Las 5 Mejores Lámparas de Sal del Himalaya Para Purificar el Aire

Colocar en una habitación la mejor lámpara de sal del Himalaya que encontréis, puede aliviar a quienes sufren problemas de asma, alergias y otras condiciones respiratorias. Además de exóticas y súper decorativas, tienen propiedades muy beneficiosas para la salud.

Incluso se dice que pueden combatir la ansiedad y el estrés, lo que conlleva a prevenir otras dolencias y enfermedades.

Por eso crece cada vez más su popularidad y más personas han comenzado a usarlas. Su función principal es purificar el aire en distintos ambientes cerrados. ¿Pero cómo lo logran? Más adelante en este artículo os explicamos en detalle cómo funcionan estas lámparas asiáticas.

¿Cuál es la mejor lámpara de sal del himalaya?

Si ya habéis oído de ellas y de sus ventajas, tal vez estéis con ganas de comprar una, pero ¿cuál? Si no conocéis mucho de sus características quizá no os resulte sencillo escoger. Las puede haber de diferentes precios y modelos. Incluso hay bribones en el mercado que las venden de imitación y, por supuesto, esas no ofrecen los verdaderos beneficios de las auténticas.

Lo sensato es buscar con seriedad y encontrar una con precio asequible pero que sea de buena calidad. Para eso es imprescindible escuchar la opinión de usuarios que hayan hecho algún test con varias de estas lámparas. Así, estableciendo una comparativa, se puede llegar a la que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Por todo esto, aquí os compartimos una pequeña lista con las que han sido mejor valoradas por usuarios en Amazon.

A continuación te presentamos las mejores lámparas de sal del himalaya:

1. Himalayan – Lámpara de sal (con base de madera, 10 x 15 cm) Cleo

Un cuenco de rocas

Tiene un hermoso y original diseño tallado en forma de cuenco con rocas picadas. Enciende con una tenue luz y muy agradable de color naranja y viene con una paena de madera.

Por supuesto, incluye su cable de alimentación y una bombilla de 15 vatios. Puede usarse en la mesa de noche o como elemento decorativo, en cualquier espacio por su forma peculiar. Pesa alrededor de 2 kilos y mide 10×15 centímetros. Su precio es asequible y se corresponde con su aspecto y buena calidad.

2. Lámpara de Sal del Himalaya de 7-10kg de la Mejor Calidad

Toda una antigüedad

Es una piedra muy longeva. Es original de la era precámbrica, es decir, de hace 260 millones de años. Promete ayudar a desinflamar senos paranasales irritados, prevenir el asma y el Desorden de Ajuste Estacional. Su peso puede variar entre 7 y 10 kilos. Trae su cable para enchufarla y encenderla.

El acceso a la bombilla es fácil, por lo que puede reemplazarse sin complicaciones de ser necesario. Puede que se requiera comprar aparte un adaptador de corriente para el sistema europeo de electricidad.

3. Levoit Cora – Lámpara de Sal Natural del Himalaya

Con puerto USB

El diseño es muy moderno, especial para ambientes minimalistas. Los cristales son pequeños, bastante claros y puros. Además, son ligeramente tallados para darle un aspecto más prolijo a la lámpara.

Lo genial de este modelo es que sirve para conectar con puerto USB al ordenador o a la televisión y así contrarresta de una vez los iones positivos que emiten los aparatos electrónicos. Su forma está basada en el sistema del Feng Shui para estimular la relajación, la meditación y el correcto flujo de la energía.

4. Goeco Natural Himalayan Shell

Una ostra muy original

El creativo diseño de esta lámpara recuerda al magma en las profundidades marinas. Es una ostra hecha en cerámica de color blanco y en su interior van los cristales salinos de color rosa. Se presenta como adecuada para tratar espacios de 10 metros cuadrados.

Pesa cerca de 1kg y acepta bombillas de 15 vatios. No es a pilas, trae su cable europeo para enchufarla. Incluye un dimmer o controlador para regular la intensidad de la luz. Sus medidas son 12x15x13cm.

5. LÁMPARA DE SAL DEL HIMALAYA

Bonita y llamativa

Esta lámpara tiene su diseño tradicional que consiste en el cristal completo en una sola pieza grande. Pesa entre 3 y 4 kilogramos y el color de la iluminación es anaranjado. Se siente agradable y relajante.

Incluye una bombilla y el cable de conexión que viene en color blanco, con una longitud suficiente para enchufarlo. Adicionalmente, la base está elaborada en madera. Al estar en el material bruto se ve rústica y a la vez muy decorativa.

¿Qué es una lámpara con sal del Himalaya?

A primera vista es de ensueño y al saber que es una gran pieza de sal rosada,

mejor-lámpara-de-sal-del-Himalaya

4 Lámparas de sal del Himalaya

extraída de las montañas del Himalaya, en la zona de Pakistán, más provoca tenerla. Se usa con una pequeña bombilla que va en su interior. Puede ser un solo pedazo de gran tamaño o una cesta decorativa con varios cristales de sal superpuestos.

La iluminación que proporciona es cálida y con un tenue y lindo brillo que produce sensación de calma. Un dato curioso y genial a la vez es que esa sal podría pulverizarse y utilizarse para cocinar.

A esta clase de exóticas lámparas se les atribuye una serie de beneficios para la salud que las han hecho crecer en popularidad.

Entre sus propiedades se incluye el generar iones negativos que pueden contrarrestar ciertas enfermedades o padecimientos. Hay quienes dicen que también absorben la negatividad del ambiente.

¿Qué son los iones negativos?

Si no recordáis las clases de ciencia del cole, hay que hacer un repaso. Los iones son partículas formadas por un átomo o molécula que tienen una carga eléctrica positiva o negativa.

La diferencia en las cargas hace que los positivos reciban el nombre de cationes y los negativos, aniones. Esa electricidad les da movilidad y permite que se unan los opuestos.

Iones negativos en la naturaleza

La carga de los iones negativos está muy presente en distintos eventos y ambientes naturales. Por ejemplo, en las tormentas eléctricas, las cascadas (por el roce del agua con las piedras), la luz solar y las olas en el océano. De hecho, el agua es considerada con una de las mayores fuentes de iones negativos en el planeta. Por eso, beber un buen vaso de agua, bañarse en el mar o el ambiente después de una tormenta, son situaciones que pueden sentirse tan refrescantes y renovadoras.

En una playa o lugares con caídas de agua es posible hallar concentraciones de hasta 10.000 iones negativos por centímetro cúbico. Por otra parte, no causa sorpresa que en ciudades muy pobladas los niveles de aniones caigan hasta 100 por centímetro cúbico.

En el aire también están presentes los aniones y, a mayor concentración, mejor es el aporte que hacen en favor de la salud de los seres vivos. Una de cada tres personas es sensible a los efectos de estas partículas presentes en el agua y el aire.

Científicos del Centro de Ciencia Cognitiva Aplicada de Carolina del Norte, en Estados Unidos, han realizado importantes estudios al respecto. Estos revelan que los iones negativos pueden aumentar el flujo de oxígeno al cerebro. Además, son capaces de proteger de los gérmenes que estén presentes en el aire. También reducen la inhalación de esas típicas partículas que hacen a más de uno estornudar, sufrir de irritación de la garganta o de episodios de tos.

¿Cómo genera iones negativos la lámpara hecha con sal?

Se ha dicho que la lámpara genera iones negativos al usarla. Claro que no es la misma cantidad que se produce en una cascada. En lo absoluto. La mejor manera de recibir los beneficios de los aniones es entrar en contacto con lo natural. Pero como esto no siempre es posible, la lámpara puede ayudar.

No son las más potentes generadoras de iones negativos pero, además de eso hay una característica que les da una gran ventaja. Por estar hechas de sal, estas lámparas son higroscópicas. Esto quiere decir que la piedra salina absorbe humedad. La cuestión es que esa agua absorbida por la sal se evapora con el calor de la bombilla, emanándose un vapor que purifica el aire. Asimismo, en el proceso de absorción de la humedad, la piedra atrapa cualquier partícula contaminante con bacterias, moho y otros gérmenes. De esta forma libera al aire de impurezas y previene las alergias y otras enfermedades.

Guía para comprar una lámpara con sal del Himalaya

Para llevar a casa una de estas bellas y originales lámpara hay que tener en cuenta el motivo, es decir, para qué se desea tenerla. Con fines estéticos es más que aceptable, pues su estampa es muy bonita y el tipo de iluminación que generan crea un ambiente cálido y relajante.

Puede usarse como lámpara de noche o como accesorio para crear ambientes íntimos. No hay que comprarlas con la idea de iluminar alguna habitación porque, realmente, solo las más grandes y claras emiten un poco más de brillo que el habitual. Por lo general, tienden a dar una luz muy tenue y esa es en verdad la idea.

Si el motivo es la búsqueda de sus beneficios para la salud, entonces hay que saber que su propiedad para propagar iones negativos aún no hay sido confirmada. Sin embargo, se cree que el calor de la bombilla hace que la sal evapore la humedad que se concentra en ella. Eso produce los iones negativos que neutralizan a los positivos. Estos últimos son los que transportan las partículas que contamina el aire y al ser neutralizados, esas partículas caen al suelo, tal como ocurriría con los verdaderos ionizadores de aire.

Pero retomando los aspectos a evaluar antes de comprar, debéis considerar lo siguiente:

Colores

Como son elaboradas con un solo material natural, casi siempre son de la misma tonalidad con ligeras variantes. Podéis encontrar lámparas de sal anaranjadas, de color rosa, blancas y en degradé de marrones y rojos. Las blancas suelen ser las más costosas, por dos razones. La primera es que no son muy comunes, porque las piezas de esta sal son casi siempre de un color rojizo y sus gradientes. La segunda razón es que las blancas iluminan más, así que mucha gente las prefiere, pero hay que saber que por ellas hay que sacar más euros del bolsillo.

Las anaranjadas y las rojas son las más comunes. También son muy bonitas pero las segundas bloquean bastante el paso de la luz. Por eso es preferible comprar las de esos colores solo para usarlas en la mesa de noche.

Tamaño y peso

Si vais a comprar una de estas en línea, por ejemplo a través de Amazon, es necesario recordar que hablamos de rocas grandes y pesadas. Por un lado, eso afecta siempre el costo del envío y por otra parte, debéis disponer de una mesa de noche robusta y resistente que soporte el peso y tamaño de la lámpara.

La más pequeña puede pesar alrededor de los 2kg y medir entre 15 centímetros de alto por 12 de ancho. La gigante llega a un peso de 22kg y mide unos 38 centímetros de altura por 35 de ancho. Lo bueno es que a mayor tamaño mayor promesa de una zona ionizada más grande.

La pequeña puede atender un espacio de 2 metros cuadrados, mientras que la más grande ioniza un área de 9 metros cuadrados.

Forma

El diseño de la lámpara es necesario evaluarlo también antes hacerse con una porque puede variar. Hay presentaciones de una sola pieza en forma de pirámide, con el mineral bruto, tal como si estuvieran recién extraídas de la montaña.

También las hay talladas con formas y figuras esculpidas en la piedra o elaboradas con varias piezas cortadas dentro de una canasta de metal. A este último tipo, suelen decirle tazón de fuego.

Voltaje y tipo de bombilla

Con lámparas de noche que son, estas necesitan solo ciertos tipos de bombillas de bajo voltaje. Sin embargo, casi siempre los fabricantes y vendedores incluyen la bombilla de mayor voltaje que resiste la lámpara para proporcionar más iluminación.

Base de la lámpara

Siempre debe ser suficientemente resistente como para soportar el peso de la pieza salina. Algunas son de madera o de metal. También, dependiendo del diseño de la lámpara, si es tallada a mano, a veces se le talla también la base a la propia piedra. En casos como estos es necesario poner un mantel grueso o pieza de fieltro sobre la mesa y bajo la lámpara. De esta forma se evita que la piedra se astille o que la mesa se raye.

Beneficios de la lámpara con sal proveniente del Himalaya

Entre las bondades de este artefacto tan original, se puede contar que son varias cosas, como por ejemplo:

Mejoran el sueño:

Son excelentes lámparas de noche, no solo por su iluminación tenue, sino también por su aspecto calmo y relajante. Su luz cálida invita a tener un sueño reparador, lejos de lo que produce la luz azul de los móviles y ordenadores, que hacen justo lo contrario.

Limpian el aire y calman las alergias:

Al ser fuentes de iones negativos y neutralizar las bacterias y gérmenes presentes en el aire, permiten a los que están cerca mejorar su respiración y evitar enfermedades y alergias.

Terapia del color:

Para puedan estar sintiendo depresión o ansiedad, el tono anaranjado común de estas lámparas tiende a mejorar el estado de ánimo y estabilizarlo.

Lámpara de sal falsas ¿Cómo evitar caer en la trampa?

Es fácil conseguir en el mercado piezas originales tanto como las que son de imitación. Para evitar caer en trampas y comprar una lámpara verdadera que sí proporcione todos sus beneficios, aquí os compartimos algunos tips para saber reconocer una lámpara con sal del Himalaya falsa.

  1. Es blanca y muy barata:

Es imposible que una lámpara con sal blanca sea barata. Son muy raras y poco comunes. Su precio siempre se incrementa por esta causa. También porque suelen iluminar mucho más. Así que no esperéis pagar menos de 40 euros como mínimo por una de estas.

  1. Es muy pesada e ilumina perfecto:

Mientras más tamaño y peso, hay más sal ¿Obvio no? Es muy difícil que una lámpara muy grande y densa pueda iluminar notoriamente. Así que un modelo que haga eso no puede ser de sal genuina asiática.

  1. No se rompe por nada:

¡Qué va! La sal es sal, no acero. Si se te ha caído o el envío ha llegado con daños y la lámpara sigue en perfecto estado, puedes empezar a dudar de su autenticidad. Por muy dura y compacta que esté la piedra, algún rasguño debe ser visible tras un golpe.

  1. No le afecta la humedad:

Para que tenga una mayor duración, la lámpara de noche debe ser ubicada en un lugar seco y fresco. La humedad y el calor pueden deteriorar el diseño de la piedra y hacer que comience a reducirse o encogerse. La prueba de fuego es pasarle un trapo húmedo levemente por encima. Si se decolora un poco y empieza a sudar, podéis ser felices, vuestra lámpara es real. Si no es así, no se ha hecho una buena inversión.

  1. La salud no mejora:

Si al cabo de dos semanas, no se empieza a sentir una mejoría en el ambiente, si no se reducen los estornudos, la tos y las alergias… Si no dormís mejor y estáis más animados, lamentablemente vuestra lámpara no es beneficiosa como las verdaderas.