cintas-de-correr-baratas

Las 7 Mejores Cintas Para Correr Que Ayudan A Quemar Calorías Extras

Al tener la mejor cinta de correr ya no tendrás excusas para dedicarle unos pocos minutos a tu salud, haciendo un buen ejercicio sin tener que salir de tu casa.

Si has tenido experiencia corriendo, ya debes saber lo bien que se siente esa descargas de endorfina en tu cerebro, generando una sensación de bienestar y haciendo que te sientas maravilloso después del entrenamiento.

Si hablamos de los beneficios de correr nos extenderíamos demasiado, pero basta con saber que esta práctica fortalece tu sistema cardiovascular, tus músculos, el sistema inmunológico, tu resistencia y hasta la autoestima, por lo que está actividad resulta beneficiosa tanto de manera física como mental.

Algo que podría incentivarte y mejorar las condiciones de la práctica es que puedas hacerla desde la comodidad de tu hogar con una cinta de correr, por lo que contar con este aparato deportivo es una ventaja que cambia tu vida, al liberarte de excusas para hacer ejercicios a la hora que desees, sin ir a un gimnasio, sin importar las condiciones climáticas y hasta mientras ves televisión.

Invertir en una cinta andadora, es invertir en beneficios para tu salud; y en la actualidad, las mejores caminadores ofrecen las mismas ventajas que los aparatos de gama alta que están en los gimnasios y sumándole además la comodidad que representa el tener una en tu casa, tendrás las condiciones dadas para alcanzar las metas más ambiciosas de salud y pérdida de peso desde tu propio hogar.



¿Cuál es la mejor cinta para correr?

Para elegir la más indicada para ti debes tomar en cuenta algunos factores que te darán comodidad mientras te ejercitas.

Si eres una persona alta, con zancadas largas debes considerar una caminadora de mayor estabilidad con superficie más larga; por otro lado, si prefieres un entrenamiento más vigoroso la mayoría de las caminadoras ofrecen la opción de ajustar la inclinación; ahora, si eres amante de la tecnología hay corredoras que cuentan con programas de entrenamientos establecidos y la cinta giratoria se ajustará automáticamente a la sesión elegida.

Sean cual sea tus preferencia en el mercado hay una cinta para correr que se adaptará tanto tus necesidades como a tu presupuesto por lo que seguidamente te enlistamos las siete cintas de correr baratas, resistentes y de mejor calidad que en la actualidad ofrece el mercado.

A continuación te presentamos las mejores cintas para correr:

1. Treo T101

Cuenta con una pantalla de buen tamaño para informarnos en todo momento la velocidad, el tiempo, la distancia y hasta las calorías consumidas, números que serán nuestro mayor aliento durante el entrenamiento.

Tiene programas de ejercicios preinstalados listos para satisfacer tus necesidades de pérdida de peso, aumento de resistencia, aumento de musculatura y más.

El motor de la cinta es potente y ofrece te ofrece velocidades efectiva y tres posiciones de inclinación que te harán aumentar el ejercicio mientras toma tu pulso a través de unos sensores de mano que incluye la cinta.

Es una caminadora que funciona bien, cumple con los objetivos y es duradera.

2. Diadora Walker 550

Es una cinta de correr plegable que no necesitas enchufarla a ninguna corriente eléctrica, y es perfecta porque el uso del cable no te limita a ubicar el equipo cerca de una toma  corriente.

El control de intensidad es manual, y con solo girarlo lo podrás desplazarte por los ocho niveles de resistencia y ajustarlo a tus necesidades sin complicadas configuraciones.

Es fabricada con metal de calidad, que conservará su acabado por buen tiempo y que además es de estructura firme.

3. Cecotec Runfit Sprint

Tiene 12 programas de entrenamiento  preestablecidos con distintos niveles de intensidad que te harán dar lo mejor de ti.

Lo mejor de la pieza es que es totalmente plegable, quedando de un tamaño tan reducido que cabe hasta debajo de tu cama.

Los brazos de agarre están cubiertos con goma espuma que te ofrece más seguridad, inclusive con manos sudorosas.

Y su diseño ofrece cómodos espacios para poner tu teléfono, toalla o botella de agua, así todo estará a la mano y no tendrás que interrumpir tu entrenamiento.

La cinta es resistente, con buen acabado, de superficie adecuada y soporta hasta 120 kg.

4. Fitness Eco 2580

Es de las más económicas, sin embargo, ofrece una excelente calidad.

Es ultra plegable, su diseño compacto es perfecto para cualquier espacio de tu casa. Con ella practicarás distintas técnicas de marchas dependiendo del objetivo que tengas.

Podrás adelgazar, tonificar piernas, combatir celulitis, mantener tu peso y hasta hacer rehabilitaciones  desde la comodidad de tu hogar.

Es un equipo que a pesar de ser básico dispone de una pantalla LED que te dará información precisa sobre tu rutina de ejercicios.

Si quieres una caminadora para tu casa sin tener que gastar demasiado, esta es la ideal para ti.

5. Airis

Es de pequeñas medidas, por lo que no tendrás problemas de espacio con ella.

Cumple su función y puedes caminar o correr con una velocidad de hasta 9 km/h  con total seguridad.

Es un producto de buena calidad con precio asequible. Es plegable, segura y con diseño liviano.

Con esta máquina conseguirás una vida más saludable sin invertir tanto dinero.

6. GS – Cinta de 2200W

Por ser semiprofesional  está diseñada, para un uso continuo en casa. La pantalla LED muestra la información con números grandes y podrás elegir entre 12 programas de entrenamiento.

Con esta pieza te moverás a una velocidad desde 1 hasta 12 km/h, mientras que te informará sobre la distancia recorrida, el tiempo, calorías quemadas, velocidad de marcha y pulsaciones.

Con una potencia de 2200W es una de las máquinas domésticas más completas que puedes tener en tu casa.

Es resistente, fácil de instalar y con excelente relación precio calidad.

7. Cinta de andar plegable Cecotec 1000w

Lo mejor de esta caminadora es que tiene un adaptador para conectar tu mp3 y hacer las jornadas más entretenidas.

Cuenta con 1000W de potencia y alcanzan a una velocidad de 10 km/h.

Tiene varias intensidades, frenado de seguridad y brazos cubiertos con espuma para ofrecerte mayor comodidad.

La superficie de carrera mide 98 x 36 cm lo que la hace cómoda para cualquier persona y que además tiene un sistema de seguridad con llave magnética que en caso de un accidente al desconectarse la llave, la cinta se detiene de inmediato.

El diseño se destaca por ser moderno y de color rojo, con espacios para objetos y además plegable para ponerla en cualquier lado.




¿Cómo comprar una cinta para correr?

mejor-cinta-de-correr-barata

Ya sea que estéis buscando mejorar condición cardiovascular, bajar de peso o simplemente mantenerse en movimiento, adquirir una cinta de correr para casa puede ser una gran inversión. Para que valga la pena cada centavo que invertís es importante considerar ciertos detalles al comprar:

Escoged el lugar de ejercicios y el tamaño de la caminadora

Es bueno visibilizar cuál será el espacio idóneo para colocar vuestra caminadora previamente y encontrar una máquina que quepa en él. Si bien existen cintas de correr plegables con las que podéis optimizar espacio, algunos usuarios prefieren quedarse con una de marco robusto y estático.

Otro detalle que determinará el tamaño de la máquina será la estatura y peso de la persona que la usará porque cada tamaño también tiene un límite de peso soportado que hay que tener en consideración.

Imaginad vuestros entrenamientos con caminadora

No sólo se trata de caminar o correr, una cinta de estas puede hacer más por vosotros si así lo deseáis y un truco para sacarle provecho a esta amiga multifacética es integrar vuestros ejercicios habituales a una caminadora. Por lo general, ejercicios como las sentadillas van muy bien con esta máquina porque le agrega la dificultad del movimiento, lo que intensifica vuestra rutina.

Escoged qué características usaréis

Así como vienen en distintos tamaños, también están disponibles con una variedad de características y esto engloba mucho. Estoy hablando desde las características físicas de la propia caminadora hasta en temas de software. Por ejemplo, veréis que algunas incluyen pantallas en donde podéis ver la hora, la fecha, los kilómetros recorridos, las calorías quemadas e información afín, mientras que otras integran botones que permiten ingresar información de vuestro peso, por ejemplo, o modificar detalles como la inclinación de la cinta o la velocidad.

Incluso, en la actualidad, hay modelos que lo llevan todo a un nuevo nivel y os permiten opciones de entretenimiento mientras entrenáis y es así como integran aplicaciones como Netflix, para que no os perdáis ni un capítulo de vuestra serie favorita o para que os entretengáis con una buena película, o Spotify para reproducir vuestra lista de reproducción favorita, esas por nombrar algunas.

Conozcamos los elementos de una cinta para correr

Sin duda, hay mucho por conocer sobre vuestra cinta andadora que nos permitirá tener una posición mucho más informada para ver el panorama completo a la hora de hacer vuestra elección definitiva y es por eso que os muestro un par de características que no podéis dejar pasar por alto para que os aseguréis de estar haciendo la mejor inversión:

Motor

El motor ideal de la máquina va a depender de cómo la uséis. Un motor de 1.2 caballos de fuerza resultaría bastante insatisfactorio, mientras que un motor de 1.75 a 2.0 vendría siendo una fuerza suficiente para caminar o hacer un trote ligero. A un corredor promedio, por su parte, le viene bien ir a por motores de 2.50 caballos de fuerza en adelante para sacarle más provecho. Por su parte los usuarios que pesan más de 102kg, deben optar directamente por motores de 3.0 caballos de fuerza.

Tamaño de la cinta

El tamaño de la cinta magnética dependerá, entre otras cosas, del nivel de comodidad que esperáis y de la altura del usuario. La mayoría se puede encontrar de entre 40 y 55cm de ancho, siendo 40cm ideal sólo para caminar. Sin embargo, 55cm e ancho da mucha más libertad de movimiento para correr e incluso incluir algunas rutinas de entrenamiento sobre la caminadora.

Ahora bien, cuando se trata de longitud, la mayoría de los modelos se encuentra entre 1 y 1,6m de largo. Si sois un corredor bastante alto, es mejor que no os conforméis con menos de 1,3m.

Velocidad de la cinta

Muchos modelos alcanzan una velocidad de 19km por hora, lo que está bastante bien para la mayoría de los corredores. Claro que, si estáis entrenando para una carrera o un maratón, os viene mejor un modelo que alcance los 20km por hora.

Amortiguación

Esto puede ayudar significativamente a reducir el impacto en vuestro cuerpo entre 15 y 40%, según el modelo, y es uno de los principales beneficios que tienen estas máquinas frente a correr o caminar sobre el pavimento u otras superficies.

Espacio y portabilidad

¿Necesitáis algo que ahorre espacio? Os tranquilizará saber que la mayoría de los modelos plegables que encontraréis en el mercado son de excelente calidad. Pero, sin dudas, los modelos con marcos sólidos y resistentes tendrán un mayor rendimiento y durabilidad.

Seguridad

Correr en casa también debe ser seguro y es por eso hay ciertas cosas que debéis mirar en vuestra máquina con este propósito, uno de ellos es mirar que la cinta sea ancha para reducir las posibilidades de pisar fuera de ella y caer. Hay modelos también que tienen una cinta atada a la máquina y que os colocáis en vuestra muñeca, así, cuando os caigáis, la cinta se halará y se apagará automáticamente la caminadora. También este sistema lo hay en forma de botón de emergencia.

Diferentes tipos de cintas de correr

No fue sino a mediados de 1952 que la máquina de correr hizo su entrada triunfal en el mercado, pero con fines médicos. Desde ahí y hasta ahora, mucho ha sido el camino recorrido, un ejemplo de eso es que ya no se usan sólo para ayudar a diagnosticar afecciones médicas, ahora también son fundamentales para el acondicionamiento físico y hay varios tipos de ellas.

Manual

No funcionan con electricidad sino con vuestro movimiento al caminar o correr en sus bandas de rodamiento basadas en rodillos. Suelen ser más livianas y menos costosas, por lo que también tienen menos características. En general, son más adecuadas para caminar que para correr.

Motorizado

Se valen de una correa giratoria impulsada por un motor eléctrico. A su vez tienen una gran variedad de funciones y características que hacen que correr o caminar sobre ellas sea una experiencia más suave. Requieren mayor espacio y son más costosas y duraderas que sus antecesoras, las manuales.

Híbridos

Algunas cintas de correr combinan su diseño motorizado habitual con el de una máquina elíptica o de paso a paso, por lo que también incluyen una estructura parecida a un pedal. A diferencia del pedal que tiene un movimiento hacia arriba y hacia abajo, los híbridos imitan los movimientos semicirculares de una elíptica en una superficie de pie móvil.

Cintas de correr plegables

Tienen la opción de plegar la banda de rodadura hacia la consola o viceversa. De esta forma se hacen más fáciles de almacenar de manera vertical u horizontal. Por lo general, son portables. Son una buena opción para uso doméstico.

Cintas de correr de escritorio

Son combinaciones de cintas para caminar o correr y escritorios de oficina que os permiten redactar artículos y trabajos desde vuestro ordenador, firmar papeles y actividades de oficina simples mientras os ejercitáis.




Cintas de correr manuales Vs. Motorizadas

Además de su sistema de funcionamiento, aún hay un par de cosas más de las que se diferencian y por las que algunos prefieren una sobre otra. En líneas generalas, las cintas de correr manuales se conocen por ser más ligeras y más económicas que las de motor.

Para quienes tienen poco espacio, será buena noticia saber que éstas, cuando se pliegan, se almacenan mucho más fácilmente que las eléctricas. Por otro lado, también os ahorran mucho en vuestra factura de electricidad porque no requieren alimentación de la red eléctrica para su funcionamiento y suelen ser bastante duraderas. Sin embargo, no son viables para los corredores.

Las motorizadas, aunque necesitan de energía eléctrica para funcionar, son mucho más versátiles y el usuario no necesariamente tiene que sostener las manos sobre las manijas durante el entrenamiento, como pasa con las manuales.

La inclinación de la cinta de correr: manual o automática

Lo que algunos no saben es que la inclinación es clave para bajar de peso o manteneros en buena forma física porque simula el caminar o correr cuesta arriba.

SI vais por modelos de máquinas para caminar baratas, debéis saber que por lo general os permiten cambiar la inclinación sólo de forma manual, os tenéis que bajar de la máquina y hacer la configuración antes de continuar. Esto no sucede en la mayoría de los modelos motorizados, por lo general este cambio se puede hacer de manera automática, usando tan solo un par de botones.

Incluso muchas están preparadas para hacer cambios de inclinación y velocidad automáticamente según el programa de entrenamiento de correr o caminar. Los programas de ritmo cardíaco son ejemplo de ello, cambian estas variables para lograr la frecuencia cardíaca deseada y el estrés en el usuario.

Cintas de correr vs. Cintas de caminar

Si en algo se diferencian estas dos es en la velocidad que son capaces de alcanzar. Cuando la cinta está diseñada para bajas velocidades, por debajo de los 8 km/h, por ejemplo, significa que su funcionamiento es exclusivo para caminar o bien para trotar muy lentamente. Este modelo es mucho más resistente y duradero, soportando así mayor peso. La potencia de salida del motor eléctrico suele ser algo baja y con una buena refrigeración, por lo que los motores suelen tener garantías casi de por vida.

Por el contrario, las cintas para correr, son más versátiles porque podéis caminar también en ellas, trotar lentamente, integrar otros ejercicios e incluso entrenaros para alguna carrera. Por eso necesitan de motores más fuertes que permitan alcanzar velocidades más altas, de unos 10 o 15km/h, por lo que suelen ser más costosas.

Cintas de correr Vs. Escaladoras

A simple vista tienen sus diferencias marcadas, podemos empezar por decir que las caminadoras o cintas de correr una única cinta que se usa para sus dos funciones principales. Por su parte, las escaladoras tienen dos bandas de rodamiento que bien pueden utilizarse como cintas de correr, comunes y corrientes, o como escalador de escaletas con dos pedales independientes que se mueven de arriba abajo, pero también pueden usarse como un entrenador elíptico. Sin embargo, las segundas son demasiado costosas.

¿Merece la pena ir a por unas cintas de correr comerciales?

La respuesta a esta pregunta dependerá del nivel de uso y desgaste al que estará expuesto la máquina. Y es que, si sois dueños de un gimnasio comercial, tenéis que contar con cintas que estén diseñadas para soportar el desgaste diario y continuo al que estarán expuestas por usuarios de todos los tamaños y pesos, también será bueno que éstas tengan garantía comercial y soporte técnico.

Cuando se trata de un gimnasio casero, hacer una inversión tan grande muchas veces no merece la pena y es que el desgaste al que está expuesta una máquina en casa nunca es tan grande como en un gimnasio comercial, por lo que bastará con un modelo rendidor pero sencillo y mejor ajustado a vuestro presupuesto.

Beneficios

Mantener el cuerpo en movimiento caminando o corriendo os traerá muchos beneficios a vuestra salud, manteniendo un aumento en vuestra salud cardiovascular y huesos y músculos más fuertes. Además de gozar de buen ánimo gracias a la liberación de endorfinas.

¿Pero por qué una cinta de correr y no hacerlo al aire libre? Pues, os ahorraréis m0lestias por la lluvia o por el excesivo calor de verano, además estas cintas están diseñadas para amortiguar mejor cada paso que deis. Además, podéis hacerlo a cualquier hora y podréis escoger la compañía del televisor o de lo que deseéis.

Calorías quemadas

Actividades como correr son altamente beneficiosas para quemar calorías a un ritmo rápido y así perder grasa. La cantidad de calorías que quemaréis dependerá de vuestro peso y la duración y velocidad del ejercicio.

Algunos consejos

Correr sobre una cinta en movimiento es una sensación bastante diferente a hacerlo sobre una superficie estacionaria. La clave en acostumbrarse a esa sensación, por eso lo más recomendable es pararse en los rieles laterales y empezar a una velocidad lenta, luego pisar el cinturón y comenzar a caminar. Subidle la velocidad hasta que os sintáis plenamente cómodos.