Los 12 Mejores Drones Con Cámaras para Grabar Muchos Vídeos

Estás a punto de conocer cuál es el mejor dron para sentirte como un niño mientras trabajas, juegas y logras tomas aéreas impresionante que solo un equipo como este te puede ofrecer; y es que estos novedosos aparatos son tan versátiles que dan para eso y más.

Cuadricóptero con cámara, mini vehículo no tripulado, cámaras voladoras, o como prefieras llamarlos, son unos aparato que están de moda con una tecnología que causa sensación por todo lo que puedes hacer con ella, por lo que ahora estos drones con cámaras son partes de proyectos ambiciosos donde se necesitan hacer videos desde ángulos elevados en movimiento sin tener que gastar tanto dinero.

Al tener un dron solo hace falta una persona que lo controle desde la superficie mientras el aparato se desplaza por el aire grabando todo a su paso con una cámara instalada; hoy día son usados para hacer películas, grabar momentos más especiales, promocionar lugares y hasta para inspeccionar sitios inaccesibles.

Los Mejores Drones Con Cámaras

¿Cuál es el mejor drone?

La compra de estos equipos se ha vuelto popular, y es que hoy día podemos encontrar drones baratos de buena calidad a buenos precios; sin embargo son varios factores los que hay que considerar para hacer una elección efectiva.

Acá hemos preparado un guía de compra que te indicará según tus necesidades y presupuesto cuál es el dron ideal para ti.

A continuación te presentamos los mejores drones con cámara:

El dron más barato

1. Syma X5SC-1 

Es el dron con cámara  a precio más asequible y con calidad aceptable del mercado.

Es un modelo de 4 canales de 2.4 GHz, con una cámara HD de memoria interna que alcanza los 4GB.

La estructura tiene 6 ejes, por lo que es más fácil de controlar y ágil para responder a las ordenes. Cuenta además con luces LED y una batería recargable de alto rendimiento.

El peso es de 739g y mide 45 x 25 x 11 cm, la pieza viene disponible en colores rojo, blanco y negro.

Posee la tecnología de amplio espectro para alcanzar distancias mayores sin hacer interferencia, asimismo, consume poca energía y la velocidad de respuesta es hasta 100 veces mayor que cualquier radio control.

Por otra parte, las imágenes y videos capturados son de alta calidad pero más impresionante son los ángulos desde donde las tomarás.

Con este equipo tu diversión está garantizada y tu creatividad no tendrá límites para elevar la calidad de tu trabajo.

Los 3 mejores drones por menos de 100 euros

2. GoolRD JXD 509W Dron con Cámara FPV 

Podrás controlarlo con una aplicación desde tu teléfono con sistema iOs o Android donde podrás ver en tiempo real las imágenes y videos captados por la cámara.

El aparato cuenta con un sensor de presión de viento que bloquea la altura para hacer un desplazamiento constante y así evitar fotos distorsionadas.

Tiene motores potentes y es perfecto para dar tus primeros pasos piloteando este tipo de equipos.

El diseño es moderno, ligero y de tamaño optimo para estabilizarse por los aires.

3. Metakoo Spiritv 

Es un mini dron que con su ingeniería y diseño le permite hacer un vuelo estable y lograr fotografías y videos nítidos.

Del mismo modo la velocidad es ajustable a tres niveles, dependiendo de tu experiencia, sea principiante, intermedio o avanzado.

Es un equipo que se autoprotege; cuando el aparato está sobrevolando con batería baja, una luz roja parpadeará para alertarte de la situación y que realices en descenso seguro del equipo, evitando la caída por falta de baterías.

Es de los más portables, solo pesa 82g y mide solo 9 x 8,8 x 4,4cm que por su tamaño tan compacto hace sencillo el traslado para disfrutar de la experiencia de la fotografía aérea en cualquier sitio.

4. Parrot Kitairbonetravis 

Es sencillo de controlar gracias a una aplicación intuitiva desde tu teléfono inteligente.

El aparato cuenta con una mini cámara con vista vertical con la que podrás tomar un selfie algo diferente.

La estructura es de plástico de buena calidad con un diseño que protege las hélices de cualquier choque o contacto accidental con cualquier objeto.

El mismo está preparado para hacer volteretas y giros con para conseguir tomas más creativas.

Es un aparato que te da ventajas por un precio realmente bajo; es compacto, estable, veloz y seguro para volar tanto en espacios cerrado como en abiertos.

Los 4 mejores Drones por menos de 500 Euros

5. GoolRD MJX X101 2.4G 

Pesa 1,4 kg y mide 34 x 33,5 x 18,5cm es de diseño robusto con capacidades superiores.

Posee 6 hélices, una cámara con soporte y una memoria con capacidad de 4 GB.

Cuenta con un conjunto de funciones que lo hace una de las mejores opciones cuando se trata de un equipo con excelente calidad y de bajo costo.

Desplazarse a la izquierda, derecha, arriba, abajo, al frete y atrás mientras está volando es sencillo a través de una aplicación en tu teléfono o de su control remoto predeterminado desde una distancia de hasta 100m.

La fábrica ofrece servicio postventa con atención a cualquier necesidad de soporte para el usuario.

6. Cxhobby CX-20 Rtf 

Es un dron de diseño robusto con estructura fina de plástico blanco. El equipo pesa 998g y mide 36 x 36 x 20 cm.

Su velocidad máxima para desplazamientos horizontales es de 10m/s y para movimiento verticales 6m/s, y además hace realiza giros con total estabilidad

La estructura al no incluir la cámara te da la libertad de elegirla a tu gusto, con la calidad que necesitas e instalarla en un montaje externo diseñado especialmente para GoPro.

La pieza tiene luces LED de seguridad visible a distancias considerables.

Verlo funcionar es un espectáculo para tus ojos, se eleva, desciende con agilidad, tiene soportes de aterrizaje  y todo controlable fácilmente.

7. Dron 2.9 Elite Edition Jungle Parrot 

Control intuitivo desde tu teléfono inteligente y así como graba las imágenes las envía en tiempo real, resulta útil para la transmisión de eventos o trabajos de resultados rápidos.

La cámara incorporada graba en video HD 720P arrojándote imágenes profesionales de alta calidad.

La batería tiene una durabilidad superior llegando hasta 12 minutos mientras vuela y para cargarla te funcionará cualquier adaptador de corriente internacional.

Una de las ventajas más destacada de este aparato es la estabilidad, la cual es gracias a un sensor de presión que estabiliza el equipo en cualquier altitud, así como le permite además hacer piruetas o giros dependiendo de lo que necesites.

8. Bebop dron Parrot 

Es una estructura diferente y moderna compuesta por cuatro poderosas hélices que hacen más ágil la elevación de la máquina.

El innovador aparato se conecta a través de wifi para enviarte en señal directa todo lo que pasa frente al lente de la cámara, asegurándote de que estás captando la toma que quieres, desde el ángulo que lo deseas.

Su poderosa cámara es de 14MP con objetivo de ojo de pez  te garantiza la calidad de las imágenes y videos capturados.

Es un equipo con diseño protegido, con barras laterales que, en caso de colisiones reducen las posibilidades de daño en las hélices.

Es un modelo fácil de usar y está entre los que reúne más ventajas en comparación con drones de precio similar.

Los 3 mejores Drones por menos de 1000 Euros

9. Dron con SkyController Parrot 

Sus medidas son 40,9 x 39,1 x 29 cm y pesa 4,4 kg, El mismo tiene un diseño ergonómico muy similar al de un avión que lo aventaja  la hora de hacer movimientos hacia delante.

Ofrece conexión wifi directa con tu equipo iOs o Android en el que podrás ver las imágenes captadas con su potente cámara de 14 megapíxeles con HD de 1080p.

Es un equipo avanzado que te dirá inclusive la velocidad de su desplazamiento y es un aparato que te dará mayor libertad a la hora de alcanzar altura, distancia y rapidez.

10. DJI Phantom 3 Standard 

Incluye una cámara de 12 mega píxeles y un giroscopio que mide, estabiliza o cambia la ubicación en el aire.

Para tener la potencia que ostenta es muy ligero y compacto, pesa solo 1,2 kg y mide 29 x 29 x 18 cm.

El control remoto tiene un soporte para poner tu teléfono, el cual quedará fijo para que no te pierdas ningún detalle de lo que estás grabando.

Es un aparato estable, de tres ejes, capaz de cubrir las necesidades de trabajo profesionales incluyendo el de los cineastas de Hollywood.

Si quieres tomas novedosas, interesantes, divertidas y superiores este es el dron ideal para ti.

11. Dron DJI Phanton 3 Profesional 

Imagínate tomar imágenes con una cámara de 12,4 megapíxeles con resolución de 4000 x 3000p desde las alturas; con este dron lo podrás hacer y definitivamente generar video y fotos que elevan la calidad de tu producción.

Es un equipo de 1,3 kg y de 29 x 29 x 18 cm, de cuerpo estable con cuatro hélices potentes.

Es sencillo de pilotar en todos los niveles del proceso, sea despegando, aterrizando o haciendo giros; ya que el control es intuitivo y el aparato responde a tus ordenes al mismo tiempo que se encuentra estable y seguro.

El mejor dron con el precio más alto

12. Dron DJI Phantom 4 

Es el más costoso, pero definitivamente su precio lo vale, es la mejor inversión para hacer a nivel profesional.

Cuenta con una precisión de vuelo estacionario, desplazamientos estables y seguros; por si fuera poco la batería es más duradera extendiéndose hasta en un 25% el tiempo de vuelo.

El rango de alcance es de hasta 5km mientras tú controlas y monitoreas a través de un video en HD de 720p todo lo que capta el lente de la cámara.

Cuenta con funciones inteligentes para seguir a personas u objetos a una velocidad de hasta 35 km/h, inclusive cuando vuela hacia delante es capaz de detectar objetos y esquivarlo para evitar colisiones.

Es un equipo con calidad óptima, de gran autonomía, con la mejor cámara y las mismas ventajas que los drones profesionales.


¿Qué es un dron? Todo lo que debéis saber

Antes de entrar en materia -y a modo de cultura general- es importantísimo que tengáis claro que “dron” es como comúnmente se le llama a un vehículo aéreo no tripulado -UAV, por sus siglas en inglés- que no es más que una aeronave sin humano a bordo piloteándola.mejor-drone

Entonces, ¿cómo es posible volar un dron? Existen dos formas, por las acciones de un humano a través de un control remoto y de manera autónoma; ambas, gracias a la fusión de tecnologías pertenecientes a los ámbitos mecánico, electrónico y de software.

Y si después de esto estáis pensando que se os haría imposible comprar un dron por aquello de vuestro ajustado presupuesto, os cuento que actualmente los fabricantes se esmeran por desarrollar modelos con precios asequibles y adaptados a diversas necesidades.

Acerca de su uso, un dron es muchísimo más que un dispositivo para el ocio –aunque hay varias personas que lo ven como un juguete– y muestra de ello es su omnipresencia en diversos mercados y entornos especializados.

Os hablo, por ejemplo, de la utilización de drones en el campo militar y gubernamental, así como en el área comercial y en la industria del entretenimiento.

Drones para uso militar y gubernamental

La inclusión de estos aparatos en el ámbito militar es de vieja data; tanto, que los drones se originaron primordialmente para abordar diversas pautas castrenses y ha sido hasta hace poco cuando ha mermado la idea de asociar a estas naves solo con dicha área.

Por otra parte, los drones también se han utilizado para monitorear asuntos climáticos, de tráfico, lucha contra incendios y hasta para búsqueda y rescate.

Drones para uso comercial

En esta parte, la batuta la lleva la gente de Amazon porque a finales de 2013 incluyó su servicio Amazon Prime Air, con el que serían posibles entregas de pedidos con drones.

Esto, sin obviar a que un año antes, el editor en jefe de la revista Wired, Chris Anderson, fundó su empresa de drones personales, 3D Robotics, luego de haberse decidido retirarse de los medios y dedicarse en pleno a la fabricación de UAVs.

Por otra parte, están los proveedores de alimentos, quienes han apostado por los drones para hacerle seguimiento a los períodos de siembra y cosecha, así como al suministro de agua, daños de los cultivos y al control del ganado.

Y la razón de lo último, porque los drones tienen la capacidad de volar bajo las nubes y captar imágenes claras, en comparación a los satélites.

Drones para uso en la industria del entretenimiento

Aquí, protagonizan los modelos de drones con cámara, con los que a las industrias de noticias y entretenimiento se les ha hecho estupendo captar imágenes para informar al público, así como para crear piezas publicitarias y, por supuesto, para tomas cinematográfica y fotográfica.

Incluso, son muchísimos los cineastas y fotógrafos que han apostado por la tecnología UAV para sus realizaciones.


Claves de cómo funciona un dron

Antes de entrar en materia, es importante que sepáis que el sistema de vehículo aéreo no tripulado cuenta con dos partes: el dron y un sistema de control remoto.

Acerca del dron, generalmente está fabricado con materiales compuestos ligeros que procuran no solo reducir su peso y ruido, sino que también absorber la vibración y optimizar su maniobrabilidad, llevándolo incluso a conseguir altitudes significativamente altas.

Además, y concerniente a la dotación tecnológica, los drones más comunes vienen equipados con cámara y GPS, mientras que los de tipo militar, disponen –además de GPS- de cámaras infrarrojas y láser.

En la nariz del dron, yacen todos los sensores y sistemas de navegación, mientras que en el cuerpo, el resto de los sistemas de tecnología.

Ahora bien, todo lo anteriormente mencionado más el sistema de control remoto -que algunas veces se denomina cabina de tierra– terminan de hacer la magia: despegar y controlar al dron.

No obstante, existen particularidades y otros recursos a los que no se les deben perder el rastro.

Tamaños y tipos de drones

“En la variedad está el gusto” y el ámbito de los drones no escapa de esta premisa.

Muestra de ello, es el avión no tripulado Predator, el más grande de la comarca y usado especialmente con fines militares.

Mientras que otros menos grandes, caracterizados por tener alas fijas y requerir pistas cortas para despegar y aterrizar, son empleados en la topografía geográfica e incluso para lidiar contra la caza clandestina de vida silvestre; o sea, son drones para cubrir zonas extensas.

También, hay drones VTOL capaces de despegar, volar y aterrizar de manera vertical, que generalmente vienen en formato de quadcopters.

Y por último, los drones pequeños, como el DJI Spark, que pueden ser lanzados desde la palma de la mano.  

Posicionamiento de radar y regreso a casa

Gran parte de los drones actuales, cuentan con sistemas satelitales de navegación global (GNSS) como GPS y GLONASS, por lo que los drones pueden volar en modo GNSS o sin satélite (modo ATTI).

Ahora bien, al momento en el que un dron se enciende por primera vez, busca y detecta satélites GNSS que son los que proveerán de una cobertura coordinada y sincronizada.

Cuando son suficientes satélites GNSS de drones detectados, el dron está listo para volar.

Todos esos datos, los podrá visualizar el usuario en la pantalla del control remoto, al igual que posición actual y la ubicación del dron en relación con el piloto, e incluso con la posibilidad de registrar el punto de inicio para activar la función de seguridad “Return To Home” (regreso a casa).

Dicha función, está disponible en tres versiones; ya sea presionando el botón en el control remoto o en una aplicación, programándola para que se active cuando el nivel de batería esté bajo o cuando haya pérdida de transmisión entre el dron y el control remoto.

Motor y diseño de hélice

Es un hecho que los motores y las hélices son los plus que logran lanzar al dron al aire y hacerlo volar en cualquier dirección o de forma estacionaria.

En el caso de un quadcopter, los motores y las hélices marchan en pares con 2 motores / hélices que giran en el sentido de las agujas del reloj (hélices CW) y 2 motores que giran en sentido contrario a las agujas del reloj (hélices CCW).

Parámetros en pantalla de vuelo en tiempo real

Dependiendo del control remoto o si se está utilizando una aplicación de vuelo en un dispositivo móvil, es posible hacer el seguimiento en tiempo real del vuelo actual.

Función “No Fly Zone”

Es una función que tiene como finalidad aumentar la seguridad de vuelo, evitando vuelos accidentales en áreas restringidas.

Función de brújula interna y a prueba de fallas

Conocida también como «función a prueba de fallas», le permite al dron y sistema de control remoto conocer –exactamente- la ubicación del vuelo.

Eso sí, es necesario realizar una calibración de la brújula para establecer un punto inicial que es la ubicación a la que el dron volverá en caso de pérdida de señal.

Función “First Person View”

Para comenzar, FPV significa “Vista en primera persona” y se trata de una tecnología que usa señal de radio para transmitir y recibir el vídeo en vivo.

Se refiere al montaje de la una cámara de vídeo en el dron, desde la cual se transmiten imágenes al usuario, permitiéndole así tener la sensación de estar en la cabina. Además, esta función da la posibilidad de que se realicen vuelos más precisos en entorno internos o externos.

Esta función marcha a través del transmisor FPV inalámbrico multibanda incorporado junto con una antena en el dron; y dependiendo del modelo de la nave, el receptor de las señales de vídeo en vivo puede ser la unidad de control remoto, así como un ordenador, tablet o móvil inteligente.

Firmware y puerto de asistente de vuelo

Para configurar un dron y actualizar su firmware, es necesario conectar el sistema de control con un ordenador a través de un cable micro USB.

Lo importancia de esto radica en el hecho de que normalmente los fabricantes de drones están lanzando actualizaciones de firmware para corregir errores y agregar nuevas características al dron, así como al control remoto y/o el software que se use para volar el dron, si es el caso.

Indicadores de vuelo LED

Ubicados en la parte delantera y trasera del dron, permiten al usuario tener mejor percepción de la nave.

Por ejemplo, los LED frontales indican dónde está el dron; mientras que los LED traseros se encienden para mostrar el estado actual del planeo al momento en el que se activa la batería de vuelo.

Sistema de control remoto

Se trata de la solución para controlar al dron.

Es el dispositivo de comunicación inalámbrico que usa la banda de frecuencia de 5.8 GHz y que al salir de fábrica debería estar emparejado con el dron.

Receptor teledirigido

Es el botón de enlace de la tecnología del receptor de 5.8 GHz y está ubicado en la parte inferior del dron.

Extensor de rango

Se trata de un dispositivo de comunicación inalámbrico que trabaja dentro de la frecuencia de 2,4 GHz y se utiliza para ampliar -hasta 700 metros- el rango de comunicación entre el dron y el teléfono inteligente o tablet en un área abierta sin obstrucciones.

Es importante señalar que cada extensor de rango tiene una dirección MAC única y un nombre de red (SSID).

App para teléfono inteligente con función de estación de tierra

Se refiere a la aplicación que permite un control total del dron a través de un smartphone y se puede descargar en Google Play o Apple Store.

Eso sí, cada fabricante desarrolla su propia aplicación.

Cámara de alto rendimiento

Desde hace un tiempillo para acá, los fabricantes han apostado por incluir cámaras muy bien dotadas, capaces de grabar vídeos en 4K y tomar fotos de 12 MP.

Cámaras con zoom

Porque no solo la resolución de la cámara ha bastado, muchos fabricantes han incluido a varios de sus modelos cámaras con zoom óptico y digital, e incluso, optimizadas para fotografía fija.

Drones con sensores

Aquí, vale mencionar a los sensores multiespectrales, Lidar, de fotogrametría y visión térmica que si bien la mayoría estaba a la orden de acciones militares, ahora se usan para levantar modelos tridimensionales de edificios y paisajes, entre otras cosas.

Incluso, con dichos sensores, a través del dron se pueden crear mapas digitales de elevación de la tierra, al igual que proporcionar datos de precisión acerca de la salud de cultivos, flores, fauna, arbustos y árboles.

Por otra parte, es imposible obviar a los sensores de tiempo de vuelo (ToF) que fueron lanzados al mercado en 2016. Éstos, se pueden usar solos o con sensores anteriores como soluciones en diversos sectores.

Os hablo de seguimiento y escaneo de objetos, juegos de realidad aumentada y fotografía 3D, entre muchas cosas más.

Detección de obstáculos y sistema para evitar colisiones

Se refiere a un par de soluciones puestas de manifiesto en sistemas de visión que utilizan uno o varios sensores de detección de obstáculos, como, sensor de visión, ultrasónico, infrarrojo, Lidar, Tiempo de vuelo (ToF) y visión monocular.

Todos ellos, capaces de hacer que el dron explore el entorno, mientras que los algoritmos de software y la tecnología SLAM producen imágenes en mapas en 3D que permiten al controlador de vuelo detectar y evitar colisionar con algún objeto.

Software de edición de vídeo

Importantísimo para el procesamiento posterior y creación de piezas audiovisuales.

Sistemas operativos

Generalmente, los drones son compatibles con Linux y otros con MS Windows.

No obstante, es menester tener en cuenta que en 2014 la Fundación Linux lanzó el proyecto colaborativo Dronecode, el cual copila –en una estructura sin fines de lucro- proyectos de UAVs de código abierto existentes y futuros.

Eso sí, es también importante estar al tanto de que los drones pueden ser hackeados, ya que son como unos “ordenadores voladores”: cuentan con sistema operativo, controladores y hardware. Así que merece la pena contar con protección ante posibles ataques informáticos.

Sistemas de vuelo inteligentes

En esta parte, toca hablar de los controladores de vuelo inteligentes, así como de los modos Sígueme, Active Tracking, Waypoints, Return To Home, entre muchos otros, que incluso procuran vuelos inteligente más autónomos.

Acerca de otras funciones, imposible dejar por fuera al Modo Principiante, a los bloqueos de curso e inicio, y a la prevención de obstáculos.

Cosas para las que se usan los drones y que jamás imaginasteis

Es un hecho que el rango de usos de los drones continúa expandiéndose.

Y es que no más por el simple hecho de que den la posibilidad de montarles una cámara y/o activarles diversos sensores, como, como Lidar, Térmico, ToF y Multiespectral, entre muchísimos otros, la utilidad de los drones se ha dilatado de manera significativa.

Ello, aunado a que la industria de los drones está creciendo rápidamente, dando lugar a usos extraordinarios; algunos de ellos, el salvar vidas, ejecución de obras ambientales, administración de propiedades, trabajos de arqueología, agricultura, minería y construcción.

Todos, completados originalmente con el uso de aviones y helicópteros, naves que además de acarrear altos costos y mucho tiempo para volar de un lado a otro, no siempre están a disposición.

Ahora bien, además de las tres de áreas reseñadas al inicio de esta entrega, merece la pena echarle un vistazo a varios de los ámbitos específicos donde actualmente también se están usando drones.

Os hablo de búsqueda y rescate; marketing; cinematografía; deportes; inspección, entregas de paquetes, estructuras de imágenes, agricultura de precisión, eventos especiales, iluminación de conciertos y diversas presentaciones, cálculo de existencias; meteorología; ambientalismo; conservación; seguridad y vigilancia.

Claro está, son cientos de nuevos usos de drones que ven luz periódicamente, estableciendo nuevas soluciones en diversos sectores y evitando, incluso, poner en riesgo a trabajadores en zonas peligrosas.

Efectivamente, muchos de los nuevos usos de drones se encuentran en etapa experimental así como de investigación; no obstante, podría estar faltando muy poco para que seáis testigos de todas ellos.


Cómo, cuándo y dónde volar drones en España, según la nueva ley de drones

Si estáis en vísperas de pilotear vuestro dron en territorio ibérico, es menester que tengáis en cuenta los puntos más importantes que reza la nueva normativa sobre el uso de drones en España, aprobada el 15 de diciembre de 2017, para que no os pille una pena.

Os hablo de aspectos, como, escenarios operacionales, comunicación y autorización, vuelo recreativo, requisitos técnicos de las naves, además de intimidad y privacidad.

Escenarios operacionales

En esta parte, merece la pena referirse no solo a los escenarios operacionales apuntados en otras entregas de esta ley, sino que además a los nuevos que al mismo tiempo marcan un hito y permiten dilatar la experiencia en la acción de volar drones.

1.- “Volar en línea de vista” en zonas no pobladas y fuera de aglomeraciones de personas, a una distancia máxima de 500 metros del piloto y a una altura de 400 pies sobre el terreno u obstáculo más alto situado dentro de un radio de 150 metros desde la aeronave.

Todo esto, en condiciones visuales óptimas y con un dron que no pese más de 25 kilos.

2.- “Volar en línea de vista extendida” (Extended Visual Line of Sight), nueva modalidad de vuelo en zonas no pobladas y fuera de aglomeraciones de personas que permite incrementar a 500 metros extra de vuelo, gracias a la participación de un piloto observador.

Dicho piloto observador, quien debe tener como mínimo el certificado básico o avanzado de piloto, a través de comunicación verbal –a través del móvil, wolkie talkies- le va indicando al piloto principal acerca del paradero y comportamiento del dron.

3.- “Volar más allá de línea de vista”. Con esta modalidad de vuelo en zonas no pobladas y fuera de aglomeraciones de personas, se permiten operaciones con drones de hasta 2 kilos y altura de hasta 400 pies, en un radio sobre obstáculo más alto de 150 metros del aparato.

En este escenario, la distancia la establece el alcance tecnológico del sistema.

En caso querer superar los 2 kilos, es posible elevarlos hasta los 25 kilos pero con una autorización de AESA, en adición a que el dron cuente un sistema Detect and Avoid homologado que permita detectar a otras aeronaves y evitar colisiones.

4.- Volar en zonas urbanas y sobre aglomeraciones de personas. Escenario nuevo y estupendo para vuelos técnicos y audiovisuales, con drones que no superen los 10 Kg.

Para éste, es necesario solicitar autorización de AESA, presentando un estudio de seguridad específico, así como con pedir permiso al Ministerio de Interior con 10 días de antelación al vuelo.

Este escenario admite vuelos de hasta 400 pies de altura, 600 metros sobre un obstáculo y a 100 metros del piloto

5.- Volar en espacio aéreo controlado, solo posible con previo estudio de seguridad y autorización AESA; en adición a que el piloto debe ser radiofonista, para comunicarse de manera óptima con control aéreo, torres de control y otras autoridades afines.

Además de no superar los 400 pies de altura, otra de las cosas que no se puede hacer en este escenario, es volar dentro de la zona controlada más cercana al aeropuerto.

En su lugar, el piloto debe mantener de como mínimo 8 kilómetros de distancia al punto de referencia de cualquier aeropuerto o 6 kilómetros de los umbrales de las pistas.

6.- Vuelo nocturno. Escenario para el cual es ineludible la autorización de AESA, previo a la presentación de un estudio de seguridad a dicho ente.

En este escenario operacional, la aeronave puede alcanzar una atura hasta los 400 pies y debe contar con un sistema de luces que garantice la visibilidad.

  1. Pilotear desde vehículos en movimiento, solo posible presentando un plano operacional en el que se garantice que en ningún momento se interpondrán obstáculos entre la estación y el dron; en adición a que la velocidad del vehículo siempre permitirá tener visualizada a la nave.

Comunicación previa y autorización

En esta parte hay que tener en cuenta que todo piloto de vuelo está autorizado por AESA a todas las operaciones normales.

Y es que ya ha pasado por el proceso de formación, así como de notificación a dicha institución de su identificativo de operador, información acerca de los pilotos que forman parte la operadora y/o del tipo de operación (cinematográfica y/o fotográfica, por ejemplo).

Todo, en adición a la presentación de los estudios de seguridad para todas las operaciones, características del dron, póliza de seguros, manual de operaciones, entre otras documentaciones y recaudos que se precisan para aprobar y comenzar a realizar los vuelos.

Ahora bien, para vuelos en zonas pobladas, de riesgo y/o peligrosas, durante reuniones de personas o que se superen los límites, por ejemplo, sí que se hace necesaria una autorización específica de vuelos de AESA, previo al respectivo estudio de seguridad.

Vuelos recreativos

Se refiere a los vuelos realizados por principiantes o entusiastas de drones.

Dichos vuelos, solo se pueden hacer en línea de vista y en espacio aéreo no controlado. Además, el piloto debería contar con un seguro de seguridad civil en caso de suscitarse algún incidente.

Ahora bien. En adición a lo anterior, en los vuelos recreativos se admiten dos escenarios operacionales.

El primero, sobre edificios y personas, siempre y cuando el dron pese menos de 250 gramos y no se superen los 20 metros de altura; y el segundo, en zonas urbanas sin edificios cerca, con un dron de hasta 2 kilos y sin superar los 150 metros de altura.

En ambos escenarios, se puede pilotear tanto de día como de noche, pero con condiciones visuales óptimas.

Requisitos técnicos

Básicamente, todo dron debe contar con un equipo de comunicaciones adecuado, integrado por banda aérea y control remoto.

Además, es ventajosísimo que el dron disponga de un sistema de terminación segura de vuelo que permita cancelar un vuelo ante alguna eventualidad, al igual que con un dispositivo de limitación de energía del impacto (un paracaídas, por ejemplo) y medios para conocer siempre la posición de la aeronave (luces y pintura adecuada).

Y en casos de vuelos más allá de línea de vista y en espacio aéreo controlado, se hace obligatorio un sistema de visión, como, cámara, sensor o solución afín.

Intimidad y privacidad

Concerniente a este aspecto, se debe tener en cuenta la Ley de Protección de Datos y Protección de Imagen, así como tener permiso para difundir públicamente las imágenes captadas con drones.

¿Cuánto cuesta un dron?

Antes de responderos esta interrogante, es menester hacer alusión a que el costo total de un dron resulta de un par de factores: el precio inicial que se paga por el aparato y el costo por su mantenimiento.

Comenzando con lo primero, en vista de los diferentes tipos de drones disponibles en el mercado, el precio de estos artilugios es variante.

Claro está, sí es posible comprar un dron barato para comenzar probando algunas experiencias de vuelo y quizá hasta de tomas audiovisuales y fotográficas; mientras que un dron de alta gama, con cámaras avanzadas y las mejores dotaciones –seguramente- no será el menos costoso.

Ahora bien, sobre los drones baratos, os hablo de modelos con rangos de precios que van desde los 25 euros, pasando por los 40 euros, hasta los 300 y 450 euros; muchos de ellos, con características prometedoras como cámara HD y uno que otro interesante plus.

En lo que respecta a los drones de precio medio que no superan los 850 euros, aunque disponen de estructuras simples, vienen con estupendas características y garantizan mayor durabilidad.

Y finalmente, los drones que sobrepasan los 850 euros y podrían llegar a costar hasta 2800 euros, son para profesionales y entusiastas especializados, ya que cuentan con equipos muy bien dotados, como, cámara de acción HD o 4K, entre otras tecnologías y diversas funciones.

Ahora bien, concerniente al segundo factor -el de costos por mantenimiento- ineludiblemente se refiere al hecho de comprar accesorios para drones, los cuales podrían ser añadidos para dilatar la experiencia de usuario y fortalecer la integridad del aparato y sus componentes, entre otras cosas.

En este sentido, os platico de protectores de hélice que podrían costar entre 3 y 20 euros; hélices adicionales, con precios de 1,70 a 7 euros; baterías adicionales, cuyo precio varía de 2,55 a 17 euros; y maletín o mochila para dron con costos de entre los 25,50 y 85 euros.

Y en adición a lo anterior, es imposible dejar por fuera a las tarjetas micro SD que se pueden comprar desde los 4 hasta los 20 euros o más, dependiendo de la capacidad de memoria; al grabador de vuelo con precios a partir de los 78 euros; y al kit de luz LED, que podría costar no más de 8 euros.

¿Es posible construir un dron en casa desde cero?

La respuesta es sí; y haciéndolo, lograríais no solo ahorrar algo de dinero, sino que también elegir características específicas que estén adaptadas a vuestras necesidades.

Existe, incluso, la posibilidad de comprar kit de drones con los que os bastaría acomodar la instalación y listo.

No obstante, es menester que sepáis que, en general, construir un dron básico podría costar entre 290 y 450 euros; y con características más avanzadas, cercano a los 850 euros. Todo, dependiendo del equipamiento que le agreguéis al kit.

Por ejemplo, el precio promedio de un marco de dron de buena calidad es de $ 85; mientras que el de un motor, oscila entre los 8,50 a 85 euros; el de controladores electrónicos de velocidad (ESC), de 25,50 a 45 euros; y el de las hélices, entre 1,70 a 45 euros.

Además, del control remoto, cuyo costo actual ondea los 85 a 215 euros; la batería, de 4,25 a 20 euros; el transmisor y receptor, con rangos a partir de los 40 hasta los 350 euros; así como otros componentes para drones, como cables y conectores para finalizar la instalación, que quizá no superarían –en conjunto- los 45 euros.

¿Cuáles factores se consideran antes de comprar un dron por primera vez?

Como todo dispositivo, son varios los aspectos a tener en cuenta.

Eso sí, jamás cometáis el error de comprar un dron por su atractivo diseño o porque “está de moda”, ya que bien podría ser el “más bonito”, pero con rendimiento de vuelo decepcionante.

Antes de deciros por un modelo específico, verificad si cuenta con las dotaciones necesarias que cubran vuestras expectativas.

Os hablo de una cámara incorporada o desmontable, en caso de que vayáis a usar el dron para grabar, por ejemplo.

Además, considerad el tiempo de vuelo que provee la aeronave, así como la posibilidad de activarle el modo “Visualización en Primera Persona” (FPV); y si éste aplica, fijaros con qué tipo de monitor cuenta el dron.

A la par de todo ello, echad un vistazo si el dron dispone de la función de seguridad “Regreso a Casa” (Return To Home).

Y finalmente, echad un vistazo al nivel de dificultad que procura el dron; o sea, si se trata de un dron fácil de volar o no.

¿Es difícil volar un dron?

En vista de las capacidades GPS y controladores de vuelo significativamente estabilizados, la mayoría de los drones son relativamente fáciles de pilotear.

No obstante, se podrían presentar dificultades al momento de volar por ciertas zonas, durante la pretensión de lograr las mejores imágenes o realizar tareas de vigilancia, así como ejecutar vuelos entre o alrededor de varios obstáculos.

Para volar un dron, lo más recomendado es practicar constantemente tanto en exteriores como interiores.

¿Qué es una carrera de drones?

Denominada hoy día como el deporte del futuro, la carrera de drones es un evento competitivo en el que se congregan los pilotos para volar a lo largo de una ruta establecida y cruzar la meta lo más rápido posible.

Es importante destacar que en adición al sistema FPV, ya hay registros de la utilización de soluciones de realidad aumentada en este certamen, a modo de ofrecerle a los participantes una experiencia aún más emocionante.

¿Cuánto es el peso máximo que puede llevar un dron?

El peso máximo que un dron puede transportar viene especificado en la ficha de cada modelo; y de ello dependen varios factores, como, la forma de la nave, sus controladores de velocidad, sus hélices y capacidad de batería, entre otros.

De esta manera se pueden volar drones de forma segura

A modo general, tanto para que vuestro dron durante un vuelo no esté en riesgo ni nada a vuestro alrededor –incluyendo a todos los seres vivos- desestimad volar cerca de aeropuertos o aeródromos.

En adición a ello, conservad una altura que no rebase los 400 pies y manteneros alejados de la gente y propiedades a unos 50 metros.

Jamás le quitéis el ojo al dron ni intentéis volar cerca de un avión.

Quizá lo último os parecerá una exageración, pero prevenir siempre es mejor.

Finalmente, estad atentos a las normativas que rigen el uso de drones, para que al pilotear vuestra nave, lo hagáis de manera responsable.

Y, bueno, si es un hecho que os sumaréis al grupo de los dronefans, apuntad en agenda que cada 6 de mayo se celebra el Día Mundial del Dron (World Drone Day).