Las Mejores Mochilas Portabebés Para Cuidar Lo Que Más Te Importa

Convertirse en padres es como dividir nuestra vida en dos prioridades, las cuales son igual de importantes: cuidar de ese precioso pero inquieto bebé y velar porque éste tenga todo lo que necesita sin desfallecer o agotarse en el intento. En otras palabras, es como tener las manos en más de un asunto.

Las mejores mochilas portabebés dejan nuestras manos libres sin la necesidad de alejarnos del bebé, lo que alivia la culpa que genera el desprendimiento y hace que los días sean más productivos. Es por eso que muchos padres opinan, que a diferencia del coche o las llamadas carriolas, este producto es más práctico y confiable.

Diseñadas para ser ergonómicas y seguras, las mochilas portabebés son ideales para los padres modernos, aquellos acostumbrados a las multitareas y que además son conscientes de la importancia de compartir con los hijos para crear recuerdos divertidos y construir una relación basada en la confianza.

Pero si también son de aquellos que les gustan las actividades al aire libre o tienen hobbies caracterizados por su dinamismo, pueden ir a ejercitarse en el parque, a dar una caminata, hacer las compras del supermercado y asistir a eventos concurridos sin preocuparse por la seguridad de su bebé o la comodidad de ustedes.




¿Cuál es la mejor mochila para bebé?

Las 10 mochilas portabebés descritas a continuación son las mejores del mercado. Actualmente existen diferentes modelos y estilos para todos los gustos y necesidades. Usarlas significa para muchos padres poder conectarse con sus hijos en  otro nivel de confianza, además de que los bebés en la mayoría de los casos encuentran esta experiencia realmente divertida porque les resulta una invitación a la aventura.

Aunque pareciera que la carriola es más cómoda, especialmente para los niños dormilones, los expertos recomiendan, al menos en los primeros meses de crecimiento, incluso durante el primer año del bebé, que los padres tengan un contacto íntimo con sus hijos, como que su cabeza repose en su espalda o pecho mientras duerme, porque les recuerda su estadía en el vientre, y por tanto, los hace sentir protegidos.

1. Mochila Portabebés BabyBjörn One

La mochila portabebés BabyBjörn One es ergonómica porque permite el buen posicionamiento de los pies del niño, y a su vez, el reposo adecuado de su cadera. Esto certificado por el Instituto Internacional de Displasia de Cadera. Se puede usar de cuatro maneras distintas y es perfecta para los recién nacidos.

Por otro lado, también posee almohadillas en los tirantes lo que evitará dolores de hombros, sin olvidar que para mayor estabilidad y no desmejorar la postura del portador, tiene un cinturón abdominal que ligera la presión. Está hecho de materiales de primea categoría de manera que dañe la piel de bebé o se intoxique en caso de llevárselo a la boca.

2. Mochila Portabebés Manduca

La Manduca tiene un cómodo forro exterior de lona sin químicos nocivos para el bebé, además de uno interior de algodón. Puede ser usado para recién nacidos o bebés más grandes ya que posee un reposacabezas, un extensor trasero y la capacidad de aguantar hasta 20 kilos.

Gracias a su cinturón los padres no sufrirán problemas de equilibrio y evitarán dolores de espalda, hombros y cuello. Su bolsa interna protege la cadera del bebé, el cual tiene la opción de ser llevado de espaldas, al frente o al costado, esta última posición es perfecta si el niño todavía está muy pequeño como para sostener la cabeza, porque se pueden cuidar mejor sus movimientos.

3. Mochila Portabebés Sodial

Esta mochila portabebés de montaña viene en un hermoso color rojo granate, la cual posee un reposacabezas y soporte de caderas para mantener el correcto uso de la fuerza y caminar con equilibrio. Es un producto fiable y seguro porque sus costuras están reforzadas, lo que también garantiza su durabilidad.

A los padres les encanta porque tiene incorporado un bolsillo con cierre o cremallera para guardar cosas, y al momento de doblarla ocupa muy poco espacio y no se arruga. El bebé puede ser colocado en la espalda, al frente o de costado y para cualquiera de estas tres posiciones, la mochila está diseñada de tal manera que su cadera y piernas reposen de forma saludable.

4. Mochila Portabebés BabyBjörn Original

Desarrollada en colaboración con destacados pediatras, la mochila BabyBjörn Original está certificada para tener el soporte adecuado, además de que puede ajustarse en la medida que el bebé crezca. Por lo tanto, es ideal para los recién nacidos y posee reposacabezas ajustable.

Muchos padres consideran que es pequeña y fácil de usar, pues con muy pocos ajustes se adapta a la contextura de cada portador. Es también realmente cómoda porque tiene un tejido de 100% algodón y almohadillas de 100% poliéster. Los creadores de esta mochila creen en la importancia de que exista proximidad con el bebé de manera física y visual para crear mejores lazos afectivos.

5. Mochila Portabebés Boba 4G

Con un precioso estampado multicolor cuyos motivos son de hojas de árboles y pequeñas aves, esta mochila portabebés es una de las más encantadoras. Es además lavable a máquina y fácil de manipular para guardar gracias a sus suaves tejidos, lo que la hace mucho más ligera. Pero que no los engañe su peso, porque puede soportar hasta 20 kilos.

Su diseño ergonómico posee un reposapiés para la mayor comodidad del bebé y bolsillos pequeños a los costados para almacenamiento. Sus tirantes y cinturón acolchados reparten el peso entre la cadera y los hombros, evitando así dolores de espalda. Por otro lado, el bebé puede colocarse en dos posiciones, trasera y delantera.

6. Mochila Portabebés Chico Go Moon

Disponible en los colores gris, azul claro, azul oscuro, rojo y dos combinados, la mochila Chico Go Moon es un producto de corte clásico ya que su diseño es más sencillo que el resto, sin olvidar que es también muy práctica. Cuenta con tirantes acolchados para la comodidad de los padres, así como ajustables para casi cualquier portador.

Esta portabebés de montaña puede adaptarse en la medida que el niño crece ya que se regula a dos alturas. Por otro lado, su tejido es transpirable lo que hace que sea una material realmente fresco. Además de tener un reposapiés con almohadillas, viene con dos posiciones posibles: de frente a los padres y de espalda a ellos.

7. Mochila Portabebés Moltó 12742

La mochila Moltó es una de las más cómodas gracias a su diseño ergonómico y cinturón y tirantes anchos, lo que da mayor estabilidad a su portador, y por supuesto, al bebé, además de una máxima protección lumbar. También, es de 100% algodón, lo que hará que los niños duerman como ángeles en una nube.

Con un reposacabezas acolchado y sus hebillas de seguridad ajustables con barrera antirroces, este portabebés es ideal para recién nacidos, pero también es capaz de soportar hasta 15 kilogramos. A los padres les gusta la Moltó debido a que está diseñada para distribuir el peso del bebé de manera que no sufra daños en la cadera.

8. Mochila Portabebés Uvistar

Uvistar es una mochila ecológica, hecha de materiales no contaminantes y a través de procesos sostenibles y amigables con el ambiente, como la cultivación del algodón de forma natural, el cual es transpirable para no irritar la piel del bebé. Los padres tendrán sus manos libres gracias a sus tres posiciones, de espaldas, al frente y como canguro.

Por otro lado, este portabebés promete mayor seguridad por sus hebillas de doble protección y por su reposacabezas para los recién nacidos y dormilones, el cual puede doblarse una vez que el niño crezca. Su cinturón es ajustable, haciendo posible que se prolongue su vida útil hasta el primer año de edad del bebé. Este es capaz de soportar hasta 20 kilogramos.

9. Mochila Portabebés Ecosusi

La Ecosusi tiene un diseño realmente agradable con un estilo deportivo y de montaña disponible en dos modelos de color combinados, crema con azul y rojo con negro. Por su ergonomía es posible ajustarlo para bebés de tres a 14 meses. Hecha con material transpirable de 100% poliéster y cuya espuma de relleno no solo es buena calidad sino que también está libre de sustancias nocivas, es una mochila ligera y flexible.

Está diseñada para días calurosos y para brindar el mayor apoyo a la espalda sin desestabilizar los hombros o adolecer el cuello. El bebé es la sentirá lo suficientemente ya que tiene una posadera amplia en la que puede sentarse sin contraer su espina dorsal.

10. Mochila Portabebés Mipies

La mochila portabebés de Mipies es una de las más cómodas y acogedoras. Disponible en color café (ideal para ambos géneros) está hecha de materiales de alta calidad capaces de soportar hasta un niño de 20 kilogramos, además de ser compacta y plegable. Los padres pueden tener sus manos aún más libres porque posee bolsillos a los costados para guardar objetos como dinero, celular e identificación.

Al igual que las otras, tiene un cinturón a la cadera para equilibrar el peso de los hombros y aliviar la postura de la espalda. Sirve también de pocho apoyo que posea correas de doble protección y tirantes acolchados.




¿Por qué comprar una mochila para bebé?

Si necesitáis salir de casa con urgencia, pero no encontráis una niñera de fiar para llevar al crío y el sitio no es adecuado para ruedas, así como para que os llevéis el carrito del bebé, entonces debéis apañároslas de manera diferente ¡Para eso existen las mochilas para bebé!precios-y-ofertas

Imaginaos en algún mercado de pulgas o en la estación del tren tratando de arrastrar un coche mientras las personas van y vienen, terrible ¿no?  Pues bueno, en esos casos la mochila para bebé os sacará de problemas y os salvará la vida.

Algunos padres coinciden en que estas son más adecuadas para los viajes y que son ideales en lugares como el aeropuerto, en el transporte público o si estáis haciendo algún tipo de turismo de aventura.

¿Qué edad tiene que tener su bebé para poder transportarlo en una mochila?

Como mínimo, un bebé debería tener 6 ó 7 meses y poder sentarse bien para que la madre piense en la idea de colocárselo en la espalda en la espalda o de frente con el uso de una mochila. Este sistema de transporte puede funcionar incluso hasta que el niño cumpla al menos los tres años, cuando ya se hace demasiado pesado para que lo llevéis de esa forma de un lugar a otro. Por lo general, una vez que le agarran el truco, los pequeños críos se acostumbran fácilmente a la mochila y a los padres les resulta más cómodo llevarlos así, pegados a ellos que en un coche o de la mano, sobre todo en los lugares atestados de gente donde es necesario, por un asunto de seguridad, que no perdáis de vista al chiquillo ni por un segundo.

¿Con qué frecuencia usarás una mochila portabebés?

La mochila se usará con la frecuencia que lo deseen los padres. Pero podría deciros que lo pueden usar las veces que lo deseéis. El truco de esto es equilibrar el uso del carrito con el de la mochila. Seguramente habrá días en los que desearéis colocar al chiquillo en el coche y empujar sus ruedas en una larga caminata por el parque o un centro comercial, sin embargo, habrá otros en los que, por la dinámica del movimiento al sitio donde os iréis, es importante que no os lleváis sino lo necesario, en esos casos la mochila es simplemente la salvación.

¿Cuánto pesará una mochila portabebés?

Si no os antojáis de uno de esos modelos con mogollón de características y funciones, lo más seguro es que la mochila no sea en extremo pesada. En los casos más sencillos, estas mochilas pesan apenas un poco más de lo que pesa el bebé. Así que antes de compraros una deberéis tener en cuenta todos estos detalles para así obtener el tipo de mochila que mejor se ajuste a vuestras necesidades, expectativas y requerimientos.

¿Dónde usarías una mochila portabebés?

Cómo ya os he dicho, el uso de este tipo de mochilas es para situaciones extremas. En ambientes tranquilos y calmados podéis perfectamente andar con vuestros críos en un carrito, sin embargo, en aeropuertos, mercados, tiendas atestadas y centrales de pasajeros lo mejor es que utilicéis la mochila, estaréis más tranquila y segura del bienestar del chiquillo. Lo que sí os recomiendo antes de elegir alguna es que penséis bien en las funciones que deseáis que tenga. Si el uso no será por pura moda y lo dejaréis sólo para las situaciones extremas como os he aconsejado, entonces lo ideal es que seleccionéis algo con pocas funciones extras, estaréis más seguras vosotras y, además, no tropezaréis ni lastimaréis a nadie cada vez que os deis la vuelta.

Recomendaciones

Al momento de comprar uno de estos accesorios es esencial que tengáis en cuenta cuáles son vuestras necesidades de uso, con esto claro os haréis una idea más específica de lo que estáis necesitando y podréis seleccionar en consecuencia. El precio es otro asunto a considerar, tal vez para vosotras el dinero no sea realmente un problema y podéis gastaros lo que os plazca, pero si no sois de las que están dispuestas a dar un pastón por apenas una mochila porta bebés, entonces os convendrá revisar bien lo que está disponible en la oferta y seleccionar aquello que os resulte menos costoso y esté más ajustado a vuestras necesidades, prioridades y propósitos.

Antes de seleccionar alguna es oportuno también que os familiaricéis con las instrucciones de uso y las medidas de seguridad para tener a vuestros críos cómodos y bien sujetos.

Tipos

Existen en el mercado mogollón de estas mochilas que seguramente se adaptan a cada usuario y necesidad. Hay tipos muy populares que cumplen determinadas funciones y otros que son en extremo sencillos, apenas concebidos para transportar a los chiquillos.

El tipo de mochila que seleccionéis deberá adecuarse a vuestras necesidades y requerimientos, pero sobre todo a vuestro presupuesto. También resultará de utilidad que penséis donde la usaréis para que seleccionéis según esas necesidades en particular. Los fabricantes han puesto a vuestra disposición una extensa variedad de modelos que popularmente se comercializan en las tiendas e incluso hasta en línea, es importante que miréis lo disponible antes de tomar cualquier decisión precipitada.

En el mercado hay una extensa variedad de mochilas, acá os explicamos en qué consiste cada una de ellas y cuáles de esas cualidades son las mejores para vuestras necesidades y exigencias.

Portadores enmarcados

Estos son los más elaborados del grupo de los porta bebé, son prácticamente una mochila de viaje pero con un montón de características y cualidades que os ayudarán a transportar a vuestros chiquillos.

Son bastante resistentes, están elaborados con robustos marcos de aluminio y la mayor parte de ellos han sido diseñados con espacio suficiente para llevar agua, aperitivos, pañales y cualquier otra de las cosas que seguramente os hará falta se habéis decidido salir de casa con vuestro bebé en los brazos.

Estas mochilas suelen soportar un peso de entre 20 y 25 kilos, incluyendo el peso de la mochila, además, son voluminosas y costosas. Antes de comprar es esencial que os fijéis en el detalle del peso para que seleccionéis el más adecuado para vuestro chiquillo.

Portadores ligeros o «urbanos»

Pertenecen al estilo más común de las mochilas porta bebé, son bastante más cómodas para el uso diario y, aunque tienen un marco estructurado, son también menos complicas que las versiones enmarcadas. Esta variedad de mochilas es menos voluminosa y se empaqueta muy sencillamente para viajes realmente cortos.

Una de las principales cualidades de este estilo de accesorio es el marco estructurado que os servirá para que el crío se apoye mientras estáis con él dando un paseo, además, estos pueden llegar a soportar un peso de hasta 20 kilos o unos pocos más dependiendo de la marca.

También es esencial que antes de usarlo os aseguréis de que vuestro crío tiene la edad mínima necesaria requerida para ir en uno de estos, tal cosa debería ser sobre los 6 meses de edad, cuando los chiquillos puedan aprender a sostenerse bien mientras están sentados.

Tipo envoltura

Este tipo de mochila debe su nombre al popular “wrap” conocido en la gastronomía, y esto es principalmente porque al usarlo el chiquillo quedará justo igual de envuelto que un pequeño y tierno tamal.

Este estilo de mochila se caracteriza por ser una larga pieza de tela en la que os envolvéis vosotras y el crío como lo hacen en algunas tribus indígenas de Sudamérica. Se atan en algunos extremos las telas creando un lugar de descanso cómodo y seguro para los críos más pequeños. Se trata de una manera cómoda y bastante segura de transportar a los críos, sin embargo, este puede llegar a ser un método bastante caluroso para levarlos de un lugar a otro, sobre todo si la tela es en exceso gruesa. Las mochilas tipo “wrap” tampoco son muy sencillas de colocar, pero una vez que les toméis el truco, todo será mucho más sencillo.

Honda

Esta variedad puede llegar a ser un poco más elegante, pero decididamente es para las madres a las que les guste este estilo porque los anillos que lo conforman pueden llegar a significar un enorme y verdadero peso para la madre.

Las mochilas para bebé tipo Honda, también llamadas cabestrillos son parecidas a las de envoltura. Una honda se conforma por una sola pieza de tela que va sobre vuestro hombro formando una bolsa donde colocáis al chiquillo. La parte más llamativa de estas piezas es que se ajustan si taráis del extremo suelto de la tela con los anillos que tenéis cerca de los hombros. Se pueden hacer de una extensa variedad de telas y son bastante seguras, pero no son para todo el mundo porque, al principio, pueden llegar a resultaros incómodas y difíciles de usar.

Mei-Tai

Esta variedad es una especie de combinación entre una mochila tipo envoltura y una urbana de marco estructurado blando, es una opción para las madres que prefieren usar las mochilas urbanas, pero con características menos engorrosas, incluso pueden llegar a ser más cómodas que las urbanas o más apropiadas para llevarlas en determinados tipos de lugares.

Las mochilas Mei- tai se caracterizan por tener un marco blando del que se desprenden cuatro correas las cuáles se atan y ajustan de varias maneras dependiendo el tamaño, la edad y el peso del bebé, así como el estilo de la madre para que el chiquillo se encuentre más a gusto.

De soporte estructurado suave

Son también parecidos a los urbanos, pero con unas ligeras variaciones que podréis ver en el estilo y la forma de ajuste. Esta mochila, conocida como SSC por sus siglas en inglés, se caracteriza por tener correas acolchadas y una pretina gruesa que se conecta al cuerpo principal, son ajustables y tienen la ventaja de que se puede reacomodar el crío una vez en ellas para que podáis redistribuir el peso de manera uniforme entre vuestras caderas y hombros.

En algunos grupos de madres, este tipo de variedad de mochila es el más usado debido a que parece aglomerar las características más cómodas y sencillas de modelos anteriores. Es ideal para sitios al aire libre y para salidas rápidas, pero tal vez pueda seguir siendo demasiado para aeropuertos, situaciones de emergencia y lugares atestados de gente.

Características

Aunque existe una extensa variedad de mochilas para bebé, la mayor parte de ellas comparte características comunes, algunos aspectos relevantes del funcionamiento que son los encargados de proporcionaros el ajuste y la comodidad adecuados. Desde las más simples, a las más elaboradas, todas las mochilas cuentan con una serie de cualidades que son las encargadas de daros comodidad, agarre y seguridad. Acá os explicamos en detalle en cuáles modelos están presentes y en qué específicamente consisten cada una de estas características:

Estribos

Esta cualidad especialmente útil si vuestro chiquillo estará en la mochila por muchas horas, pues contribuirá a evitar que se duerman sus piececitos por estar colgados durante todo el trayecto que decidáis recorrer con el chico al hombro. Cuando la mochila es grande y espaciosa, los fabricantes más sofisticados han decidido ponerle características y cualidades que resulten de utilidad para mayor tranquilidad de la madre y para mayor comodidad del bebé.  Algunos estribos además de servir de soporte, suelen resultar incómodos para los niños, con el objeto de evitar esto algunos fabricantes han agregado un acolchado especial a esta cualidad para dotar de comodidad al crío.

Arnés de cinco puntos

Como madres seguramente coincidiréis conmigo en que la seguridad del crío es siempre lo principal importante, dicho esto hay que agregar entonces que esta cualidad es la más importante de todas porque os hará respirar tranquilas teniendo la seguridad de que el chiquillo está bien sujeto y no correrá, bajo ninguna circunstancia ni motivo, riesgo alguno de caerse.

Tratándose de la sujeción del chico, lo que siempre os recomiendo los arneses de cinco puntos porque son los que garantizan una mejor sujeción. Dos correas sobre los hombros, dos para los muslos y una para la entrepierna, con esta combinación no hay manera de que vuestro chico corra riesgo alguno de caerse. Lo más importante a la hora de sujetar a un bebé es estar atentos de las aberturas laterales ya que, muchas veces por su edad, algunas veces no pueden controlar su peso y un desvío hacia el lado equivocado con una ligera falla de equilibrio puede dar lugar a una peligrosa caída, esto puede ocurrir, tal vez, con los arneses de tres puntos que son para chicos más grandes, pero los de cinco puntos son el complemento perfecto para la seguridad de vuestro crío en una mochila para bebé.

Tela

Dado que no es algo que utilizaréis una sola vez en la vida y, difícilmente sea un accesorio de uso esporádico, más os valdrá pensar en un material que sea suave, cálido, pero no caluroso, pero muy duradero a la vez. Pensando en esta complicada combinación los fabricantes han elaborado gran parte de las mochilas para bebé en nylon resistente que es, básicamente, una de las telas más comunes para este tipo de accesorios, muy parecida a las que se usan en las mochilas tradicionales empleadas para excursión y turismo, aunque también habría que aceptar que hay variedad de telas y el nylon no es el único, aunque sí el predominante.

Algunos fabricantes han puesto áreas ventiladas en estas telas para mejor y mayor transpirabilidad y también forros de malla de aire. Lo ideal con las telas de las mochilas es que sean impermeables, resistentes, fáciles de lavar y limpiar y resistentes a la humedad.

Sujetadores

La mayoría de las mochilas tiene algún sistema de sujeción, en algunos casos son anillos, en otros son hebillas, en cualquier caso la función de este sistema es fijar al chiquillo y mantenerlo sujeto y seguro, de manera que hay una dualidad importante que debe estar presente en esta características, por un lado deben ser fáciles de ajustar y por el otro deben tener buena sujeción, es decir que la madre no tenga que estar parándose cada dos por tres a arreglar una hebilla que se suelta o a ajustar el crío que cada vez se va bajando más y tampoco esté con el temor de que no quedó bien sujeto y que en cualquier momento puede caerse.

La cualidad principal de estos accesorios es que deben ser resistentes y deben daros la seguridad que, con un insistente manoseo, el chiquillo no logrará desatarlos.

Bloqueo

Esta cualidad es tan importante como la posibilidad de que el chiquillo no pueda abrir las hebillas. Los sistemas de cierre, tanto los de seguridad como los de ajuste, deben tener un sistema de bloqueo eficiente que eviten accidentes y que no estimulen la curiosidad del crío y que, además, les cuiden las manitas.

Estos sistemas de bloqueo van dirigidos especialmente a cuidar los deditos del niño cuando trata de manipular las hebillas, también evitan que las hebillas se enganchen con otras telas y objetos mientras camináis y protegen vuestro cabello si está lo suficientemente largo como para enredarse allí.

Piernas

Así como la seguridad es lo más importante, la comodidad debe ser lo siguiente en esa lista, es por eso que al seleccionar la mochila debéis aseguraros de que lleve aberturas para piernas que sea adecuadas para vuestro chiquillo.

En primer lugar, el espacio para que el chico coloque las piernas debe ser amplio y cómodo, pero no lo suficientemente grande como para que el crío se salga por ahí, debe ser un sitio con perneras ajustables cómodamente para que el chico esté sujeto pero seguro y si lo tendréis colgando a vuestro hombro, pecho o espalda durante varias horas, lo ideal es que también penséis en unos pequeños estribos para que los pies del chiquillo no queden colgando y se duerman de estar en esa posición. Unas correas de ajuste personalizado son lo más adecuado porque os permitirán seguir ajustando el accesorio para el chiquillo a medida que va creciendo.

Relleno

Cuando lleváis una mochila muy pesada las correas de ajuste deben ser acolchadas porque si no os molestará. Lo mismo ocurre con las mochilas para bebé, debéis recordar que por muy liviano que sea un crío son unos cuántos kilos que os estáis echando al hombro, el pecho o las caderas, de manera que más os valdrá que sean lo suficientemente anchas y lo más cómodas posibles con un buen relleno para evitar maltratos en vuestra espalda y piel y los molestos cardenales.

Debéis seleccionar correas con relleno acolchado, lo mismo que el tuvo frontal estructurado que algunas de estas mochilas llevan y que quedan frente a la cara del bebito, lo ideal es que sea un relleno firme que os dará mayor comodidad y sujeción, debéis recordar también que los críos se llevan todo a la boca así que no es de extrañar que se sientan atraídos por probar la superficie dura de esa estructura, por supuesto, debéis evitar que lo pruebe, pero si no podéis tenerle la vista encima cada dos segundos lo mejor es que os aseguréis, primero que esté limpio y, segundo que el relleno firme no pueda lastimarlo en caminatas rápidas.

Asientos y cinturones de seguridad

Que el chico esté cómodo es determinante, como ya os he dicho, en orden de importancia después de la seguridad viene la comodidad de forma tal que os aconsejo un asiento ajustado donde el niño se sienta alto y pueda ver por encima del hombro, pero que a la vez no corra riesgo de caerse, esto, obviamente, debe estar acompañado de un buen cinturón de seguridad con ajuste de cinco puntos y pernera que garantice que vuestro chico irá bien sujeto durante todo el trayecto.

Hombro, cintura y correas de pecho

Estas son las partes de vuestro cuerpo que más debéis usar para llevar encima una mochila con vuestro bebé, lo que siempre os aconsejo es que os busquéis tanta flexibilidad como os resulte adecuado, por ejemplo, unas correas anchas, con relleno firme, con una hebilla a la altura del pecho que no cause tantas molestias en vuestro cuello y hombro es lo ideal.

Algunos fabricantes incluso han agrado otras comodidades para vuestro bienestar y el del chiquillo como ajustes a la cintura con una almohadilla en la espalda baja que os ayude a resistir los impactos. Ajustes seguros, con sistemas de bloqueo, pero a la vez fáciles de manejar son lo más adecuado.

Bolsas de almacenamiento

Si saldréis con vuestro crío por todo el día os hará falta algo más que un bolsillo para guardar las llaves de casa y el teléfono celular. Algunos fabricantes han desarrollado modelos de mochilas con mogollón de bolsillos para guardar agua, algún biberón, aperitivos, vuestros documentos, las llaves y alguno que otro juguete para el bebé, si bien los modelos más simples apenas tienen un bolsillo o de plano carecen de esta cualidad, los más especializados os ofrecen una solución adecuada, sólo tenéis que mirar si os hará falta esta característica antes de comprar para que hagáis la selección adecuada.

Protector solar

Debéis recordar si hay que es realmente sensible en vuestro crío es su piel sin importar su tez, de manera que, si pensáis dar largos paseos por lugares soleados, debéis aseguraros de comprar un accesorio para mantenerlo protegido del sol. Algunas mochilas vienen con este implemento, otras lo venden por separado, pero lo ideal es que tengáis en cuenta que parta sacar el crío en una de estas mochilas deberéis primero tener presente colocarle alguno de estos protectores para que esté lo más protegido posible del sol.

Espejos

No es especialmente común en la mayoría de las mochilas pata bebés, pero algunos fabricantes han incorporado espejos como una forma de mantener a los padres tranquilos y de que puedan monitorear lo que hacen los hijos ya sea que los llevéis a la espalda o en el pecho, con un espejo podéis mirar si se han quedado dormidos, si están jugando o qué están haciendo.




Consejos sobre compras

Para que compréis algo que os sirva a vosotras por la practicidad y comodidad pero que también sea apropiado para vuestro bebé y lo haga sentirse cómodo, seguro y a gusto, es importante que segáis una serie de consejos que os facilitarán la labor de elegir lo más adecuado tanto para vosotras como para el crío, estos son:

Llevad a vuestro bebé

Si ya vuestro pequeño está lo suficientemente grande como para acompañaros, entonces lo más indicado es que os lo llevéis con vosotras para la tienda y, junto con el crío, elegir lo más cómodo para él y para vosotras. Altura, precio, ajustes cómodos y todos esos detalles son de gran importancia al momento de elegir y con el chico en brazos para colocarlo de una vez en la mochila y probar como os sentís con ella es lo mejor idea que tendréis.

Practicad en la tienda y en casa

Una vez comprada la mochila es esencial que practiquéis todo lo que os haga falta para evitar accidentes desagradables, debéis recordar que teniendo un crío en la mochila vuestro espacio personal es más amplio, hay todo un cuerpo a vuestra espalda así que debéis tener cuidado y delicadeza al moveros, al menos mientras os acostumbráis a las dimensiones de espacio y así evitaréis que el chiquillo puedo resultar herido o lastimado al golpearse con algo debido a vuestros torpes movimientos. La práctica es esencial.

Buscad un arnés de seguridad de ajuste cómodo

Lo que ya os he dicho hasta el cansancio, la seguridad y la comodidad van de la mano, un arnés que ajuste bien, no le esté apretado y no le cause rozaduras y molestias serás siempre una gran ventaja. El chico irá cómodo y no saldrá lastimado. Además, un arnés inadecuado puede resultar muy peligroso para un pequeñín.

Cuidado con el equipo de segunda mano

Si vuestro presupuesto es justo, una mochila de segunda mano puede ser válida, pero deberéis tener especial cuidado con esto. Lo mismo ocurre si se trata de una mochila “heredada” de un hermanito a otro. Antes de todo deberéis mirar las correas y los ajustes y comprobar que no estén desgastados. Si contáis con el presupuesto adecuado, la mejor idea siempre será una mochila nueva.

Si es mejor para el bebé, es mejor para mamá y papá

Cualquier cosa con lo que vuestros hijos se sientan cómodos, tranquilos y seguros, os causará mucha tranquilidad y en, general, usar este tipo de accesorios puede ofreceros mogollón de beneficios para la salud de vuestros críos, acá os hablamos de algunos cuantos que pueden ayudarlos mogollón en su crianza y costumbres de primeros meses:

Los bebés a menudo lloran menos

Tal vez porque significa una distracción para ellos, el conocimiento de cosas nuevas, el contacto con personas y la posibilidad de pasear y recibir aire fresco, algunos estudios han reflejado que los críos que son paseados con estos accesorios por, al menos, una hora al día, tienen un 43% menos de posibilidades de desarrollarse como chiquillos de llanto fácil.

Es bueno para los bebés físicamente

Los estudios también han determinado que el uso de estos accesorios también resulta bueno para fomentar una postura adecuada del bebé, masajea su abdomen y mejora su digestión y en, general gozan de mejor salud que aquellos críos que pasan gran parte del día acostados de espalda o sobre su estómago.

Fomenta el desarrollo mental y emocional saludable

Por la cercanía con la madre y con su pecho para a lactancia, este tipo de accesorios para paseo dan tranquilidad al babé y estimulan sus condiciones para desarrollarse mejor mental y emocionalmente.

Facilita la crianza de los hijos

Si tenéis un montón de críos necesitaréis tantas manos desocupadas como os sea posible, con uno de estos podéis tener bien sujeto al más pequeño mientras que con las manos ayudáis a otros en la realización de otras tareas.

Promueve el apego

Sin duda, tenerlo más cerca de vuestro pecho fortalecerá y estimulará el vínculo madre e hijo. Es una relación de calidez y amor.

Ofertas de mochilas portabebés