funcionen correctamente deberéis respetar todas estas reglas.

En consecuencia, las medicinas deben estar dentro de su propia caja, con su respectivo prospecto, guardadas ordenadamente en compartimientos, lo mismo debe ocurrir con los accesorios, que deben estar metidos en sus respectivos estuches, nada haréis, por ejemplo, con un termómetro roto, por estar mal guardado, al contrario, algo así puede significar un verdadero contratiempo dentro de un botiquín de primeros auxilios.

Los frascos de medicinas, jarabes y soluciones deben estar debidamente colocados en un área donde no corran el riesgo de botarse y donde no les dé, de forma directa, la luz del sol o donde estén propensos a las elevadas temperaturas que puedan dañarlos o restarles potencia.

Es muy importante que entendáis que los botiquines no son el lugar donde relegáis los medicamentos que ya están por vencerse o a los que ya les queda poco de su contenido, al contrario, el equipamiento de uno de estos debe tener lo más novedoso y lo más completo cuando se trata de medicinas. Es comprensible que no todos los medicamentos estarán nuevos de paquete y sin abrir, pero sí es esencial que estéis bien surtidos.

Otros detalles a tener en cuenta

Aunque con lo ya descrito podréis armar un botiquín de primeros auxilios completamente equipado tanto para el hogar como para salir de viaje, hay otros aspectos que, de ser posible, sería muy bueno incluir en vuestro maletín, estos son:

  • Un instructivo que indique de manera sencilla y preferiblemente con dibujos, los procedimientos básicos para actuar en determinados casos: tomar la presión arterial, chequear signos vitales, tratar heridas comunes.
  • Un manual que indique, también con el apoyo de dibujos, maniobras de emergencia: heridas, intoxicaciones, atragantamiento, mordeduras, entre otros.
  •  
  • Sábanas.
  • Un tensiómetro digital.
  • Crema de hidrocortisona (1%)
  • Mascarilla de reanimación cardiopulmonar.
  • Un directorio con teléfonos de centros de salud, clínicas, hospitales y servicios de ambulancia.
  • Una pequeña agenda con información de salud de los miembros de la familia: tipo de sangre, alergias, enfermedades crónicas preexistentes, entre otros aspectos.
  •  
  • Artículos de higiene femenina.
  •  
  • Manta térmica.
  •  
  • Jeringa descartable.
  • Mascarillas descartables.

Beneficios de que tengáis un botiquín de primeros auxilios en vuestro hogar

Os podéis hacer una idea bastante clara del mogollón de beneficios que significará para vosotros el tener en casa un botiquín de primeros auxilios correctamente equipado.

Un espacio donde podéis contar con los insumos y las medicinas apropiadas para atender una hipotética situación de emergencia, siempre será algo bueno así se trate de una emergencia sencilla y controlable.

Imaginad por unos segundos que vuestro chico más pequeño tiene una fiebre del copón: llora y tiene fatiga, es pleno invierno y está nevando tanto que ningún servicio de atención médica a domicilio puede llegar a casa en las próximas tres horas o hasta más ¿no es simplemente una salvación que contéis con un botiquín equipado? Podréis atenderle, tomarle la temperatura y suministrarle algo mientras llega la atención adecuada.

Imaginaos por un momento un escenario climático parecido pero vuestro marido se cae en el baño y se lesiona una muñeca ¿habéis estado por más de 20 minutos en la misma habitación con un hombre que se queja de dolor sin tener forma de ayudarle? Yo sí y es terrible, así, que, en casos como este un botiquín es, sencillamente, una gran ayuda.

Para explicaros con más detalles acá os detallo mejor cuáles son los beneficios de tener en la casa un botiquín de primeros auxilios:

Dar la ayuda necesaria antes de que llegue la ayuda médica

Aunque generalmente lo que contiene un botiquín de primeros auxilios no curará del todo a la persona afectada, si hará un gran avance para estabilizar o al menos mantener lo más óptimo posible la condición de salud de esta persona enferma o lesionada mientras llega el paramédico o equipo especializado que será el encargado de atenderle y llevarle a urgencias de ser necesario.

Dada esta cualidad, muchas personas han logrado recuperarse muy bien, no empeorar o incluso salvar sus vidas gracias a una estabilización previa con los implementos que se consiguen dentro del botiquín de primeros auxilios, de modo que tener uno en casa siempre será una gran ventaja para afrontar con las herramientas necesarias, cualquier situación de salud inesperada.

Para esto, es necesario que el botiquín se encuentre en las más óptimas condiciones, con todo lo necesario, equipado por completo y con medicinas que aún permanecen vigentes y que pueden ser de gran utilidad para tratar las lesiones o enfermedades emergentes que se presentan.

Reducir infecciones

Si hay algo que puede ser realmente perjudicial para una persona herida, enferma o lesionada es que se presente en su organismo algún cuadro infeccioso que complique aún más la lesión, la herida que presente o las dolencias que le aquejan.

Por ejemplo, en el caso de heridas abiertas, la atención con el botiquín de primeros auxilios puede ayudaros enormemente a restar un poco de gravedad a la herida, ya que, administrando la medicina correcta en el momento oportuno, lavando y curando la herida de la forma correcta, antes de acudir a urgencias o en la espera de que llegue el médico a casa para atenderos, puede ahorraros mogollón de dolores de cabeza e incluso reducir vuestros tiempos de recuperación.

Algo similar ocurre cuando a la persona le aqueja una infección de otra naturaleza, amigdalitis, por ejemplo, si estáis en un lugar donde os sentís verdaderamente enfermos, pero, usando el ejemplo anterior, no tenéis posibilidad de acudir a un médico en un tiempo no menor de unas 6 horas o más, el antibiótico que guardáis en vuestro botiquín de primeros auxilios, puede ser una verdadera salvación para la persona enferma.

Salvar vidas

Podrá sonar a lugar común, pero esta es la principal y la más importante razón por la cual no sólo es indispensable sino muy beneficioso tener en casa un botiquín de primeros auxilios. Una atención primaria en el momento oportuno puede significar, sin más, la diferencia entre la vida y la muerte.

Aunque con el contenido de los botiquines se suelen atender emergencias sencillas, lo cierto es que en una situación extrema son de gran utilidad. Imaginad por un segundo que a alguno de vuestros chicos o a vuestro marido se ha comido algo y sin saberlo, alguno de los ingredientes del alimento le genera una reacción alérgica. En caso de que se trate de un cuadro de hinchazón o un episodio de crecimiento de glotis, los componentes del botiquín pueden controlar con rapidez una situación que, si al doctor le toma tiempo llegar a casa, fácilmente podría convertirse en tragedia.

Un botiquín bien surtido puede sacaros de problemas mientras llega la atención médica.

Reducir el tiempo de recuperación

Al atender la emergencia con rapidez y buscar una solución primaria a la enfermedad, herida o lesión también se reducen los tiempos de recuperación porque esta primera atención os servirá para estabilizaros mientras recibís el tratamiento médico más idóneo.

Evitad que una lesión grave se convierta en un problema crónico.

En un caso en el que, por ejemplo, os causéis alguna lesión en un tobillo, muñeca o dedos, no es lo mismo que podáis haceros algún tipo de vendaje o entablillado para inmovilizar el área de la lesión aprovechando el contenido de un botiquín de primeros auxilios que, no os hagáis ninguna atención y acudáis a urgencias con la lesión inflamada y sin ningún tipo de venda o soporte, esos golpes o torceduras, sin duda, tardarán un mayor tiempo en sanar que uno perfectamente vendado y atendido con anterioridad.

Prevenir la pérdida excesiva de sangre

Si hay algo que causa angustia y desesperación al momento de una herida es el exceso de sangre, con más razón si os la hacéis en un lugar donde la sangre mana en mayor cantidad como la cabeza, en todo caso, la atención con un botiquín para frenar una hemorragia siempre será agradecida por el médico al que corresponda atenderos en urgencias.

Este escenario puede resultaros beneficioso por múltiples razones, la primera de ellas es que un kit de primeros auxilios puede tener las herramientas que necesitáis para detener el sangrado y procurar la coagulación antes de que la ayuda médica llegue.

La otra razón, y tal vez la más importante, es que, al detener el sangrado, sobre todo en los casos de cortes profundos estaréis evitando un problema mayor y es que la pérdida de sangre pueda significar un riesgo para la salud de la persona herida.

Suministro médico de emergencia dentro del hogar

Creo que todos los escenarios antes expuestos os dan una clara luz de lo absolutamente necesario que puede ser tener en casa uno de estos implementos para las emergencias.

Aunque el hogar suele ser sinónimo de tranquilidad y seguridad nunca es descartable que en él se produzca alguna situación de emergencia que pueda poner en riesgo vuestra salud o inclusive vuestra vida y la de los miembros de la familia.

De hecho, muchas cosas consideradas cotidianas pueden ser un verdadero peligro si se salen de control o si se hacen incorrectamente: juntar químicos al limpiar la loza puede intoxicaros, por ejemplo, un corte de carne puede causaros heridas y una olla de agua hirviendo mal ubicada puede causaros serias lesiones al caer, lo mismo ocurre con alguna caída en el baño o si os enredáis con la manguera del jardín mientras estáis regando las plantas, alguna fuga de gas, todo en el fondo es un peligro potencial. Así que contar con un botiquín de primeros auxilios es siempre esencial.

Os brinda la capacidad de proporcionar ayuda en situaciones de emergencia

La gran ventaja de los botiquines es que no sólo es para vosotros o vuestra casa, por ejemplo, en mi barrio, justo al lado de casa vive Martita, una abuelita muy mona que se pasa de lunes a viernes sola y en fines de semana recibe las visitas de decenas de nietos, pues bien, uno de estos fines de semana, Sergio, el más chico, se torció el tobillo al querer trepar en un árbol y con un vendaje rápido se recuperó más rápido luego de que en urgencias aplicaron el tratamiento correspondiente.

Razón tiene quién siempre os dice que el familiar más cercano es el vecino porque puede ayudaros cuando no hay nadie más cerca. Desde entonces Martita me consiente con pasteles y yo he quedado más pendiente de ver que, entre semana, ella esté bien.




¿Cuál es la importancia de un botiquín de primeros auxilios mientras estáis viajando?

Tener un botiquín de primeros auxilios es esencial en casa o en cualquier momento, pero es especialmente importante en los viajes porque puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, sobre todo si vuestros viajes son de camping a los lugares inhóspitos y poco habitados porque pueden ayudaros a controlar una potencial situación de peligro, mientras os ponéis en contacto con algún servicio de urgencias que se traslade hasta el lugar donde os encontráis para brindaros la atención debida.

Dotaros de un botiquín de primeros auxilios y utilizarlo en un viaje no es sólo cuidar de vuestra salud y manteneros seguros sino también cuidar de quienes os acompañan en la travesía. En un viaje os enfrentáis con mogollón de peligros que no sabéis que están ahí: una falla mecánica que produce un choque, una caída, la picadura de algún insecto serpiente, la intoxicación por alguna comida, una fiebre, virus o resfriado repentino, así que debéis hacer lo posible por tener a la mano las herramientas que os ayuden a afrontar estas situaciones.

Existen mogollón de factores que garantizan muchos beneficios de llevar con vosotros in botiquín de primeros auxilios para viajes, estos son:

  • Trataréis lesiones correctamente, reduciendo con esto el riesgo de complicaciones.
  • Las lesiones menores requieren atención primaria. Un botiquín de primeros auxilios os garantiza esto ¿cuántas veces una simple picadura de insecto estando fuera de casa puede convertirse en problema serio por no haberse atendido a tiempo?
  • Podréis además tratar enfermedades virales o lesiones producidas al momento mientras os llega la atención médica debida. Un antibiótico, un ungüento, alcohol, hielo, vendas, un termómetro, agua y algunas gasas puede seros de gran utilidad, os ayudarán a saber cómo os encontráis a hidrataros en caso de que sea necesario, bajar la fiebre y a curaros y vendaros de múltiples lesiones.

Cómo usar un botiquín de primeros auxilios

Para utilizar correctamente un botiquín de primeros auxilios tendréis que saber utilizar correctamente las medicinas, herramientas e implementos que se encuentran dentro, por esto es que siempre es aconsejable colocar en él las medicinas en su caja original con sus prospectos para que tengáis una luz más clara de cómo usarlas.

Además, también está el tema de la caducidad de los medicamentos, por eso es tan importante que verifiquéis este detalle con frecuencia.

Otro elemento a tener en cuenta en estos casos es definitivamente la asepsia. Imaginaos que es a vosotros mismos que os toca utilizar el botiquín para tratar la lesión de alguien más, vuestras manos sucias, por ejemplo, pudieran empeorar mogollón las cosas así que unos guantes, mascarillas y antisépticos siempre son muy útiles a la hora de brindar atención primaria a la persona que lo necesite. Debéis contar con dispositivos de barrera que no infecten al herido y que a la vez os protejan a vosotros de los fluidos corporales de ellos.

No está demás tampoco que contéis con algún manual o instructivo de cómo usar el botiquín de primeros auxilios y una mejor idea aún se constituye en entrenar a uno o varios de los miembros de vuestra familia en el uso de este dispositivo para que, en una situación de emergencia donde el herido es el que sabe, otro de los miembros del grupo, equipo o familia pueda salir adelante brindando las atenciones básicas de emergencia mientras aparece la ayuda médica.

Preguntas más frecuentes sobre el uso correcto de los botiquines de primeros auxilios

Como quiera que no todo el mundo es médico, enfermero, paramédico o chico explorador es muy común que algunas personas tengan un montón de dudas a la hora de tener o de verse en la obligación de utilizar un botiquín de primeros auxilios.

La mayoría de las dudas se centran en preguntas sobre cómo usarlo en un momento de emergencia. Acá os dejo un breve resumen de las preguntas más frecuentes que se hacen en estos casos y las respuestas más acertadas en cada uno de ellos:

¿Quién necesita un botiquín de primeros auxilios?

Puede que os parezca una pregunta tonta, pero el hecho es que las personas la hacen una mayor cantidad de veces de lo que creeríais. La respuesta simple a esta interrogante es que todas las personas, por un tema de seguridad deberían tener a disposición un botiquín de primeros auxilios porque las situaciones de emergencia pueden presentarse a cualquier hora y lugar.

Es cierto que, si estáis de viaje, por ejemplo, corréis riesgos mayores, pero en la medida en que tengáis preparado un botiquín de primeros auxilios para viajes, en casa o en la oficina os podréis sentir más seguros.

¿Qué kit de primeros auxilios es el mejor?

No existe algo como un “mejor kit de primeros auxilios”, todo dependerá de vuestras necesidades y de lo que os resulte más cómodo para organizar lo necesario y para transportar en caso de que sea un kit para viajes, esto desde el punto de vista del orden y el traslado.

Analizando la pregunta desde el punto de vista del contenido, indudablemente el mejor kit es el que tiene los suministros al día y el que está más completo porque tiene los elementos mínimos necesarios para actuar de manera eficiente em una situación de emergencia, sea cual sea el lugar donde se produzca.

¿Dónde debe almacenarse un botiquín de primeros auxilios?

Este es un punto clave, la mayoría de las personas tienden a creer que los kits de primeros auxilios deben estar en el baño en la cocina ¡grave error! Tanto la cocina como el baño son lugares donde imperan la humedad y las altas temperaturas. Para preservar las medicinas lo ideal es un lugar fresco, oscuro y fácilmente accesible.

¿Cuándo expiran los kits de primeros auxilios?

Los kits de primeros auxilios no expiran, expiran las medicinas que están dentro. La mayoría de estos paquetes suelen tener una vida útil que varía de 3 a 5 años en cuanto a insumos o materiales, de todos modos, debéis revisarlos constantemente y actualizarlos.

¿En qué situaciones se puede usar un botiquín de primeros auxilios?

No sólo es para emergencias graves o situaciones inesperadas. Podéis usarlo también para atenciones constantes como una herida leve, un corte con papel, la picadura de un insecto o simplemente buscar algo que os alivie el resfriado o el dolor de cabeza. Demás está decir que también os resultará de utilidad en emergencias graves.