Las 11 Mejores Hamacas De Bebés Para Dar Comodidad Y Entretenimiento Para Tu Hijo

Encontrar la mejor y más barata hamaca de bebé es posible al hacer una búsqueda  entre tantas opciones en el mercado.

Comprar este producto se ha convertido en una necesidad tan importante, como adquirir un cambiador de bebé o una cuna colecho, y es que se trata de un artículo que ofrecerá comodidad tanto para el recién nacido como para la madre.

Las hamaquitas o columpios para bebés son muy útiles en los primeros meses de vida. Al poner a tu niño sobre la camita, se quedará balanceándose tranquilamente, entretenido con los juegos y colores que la mayoría de los modelos trae, mientras que la madre está libre para hacer otras actividades.

Las marcas más importantes de la industria ofrecen modelos desde el más básico hasta los más innovadores, y es que hoy día, encontramos hamacas que aparte de ser seguras, incluyen música relajante, varias posiciones para acostar al niño, juguetes que estimulan al bebé y hasta vibraciones con diferentes niveles de intensidad.

¿Cuál es la mejor hamaca para bebés?

Actualmente en el mercado puedes encontrar una amplia variedad de hamacas de bebé, desde las más baratas, hasta las más costosas.

Pero para facilitarte la elección, acá hicimos una investigación de este indispensable artículo, donde logramos encontrar los 11 modelos que ofrecen las mayores ventajas a precios más asequibles, por lo que la inversión en la comodidad de tu hijo y en la tuya estará garantizada.

A continuación te presentamos las mejores hamacas para bebés:

1. Hamacas para bebé BabyBjörn Balance Soft

OFERTA
BabyBjörn Hamaca balance soft, color...
364 Opiniones

Es una hamaca ergonómica que la podrás usar por mucho tiempo, ya que soporta hasta 13 kg, lo que sería un niño de dos años aproximadamente. El modelo es fabricado con algodón y tejido suave para mayor comodidad, por lo que tu hijo tendrá una sensación más acogedora mientras está acostado.

Provee un apoyo favorable en el cuello, cabeza y espalda, se balancea naturalmente y no necesitarás baterías para hacerlo funcionar. El diseño está disponible en 14 colores para que elijas el que más se ajusta a tu gusto y personalidad.

2. Chicco Hoopla

Es un modelo seguro, cuenta con un sistema antideslizante, puesto que podrás ubicar la hamaquita en superficies planas sin riesgo de desplazamiento.

La camita es de material acolchado y su respaldo tiene cuatro niveles de inclinación; tu niño estará muy cómodo sobre el soporte, y además le será fácil distraerse con los llamativos juguetes que cuelgan sobre el arco de entretenimiento.

La pieza está disponible en cuatro colores y su precio es bastante asequible.

3. Hamaca Fisher-Price

OFERTA
Fisher-Price - Hamaca crece conmigo...
273 Opiniones

Hamaca de bebé disponible en colores rosa y verde, tu hijo se sentirá tranquilo sobre ella, y tiene el arco de juegos desmontable con lindos sonajeros.

La pieza es versátil ya que puede tomar varias posiciones. Es un balancín, una silla con sistema de sujeción de patas desplegables y asiento reclinable para darle de comer a tu bebé cómodamente.

El acolchado del soporte puede lavarse y secarse a máquina, y lo mejor es que la silla soporta un niño de hasta 18 kilogramos.

4. Babymoov Bubble

Es de las más compactas y ligeras del mercado, y además su precio es muy barato, te la podrás llevar en el carro para hacer una visita y acomodar a tu bebé sobre su acolchado tejido de poliéster.

Es de tela lavable y respaldo reclinable a cinco posiciones. Su diseño es un bonito marrón con beige perfecto para niños o niñas. La marca se preocupa por ofrecer equipos seguros y de calidad para los más pequeños de la casa y da una garantía de por vida en todos sus productos.

5. Chicco New Pocket Relax

Ligera y confortable para tu hijo, perfecta para la casa o llevarla de viaje. Es espaciosa y el espaldar se ajusta a tres posiciones, de manera que tu bebé se sentirá cómodo sobre ella.

El modelo está disponible en azul, gris, rojo y verde y su funda la podrás lavar tranquilamente en la lavadora.

6. 4Moms Rockroo

Su mayor fortaleza son unos altavoces que te darán la posibilidad de reproducir su música favorita, o inclusive tu propia voz previamente grabada, con un volumen graduable a comodidad de tu bebé, dependiendo de cuanto lo quieras estimular.

El modelo de la pieza es innovador, tiene una solida base que se apoya sobre cualquier superficie, ocupando menos espacio que las hamacas tradicionales. Además incluye en la parte superior un móvil con juguetes extraíble para el entretenimiento del niño.

7. Bright Starts 6978

Cuenta con un sistema de vibración relajante con siete melodías que ayudarán a tu hijo a tranquilizarse, tiene ajuste de volumen y apagado automático luego de 15 minutos.

El arco de juguetes incluye dos peluches de felpa con los que a tu bebé le encantará jugar. Además una almohada extraíble, y tres niveles de inclinación en el espaldar. La mayor fortaleza de la pieza es que soporta a un niño hasta 18,1 kg.

8. Chicco Balloon

Es un modelo moderno de los más cómodos para los niños gracias a su acolchado sobre toda la superficie.

Es totalmente plegable y fácil de transportar a cualquier lado, su arco de juegos es electrónico, genera luces, colores llamativos, sonidos de la naturaleza y melodías, incluso podrás grabar un audio de 30 segundos y luego reproducirlo para tu hijo.

9. Tiny Love

Más que una hamaca, es una minicuna balancín convertible, es perfecta como cama portátil para los niños recién nacidos, sin embargo soporta hasta 18 kg.

Es una pieza versátil con forma similar a un moisés, funciona como hamaca, tiene móvil que reproduce entretenidos sonidos y sostiene dos piezas de peluches atractivas para los niños. El producto es de buena calidad y su diseño es marrón unisex.

10. Safety 1st Moony Bouncer

Perfecta para colocar a tu hijo y que se sienta cómodo, la silla ofrece tres posiciones y con soporte extraíble que mantendrá la cabeza en una posición erguida.

Cuenta con un arco de juego con accesorios colgantes que le gustarán a tu bebé. El asiento es fácil de transportar, es de color rojo de diseño mixto y es de los más resistente, soportando hasta 20 kg.

 

11. Hauck Lounger

Es sencilla, ligera y muy barata, sin embargo es de buena calidad, fabricada con resistentes telas y una estructura firme que aguanta hasta 9 kg. Viene en dos colores, ambos perfectos tanto para niñas como para niños. Puedes ponerla como basculante o dejarla en una posición fija.

El modelo es de la más portables del mercado. Es una inversión que cumplirá con tus expectativas y tu bebé se acostará en una posición favorecedora para su cuerpo.

Sin importar el columpio para bebés o hamaquita que elijas, lo más importante es que tu hijo se siente feliz sobre ella, así mismo se debe respetar los pesos y las capacidades que soportan, leer el manual, conocerla y usarla adecuadamente, para así garantizar un correcto funcionamiento que lo convierta en un producto duradero.

Recuerda que es una inversión para la comodidad de tu hijo, que te facilitará vigilarlo, mientras realizas actividades adicionales de esas que difícilmente puedes hacer cuando tu bebé está tan pequeño.

¿Qué es una hamaca para bebé?

Como su nombre lo indica, es una hamaca diseñada para acunar niños pequeños, hecha de fibras naturales para evitar el exceso de calor y alergias. Está sostenida de un palo de madera sujeto al techo, al marco de la puerta o en el caso de las más modernas, a un soporte independiente que suele ser un arco de metal que viene desde la base.

Hay que acotar que no es una versión mini de la hamaca de adultos. Ésta fue creada especialmente para bebés en cuanto a su forma, tamaño y materiales se refiere.

Las hamacas vienen a cumplir una función de cuidado total, por lo que no es un juguete o mueble cualquiera, sino un importante ayudante que debe cumplir ciertas características para que se gane la confianza de los compradores (padres) y el agrado de sus usuarios (bebés).

Ha sido diseñada para ser una cama transitoria y no definitiva. La mayoría ha sido pensada para los primeros tres meses de vida del pequeñín por lo que puede servir para ayudarlo a acostumbrarse a dormir solo.

La hamaca de bebé resulta muy práctica porque, a diferencia de la cuna u otro espacio de descanso, el peque puede ver lo que ocurre a su alrededor cuando la usa y se siente más integrado en la actividad de la familia; mientras que mamá y papá están tranquilos y relajados al saber que se encuentra seguro en ella.

¿Por qué escoger una hamaca para bebés?

Las razones son muchas, sobre todo si nos inclinamos por la comodidad y el rendimiento del espacio. Te enumeramos algunas a continuación:

Es cómoda y familiar

Los expertos creen que los bebés tienen preferencia por que los mezan ya que asocian el movimiento con la experiencia de estar en el vientre de su madre.

Gracias al diseño de suspensión, la hamaca se balancea suavemente con cada movimiento del bebé, lo que significa una gran ayuda para los padres a la hora del descanso ya que no necesita ayuda adicional para usarse, sobre todo si el bebé es inquieto.

¡Ah! pero las semejanzas no terminan allí. Gracias a su diseño, el peso del bebé hace que se forme una especie de capullo que lo envuelve, recreando así la sensación de estar en el vientre de mami.

De hecho, algunas forman una cápsula tan apretada que no es necesario envolverlos.

Una forma saludable de dormir

A principios de los años 90, a los padres se les empezó a recomendar que acostaran a los bebés siempre boca arriba para reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita. Aunque esta recomendación ayudó a salvar muchas vidas, los expertos también notaron que los casos de malformaciones craneales en bebés son ahora cinco veces más comunes.

La causa más habitual de que un bebé tenga la cabeza aplanada es la postura que adquiere al dormir. Debido a que la mayoría de los bebés pasan mucho tiempo descansando boca arriba, la cabeza se les suele aplanar por detrás.

Como te lo hemos explicado anteriormente, el peso del bebé le da forma a la hamaca lo que trae consigo muchas ventajas, como por ejemplo, se evita el síndrome de cabeza plana ya que el bebé no está en una superficie rígida

Así mismo, muchos bebés que empiezan con un síndrome de cabeza plana desarrollan tortícolis.

Puesto que han de invertir mucha energía para girar la cabeza, los bebés con aplanamientos importantes en un lado de la cabeza tienden a permanecer de ese lado, de modo que sus cuellos se vuelven rígidos por falta de uso.

Pero también puede suceder en uno de los laterales como consecuencia de dormir de costado, es allí donde la hamaca funciona perfectamente.

La posición en la que queda el pequeñín en la hamaca también ayuda a mejorar los síntomas de cólicos y reflujo puesto que el nuevo miembro de la casa se duerme en la hamaca en una posición inclinada.

¿Es segura?

Siempre que sea usada para los términos que fue diseñada, es muy confiable. Sin embargo, siempre hay detalles que tener en cuenta

Por otra parte, ten presente que una hamaca limita los movimientos del bebé, por lo que no debe pasar mucho rato en ella.

Lo ideal es usar la hamaquita un rato al día, alternándola con la cuna y otros accesorios aptos desde los cero meses como la alfombra de actividades, el parque, el gimnasio para bebés y, por supuesto… ¡los brazos de mamá y papá!

El sistema de seguridad debe estar garantizado, ya que gracias a este mecanismo se conseguirá el mayor y principal beneficio de usar una hamaca para bebé, que es tener un producto que te brinde completa calma para confiar la integridad física de tu pequeño.

La seguridad también viene determinada por la resistencia de la estructura. Por lo general están hechas de material resistente, diseño plegable y de fácil armado, desarmado, traslado y almacenaje.

Nunca deje al bebé solo en la hamaca: Sobre todo si hay otros niños cerca, el bebé puede voltearse y caer. Así mismo, cuando hay perros grandes en casa, el animal puede saltar hacia el bebé y ocasionar un accidente.

Un consejo sería colocar la hamaca en una sección amurallada de la casa.

Por ningún motivo, un bebé debe quedar sin supervisión de un adulto.

Pendiente con el peso: Estos productos fueron diseñados para niños pequeños, no mayores a tres meses de vida. Revisa el folleto de fabricación para asegurarte de que tu bebé no exceda el peso límite para lo cual fue pensada la hamaca.

Un bebé muy pesado podría poner en riesgo la seguridad, tal vez rasgar el material o caerse al balancearse demasiado. La mayoría establece un máximo de 15kg -33lbs-.

¿De qué están hechas las hamacas para niños?

Para asegurar un buen descanso, las hamacas están hechas de fibras naturales que permiten el paso del aire a través de ellas, lo que  asegura que sea un material resistente y fácil de lavar.

Las que están hechas de cuerdas no son diseñadas especialmente para bebés, solo son una adaptación del modelo de adulto.

El colchón debe estar fabricado con materiales naturales que le brindan soporte firme. Éste debe ser comprado junto con la hamaca para asegurarse de que encaje perfectamente en ella.

Diseño anatómico

Las investigaciones han demostrado que la posición más segura para dormir y evitar la muerte súbita del lactante es de espaldas.

Los creadores de la hamaca han pensado en ello y es por eso que la posición que adopta el bebé impide que de vueltas sobre su estómago, por ello es muy importante que a la hora de adquirir una, te fijes de que ésta sea una verdadera hamaca para niños y no una versión miniatura de una de adultos.

Enganche seguro

Todos los amarres y enganches que poseen las hamacas para bebés han sido debidamente probados para evitar un accidente

Los modelos más actuales incluyen un asa para su transportación. Aun así, no es conveniente mover la hamaca con el bebé en ella.

Si adquiriste una hamaca de pedestal, recuerda que siempre debe estar en el suelo, nunca la coloques sobre una mesa, sofá, encimera ni mucho menos en el coche: está de más decirte que es peligroso.

Beneficios

Los padres que han dado su testimonio al respecto han opinado que es un método seguro y efectivo para dormir, aunque hay muchos otros beneficios como los que te contaremos a continuación:

-Provee de una cálida envoltura que hace que el bebé se sienta tan cómodo como en el útero. Esa sensación provee un ambiente familiar que facilita el sueño.

-Ayuda a distribuir el peso del bebé, minimizando el efecto de “cabeza plana” y la presión sobre los músculos y articulaciones

-Al dormir inclinado, se reduce el riesgo de cólico y reflujo. Gracias a la posición que tienen la hamaca, les resulta más sencillo expulsar los gases y evita que el alimento vuelva a subir por el esófago.

-Mantienen al bebé durmiendo de espaldas

-El suave movimiento hace que el bebé se duerma fácilmente.

-El niño está en todo momento en una posición adecuada y puede observar así todo lo que le rodea, algo que no se consigue con una minicuna ni con un moisés.

-Es portátil, así que puedes llevar la comodidad de la cama a cualquier parte

-Por supuesto, también son un fantástico medio de entretenimiento para los más pequeños, puesto que muchas hamacas cuentan con juguetes con los que los niños podrán distraerse mientras estén sentados en ella.

-El bebé estará siempre estimulado y por ende sus sentidos, el visual y el táctil específicamente, gracias a los sonidos, colores, luces y vibraciones.

-Para los padres la función más inmediata y beneficiosa es la de poder ejercer otras tareas mientras el bebé está en la hamaca.

Al tener la seguridad que tu bebé se encuentra en “buenas manos” podrás concentrarte en otras actividades, claro está, sin dejar a un lado la vigilancia constante de tu pequeño.

Hamacoterapia

La hamaco-terapia, es como se ha denominado a una novedosa técnica «macondiana» que empezaron a implementar los pediatras en Cartagena, Colombia; como método para ayudar en la recuperación de bebés que nacen antes de terminar los nueve meses de gestación.

La labor consiste en introducir dentro de la incubadora una hamaca de 50 a 60 centímetros donde se ubica al bebé, para que estos obtengan mayor relajación y profundo sueño lo que contribuye a su crecimiento rápidamente.

Estudios han demostrado que los niños que han recibido esa terapia, desarrollan antes el equilibrio y su psicomotricidad es superior a la media.

Los científicos demostraron que los niños que duermen en hamacas son más abiertos al contacto con otras personas. Incluso niños prematuros ganan peso más rápidamente. La razón es que los bebés se sienten muy cómodos, seguros y a gusto en las hamacas.

Otro de los usos es la terapia para bebés y niños que tienden a ser hiperactivos, que lloran mucho o que tienen problemas del sistema sensorial.

Hablemos del costo

La mayoría oscila entre los 150 y 210 euros para el kit completo que incluye hamaca, colchón, ganchos y abrazaderas para las puertas.

Accesorios como mosquiteros y colchones los podrás obtener por separado por 8euros y los marcos en 100 euros.

Algunas hamacas cumplen funciones complementarias como por ejemplo sirven de poltronas, o columpios y eso, por supuesto, incrementa el costo.

Entre estas están las que incorpora diferentes movimientos habituales para acunar al bebé así como la posibilidad de reproducir la voz de los padres y música.

Otras marcas reconocidas han incluido accesorios muy originales adaptados a los tiempos modernos, como un soporte para el IPad

Y como era de esperar las asociaciones de padres y pediatras han puesto el grito en el cielo ya que consideran que un bebé no necesita un tablet absolutamente para nada y que existen numerosos informes que advierten de los peligros de ver la televisión antes de los dos años.

Un bebé no requiere nada de eso, lo que quiere es interactuar con sus padres y no con una máquina.

Vale, de cualquier manera de flipa este modelo y te decidiste por ella, te ofrecemos la alternativa de sustituir el IPad por un espejo o descargar un conjunto de aplicaciones específicas donde los bebés puedan aprender a fijar y seguir objetos con la mirada, así como oír música relajante mientras duermen la siesta.

Si resolviste comprar una hamaca, sigue estas recomendaciones para que elijas la mejor y más conveniente para ti y tu bebé:

-Fíjate bien en las edades y pesos recomendados en la etiqueta. Usar la hamaca con un peso excesivo puede provocar que el niño se vuelque.

-Muchas de las modernas hamacas son reclinables en varias posiciones y vienen con un sistema de bloqueo firme que permite dejarla totalmente fija.

-Supervisa que tenga un cierre de seguridad para que el peque no pueda soltarse por sí solo

-Es mejor que el forro de la hamaca sea extraíble para lavarlo o de un material plastificado que permita una limpieza fácil. También debe estar hecho de un material transpirable para evitar el exceso de sudoración.

Solo imagina toda la mugre que puede almacenar y si de paso es difícil de lavar, se convertirá rápidamente en un dolor de cabeza

-Si vas a usar la hamaca en exteriores elige un modelo que tenga toldo o capota para proteger al bebé del sol.

-Actualmente vienen con aros de actividades, móviles y vibración. Revisa si son accesorios removibles ya que a algunos niños no les gusta y puede que tengas que retirarlos.

-En el caso de utilizar las que simulan a las de adultos, nunca debes acostarlo a lo largo sino aprovechando toda la anchura de la hamaca. Así el bebé queda estable y los lados de la hamaca lo sujetarán.

-Este tipo de mini hamacas se pueden colgar dentro de la cuna o en un soporte tipo “Luna,” siempre y cuando no esté colgada a más de 20 cm. del suelo.

¿Cuándo puede mi bebé empezar a usarla?

La mayoría de los bebés pueden empezar a dormir en ella desde el momento de su nacimiento, de hecho es más fácil acostumbrarse a ella.

Solo si el nene tiene algún tipo de impedimento físico, es prematuro o de bajo peso, es mejor consultar con el pediatra.

¿Cuánto tiempo puede usarla?

Los expertos recomiendan dejar al bebé hasta que comience a darse vuelta por sí solo. En ese momento, es mejor mudar su área de descanso a la cuna.

De igual forma, cuando tu bebé ya empiece a gatear o andar, se muestre muy activo o se balancee por su cuenta, es recomendable dejar de usar la hamaca para evitar riesgos.

¿Cómo coloco a mi bebé en la hamaca?

La forma correcta es poniendo la cabecita en la parte superior de la hamaca y deje que el resto del tejido se acople. El peso del bebé alineará la hamaca de manera correcta.

Si por el contrario, coloca al niño en el centro, corre el riesgo de que la tela le envuelva demasiado y le tape el rostro

Algunos niños no se sienten cómodos al principio. No te preocupes, sigue balanceándolo hasta que notes que se acostumbra. La persistencia es la clave.

Hecho en casa

Por fin después de haber recibido toda la información te inclinas a las hamacas antiguas o mini hamacas de adultos, te mostramos una opción hecha en casa, utilizada por las abuelitas desde tiempos remotos, cuando sin conocer todos los beneficios, las utilizaban para entretener a los chiquillos de la casa o brindarles un buen descanso sin ocupar mucho espacio.

Necesitas una mesa firme y una tela larga y resistente atada con la tensión justa como para que el niño se eche una siesta sin riesgo.

Tienes que hacer un nudo en la tela justo en la parte superior de la mesa, de forma que al acostarse el niño ésta no toque el suelo, sino que quede suspendido. ¡Listo!