Las 5 Mejores Cunas Colecho Para Su Bebé Duerma Seguro

Las mejores cunas colecho son el complemento perfecto de cuidado para las madres que quieren dormir al lado de su bebé recién nacido.

La cuna sidecar o cuna colecho se ajustan para colocarlas justo al lado de la cama, lo que ayuda a aquellas mamás que han tenido partos difíciles o por cesárea a guardar el reposo necesario y también proteger de una mejor manera a los bebés en su primer año de vida.

Con estas minicunas se puede controlar de una mejor manera su alimentación y proporcionarles todos los beneficios de la lactancia materna. Además, se han hecho populares en los últimos años ya que se han reducido notablemente los riesgos de muerte y asfixia.

Por lo general funcionan para los bebés de 0 a 9 meses, pero algunas marcas ofrecen complementos para modificarlas en un moisés o sofá infantil, así que también nos podemos ahorrar un poco de dinero al no tener que comprar una cuna de mayor tamaño.

¿Cuál es la mejor cuna de colecho?

Antes de elegir la cuna colecho que se ajuste a sus necesidades y que al mismo tiempo aporte confort a su bebé, debe tener en cuenta su tamaño, marca, sistema de seguridad, materiales y lo que está dispuesto a pagar por ello.

Entre sus características debe buscar aquella que sea cómoda pero con materiales de mayor resistencia y que se ajuste a su habitación, a la altura de su cama y que pueda transformarse para ser el sitio de descanso de su bebé por una mayor cantidad de tiempo.

Actualmente se pueden conseguir muchos modelos de cunas colecho para bebés baratas como las de mayor calidad y precio. Aquí te mostramos nuestra propuesta de las 5 mejores.

A continuación te presentamos las mejores cunas colecho:

#1 Cuna colecho Chicco Next2Me

No se necesita comprar otra cuna

Esta cuna permite un mejor acceso para las madres con partos difíciles y/o por cesárea sin que tengan que elevarse o inclinarse.

Posee una altura que se puede regular con 6 posiciones desde 32 a 52cm, un sistema de anclaje sencillo y seguro y una ventana hecha de malla con una cremallera que permite una mejor ventilación.

Además de ser amplia y estar hecha de materiales robustos, esta cuna se puede inclinar y también modificar para ser el sitio de descanso del bebé desde sus 0 a los 3 años de edad. Es perfecta para viajes.

 

#2 Cuna WALDIN

Cuna apta para alérgicos

La marca Waldin fabricó esta cuna de color blanco con madera de haya maciza y un colchón de espuma con 4cm de grosor. Su funda de 100% algodón además de ser extraíble, se puede lavar y es antialérgica.

Es cómoda, práctica y versátil, ya que incluye los materiales para convertirla en un moisés o un sofá infantil. Su altura se puede regular desde los 27 a 55cm, se acopla a todas las camas sin ningún tipo de abertura y se puede desplazar por toda la casa gracias a su sistema de 4 ruedas con frenos.

 

#3 Cuna colecho Pinolino Janne

Diseño innovador

Realizada en madera de abeto, esta cuna de color blanco es recomendada para bebés de 0 a 12 meses. Se puede ajustar a todo tipo de cama sin ningún tipo de abertura y posee un somier con 5 niveles de 33cm, 36cm, 39cm, 42cm y 45cm.

Su colchón mullido y cómodo tiene un núcleo fabricado en poliuretano y posee una funda de color blanco con puntos de diferentes colores. En la zona inferior de la cuna se encuentran un estante para dos cestos donde se pueden reservar y tener a mano algunos implementos del bebé.

 

#4 Cuna Infantastic Bluesky

La opción que se ajusta mejor al bolsillo

La cuna colecho de la marca Infantastic se puede desplazar con facilidad por toda la casa gracias a su sistema de 4 ruedas, donde 2 de ellas se pueden bloquear para mayor seguridad. Está fabricada en madera y tiene unas dimensiones de 84x48x74cm.

Su superficie estable se puede ajustar a la altura de la cama y posee barrotes de protección con los que se puede transformar en una cuna mecedora, ya que las ruedas de 2 patas se pueden plegar hacia atrás.

En su caja podemos encontrar la colchoneta, una ropa de cama de corderitos y el dosel.

 

#5 Cuna de colecho Babybay

El cambio a una cuna o cama más grande es menos intimidante

Cómoda, compacta y resistente. La cuna Babybay importada desde Alemania, tiene un peso de 9Kg, unas dimensiones de 88x43x80cm y es recomendada para bebés de 0 a 9 meses. Está realizada en madera y su sistema es fácil de montar.

La altura de la cuna y el colchón se pueden ajustar a cualquier tipo de cama sin aberturas, lo que brinda mayor seguridad al bebé y facilidad a la hora de alimentarlo. Incluye un colchón con protector de color blanco por lo que funciona a la perfección como cuna unisex.

¿Qué es una cuna colecho?

En la última década se ha hecho popular el término colecho o co-sleep como se conoce en inglés, que significa compartir el área de sueño o el lecho para descansar, aunque eso no representa necesariamente llevar al bebé o niño a la misma cama en la que duermen los padres.mejor-cuna-colechoEl significado de esta palabra se ha ampliado hacia los accesorios e incluso incluir la cama del pequeño en la misma habitación.Dependiendo del diseño del cuarto, los padres tienen la opción de mantener a su hijo al lado de la cama durante toda la noche. Muchos accesorios, sobre todos para los recién nacidos, permiten que la madre tenga acceso al bebé sin mucho esfuerzo durante la noche.Las cunas de colecho pueden ser un aliado perfecto para solucionar los inconvenientes dormir con tu bebé en la cama. Son unas cunas que se acoplan fácilmente a cualquier tipo de cama y funcionan como una “extensión” de la misma.

¿Cómo funciona una cama colecho?

Se trata de dormir con el bebé en la cama de los padres para favorecer la lactancia y el descanso nocturno, así sin más.  De hecho, es una práctica común en la parte Oriental del planeta.Por ejemplo, en India se lleva a cabo simplemente para mantener al niño caliente durante la noche. En Japón, se practica hasta que los niños tienen siete años.En cambio, en Occidente, fue una práctica habitual hasta el siglo XIX, cuando se dejó de hacer porque las casas empezaron a disponer de más dormitorios y uno de ellos iba destinado a los niños.A pesar de lo que digan las abuelitas sobre mal acostumbrar al bebé, a malcriarlo y hacerlo dependiente de la madre ya es un hecho y múltiples instituciones dedicadas a la salud materno infantil lo están promoviendo.Además, si lo piensas bien, en tiempos anteriores no había elección ya que toda la familia compartía una habitación e incluso la cama porque no había posibilidades económicas de descansar de otra manera.Pensando en los beneficios, fueron diseñadas estas cunas que se adaptan al colchón de la cama de los padres, con la finalidad de mantener al bebé lo más cerca posible de la madre durante el descanso.Tener al nuevo miembro de la familia a la vista y al alcance, son los puntos a favor que hacen que la popularidad de este método haya aumentado durante la última década.

Tipos de camas co-sleep

Modelo Sidecar

En el mercado existen tres tipos de camas que te pueden ayudar a practicar el descanso compartido.La primera de la que hablaremos será la que va a un costado de la cama, también conocida como accesorio Sidecar. Ésta solo puede ser usada en una cama tradicional cuyo colchón no sobrepase la base.Tienen forma de media luna para imitar la sensación protectora de un abrazo.La manera de acoplarla es uniendo la litera a un anclaje que corre debajo del colchón y se une al otro lado de la cama. La tensión de las cuerdas debajo del colchón ayuda a mantenerlo firme en su lugar.Se recomienda que no haya más de media pulgada de espacio entre la cama plegable y el colchón con este tipo de cama por razones de seguridad ya que el bebé puede escurrirse por ese espacio y causar un accidente.

Giratorias

Es el preferido de muchos padres ya que se puede usar como una cuna independiente o colocada sobre el costado del colchón para sostener mejor al bebé y mantenerlo cerca durante la noche.De igual forma, se puede trasladar para diferentes lugares de la casa sin problemas y sin tener que interrumpir el descanso para alzar al peque.

Barandas de bloqueo

Otra opción es empujar la baranda directamente contra el colchón y usar los seguros incorporados para fijarla firmemente en su lugar.Este accesorio se utiliza cuando el niño está un poco más grande y comparte la cama con los padres. La barrera sirve para que no caiga al piso la criatura.Las barandas son usualmente colocadas en las camas de los niños cuando duermen solos pero no son lo suficientemente maduros para controlar sus movimientos durante la noche.

¿Qué es compartir el sueño?

Co-dormir, también conocido como compartir el sueño, es cuando uno o ambos padres duermen en una misma cama con su hijo.Las distintas formas de dormir juntos son: el uso compartido de la misma cama , diferentes camas en la misma habitación, agregar una barra lateral a un lado de la cama o al costado de la madre o recibirlo cuando el niño así lo desee.

Beneficios del colecho

A diferencia de las culturas occidentales, dormir en compañía de un bebé es aceptado en muchas otras sociedades. De hecho, en algunas familias, no dormir junto al bebé puede ser considerado como un acto irresponsable, sobre todo si se trata de un recién nacido.Recientemente, estudios han demostrado que dormir con el niño puede generar más beneficios de los pensados. Algunos de ellos los hemos enumerado a continuación:-Tienen menor riesgo de muerte súbita al dormir con los padres-Más horas de descanso de la madre y mejor calidad del sueño para el bebé-Menos complicaciones a la hora de dormir-Sensación de seguridad en el niño y tranquilidad para los padres.-Es más fácil el dar de mamar-Disminuye la ansiedad por la separación-Se sincronizan los patrones de sueño entre la madre y el bebé-Los niños con problemas de sueño duermen mejor con sus padres-Se duermen más rápido-Despierta sonriente y de buen humor-Sentir el calor y el olor de su madre los ayuda a sentirse más cómodos-Es más fácil vigilarlos si están enfermos-Desarrollas la conexión con el bebé-Ideal para habitaciones con poco espacio-Ayudan a las madres trabajadoras a pasar más tiempo con sus hijos-No existe la preocupación de que se caiga de la cama-Les da confianza y seguridad a los niños-Incluye al padre en la relación y mejora el vínculo entre ambos.Por otra parte, también hay detractores de este sistema. La mayoría apuntan al riesgo de asfixia, por lo que la mayoría de los pediatras recomiendan no compartir la cama con el bebé.Se piensa que la práctica de este método crea asociación por parte del niño del concepto de sueño y presencia de los padres, lo que puede dificultar la conciliación del sueño a la hora de la siesta o si se pone a dormir al bebé solo.El colecho puede conllevar una mayor dependencia de los padres por parte del bebé.La falta de intimidad en la pareja es uno de los aspectos que poco se toca lo que puede afectar a las relaciones sexuales y fracturar el matrimonio.

Datos de seguridad para la hora de dormir con tu bebé

Se dice que el 74 por ciento de las muertes súbitas en lactantes suceden durante el colecho y por tal motivo la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) desalienta a los padres de compartir la cama con sus bebés.Sin embargo, estos datos se refieren a los padres que usan drogas o alcohol como una variante presente en estos casos.En contraparte, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) y el Grupo de Trabajo de Muerte Súbita Infantil de la AEP han elaborado un documento con recomendaciones para llevar a cabo esta práctica en bebés de menos de 6 meses, haciendo la salvedad solo en casos como:-Prematuridad y bajo peso al nacimiento.-Situaciones de cansancio, especialmente de cansancio extremo, como el posparto inmediato.-Compartir la cama con otros familiares, con otros niños o con múltiples personasSi has tomado la decisión de compartir el sueño con tu bebé, coge dato entonces. Aquí van unos tips de seguridad para hacer de esta experiencia la más placentera y saludable, tanto para los padres como para los niños.

A dormir de espaldas

Los bebés siempre deben dormir de espaldas o boca arriba, sobre todo después de ser alimentados.

Una superficie ideal

El colchón debe ser firme con sábanas ajustadas sobre él. Coloca una almohada y una manta de algodón que no caiga sobre la cara del bebé. Pon a tu bebé un poco más arriba en la cama y duerma un poco más bajo que ella.Nada de superficies blandas, colchones de agua, sofá o sillones

Verifica los alrededores

Asegúrate que la cama esté lejos de muebles laterales, paredes, mesas, etc., y no debe haber espacios vacíos. Verifica que no existan objetos que puedan apretujar al bebé al caerles encima.

Cero alcohol y cigarrillos

El uso de alcohol y drogas pueden hacer que pierdas el sentido común y disminuya su atención y responsabilidad en torno al niño. Deben evitar consumirlas al igual que los cigarrillos, los cuales pueden causar un accidente o generar problemas respiratorios en el bebé.

Cálido no es igual que caliente

Cuando son muy pequeños, los niños no pueden regular bien la temperatura de su cuerpo y el calor corporal de la madre o el padre puede generarle sofocación. Mantenga la cabeza del niño siempre descubierta en esos casos.

Vestido para la ocasión

Por la razón anterior, la ropa para dormir es un detalle que no debe pasar desapercibido. Vista a su bebé con una ropa de noche apropiada. Para darle calidez, vestirlo con capas es mejor, o lo que es lo mismo, colocarle varias piezas.Los pijamas de manga larga, pantalones enterizos y sacos de dormir podrían ayudar. En verano, haz que use ropa más ligera y preferiblemente de algodón.

Administrando las dosis

Por lo general, los bebés que duermen con sus madres demandan más lactancia que otros. Una solución sería que el padre se encargue en estos momentos de ansiedad, los cuales suelen ser muy cortos mientras dure el periodo de adaptación.

Una gran cama

Mientras más grande sea la cama, más cómodo será el proceso y más fácil la adaptación.

No a los sillones

Por ningún motivo duerma con su bebé, -sobre todo si es menor a seis meses de edad- en un sofá o sillón. Podría quedar sofocado entre los cojines.

Posición C

También conocida como posición fetal. Mantenga la parte inferior de su brazo sobre la cabeza del bebé y ponga sus rodillas sobre sus pies. Esta es también la mejor posición para amamantar.Con el fin de evitar la plagiocefalia posicional (que la cabeza se aplane), los pediatras recomiendan los cambios posturales y que el bebé no esté siempre tocando con la cabeza en una superficie.

Medidas de seguridad que deben tener las camas colecho

Seguramente te has preguntado acerca de las medidas de seguridad a la hora de compartir el lecho con tu bebé y es algo completamente normal ya que las alertas sobre asfixia son muchas.Vamos, que no es fácil escuchar las historias de las abuelitas que se contradicen con la de los pediatras. Si es seguro o beneficioso, es tu decisión, lo importante es que estés bien informado al respecto.Si has optado por dormir con el bebé en la misma cama, tanto papá como mamá deben estar de acuerdo con esta decisión y ser responsables ambos de la presencia del bebé y de su seguridad.La cuna de colecho segura tiene buenos sistemas de anclaje a la cama, tiene un colchón lo suficientemente cómodo para el bebé y tiene los barrotes suaves y de tacto agradable. Esos puntos básicos no debes dejarlos pasar por alto.Debe estar hecho de materiales seguros: Los materiales de los que están hechos los colechos no deben ser inflamables ni con fuertes olores que le puedan generar alergias al bebéMuchas de las cunas colecho son concebidas para crecer con el bebé, motivo por el cual algunas de ellas pueden convertirse en parque, banco, silla o mesa de juegos con el pasar del tiempo.La base debe ser lo suficientemente firme para sostener al nene: Los modelos abiertos son un poco riesgosos. Si escoge el modelo giratorio procure colocar la parte de la litera al lado del colchónEl bebé no debe rodar por la cuna: Si su cuna para dormir es lo suficientemente grande como para permitir que su hijo ruede sobre sus costados o estómago, debe considerar buscar algo más pequeño, al menos hasta que su bebé pueda dormir sin peligro en una posición que no sea de espaldas.Debe quedar al ras del colchón de la cama de los padres: El colecho también debe poder sostenerse en su lugar de forma segura utilizando algún tipo de candado o anclaje y nunca debe usarse «independiente» sin algún tipo de soporte.Al adquirir una cuna de este tipo, deberás comprobar que esté homologada con la normativa europea vigente para cunas para garantizar la máxima seguridad a tu hijo durante el sueño.Al comprar la cuna, deberás comprobar:1.- Los huecos que hay en el somier, que deben ser de 60 mm como máximo para evitar el posible atrapamiento del peque.2.- La distancia entre el somier y el bastidor, que debe ser de 25 mm por los dos lados para evitar la caída del niño3.- La altura interior de la cuna, que debe ser de un mínimo de 60 cm, desde la base donde reposa el bebé hasta el punto más alto de la cuna.La comodidad ante todo: Recuerde que la finalidad es el descanso tanto para los padres como para el nuevo miembro de la familia por eso es tan importante elegir el colecho que mejor se adapte a sus requerimientos y le brinde la comodidad y seguridad que necesita.Si no te has decidido por la opción de las cunas, hay otras formas de hacer co-sleep como colocar al niño al suelo con otro colchón. En esta ocasión el bebé duerme en un colchón en el suelo cerca de la cama de matrimonio.Cuando el bebé se despierta mamá baja al colchón para amamantarlo y puede quedarse dormida allí o bien volver a la cama si el bebé se duerme antes.Si bajas la cama familiar al suelo ya no te preocuparás por caer al dormir. Es tan simple como poner uno o varios colchones en el suelo y problema resuelto.

¿Cuál es la mejor forma para que el bebé use una litera de colecho?

Proporcionar un sueño saludable al bebé sin exponerlo a ningún peligro es la finalidad de compartir el área de descanso, por eso, la forma de sacarle provecho es siguiendo algunas recomendaciones que daremos a continuación:Use la litera solo para lo que fue diseñada: Si tu cama es del tipo correcto para usar con un sidecar o cualquier otro tipo de co-sleeper, bien por ti. Pero recuerda que no debes levantar el accesorio para dormir y moverlo a otras camas, ya que se ha colocado específicamente en su cama y se ha anclado en ella.Sin embargo, si tiene una litera giratoria, puede mover fácilmente esta cuna sin preocuparse.No lo use en sofás, incluso si tiene el sofá más cómodo del mundo, estos accesorios no fueron hechos para ellos y tampoco para las camas de niños.Si el bebé es prematuro o muy pequeño, considere esperar un poco antes de compartir el lecho: seguramente desearás mantener a su hijo cerca de usted para asegurarse de que ambos tengan una noche de sueño reparador, sin embargo, cuando son prematuros es mejor dejarlos en su cuna hasta que alcancen el término.Siempre use la cuna colecho con los accesorios adecuados: El colchón y la sábana deben ser los adecuados para el bebé y sobre todo que se acoplen bien a la cuna,Nunca sobrecargue la litera y siempre asegúrese de que la sábana inferior se ajuste firmemente contra el colchón y que no pueda levantarse durante la noche.No use mantas o peluches hasta que su hijo tenga edad suficiente para ellos. Estos solo se convertirán en un riesgo de asfixia innecesario.

Respeto a los límites:

Para este tipo de cunas hay un límite de edad ya que están diseñadas para dar cabida a niños de hasta cierto peso, y cuando tu bebé llegue a esa etapa de desarrollo, es hora de dejar de usarla y elegir un método diferente para dormir.Si ya el niño ha superado esa etapa y la sigue utilizando, se estará arriesgando a una lesión o a un daño físico grave en su bebé.Puede elegir este momento para hacer la transición a compartir la cama, la habitación o dormir por separado, dependiendo de lo que sea adecuado para su familia.El miedo de la mayoría de las madres antes de usar este método considerado como el más natural o de instinto maternal, es que después el peque no quiera abandonar el lecho de los padres.Según las experiencias de los usuarios que han practicado colecho, al llegar a cierta edad, los niños se sienten lo suficientemente independientes como para reclamar su espacio y demandar su propia habitación, así que todo es parte de un proceso. No te preocupes más de la cuenta.

Hablemos de pasta

¿Cuánto costará tener al niño durmiendo contigo? Todo dependerá del modelo, tamaño y calidad de la cuna co-sleep.Un modelo Sidecar promedio ronda los 310 euros en tiendas especializadas. Por 29 euros adicionales, puede convertir este modelo en giratoria con las ruedas de accesorio que se venden por separado.Algunos modelos de Sidecar más pequeños- aptos para niños menores de 6 meses- se venden en línea por 185 euros más envío.Las giratorias son un poco más costosas, están por los 230 euros.En España se pueden conseguir una variedad que sirve como mini cuna, cuna colecho, sofá y mesa de juegos según va creciendo el peque. Este modelo cuesta la módica suma de 260,65 euros. Nada mal para lo multifuncional que puede resultar y el tiempo que se puede usar.