Los 7 Mejores Compresores de Aire Que Te Facilitarán La Vida y El Trabajo

Tener en casa, el trabajo el taller el mejor compresor de aire, puede ser una salvación si necesitas operar maquinaria o herramientas impulsadas por aire comprimido,

Un aparato de esta naturaleza puede resultar muy útil para diversas labores, tanto dentro como fuera del hogar. Puedes usarlo para pintar, en diversas actividades de uso profesional y amateur e incluso, hay otros tipos que puedes usarlos para taller.

Hay compresores de diversos tipos, entre los más populares están los fijos y los portátiles, pero consigues también los compresores para coche o camión y hasta sirven para inflar las ruedas de la moto, éstos suelen tener batería recargable de 12v.

No obstante, antes de comprar, debes tener claro cuál es el uso que le darás y qué tipo y cualidades requieres, de forma que hagas una inversión acertada.

En el mercado hay disponibles una extensa variedad de compresores. Nosotros hicimos un test de cualidades y características, establecimos comparativas entre fabricantes, costos y calidad y, finalmente, elaboramos esta guía para que te oriente en tu selección:

A continuación te presentamos las mejores compresores de aire:

1. Compresor de aire 425090 de Mecafer

Cómodo y completo

Este compresor es realmente multiuso, ya que tiene las capacidades perfectas tanto para limpiar y soplar hojas, el suelo, superficies llenas de polvo o tierra, hasta para inflar ruedas de vehículos, bicicletas y mucho más. También es posible usar otras herramientas que emplean compresores como pistolas de tornillos, pistolas para grapar, atornilladores, pistolas de pintura y demás.

Todo gracias a que tiene una fuerte potencia de 2 caballos de fuerza, además de un cilindro sin aceite, así que no requiere mantenimiento. Además de todo, su cubeta tiene 50 litros de capacidad y una presión máxima de 10 bar.

Finalmente, cuenta con un cable de alimentación de 1.8 metros y también cuenta con ciertos complementos que lo hacen ideal para todo uso. Por ejemplo, es muy maniobrable gracias a sus grandes ruedas y manubrios, también tiene manómetro y un regulador en la pistola y viene con un portaherramientas.

2. Compresor de aire CA-MBL6 de Michelin

Compacto y completo

Lo primero que llama la atención de este buen compresor es su compacto tamaño, lo cual lo hace super portátil y cómodo de transportar de un lado a otro. Lo único malo de esto puede ser que, claramente, la capacidad del tanque no es tan alta, ya que solo alcanza los 6 litros. Al mismo tiempo, puede ofrecer una alta presión máxima de hasta 7 bar, mientras que el caudal total de aire es de 100 PSI.

Cuenta con interruptor de encendido, así como regulación de presión con 2 manómetros y función de autolubricación para facilitarte el mantenimiento. Aparte de eso, el diseño también facilita el uso y te lo hace todo más cómodo, desde sus pies con gomas que absorben los impactos hasta la manilla ergonómica para poder levantar este compacto compresor de apenas 7,5 kg de peso.

Podrás hinchar ruedas y usar herramientas de presión.

3. Compresor 50 Litros 2200W 356l/min 220V Grand Master

De doble pistón

Con un depósito que tiene capacidad para hasta para 50 litros, presión máxima de 116 psi, filtro de aire y potencia de 2200 vatios, este compresor portátil de doble pistón es ideal para el trabajo en talleres, en la alimentación de herramientas neumáticas.

Tiene presostato automático y protección térmica contra sobrecargas, así que no tienes que estarte preocupando por el sobre uso de energía.

Es un instrumento liviano para fácil transporte, trabaja con dos acoplamientos rápidos y viene lubrificado con aceite, para dar mayor duración a la vida del motor.

Su precio es el más elevado de toda nuestra selección, sin embargo, quienes ya lo tienen opinan que es un instrumento práctico, de buen caudal y de gran calidad. Aseguran que vale la pena la inversión.

4. Compresor de aire Stanley DN200/10/5 AIRBOSS

Profesional y robusto

Elaborado especialmente como un ayudante en la casa, jardín y taller, este pequeño aparato portable es de calidad profesional y hecho con materiales robustos y resistentes.

Su punto fuerte es prestar energía a equipos como pistolas de grapas, presión, clavos, entre otras. Este mini compresor es muy versátil.

Trabaja con un voltaje de 230 voltios, tiene potencia de 1100 vatios y un motor de 15 caballos de fuerza, su presión máxima es de 145 psi y no viene lubricado.

Es asequible y quienes ya lo tienen alaban su gran rendimiento en contraparte a su escaso peso y ligeras dimensiones. Afirman también que es bastante ruidoso para su tamaño.

5. Revolution’Air 425022 Revo Handy

Compacto y portátil

Fabricado con un mango largo, compacto y ligero, este aparato tiene capacidad cúbica para cinco litros, presión máxima de 145 psi y un caudal de 180.

Se trata de un equipo manejable, de uso sencillo, fácil de trasladar y con cable alimentación eléctrico de 230V. Viene con arrastre coaxial, es monocilíndrico y funciona sin aceite, con potencia eléctrica de 1.2 kW

No es silencioso, pero es un equipo de gran rendimiento, muy útil para trabajos en el hogar y para alimentar las herramientas en diversos tipos de talleres.

Tiene precio bajo y lo consigues en un sobrio color negro con tanque naranja.

6. Cevik Pro PRO24XT

De fácil transporte

La marca Cevik, pone a tu disposición este compresor que, aunque grande, es de fácil traslado y almacenamiento, gracias a su aza y ruedas de transporte

Es un equipo robusto, con depósito de capacidad para 24 litros, potencia de 230 V y motor de 2.5HP, que viene equipado con regulador de presión y trabaja con 145 psi de presión.

Viene lubricado, con protección térmica, cilindros de fundición y un peso de 25 kilos.

Está elaborado con materiales sólidos y de buena calidad y es ideal para trabajos tanto en casa como en talleres especializados, especial para pintar y el manejo de otras herramientas. Es el menos costoso de nuestra selección.

7. Einhell TE-AC 270/24/10

Práctico y duradero

OFERTA

El modelo TE – AC 270 de Einhell viene acondicionado con un flujo variable cuya presión máxima es 145 psi. Esta cualidad de variabilidad lo hacen ideal para diversos tipos de trabajo tanto en el hogar como en áreas de trabajo más especializadas.

Se trata de un instrumento pesado, alcanza los 27 kilos, trabaja con voltaje de 230 y tiene potencia de 1800 vatios.

Viene con válvula de seguridad y de retención y, además tiene lubricación con aceite y una ventana de inspección que te permite ver el nivel y determinar qué tipo de aceite lleva el compresor de aire. Con esta opción podrás prestar atención cuando necesite cambio o lubricación completa y así preservarás más la vida de tu equipo.

Es Económico, viene en un llamativo color rojo y, en opinión de quienes ya lo compraron es un instrumento de gran potencia, pero no está insonorizado.

Guía de compra: Los mejores compresores de aire de 2019

¿Qué es un compresor de aire?

mejor-compresor-de-aire

Compresor de Aire

Es un aparato que utilizan la energía mecánica para transformarla en neumática, comprimiendo el aire a través de un aumento de presión para posteriormente traspasarlo a otra herramienta mediante un tubo o manguera.

Dicho de otro modo, son los aparatos que proporcionan energía a las herramientas y máquinas de construcción gracias a su sistema de funcionamiento, basado en tomar gas (aire en la mayoría de las ocasiones) que después comprimen en un espacio reducido, el tanque. Es una fuerza motriz y sustituye a la electricidad porque es más segura y barata.

Al igual que las bombas, también desplazan fluidos, pero a diferencia de las primeras que son máquinas hidráulicas, éstos son máquinas térmicas, ya que su fluido de trabajo es compresible, sufre un cambio apreciable de densidad y, generalmente, también de temperatura; a diferencia de los ventiladores y los sopladores, los cuales impulsan fluidos, pero no aumentan su presión, densidad o temperatura de manera considerable

Funcionamiento de los compresores de aire

Los compresores de una sola etapa y de pistón son los modelos más comunes para uso doméstico y funcionan bien para muchas aplicaciones relacionadas con el hogar o un pequeño taller. Un motor, que puede ser eléctrico o de gasolina, impulsa un pistón que manda aire a un tanque de almacenamiento. A medida que el pistón impulsa más aire la presión aumenta. Una vez que la presión alcanza un nivel específico el compresor deja de funcionar. A medida que utiliza el aire almacenado para alimentar una herramienta, el equipo se reinicia para generar la presión de aire de nuevo.

También están los compresores de dos etapas, éstos tienen dos pistones. El primero comprime el aire y lo empuja a través de una válvula de retención al segundo pistón, que lo comprime más y lo manda al tanque. Suelen ser pesados. Son buenas opciones para un uso continuo en tiendas o para alimentar múltiples herramientas a la vez.

Tipos de Compresores de Aire

Existen diversos tipos, están por ejemplo los fijos que se diseñan para ser colocados en una tienda o garaje. Son modelos de alta potencia con diseño vertical, cuyos grandes tanques de almacenamiento permiten un uso más prolongado.

Conseguirás también los infladores, que son los compresores más pequeños. Un inflador no tiene un tanque de almacenamiento, por lo que el motor debe funcionar continuamente para suministrar aire.

Encontrarás asimismo los portátiles, ideales para aplicaciones ligeras y rápidas. Éstos vienen con tanques más pequeños, ruedas para moverlos fácilmente y suelen ser modelos compactos que vienen en diferentes estilos, entre ellos:

Panqueque:

Tienen tanques de almacenamiento redondos y planos montados en la parte inferior de las unidades. El diseño añade estabilidad y ocupa menos espacio que otros estilos.

Hot Dog:

Tienen un diseño horizontal con un solo depósito cilíndrico.

Doble pila:

Tienen dos tanques horizontales y cilíndricos. El diseño apilado añade capacidad de aire sin aumentar el espacio que necesita la unidad.

Carretilla:

Tienen tanques gemelos cilíndricos y cuentan con rueda y asas para una fácil movilidad.

Fuente de alimentación

Las fuentes de alimentación son, básicamente, dos: electricidad o combustible. Los compresores eléctricos son los modelos más comunes. Requieren menos mantenimiento que los modelos de gasolina, son más silenciosos y funcionan en cualquier área seca con un suministro eléctrico. Son adecuados para trabajar en interiores y suelen funcionar con corriente de 120V. Un compresor eléctrico portátil requiere un cable de extensión adecuado, lo que limita la movilidad.

Los que funcionan con gasolina son una buena opción para áreas de trabajo al aire libre donde la electricidad es limitada o no está disponible. Por lo general, tienen más potencia que los modelos eléctricos, por lo que pueden generar mayor PSI.

Especificaciones

La potencia (HP) de un compresor indica la potencia de salida del motor. Una mayor potencia produce una mayor presión de aire, medida en PSI. Un PSI más alto significa que el compresor puede almacenar más aire en el tanque, lo que le permite operar las herramientas de aire más tiempo.

La cantidad de pies cúbicos por minuto (CFM) y pies cúbicos estándar por minuto (SCFM) describen el volumen de aire que un compresor entrega a niveles específicos de PSI. El valor CFM cambia a medida que cambia la PSI. A medida que disminuye la salida PSI, CFM aumenta. Un compresor con una clasificación CFM más alta puede proporcionar más aire y es más adecuado para aplicaciones más pesadas.

Los fabricantes de compresores clasifican el tamaño del tanque de almacenamiento en galones. Los tanques más pequeños almacenan alrededor de 4 a 6 galones que son suficientes para muchos proyectos como el aerógrafo y el funcionamiento de pistolas de clavos. Los tanques más grandes almacenan más aire comprimido a presiones más altas. Son adecuados para tareas más grandes que requieren un flujo de aire sostenido, como trabajos automotrices y proyectos de remodelación.

Características de un compresor

Comprender las funciones disponibles del compresor te ayuda a elegir un modelo con el que puedas manejar y simplificar tus trabajos. Aquí te mostramos algunas:

  • Bomba libre de aceite: Reduce el mantenimiento y no mezcla aceite en el aire comprimido.
  • Sistema de transmisión por correas: Proporciona un funcionamiento más silencioso que un sistema de transmisión directa.
  • Protección térmica: Detiene el motor para evitar daños por sobrecargas.
  • Escape ajustable: Te permite dirigir el escape lejos de tu área de trabajo.
  • Acopladores múltiples: Te permiten manejar diferentes tareas sin necesidad de conectar y desconectar herramientas.
  • Accesorios y herramientas incluidos: Tal es el caso de mangueras, clavadoras y pistolas, añaden valor a tu inversión. Ten en cuenta que no todos los compresores vienen con mangueras de aire.

 

Lo que debes considerar antes de comprar un compresor:

Antes de comprar, hay una serie de factores, funciones y características del compresor que debes tener en cuenta para que adquieras justo el que necesitas:

Tu requerimiento de CFM:

Es, tal vez, la consideración más importante al momento de comprar un compresor ¿Qué cantidad de pies cúbicos por minutos necesita producir el compresor de aire para que trabajen de manera óptima todas las herramientas?

Elegir un tamaño de tanque:

La elección de la capacidad perfecta del tanque / receptor afectará seriamente el rendimiento de tu compresor. De manera que, de acuerdo a tus necesidades, deberás elegir aquel cuya capacidad de tanque sea más conveniente a los usos que darás al equipo

Aceite o compresor de aceite:

Los que son libres de aceite son de bajo mantenimiento y no tienen contaminantes, sin embargo, un compresor estándar producirá una salida más grande y funcionará más silencioso.

Uso profesional, semi-profesional o doméstico:

Todos vienen con garantías, según el uso que le darás. Asegúrate de elegir el adecuado para tu tipo de trabajo o proyecto a realizar.

¿Por qué utilizar un compresor en lugar de otra fuente de alimentación?

Elegir el aire comprimido como una fuente de energía, en lugar de la electricidad común, tiene muchos beneficios distintos. El uso de alimentación a través de compresor se ha hecho cada vez más popular en los hogares, así como lugares más grandes como talleres y garajes. Aquí algunos de los beneficios:

  • Menor peso y herramientas ergonómicas: Las herramientas tienden a ser mucho más ligeras y pequeñas que las de baterías o las accionadas por electricidad, simplemente porque no necesitan estar equipadas con un motor pesado o células de batería.
  • Más seguro que la electricidad: Son más seguros, porque no contienen elementos eléctricos, lo que significa que no hay nada que pueda resultar dañino eléctricamente y potencialmente dañar al usuario. Hay muchos trabajos en los que no se pueden usar herramientas eléctricas debido al riesgo de incendios o a la posibilidad de electrocución del operador. Si trabajas en un área húmeda, o si hay gases combustibles alrededor, puedes usar herramientas de aire y un compresor para mantener las condiciones seguras de trabajo.
  • Más económico: Suelen ser, casi siempre, más baratos que las herramientas eléctricas o las hidráulicas, además, tienen requisitos de mantenimiento considerablemente más bajos, lo que significa menos tiempo de inactividad.

Electricidad, Gasolina o Diesel

Con un compresor eléctrico convencional siempre estarás limitado a un área cerca de una toma de corriente. En cambio, con un compresor impulsado por gasolina o Diesel puedes estar, sin obstáculos, donde quiera que necesites. Este tipo de compresor es perfecto para uso semi-profesional y profesional.

5 razones por las que necesita un compresor de aire

Existen diversas razones para tener un compresor, sin embargo, según sus usos más cotidianos, éstas cinco que te mencionamos a continuación pueden ser las que te ofrezcan una mayor motivación para que compres uno:

  • Es más barato usar una pistola de clavos: Si te gusta el bricolaje y la carpintería todo es más fácil con una pistola de clavos, pero usarla sin un compresor hará un enorme hueco a tu bolsillo, mientras que si alimentas su potencia con uno te estarás ahorrando unos cuantos euros. Un beneficio adicional es que las clavadoras neumáticas son más ligeras y fáciles de maniobrar, y la presión dura mucho más que una carga de la batería.
  • Pintar es un paseo: Si eres de los que no tiene tiempo para rodillo o brocha, pintar y barnizar con pistola los muebles y gabinetes te dará mejores acabados en menos tiempo. Todo parecerá como nuevo y te habrás ahorrado el dinero de contratar a alguien para hacer ese trabajo.
  • Puedes hacer trabajos pequeños en tu propio coche: Si tienes a mano un compresor, y sabes algo del tema, podrás cambiar un filtro de combustible, realizar una puesta a punto o instalar una nueva válvula de PCV, quitar pernos en poco tiempo. Un compresor de aire realmente hace factibles muchas reparaciones de automóviles, casi por cualquier persona.
  • Es versátil: No se puede superar la versatilidad y rentabilidad de un compresor. ¿Necesitas limpiar el aserrín que hay en tu piso del garaje? Saca tu herramienta de soplador. ¿Quieres acondicionar la bicicleta de tu niño mayor al más pequeño, pero quieres cambiar el color? Saca tu pulverizador de pintura. ¿Necesitas actualizar el aspecto de una habitación con nuevos zócalos o molduras? Un clavador te ayudará a completar el trabajo en un instante. Y si eso no fuera suficiente, las herramientas de aire son mucho más duraderas.

¡Es genial! Un compresor es una gran herramienta. Claro, se necesita un poco de esfuerzo para aprender a usarlo, pero, una vez que aprendes, puedes hacer de todo.