Las 5 Mejores Camas Infantiles (Guía 2020)

El crecimiento de los niños es un proceso acelerado. Nace y prácticamente en un parpadeo están dando sus primeros pasos. No ha pasado tanto tiempo desde que lo colocaste por primera vez en su cuna y descubres que ya esa camita le queda chica, en esos casos lo que necesitas es la mejor cama infantil del mercado.

Estas camas son el punto ideal para la transición de tu hijo de cuna a cama de “niño grande” y con la diversidad de ofertas disponibles, en la actualidad las puedes encontrar para todos los gustos: grandes, pequeñas, individuales, temáticas, abatibles, entre otra inmensa variedad.

En vista de la enorme variedad es muy importante que tengas en cuenta los gustos de tus hijos y te lleves a casa algo con lo se sientan contentos, cómodos, a gusto y que, además, no te cueste una fortuna, hazles un test adecúa sus gustos a tu presupuesto y así todos quedarán felices.

Las Mejores Camas Infantiles

¿Cuál es la mejor cama infantil?

Antes de comprar es útil que revises las ofertas disponibles, hagas un análisis de lo que realmente necesitas, establezcas comparativas entre calidad, tamaños, precios y fabricantes y te decidas por aquella que se adecúe mejor a las necesidades de tus hijos y a tus posibilidades económicas.

Nosotros elaboramos una lista con las que, consideramos, son las cinco mejores, échale un vistazo.

A continuación te presentamos las mejores camas infantiles: 

1. Cama en forma de camión de bomberos KidKraft

Fácil de armar

KidKraft 76031 Cama infantil con diseño...

Ver precio en Amazon

No todos los días se tiene una cama que es a la vez un camión de bomberos, así que los chicos estarán encantados con este modelo de la marca KidKraft.

Apta para pequeñines de 18 meses hasta niños de 4 años, esta cama es ideal para simplificar la transición de cunas a camas regulares.

Está construida para que quede prácticamente a ras del suelo y viene con barreras conformadas por un par de escaleras a lado y lado del camión.

Tiene cajones que forma parte de la decoración del camión y es fácil de armar y montar. Es una cama individual, pequeña y asequible.

Quienes ya la tienen aseguran que el producto cumple su función, no obstante, no la recomiendan para niños muy activos.

2. Cama infantil blanca con colchón Leomark

Sólida y resistente

Leomark Blanco Cama Infantil Completa de...

Ver precio en Amazon

Disponible completamente en blanco, esta cama es ideal para niñas y niños de corta edad ya que, por su color, es completamente personalizable.

Es una cama pequeña, hecha con materiales de buena calidad y fácil de montar. Viene además con un par de barandas laterales que protegen al niño mientras duerme.

Según la opinión de quienes ya la compraron su única desventaja es tal vez el sistema de ensamblaje que no encaja bien a los laterales y requiere ser reforzado con tornillos que se compran por separado.

Tiene precio bajo, viene con un colchón suave y cómodos cajones para guardar la ropa de cama.

3. Cama Temática Infantil Langria

La más económica

LANGRIA Cama Temática Infantil...

Ver precio en Amazon

Con diseño inspirado en la fantasía del mitológico caballo alado, Pegaso, esta cama es perfecta para la transición de cuna a cama y es apta para niños de 3 a 8 años

Se trata de una cama temática elaborada con MDF clase E1, capaz de soportar hasta 50 kilogramos, y pintada con llamativos colores seguros y ecológicos que no pondrán en riesgo la salud de tu niña.

Tiene barandas laterales seguras que evitarán caídas o golpes producto de los movimientos excesivos durante el sueño.

Este producto es el menos costoso de nuestra selección y lo consigues en varios modelos que la hacen también adecuadas para niños, como coches o aviones.

4. Cama nido Góndola Bainba

Ideal para espacios reducidos

Bainba Cama Nido Gondola (190, 90)

Ver precio en Amazon

Fabricada en madera de pino y MDF lacado en blanco esta cama es ideal para decorar con diferentes temas la cama de tu hijo o hija, debido a la versatilidad de su color.

Con diseño tipo góndola, por sus características y dimensiones, es ideal para habitaciones pequeñas, es fácil de montar y sus materiales son resistentes y de gran calidad.

Una de las cualidades más llamativas de este producto es que viene con cajones en la parte inferior que son realmente el marco de una segunda cama extensible

Su precio es considerablemente el más elevado de nuestra selección, pero quienes ya la compraron aseguran que, por su calidad, es una gran inversión a largo plazo.

5. Cama infantil Deltac BB86681MM

Colorida y fácil de montar

Deltac Mickey Mouse 3D Cama Primera...

Ver precio en Amazon

Capaz de soportar hasta 22 kilogramos de peso, esta cama es la más adecuada para niños de 1.5 años en adelante.

Está hecha de plástico con marcos de metal y es realmente baja para evitar caídas. Tiene, además, seguras barandas que cuidarán de tu niño o niña para que no se caiga o golpee mientras duerme.

Su llamativo diseño Disney de Mickey Mouse para jugar antes de conciliar el sueño es una de sus cualidades más llamativas. Es un producto económico, pequeño, sencillo y fácil de montar, por lo que no tendrás que ser un experto si quieres armarla tú mismo.

 

Tipos de camas para niños

Existen tipos de camas que son tradicionales, no obstante, en la actualidad se han incluido entre la oferta otros tipos más allá del “estándar”. Las hay, por ejemplo, con tobogán, en forma de casa, temáticas, sencillas, que ofrecen a los padres una posibilidad de selección más amplia, de acuerdo a sus necesidades.

Camas cuna:

Es la típica cama de transición. Es básicamente una cuna con paneles laterales desprendibles que, al quitarse, la convierten en una cama pequeña. Ésta puede ser una opción para un cambio de cuna a cama suave y cómodo, pero, a veces requieren mucho espacio. Suelen usarse para transferirlas “de hermano a hermano” en la etapa de transición y crecimiento de los niños. Dependiendo de sus materiales de fabricación, suelen ser duraderas

Individuales:

El término suele ser usado a menudo para camas infantiles como una guía rápida para el tamaño, que típicamente se encuentra en 75 x 190 centímetros / 30 «x 75» pulgadas / 2’6 «x 6’3» pies. El término, en materia de camas, se usa también para describir el marco y el diseño general de la cama

Literas:

Es básicamente una cama individual con otra cama apilada en la parte superior a la que se tiene acceso a través de una escalera. Existen varios tipos de literas: familiares, triples, de tres niveles y de fácil almacenamiento y la razón es que es el elemento más sencillo a la hora de armar dormitorios compartidos. Pero si son para niños asegúrese que sea niños grandes y que tenga escaleras y elementos de seguridad bien equipados para evitar caídas y sustos.

Camas nido:

También llamadas “loft” o tipo desván, esta cama comparte algunas similitudes con las literas en el hecho de que son camas altas que cuentan con marcos elevados que se agrandan y deja debajo un espacio útil de almacenamiento, estudio o simplemente área de juego. Las camas nido pueden incluir también en el espacio debajo otra cama extraíble.

De cabina:

Tal y como su nombre lo indica, asemejan una cabina, ya que son un lugar de descanso cerrado y seguro. Esta es una de las opciones más populares para los padres con niños pequeños y adolescente ya que son camas parecidas a las camas nido y a las literas, que, aunque tienen marco elevado son de altura menor que las literas y, por consiguiente, más seguras.

¿Qué buscar al comprar una cama infantil?

Una cama infantil no es una compra sencilla. Hay muchos factores en juego: espacio, dimensiones, tamaño, estética, seguridad, comodidad, las necesidades, gustos y preferencias del niño, en fin, puede tomarte semanas y hasta meses conseguir la apropiada, así que deberás buscar bien y cuidar que tu elección te ofrezca todo lo que buscas.

Comprando un colchón para la cama

Antes de comprar es muy importante determinar qué tipo de colchón necesita un niño, por eso es importante que tengas en cuenta sus preferencias a la hora de dormir, algunos niños, por ejemplo, no soportan los colchones firmes y, en ocasiones es preferible tomarse el tiempo necesario para hacer la compra adecuada que perder horas de sueño en la noche porque el niño despierta constantemente.

 Tamaño:

Este detalle es muy importante a considerar a la hora de comprar el colchón, porque el tamaño y el peso del niño siempre deben tenerse en cuenta al momento de la compra. Lo ideal es que compres uno que sea entre 60 centímetros y 1.30 metros más grande que el tamaño del niño, esto para asegurar su comodidad y también que la cama le seguirá sirviendo a medida que crezca, de manera que si crece no tendrás que reemplazar la cama enseguida.

Firmeza:

Aquí es importante que hagas que el niño pruebe varios tipos de colchón antes de decidirte finalmente por uno. La firmeza y suavidad del colchón son muy importantes para los adultos, con más razón para los niños. Debes estudiar bien tu compra en este punto, porque los niños tienden a preferir colchones suaves, pero muy suave puede ocasionar problemas de espalda, así que lo ideal acá es un feliz término medio, ni muy suave, ni excesivamente firme. Aquí es indispensable tener en cuenta la opinión del niño que es quién, a fin de cuentas, dormirá sobre el colchón.

 Calidad:

Es lógico que quieras para tus hijos la mejor calidad y si tu presupuesto te lo permite ¡adelante! No obstante, si tienes algunas limitaciones presupuestarias tal vez lo mejor sea conseguir algo bueno no demasiado caro, incluso de segunda mano al que puedas mandar a hacerle una limpieza profesional. A veces es buena idea no invertir tanto en una cama pequeña e ir ahorrando para el colchón y la cama en la adolescencia, no se trata de comprar algo de mala fabricación, sino de invertir modestamente en algo que esté bien.

Comprando un marco para cama infantil

Aquí es fundamental que tengas en cuenta la edad del niño y la función de la cama. Dado que la seguridad, las condiciones de espacio y el tema de la habitación son opciones importantes para elegir el marco es útil que investigues las necesidades del niño para ahorrarte una inmensa búsqueda y muchos dolores de cabeza.

Primero la seguridad:

La seguridad del niño debe ser la primera preocupación al comprar un marco para la cama. Los marcos que no se colocan en el piso no son buenas opciones para niños pequeños. Es importante que, antes de la compra de este tipo de camas, tengas en cuenta posibles riesgos de caídas y lesiones. Son tal vez más recomendables las camas con rieles. Sin embargo, para mayor seguridad, elige para el niño la cama cuyo marco esté en el suelo o se levante unos pocos centímetros.

Considera el espacio para la cama del niño:

Sí, los colchones anchos pueden ser una opción cómoda, pero el espacio que tales colchones y los marcos de la cama toman puede hacer que un espacio reducido se sienta asfixiante. En estos casos puedes comprar una cama estrecha con carriles de seguridad para dar mayor sensación de seguridad y maximizar el espacio.

Marcos temáticos:

Los marcos temáticos suelen complacer los gustos de los niños a la par que solucionan necesidades de espacio, éstos suelen ser más caros que los presupuestos más modestos pero sus beneficios tienden a superar los demás inconvenientes.

Construcción robusta

Es un detalle importante la solidez de la cama, que con saltos y empujones no quede desmontada. Cuanto más fuerte sea la cama menor será la probabilidad de reemplazarla rápido. La madera maciza cuesta más, pero soportará mejor que los materiales más baratos.

Ajuste cómodo

Debes asegurarte de que no se generen huecos peligrosos entre el marco y el colchón, para eso es necesario que el marco sostenga firmemente al colchón, es necesario que ambos ajusten a la perfección

Bordes suaves

Para evitar lesiones, busca un diseño con un acabado uniforme, liso y bordes redondeados, así como el marco que no sobresalga.

Límite de peso

Comprueba la información del fabricante, ya que muchas camas para niño soportan máximo en alrededor de 25 kilos. Eso significa que usted no podrás sentarte en ella con tu hijo, y mucho menos tratar de acurrucarse juntos, otra razón para ir para el diseño más resistente que puedas encontrar.

Camas infantiles y el crecimiento del niño

Si tu presupuesto te permite invertir un poco más de lo que tenías previsto en una cama más grande, debes hacerlo en aras de garantizar que si el niño crece aún seguirá durmiendo cómodo en ella a medida que se vaya haciendo más grande. Recuerda que los niños crecen rápido y un estirón puede significar hasta 15 o 20 centímetros de una sola vez, de forma que debes prever esta situación.

Literas para niños

Dos o más niños significa una inversión en camas, si tienes gemelos, por ejemplo, las literas pueden ser una opción, la familia ahorra dinero y espacio. Sin embargo, si te decides por éstas debes considerar los riesgos y extremar las medidas de seguridad. Se recomienda para niños grandes.

Accesorios y consideraciones de las camas infantiles

Los accesorios para las camas pueden dar vida a una habitación aburrida. Las almohadas y sistemas temáticos suelen ser baratos y fáciles de encontrar si se buscan con cuidado y personalizar la habitación sin que necesariamente sea temática es una opción más razonable y puede quedar asociada al gusto del niño, de forma que se sienta cómodo en su propia habitación.

Comprando una cama infantil

Esta puede ser una ardua y larga tarea, sin embargo, una buena elección puede asegurar que tus hijos dormirán tranquilos, felices, descansarán y se mantendrán saludables. Es importante que consideres siempre la seguridad como lo prioritario y luego comenzar a comprar a través de convenientes mercados en línea, según las diferentes opciones disponibles.

Conjunto de colchón y marco:

Para ahorrar algo de dinero, una buena opción es comprar en conjunto el marco y el colchón, esto te evitará perder tiempo en encontrar un colchón que se adapte a las medidas del marco que seleccionaste y, además, es una solución rápida y segura.

Compra pieza por pieza:

La compra del marco y el colchón por separado suele hacer que el proceso sea más dilatado y lento que en paquete, pero si sabes buscar encontrarás buenas ofertas. También puede que ya tengas un buen colchón o un buen marco y sólo te falte la otra pieza, en estos casos, la compra por separado es lo más lógico y barato.

Observaciones importantes de seguridad

Que las camas sean bonitas, aunque es un detalle que se valora no es lo más importante. Es determinante que sigas las instrucciones a la hora de colocar y armar la cama. Los rieles deben encajar cómodamente sin espacios entre el colchón y el riel donde tu hijo pueda quedar atrapado. Revisa los rieles periódicamente, y debes tener uno a ambos lados de la cama así esté contra la pared, esto para evitar que tu niño se quede atrapado.

No uses rieles portátiles con colchones pequeños ni en literas, si tu hijo puede levantarse de la cama proporciónale seguridad quitándole del camino juguetes, obstáculos y todo aquello que pueda lesionarlo o lastimarlo. Una puerta de comunicación para seguridad de tu hijo puede impedirle vagar, mientras que una puerta de seguridad a través de las escaleras evita caídas.