mejor-casco-de-esqui

Los 7 Mejores Cascos de Esquí y Snowboard para Proteger tu Cabeza en este Invierno

El mejor casco de esquí es una herramienta de protección que no te puede faltar como parte de tus implementos básicos de seguridad mientras practicas los deportes de inviernos en las montañas.

El casco de esquí es una pieza encargada de proteger la cabeza de golpes o colisiones a altas velocidades, y también de resguardarla del clima a la que se somete mientras esquías.

A pesar de que algunos osados no lo usan por comodidad, esta pieza es importante utilizarla, ya que por muy experimentado que sea el atleta, el esquí es un deporte extremo y su práctica implica un riesgos, los cuales se ven disminuido al contar con elementos mínimos de seguridad como el casco y las gafas de ski.

¿Cuál es el mejor casco de esquí?

Luego de evaluar las características mencionadas anteriormente, así como la opinión de expertos y entusiastas del deporte, llegamos a una lista de 7 cascos de esquí que cuentan con importantes ventajas y muy buenos precios.

 A continuación te presentamos los mejores cascos de esquí:

1. POC POCito

OFERTA
POC POCito Light helmet - Casco de...
6 Opiniones

Es una estructura robusta de material multiimpacto fabricada bajo procesos que garantizan protección y seguridad.

Es un casco cómodo compuesto por plásticos resistentes y espuma, con un diseño moderno y ligero, que mantendrá tu cabeza caliente y a la vez con buena ventilación.

Es una pieza disponible en dos tamaño: XS-S y M-L, en dos modernos colores: naranja y rosa; y además cuenta con orejeras desmontables y correas con sistema de ajuste con broches seguros.

2. Casco con lentes Bollé Osmoz Soft

Lo mejor de este casco es que incluye los lentes de esquí, así que no tendrás que comprarlos adicionalmente para completar tu kit de seguridad.

La pieza tiene un diseño bonito, en color negro con detalles rojos, mientras que las gafas tienen cristales naranjas que le dan un toque moderno que a la vez ofrece un amplio campo de visión y que también posee un sistema de ventilación que evita empañamientos.

El casco es una pieza ligera, con diseño cómodo, elaborado con excelentes materiales y buen acabado que demuestran la calidad de la pieza y la capacidad de absorción de impactos.

3. UVEX Skihelm Comanche 2 Pure

Cuenta con espuma en el interior del casco, por lo que además de ser resistente a golpes ofrece más comodidad que cualquier otro modelo.

Tiene un sistema de corrientes de aire que se puede ajustar o cerrar completamente, asimismo el forro del casco es antialergénico y además lo podrás extraer y lavar para mantenerlo siempre higiénico.

Está disponible en varios colores, tres tallas y te encantará su superficie brillante, las líneas ergonómicas y lo barato de su precio.

4. Casco de esquí  Black Crevice

Te encantará el moderno diseño del casco que también incluye las gafas incorporadas a la pieza.

Los cristales son ahumados y resistentes con un diseño alargado que te garantiza un amplio ángulo visual, además tiene borde de goma para acomodarse con suavidad al rostro, que a su vez estará protegido de las ventiscas y lo mejor es que trae un cristal de repuesto color naranja para cambiarlo cuando lo necesites.

El casco tiene orejeras, es moderno, liviano, viene en dos tallas disponibles y también en varios colores. Es una compra que te dejará satisfecho por un precio realmente asequible.

5. Cébé Atmosphere Deluxe

OFERTA
Cébé Helmet Atmosphere Deluxe - Casco...
7 Opiniones

Es una pieza que garantiza seguridad y confort gracias a su carcasa exterior fabricada con policarbonato extrafuerte que a la vez es súper ligero.

Por dentro tiene una capa de EPS resistente a los impactos y que además está termorregulada por ser transpirable debido al revestimiento de malla 3D que permite que el calor salga fácilmente.

Por otra parte su sistema de ajuste es eficiente e igualmente las cintas están cubiertas por una capa de goma que aparte de quedar fijas resultarán cómodas.

Al casco se le nota la calidad en los materiales y en los acabados y lo mejor es que tiene unos de los mejores precios de nuestras sugerencias.

6. Briko Stromboli 1 Visors

El diseño es negro, llamativo, unisex y está fabricado en perdurable policarbonato y resina. Igualmente esta pieza también incluye las gafas y las mismas tienen la protección contra los rayos UV.

El casco cuenta con sistema que deja fluir la circulación del aire más caliente por debajo del visor y aire fresco por la parte superior, logrando un equilibrio térmico cómodo para el usuario y que simultáneamente evita el empañamiento de las gafas.

Los tirantes de ajuste son precisos, te encantará la firmeza con la que el casco queda acoplado en tu cabeza y la comodidad con la que se adapta a tu rostro.

La calidad de la pieza es superior y el precio es ligeramente costoso, pero si está dentro de tu presupuesto definitivamente es una inversión que vale la pena.

7. Black Canyon Zermatt

Es un casco robusto color negro mate disponible es cuatro tallas. El mismo tiene un sistema de ventilación compuesto por 11 rejillas las cuales podrás adecuar según tus necesidades.

En su interior tiene almohadillas desmontables y un revestimiento antibacteriano extraíble y lavable que prolongará la higiene de la pieza.

Es una pieza graduable en la barbilla y con cierres seguros; asimismo es de excelente calidad por un precio realmente económico.

¿Para qué usar cascos de esquí?

 

Comencemos por los datos fuertes: es conocido que los hombresmejor-casco-de-esqui tienen el doble de probabilidades de tener accidentes esquiando que las mujeres o los niños, así que sí o sí, debes usar este tipo de protección para evitar heridas y lesiones graves. Y, por supuesto, también las mujeres y niños deberían usarlos para prevenir accidentes.

Al mismo tiempo, el esquiador promedio viaja a una velocidad de entre 30 y 43 km/h, así que hasta el más débil de los impactos podría causarte daño. De hecho, las estadísticas muestran que los accidentes más graves y comunes se producen contra objetos, nieve compacta o contra otros esquiadores, lo cual podría ser hasta fatal a esas velocidades.

Además, recuerda que en algunos países y resorts de esquí es obligatorio que los chicos menores de 14 años y a veces hasta los adultos usen casco al esquiar. ¡Podría salvar tu vida!

Tamaño y ajuste adecuado

El tamaño y ajuste del casco es fundamental para garantizar tu seguridad. Recuerda que de nada te sirve un casco que quede suelo o demasiado apretado.

Mide tu cabeza

Para hacerlo correctamente toma una cinta métrica y colócala alrededor de la cabeza, sobre las cejas y orejas. Toma la medida en centímetros, ya que la mayoría de los cascos se miden de esa manera, y si tienes una medida entre cm, escoge el cm inmediatamente superior. Por ejemplo, si la cinta te da 55.6, escoge cascos de 56 cm.

Así es como debería quedarte

Una vez que escojas un modelo, pruébatelo y ajústalo de maneracasco-de-esqui-con-gafas adecuada:alinea el frente con tus cejas y tira de las correas de sujeción hasta que esté bien ajustado, sin espacios vacíos entre el casco y al cabeza y sin que la parte trasera toque tu nuca.

Ahora, menea tu cabeza suavemente y si el casco se mueve, es porque te queda grande. Si sientes presión, como si tu cabeza fuese aplastada por el casco, entonces necesitas uno más grande. Recuerda siempre que debe sentirse cómodo.

Cascos para chicos

Si quieres uno para tus hijos, debes seguir los mismos pasos. Lo único es que si son muy pequeños tal vez no sepan indicarte si les queda incómodo, así que pregunta si alguna parte les hace daño o les aprieta demasiado. Tampoco compres cascos grandes pensando en que les sigan sirviendo para más adelante, recuerda que no cumplirán ninguna función si no les quedan bien.

Sistemas de ajuste

Para que cada casco le quede a la perfección a su usuario, los diversos modelos vienen con sistemas de ajuste que permiten hacer todos los cambios necesarios. Veamos los más comunes:

BOA ajustable

Este se trata de un pequeño dial en el área del cuello que te da la posibilidad de hacer micro ajustes con la finalidad de conseguir el ajuste más exacto y a la medida. Lo bueno de este sistema es que también te permite hacer los ajustes con una sola mano, así que fácilmente podrías hacerlo mientras esquías sin perder la concentración y sin tener que usar ambas manos.

Sistemas de ajuste de forma

Estos sistemas suelen funcionar también con un pequeño y conveniente dial en la parte del cuello, solo que, en este caso, se modifica el ajuste del casco en sí, haciéndolo un poco más apretado o más suelto. Aquí se incluyen las modificaciones verticales.

Sistemas de acolchado

Los más comunes y económicos son los sistemas de almohadillas removibles, en los cuales puedes simplemente quitar o agregar acolchado al interior del casco para modificar el grosor interno y, por ende, el ajuste del mismo. Como podrás imaginar, esto forros removibles son bastante convenientes para quienes quieran esquiar o hacer snowboard con otras gorras de por medio.

Configuración de aire

Son cintas inflables que se colocan en interior del casco y te permiten hacer micro ajustes al aumentar o disminuir el aire en ellas con tan solo presionar un botón.

Construcción y materiales

Ten en cuenta que la mayoría de los modelos del mercado están hechos varios-cascos-de-esquipara un solo uso. Es decir, si sufres un accidente y se parte o agrieta, te toca revisarlo por fuera y por dentro también, ya que a veces las grietas o roturas se producen en la parte interna. En caso de haber daños, debes reemplazarlo rápidamente.

De molde

Estos cascos están hechos con un material exterior muy delgado que se amolda al forro interno de espuma de EPS, la cual absorbe los impactos y es lo que te protege de lesiones. Esta construcción resulta en cascos ligeros que producen mucho menos rebote, ya que es el interior el que amortigua.

ABS de carcasa dura

Estos modelos cuentan con una pared dura externa de ABS, la cual viene preformada y pegada al forro y estructura interna de espuma dura. Resultan en cascos realmente económicos y de excelente capacidad de absorción de impactos.

De carcasa suave

Si bien están diseñados para soportar impactos más débiles, tienen la ventaja de que pueden resistir muchos más, así que no tendrás que reemplazarlos tan rápidamente. Esto se debe a que usan dos espumas de densidades diferentes, una más suave que entra en contacto con tu cabeza y otra más dura entre la parte exterior y esa almohadilla interna.

Si eres amateur o no sueles esquiar a mucha velocidad, te vendrán de maravilla, pero si estás buscando algo más resistente porque compites a nivel profesional o simplemente quieres más protección, mejor busca algo más duro.

La ventilación apropiada

Si sueles llevar guantes de esquí para protegerte del viento, ¿por qué no usar cascos que te den esa protección y hasta te permitan regularla?

Ventilación

Prácticamente cualquier casco de esquí cuenta con pequeñas aberturas diseñadas para permitir el paso del viento con tal de eliminar excesos de humedad o sudor. En la mayoría de los casos estos agujeros no son ajustables, sino que vienen fijos.

Sistemas de ventilación ajustables

A diferencia de los modelos fijos, estos sistemas (más costosos y avanzados) te permiten ajustar las aberturas para regular la entrada de aire dependiendo de las condiciones climáticas que te encuentres y de tus preferencias personales.

Estos sistemas pueden estar compuestos por botones, tapones o incluso mecanismos deslizantes. Todos funcionan realmente bien, así que la elección dependerá de tus preferencias y gustos.

¿Y mis gafas de esquí?

A muchos esquiadores les gusta usar sus gafas de esquí en todo momento, pero para eso es necesario encontrar un casco que se ajuste adecuadamente y que permita llevar las gafas el casco al mismo tiempo sin la menor interferencia. De hecho, no puede haber espacios vacíos entre el final del casco y las gafas, ya que pierdes protección y claramente podrías congelar tu frente.

Dicho esto, el casco debe terminar justo donde comienzan las gafas.

Estilos de cascos

De estilo edio

Son los más populares, incluyen una protección acolchada suave para las orejas que te da mucha comodidad y además mejora tu capacidad para escuchar al esquiar.

Estilo completo

Estos te cubren por completo y bloquean los elementos eficientemente. Lo cierto es que ofrecen mucha protección, así que hasta los profesionales y esquiadores de estilo libre los usan, así como los niños. Son los más indicados para quienes se arriesgan mucho, prueban nuevos trucos y esquían a altas velocidades.

¿Cada cuánto tiempo se debería cambiar el casco?

Sin importar el tipo de casco que uses, si ha llevado muchos golpes o si es de excelente calidad, se debe reemplazar cada 3 a 5 años, ya que el paso del tiempo y el uso constante hacen que los materiales se deterioren. Ahora bien, en el caso de los cascos de EPS, recuerda que no están hechos para varios impactos, así que revísalo y reemplázalo cada vez que tengas un golpe fuerte.

Por su parte, los de EPP son aquellos que sí pueden resistir varios impactos, siempre y cuando no sean demasiado fuertes.

Características a considerar

Almohadillas para orejas

Se hacen para mantener tus orejas cómodas y calentitas. Lo bueno, además, es que casi siempre se pueden quitar y poner cuando lo desees para tener más versatilidad y para variar los estilos.

Tela anti humedad

Se trata de fundas que puedes quitar y poner para evitar que la humedad haga estragos con tu casco y para mantenerlo protegido mientras no lo usas. Se pueden lavar y además son ideales si sudas mucho, ya que ellas absorben la mayor parte del sudor y tu casco queda limpio y fresco.

Audio

Algunos tienen sistemas de sonido incorporados, como los cascos de esquí Bluetooth que permiten escuchar música a través de las almohadillas para las orejas.

El pico

Este estilo de casco viene con visera, una especie de pico que sobresale de la parte superior y te ayuda a mantener la nieve y los rayos del sol lejos para que no molesten tu visión.

Las correas

Las cintas en la barbilla deben ser cómodas y fáciles de quitar, poner y ajustar. Algunas hasta tienen clips imantados que ayudan muchísimo a hacer ajustes fácilmente cuando llevas guantes.