mejor-lijadora-de-banda

Las 5 Mejores Lijadoras de Banda

Para los amantes del bricolaje, así como los entusiastas del trabajo con madera y otros materiales nada mejor que tener a disposición la mejor lijadora de banda disponible.

Con mayor razón si te dedicas a este tipo de trabajos de forma profesional y tienes un taller para realizar tus proyectos y aplicaciones. Estas lijadoras son esenciales para complementar las pesadas y complejas máquinas de mesa y de banco y hacen bien los trabajos pequeños.

Si eres amateur te vendría bien tener en cuenta una serie de características antes de comprar para que así te lleves el producto más adecuado a tus necesidades.

Las lijadoras son extremadamente útiles tanto para el hogar como para talleres y vienen en variadas modalidades. Las hay con distintos mecanismos de función: Orbital, oscilante, neumática, de disco, y de banda como las que te mostramos aquí.

Es importante que hagas un test entre la oferta disponible y descubrir lo que realmente se ajusta a tus requerimientos, en todo caso, si tienes múltiples necesidades puedes decantarte por una multifunción.

Un dato que siempre debes tener en cuenta es la seguridad, tanto en talleres como en el hogar debes cuidar tu integridad al usar estas máquinas porque su empleo inadecuado puede traerte problemas, las gafas protectoras son esenciales.

¿Cuál es la mejor lijadora de banda?

Aquí te ayudamos a escoger lo más adecuado para ti, elaboramos una guía y finalmente te ofrecemos esta breve lista de sugerencias donde están las que, consideramos, son las 5 mejores:

A continuación te presentamos las mejores lijadoras de banda: 

1. Bosch Professional GBS 75 AE lijadora de banda professional

Resistente y fácil de manejar

El modelo del fabricante Bosch es de capacidad industrial, tiene un ancho de cinta de 75 mm y es muy versátil para eliminar, lijar plano, alisar y limpiar madera, plástico y metal.

Se trata de un producto liviano, pese a sus dimensiones, con potencia de 410 vatios y una velocidad de banda de 200 a 300 metros por minuto.

La lijadora GBS 75AE está dotada de rueda y correa dentadas, rodillos de aluminio duraderos, una empuñadura extraíble pata lijar cerca de borde y múltiples accesorios.

Trae colector de polvo que puedes usar directamente, viene con selector de revoluciones para que ajustes su uso al tipo de trabajo y tiene óptimo ajuste de los rodillos.

No tiene precio bajo, sin embargo, sus cualidades representan las de un producto de altísima gana, adquirirlos siempre es una buena inversión.

2. Makita 9403 100X610 Mm 1200W 500 M/Min 5.7 Kg

Potente y cómoda

OFERTA
Makita 1200 Lijadora de Banda, 500...
6 Opiniones

Fabricada con un aza de agarre y otra delantera para mejor manejo de la herramienta, la lijadora de Makita es un aparato grande y pesado, ideal para proyectos largos y fuertes.

Tiene anchura de banda de 100 mm, cuya velocidad es de 500 metros por minuto y trabaja con potencia eléctrica de 1200 vatios, es un aparato robusto y de alto rendimiento.

Viene con sistema de ajuste de banda mediante centrador y una bolsa de polvo orientable a 360 grados que te permitirá áreas de trabajo limpias y organizadas

Es asequible y quienes ya la tienen afirman que es potente, eficaz y fácil de usar. Está disponible en color azul y viene con los accesorios básicos: Placa de grafito, lija de papel y bolsa de polvo.

3. Bosch PBS 75 AE

Automática y precisa

OFERTA
Bosch PBS 75 AE - Set Lijadora de banda,...
48 Opiniones

La marca Bosch regresa a nuestra lista con este modelo de control electrónico que permite preseleccionar progresivamente las revoluciones para diferentes tipos de trabajo.

Trabaja con potencia de 750 vatios, viene con empuñadura adicional, tiene sistema automático de centrado de bandas y carcasa de aluminio que le dan un acabado estable.

Una cualidad llamativa es que, por su diseño, permite que se sujete a una mesa de trabajo de manera fija y se coloque en horizontal y vertical, según el proyecto, para trabajar de forma estacionaria.

Según la opinión de quienes ya la tienen es un aparato de altísima gama que puede trabajar por tiempo prolongado sin resentirse.

Su precio es razonable si establecemos una comparativa entre los modelos disponibles, sus características y cualidades.

4. Einhell TE-BS 8540 E

Empuñadura ajustable

OFERTA
Einhell RT-BS 8540E, Lijadora...
66 Opiniones

Ideado para lijar extensas áreas, este modelo tiene un potente motor de 850 vatios, y es muy útil para trabajos de gran exigencia.

Su banda es cambiable de manera rápida y sencilla, ya que tiene un flexible mecanismo de sustitución que te ahorra dolores de cabeza.

Esta lijadora manual viene con empuñadura auxiliar ajustable para un óptimo trabajo. Tiene adaptador de extracción de polvo, con su respectiva bolsa. Para trabajos más limpios.

El modelo de Einhell es económico, está hecho con materiales de buena calidad y está disponible en rojo con negro. No necesita baterías.

5. Skil 1210AA

Compacta y ergonómica

OFERTA
Skil F.015.121.0AA Lijador de Banda...
10 Opiniones

Dotada con un sistema de centrado de banda automático que facilita su uso, la lijadora de Skil es ideal para grandes superficies, no obstante, su versatilidad, pero y dimensiones la convierten en un aparato completamente portátil.

Se trata de un equipo de alto rendimiento para trabajos caseros, hecho con materiales robustos y resistentes que trabaja con potencia de 650 vatios y una velocidad de banda de 300 metros por minuto.

Tiene un cómodo sistema de cambio de bandas solamente con un clic que te facilitará el trabajo. Por su tamaño, su banda es relativamente estrecha, pero de gran capacidad.

Es el menos costoso de toda la selección, viene con empuñadura suave y un sistema de aspiración de polvo integrado con una bolsa de depósito de polvo que hará más limpia organizada tu área de trabajo.

¿Qué es una lijadora de banda?

mejor-lijadora-de-banda
Lijadora de Banda

Una lijadora de banda, también llamada lijadora de correa, es un instrumento utilizado en la conformación y acabado de madera y otros materiales. Está compuesto de un motor eléctrico encargado de hacer girar un par de tambores sobre los que se coloca un bucle continuo de papel de lija. Pueden ser manuales, que se mueven sobre el material de trabajo; o estacionarias, en las que el material se mueve sobre la banda de lijar.

Las lijadoras de banda suelen ser agresivas sobre la madera así que se aconsejan sólo para etapas iniciales en el proceso de lijado o si buscas eliminar material rápidamente; también son útiles para retirar pintura en los acabados de madera y si le colocas una banda de grano fino puedes obtener superficies completamente lisas. Las estacionarias se utilizan para eliminar metales no ferrosos, como el aluminio.

Todas están normalmente equipadas con algún tipo de sistema de recogida de polvo. Puede ser tan simple como una bolsa de filtro de tela unida a una lijadora portátil o un sistema de vacío grande para aspirar las partículas de polvo en un colector central.

Tipos de lijadora de banda

Estos aparatos se pueden clasificar básicamente en dos tipos a saber, éstos son:

En línea:

En este tipo de lijadora, el motor se ajusta realmente paralelo a la longitud de la banda de lijado. Un engranaje de transmisión perpendicular reduce la velocidad del motor y la alimentación se conecta al rodillo de accionamiento a través de una cinta de lijadora. Las lineales se caracterizan por un diseño de perfil bajo con una caja que tiene un bajo centro de gravedad. Una característica que comparte ésta con las demás lijadoras es el rodillo delantero de metal y el rodillo impulsor de caucho que evita el deslizamiento de la cinta, la platina del área de lijado y la palanca de liberación del cinturón.

Transversal:

En éstas el motor se coloca transversalmente por encima de la correa y en todo lo ancho de la máquina. Esta disposición proporciona mayor potencia a través de la correa dentada de transmisión. Un grupo de engranajes detrás del engranaje impulsor reducen la velocidad haciéndola lo suficientemente buena para la banda. El ventilador detrás del motor crea una fuerte corriente de aire que transporta el residuo al colector de la bolsa de polvo. Un mecanismo tensor de la banda y una perilla de seguimiento la mantienen firmemente alineada sobre los rodillos. Además de un interruptor de disparo, estos aparatos tienen un botón de bloqueo para mantener la herramienta bloqueada durante el uso constante. Según la apreciación general, suelen ser más fáciles de usar.

¿Cuáles son los usos de una lijadora de banda?

Una buena lijadora de banda es útil para todo tipo de trabajos de bricolaje si se trata de eliminar material rápidamente. También se usa si estás buscando hacer la instalación de algún trabajo de carpintería o la construcción de una cubierta. Además de varias aplicaciones en el puesto de trabajo, la lijadora también puede equiparse con abrazaderas para usos especiales como una lijadora eléctrica tipo banco e igualmente se emplea en trabajos de cepillado cuando se sujeta por su lado. Puedes usar además algunas bandas de uso especial y así convertir la herramienta en amortiguador, limpiador y pulidor de plásticos, maderas, laminados y metales. También pasarás menos tiempo en las tareas de molienda, tales como:

  • Reducir el grosor de un material
  • Pulir
  • Lijado de superficie áspera y astillada
  • Bisel de puertas
  • Emparejar un corte mal hecho
  • Cortes prolijos de empalmes posteriores

Lo que debes saber acerca de las lijadoras de banda

Para hacer buen uso de tu aparato, y del material sobre el cual trabajas, hay una serie de hechos, trucos y consideraciones que debes tener en cuenta:

Madera:

Si lo usarás en el acabado preciso de gabinetes o muebles, debes usar la banda de lija con los granos más finos posibles. El objetivo principal aquí es deshacerse de cualquier marca gruesa dejada por la banda más gruesa que precedió a la que está en uso.

Metal:

Es recomendable usar sebo o cera de abeja como lubricantes para pulir, lijar o quitar manchas de metales. Existen varios lubricantes comerciales disponibles para el lijado de metales.

Acabados:

Cuando quites la laca o el barniz, utilice una banda abierta para quitar las capas inicialmente. A continuación, cambia a correas de tipo cerrado como el material a través del recubrimiento. Utiliza golpes ligeros y cortos para una vida útil prolongada de la correa y evita quemar el revestimiento.

¿Por qué comprar una lijadora de banda?

Es útil comprarla porque se trata de una herramienta versátil de gran ayuda tanto para los profesionales como para los entusiastas del bricolaje. La lijadora es el primer paso para trabajar en una superficie de madera y es una gran aliada en casi cualquier proyecto de carpintería. Por su fuerza y velocidad son capaces de eliminar material rápidamente, pero también pueden redondear a mano alzada, mejorar los bordes estrechos o moldear pequeñas piezas.

¿Qué buscar en una lijadora de banda?

Cuando te dispones a comprar un aparato de esta naturaleza hay una serie de características que debes buscar y que mejorarán tu experiencia de uso, entre ellas te podemos mencionar:

Peso y potencia:

Obviamente, para un trabajo de lijado, no necesitarás una enorme potencia, sin embargo, tenerla a un buen precio tampoco es malo. Si observas los modelos disponibles notarás que se ubican en un rango de potencia de 6A hasta 10A. En cuanto al peso, dado que la usarás sobre una superficie, esta no es una consideración de mucha utilidad, no obstante, si la usarás de manera vertical sí debes procurar que sea liviana. Las hay de 5 ó 6 e incluso de 7.5 kilogramos.

Velocidad variable:

Antes, casi todos estos aparatos se operaban a una misma velocidad, ahora trae mandos variables cuyas velocidades oscilan entre los 500 y los 1500 pies por minuto. Si usarás la lijadora para una variedad de aplicaciones, un equipo con velocidad variable puede resultarte muy útil. Si tu presupuesto es limitado entonces una de una sola velocidad también estaría bien, en este caso puedes cambiar el grosor de la lija para obtener los efectos deseados en la superficie a lijar.

Usos:

Tiene una serie de usos prácticos. Puedes utilizar esta herramienta para recortar, nivelar, lijar, dar forma y suavizar las juntas rugosas. También pueden quitar la pintura vieja y los acabados. Los modelos más avanzados pueden quitar el óxido y la pintura del metal.

Tamaño:

Varían en tamaño, desde pequeñas unidades portátiles hasta bandas anchas, lijadoras industriales. Al elegir, debes considerar el tamaño del proyecto que estás desarrollando. Las grandes suelen ser usadas por profesionales: contratistas, carpinteros, entre otros quienes optan por máquinas potentes y duraderas. Si sólo la usarás en casa o para trabajos pequeños, una unidad portátil te vendría bien; éstas son más fáciles de manejar y muy útiles para trabajos de detalle y para las esquinas estrechas.

Cambio de banda:

La mayoría de estos equipos permiten cambiar las bandas con facilidad y rapidez. Todo lo que se necesita es quitarle la tensión y empujar de nuevo la banda en la ranura para apretarla. Una vez que pongas la nueva banda debes asegurarte de que ruede en el sentido de la hoja. Algunas herramientas tienen un seguimiento automático, mientras que otras vienen con una perilla ajustable que debes girar hasta que la correa se encuentra en el centro de la placa de metal que la soporta entre los rodillos.

Colector de polvo:

Si haces muchos trabajos de lijado y dejas mucho polvo, virutas o aserrín en el área de trabajo, invertir unos euros más en una máquina con colector de polvo valdrá la pena. La mayoría de los fabricantes construye sus aparatos con este dispositivo. Asegúrate de que la que compres sea lo suficientemente grande para tus necesidades y evita tener que estar dejando de lijar a cada rato para ir al contenedor a vaciar la bolsa.

Comodidad y manejo:

Al usar herramientas eléctricas como ésta no debes subestimar la comodidad. Eso incluye la ergonomía, peso, facilidad de agarre y hasta capacidad de ruido. Puedes ser que uses el equipo por un tiempo prolongado, en cuyo caso debes asegurarte de que sea lo más cómodo posible. Presta especial atención a las manijas y la colocación de los interruptores, perillas y agarraderos en particular. Algunas lijadoras tienen mangos que se pueden ajustar de varias maneras o incluso desprenderse para entrar en espacios de trabajo más apretados.

Cuidado y mantenimiento:

Revisa regularmente la correa de la lijadora para detectar grietas y asegúrate de que los rodillos estén alineados. Con el tiempo se desgastará el rodillo, que es la pieza de metal entre el cinturón y el arranque. Esto significa que tendrá que ser reemplazado cada cierto tiempo. Otra buena práctica de mantenimiento es aspirar la lijadora para aumentar la vida útil de la herramienta.

Tamaño del grano de papel de lija

Los papeles de lija que son colocados en estas máquinas vienen con una granulación de distinto grosor que se usa de acuerdo a las necesidades del proyecto o la aplicación a efectuar, aquí te explicamos cuáles son las características de cada grosor y para qué se usan:

Muy grueso:

Los papeles de lija con gránulos marcados entre 20 y 40 pueden considerarse muy gruesos. Tienen un grano muy grande y pueden atravesar superficies muy rápidamente. Cuando se combina con la velocidad y la potencia de una lijadora, es fácil destruir la superficie de un objeto con esta fuerza. Si lo usas en la mayoría de las aplicaciones, deberás ser extremadamente cuidadoso.

Grueso:

Con medidas de grano de 40 a 60, este papel de lija es todavía bastante grueso, pero no tan abrasivo como un grano muy grueso. Éstos son buenos para abordar los elementos que requieren una gran cantidad de lijado. El papel de lija grueso es generalmente mejor para lijar el metal que la madera, así que si trabajas con metales tal vez desees utilizar este tipo de grano bastante a menudo.

Medio:

Entre 60 y 80, el papel de lija se considera de grano medio. Este es el tipo más común de papel de lija de uso general. Se utiliza más para la madera que para el metal, y suele ser el primer grano utilizado al preparar la madera para pintar o barnizar. El papel de lija de grano medio también se puede utilizar para eliminar la pintura de las superficies y eliminar manchas ásperas en la madera.

Fino:

El papel de lija de grano fino está marcado entre 80 y 120. La mayoría de la gente utiliza este grano de papel entre capas de barniz para preparar la madera para el acabado. También se puede utilizar para ablandar las manchas de yeso o eliminar las manchas de agua de la madera.

Súper fino:

Con marcado de 120 a 220, este papel de lija se considera súper fino. Éstos se utilizan solamente para pulir el acabado en un proyecto. Suelen usarse sobre la madera desnuda para proporcionar una superficie lisa cuando el trabajador de la madera no planea barnizar el objeto. Los trabajadores metalúrgicos también pueden usar un grano fino para pulir ciertos metales.

Lijadoras: Banda Vs Palma Vs Órbita Aleatoria ¿Cuál es la mejor?

Hay varias herramientas de lijado que puedes usar para obtener diversos tipos de trabajo, cada una tiene su fortaleza y cualidad y te garantizan acabados fantásticos. Las tres más comunes que la mayoría de las personas utiliza para las aplicaciones de “hazlo tú mismo” son:

Banda:

Como ya dijimos, esta lijadora funciona con una banda que se coloca ente dos poleas o tres, según el modelo. La banda queda al centro de las poleas, se enciende y comienza el trabajo de lijado. Ideal para material en movimiento, puede quitar material de forma agresiva y rápida. Si eso es lo que necesitas hacer, esta es la lijadora para ti.

Palma:

También se llama una lijadora de acabado, tiene un papel de lija unido a la almohadilla cuadrada en la parte inferior de la lijadora con pinzas especiales. El motor mueve la almohadilla en pequeñas órbitas circulares. Es ideal para trabajos de acabado y lijado en esquinas y es una de las opciones más económicas.

Órbita aleatoria:

Es una mezcla de dos lijadoras. Una orbital y una de discos. La almohadilla de lijado está montada desplazada con respecto al eje principal que es accionado por el motor. Cuando este eje gira, la almohadilla empieza a moverse en órbitas pequeñas. La velocidad a la que gira el disco libre cambia cada vez que cambia la presión. Y, esto ayuda a hacer un patrón de lijado que está libre de las marcas. Esta herramienta elimina las existencias tan rápido como una lijadora de correa, pero con resultados que están a la par con los de las mejores lijadoras de acabado.

Uso manual de una lijadora de cinta

Al usar de forma manual la lijadora debes asegurarte, primero, de que tu ropa esté fuera del alcance de la máquina. Este tipo de equipos tienen mucha torsión, así que la ropa holgada puede causar un accidente si la atrapa la lijadora.

Enciende el aparato y deja que alcance su máxima velocidad, luego, con las dos manos, una en el mango del gatillo y la otra en la empuñadura delantera para mantener la estabilidad, afloja la lijadora hacia abajo con un ligero movimiento hacia delante; el rodillo trasero debe entrar primero en contacto con la madera, luego colocas el resto de la cara de lijado sobre la madera. La banda suele agarrar la madera y conduce el aparato hacia adelante, debes mantenerlo en movimiento, a medida que trabajes detente y verifica el progreso.

Si la usarás para lijado estacionario, debes sujetarla a un banco de trabajo, encenderla y, cuando alcance la velocidad colocar la madera e ir lijando. Esto funciona muy bien para lijar piezas más pequeñas o para formar formas en los bordes de la madera, aunque es un método bastante impreciso para hacerlo. Como lijadora estacionaria es útil incluso para sacar filo a herramientas y moler la cara de cinceles, planchas y gubias.

Bandas cambiantes

Cuando cambies la correa de una lijadora de banda, desconecta siempre el cable de alimentación antes de comenzar. Típicamente el equipo tendrá una palanca de liberación en un lado que liberará la tensión entre el rodillo delantero y trasero. Una vez que se libera la tensión, desliza la correa de lijado fuera de los rodillos. Para aplicar una correa nueva debes centrarla en los rodillos, soltar la palanca, enchufar y ¡Listo! Algunas incluso traen un sistema que te permite centrarla con facilidad.

Ventajas de una buena lijadora de banda

Tener una lijadora de banda implica una serie de ventajas que te enumeramos a continuación:

  • Son ligeras en comparación con otros tipos de lijadoras. Si lo que buscas hacer es un acabado rápido de piezas y superficies de materiales estándar, entonces harías bien en mirar este tipo de lijadoras.
  • Son compactas, lo que significa que son maniobrables. Puedes llegar a lugares difíciles con facilidad, y tendrás más control para cubrir áreas más pequeñas con mayor precisión.
  • Por su forma de diseño y mecanismo de funcionamiento las hace la primera opción para quitar residuos indeseables en cualquier superficie. Puede sacar fácilmente la pintura o el barniz mientras que mantiene el material cuando está configurada a los ajustes correctos y empleas mano firme en su uso.
  • Están construidas para operar a velocidades más altas de modo que puedan hacer trabajos de lijado más rápido que otros tipos de lijadoras. Suelen ser muy populares para realizar una primera operación de lijado inicial antes de tratar cualquier detalle fino. Es una de las herramientas más útiles, puedes utilizarla en muchos tipos de trabajos de lijado tales como lijar la cubierta, los muebles, el piso de madera dura, entre otros.
  • Puedes usarla también para un pequeño taller o en el hogar.

Enlaces de interés

Las Mejores Lijadoras de Pared